YAKARY, NO ESTÁS SOLA EN TU LUCHA

Yakary es una joven venezolana que lucha para alcanzar una meta de máxima prioridad, recuperar un bien sumamente precioso: la salud.

Ella combate contra un oponente dentro de sí implacable, insistente, fuerte, más no se doblega, no baja la guardia; aunque aquel oponente lleva cierta ventaja, Yakary no pierde la fe, y sobre todo la esperanza en un milagro.

Te invito a solidarizarte con Yakary, unirte a los cientos de personas que diariamente claman por ella, a enviarle una nota de consuelo, y a ofrendar de tu tesoro para apoyarla en su lucha.

He aquí su testimonio:

Hola, mi nombre es Yakari tengo 26 años. Soy Venezolana, a los 23 años después de visitar muchos médicos fui diagnosticada con tumor desmoides una enfermedad rara y por lo tanto sin muchas opciones ni tratamientos, desde ese momento todo en mi vida cambio, ya me había graduado de abogada y estaba cursando estudios en medicina pero debido a los tratamientos y a los fuertes dolores que presentaba me vi obligada a detener mis estudios.

Actualmente me han operado 4 veces en la última operación me retiraron la mama, el pectoral mayor y menor, 3 costillas y los ganglios (lado derecho) luego de eso empecé a recibir radioterapia a tomar imatinib (este medicamento era la única opción).

Mi país (Venezuela) está pasando por la situación más difícil de su historia, no es fácil conseguir alimentos, y mucho menos medicinas por lo que no pude seguir tomando mi medicación ya que no llegaba y no me era posible comprarla en el exterior, tuve por tanto que salir de mi país en busca de mejores opciones como no tenía dinero solo pude reunir y venirme sola.

Ahora estoy en España tengo 6 tumores y no poseo los recursos  económicos para seguir el tratamiento. Puedes ayudarme no solo económicamente, si conoces de algún especialista que domine el tema de mi enfermedad.

No obstante continúo luchando por mi vida. Me es necesario conseguir un grupo de médicos que posean la sabiduría del rey salomón y el amor de nuestro Dios para que me acompañen en esta batalla, deseo conseguir personas con las garras de Messi y Cristiano Ronaldo para patear el gol de la victoria, jovenes como Miguel Cabrera que como un solo hombre dé el batazo decisivo para ganar el juego, cantantes como el respetado Nacho que con su melodía alegre a miles y así retirar la rebelión en la cual están las células de mi cuerpo.

Necesito saber que no estoy sola que en este mar de personas que es el mundo día a día contaré con todos, ustedes formando así un ejército para dar el golpe final.

Los llaneros de mí país, hombres valientes y esforzados tienen un refrán “duele lo que se perdió cuando no se ha defendido”. Acompáñenme a defender mi vida que el Dios de paz amor y misericordia les sabrá recompensar.

Los amo Maria Yakari.

La imagen puede contener: texto

De la Biblia de Yakary.

Yakary pertenece a nuestra comunidad de fe, la Primera Iglesia Bautista de Valencia, en la que acompañamos a sus familiares en este proceso.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, interior

María, Yakary, y Rommer.

Unte a Yakary en esta batalla. Intercede por ella, ponla en contacto con algún especialista, y si deseas apoyarla económicamente solicita información en este sitio, o visita:

https://es.gofundme.com/ayudame-a-reconstruir-mi-torax

Dirección de correo de la Primera Iglesia Bautista de Valencia: pibvalencia@gmail.com

37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? 39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?

40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Anuncios

DIA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA Y LA PAZ

El 30 de enero se celebra el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, reconocido por la UNESCO en 1993. La fecha fue elegida, para conmemora la muerte de Gandhi.

Ese día, se recuerda la necesidad de la educación para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz.

El lema  es: ‘amor universal, no-violencia y paz. El amor universal es mejor que el egoísmo, la no-violencia es mejor que la violencia y la paz es mejor que la guerra’.

Esta fecha es oportuna para recordar y comprometernos con el Manifiesto 2000,  para una cultura de paz y no violencia, el mismo fue formulado por los Premios Nobel de la Paz para que el individuo asuma su responsabilidad: no es un llamado, ni petición elevada a instancias superiores.

ES UN LLAMADO A LA RESPONSABILIDAD DE CADA SER HUMANO de convertir en realidad los valores, las actitudes, los comportamientos que fomentan la cultura de paz. Porque cada uno puede actuar en el marco de su familia, su comunidad, su ciudad, su estado, y su país,  practicando y fomentando la no violencia, la tolerancia, el diálogo, la reconciliación, la justicia y la solidaridad día a día.

En Paris, el 4 de marzo de 1999 el Manifiesto 2000 se hizo público y se propuso a la firma de la ciudadanía a través del mundo. El objetivo es que se reunieran cien millones de firmas al amanecer del tercer milenio cuando tendría lugar la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre del año 2000.

Como el Manifiesto tiene vigencia permanente, aquí lo reproducimos para que usted se adhiera al mismo, y lo firme, como señal de que compromiso de cultivar la paz y la no violencia; a la resolución pacífica de los conflictos.

Manifiesto 2000 para una cultura de paz y no violencia

Porque el año 2000 debe ser un nuevo comienzo para todos nosotros. Juntos podemos transformar la cultura de guerra y de violencia en una cultura de paz y de no violencia.

Porque esta evolución exige la participación de cada uno de nosotros y ofrece a los jóvenes y a las generaciones futuras valores que les ayuden a forjar un mundo más justo, más solidario, más libre, digno y armonioso, y con mejor prosperidad para todos

Porque la cultura de paz hace posible el desarrollo duradero, la protección del medio ambiente y la satisfacción personal de cada ser humano.

Porque soy consciente de mi parte de responsabilidad ante el futuro de la humanidad, especialmente para los niños de hoy y de mañana.

Me comprometo en mi vida cotidiana, en mi familia, mi trabajo, mi comunidad, mi país y mi región a:

Respetar la vida y la dignidad de cada persona, sin discriminación ni prejuicios;

Practicar la no violencia activa, rechazando la violencia en todas sus formas: física, sexual, sicológica, económica y social, en particular hacia los más débiles y vulnerables, como los niños y los adolescentes;

Compartir mi tiempo y mis recursos materiales, cultivando la generosidad a fin de terminar con la exclusión, la injusticia y la opresión política y económica;

Defender la libertad de expresión y la diversidad cultural, privilegiando siempre la escucha y el diálogo, sin ceder al fanatismo, ni a la maledicencia y el rechazo del prójimo;

Promover un consumo responsable y un modo de desarrollo que tenga en cuenta la importancia de todas las formas de vida y el equilibrio de los recursos naturales del planeta;

Contribuir al desarrollo de mi comunidad, propiciando la plena participación de las mujeres y el respeto de los principios democráticos, con el fin de crear juntos nuevas formas de solidaridad.

FIRMA: