Archivo de la etiqueta: socialismo

CRISIS VENEZOLANA, OTRA PERSPECTIVA, ¿ALTERNATIVA DE SOLUCIÓN?

Persiste la crisis venezolana sin que se aprecie una solución a corto plazo, se ha intentado distintas alternativas, las que han sido infructuosas; tal vez porque no se ha enfocado acertadamente su origen, evolución, y el cambio requerido para lograrlo.

Para desarrollar nuestro argumento, analicemos el siguiente gráfico:

Observa que en la base de la pirámide se representa al sistema de creencias, el cual determina la estructura total de la personalidad de un individuo, y la suma de ellos, de una sociedad. Aquí está la verdadera causa de la crisis venezolana.

El pueblo venezolano, desde la época del descubrimiento y sucesivas etapas históricas, ha cultivado un sistema de creencias enraizado en la cultura occidental, cuyo fundamento es el cristianismo.

Es decir el sistema de creencias del venezolano está impregnado de la doctrina cristiana, matizado de la ideología cultivada en occidente como es el capitalismo, la república democrática, la libertad de pensamiento, entre otras.

Ahora bien, desde hace aproximadamente un cuarto de siglo por motivos conocidos y ampliamente debatidos, se ha venido imponiendo una ideología en la que se fundamente un sistema opuesto al desarrollado en Venezuela a lo largo de su historia; nos referimos a la Revolución Bolivariana, que se fundamenta en el Socialismo del Siglo Veintiuno, cuyo fundamento es el marxismo, como teoría económica, y como ideología.

Entonces tenemos en la escena venezolana interactuando dos sistemas de creencias totalmente opuestos, e imposible de armonizar. El marxismo es un humanismo materialista, ateo, y propulsor del evolucionismo darwinista. Es un capitalismo de estado, en el que los medios de producción, y los aparatos ideológicos son manejados por el estado.

El cristianismo, como sabemos, está basado en la convicción de un Dios Creador, quien se revela a través de la Biblia, la cual establece principios y valores distintivos a los que se opone la ideología marxista. Por lo tanto se propone cambiar una cultura, unos valores, unas creencias cultivadas durante más de 500 años de historia.

Hay que reconocer que la Revolución Bolivariana no se impuso a la fuerza, ni a través de engaños; los propulsores de ella han sido francos, transparentes en sus propósitos, y los han pregonado insistentemente por todos los medios a su alcance.

¿Cómo ha sido posible que una minoría profesante del marxismo, y del Socialismo del Siglo Veintiuno se haya impuesto en Venezuela?

Afirmamos que es una minoría, en razón de que los estudios demográficos en Venezuela dan fe de que la mayoría de la población venezolana, en un orden del ochenta por ciento es cristiana, desde la perspectiva católica, y de la evangélica, siendo la población católica mayoritaria. Así mismo el análisis estadístico de los resultados electorales, según el CNE, la izquierda venezolana profesante del marxismo nunca alcanzó un quince por ciento de la preferencia electoral< hasta que se hizo con el poder.

Creencias de los venezolanos.

¿Por qué un quince por ciento determina la vida del ochenta y cinco por ciento de una nación? Aquello no sería motivo de conflicto, a no ser que las creencias, los principios, y valores de ambos grupos estén en conflicto.

En este aspecto hay que reconocer que la dirigencia política venezolana, tanto como la espiritual, han obviado, desestimado este conflicto de intereses y se han enfocado en la solución política, electoral, en la conciliación.

Hay que hacer un responsable, serio, y en nuestro caso respetuoso, llamado a los guías espirituales a que asuman su responsabilidad en la solución de la crisis difundiendo los altos valores de la fe cristiana, de nuestros principios, y de las creencias que profesamos fundamentados en la Biblia, la Santa Palabra de Dios.

No se trata simplemente de proponer la evangelización tradicional, que parte de una realidad errada; la generalidad de cristianos evangélicos se plantean un pueblo, una sociedad de inconversos, lo cual no es del todo cierto; la mayoría son conversos, es decir creen en Jesucristo, aceptan la doctrina bíblica como norma de conducta; conocen el credo, han hecho catequesis. Aunque practican algunas tradiciones que se apartan de la verdad bíblica.

Entonces la cristiandad en Venezuela precisa un reforma profunda, una vuelta a la Biblia, tal como en los tiempos de Lutero.

Resultado de imagen para solo cristo solo la fe solo la gracia

Muy acertadamente el apóstol Pablo escribe a los romanos, en el capítulo doce de su carta, verso dos, una sentencia determinante: “Cambia tu manera de pensar, y así cambiará tu modo de vivir.” DHH. Y eso es lo que ha venido ocurriendo en Venezuela, se pretende un cambio de creencias, que implica un cambio de modo de vida.

A este respecto, un gran profeta de Israel, en nombre de Jehová dijo:

         Mi pueblo perece por falta de conocimiento. Oseas 4:6.

El profeta se refiere al conocimiento derivado de la Palabra de Dios, al conocimiento de Dios; esa carencia es devastadora, de consecuencias similares a la vivida en Venezuela.

El pueblo venezolano adolece dos carencias. La primera es el desconocimiento de la Palabra de Dios lo que lleva a no practicar sus principios, valores, doctrinas; y la segunda  es ignorar lo que es el Socialismo del Siglo Veintiuno, y su fundamento ideológico, el marxismo.

Y respecto de la ignorancia de lo que es el marxismo y lo que representa para un pueblo, lo afirmamos en sus dos significados: Ignorar, no conocer, no tener información sobre algo, como ignorar los principios de la mecánica cuántico, entre quienes no han estudiado física; y también ignorar en el sentido de conocer algo, pero hacer caso omiso, desatender, es el caso de ignorar el límite de velocidad impuesto en un trayecto de la carretera, aun conociendo las leyes de tránsito.

Y eso ha ocurrido en Venezuela entre los dirigentes políticos, y entre algunos líderes espirituales; y esa doble ignorancia no ha conducido a la grave crisis que soportamos.

Es incongruente, e incomprensible desde todo punto de vista que un líder cristiano, cuya fe se fundamenta en la Palabra de Dios, mezcle los principios bíblicos con la ideología marxista, que es opuesta por definición al cristianismo.

Aclaro que no estoy sugiriendo prejuicio alguno contra la filosofía marxista, y quienes la profesen, pues al estudiar sociología y filosofía se esclarece su fundamentación teórica y científica. Y ellos tienen el derecho humano fundamental de pensar con libre albedrío, y difundir sus creencias sin limitación alguna.

Nuestra reflexión se orienta hacia la necesidad del fortalecer la fe, los principios, los valores, de la Palabra de Dios, la difusión y práctica de los mismos entre el pueblo cristiano.

La Biblia tiene la respuesta a la crisis venezolana, establece las pautas de resolución, y contiene la estrategia para transformar el País. Pero requiere hombres y mujeres comprometidos con esos principios, y fundamentalmente con la práctica de ellos.

Resultado de imagen para biblia

Todo cristiano ha leído y recuerda nítidamente las siguientes instrucciones:

Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, Salmos 33:12

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocada,, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14.

Nunca se apartará este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas y guardes todo lo que en él está escrito; porque entonces  harás prosperar tu camino, y todo te sañdrá bien. Josué 1:8.

Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; más en la multitud de consejos hay seguridad.  Proverbios 11:14.

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Génesis 12:2.

Es un hecho que tales textos tienen como destinatario al pueblo de Dios, Israel, sin embargo, los mismos tienen aplicación para toda persona, y pueblo que tenga a Jehová, el Dios de Israel, como su Dios.

Entonces falta mucho por hacer en Venezuela, se requiere un despertar espiritual, una renovación de la mente; una reforma profunda como la propiciada por Lutero en su momento.

Requerimos un hombre de Dios, llamado por Dios, empoderado por Dios para encender la chispa de ignición que produzca un gran avivamiento espiritual; “todo tiene su tiempo, y todo lo que se hace debajo del sol tiene su hora.

Mientras llegue ese esperado momento, ¿Por qué no te animas y procedes tal y como recomienda 2 Crónicas 7:14?

¿Y si tu estas entre los llamados a propiciar el despertar espiritual de Venezuela? José en Egipto, ni se imaginaba la magnitud de la misión encomendada por Dios, y cumplió su parte.

Tal vez para esta hora haz llegado donde estás.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Notas Personales

Imágenes: Google

10 DE ENERO, DÍA CRUCIAL PARA VENEZUELA

El 10 de enero es una fecha que genera grandes expectativas a nivel continental, y tal vez en todo el mundo.

Para ese día está previsto que el Presidente de Venezuela asuma el cargo para ejercerlo durante un nuevo período de seis años.

Lo que hace relevante ese hecho es que la oposición venezolana, diversos países, y organizaciones intencionales cuestionan la validez de las elecciones donde el mandatario fue reelegido, por lo cual, al materializar la asunción de la presidencia, está usurpando dicho cargo.

Ese es el argumento de los factores de oposición, de los presidentes de varios países del continente, y de la Unión Europea.

El conflicto que se vive en Venezuela,7 tiene su origen en el enfrentamiento de dos corrientes antagónicas a nivel mundial, que se agudiza en la actualidad. Es la lucha por establecer regímenes socialistas de izquierda, desplazando a los gobiernos democráticos, tildado de derecha.

Esta confrontación, como se sabe, no es local, ni regional; es de carácter mundial, en que las grandes potencias que representan los polos opuestos hacen inclinar la balanza.

Muchos en Venezuela, y fuera de ella, creen que el 10 de enero es un punto de inflexión, de quiebre; que significa el movimiento fatal que impulsará el desplome del gobierno. Y abonan aquella esperanza en la creencia de que la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, respaldada por el TSJ en el exilio, y con las simpatías de los países amigos van a poner fin al régimen actual.

Sin embargo, hay que estar conscientes de que la salida a la crisis venezolana no se materializará con los buenos deseos y las estrategias políticas de los nuevos actores al frente de la oposición venezolana.

El destino de Venezuela será determinado por los acuerdos de las grandes potencias mundiales.

Venezuela no se asemeja a Cuba o Nicaragua, grandes países desde el punto de vista humano, folklórico, turístico, o sentimental; pero no tienen la ubicación geográfica, ni los ingentes recursos como el petróleo, metales preciosos, e incluso radioactivos, a demás de otros recursos como el hierro, suelos fértiles, y abundancia de agua.

Es tal la riqueza de Venezuela que se le puede considerar similar a la prometida a los hijos de Abraham; tierra que “‘fluye leche y miel”. Esto podrá parecer exagerado, y hasta irreverente por algunos, pero es la verdad.

Esta verdad, y las luchas de las potencias mundiales por establecer sus esquemas políticos y económicos, son las que en definitiva determinarán el destino de Venezuela.

Lamentablemente, por los inconcebibles y repudiables desaciertos de los dirigentes políticos venezolanos, la solución de la crisis que se ha convertido en tragedia humanitaria, no se resolverá en instancias locales.

Observamos el arribo de un escuadrón de aviones de guerra de última generación provenientes de una potencia mundial, está vez amistosamente, con fines de exhibición; sumado a este hecho, un país de Oriente, amigo del gobierno venezolano, anuncia el envío de una flota de barcos de guerra.

Todo aquello porque algunos líderes de Occidente han anunciado la posibilidad de una intervención a Venezuela, con propósitos humanitarios para paliar la crisis.

De modo que según el panorama que observamos, la crisis venezolana se está resolviendo como una partida de ajedrez, donde los contrincantes mueven las piezas según la estrategia más provechosa. Y pueden estar seguros de que quienes definen las jugadas y mueven las piezas no están en el País.

Así pues no hay que crear expectativas de que el juego está resuelto, y la partida ganada.

Esto es desalentador, podría pensarse, pero no hay que olvidar quien definitivamente determina el destino de los pueblos y de las grandes potencias. Nos referimos a Dios y su soberanía quien establece el devenir de los pueblos. Ello lo comprobamos en la historia y en la Palabra de Dios.

Esto puede asociarse al pensamiento mágico, o fanatismo religioso, más como dijimos antes, la Biblia y la histórica lo confirman. Sobre este aspecto Israel es un paradigma, un ejemplo.

  • Israel ocupa su territorio por disposición de Dios, Josué 1:3-4.
  • Se divide en dos naciones, Israel y Judá, permitido Divinamente, 2 Crónicas 11:1-4.
  • Israel es llevado al cautiverio por los asirios y es disperso hasta hoy, 2 Reyes 17:18; 18:11-12.
  • Judá es llevado al cautiverio por los babilonios, lo dura 70 años, 2 Crónicas 36:17-21.
  • Judá, pasado los 70 años, retorna de la cautividad, Esdras 1:1-4.
  • Jesús predice la destrucción del Templo y de Jerusalén, Mateo 24:1-2.
  • En el año 70 DC, Jerusalén y el Templo son destruidos por los romanos.
  • El 14 de mayo de 1948, Israel se constituye como Nación libre e independiente, evento predicho en la Biblia, Isaías 66:8:

Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.

Se puede cuestionar el contenido de la Biblia, más en lo tocante a Israel, es imposible negar su existencia y sus antecedentes. Allí está en el Medio Oriente, deslumbrante, un testigo fiel de la intervención Divina en el acontecer de los pueblos.

Al hacer referencia a Israel es para advertir que el destino de Venezuela, y la salida de la crisis que se vive, se decide más allá de lo que dispongan las superpotencias, porque ellas mismas, su auge y caída, está sujeto a la Suprema Voluntad de Dios.

Por lo tanto, el día en que Venezuela comienza el proceso de salida de la crisis, de su recuperación y reconciliación, está determinado por Dios.

Para acelerar aquel momento, el pueblo de Dios es un elemento determinante. Es que la Escrituras revela que Dios escucha el clamor de su pueblo y puede aún cambiar cierta adversidad, o alguna desicion fatal, a pedido de sus hijos.

Ana, aquella atribulada mujer esteril, clamó al Padre y como respuesta le fue concedido concebir un hijo; a Samuel, un prominente hombre de Israel, 1 Samuel 1:10-11.

Así mismo Ninive, la ciudad que al arrepentirse cambió su destino, Jonás 3:5-10.

Cuando Israel levanta un becerro de oro en el desierto, desafiando a Dios, éste decide consumirlos por su pecado; más Moisés ora pidiendo clemencia y Dios cambia su sentencia, Éxodo 32:7-14.

Abundan otros casos similares en los que Dios, respondiéndo al clamor de sus hijos, cambia las adverdidades. Esto incluso inspira al salmista para escribir: “Has cambiado mi lamento en baile” Salmos 30:11.

Consecuente con esta actitud, el mismo Dios refiere en Jeremías 33:3:

Clama a mi, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces.

Por lo tanto, en consideración a lo revelado en la Sagrada Escritura, el pueblo de Dios debe declarar el día 10 de enero como Dia de CLAMOR POR VENEZUELA.

Un día de clamor, confesión y arrepentimiento, para propiciar la reconciliación y restauración de la nación venezolana.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: RVR60 tomada de http://www.biblegateway.com

Notas personales

Imagen: Google

EL GIRO DE BRASIL A LA DERECHA, CONSECUENCIAS PARA AMÉRICA

El giro que ha dado la política brasileña con Jair Bolsonaro en la presidencia del gigante país suramericano ha sido tildado como hacia la extrema derecha, y generado grandes expectativas en el mundo.

¿Qué significa la derecha? Se identifica a la derecha política como la corriente que dentro del espectro político defiende la conservación de los valores éticos y el orden social tradicional, propugna la democracia, también se le asocia a la defensa de la propiedad privada, y de las libertades individuales.

A la izquierda se colocan quienes luchan por la igualdad y justicia social y pretenden un cambio de la estructura social, algunos por la vía democrática, otros por medio de una revolución.

En acuerdo a estas premisas políticas, unos son conservadores, la derecha; otros progresistas, la izquierda.

En este análisis sencillo de las grandes tendencias políticas que luchan por ocupar espacios en el mundo, destaca el hecho de que ambas corrientes pretenden propiciar, por vías opuestas, un anhelo del hombre, fundamental: calidad de vida, progreso, desarrollo, libertad, justicia social. Todo resumifo en una palabra: felicidad.

Ahora bien, considerando la situación actual del mundo, podemos afirmar que los propulsores de dichas corrientes antagónicas han fracasado estrepitosamente en la implementación de sus modelos, y al respecto Venezuela es un doloroso paradigma.

En este maravilloso país, con un potencial incalculable de recursos humanos y naturales ha retrocedido en su desarrollo al punto de ser el país más pobre de las tres Américas. A pesar de los esfuerzos de la derecha y de la izquierda en promover su desarrollo.

En Venezuela se evidencia el fracaso de la derecha, y la ultraderecha por un lado; y de la izquierda y ultraizquierda por el otro; representados en los partidos socialdemócratas, socialcristianos, y de la izquierda marxista.

Este oscuro panorama revela otra realidad, y es que el cristianismo no ha impactado con la fuerza transformadora de su fe a la sociedad venezolana. De haberlo hecho, otra sería la realidad.

Esto tiene que ser motivo de reflexion a los lideres católicos, como a los evangélicos. Y son muchos los temas a reflexionar de manera objetiva, sincera, desapasionada.

La Biblia contiene un mensaje renovador, transformador, capaz de generar cambios profundos en la sociedad; así mismo demanda en sus páginas justicia social, igualdad, respeto a la condición humana; e incluso establece las pautas para la prosperidad de los pueblos.

Este aciago tiempo que vive Venezuela, sumida en tan descomunal crisis humanitaria, es un reto y una oportunidad, para que los cristianos asuman el rol histórico que las circunstancias demandan.

No se trata de adoptar posiciones contra la izquierda, ni de rechazar a la derecha; el reto es asumir el poderoso mensaje contenido en la Sagrada Escritura, internalizarlo, vivirlo intensamente; y con mente renovada promover la transformación del hombre.

Sin embargo, y aunque se ha repetido insistentemente, primero necesitamos renovarnos nosotros, los cristianos.

La historia relate la realidad de que pequeños remanentes de personas inspiradas en la Palabra de Dios han generado cambios profundos en los pueblos.

Es que la renovación de una persona es evidente, y se contagia. El Nuevo Testamento relata cómo un pequeño grupo de personas iniciaron un proceso de renovación que alcanzó gran parte del imperio romano.

También Pablo es un ejemplo de lo que aca afirmamos, un encuentro personal con Jesucristo cambió su vida, y ese cambio influyó en infinidad de personas. Quien estuvo en las cercanías de Pablo recibió el poderoso mensaje del Evangelio de Jesucristo, lea la carta a Filemon.

En la salida de la crisis venezolana, los cristianos necesitan entender, aceptar, asimilar, que la misma es posible adoptando la recomendación bíblica:

Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta quesonsuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Esta cita ampliamente conocida, memorizada, e insistentemente repetida, contiene un mensaje esperanzador, que Dios puede revertir la crisis venezolana, y quiere; con el requisito previo de “convertirse de los malos caminos”, “buscar su rostro”, “orar”; parece tan sencillo, y lo es. Ese acto humilde, sincero, sentido, nacido en el corazón del pueblo venezolano que cree en Dios, es una alternativa de solución.

En conclusión, no es girar a la derecha, o a la izquierda para resolver la crisis venezolana y del mundo. Las ideologías no han sido eficaces para resolver la crisis del hombre.

Entonces es el momento de buscar a Dios, no como solución mágica, sino confiados en su Palabra, y poniéndola en práctica promover los cambios personales, del prójimo, del entorno.

Ahora, poner en práctica la Palabra no significa asistir los domingos a misa, o al culto, rezar el Padre Nuestro, y leer la Biblia, simplemente; se trata de poner en ejercicio cotidiano sus enseñanzas, tales como: amor al trabajo, responsabilidad, humildad, integridad, respeto a los derechos humanos, justicia social, libertad, respeto a la propiedad privada, valores que son comunes en los países desarrollados, del primer mundo, que sin ser cristianos, como Korea del Sur y Japón, están a la vanguardia en lo que a prosperidad se refiere.

Cuanto más si se es cristiano y se practican aquellos valores, cuyo fundamento es la Biblia, la Palabra de Dios.

La Biblia tiene un sencillo pero desafiante mensaje: “Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová.” Salmos 33:12.

Dios bendiga a los venezolanos.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway. com

Onceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

EL FINAL DE UNA UTOPÍA

Por los años 90 un grupo de partidos latinoamericanos de izquierda organizaron el Foro de São Paulo, convocados por el Partido de los Trabajadores de Brasil en São Paulo.

El Foro fue constituido con el objeto de unir esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda, para debatir sobre el escenario internacional después de la caída del Muro de Berlín, y las consecuencias del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe.

En el momento de su fundación en 1990 el único miembro que ejercía el poder ejecutivo en un país soberano era el Partido Comunista de Cuba; gracias a los esfuerzos de sus fundadores, veinte años después la mayoría de sus miembros accederían mediante las urnas a ejercer el gobierno en distintos países o formarían parte de coaliciones oficialistas, otros llegarían a ser primera fuerza de oposición.

Se tiñó de rojo el continente suramericano.

Imagen tomada de Wikipedia

La elección de Hugo Chávez en 1998 en Venezuela representó la llegada al poder del primer gobierno de izquierda en muchas décadas en Latino América, y el primer gobierno de un partido miembro del Foro de Sao  Paulo, el entonces MVR futuro PSUV, después de Cuba.

Le sigue Luiz Inácio Lula da Silva del Partido de los Trabajadores en 2002 en Brasil, luego Tabaré Vázquez del Frente Amplio en Uruguay en 2004, Evo Morales por el Movimiento al Socialismo en Bolivia en 2005, Michelle Bachelet del Partido Socialista de Chile en 2006, Rafael Correa por Alianza PAIS en Ecuador en 2006, Daniel Ortega por el Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua en 2006, Fernando Lugo por la Alianza Patriótica para el Cambio (hoy Frente Guasú) en Paraguay en 2008, José Mujica por el Frente Amplio en Uruguay en 2009, Mauricio Funes del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional de El Salvador en 2009, Dilma Rousseff por el Partido de los Trabajadores de Brasil en 2010, Ollanta Humala por el Partido Nacionalista de Perú en 2011.

Como se sabe, y lo informan los medios de comunicación,  en la anterior lista, la mayoría de presidentes mencionados han sido acusados de actos de corrupción, y sus proyectos políticos de reivindicación, de acuerdo a sus adversarios, solo sirvieron para provecho personal de sus promotores y allegados.

Emblemático es el caso Lula, cuyo partido de los Trabajadores, organiza el Foro de Sao Paulo, y le lleva al poder; hoy está en prisión acusado de una trama de corrupción inédita en Brasil.

Esta cruda realidad significa el derrumbe de una utopía, un sueño de muchos revolucionarios, que en el Continente veían con esperanzas el auge del socialismo.

Es decir, en el continente suramericano se vive una realidad visualizada en la Caída del Muro de Berlín: el comunismo, y su precursor el socialismo, son ideologías, cuyos postulados se aprecian atractivos en los libros, en las proclamas, y en los encendidos discursos de sus ideólogos; pero que una vez puestos en práctica muestran su verdad, siendo Cuba y Venezuela modelos de aquella.

Imagen relacionada
Caída del Muro de Berlín.

Uno recuerda con nostalgia los versos de la tristeza que embarga a los pobres al oír la lluvia en los “Techos de Cartón”; una desgarradora situación, que el socialismo no pudo resolver. Y en el fondo el socialismo es eso, un poema, una utopía, un deseo de cambio, que es solo eso: un deseo.

¿Por qué Suramérica compró los ideales del socialismo?

Por sus deseos de justicia social, de libertad, de progreso, de una vida digna, de satisfacer al menos sus necesidades básicas, que la otra ideología tampoco pudo satisfacer.

Y ante el derrumbe del socialismo, ¿Qué? Volveremos a aquellas que propiciaron el caldo de cultivo del Socialismo. Al fin y al cabo las canciones de protesta como los “Techos de Cartón” describen fielmente el legado de la Socialdemocracia, y el Socialcristianismo en Venezuela, que con sus ejecutorías no solo inspiraron al poeta de protestas, sino verdaderos ranchos de lata y cartón.

¿Cuál es el problema de fondo?

Ciertamente no es la ideología socialista, ni la socialdemocracia, el socialcristianismo, el capitalismo, u otra ideología o teoría económica que se cree y practique.

Son las personas que dicen adscribir aquellas ideologías, pero al hacerlas realidad dejan que su naturaleza humana desvirtuada, las lleven al fracaso.

Reflexionar en esta realidad tiene que conmover.

Ahora bien, si aquellas ideologías y teorías económicas han fracasado radicalmente en Venezuela, los cristianos necesitamos evaluar también la cuota de  responsabilidad en este estado de cosas; a nosotros se nos ha encargado proclamar el evangelio de Jesucristo, y a extender el reino de los cielos.

Y ese mensaje ha transformado vidas, naciones enteras, influido en Continentes; lo que Venezuela necesita hoy un despertar espiritual semejante al ocurrido en Europa, iniciado por Lutero y sus tesis reformadoras colocadas en la Catedral de Wittenberg.

En este sitio, en escritos anteriores, se ha reflexionado acerca de la responsabilidad del pueblo cristiano en la salida de la crisis  venezolana.

Uno lee la Biblia, y observa que ella contiene los principios para la transformación de los pueblos.

La Escritura está colmada de insistentes llamados que atendidos surtirán efectos constructivos, permitirán la solución a nuestros problemas.

La Escritura clama por justicia social, lee y medita Miqueas 6:6-15, aquella que los pobres también urgen, y es la chispa que enciende el Foro de Sao Pablo.

La Escritura demanda líderes dignos, lee Malaquías 1:6-12; en realidad todo el libro de este último profeta es una joya de advertencias para los guías espirituales de los pueblos.

La Escritura afirma: Bienaventurada la Nación cuyo Dios es Jehová, el pueblo que el escogió para sí. Salmos 33:12.

Realmente, sin menospreciar las propuestas del foro de Sao Pablo, los cristianos poseemos el mensaje, y la estrategia capaces de transformar a Latinoamérica y al Mundo.

¿Cómo y cuándo  Venezuela será una nación bienaventurada?

Cuando cada cristiano asuma responsablemente las demandas de la Palabra de Dios, cumpla Mateo 28:19-20, y Hechos 1:8; ese día “… nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación…”, Malaquías 4:2.

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Wikipedia e Imágenes Gooble

EL SENDERO QUE NOS CONDUJO AL 30 DE JULIO

Para entender el origen de la crisis que vivimos hoy, necesitamos hacer una revisión total del panorama, evitando enfocar un retazo del mismo.

Muchos ponen la mira sobre lo que ha ocurrido alrededor del 30 de julio, y explican la problemática erradamente, ponen en el actual presidente el origen de este desastre que vivimos. Para comprender como hemos llegado hasta este punto, necesitamos hacer un análisis retrospectivo, ver el panorama total, ampliar la visión.

Resultado de imagen para 30 de julio

¿Qué es lo que está ocurriendo? El 30 de julio se da un paso importante en la estrategia de materializar el Socialismo del Siglo XXI, a través de una Asamblea Nacional Constituyente, ese hecho ha conmocionado al País, al Mundo, y activado los mecanismos urgentes para tratar de evitar que a través de aquel instrumento cumplan su promesa de establecer una sociedad comunista.

El pueblo ha salido a la calle; y decena de jóvenes han sacrificado sus vidas tratando de impedir el propósito de la ANC. Sin embargo, tenemos que preguntarnos objetivamente, ¿Es que acaso los propulsores de la Revolución Bolivariana escondieron su objetivo de llevar a Venezuela a lo que proponen hacer con la ANC? Sabemos la respuesta.

Recordemos el pasado. Desde que el expresidente Chávez declaró su ideal de convertir a Venezuela en un País socialista, se alió con Cuba, y comenzó a propagar por otras Naciones de la Región su proyecto; se hacía evidente que un día tendría que dar el paso definitivo, y el 30 de julio se dio.

 ¿Cómo llegó Chávez el poder? Sabemos que él no dio un golpe de Estado, sino con los votos de una aplastante mayoría, y baja abstención.

¿Por qué llegó Chávez al poder? Debido al derrumbe de la denominada “Cuarta República”. Quienes vivimos aquellos días sabemos que los partidos políticos del llamado “Pacto de Punto Fijo”, AD y Copei, junto a sus pequeños aliados, llevaron al País a la ruina, a una crisis institucional sin precedentes para aquel momento. Para certificar esto, vayan a las hemerotecas de los diarios nacionales, o de las bibliotecas; a las videotecas de los canales de televisión, y revisen la prensa escrita y audiovisual de los meses previos al triunfo de Chávez.

Surge la figura de Chávez, inmortalizado al tratar de humillarle, luego del 4F, presentándole en cadena nacional para darle espacio y proclamar su famoso “por ahora”.

Resultado de imagen para 4f hugo chavez

Finalizando el período del “chiripero”, alianza de pequeños partidos que llevaron al poder al fallecido presidente Caldera, quien le dio una estocada mortal a los aliados del “Pacto de Puntofijo”, Hugo Chávez propone su nombre para ocupar Miraflores, comienza con pocas opciones.

En la acera del frente Irene Saez, por Copei; Luis Alfaro Ucero, por AD, y Salas Romer, por Proyecto Venezuela se lanzan al ruedo electoral. Sin embargo ocurre un fenómeno, los grandes diarios venezolanos, que aún siguen circulando; los canales de Televisión; las cadenas de radio, dedicaron sus editoriales, programas estelares, y noticieros a promover la candidatura de Hugo Chávez. Aun recordamos el verbo de Napoleón Bravo, de Alfredo Peña, y de otros locutores que todavía dejan oír sus voces en la radio. Ellos fueron los  voceros de Hugo Chávez que no tenía partido fuerte que le apoyara. Esto igualmente lo pueden certificar en las hemerotecas y videotecas antes mencionadas.

En un momento dado, AD y Copei se dan cuenta que su causa es perdida, que no van a llegar a Miraflores, entonces obligan, pocos días antes de las elecciones, que sus candidatos renuncien para asirse de Salas Romer, en un intento por salvarse del naufragio, más aquel peso muerto hundió la esperanza del eficiente gobernador de Carabobo. El pueblo reacciona con rabia por la absurda determinación de los partidos del estatus, y acciona el “voto castigo”.

Resultado de imagen para destituyen a irene saez como candidata

Escribí sobre esto un artículo titulado “Aprendamos de la Historia”. Al final de este escrito se da el enlace.

Chávez llega al poder con el aval de la mayoría de los venezolanos; ya en Miraflores declara su propósito de iniciar la Revolución Bolivariana para instaurar en Venezuela el Socialismo del Siglo 21. Esto no ocurrió el año pasado. Son más de 17 años anunciando, advirtiendo, accionando su proyecto político, de convertir a Venezuela en un Estado Socialista. Ellos han sido honestos, transparentes, claros con sus propósitos. No han engañado a nadie. Recuerda esto: Ni Hugo Chávez, ni Nicolás Maduro han engañado a nadie. Ellos prometieron llevar a Venezuela a un Estado Socialista, y la están cumpliendo.

¿Qué ha pasado en estos  años cuando se promovía el Socialismo del Siglo 21? Usted lo sabe, lo ha vivido. Sobre este aspecto escribí, “En Venezuela no hay Conflicto, Se Impone un Sistema”, la dirección electrónica se ofrece al final de este escrito.

Hemos llegado a este punto porque los dirigentes sociales, políticos y religiosos, que nunca alertaron sobre el significado de la propuesta Revolucionaria, para que el pueblo estuviese claro de lo que ese proyecto significa. Peor aún, muchos sacerdotes católicos, y pastores evangélicos, se restearon con el proyecto Bolivariano mostrando con ello una lamentable y doble ignorancia.

Ignoraron lo que es el socialismo, que lleva al comunismo, inspirado por el marxismo; una ideología por definición atea, humanista y materialista; aquello lo estudia la sociología; disciplina que se cursa en los liceos y en las universidades. Y en los Seminarios e Institutos Teológicos, se analiza aquella ideología en los cursos de filosofía y sociología de la religión. Apoyar el Socialismo del Siglo XXI, es aceptar sus postulados.

Resultado de imagen para socialismo del siglo xxi

Otra cosa que ignoraron los sacerdotes católicos y pastores evangélicos afectos al Socialismo del Siglo XXI, es la Palabra de Dios; en realidad no es desconocer la Palabra de Dios, sino desatender sus demandas.

3 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. 4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 2 Timoteo 2:3-4.

24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Mateo 6:24.

Otros responsables de la crisis, son los dirigentes de los partidos que no están alineados con la Revolución Bolivariana. Ellos, agrupados en la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tampoco han sido leales con el País. Ellos están pendiente de quien va a ser presidente, gobernador, alcalde; u ocupar un cargo en la Administración Pública, y no han enseñado a sus seguidores el verdadero significado del Socialismo del Siglo 21. Les falta ideología, sensibilidad social; son pragmáticos; dan más importancia al valor práctico de las cosas sobre cualquier otro valor.

Por tal motivo, quienes el 30 de julio se abstuvieron de votar, conscientes de lo que enfrentaban; por fin despertaron a la realidad, misma que no les fue advertida claramente por los dirigentes, sino que comprendieron al leer la propuesta de la ANC, que va en serio.

En este aspecto, cobra vigencia una extraordinaria cita de la Sagrada Escritura, que fue objeto de un artículo anterior en este sitio, cuya dirección electrónica se da al final de este post:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6.

Hago alusión a aquellos hechos, simplemente para explicar por qué el pueblo venezolano estuvo sosteniendo con sus votos a la Revolución Bolivariana hasta el 30 de julio. Ese hecho cierto, el respaldo con votos, dio a los promotores de la Revolución Bolivariana aval para llevar adelante su proyecto. Vea las estadísticas electorales del CNE en su página web.

Llegado a este punto, necesitamos resolver esta crisis, conscientes del pasado, conscientes igualmente de la realidad presente, aspirando un futuro mejor. Sobre todo, confiando en Dios.

Pero la solución a la crisis venezolana, llegado a este extremo, es el dialogo, la negociación, el acuerdo, entre las partes. Pero un dialogo transparente, público, con actores creíbles.

Al dialogo deben ir personas de la sociedad civil, rectores de las universidades, representantes de asociaciones civiles creíbles; con acompañamiento internacional que propicie un entendimiento, una solución de compromiso, en la que no haya perdedores.

Y hay que proponer un Gobierno de Transición que estabilice al País, y promueva la Reconciliación Nacional.

El Gobierno de Transición, para promover la estabilidad y la reconciliación Nacional, como su nombre y propósitos lo indica, es un Gobierno integrado por personas cuyo objetivo es pacificar el País, “desrradicalizar” al pueblo, “rehermanarnos”, para una convivencia pacífica, que permita resolver los principales problemas del País: el hambre, la pobreza, la carencia de medicinas, la inseguridad, el funcionamiento de los servicios públicos.

Y en ese Gobierno de Transición deben estar representados todos los sectores. Es decir integrado por representantes de quienes proponen el Socialismo del Siglo 21, el denominado “chavismo”, como por actores de la oposición. Una estrategia para reunificar el País, uniendo la cúpula.

Pretender un Gobierno de Transición para perseguir  y erradicar el “chavismo” es absurdo. El “Chavismo” es un sentimiento en gente que se vio dignificada por la propuesta del “Comandante Eterno”. Quien les prometió conceder lo que durante muchos años, por lo menos a ellos, le fue negado.

Una pregunta que necesitamos responder los sacerdotes católicos, los pastores evangélicos, y los rabinos judíos, que ministramos en Venezuela, y los dirigentes políticos, es: ¿Por qué Chávez llegó a lo más profundo en el corazón de los venezolanos? ¿Por qué vieron en él alguien que les solucionaría sus problemas y satisfaría sus necesidades? ¿Por qué se vieron identificados con su Comandante Eterno? ¿Qué esperaban de él?

Resultado de imagen para el comandante eterno

Creo que una autocrítica no nos vendría mal.

Los cristianos, o al menos los dirigentes; y los líderes políticos, no estamos interpretando la realidad del venezolano, sus  necesidades, sus carencias, su soledad, su desesperanza, su desencanto, su vacío, su hambre.

Y a los cristianos se nos se nos demanda, llevar un mensaje de consuelo, de renovación y restauración. Proclamar por todos los rincones de Venezuela el mensaje renovador y vivificador de Jesucristo.

Por lo cual, para reunificar al País hay que comenzar por el pueblo de Dios, unirse en un solo propósito: la restauración del venezolano para que Venezuela sea restaurada, según la visión de Romanos capítulo ocho.

Y los políticos reencontrase consigo mismos, y aprender lo que es la convivencia pacífica, aun con quienes nos adversan; que no son enemigos, sino venezolanos que piensan distinto.

Siguiendo con el proceso de transición.  Luego de aquel período de transición, con duración definida de antemano; volver a la normalidad democrática, llamar a elecciones y permitir que conscientemente el pueblo decida sus gobernantes.

Algo que no debemos permitir, es una transición que nos lleve a la “Cuarta República”, al pasado. Necesitamos un gobierno integrado por personas que realmente nos sitúen en el Siglo XXI, a la par de los países desarrollados, entre los cuales Japón es un gran ejemplo. Una Nación, que sin ser cristiana, pero poniendo en práctica los valores contenidos en la Palabra de Dios surgió de las ruinas, tras la Segunda Guerra Mundial, a ser un País desarrollado, respetado, próspero, una potencia mundial.

Por otra parte, si hoy se quiere juzgar políticamente a quienes están en el gobierno, por su mal desempeño, y por llevarnos al borde del Socialismo Bolivariano; entonces hay que llevar al banco de los acusados a unos cuantos que los apoyaron hasta el 30j, y a otros que se hicieron de “la vista gorda” para su propio beneficio.

Dicho todo esto, ¿Qué necesita hacer el pueblo de Dios?

Asumir una postura consecuente con las demandas de la Palabra de Dios.

Aquí es importante la gran cita de Pablo en 2 Corintios 5:17:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas.

Estar conscientes de su alta responsabilidad en la resolución de la crisis venezolana, actuando apegado a la Palabra de Dios:

Primero. Poner en práctica sincera, fervorosa y humildemente el llamado de 2 Crónicas 7:113-14:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Sigamos la secuencia: Humillarse; orar, buscar el rostro de Dios; arrepentirse, convertirse de los malos caminos; para que Dios nos oiga, perdone los pecados, y sane a Venezuela. Recuerda: “El hombre que reprendido endurece la cerviz, de repente será quebrantado, y no habrá para él medicina”, Proverbios 29:1.

Segundo, ser actores activos en el proceso de reconciliación y restauración nacional, tal y como se indica en 2 Corintios 5: 18, “nos dio el ministerio de la reconciliación”, ministerio dado por Jesucristo. Bienaventurado los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios”, Mateo 5:9.

Tercero, predicar intensamente el evangelio de Jesucristo, “Porque no envió Dios a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado”, Juan 3:17-18.

Pueblo de Dios, este es un momento crucial; de ti depende el futuro del País. Procede apegado a la Sagrada Escritura, que es tu norma de fe y conducta.

Bienaventurada la Nación cuyo Dios es Jehová, Salmos 33:12.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

2 DE OCTUBRE, LA GRAN LECCIÓN DEL PUEBLO COLOMBIANO

Con el NO votado en el Plebiscito por el Acuerdo de Paz con la FARC el pasado domingo, pueblo colombiano deja una importante lección a las Naciones del mundo.

Resultado de imagen para plebiscito en colombia

En el ámbito institucional, que los órganos del Estado funcionan adecuadamente. El ente encargado de los comicios actuó sin mayores dilaciones, ejerciendo sus funciones sin parcialidad alguna; constituyéndose en un elemento clave del proceso. Por otra parte el pequeño margen a favor, no fue motivo de controversia. Simplemente se aceptó la mayoría, por ínfima que esta fuese.

Desde una perspectiva política el pueblo colombiano fue informado de lo que estaba en juego, y conscientemente acudió al acto. Es que en los acuerdos de Paz no solamente se jugaba un cese al fuego, y el retorno pacífico de los insurgentes a la vida civil; también se vislumbraba la aceptación a la ideología que inspira sus luchas, el marxismo, el comunismo, que como sabemos propone un cambio de paradigma en lo social y económico, con nefastas consecuencias para los pueblos que cayeron bajo sus  garras, Venezuela y Cuba modelos de ese fracaso denominado socialismo marxista.

Resultado de imagen para plebiscito en colombia

En lo social, el acuerdo extrañamente contenía algunos principios objetables desde una perspectiva cristiana. En el Comunicado Conjunto Número 82, firmado en la Habana, Cuba, el 24 de julio de 2016, las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP presentaron el resultado de la inclusión del enfoque de género en los acuerdos alcanzados hasta la fecha por la Mesa de Conversaciones. En uno de sus párrafos afirma:

La inclusión de un enfoque de género en un proceso de paz como éste no tiene antecedentes en el mundo y busca fundamentalmente crear condiciones para que mujeres, y personas con identidad sexual diversa  puedan acceder en igualdad de condiciones a los beneficios de vivir en un país sin conflicto armado.

Hombre con cartel a favor de la comunidad LGTB en Colombia

Los cristianos también respetamos esos derechos.

Hay otros aspectos en los cuerdos relacionados con la justicia y la equidad, que fueron duramente cuestionados y documentados en la prensa colombiana e  internacional.

En Colombia los líderes espirituales cristianos, católicos y evangélicos, hicieron valer su misión, y sin temor alguno orientaron a sus feligresías, y al pueblo colombiano sobre el riesgo de los acuerdos, que lograban un cese al conflicto armado, pero introducía algunos principios contrarios a la cultura, la tradición, y a los valores colombianos, y el 2 de octubre los hicieron valer al votar NO a principios ajenos a los establecidos en la Palabra de Dios.

Esta lección de los colombianos es necesario valorarla en su cabal dimensión. Y los venezolanos tenemos que asumirla sin prejuicios.

Los sacerdotes católicos, y los pastores evangélicos necesitan orientar a sus feligresías sobre el significado del socialismo marxista, y del comunismo. Creo que hay un gran desconocimiento entre los líderes espirituales sobre los postulados del Socialismo del Siglo Veintiuno, en su aspecto ideológico y filosófico. Porque su esencia no es la justicia social lo que les inspira, como pregonan, sino un humanismo teñido de materialismo, ateísmo, antirreligioso; y en Venezuela impregnado de prácticas ocultistas.

De igual modo hay que orientar a la ciudadanía sobre el valor de la familia, tal y como lo establece la naturaleza biológica y genética humana, tanto como los valores bíblicos que los sustentan. No es asunto de prejuicio, homofobia o rechazo a quienes han asumido una orientación sexual distinta a la original, ni se les condena; o contra quienes abrazan el Socialismo del Siglo XXI. Sin embargo, en mundo en el que se respeta la libertad de conciencia, de religión de culto; y aun de elegir el sexo, es insólito que una minoría imponga su criterio por encima de la mayoría.

Cabe aquí la extraordinaria sentencia bíblica:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.Oseas 4:6.

 Por lo tanto hay que retornar a la Palabra, es indispensable que el creyente asuma en la vida práctica, lo viva, un principio doctrinal distintivo, que la Biblia es la norma de fe y conducta del cristiano.

En Venezuela cuando el pueblo cristiano asuma su verdadera identidad, su  compromiso con Jesucristo y la Palabra, las cosas comenzarán a cambiar.

Fuente:

LO QUE ESTÁ EN JUEGO EL 6 DE DICIEMBRE

Al despuntar el alba el 6D piensa en tu País, en tu futuro y ve a votar, no te quedes en casa.

De muchas maneras se nos alerta acerca de lo que está en juego el 6 de diciembre con motivo a la jornada electoral.

Para comprender lo que realmente se juega el 6D, revisemos el significado de aquella jornada.

Venezuela ha sido convocada para acudir a las urnas electorales, y mediante el voto determinar su destino político.

El venezolano tiene dos opciones, elige mantener la Revolución Bolivariana que nos enrumba hacia el Socialismo del Siglo XXI; o decide por la corriente democrática matizada con las ideologías socialdemócratas y socialcristianas. No es que ese día se determine un cambio de gobierno, se da un importante e histórico paso hacia el futuro; porque lo que ocurra el 6D si va a tener una fuerte y determinante influencia sobre las elecciones presidenciales por venir.

Es decir, el 6D tiene trascendencia definitiva sobre el destino de Venezuela, por ese motivo nadie debe quedar en casa, hay que acudir a expresar lo que se quiere y desea.

Apoyas el Socialismo del Siglo XXI, o queires democracia, no hay más opciones.

Ahora alrededor de este evento electoral circulan variadas notas y advertencias sobre otros aspectos que están en juego.

Circulan cadenas de en las que se mencionan supuestas revelaciones divinas sobre que el 6D se manifestará satanás en presunta guerra espiritual, por lo que es necesario redoblar orando. Satanás actúa a lo largo y ancho del País desde hace mucho tiempo, y no precisamente desde la Revolución Bolivariana; su accionar es sujeto a la determinación divina, o las posibilidades que personalmente se le dé.

A este respecto hay que declarar categóricamente que el destino espiritual de Venezuela no está en juego el 6D, sino en las rodillas de los verdaderos cristianos que acudan a la Palabra y conmovidos por ella procedan en consecuencia, tal y como establece 2 Crónicas 7:14:

si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra”

Otros afirman que el 6d está en juego el destino económico de Venezuela, que si la oposición gana se acaban las colas en los expendios de alimentos, aparecerán las medicinas, y cesará la estampida de jóvenes a otros países, entre otras promesas. Ello no es cierto porque la oposición no va a ocupar un ministerio del área económica. Los asesores de los partidos creen que el venezolano es ignorante para aceptar semejante oferta engañosa. Los Diputados van a la Asamblea Nacional a Legislar, a ejercer control sobre el gobierno, a dialogar con el mismo para encontrar salidas a la crisis

Desde el Oficialismo se advierte que de perder la Asamblea, la Oposición va a eliminar los programas sociales del Gobierno. Tampoco es cierto, lo que se haría es velar para que no haya corrupción en el manejo de los mismos. La Asamblea Nacional no tiene facultad para eliminar programas sociales.

Finalmente, es cierto que los electores están indignados y defraudados con las personas que se autopostularon y han copado la escena política durante los últimos años, y son corresponsables de la aciaga situación que vivimos. Por eso hay que hacer un gran esfuerzo de voluntad e ir a sufragar, no por ellos, que no nos representan, sino por el futuro de nuestros hijos y nietos. La história y sus conciencias se encargarán de lo demás.

Cuendo votes recuerda que mas que votar por ese diputado, estás votando por tu futuro, por el destino político del País.

Al despuntar el alba el 6D piensa en tu futuro y ve a votar, no te quedes en casa.

Fuente:

LA MUERTE DEL MONO JOJOY

En una operación coordinada, las fuerzas militares de Colombia abatieron al Jefe Guerrillero alias Mono Jojoy. Las acciones se desarrollaron en la madrugada del pasado jueves 23, y significa una victoria más para los colombianos en esta lucha contra las FARC.

Para este logro, se requirió el uso de alta tecnología, tanto como el apoyo de desertores quienes dieron datos sobre la ubicación del campamento guerrillero.

Una bomba fantasma, según fuentes no oficiales, guiada por un chip colocado clandestinamente en el campamento, presuntamente guió al artefacto explosivo hasta impactar con el bunker. Las acciones subsiguientes fueron facilitadas por esta estrategia.

El saldo final, deceso de Jorge Briceño, alias Mono Jojoy, sus guardaespaldas y demás acompañantes.

Alegría para algunos, desmoralización para otros; tristeza para los espectadores ajenos al conflicto de los hermanos colombianos.

Ninguna muerte es motivo de satisfacción, porque se trata de la vida de un ser humano. Sin importar los motivos y circunstancias que rodean el suceso.

Para evaluar la mente del Mono Jojoy, hay que analizar el hecho desde una perspectiva global. Es necesario recordar los motivos que originalmente facilitaron el surgimiento de la guerrilla colombiana. Y en otras latitudes.

La permanencia de injustas desigualdades sociales, la apropiación de las riquezas naturales de los países del tercer mundo, por parte de una elite aliada con las grandes potencias, la pobreza, el hambre, el analfabetismo, la explotación irracional del hombre por el hombre mismo; propició el surgimiento de personalidades y movimientos mesiánicos, que prometían liberar a los pueblos de tales yugos.

Cuba con su revolución, se constituyó en paradigma para muchos. Y del suelo de aquella Isla se desparramaron hombres y mujeres, predicando la lucha armada como medio de gracia para liberar a los pueblos oprimidos.

Muchos jóvenes venezolanos, y de muchos países latinoamericanos creyeron aquel mensaje liberador, y “se fueron a las armas”. El Mono Jojoy  uno de ellos. Deslumbrado con la idea de liberar a su amada nación, se embarcó en el proyecto equivocado.

El Fidel de hoy, así lo confiesa: “el modelo cubano ya no funciona ni siquiera para nosotros”. Es decir “el socialismo ya no sirve…”

Por lo tanto, las cientos de muertes, Mono Jojoy incluido, los miles de huérfanos y viudas; los millones invertidos en una lucha, para instaurar un sistema que no sirve, ni en el paradigma de la revolución. Es para llorar.

Llorar por aquellos idealistas que fueron engañados.

Llorar por los pobres del continente, quienes aun sufren por la indiferencia de los gobiernos de turno. Sin encontrar respuestas. Porque en estas latitudes, los pseudodirigentes políticos de derecha o de izquierda, solo trabajan por el poder y fortuna que tal posición les concede, a ellos; sin importarles los pobres a quienes ellos dicen representar.

Es probable que en Colombia estén cambiando las condiciones que propiciaron la insurgencia de las FARC; más a la hora de asignar responsabilidades por esta lucha innecesaria entre hermanos; hay que buscar sus orígenes en la extrema izquierda, tanto como en la extrema derecha. Conscientes de que muchos de los actores de estos extremos, no habitan en suelo colombiano.

Despedimos con tristeza al Mono Jojoy, un idealista convertido en máquina de muerte. Los verdaderos responsables de esta muerte, y de las víctimas de las FARC no están en primer plano.

Reflexionemos, la lucha armada no es la solución para nuestros conflictos internos; y la democracia es aun la mejor vía para canalizar las luchas por la liberación de nuestros paises.

Fuente:

Agencias de Prensa Internacionales

Imagen Google 

http://www.terra.com.co/noticias/articulo/html/acu34864-asi-funciona-la-bomba-fantasma-con-la-que-se-le-dio-muerte-al-mono-jojoy.htm