RESTITUIR EL ORDEN CONSTITUCIONAL

Nuevamente se caldean las calles venezolanas que son escenarios de una batalla entre hermanos, propiciada por motivos ampliamente analizados en escritos anteriores.

Resultado de imagen para crisis venezolana actual

En el ámbito político y legal se habla de una supuesta ruptura del hilo constitucional.

Ante este escenario el pueblo cristiano necesita pronunciarse seriamente, y asumir el rol que le corresponde y que está abundantemente documentado en la Palabra de Dios.

Considero que como pueblo de Dios, no es el momento de salir a la calle y tomar partido en aquella confrontación, porque esa acción es contraria a la Palabra de Dios.

En momentos como estos antes de salir a la calle, el pueblo de Dios necesita ir a los templos, o reunirse en sus casas, no a esconderse de la realidad, ni eludir su responsabilidad; sino a humillarse y clamar para que Dios el Soberano tenga misericordia del País y ponga fin a esta dolorosa circunstancia que vivimos.

Esa acción es la que en innumerables momentos el pueblo de Dios ha tomado como medida extrema, así se registra en la Palabra.

Resultado de imagen para orar en grupo

Es lo que hizo Ana, cuando comprendió que solo la acción Divina resolvería su caso, y se fue al santuario a orar, 1 Samuel 1:9-10; es la reacción de Ezequías rey de Judá cuando rodeada Jerusalén por el poderoso ejército babilónico se dio cuenta que no podía soportar el asedio, 2 Reyes 19:1; y de la Iglesia en Jerusalén cuando arreciaba la persecución y Pedro fue encarcelado, Hechos 12:5.

El resultado de aquellas súplicas demuestra lo apropiado de su puesta en práctica, puedes leer las respuestas en el contexto de los textos mencionados. Si el nombre de Samuel te es familiar, entonces necesitas recordar que es el resultado de una fervorosa oración.

¿Por qué me atrevo a proponer semejante estrategia? Por dos motivos, el primero por los evidentes resultados mostrados en la Palabra de Dios, por mi experiencia personal, y seguramente la tuya; al haber experimentado la eficacia de poner en acción Jeremías 33:3, y Mateo 7:7.

El otro motivo es que un aspecto de la batalla que se libra en Venezuela es de orden espiritual; y esta se libra en privado y de rodillas.

Imagen relacionada

Para asumir esta estrategia hay que aceptar como cierta la Palabra de Dios. Leamos un texto que nos declara esta realidad:

3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

Todo creyente necesita estar claro y consciente de que el trasfondo de la confrontación en Venezuela es de carácter espiritual, eso lo explica magistralmente Pablo en Efesios capítulo seis:

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 6:10-12.

Cuando se acude al libro de Apocalipsis, allí se nos revela que tras los poderes que se levantan en el mundo la influencia del “Dragón” es determinante, se lee en el capítulo trece, concretamente en 13:1-2; como sabemos la figura del dragón es una forma metafórica de referirse a Satanás, Apocalipsis 12:9. Y para batallar con ese personaje es necesario “oración y ayuno”, Mateo 17:21.

Y Jesús libro una batalla con ese sujeto al inicio de su ministerio, allá en un lugar desértico fue la confrontación; la victoria estuvo determinada por tres disciplinas: la oración, el ayuno, y el apropiado uso de la Palabra; aquella espada de dos filos útil en las peleas espirituales.

Ahora no es sencillo adoptar esa estrategia porque la natural reacción humana es salir a batallar; ese es un mecanismo de defensa propio de todo ser humano. Pero las actuales circunstancias de Venezuela demandan del pueblo de Dios una reacción cónsona con su cualidad de Pueblo de Dios.

Es evidente que el clamor debe ser unánime y expresado en forma correcta, como corresponde a un hijo de Dios. Si clamas para que Dios preserve la Revolución, porque eres afecto a ella; o si por el contrario ruegas por un triunfo de la oposición; ten presente de que estás completamente equivocado.

Al rogar por Venezuela hay que clamar por la reconciliación de los venezolanos, por el cese de la violencia de ambos sectores; y sobre todo que levante al hombre del momento, y a quienes le secunden, para propiciar un proceso de reencuentro, de reconciliación, y sobre todo enrumbar al País por el cauce del estado de derecho y de los principios característicos de una sociedad que se denomina cristiana.

Resultado de imagen para crisis venezolana

Como sabemos este pueblo necesita un despertar espiritual, una renovación espiritual. Y aquella comienza en ambientes de oración y ayuno, lee el capítulo 2 del libro de Hechos.

Tenemos que recordar que las estrategias divinas son totalmente diferentes a las humanas. Ten presente que Josué dirigió la toma de Jericó sin lanzar un dardo:

20 Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron., Josué 6:20.

Y que Gedeón con un ejército pequeño derrotó a los madianitas tan solo con el uso de trompetas, antorchas y un grito de guerra:

20 Y los tres escuadrones tocaron las trompetas, y quebrando los cántaros tomaron en la mano izquierda las teas, y en la derecha las trompetas con que tocaban, y gritaron: ¡Por la espada de Jehová y de Gedeón!, Jueces 7:20.

Ambos caudillos lograron tales victorias siguiendo las instrucciones que en privado Dios les transmitió. Y aquello no es una excepción, es la constante.

Ahora medita. ¿Crees que verdaderamente aquello ocurrió tal como se narra en la Escritura y que muchas veces has leído? ¿Crees que tales prodigios se pueden materializar de nuevo en el presente? ¿En Venezuela? ¿En tu realidad?

Piensa, una cosa es aceptar como cierto lo que dice la Escritura, y otra cosa vivirla personalmente. Proceder como ella demanda.

Entonces los líderes espirituales, los ministros de Jesucristo, quienes conducen la grey de Cristo, independientemente de su filiación denominacional estamos llamados a convocar al pueblo de Dios a que proceda como demanda 2 Crónicas 7:14, y como procedió Nehemías en su momento:

4 Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos. 5 Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos; 6 esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado. 7 En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo. 8 Acuérdate ahora de la palabra que diste a Moisés tu siervo, diciendo: Si vosotros pecareis, yo os dispersaré por los pueblos; 9 pero si os volviereis a mí, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre. 10 Ellos, pues, son tus siervos y tu pueblo, los cuales redimiste con tu gran poder, y con tu mano poderosa. 11 Te ruego, oh Jehová, esté ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, quienes desean reverenciar tu nombre; concede ahora buen éxito a tu siervo, y dale gracia delante de aquel varón. Porque yo servía de copero al rey.

Venezuela no es Israel, pero  Dios, el Dios de Israel es también nuestro Dios; así que confiadamente podemos acercarnos a Él, y como Nehemías orar por Venezuela, contextualizando a nuestra situación presente aquella fervorosa oración.

Vamos a nuestro altar de oración y clamemos por Venezuela.

Algunas Iglesias oran siguiendo una estrategia 639, es decir orar a las 6:00 de la mañana, a las 3:00 de la tarde, y las 9:00 de la noche; tal vez siguiendo la devoción de Israel descrita en la Biblia. A las 3:00 de la tarde sería una buena opción para ir a los templos a orar, como fue la devoción de Pedro y Juan, tal como se evidencia en Hechos 3:1, la “hora novena” corresponde a las tres de la tarde nuestra; y a las 9:00 de la noche reunirse en familia para clamar por la salida a esta crisis conforme a la dirección Divina.

Pronto vendrá la salida, de acuerdo a la óptica Divina, porque Dios siempre escucha el clamor de su pueblo.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

EL 11 DE SEPTIEMBRE

El once de septiembre se cumple otro año del aquel acontecimiento devastador que conmovió al mundo en general; el ataque suicida a las Torre Gemelas, situadas en Nueva York, el corazón económico de los Estados Unidos, y tal vez de Occidente. Este acontecimiento marca un hito en la historia contemporánea. Algunos hablan del mundo antes del 11-Sep; y la historia después del fatídico ataque.

Resultado de imagen para 11 septiembre

Mucho de lo que en la actualidad ocurre en los países del oriente medio, y del Norte de África, tienen su antecedente en los ataques al Centro Mundial del Comercio (World Trade Center, WTC).

Las personas que están en medio de estos acontecimientos son el desaparecido Osama Bin Laden, líder de la Organización Al-Qaeda, a quien se le acusa de ser el artífice de los ataques, por un lado; por el otro el presidente, en aquel entonces de los Estados Unidos, George W. Bush; responsable de desatar una feroz persecución contra personas y organizaciones vinculadas con el terrorismo.

De este histórico acontecimiento han surgido diversas interpretaciones. Algunos acusan a los extremistas islámicos de ser autores de los atentados, y justifican la persecución desatada contra ellos. Otros afirman la complicidad interna (en los Estados Unidos) para facilitar o propiciar la tragedia, con el fin de asegurar su dominio sobre el petróleo de aquellos países.

David Ray Griffin, profesor de filosofía de las religiones en la Universidad de Claremont (California),  Presenta un análisis del informe de la “comisión investigadora” presidencial, en trabajo titulado “115 Mentiras sobre los Atentados del 11 septiembre.”

Los ataques del 11-Sep, además de las inocentes víctimas atrapadas en el interior de las Torres y sus alrededores, se suman otros, de los cuales se duda inocencia, tales como Saddam Husein, líder iraquí, tanto como Osama Bin Laden; así como los miles de muertes ocasionadas en los enfrentamientos en países de oriente medio, tanto como al Norte de África, como ocurre en la actualidad en Irak.

De ser cierta la versión que acusa a los extremistas islámicos de los atentados; los ataques a las Torres Gemelas, representan dos formas de ver la vida y su desarrollo. Dos cosmovisiones radicalmente opuestas.

Por un lado la visión de Occidente, enraizada en la cultura greco-latina. Es decir en el legado de Roma, quien fue influida por Atenas. El legado del Imperio Romano, empapado de la Cultura Griega. Y esta condimentada con los principios del Cristianismo.

Por el otro, la perspectiva Islámica, que cultiva principios y prácticas totalmente diferentes al cristianismo y a la cultura occidental en general.

Algunas versiones sobre los últimos segundos, antes de que los aviones impactaran sobre las estructuras de acero y concreto; los pilotos de las aeronaves, exclamaron: “Ala es grande”. De ser cierta esta afirmación, estamos ante un acto heroico, desde la perspectiva Islámica. El fervoroso hombre, iba feliz al martirio, convencido de que sacrificaba su vida por una noble causa.

Para los occidentales, debido a su formación, esto no es heroísmo, es suicidio, terrorismo; acto de una persona a quien se le ha lavado el cerebro. Para entender esta conducta, hay que situarse en la perspectiva del protagonista. Un cristiano lee el relato de Esteban, cuando era apedreado por confesar a Jesucristo, según nos lo relata el libro de Hechos, en el capítulo  7, expresó: “He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que esta sentado a diestra de Dios”, versículo 56. Estas palabras generaron una reacción violenta entre quienes le oían, lo cual le condujo a ser apedreado. Al momento de ser apedreado, el escritor bíblico narra lo ocurrido así: “Y apedreaban a Estaban, mientras el invocaba y decía: Señor Jesús recibe mi  espíritu. Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto durmió” (versículos 59 y 60). Esa imagen quedo grabada en la conciencia de Pablo, confundido entre los perseguidores del mártir, quien posteriormente se convirtió al cristianismo, siendo uno de los grandes defensores y propagadores del mismo en el siglo primero.

El, Esteban, fue el segundo mártir del Cristianismo. Cristo fue el primero. Para los cristianos es así; para quien no profesan el cristianismo, es un acto repudiable por haberle apedreado; más no implica heroísmo alguno.

Esto para los cristianos es heroísmo. Lo mismo que para una persona formada en la fe islámica, e impulsado a defender sus creencias, la conducta que le dirigió hacia las torres; es fervor religioso.

Para entender las motivaciones de los protagonistas, hay que situarse “en sus zapatos”, ver el mundo desde su cosmovisión.

Para los norteamericanos, la actitud del presidente Busch, es heroica; para los integrantes de Al-Qaeda, es criminal.

Como se señala anteriormente, sobre los hechos ocurridos el 11-Sep., se tejen especulaciones, semejantes a las propuestas alrededor del primer viaje a la luna, sobre el cual se habla de conspiración, de que no se fue a la luna, sino que fue un montaje; semejante a la aparición de Ovnis, de los cuales se niega su autenticidad por motivos estratégicos.

Tal vez nunca sabremos cual es la realidad, si hubo conspiración interna, o la otra parte actuó sigilosa y sorprendentemente. Las causas, para algunos, son inciertas, mas el hecho es verdadero, fuimos testigos del mismo.

El once de septiembre se observa en un primer plano, la imagen de las torres derrumbándose, rodeadas del espeso polvo de sus estructuras hecha añico. Más como telón de fondo, se puede apreciar la lucha por la subsistencia de la economía occidental, la defensa de la materia prima de los países petroleros, el capitalismo en su máxima expresión, el subdesarrollo en su deplorable condición. Y aun más lejano, en forma muy tenue, se percibe una lucha entre hermanos descendientes de Abraham. Quienes, aun teniendo un tronco común, los descendientes de Isaac e Ismael, no han podido limar sus asperezas.

Uno, testigo imparcial de esta lucha, espera que un día no lejano, la paz siente sus bases en el medio oriente. Esa paz irá cobrando espacio en aquel histórico territorio, y se irá extendiendo a todo el Planeta.

Fin de la guerra fría, fin de la amenaza guerra entre naciones de Oriente y de Occidente. Fin de las guerras en África. Fin de la miseria, la pobreza, el hambre; del enfrentamiento entre hermanos.

Para muchos un deseo imposible, para los cristianos una certeza próxima.

Lo estamos esperando: Maranatha.

Un fervoroso deseo del mundo que quiere la paz.

Fuente:

ROXANA VARGAS, VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

El juicio al psiquiatra Edmundo Chirinos, por el asesinato de Roxana Vargas, su paciente, convertida en víctima; pone de relieve otra dimensión de este trágico hecho: la violencia contra la mujer.

En el curso de las investigaciones, a cargo del CICPC y el Ministerio Publico, comprobaron que la joven estudiante fue una víctima más de seducción, acoso, y abuso, de parte de su terapeuta; la única diferencia es que ella resulto muerta, por atreverse a desenmascarar al agresor; las otras, anónimas, llevarán en su alma y en el cuerpo las cicatrices de aquellas heridas que recibieron en el consultorio, que silenciaron tal vez por una mezcla de miedo, vergüenza y dolor.

1200 fotos de mujeres abusadas en el consultorio, debe ser una pequeña muestra de lo que allí ocurrió en el transcurso de los más de 50 años de ejercicio profesional. Se sabe que muy pocas se atrevieron a denunciar a su agresor, pero fueron silenciadas, para no manchar el prestigio del exrector de la Universidad Central de Venezuela, excandidato presidencial, exconstituyente, hoy exterapeuta, convertido en presidiario.

Ahora la atención se centra en este fenómeno social, que se ha convertido en problema de salud pública: la violencia contra la mujer.

Las cifras oficiales registran más de 100.000 denuncias por año, de violencia contra mujeres; pero se sabe que una pequeña proporción de víctimas acuden a denunciar a sus agresores, por los mismos motivos de aquellas 1200 mujeres que guardaron silencio. Si este argumento es válido, entonces tenemos la alarmante cifra de varios millones de mujeres agredidas, en el curso de un año, a nivel nacional.

Es de suponer que este fenómeno se repite a nivel continental, tal vez mundial.

Todas las posturas actuales relacionadas con la violencia hacia la mujer, inclusive nuestro marco legal, establecen que cuando una mujer denuncia haber sido víctima de violencia, esta denuncia debe ser inmediatamente tomada e investigada. Quien la recibe no debe, en ningún momento, dudar de su versión.

Esto es así, por el hecho de que si la mujer además de haber sido abusada por un agresor, es descreditada por las autoridades, renunciará a sus intentos de contar su historia, y obligar a que se haga justicia.

Pero las víctimas renuncian a denunciar al agresor. Este conocimiento viene de las investigaciones en el campo de la violencia hacia la mujer y los factores psicosociales que forman parte de este fenómeno.

Esta renuncia de la víctima a ejercer su derecho a la justicia es grave por varias razones; las más importantes son:

Primera: La víctima queda aún más indefensa de ser vulnerada por su agresor, o por cualquier otro que se proponga agredirla.

Esta suerte de indefensión aprendida, la lleva a pensar que no tiene escapatoria posible, que sus quejas no serán escuchadas por nadie, por lo que resistirse a las agresiones será un esfuerzo en vano, lo que la lleva a vivir un ciclo de violencia que sólo termina con su propia muerte; ya sea en manos del agresor; por alguna enfermedad que se encuentran relacionadas con situaciones de violencia prolongada, existe correlación con algunos tipos de cáncer, enfermedades del sistema endocrino, entre otras, y los ciclos de violencia hacia la mujer; o por sus propias manos, terminando con su vida y sufrimiento.

Segunda: El agresor queda libre y a sus anchas, para agredir a otras mujeres. Como se ha mencionado anteriormente, en el caso Chirinos se encontraron 1200 fotografías de sus pacientes desnudas, lo que nos lleva a pensar, que en sus 50 años de carrera, abusó de manera continua a buena parte de las mujeres que llegaron a él a buscar ayuda; lo que deja un lamentable saldo de mujeres que fueron víctimas de violencia, que luego fueron silenciadas debido al prestigio del ilustre e intocable Doctor.

Vista la situación de la mujer víctima de violencia, en todas sus manifestaciones, sea verbal, física o psicológica; es evidente que hay que tomar medidas urgentes para solventar este problema. No se trata de simplemente castigar al agresor, o dictar una medida de protección; pues estas acciones no van a cambiar las actitudes y conducta del agresor. Se requiere un trabajo profundo de resocialización, para convertir a los agresores, en individuos respetuosos, amables, que sepan ejercer la virtud del dominio propio.

Esta acción debe comenzar en el hogar, continuada en la escuela, en sus diversos niveles; y fortalecida por todas las instituciones de la sociedad.

Es claro que un niño que se levante en un ambiente de violencia, asume que esta es la condición normal de relación con los demás integrantes de la sociedad, especialmente la mujer.

Una apropiada educación, formación y orientación de los niños, dará como resultado, hombres respetuosos de los derechos de los demás; y mujeres capaces de defender sus derechos.

Para que la tragedia de la joven estudiante, no se repita.

Fuente: TalCual

ROXANA VARGAS: REFLEXIONES

Aun repercute en la mente de muchos todo lo relacionado con Roxana Vargas. La lectura de su blog Ana y Mia mis Reinas y Nosotras su Princesas deja entrever un alma atribulada. Tanto como su lema Todo lo que me alimenta me destruye, en si mismo proclama un dramático mensaje.

Este caso ha puesto sobre el tapete una variedad de reflexiones.

Una de ellas el uso, o mal uso de la Internet. Resulta insólita la utilización de la misma para promover conductas consideradas patológicas, como estrategia para mantener una bella figura. Tanto como se promueve la prostitución infantil, y el sinnúmero de invitaciones a transitar por el submundo de la perversión humana.

Aquí surge un tema controversial, lo concerniente a la libertad de expresión. Algunos piensan que tales contenidos deben ser controlados, o más aun, evitar su publicación. Pero los controles previos, las mordazas son peligrosas. Se comienza con una buena intención, pero a la larga se convierte en un esquema de silencio a la opinión pública; hasta convertirse en instrumento mediatizado a la conveniencia de quien asume el control.

La libertad de expresión es un riesgo, bien lo sabemos; pero el control es aun peor. Necesitamos asumir una posición prudente. Por un lado dejar que los internautas mantengan el control sobre lo que quieran accesar, y que ellos sean los veedores de lo que puede o no permanecer en sus pantallas y discos duros. Por el otro, que cada quien asuma su responsabilidad tocante a lo que publica, y tenga conciencia de las consecuencias de su conducta.

Dejar que la red se proteja a si misma.   

Otro aspecto digno de consideración, tiene que ver con los estándares y valores que cultivamos en occidente; que van permeando a todas las culturas del orbe. Se trata de la belleza, de lo que se considera un cuerpo ideal. En la mente de muchas mujeres esta la imagen de una princesa cuyas medidas ideales son 90 – 60 – 90; que cuadre con el rectángulo perfecto, con dimensiones proporcionales que se ajusten al número phi, con una razón de 1.6180…; tal como se describe en conocido libro “El Código de Da Vinci”; y cuya masa corporal este dentro del Índice de Masa Corporal ideal, que es la relación que existe entre el peso y la altura; dicha cifra esta entre 20 y 25 Kg./m2.

Para alcanzar ese ideal, una muchacha es capaz de cualquier cosa; además recibe un  empujoncito de la publicidad que promueve las diversas dietas, productos alimenticios y dispositivos para bajar o mantener el peso.

Otro aspecto de este drama, lo constituye la violencia, en todas sus manifestaciones; psicológica, verbal, física. Que la condujo al resultado final. La violencia es igualmente exaltada por todas las sociedades. Rendimos un culto a la violencia. Recuerde los cuentos de hadas con que los antepasados entretenían a sus niños, como La Caperucita Roja; observe las “comiquitas” para entretener a los pequeñines, Tom y Jerry; lea la Prensa, mire los noticieros de la televisión; estudie la historia universal, o de su país; ¿se da cuenta? Se rinde un inconsciente culto a la violencia.

En este orden de ideas, se devela otra vez los vericuetos de la relación paciente-terapeuta, de lo cual hay abundante bibliografía. Alerta.

El tema del desamor.

No menos impresionante, el desprecio de su amado; y la ausencia de comunicación intrafamiliar. En estos momentos los atribulados parientes de esta muchacha estarán sopesando, lamentando, la ignorancia sobre la joven. Con seguridad tenían otra visión de su muchacha, pues de haber tenido un mínimo de conocimiento del drama, seguramente el desenlace habría sido de otro carácter.

Reflexiones.

Cada lector asume la parte que le corresponde, porque es sensible de sufrir algunas de las tragedias, de las situaciones implicadas en el caso.

Roxana se ausentó definitivamente, más su injustificado sacrificio, permitirá a muchos reflexionar y ver la vida bajo una perspectiva más humana, más sensible, más auténtica, real. Seguramente muchos de los que siguen el caso de esta estudiante venezolana, jamás serán iguales; propondrán un aquí y ahora mas intenso, con los cambios necesarios para una vida integralmente sana.

Descansa en paz. Dios tenga misericordia de quienes dejas tras tu partida!

Una Voz en el Camino…

EL FIN DE LA VIOLENCIA

El 20 de Julio ha sido dedicado para promover acciones en diversas partes del mundo, a favor de la liberación de los secuestrados que aun permanecen en manos de la guerrilla colombiana.

En París un grupo de artistas, entre quienes se encuentran los cantantes Juanes, Miguel Bosé, Khaled, Yuri Buenaventura y otra treintena de artistas unirán sus voces para pedir la liberación de los rehenes. Ingrid Betancourt, intervendrá, junto al alcalde de París, el socialista Bertrand Delanoe, en el concierto que ella llama “un puente de amor entre Francia y Colombia” y que enlazará por satélite con otro convocado en Bogotá.

En Leticia, Colombia, el concierto se llamara “Grito de Independencia en la Selva”, donde Shakira y Carlos Vives junto a la presencia de los presidentes Álvaro Uribe, Luís Ignacio Lula y Alan García llevaran a cabo los actos del día de la independencia del país y el desfile para la paz contra las FARC.

Seguramente en otros países, los colombianos allí residentes, de igual modo unirán sus voces con similar solicitud; acompañados de los ciudadanos que les acogieron en su seno.

En esos actos se evocará la situación de violencia que se vive alrededor del mundo. Porque Colombia no es una excepción. Ese país en uno más de los muchos que padecen guerras, enfrentamientos, y luchas internas. Los medios de información de masas, nos presentan una crónica pormenorizada de la violencia en cada uno de esos lugares.

Ahora bien, conjuntamente con el pedido de liberación y condena a las FARC, es necesario revisar el trasfondo de la violencia.

Los movimientos guerrilleros, y ejércitos de liberación que actúan sobre la faz de la Tierra, se han convertido en problema de seguridad internacional. Se condena sus acciones porque se apartan de los principios y derechos que son sustento de la convivencia humana: secuestros, narcotráfico, desapariciones forzosas, cobro de “vacunas”, acciones de terror contra la población civil; además de innumerables hechos delictivos.

Más estos movimientos no nacieron para tales fines; se han desviado de sus propuestas originarias, producto de los errores de sus integrantes. Al analizar los postulados de estas agrupaciones denominadas terroristas, se aprecia que son movimientos que nacieron para luchar contra la desigualdad, contra la pobreza, contra la explotación y el colonialismo. Nobles propósitos, por caminos equivocados.

Existen agrupaciones emblemáticas en lo que a terrorismo y violencia se refiere.

No justificamos sus acciones, no queremos sus métodos, no aceptamos la filosofía que les inspira. Repudiamos los secuestros, las cadenas, los coches bombas, los atentados, el narcotráfico.

De igual modo que repudiamos las causas que motiva la insurgencia de tales agrupaciones.

Investigaciones recientes parecen demostrar que los principales factores que intervienen en los conflictos actuales tienen que ver con las dificultades económicas, los problemas de acceso a la propiedad de la tierra en el mundo rural, la religión y la inestabilidad política.

El número de personas que carecen de lo básico para sobrevivir con un mínimo que garantice un nivel elemental de calidad de vida es alto, como por ejemplo:

  • Más de 1.200 millones de seres humanos no tienen acceso al agua potable;
  • 1.000 millones carecen de vivienda adecuada;
  • Existen 840 millones de personas mal nutridas, de los cuales 200 millones son niños menores de cinco años, y 2.000 millones de personas padecen anemia por falta de hierro;
  • 880 millones de personas no tienen acceso a servicios básicos de salud;
  • 2.000 millones de personas carecen de acceso a medicamentos esenciales.
  • Para resumir, nada menos que el 80% de la población mundial vive en pobreza.

Luego de ser liberada, Ingrid Betancourt ofreció declaraciones a la prensa, en las cuales se nota su perspectiva sobre las causas de la violencia, de la cual fue víctima:

Para mí, es un conflicto de violencia social que produce inseguridad”.

La ex rehén cree que Colombia necesita soluciones de fondo y proyectos sociales:

“Son siempre más complicados de instrumentar que las políticas de seguridad… Pero es imprescindible que Colombia tenga esos programas sociales a fin de combatir la pobreza”.

Quiere decir que hay que emprender acciones para lograr un mundo en equilibrio. En el cual la riqueza sea distribuida con equidad. Un mundo donde no haya habitantes de primera y de segunda. En el cual se de oportunidad a todos para acceder a los beneficios de la posmodernidad.

Para este gran logro se requiere más que cambios en el orden social, o político; que exista un cambio en la manera de pensar del individuo. Un de cambio de mentalidad.

Ahora esto es posible gracias a un despertar espiritual. El materialismo, ni el capitalismo, ni el comunismo, ni el humanismo han podido solventar esta situación del hombre.

Hay que buscar dentro del hombre el origen de esta problemática; e interiormente procurar la resolución del mismo.

Cobra vigencia las palabras de Jesús:

“Ama a tu prójimo, como a ti mismo…”