Archivo de la etiqueta: tecnología

ISRAEL Y JERUSALÉN EN LA HISTORIA, EN LAS PROFECÍAS

La polémica suscitada por la decisión del Presidente Donald Tremp de reconocer a Jerusalén como capital de Israel ha encendido los ánimos de prominente líderes de algunas naciones árabes, así como reavivado el entusiasmo de aquellos predicadores afectos a la escatología.

Resultado de imagen para israel

El reconocimiento del presidente estadounidense ha emocionado a quienes esperan que Jesucristo vendrá a establecer su reino milenario en Jerusalén, de modo que el rapto y la gran tribulación es algo inminente.

Sin entrar en consideraciones sobre la certeza de aquella esperanza, tenemos que reconocer que cuanto ocurre alrededor de Israel es el cumplimiento de afirmaciones pronunciadas hace alrededor de 2500 años.

Es que tanto el nacimiento de Israel como pueblo, y su devenir histórico está marcado en la Sagrada Escritura.

Nace por determinación Divina, como parte de un plan para bendecir a todas las naciones de la tierra. Es lo prometido a Abraham, tal y como se evidencia en Génesis 12:1-3, y 22:18.

Es Jehová, el Dios de Israel, quien establece el territorio donde se han de asentar, Génesis 12:5-7, que toma la figura afectiva de “la tierra prometida”.

Location map of Israel. Where in the Middle East is Israel

Ubicación de Israel

Seguidamente Dios conduce los procesos para que Israel llegue a ser un pueblo a partir de Abraham y sus descendientes, Isaac y Jacob. La llegada de Jacob a Egipto obedece a tal propósito, Génesis 46:1-4; allí nace el pueblo de Israel, que con Moisés a la cabeza son conducidos por el desierto hacia la tierra prometida, Éxodo 3:7-10, 13:17-22.

En el desierto Dios les constituye en nación y les da su constitución, la Ley, que es conocida como la Torá, el Pentateuco, Éxodo 19:1-6 y contexto.

Josué, sucesor de Moisés, es quien asume por disposición Divina la conquista de la tierra prometida, Josué 1:1-5.

Israel se establece en Canaán, tal como se le había prometido, se organiza como Nación, y se designa a Jerusalén como su capital durante el reinado de David, 2 Samuel 5:6-10.

Israel mora en aquel territorio hasta que es desarraigado por los babilonios lo que determina el fin de la Monarquía hebrea, 2 Reyes 25:1-21. Aquel doloroso destino es consecuencia de la infidelidad de Israel al Pacto Ancestral.

Luego de setenta años de cautividad, Dios determina el retorno a su territorio, Esdras 1:1-11. Ya en su territorio se ocupan de reconstruir las ciudades, el muro de Jerusalén, el templo y el culto a Jehová, reseñado por Nehemías en su libro.

Israel sobrevive a los persas, al Imperio Griego y subsiste hasta el romano. Es a mediados de este Imperio que en la aldea de Belén nace Jesús, ilustre descendiente de David, el Mesías prometido, la simiente de Abraham que sería de bendición a todas las naciones, Génesis 22:18. Jesús al final de su ministerio predice la destrucción total de Jerusalén, del templo y el desarraigo de Israel de su territorio, Mateo 24:1-2, y contexto.

En el año 70 después de Jesucristo se cumple aquella fatídica predicción, el general Tito, que después se convertiría en emperador, al frente del poderoso ejército romano, invade Jerusalén, destruye la ciudad, al templo y asesina cientos de judíos, lleva algunos cautivos y el resto se dispersa. El historiador Flavio Josefo en su libro “La Guerra de los Judíos” escribe que la sangre de las victimas corría por las calles de Jerusalén, y que la ciudad y el templo fueron roturados totalmente. A los judíos se les prohíbe volver a aquellas ruinas “so pena de muerte”.

En el año 132 se inicia la rebelión de Bar Kojba (en hebreo, מרד בר כוכבא) contra el Imperio romano. Es la última de las grandes guerras contra los romanos, la cual fue aplastada brutalmente.

Masada in the Judaean Desert

Ruinas de Masada, lugar emblemático de la resistencia judía.

Según Dión Casio, historiador romano, alrededor de 580 000 judíos fueron asesinados; arrasadas 50 ciudades fortificadas y 985 aldeas. El emperador ​ Adriano en otro intento de eliminar de raíz la identidad judía, causa de las continuas rebeliones, prohíbe la Torá, el calendario judío y manda ejecutar a numerosos rabinos; los rollos sagrados fueron quemados en una ceremonia en el Monte del Templo.

En el espacio del templo antiguo erigie dos estatuas, una del dios romano Júpiter y otra de él mismo. Asimismo elimina la provincia romana de Judea y la fusiona con otras regiones, dando lugar a la provincia Siria-Palestina usando el nombre de los filisteos, antiguos enemigos de los judíos, y sobre el sitio de Jerusalén funda la ciudad Aelia Capitolina, y prohíbe a los judíos que entraran en ella. Para humillarlos aún más, sobre la puerta principal de la ciudad se colocó la estatua de un cerdo.

A partir de la eliminación de la Provincia Romana de Judea y su anexión a la Sirio-Palestina, al territorio de Israel se le comienza a denominar Palestina. Hecho que ha causado gran confusión en algunos círculos cristianos en los que se afirma que Jesús vivió en Palestina, e incluso algunas Biblias muestran el mapa de Judea, Samaria y Galilea, sitios por donde anduvo Jesús, y le denominan Palestina.

Ello es un error histórico y bíblico, es como afirmar que Colón en su primer viaje arribó a las costas de San Salvador, que antes del fescubrimiento se denominaba “Isla de Guananí”.

Desde aquel momento, eliminación de la provincia de Judea,  los judíos son definitivamente desterrados y dispersos por todas las naciones; tras la caída del Imperio Romano diversos grupos de países vecinos pueblan el territorio de Israel, hasta el año 1948 cuando surge de nuevo la Nación de Israel.

Este resurgimiento de Israel fue anticipado en la Sagrada Escritura, veamos:

Los judíos regresarán a su patria, Isaías 11:11-12.

Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar. Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.

Lee Isaías 43:5-6, y también Ezequiel 37:21-22; 38:8.

El 29 de noviembre de 1947 es votada la Resolución 181 en la Asamblea General de Naciones Unidas, que recomienda la partición de Palestina en un Estado judío, un Estado árabe y una zona bajo régimen internacional particular. Entre los dos estados se debe establecer una unión económica, aduanera y monetaria.

A partir de aquella resolución los judíos comienzan a llegar desde Europa, Asia, las Américas, de todas partes.

La nación de Israel nacería en un día, Isaías 66:8.

¿Quién oyó cosa semejante? ¿Quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.

El 14 de mayo de 1948, Israel se convirte en una nación.

El 5 de diciembre de 1949, el primer ministro de Israel, David Ben-Gurión proclama a Jerusalén capital del Estado de Israel,​ y desde entonces todos los poderes del Gobierno israelí, ejecutivo, legislativo y judicial- están ubicadas allí, tales como la residencia del presidente y del primer ministro de Israel, así como el Knéset, la Corte Suprema y otras instituciones gubernamentales.

En la Guerra de los Seis Días de 1967, Israel conquista el sector oriental de la ciudad, la llamada Jerusalén Este,  que estaba en manos de Jordania, anexándola al resto del municipio.

El 30 de julio de 1980, Israel integra en su legislación nacional ambas partes, oriental y occidental, proclamándola como su “capital eterna e indivisible”​ mediante la Ley de Jerusalén.

​ El miércoles 6 de diciembre de este año el presidente de Estados Unidos Donald Trump anuncia que reconoce a Jerusalén como la capital de Israel, y agrega su disposición de tramitar el traslado de la embajada de su Nación hacia aquella ciudad.

Tras este anuncio, otras naciones comienzan a reconocer el estatus de Jerusalén como capital de Israel y anuncian el traslado de sus embajadas hacia la capital.

Actualidad de Israel.

En reciente discurso ante la ONU del primer ministro de Israel,  Benjamín Netanyahu, difundida su versión en español en el sitio israelnoticias.com, se refiere a los beneficios aportados por Israel en los siguientes términos:

Mira a tu alrededor y verás esas contribuciones todos los días, en la comida que comes, en el agua que bebes, en los medicamentos que tomas, en los coches que manejas, en los teléfonos celulares que usas y en tantas otras maneras que están transformando mundo.

Lo ves en la sonrisa de una madre africana en un remoto pueblo que, gracias a una innovación israelí, ya no debe caminar ocho horas al día para traer agua a sus hijos.

Usted lo ve en los ojos de un niño árabe, que fue enviado a Israel para someterse a una operación de corazón que salva vidas.

Y lo ves en las caras de las personas en el terremoto de Haití y Nepal que fueron rescatados de los escombros y recibieron nueva vida por los médicos israelíes.

Como dijo el profeta Isaías: “Yo os he hecho luz para las naciones, trayendo salvación hasta los confines de la tierra”.

Hoy, 2.700 años después de que Isaías pronunció esas palabras proféticas, Israel se está convirtiendo en un poder creciente entre las naciones. Y finalmente, su luz está brillando a través de los continentes, trayendo esperanza y salvación hasta los confines de la tierra.

Esas fueron las palabras de Netanyahu sobre los aportes de Israel a la humanidad.

Aunque no lo dijo explícitamente, pues él no lo cree, el gran aporte de Israel a la humanidad, tal como refirió al mencionar Isaías 49:6, es Jesucristo, el Mesías prometido que vino en  cumplimiento al Pacto con Abraham, resumido en Génesis 22:18:

En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, porque obedeciste mi voz.

Este, y todo el beneficio de Israel a la humanidad en la ciencia, artes, agricultura, medicina, finanzas, entre otras, tal y como refirió Netanyahu, ocurre por disposición Divina.

El futuro de Israel.

Israel seguirá avanzando como una potencia mundial, tal y como ha sido predicho por los profetas, y un día, tal vez no lejano, en alianza con otras potencias ejercerá dominio sobre todas las naciones de la tierra, sin embargo su gobierno no será como algunos teólogos anticipan; ya se mueven las piezas en tal sentido, y Netanyahu lo mencionó en su discurso ante la ONU.

El papel de Israel en los últimos tiempos lo analizo en mi libro Misterios Revelados del Apocalipsis, allí se hace un estudio profundo de la revelación bíblica tocante a ese tema.

Espiritualmente, Israel será restaurado tal y como refiere Pablo en Romanos 11:25-36.

Israel es un paradigma del trato de Dios con la humanidad, su nacimiento, desarrollo y subsistencia es producto de la gracia Divina, su curso no lo traza el azar, la casualidad, o simples realizaciones humanas.

Dios dirige la historia, y su plan es que los hombres sean libres, prósperos, felices, tal y como lo revela la Sagrada Escritura, y se demuestra a través del cuidado sobre el gran pueblo de Israel.

La materialización del proyecto Divino se aprecia en Isaías 65:17-25:

17 Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento. 18 Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo. 19 Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor. 20 No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla; porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años será maldito. 21 Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas. 22 No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos. 23 No trabajarán en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos. 24 Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído. 25 El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová.

Si comparas este texto anterior con Apocalipsis capítulos 21 y 22, observarás que contienen la misma promesa. Ese es el futuro del pueblo de Dios, que de acuerdo a la revelación bíblica ocurrirá posterior a la Segunda venida de Jesucristo.

Entre tanto Israel continuará su evolución histórica conforme a la pauta que establece Dios en su soberana voluntad.

Fuente:

Texto bíblico: Biblia versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos históricos: Biblia y Wikipedia

Discurso de Netanyahu en la ONU: © israelnoticias.com  Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/benjamin-netanyahu/discurso-del-primer-ministro-benjamin-netanyahu-en-la-onu

Notas personales

Imágenes: Google.