10 DE ENERO, DÍA CRUCIAL PARA VENEZUELA

El 10 de enero es una fecha que genera grandes expectativas a nivel continental, y tal vez en todo el mundo.

Para ese día está previsto que el Presidente de Venezuela asuma el cargo para ejercerlo durante un nuevo período de seis años.

Lo que hace relevante ese hecho es que la oposición venezolana, diversos países, y organizaciones intencionales cuestionan la validez de las elecciones donde el mandatario fue reelegido, por lo cual, al materializar la asunción de la presidencia, está usurpando dicho cargo.

Ese es el argumento de los factores de oposición, de los presidentes de varios países del continente, y de la Unión Europea.

El conflicto que se vive en Venezuela,7 tiene su origen en el enfrentamiento de dos corrientes antagónicas a nivel mundial, que se agudiza en la actualidad. Es la lucha por establecer regímenes socialistas de izquierda, desplazando a los gobiernos democráticos, tildado de derecha.

Esta confrontación, como se sabe, no es local, ni regional; es de carácter mundial, en que las grandes potencias que representan los polos opuestos hacen inclinar la balanza.

Muchos en Venezuela, y fuera de ella, creen que el 10 de enero es un punto de inflexión, de quiebre; que significa el movimiento fatal que impulsará el desplome del gobierno. Y abonan aquella esperanza en la creencia de que la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, respaldada por el TSJ en el exilio, y con las simpatías de los países amigos van a poner fin al régimen actual.

Sin embargo, hay que estar conscientes de que la salida a la crisis venezolana no se materializará con los buenos deseos y las estrategias políticas de los nuevos actores al frente de la oposición venezolana.

El destino de Venezuela será determinado por los acuerdos de las grandes potencias mundiales.

Venezuela no se asemeja a Cuba o Nicaragua, grandes países desde el punto de vista humano, folklórico, turístico, o sentimental; pero no tienen la ubicación geográfica, ni los ingentes recursos como el petróleo, metales preciosos, e incluso radioactivos, a demás de otros recursos como el hierro, suelos fértiles, y abundancia de agua.

Es tal la riqueza de Venezuela que se le puede considerar similar a la prometida a los hijos de Abraham; tierra que “‘fluye leche y miel”. Esto podrá parecer exagerado, y hasta irreverente por algunos, pero es la verdad.

Esta verdad, y las luchas de las potencias mundiales por establecer sus esquemas políticos y económicos, son las que en definitiva determinarán el destino de Venezuela.

Lamentablemente, por los inconcebibles y repudiables desaciertos de los dirigentes políticos venezolanos, la solución de la crisis que se ha convertido en tragedia humanitaria, no se resolverá en instancias locales.

Observamos el arribo de un escuadrón de aviones de guerra de última generación provenientes de una potencia mundial, está vez amistosamente, con fines de exhibición; sumado a este hecho, un país de Oriente, amigo del gobierno venezolano, anuncia el envío de una flota de barcos de guerra.

Todo aquello porque algunos líderes de Occidente han anunciado la posibilidad de una intervención a Venezuela, con propósitos humanitarios para paliar la crisis.

De modo que según el panorama que observamos, la crisis venezolana se está resolviendo como una partida de ajedrez, donde los contrincantes mueven las piezas según la estrategia más provechosa. Y pueden estar seguros de que quienes definen las jugadas y mueven las piezas no están en el País.

Así pues no hay que crear expectativas de que el juego está resuelto, y la partida ganada.

Esto es desalentador, podría pensarse, pero no hay que olvidar quien definitivamente determina el destino de los pueblos y de las grandes potencias. Nos referimos a Dios y su soberanía quien establece el devenir de los pueblos. Ello lo comprobamos en la historia y en la Palabra de Dios.

Esto puede asociarse al pensamiento mágico, o fanatismo religioso, más como dijimos antes, la Biblia y la histórica lo confirman. Sobre este aspecto Israel es un paradigma, un ejemplo.

  • Israel ocupa su territorio por disposición de Dios, Josué 1:3-4.
  • Se divide en dos naciones, Israel y Judá, permitido Divinamente, 2 Crónicas 11:1-4.
  • Israel es llevado al cautiverio por los asirios y es disperso hasta hoy, 2 Reyes 17:18; 18:11-12.
  • Judá es llevado al cautiverio por los babilonios, lo dura 70 años, 2 Crónicas 36:17-21.
  • Judá, pasado los 70 años, retorna de la cautividad, Esdras 1:1-4.
  • Jesús predice la destrucción del Templo y de Jerusalén, Mateo 24:1-2.
  • En el año 70 DC, Jerusalén y el Templo son destruidos por los romanos.
  • El 14 de mayo de 1948, Israel se constituye como Nación libre e independiente, evento predicho en la Biblia, Isaías 66:8:

Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.

Se puede cuestionar el contenido de la Biblia, más en lo tocante a Israel, es imposible negar su existencia y sus antecedentes. Allí está en el Medio Oriente, deslumbrante, un testigo fiel de la intervención Divina en el acontecer de los pueblos.

Al hacer referencia a Israel es para advertir que el destino de Venezuela, y la salida de la crisis que se vive, se decide más allá de lo que dispongan las superpotencias, porque ellas mismas, su auge y caída, está sujeto a la Suprema Voluntad de Dios.

Por lo tanto, el día en que Venezuela comienza el proceso de salida de la crisis, de su recuperación y reconciliación, está determinado por Dios.

Para acelerar aquel momento, el pueblo de Dios es un elemento determinante. Es que la Escrituras revela que Dios escucha el clamor de su pueblo y puede aún cambiar cierta adversidad, o alguna desicion fatal, a pedido de sus hijos.

Ana, aquella atribulada mujer esteril, clamó al Padre y como respuesta le fue concedido concebir un hijo; a Samuel, un prominente hombre de Israel, 1 Samuel 1:10-11.

Así mismo Ninive, la ciudad que al arrepentirse cambió su destino, Jonás 3:5-10.

Cuando Israel levanta un becerro de oro en el desierto, desafiando a Dios, éste decide consumirlos por su pecado; más Moisés ora pidiendo clemencia y Dios cambia su sentencia, Éxodo 32:7-14.

Abundan otros casos similares en los que Dios, respondiéndo al clamor de sus hijos, cambia las adverdidades. Esto incluso inspira al salmista para escribir: “Has cambiado mi lamento en baile” Salmos 30:11.

Consecuente con esta actitud, el mismo Dios refiere en Jeremías 33:3:

Clama a mi, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces.

Por lo tanto, en consideración a lo revelado en la Sagrada Escritura, el pueblo de Dios debe declarar el día 10 de enero como Dia de CLAMOR POR VENEZUELA.

Un día de clamor, confesión y arrepentimiento, para propiciar la reconciliación y restauración de la nación venezolana.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: RVR60 tomada de http://www.biblegateway.com

Notas personales

Imagen: Google

Anuncios

EL GIRO DE BRASIL A LA DERECHA, CONSECUENCIAS PARA AMÉRICA

El giro que ha dado la política brasileña con Jair Bolsonaro en la presidencia del gigante país suramericano ha sido tildado como hacia la extrema derecha, y generado grandes expectativas en el mundo.

¿Qué significa la derecha? Se identifica a la derecha política como la corriente que dentro del espectro político defiende la conservación de los valores éticos y el orden social tradicional, propugna la democracia, también se le asocia a la defensa de la propiedad privada, y de las libertades individuales.

A la izquierda se colocan quienes luchan por la igualdad y justicia social y pretenden un cambio de la estructura social, algunos por la vía democrática, otros por medio de una revolución.

En acuerdo a estas premisas políticas, unos son conservadores, la derecha; otros progresistas, la izquierda.

En este análisis sencillo de las grandes tendencias políticas que luchan por ocupar espacios en el mundo, destaca el hecho de que ambas corrientes pretenden propiciar, por vías opuestas, un anhelo del hombre, fundamental: calidad de vida, progreso, desarrollo, libertad, justicia social. Todo resumifo en una palabra: felicidad.

Ahora bien, considerando la situación actual del mundo, podemos afirmar que los propulsores de dichas corrientes antagónicas han fracasado estrepitosamente en la implementación de sus modelos, y al respecto Venezuela es un doloroso paradigma.

En este maravilloso país, con un potencial incalculable de recursos humanos y naturales ha retrocedido en su desarrollo al punto de ser el país más pobre de las tres Américas. A pesar de los esfuerzos de la derecha y de la izquierda en promover su desarrollo.

En Venezuela se evidencia el fracaso de la derecha, y la ultraderecha por un lado; y de la izquierda y ultraizquierda por el otro; representados en los partidos socialdemócratas, socialcristianos, y de la izquierda marxista.

Este oscuro panorama revela otra realidad, y es que el cristianismo no ha impactado con la fuerza transformadora de su fe a la sociedad venezolana. De haberlo hecho, otra sería la realidad.

Esto tiene que ser motivo de reflexion a los lideres católicos, como a los evangélicos. Y son muchos los temas a reflexionar de manera objetiva, sincera, desapasionada.

La Biblia contiene un mensaje renovador, transformador, capaz de generar cambios profundos en la sociedad; así mismo demanda en sus páginas justicia social, igualdad, respeto a la condición humana; e incluso establece las pautas para la prosperidad de los pueblos.

Este aciago tiempo que vive Venezuela, sumida en tan descomunal crisis humanitaria, es un reto y una oportunidad, para que los cristianos asuman el rol histórico que las circunstancias demandan.

No se trata de adoptar posiciones contra la izquierda, ni de rechazar a la derecha; el reto es asumir el poderoso mensaje contenido en la Sagrada Escritura, internalizarlo, vivirlo intensamente; y con mente renovada promover la transformación del hombre.

Sin embargo, y aunque se ha repetido insistentemente, primero necesitamos renovarnos nosotros, los cristianos.

La historia relate la realidad de que pequeños remanentes de personas inspiradas en la Palabra de Dios han generado cambios profundos en los pueblos.

Es que la renovación de una persona es evidente, y se contagia. El Nuevo Testamento relata cómo un pequeño grupo de personas iniciaron un proceso de renovación que alcanzó gran parte del imperio romano.

También Pablo es un ejemplo de lo que aca afirmamos, un encuentro personal con Jesucristo cambió su vida, y ese cambio influyó en infinidad de personas. Quien estuvo en las cercanías de Pablo recibió el poderoso mensaje del Evangelio de Jesucristo, lea la carta a Filemon.

En la salida de la crisis venezolana, los cristianos necesitan entender, aceptar, asimilar, que la misma es posible adoptando la recomendación bíblica:

Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta quesonsuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Esta cita ampliamente conocida, memorizada, e insistentemente repetida, contiene un mensaje esperanzador, que Dios puede revertir la crisis venezolana, y quiere; con el requisito previo de “convertirse de los malos caminos”, “buscar su rostro”, “orar”; parece tan sencillo, y lo es. Ese acto humilde, sincero, sentido, nacido en el corazón del pueblo venezolano que cree en Dios, es una alternativa de solución.

En conclusión, no es girar a la derecha, o a la izquierda para resolver la crisis venezolana y del mundo. Las ideologías no han sido eficaces para resolver la crisis del hombre.

Entonces es el momento de buscar a Dios, no como solución mágica, sino confiados en su Palabra, y poniéndola en práctica promover los cambios personales, del prójimo, del entorno.

Ahora, poner en práctica la Palabra no significa asistir los domingos a misa, o al culto, rezar el Padre Nuestro, y leer la Biblia, simplemente; se trata de poner en ejercicio cotidiano sus enseñanzas, tales como: amor al trabajo, responsabilidad, humildad, integridad, respeto a los derechos humanos, justicia social, libertad, respeto a la propiedad privada, valores que son comunes en los países desarrollados, del primer mundo, que sin ser cristianos, como Korea del Sur y Japón, están a la vanguardia en lo que a prosperidad se refiere.

Cuanto más si se es cristiano y se practican aquellos valores, cuyo fundamento es la Biblia, la Palabra de Dios.

La Biblia tiene un sencillo pero desafiante mensaje: “Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová.” Salmos 33:12.

Dios bendiga a los venezolanos.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway. com

Onceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

EL DESAFÍO DE LA DIASPORA VENEZOLANA, Y DE QUIENES SE QUEDARON

La grave crisis por la que atraviesa Venezuela ha generado en los últimos años una situación inédita en su historia. Es el masivo éxodo de venezolanos hacia distintos destinos, que ha originado una diáspora la cual alcanza proporciones significativas.

Ver las imágenes de origen

Aunque manejamos cifras no oficiales, esa diáspora representa no menos de un 20% de la población, y tiene importantes efectos tanto a lo interno como a lo externo.

También sabemos que de aquel porcentaje, la mayor proporción de migrantes está conformada por personas en edad productiva, es decir entre los 25 y 50 años, lo cual representa una vital fuerza de trabajo-

A esa realidad se añade el hecho de que esa población migrante está conformada por profesionales, empresarios, y trabajadores calificados con experiencia en su campo de especialización.

Ese contingente de venezolanos se inserta en sus áreas de competencia, ofreciendo al mundo un capital intelectual de calidad y excelencia.

Expertos petroleros, empresarios, médicos, docentes en todos los niveles educativos, técnicos en diversas especialidades, estudiantes; toda una gama de saberes dispersa por el mundo ofreciendo lo mejor de sí, para beneficio de los pueblos que les acogen en su seno.  

Es cierto que dejan un vacío en el corazón nuestro, y en su puesto de trabajo; sin embargo el saber que nuestros seres queridos son un valioso legado a la humanidad, que están experimentando nuevas realidades y logrando sus sueños, es un bálsamo al alma.

Quienes quedan en el suelo patrio han asumido con determinación el espacio dejado por quienes partieron, también tienen una responsabilidad histórica con el País.

Ver las imágenes de origen

Unos desde el exterior, otros internamente, juntos anhelando la Venezuela que se quiere. Un País para vivir, para crear, para disfrutar, para amar, para soñar, para emprender.

Hoy no podemos entender el porqué de las cosas que suceden en Venezuela, ya nos será revelado; como ha ocurrido en otros pueblos de la tierra. Israel, uno de ellos.

Hace más de dos mil quinientos años, una familia forzada por las circunstancias abandona su país, y es transportada a lejanas tierras, donde comienza a reconstruir su vida; allá les nace un hijo quien se convierte en un poderoso instrumento para beneficio a la nación donde reside, como a la de su origen.

Se trata de Nehemías, un prominente israelita, nacido en la cautividad, quien se convierte en un prominente miembro de la corte de Artajerjes, rey de Persia; desde donde ofrece un invalorable apoyo a la reconstrucción de los muros de Jerusalén, y a la reorganización civil y espiritual del pueblo, tal y como se lee en las páginas de su libro.

Pero Nehemías no es una excepción, también se registra la oportuna intervención de José en Egipto, Daniel en Babilonia, y la reina Ester en Persia; entre otros cuyas intervenciones influyeron para cambiar el mundo. Ahora, sabemos que todo ocurre como parte del plan de Dios para bendecir a las naciones de la tierra, salvaguardar a Israel, y cumplir sus propósitos.

Aunque no podemos comparar a Venezuela con Israel, por razones evidentes, si es válido afirmar que esto que ocurre en nuestro País es permitido en el marco de la soberanía Divina.

El apóstol Pablo afirma, por Dios inspirado: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien…” Romanos 8:28.

Cuando José estaba en el fondo de la cisterna, Génesis 37:24, el, ni sus hermanos podían suponer que de aquel foso, de aquella azarosa e incomprensible circunstancia, ascendería hasta el palacio del Faraón, y desde allí gobernar al imperio egipcio.

A la reina Ester, un aciago día, se le transmitió este poderoso mensaje: ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino? Ester 4:14.

Muchos venezolanos al emigrar se fueron con su bandera tricolor, sus cuatros, sus añoranzas, sus conocimientos, y su fe, su devoción, su confianza en Jesucristo, una fe que cambia, y ese es otro aporte de Venezuela para el mundo.

Podríamos parafrasear, para los hermanos venezolanos en lejanas tierras, en momentos de soledad, incertidumbre y dolor: ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al lugar donde te encuentras?

Bendice con tu trabajo creador al país que te recibe en su seno, y manten vivo tu amor, tu esperanza, tu esfuerzo por el País en el que naciste, que espera lo mejor para ti.

Esta adversa circunstancia que vivimos llegará a su fin, entre tanto no olvidemos: “Estando persuadido de este, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” Filipenses 1:6.

Un día Dios cumplirá sus propósitos entre nosotros, y “Seremos como los que sueñan.

Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos. Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres. Salmos 123:1-3.

Sabemos que este cántico se refiere a Israel, pero como en Venezuela hay mucho pueblo de Dios, también lo entonamos.

Dios bendiga a Venezuela, y a los venezolanos dondequiera que estén.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Notas personales

Imágenes: Google

CRISIS VENEZOLANA, NO ES TAN DIFICIL SU SALIDA

Los últimos acontecimientos relacionados con Venezuela en el plano internacional, conmueven a la opinión pública interna, y externamente.

La comparecencia del presidente en la 73 Asamblea de la ONU, en un auditorio prácticamente vacío,  los discursos de varios presidentes, en la misma Asamblea, cuestionando lo que ocurre en el País, y el acuerdo en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, demandando a Venezuela que permita la ayuda humanitaria, dejan en claro los graves problemas de la Revolución Bolivariana y del Socialismo del Siglo XXI.

Resultado de imagen para onu

Esta problemática del Socialismo del Siglo XXI, que en su mejor momento despertó grandes expectativas, significa el desplome de una utopía, un sueño, que arrastra consigo las esperanzas de millones de revolucionarios que en esa filosofía creen; erosiona la popularidad del Gobierno; y propicia que una buena parte de los principales voceros de la oposición venezolana una vez agrupados en la denominada Mesa de Unidad Democrática, vean cuestionado su prestigio y perdido apoyo popular.

Aunado a todo aquello, la crisis humanitaria, la situación de inseguridad; el no ver una salida a corto plazo,  mantienen a la población en un estado de impotencia, duelo, temor, angustia, y desesperanza.

Este lamentable panorama, es similar a otro, hace más de dos mil años en el que Jesús describe a las gentes: “desamparadas y dispersas, como ovejas que no tienen pastor”, Mateo 9:36.

Imagen relacionada

 Hay un paralelismo entre  quienes Jesús contempla desamparados y dispersos en su momento, y el grueso de la población venezolana, hoy.

¿Es ello cierto? ¿Sin pastor?

Pensemos: 7 de cada 10 venezolanos se declaran cristianos, unos desde la cosmovisión católica, otros desde la perspectiva evangélica. Entonces, independientemente de si están practicando su fe, o no; son esencialmente cristianos. Al menos cada domingo observamos que millones de feligreses acuden a las misas católicas, o los cultos evangélicos, a practicar sus devociones.

Similar  a esta realidad, en tiempo de Jesús, los judíos acudían religiosamente los días de reposo a las sinagogas, y eran celosos en el cumplimiento de la Ley de Moisés.

Dada aquella circunstancia, ¿Por qué estaban si Pastor?

Detente un momento y repiensa en la pregunta, considera esta: ¿Estaban realmente sin Pastor?

Revisa nada más Salmos 23, y medita en su contenido. Aquella declaración formaba parte de la devoción judía, y lo es también hoy.

Recuerda la oración modelo que Jesús nos enseña en su Palabra; el Padre Nuestro, Mateo 6:9-13.

Jehová es mi Pastor, nada me faltará.

Padre nuestro que está en el cielo.

Entonces, si hubo Pastor en Israel ayer, y actualmente lo hay en Venezuela, ¿En que radica el problema ayer y hoy?

 En la carencia de una relación auténtica, sencilla, devota, personal con Dios, quien es nuestro Pastor y Padre.

Con base a lo anterior, podemos establecer que entre las medidas para resolver la crisis venezolana, una de ellas es renovar la relación con Dios.

Este es un gran desafío para los ministros y líderes espirituales, quienes están a cargo de la  conducción de las personas bajo su tutela.

Si las ovejas venezolanas andan sin Pastor, no es porque carezcan de uno, existen en cantidades suficientes como para propiciar una renovación y transformación del País; sin embargo necesitamos que los pastores redimensiones sus perspectivas, para alinearlas con las que Dios quiere en este momento.

En este sentido, necesitamos revisar en profundidad el modelo que nos muestra Jesús; y propiciar una verdadera renovación y revolución, veamos algunas:

Llamado a Mateo: Esta acción de Jesús, nos muestra al pastor que sin prejuicios de ningún tipo incluye a una persona, rechazada, indigna, pecadora; y luego afirma que ese es el fundamento de su ministerio, buscar y salvar a personas como ese vil publicano, Mateo 9:9-13.

Mateo es transformado por la obra regeneradora de Jesús. ¿Cómo se puede regenerar a una persona si no se busca e integra?

Piensa ¿A cuántas personas se rechaza en las congregaciones porque cometen pecados? A la luz de la Palabra, ¿es una acción correcta?

¿A que vino Jesús? Mateo 9:13; Lucas 19:10. ¿A qué se nos envía?

Al sanar al leproso: Cuando Jesús sana a este hombre, presenta al pastor restaurador e integrador, Marcos 1:40-45. La lepra convierte en impuro a quien la padece, y aquello significaba no poder convivir en la congregación de Israel, ni participar en los actos rituales; de modo que era rechazado, aislado, Levítico 13:45-46.

¿Qué hizo Jesús? Entra en contacto con él, le sana tocándole, restaura e integra. Similar a este leproso existen muchos hoy que tienen el estigma del “pecado”, y eso les convierte en impuros, indignos. ¿Qué tiene que hacer el pastor hoy?

La mujer adúltera: el adulterio es una práctica repudiada ayer, y hoy, Levítico 20:10. En la Biblia el adulterio se utiliza para significar la idolatría del pueblo, 3:1. ¿Cuál es la actitud de Jesús ante esta práctica? Juan 8:1-11. En esa escena Jesús no juzga, no condena, no reprocha, ni  rechaza, conforme a su alta misión la restaura, y propicia un cambio de actitud: “vete, no lo hagas más.”

Cometemos un error en el tratamiento del pecado, y de los pecadores; Jesús es el modelo a imitar; Él fue sumamente respetuoso, amable, tierno, considerado, comprensivo, tolerante con los pecadores; actitud con la que logra llegar hasta sus angustiadas almas y propicia profundos cambios en sus vidas. Mateo, y su colega Zaqueo, Lucas 19:1-10, son ejemplos de transformación.

Con las autoridades religiosas, fariseos, escribas, sacerdotes Jesús mantuvo una actitud crítica, de confrontación, se mostró más objetivo con ellos, en razón de que tales personas tenían un pleno conocimiento de la Ley de Moisés, y con su actitud la invalidaban, y desorientaban al pueblo, Mateo 23:1-4, y siguientes.

Es incorrecto tratar a las personas sometidas a la inclemencia del pecado, con la misma actitud con la que Jesús enfrenta a los dirigentes religiosos; recordemos que a fin de cuentas, tal y como dijo Jesús ellos, los pecadores,  andan “como ovejas sin pastor”.

Venezuela necesita pastores con el corazón de Jesucristo; y es evidente, claro, indiscutibles que los hay, y muchos; que se manifiesten, para que con el poder Divino se restaure a esta gran nación.

Hay que salir por las avenidas, las calles, las veredas, Mateo 9:35, a reconciliar al hombre con Dios, con sus semejantes, y consigo mismo; Mateo 22:37-40.

Para cambiar a Venezuela, los pastores del rebaño necesitan asimilar el modelo de Jesús.

Como me envió el Padre, así también yo os envío. Juan 20:21.

Fuente:

Biblia: RVR60

Notas personales

Imágenes Google

ANTE LA CRISIS NO TE PARALICES, ACTIVA TUS RECURSOS

Los expertos analizan la actual situación de crisis en Venezuela desde diversos ángulos, han mencionado algunas causas que la determinan, descrito las graves consecuencias de la misma,  indicado ciertas alternativas para enfrentarla, y  propuesto una variedad estrategias para superarla.

Imagen relacionada

En el papel, o páginas de la Internet, aquellos estudios lucen interesantes, sustanciosos, dejan temas para conversar, e ideas de cómo actuar ante  tales circunstancias.

Esta nota va dirigida al venezolano de a pie, aquel que no toma parte en las grandes decisiones políticas, económicas, o sociales; sino que las sufre. A quienes viven la realidad, enfrentan la problemática, y día tras días tienen que resolver las diversas facetas de la grave crisis,  y perciben aquella realidad como una situación de emergencia, de peligro inminente, en que se necesita  actuar con prontitud para salvaguardar la vida.

Es que aunque parezca inaudito, la situación venezolana es similar a la ocasionada por una catástrofe producto de una guerra, un terremoto, o un incendio. La diferencia es que aquellos desastres duran un lapso relativamente breve, dependiendo del tipo que sea.

Un terremoto, o un incendio tienen una duración breve, y aunque sus consecuencias sean muy graves, culminados los mismos, quienes han sido perjudicados pueden comenzar a reconstruir sus vidas sobre las ruinas, o sobre las cenizas.

La historia refiere eventos de esta naturaleza en diversos lugares del mundo, también, menciona la forma como los afligidos pudieron superar tales catástrofes. En el caso de las guerras, tienen un desenvolvimiento distinto; los afectados saben que luchan contra un enemigo quien ataca sin piedad, se preparan para soportar el asedio, tiene sistemas de protección y ataque contra las armas enemigas. Se gana o se pierde la guerra.

Culminada la Segunda Guerra Mundial Europa quedó desbastada, prácticamente en ruinas, las guerras dejan solo eso; no ha pasado un siglo de aquella horrorosa experiencia, ahora observa la transformación de aquellas ciudades arrasadas por las bombas, y a los ciudadanos impactados por el desastre; solo recuerdos, Europa superó las consecuencias de la ruda experiencia, aprendió una notable enseñanza para la vida.

Resultado de imagen para BERLIN

Berlín superada la Segunda Guerra Mundial, y la Guerra Fria.

Pero los venezolanos, a diferencia de los países en guerra, o que han sufrido terremotos o incendios, soportan un desastre que no culmina. Si fuese una guerra convencional, hay estrategias para convivir con ella y superarla; los desastres naturales son breves y hay medidas establecidas para actuar en caso de emergencias.

Sin embargo el venezolano vive una permanente situación de emergencia, que al paso del tiempo se agudiza, y esta desarmado, sin estrategias ciertas para contrarrestarla. Como es una emergencia no convencional, sin expectativas de una solución en el corto plazo, la población se encuentra en un permanente estado de inseguridad, impotencia, inestabilidad, lo cual genera una condición de ansiedad, frustración, desesperanza, y duelo.

Imagen relacionada

Ante tal circunstancia algunos pierden la esperanza, la fe, el entusiasmo, las ganas de vivir, se dan por vencidos; sin embargo es el momento oportuno de activar los recursos humanos, estratégicos, y espirituales característicos de los pobladores de este gran País. El venezolano es optimista, creativo, luchador, valeroso, “echao pa´lante”, ferviente.

Y estas actitudes se evidencian en las estrategias inventadas para superar este estado de cosas, las cuales hay que potenciar como medidas de sobrevivencia.

A cada manifestación de la crisis, el venezolano ha creado una forma de enfrentar, superar, o al menos sobrellevar; ante la falta de medicamentos opta por los “remedios caseros”, con resultados aceptables; si el problema es el transporte, se ingenia una forma de movilización, aunque rudimentaria logra el objeto. Así sucesivamente va encarando y resolviendo cada emergencia, lo cual hasta es una particular medida para minimizar el estrés y la frustración; lo que redunda en salud mental.

Imagen relacionada

Se está ocupado, no preocupado, por sobrevivir. Estar ocupado es provechoso.

El espíritu optimista del venezolano, expresado en el adagio: “al mal tiempo buena cara”; o en la paráfrasis de Romanos 8:28: “todo es para bien”, requiere ser reimpulsado para aguantar el tiempo de crisis sin perder la fe, la esperanza, y tomar esta adversidad como un aprendizaje. Y algunos aprendizajes cuestan mucho, duelen; pero a corto plazo, benefician.

Si la situación que enfrentas es grave, difícil, no te paralices de miedo, no la evadas, no actúes en forma agresiva; usa tu ingenio, tu creatividad, tu espíritu luchador en la búsqueda de estrategias para canalizar y superarla. Es lo que has hecho durante toda tu vida. Comenzar a caminar no te fue sencillo, batallaste contra la gravedad que te hacía perder balance y te atraía hacia el suelo. Cuantos fracasos, cuantas caídas, cuantos morados y lágrimas; hasta que un día aprendiste a lidiar con la gravedad y hacer que jugara a tu favor, lograste el balance y diste los primeros pasos, para regocijo de tus seres queridos.

Imagen relacionada

Recuerdas cuando perdiste aquel trabajo; frustración, impotencia, enojo, vergüenza, temor, una amarga mezcla de emociones. Pero no te quedaste llorando, buscando culpables, o deprimido en casa. Aprovechaste aquella negativa circunstancia para explorar nuevas experiencias, nuevos caminos; lograste otro, y la vida continua.

Visualiza aquella pérdida que en principio lucia insuperable, generó duelo, tristeza;  echaste mano de tus mecanismos para sobrellevar el dolor; contaste con el apoyo de familiares y amigos y pasado un tiempo te recuperaste de la pérdida.

No te estoy fortaleciendo un espíritu conformista, sino mostrando que ante la situación de riesgo en Venezuela, que tú no puedes resolver, necesitas actuar sobre aquellas cosas que están en tus manos, para sobrevivir la emergencia. Luego buscar ayuda de ser necesaria.

Ten presente, ante una situación de emergencia, la primera medida a tomar es ponerte a salvo tú, situarte en un lugar seguro, así estás en condiciones de poder socorrer a otros.

Para fortalecerte, mira lo que la Biblia te dice en ese sentido.

Actitud de Pablo ante la adversidad:

12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:12-13.

El consejo de Jesucristo:

25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? 27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? 28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; 29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. 30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? 31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? 32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. 33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. Mateo 6:25-33.

No es fanatismo religioso, abuso del pensamiento mágico, o manipular la credibilidad del venezolano, es volver a las raíces que nos caracterizan como pueblo cristiano. Y los cristianos poseemos una fe viva, puesta en Dios, Jesucristo y su Palabra.

Leer los anteriores textos es inspirador, reconfortante; meditar en ellos trae fortaleza; sin embargo creer lo allí escrito, y practicar lo enseñado en cada párrafo, es otra cosa.

Quienes los han vivido con la intensidad que Jesucristo lo propuso saben que poner en práctica la Palabra de Dios es una buena estrategia para “hacer prosperar tus caminos…”, y que “todo te salga bien…” Josué 1:6-9.

De manera que leer la Biblia, la Palabra de Dios, y poner en práctica sus enseñanzas es una buena estrategia para actuar en tiempos de emergencia como los que se viven en Venezuela.

Reaviva tu fe, tu optimismo, tus expectativas positivas, practica la Palabra de Dios, y recuerda: “No hay mal que dure cien años…”

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.org
  • Notas personales
  • Imágenes: Google.

¿PUEDE UN PASTOR ASPIRAR LA PRESIDENCIA DE UNA NACIÓN?

Hay preguntas que surgen en los creyentes cada vez que se avecina una contienda electoral y alguna personalidad en los medios evangélicos decide optar por un cargo de elección popular, aquellas son:

¿Es conveniente que un cristiano evangélico participe en la política? ¿Es lícito que un pastor aspire un cargo de elección popular? ¿Contradice el llamado Divino el que un pastor aspire la nominación presidencial? O, ¿Ser candidato a uno de los cuerpos deliberantes?

Resultado de imagen para palacio de miraflores

¿Qué dice la Biblia al respecto? Antes de adentrarnos en el esclarecedor Texto Sagrado, revisemos algunos conceptos.

¿Qué entendemos por política?

He aquí una idea de lo que es política:

Política (latín politĭcus, griego antiguo πολιτικός politikós, masculino de πολιτική politikḗ, que significa “de, para o relacionado con los ciudadanos”) es el proceso de tomar decisiones que se aplica a todos los miembros de un grupo. También es el arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados.​ La ciencia política constituye una rama de las ciencias sociales que se ocupa de aquella actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por personas libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva. Es un quehacer ordenado al bien común. Es la ciencia social que estudia el poder público o del Estado. Promueve la participación ciudadana al poseer la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario para garantizar el bien común en la sociedad.

De conformidad con lo anterior estamos inmersos en el mundo de la política ya que convivimos en distintos grupos sociales organizados para cumplir determinados fines. En tal orden de ideas esas organizaciones de las cuales formamos parte establecen las “políticas” que rigen su funcionamiento.

¿La política es mala? ¿Corrupta? No, los malos o corruptos son los políticos carentes de valores ciudadanos. Es como afirmar que la medicina es mala porque hay médicos que practican el aborto, pido me disculpen los médicos por este ejemplo.

Lo que se pretende significar cuando se establece que las iglesias no se inmiscuyen, o participan, en la política es que no intervienen en asuntos electorales haciendo campañas en favor de algún candidato, y aquello es correcto; sin embargo la feligresía necesita ser orientada sobre sus responsabilidades cívicas y el ejercicio de un sufragio consciente para que no vuelva a ocurrir el fenómeno venezolano en que a un país nominalmente denominado cristiano, en su mayoría, se le esté  imponiendo, por una minoría, un sistema fundamentado en principios y valores no cristianos.

¿Qué establece el texto sagrado al respecto? Mucho.

Si acudimos al Antiguo Testamento comprobaremos que desde Abraham hasta Jacob, estos grandes hombres tuvieron una intensa vida política, ejerciendo como jefes de tribus, equivalente a los actuales hombres de estado. José es un prominente estadista, que intervino en el escenario político para salvar a Egipto de un colapso económico.

A partir de Moisés, los hombres de Dios son prominentes políticos a cargo de organizar, en nombre de Dios al pueblo de Israel.

En Sinaí se establece la Teocracia Hebrea, el gobierno de Dios como Monarca, así Jehová se constituye en Estadista y gobierna a Israel por intermedio de Moisés, en su condición de jefe administrativo, un Primer Ministro, y el sacerdote, como autoridad legal y espiritual.

Desde Moisés hasta Samuel, Jehová es el Gobernante de Israel; en la época de Samuel el pueblo pide rey, y Dios lo permite, 1 Samuel 8:7, hasta ese día Jehová fue el rey de Israel. En aquel momento surge la Monarquía Hebrea, y desde Saúl hasta Sedequías, el último rey de Israel, 2 Reyes 25:5-7, los hombres de Dios tuvieron una intensa actividad política. El rey estaba a cargo de gobernar al pueblo, y guiarle a la batalla, el sacerdote responsable de los aspectos legales y espirituales.

Resultado de imagen para menora

Menorá, una lámpara encendida, emblema del pueblo hebreo

Cuando ambas instituciones se pervertían, el monarca y el sacerdote se desviaban del camino trazado, Dios enviaba a otro emisario suyo para inmiscuirse en política. Eran los profetas que intervenían  en política ya que iban a Palacio a dictar pauta sobre la responsabilidad del rey en lo concerniente a su ejercicio como gobernante, 2 Crónicas 36:15-16.

Y digo: se inmiscuían en política; porque la intervención de ellos no era bien vista por muchos gobernantes, como el caso de Elías durante el nefasto reinado de Acab, 1 Reyes 15:17-19.

En el exilio de Israel se destaca la prominente figura de Daniel, otro hombre de estado, tanto como Ester, Mardoqueo; Esdras, Nehemías.

En el caso de Jesús, igualmente tuvo una intensa actividad política; le fue necesario bregar frecuentemente con las autoridades sobre asuntos de estado, y aspectos legales. Recordemos aquella pegunta:

¿Nos es lícito dar tributo a César, o no? Lucas 20:22.

Tal interrogante contiene un trasfondo político, en este caso mal intencionado.

Cuando Jesucristo afirma haber establecido el Reino de los Cielos, se convierte en Estadista, pues como Rey de ese reinado ejerce funciones de gobierno; al cual por cierto pertenece en la actualidad todo seguidor suyo.

Estadista es: todo responsable político de un país, aquel que dirige el Estado y controla en forma significativa al Poder Ejecutivo o al Poder Legislativo, junto al Jefe de Estado.

El apóstol Pablo, aun cuando no se le considere estadista, pues no ejerció funciones de gobierno, fue un hábil político que conociendo la ley judía, y el derecho romano hizo uso de ambos en su defensa al derecho de proclamar el evangelio.

Y es Pablo, quien inmiscuyéndose en política establece que “hay que someterse a las autoridades superiores”, Romanos 13:1. No pases por alto que la autoridad superior en aquel momento era el Imperio Romano, políticamente hablando; ya que Pablo insistió en estar bajo otra autoridad superior, él reconocía el Señorío de Jesucristo.

Retomando el tema original de este escrito, ¿Puede un pastor participar en la política? Considerando el significado de “política”, tal y como lo señalamos anteriormente, pues siempre actúa en ese ámbito.

Formulemos la pregunta de otro modo, ¿Puede un pastor optar por la candidatura presidencial? Revisando lo que a este respecto se establece en la Biblia, no encuentro prohibición alguna; excepto aquello de “no conformarse a este siglo”, Romanos 12:2, pero ese consejo vale para todas las dimensiones de la vida del creyente.

Imagen relacionada

Un pastor, si cursó estudios en un seminario, ha sido formado en el dominio de la teología, hermenéutica, en la enseñanza, en la homilética, en administración eclesiástica, e incluso en reglas parlamentarias, entre otras disciplinas.

Y si no ha estudiado en un seminario, por razones de su  ministerio se ha capacitado en aquellas disciplinas de manera autodidacta, y por la práctica de las mismas.

De modo que un pastor está calificado para ser presidente de una República, como cualquier otro ciudadano, y tiene algunas ventajas por sobre los demás contendores, dada su condición de siervo de Dios.

En nuestro país se da un fenómeno interesante, y es que cuando algún líder de cualquier iglesia decide incursionar en el ámbito electoral, los principales oponentes son sus propios hermanos. Algo así ocurrió cuando el hermano Germán Núñez, un recordado pastor bautista, y líder evangélico nacional, hace años decidió optar por una curul en el Parlamento, fue descalificado y Venezuela perdió por aquella vía un excelente parlamentario.

Respecto del pastor que acaba de inscribir su nombre en el órgano electoral rector para optar a la silla presidencial, lo único objetable es la ocasión. Está participando en un proceso que ha sido convocado, según los voceros de la oposición, y de la mayoría ¨Países del mundo occidental,  fuera del estado de derecho, no es legal.

En otras condiciones electorales, sus posibilidades de obtener la silla presidencial serían muy altas. Según los estudios de intención de votos, emanados de su comando de campaña, la candidatura suya recibe más apoyo que los restantes candidatos; y no es de extrañar pues ese fenómeno electoral llevó al fallecido y recordado Hugo Chávez a la presidencia de la república.

Esta coyuntura electoral, y la profunda crisis que vive Venezuela, debe ser tema de reflexión del liderazgo evangélico venezolano,  para que entienda que su papel es fundamental en la salida de esta trágica situación. Y que un líder cristiano es una excelente opción en este mar enrarecido, incluso un pastor que reciba la el apoyo de todo el pueblo evangélico es una opción ganadora. Recuérdese que aun en los más remotos pueblos de la geografía venezolana hay varias congregaciones evangélicas influyendo en sus comunidades.

Malaquías tiene algo que decir sobre este aspecto:

Es el deber de los sacerdotes enseñar a la gente a conocerme, y todos deben acudir a ellos para recibir instrucción, porque ellos son mensajeros del Señor Todo Poderoso. Malaquías 2:7. DHH.

En la época de Malaquías se hace alusión a los levitas, encargados del culto a Jehová entre quienes se elegía a los sacerdotes; en el Nuevo Testamento se refiere a todo creyente en el sentido del  sacerdocio universal de todo cristiano, según 2 Pedro 2:9.

El liderazgo evangélico tiene un llamado bíblico a constituirse en vocero Divino para marcar la pauta en Venezuela, como los profetas de Israel; no se van a colocar en el bando de la oposición al gobierno, ni al servicio de los que ejercen el poder. Van a declarar el consejo Divino contenido en su Palabra, la Biblia.

Los gobernantes necesitan ser orientados con la Palabra de Dios para que ejerzan satisfactoriamente sus funciones, que también propicien la paz y el bienestar de los ciudadanos.

Algo que no es fácil asimilar es que un pastor, en el ejercicio de su investidura ministerial, no puede asumir una filiación partidista, porque ministra a un rebaño constituido de ovejas que profesan diversas tendencias políticas. Internamente las congregaciones tampoco tienen una filiación partidista porque cada miembro, en el ejercicio de su libre albedrío y de conciencia, puede asumir la opción de su preferencia. Así que las congregaciones son un modelo de convivencia, y esto sí que hay que destacar y admirar de las iglesias evangélicas venezolanas, y de la católica.

Y ese modelo de convivencia, de respeto, de libertad hay que inducirlo en la sociedad venezolana. Somos hermanos, y nos amamos y respetamos aun cuando existan diferencias.

Como es de conocimiento general las elecciones presidenciales se han corrido para el 20 de mayo, vamos a esperar que novedades surgen durante ese lapso; si hay un acuerdo nacional basado en el principio de elecciones transparentes, con un árbitro creíble, bajo condiciones enmarcadas en el estado de derecho, que es el reclamo de los factores de oposición, y de los países que aspiran una solución pacífica, electoral, democrática y constitucional.

Entre tanto los pastores, sacerdotes y demás siervos del Señor, están llamados a comunicar a sus feligreses, y a la Nación,  Biblia en mano la palabra de Dios, y seguir clamando por una solución enmarcada en su Soberana Voluntad.

Así como las organizaciones evangélicas emitieron comunicados pronunciándose sobre la candidatura presidencial del pastor, igualmente deberían pronunciarse oportunamente sobre otros aspectos más relevantes, marcando la pauta en nombre de Dios.

Que el pueblo no perezca porque le falta conocimiento de Dios.

 Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Conceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google.

A PROPÓSITO DE LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL DEL PASTOR EVANGÉLICO

El lanzamiento como candidato presidencial de un conocido pastor evangélico venezolano ha calentado las redes sociales, y generado no poca controversia en la población.

Este mediático hecho pone de relieve algunas contradicciones latentes en el liderazgo evangélico venezolano y de la población evangélica en general.

Los pronunciamientos emanados de las organizaciones que hacen vida en Venezuela no se han hecho esperar deslindándose de aquel pastor y su Iglesia que han decidido optar por la silla de Miraflores.

Resultado de imagen para SILLA DE MIRAFLORES

También recibimos el abundante material que revela aspectos públicos y privados del novel candidato, en los que se demuestra un trabajo de investigación efectivo por parte de sus detractores.

Por las informaciones que corren en pro y en contra del candidato, nos enteramos que es un exitoso pastor, apóstol, empresario, quien emergiendo de un modesto hogar en la ciudad de Guanare, educado en su niñez por una piadosa madre, se nos presenta hoy como líder de una poderosa organización, El Evangelio Cambia, capaz de reunir unos cuantos miles de seguidores, quienes le aclaman como su esperanza para salvar a Venezuela de la crisis que vivimos.

El lanzamiento de esta candidatura, mencionamos anteriormente, revela algunas contradicciones entre los evangélicos venezolanos que necesitan resolver para que su labor sea efectiva.

Lo primero que salta a la vista en los pronunciamientos es la insistencia en declarar que las iglesias no se inmiscuyen en la política, y reiteran su lealtad a lo dispuesto en Romanos 13:1-2.

Sobre el primer particular: Las Iglesias no se inmiscuyen en política.

No inmiscuirse pero si participar, actuar, intervenir. Y es una lástima, y una gran pérdida, que las Iglesias no influyan en lo político porque ello ha creado un gran vacío en una esfera crucial para la estabilidad, el desarrollo, y el bienestar del País; pero tampoco se influye en lo educativo, ni en lo económico, ni en lo social. Ese no inmiscuirse, transformado en aislamiento, ha llevado al País a la crisis que vivimos.

Resultado de imagen para EXODO DE VENEZOLANOS

Como los profetas de Israel ayer, Jesucristo más tarde, y los discípulos posteriormente, hay que declarar el consejo de Dios a todos los hombres, y los gobernantes están incluidos en “todos”. El proverbista a este respecto es diáfano:

Sin profecía el pueblo se desenfrena, Proverbios 29:18.

Entendiendo profecía como la revelación, la Palabra de Dios, al estilo de los profetas de Israel.

Oseas es aún más contundente:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6.

Las palabras que siguen al anterior texto, son más duras y merecen atención por parte de los líderes espirituales venezolanos.

Los pastores venezolanos, y en cualquier parte del mundo, necesitan sentarse y meditar calmadamente, con la dirección del Espíritu Santo, Biblia en mano, o en el corazón, decir: ¿Qué necesito hacer para transformar la realidad de mi país? ¿Cómo puedo integrarme a mi comunidad para transformarla? ¿Qué me dice la Biblia sobre mi responsabilidad como mensajero de Dios en mi barrio?

Imagen relacionada

Ese “no conformarse a este siglo” de Romanos 12:2, mal interpretado y aplicado ha generado una iglesia enclaustrada, ajena a la realidad de su comunidad. La Iglesia necesita influir, transformar, iluminar, para que el mundo cambie.

Toma nota de lo siguiente, en cada población venezolana, por más pequeña y remota que sea, hay una congregación, en realidad varias de distintas denominaciones. Piensa: ¿Qué ocurrirá en Venezuela cuando cada una de esas congregaciones propicie cambios en la vida de la comunidad para su transformación?

En Venezuela existen 1136 parroquias; y según la Dirección del Cultos del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, para julio de 2017 el número de Iglesias allí registradas es de 15.017.

Es decir en cada Parroquia venezolana existe un promedio de 13 congregaciones. Sin contar las miles de otras que no están registradas.

Imagina este escenario: Cada congregación se propone impactar con el evangelio de Jesucristo a las personas que viven a 500 metros de distancia de su templo, por los cuatro puntos cardinales. Es decir el área de una circunferencia de 500 metros de radio. ¿Qué sucederá al cabo de un año en ese sector?

Visualiza a la ciudad de Jerusalén luego del impacto del evangelio, una vez ocurrido Pentecostés. Ese mismo día se convirtieron “como tres mil personas”, Hechos 2:42; pocos día después, luego de la sanación de un cojo, el número de los que creyeron “era como cinco mil”, Hechos 4:4.

Entonces, cuando decidamos participar en los asuntos de nuestra comunidad, veremos los resultados.

Por cierto, inmiscuirse significa: Participar en un asunto ajeno, dando opiniones, consejos o indicaciones, o actuando como intermediario, sin que le corresponda o sin tener derecho a ello. El asunto es que la Iglesia, por vocación, por lo que establece la Biblia, está llamada a participar, intervenir, a influir en el mundo para propiciar cambios.

El otro aspecto que se esgrime en los comunicados de las organizaciones evangélicas respecto a la candidatura presidencial del referido pastor, es aplicar Romanos 12:1-2.

La Iglesia declara someterse a las autoridades superiores, Romanos 13:1-2.

La errada aplicación de la exégesis y la hermenéutica a este texto, deriva en erradas interpretaciones. Una regla de interpretación es que el texto hay que interpretarle tomando en cuenta el contexto inmediato, a la Escritura en general; y al contexto histórico-cultural.

Lo que Pablo dice es que tenemos que someternos al estado de derecho.

Estado de derecho es el modelo de orden para un país por lo cual este se rige mediante un sistema de leyes escritas e instituciones ordenado en torno de una constitución.

Cuando Amos se enfrenta al sacerdote Amasías y desobedece la autoridad de este, Amos 7:10-17; o cuando Pedro se niega obedecer la orden de la autoridad superior, el concilio, Hechos 4:19; en realidad quienes no se apegan al estado de derecho son las autoridades, por lo tanto Amos y Pedro apelan a la Ley, Pentateuco, y a la autoridad superior que es Dios.

Resultado de imagen para tablas de la ley

¿Quién es la autoridad superior en Venezuela? Alguno piensa que es el Presidente, error, él es autoridad superior del Poder Ejecutivo; en Venezuela hay cinco podres constituidos, ¿Son los cinco poderes la autoridad superior en Venezuela? No, sobre ellos está la Constitución, es la Constitución la autoridad superior en Venezuela, No. ¿Quién lo es?

El Artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece:

La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Para sustentar Romanos 13:1-2, es necesario conocer la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y hacer un curso de Derecho Constitucional; e igualmente conocer la Biblia, y estudiar teología. Y sobre todo, conocer a la verdadera Autoridad Superior de los cristianos en Venezuela, que es Dios, y someterse a bajo su potestad.

Finalmente hagamos algunas consideraciones sobre la candidatura presidencial del pastor.

Tiene derecho a poner su nombre como candidato, pues eso lo establece la Constitución.

Tiene el deber de propiciar cambios en el País, en el maco de lo que hablamos anteriormente sobre la necesidad de influir positivamente en nuestro radio de acción.

Tiene derecho a dirigir al País pues es un líder exitoso en el ámbito en el que se desenvuelve.

¿Cuáles son las objeciones a su candidatura?

El prontuario que circula en las redes sociales: No.

Si los que hacen correr los antecedente del Pastor, hicieran lo mismo con los antecedentes de los otros que han mencionado su determinación de competirán el 22 de abril por la silla Presidencial, y de quienes astutamente declinaron la nominación, se vería que el pastor es un “niño de pecho” comparado con ellos.

¿Cuál es la objeción de fondo? El Estado de Derecho.

Sobre este particular hay mucho que decir, incluso respecto de los representantes de la oposición. Observemos.

En agosto de 2016, el Jefe de la bancada de oposición declaró que periodo de Rectores del CNE está vencido, la Asamblea Nacional creará Comité de Postulaciones para elegir rectores del CNE. Todavía están en funciones Rectores con el período vencido.

En enero de 2017, la mayoría opositora de la Asamblea Nacional votó y declaró que Nicolás Maduro ha abandonado sus funciones como presidente de la República y por lo tanto abandonó su cargo. El acuerdo, de conformidad con el artículo 233, tiene como uno de los puntos la convocatoria de elecciones presidenciales inmediatas; otro punto es reiterar que se irán a las instancias internacionales para continuar denunciando la violación a la Constitución. El presidente Maduro sigue en sus funciones.

Respecto a la Asamblea nacional Constituyente, un alto dirigente de la MUD y parlamentario dijo, a propósito de la Asamblea Nacional Constituyente, a un canal de televisión:

La nueva Constituyente que quiere convocar el presidente de la República, es un saqueo a la democracia. Adicionó que no es legal ni Constitucional que el CNE apruebe la propuesta a la “constituyente. Dijo además que lo que tiene que hacer el órgano electoral es convocar al pueblo a una consulta de las bases comiciales.

Recapitulemos: El CNE tiene su período vencido, por lo cual es ilegitimo; el Presidente ha sido destituido; la Asamblea Nacional Constituyente es ilegal. Todo esto desde la perspectiva de la oposición y de los legisladores de la Asamblea Nacional.

Adicional a esto, la mayoría de Países de América y de Europa, tanto como organismos supranacionales se han pronunciado en el mismo sentido de la Asamblea Nacional y de la dirigencia opositora.

Ahora bien. ¿Es lógico que los mismos, con nombre y apellido, que declaran ilegitimo al CNE, destituyen al Presidente, y descalifican a la ANC se sienten a dialogar con aquellas autoridades que consideran ilegitimas?

¿Hay sentido común en los que desde la oposición pretenden participar en unos comicios ordenados por la ANC, que es ilegítima, y organizado por un CNE que es espurio, según los jerarcas de la MUD?

Es un problema de credibilidad. En Venezuela y en el mundo, los líderes de la oposición no tienen credibilidad.

He aquí la objeción a la candidatura del pastor evangélico: credibilidad.

Él ha mostrado ingenio en sus negocios y demás actividades,  tiene buenos asesores, y recursos. De modo que, o eligió el momento equivocado para salir a la competencia electoral; o simplemente presta su nombre y prestigio para competir en un torneo que sabe de antemano que no va a ganar.

El pastor aludido no es ingenuo, sabía de antemano el ruido que iba a generar, y estaba consciente de que su hoja de vida sería expuesta sin piedad a la luz pública por sus detractores.

Estaba consciente además de que sus adversarios se constituirían en los principales difusores de su candidatura, de modo que cada pronunciamiento en su contra lo que hace es difundir su propuesta y ser conocido en espacios en los que no tiene acceso.

De acuerdo a lo expresado por expertos en la materia, de lo ocurrido en las elecciones Regionales, luego en las Municipales, se infiere el resultado de las elecciones del 22 de abril. ¿Tiene sentido una aspiración presidencial en este entorno?

Finalmente para decidir qué hacer ante la cita convocada para el 22 de abril, evalúe el estado de derecho, acuda a su autoridad superior, la Palabra de Dios, y luego haga lo correcto.

Fuente.

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Prensa Nacional.

Datos demográficos: Wikipedia

Constitución de la república Bolivariana de Venezuela

Notas Personales

Imágenes: Google