Archivo de la etiqueta: soledad

MUERTE EN LA BAÑERA

El día 5 de febrero, en horas de la tarde, la modelo y conductora Jazmín De Grazia, de 27 años, fue encontrada muerta, en la bañera de su departamento, en Buenos Aires. Aún se desconocen los motivos del fallecimiento, por lo que la causa fue reseñada como “muerte dudosa”. Minutos antes De Grazia había llamado a su pareja para comunicarle que se sentía mal. Al llegar a la casa de la modelo, su novio la halló sumergida en la bañera. La conductora vivía sola.

Un primer informe que elaboraron los agentes que investigan el caso, indicó que en el departamento fueron encontradas sustancias como Rivotril y Cocaína. El levamiento policial indicó además que en un espejo del baño apareció escrito con lápiz labial el siguiente mensaje: “Vos no tenés la culpa de que el mundo sea tan feo”. Se trata de una frase del tema Lágrimas de Oro, de Manu Chao.

En su vivienda, además, se encontró cocaína, un “canuto” para aspirar la droga y el medicamento Ryvotril, informaron fuentes judiciales.

A miles de kilómetros de Buenos Aires, el 11 de febrero Whitney Houston, fallece a la edad de 48 años en un hotel de Beverly Hills (Los Ángeles), inicialmente por causas desconocidas.

En informaciones posteriores, se comunicó que la cantante y actriz estadounidense fue encontrada inanimada en la bañera de su habitación. Su muerte fue determinada a las 15 y 55, del sábado, 12 minutos después del llamado de sus allegados a los servicios de socorro. Los paramédicos le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar por alrededor de 20 minutos, sin lograr ningún resultado. La policía local dijo que “no hay signos evidentes de intención criminal”.

Mientras tanto, algunas fuentes aseguran que murió sumergida en su bañera.

Aunque no hay un reporte oficial hasta realizar su autopsia y análisis forenses, se especula que pudiera haberse quedado dormida por los efectos de un calmante, ya que se sabe que consumía habitualmente Xanax, para controlar la ansiedad. Encontraron evidencia de agua en sus pulmones, lo que sugiere una asfixia por ahogamiento.

Algunos diarios sensacionalistas refieren que  Houston estaba “demasiado mareada por el alcohol y las drogas como para mantener su cabeza afuera del agua mientras resbalaba en la bañadera”.

De acuerdo a la reseña de los diarios, existen coincidencias en ambos decesos.

Además de haber muerto en una bañera, se suma, en ambos casos, la presencia de drogas, soledad y una inmensa depresión. Jazmín tenía 27 años, Withney 48.

Ambas muertes tuvieron amplia difusión, debido a que fueron artistas reconocidas; una a nivel de su país natal Argentina, la otra mundialmente.

Como se puede evidenciar por las crónicas de los periódicos, otros famosos han muerto tempranamente por influencia de la drogas. Los recordados Elvis Presley, Michael Jackson, Amy Winehouse, sucumbieron por este flagelo. Y muchos que están hoy en el tapete de popularidad, son protagonistas de escándalos propiciados por las drogas que consumen.

Pero hay mas, a nivel mundial existen millones de vidas afectadas por el flagelo de la droga, y miles mueren cada día por influencia directa de este perverso fenómeno.

Se puede inferir que detrás de esta trágica situación, existen factores comunes. Por un lado la soledad, depresión, vacío existencial y frustración, del hombre, y por el otro la poderosa industria de la droga, cuyos tentáculos van arropando al mudo de las estrellas, artistas, deportistas, productores; así como a las escuelas, universidades, barriadas, y campos deportivos.

Hoy por hoy, la sociedad, la familia, el hombre, necesitan propiciar esfuerzos para prevenir el consumo de drogas; y por sobre todo crear condiciones para la realización del hombre a la medida de los principios culturales y espirituales de nuestra sociedad; que pueda ejercer dominio sobre sí mismo; y que sea capaz de decir NO, cuando las circunstancias así lo requieran.

De esta manera estaremos haciendo un sustancial aporte para evitar más muertes trágicas en una bañera…   

 

 

ROXANA VARGAS: EL BLOG DE UNA HISTORIA

Un diario constituye la historia de una vida. La generalidad de personas que escriben sus recuerdos, lo hacen privadamente; y guardan celosamente sus tesoros. Con el advenimiento de la Internet, y la aparición de los blogs o bitácoras, ahora cualquiera puede escribir privadamente sus intimides, y darlas a conocer al mundo; tan solo que se utiliza el anonimato o un pseudónimo.

Mediante un blog, se puede expresar lo que se lleva en el alma. Es paradójico que por esta vía es posible comunicarse con millones de personas, que viven en remotos lugares; porque es imposible encontrar alguien cercano para compartir lo que se siente.

La experiencia de esta muchacha venezolana, estudiante de periodismo, de apenas diecinueve años de edad da para pensar mucho.

Una de las circunstancias más dramáticas que puede vivir una persona, es la soledad.

Soledad en medio de multitudes.

Se puede interactuar con muchas personas, vivir entre multitudes, pero ello no significa que se tenga compañía, porque lo que de veras la gente  necesita es de  alguien que se sintonice con ellos; que les escuche, acepte y comprenda, nada más. No se busca consejos, sermones, ni juicios de valor, ni recetas precocidas, ni lástima; tan solo que te permitan abrir el corazón, expresar lo que sientes, y tener un hombro amigo sobre el cual suspirar y llorar.

A falta de ello, un diario es una buena alternativa. Ahora ese diario puede ser electrónico, y en forma de blog circular por la red, una alternativa para drenar cuanto se lleva en el alma, y de esa forma mitigar un poco el dolor.

“…pero si vivieras el infierno en que vivo me entenderías, realmente  siento que la vida es una pérdida de tiempo, hacer el amor no me llena de placer y es algo que no lo he hecho con alguien que ame, ver una pelis tampoco, ir a clases es mi peor pesadilla, escuchar música lo que hace es darme ganas de llorar, bueno tengo que decir que llorar es uno de mis hobbies, es eso me la paso casi siempre. Algo a que siempre le he tenido mucho miedo es a la soledad y creo que por el temor tan grande lo estoy consiguiendo…”

Sobran palabras.

Es significativo el hecho de existan sitios que permitan alojar tales bitácoras; una muestra de la libertad de expresión, una oportunidad para sacar lo que lastima, una posibilidad para que el mundo conozca un poco más sobre la condición humana. En el caso que nos ocupa, una pista para conocer los autores de su desaparición física.

Como Roxana, muchas personas en la soledad de su habitación escriben sobre sus vidas y circunstancias que les rodean; quizá no por motivos tan dramáticos, pero al fin y al cabo encuentran por esta vía posibilidad para expresar lo que sienten.

Pasan desapercibidos entre los millones de páginas publicadas en la red, pero cumplen el cometido para el cual son escritos: divulgar las penas. Pero ello simplemente, no resuelve el problema.

Ante la soledad, el abandono, el dolor conviene buscar alguien que brinde apoyo. Pero por sobre todo reconocer que poseemos recursos interiores que pueden permitir soportar y superar las adversidades. Hemos sido dotados del potencial para ello.

Si acaso la situación se torna tan compleja, que hay un sentido de  impotencia; entonces otra alternativa es buscar en tu dimensión espiritual la fortaleza que se requiere. Acude al Ser Superior tal como lo concibes y pide el oportuno socorro. Encontrarás refrigerio para el alma.

El Apóstol Pablo escribió en Filipenses 4: 6-7:

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

Y la paz de Dios que sobre pasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 

Una voz en el camino…