EN VENEZUELA NO HAY CRISIS, SE IMPONE UN SISTEMA

Las expectativas sobre lo que sucederá durante el 2017 en Venezuela son cada vez peores, se pensaba haber llegado al fondo, sin embargo la realidad indica que aún se desciende hacia aquel incierto lugar. Persiste una situación desesperada y desesperanzadora.

Resultado de imagen para crisis venezolana

Los expertos han hecho muchos análisis sobre el origen de tal caótica situación, y se ha planteado innumerables estrategias sobre cómo abordar y resolver esta crisis horrorosa.

El pueblo de Dios, inmerso en el caos, no cesa de elevar plegarias y hacer llamados para clamar por una intervención Divina que resuelva este estado de cosas. Los templos, y las redes sociales son escenarios de tales llamados pidiendo acción a Dios.

Surgen preguntas: ¿Por qué Dios permite este estado de cosas? ¿Por qué no interviene y pone orden en Venezuela? ¿Por qué no responde el clamor de sus hijos? Seguramente tienes más interrogantes apreciado lector. Muchas preguntas, pocas respuestas.

Vamos a situar la crisis venezolana en su contexto real.

Lo que nosotros llamamos crisis en realidad es la aplicación de un sistema ideológico denominado Socialismo del Siglo XXI, cuyo objeto es establecer una economía tal y como la estamos experimentando. Un capitalismo de Estado, donde éste tiene el control absoluto del aparato productivo. Es decir, no hay empresa privada, no hay libre oferta y demanda. Se eliminan las clases, para igualarlas. De ahí el acoso a la clase media para establecer una igualdad con la denominada desposeída. En sencillas palabras el partido de gobierno se ha propuesto establecer en Venezuela el sistema comunista, inspirado en los ideales marxistas. Esa es la realidad.

Resultado de imagen para socialismo del siglo xxi

Lo que denominamos crisis es el exitoso avance a ese sistema de gobierno. Ahora esto no se ha hecho a espaldas del pueblo. Desde el principio los impulsores del Socialismo del Siglo XXI han declarado honestos, francos, diáfanos cuales son sus propósitos. Y ellos tienen el derecho moral y constitucional para hacerlo.

El sistema comunista que se establece en Venezuela no ha llegado en forma impuesta, ni de manera engañosa, como ha sucedido en otros países, que se establece mediante un golpe de estado, o como resultado de una guerra. En Venezuela el Socialismo del Siglo XXI llega gracias a los votos del pueblo, que es su aval para mantenerse en el poder. El actual presidente no lo es porque él se impuso, ni dio un golpe. Obtuvo la presidencia con el voto de la mayoría del pueblo venezolano. Aun cuando se piense que hubo fraude, recuerde que la oposición tuvo representación en todas y cada una de las mesas electorales, así que si hubo fraude, entonces ese fraude fue avalado por los testigos de mesa.

Quienes hemos sido parte de la maquinaria electoral sabemos que luego de cerradas las urnas, se sellan a la vista de todos los presentes, y luego el 51% de las urnas se eligen para abrirlas en presencia de los testigos y se cuenta cada voto emitido. El fraude siempre es posible pero necesariamente es conocido y aceptado por los dirigentes de la oposición, que en el peor de los casos son cómplices entonces.

Hago estas reflexiones para insistir que el Socialismo del Siglo XXI se impone porque una mayoría lo avala con sus votos.

Ahora analicemos la realidad de la oposición y de la sociedad civil.

Como hemos observado, los voceros de estos sectores se han enfrascado en la solución electoral, apostando a que mediante el Revocatorio, o las elecciones del 2019 van a obtener el poder, ya que la crisis económica les regalará a Miraflores. Están equivocados en sus percepciones, la crisis venezolana se vive en la clase media que progresivamente pierde su estatus, sus bien ganados logros. Las clases populares no viven la crisis porque a ellas les fue negado por muchos años las bondades de los recursos que muy pocos disfrutaron.

Las clases populares de vivir en ranchos marginales y sin empleo, pasaron a vivir en urbanizaciones con todos los servicios públicos, y reciben subsidios del Estado. Es cierto que muchos hacen largas colas para obtener productos regulados; pero es que antes ni siquiera podían hacerlas porque no contaban con recursos para adquirirlos. Evocamos tiempos de hace más de veinte años.

Esa inmensa mayoría de venezolanos que jamás tuvo una 4×4, ni televisores planos, ni electrodomésticos digitales, ni tuvieron tarjetas de crédito y no recibieron dólares preferenciales, ni viajaron al exterior, entre otras muchas otras bondades vividas por la clase media; a ellos no les alcanza esa crisis.

Esa inmensa mayoría, que según algunos supera el 50% de la población, no va a estar dispuesta a perder sus beneficios, se llame “clap”, “subsidio”, “Misión Sucre”, “Barrio Adentro”, o cualquier otro programa del gobierno para asistir a la clase popular,  para votar por líderes emblemáticos de la “Cuarta República”, quienes precisamente fueron quienes les negaron por años, según el discurso del gobierno, las bondades que se vivió en los mejores momentos de la “Venezuela saudita”.

La solución pasa por lo electoral, pero previamente hay que educar a la población en lo que realmente significa el Socialismo del Siglo XXI; y más que eso, proponer un programa de relanzamiento de la clase popular, para erradicar la pobreza en Venezuela. Pero no aplicando las medidas económicas propuestas hasta hoy: promover la reactivación económica mediante liberar el dólar, liberar los intereses, liberar los precios, congelar los salarios. La cuarta república en su peor expresión.

Es cierto que aquellas medidas son necesarias, y han dado resultados positivos en otros países, pero ese “capitalismo salvaje” como se le denomina, debe ser aplicado estableciendo simultáneamente medidas de acompañamiento a las clases populares para evitar que nuevamente sean marginadas. Eso se llama justicia social, y distribución equitativa de los recursos del país. Y ese es precisamente el reclamo Divino a los líderes de Israel en Miqueas 2:1 y siguientes; mismo para los de Venezuela del gobierno, tanto como a los de la oposición.

¿Por qué ha calado en el corazón de muchos venezolanos aquello de que “El petróleo ahora es nuestro”? No es casual que exista PDVal, PDVgas comunal, PETROcasa, la gente piensa que el petróleo llega a su casa por intermedio de aquellas empresas. Tú dices que eso es populismo, pero para la gente del barrio es una bendición dada por el comandante eterno.

Imagen relacionada

Fui invitado a la promoción de un grupo de estudiantes de la Misión Sucre, pidieron les transmitiera un mensaje en aquel inolvidable acto para los graduandos. Toma la palabra uno de los felices participantes del evento y expresa: “Le doy gracias a Dios, y a mi Comandante Chávez, porque hoy obtengo el título de licenciado en educación”. El jamás pudo acceder a la universidad pública, por los motivos que sean, pero hubo alguien que le llevó la universidad a su barrio y pudo estudiar educación superior. Se burlan de la Misión Sucre, quienes estudiaron en ella la admiran y defienden; proponga quitar ese programa a las clases beneficiadas con él para que compruebe el sentir de la gente.

El proyecto de país para resolver la crisis necesariamente debe contener una sólida base de justicia social, y distribución equitativa de la riqueza del país. Que no se quede más en el 10% de la población, que beneficie al 100%. Y ello requiere un cambio de actitud en la dirigencia venezolana.

Revisemos lo que sucede en el marco del pueblo de Dios.

Lo primero que necesitamos aclarar es que Venezuela no es pueblo de Dios, tal y como lo es Israel. Hago esta aclaratoria, para evitar el error de aplicar a la Nación Venezolana mensajes dirigidos al pueblo de Dios. En Venezuela hay una parte de la población que se denomina pueblo de Dios, y otra que no lo es.

¿Cuál es el pueblo de Dios en Venezuela? Todos los que profesan la fe en Jesucristo; a ellos se les denomina “hijos de Dios”,  y quienes son israelitas, es decir descendientes de Israel, que son el pueblo de Dios, así se declara en la Biblia, Juan 1:12, y Éxodo 6:6-7.

¿Qué está ocurriendo en Venezuela? Que quienes gobiernan no representan valores y creencias propias del pueblo de Dios. Persiguen el bienestar de la población, y justicia social, pero con base a doctrinas inspiradas en filosofías ateas, y humanistas materialistas, enmarcadas en lo que se denomina marxismo. Con el agregado de creencias religiosas inclinadas al espiritismo y sus derivados.

Quienes están en el poder profesan doctrinas ateas, mezcladas con prácticas religiosas heredadas de Babilonia. Ello no es reprochable en el marco Constitucional que permite la libertad de conciencia, y libertad de cultos.

¿Por qué entonces estamos en crisis? No existe una crisis nacional, la misma se vive en un sector de la población; ya que el gobierno está imponiendo su sistema político ya antes mencionado, con el aval, al menos electoral, de la mayoría.

Quién está en crisis es el pueblo de Dios, que no ha tomado conciencia de lo que sucede y no ha optado por la conducta inspirada en su norma de fe, la Palabra de Dios. El profeta se lamenta al proclamar la palabra de Dios: “Mi pueblo perece porque le faltó conocimiento”, Oseas 4:6.

Y este es el real problema de Venezuela: al pueblo de Dios venezolano le falta conocimiento, por lo cual perece y el País con él. ¿En que se basa esta afirmación? En el proceder de la población.

Anteriormente se hizo un somero análisis del proyecto de País impulsado conforme al Socialismo del Siglo XXI, y las doctrinas que le sustentan. Entonces es lógico y natural que un marxista, socialista, comunista, ateo, materialista, o revolucionario vote y sostenga ese proyecto político.

¿Lo es para un integrante del pueblo de Dios? Aquí estriba el problema, hay una ignorancia, en dos sentidos: O se ignora los fundamentos del Socialismo del Siglo XXI; o se ignora la Palabra; y cualquiera que sea es deplorable, y causa del estado de cosas en el País.

Imagen relacionada

Los líderes religiosos, los ministros de Dios tienen su cuota de responsabilidad ante la realidad del país; unos porque apoyan al actual sistema; y otros porque no orientan palabra en mano a sus congregaciones; alertándoles sobre las verdaderas causas de la situación venezolana.

En una reunión de pastores convocada para orar por la crísis venezolana, expresé sin ánimo de ofender que un cristiano no puede apoyar a un sistema sustentado en el marxismo, que por definición es ateo y materialista; y que practica ritos paganos. Luego del acto, un pastor presente en el mismo manifestó que yo era “escualido”, es decir un “opositor al gobierno”. Sentí un profundo pesar por aquel ministro y la congregación a la que sirve por su ignorancia. Ingora lo que es el marxismo, y sus bases doctrinales; ignora las consecuencias de practicar ritos paganos; e ignora lo que afirma la Palabra de Dios. Y todo eso es fatal. Y no soy “escualido” en ninguna de sus acepciones.

Ahondando en el análisis, diagnosticamos que ni siquiera es el actual sistema quien es responsable de la crisis venezolana. Es una profunda crisis espiritual, en la que se ha cedido territorio a lo que en Efesios 6:12, se denomina huestes de maldad:

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Y el territorio cedido no es el Socialismo del Siglo XXI, que es un efecto, la causa es que el pueblo de Dios no esta  cumpliendo su alta misión de ser “la sal de la tierra”, “la luz del mundo”; preservar la tierra, e iluminar al mundo; todo ello con la proclamación de la Palabra de Dios, con el poder del Espíritu Santo.

La Biblia es clara en ello. Uno de los efectos del evangelio cuando impacta a las personas es que produce profundas transformaciones en sus vidas; y ello genera cambios en sus entornos. Es por ello que a medida que el evangelio avanza extendiendo el Reino de los Cielos, el reino de las tinieblas pierde territorio.

Esto sucede en el mundo actual, pero en Venezuela la situación es dramática. Nunca la población venezolana ha sido impactada con el efecto transformador del Evangelio del Reino. Se han hecho grandes esfuerzos para captar “almas”, y muy poco para transformar aquellas en verdaderos discípulos de Jesucristo que conozcan la Palabra, la comprendan y la vivan.

Toda persona que conozca medianamente la Biblia, la historia del pueblo de Israel, y la de la Iglesia sabe que las grandes reformas de la Iglesia, los grandes avivamientos de los pueblos tienen origen en el estudio y puesta en práctica de la Palabra. Ocurrió en tiempos del rey Josías, 2 Reyes capítulos 22 y 23; en los tiempos de Esdras y Nehemías, como en los de Lutero.

¿Cómo superar la crisis? La respuesta se encuentra en la Palabra, la Biblia. Búscala y practícala.

Fuente:

Anuncios

ALERTA SOBRE LA LIBERTAD DE CULTOS

Circula en las redes sociales venezolanas un mensaje de texto, y otro de voz, en el que se alerta sobre un presunto cambio del Director del Cultos, para designar en su lugar, supuestamente, a otra persona que practica la Santería. El objeto de la nota es dar a conocer el hecho, y pedir oración por las inciertas expectativas sobre la difusión de la Fe.

Acrónimo del griego IXOYE: Jesús Cristo Hijo de Dios, Salvador. Símbolo del cristianimos desde el primer siglo.

Aunque desconozco quien es el autor de la nota, y la veracidad de la información, emito un punto de vista:

  • La Constitución Nacional, en el Artículo 59, establece la libertad de cultos.
  • Los cristianos respetamos la libertad de pensamiento.
  • Los que practican la santería, tanto como los mormones, adventistas, testigos de Jehová, musulmanes, judíos, católicos y evangélicos, estamos amparados por la Constitución para ejercer nuestra fe tal y como la concibamos.
  • El Ejecutivo Nacional tiene el derecho de designar a quien crea idóneo para ocupar un cargo en la Administración Pública.
  • El Ejecutivo Nacional, como todo Órgano del Poder Público Nacional, y todo ciudadano venezolano, está sujeto a la Constitución Nacional, y obligado a cumplirla.

La angustia del remitente de la nota, y de quienes la reenvían, es por la designación de una persona que profesa distinta fe a la cristiana en la Dirección de Cultos, lo cual no debe ser motivo de alarma entre los cristianos, por lo anteriormente indicado, y por lo siguiente:

Los gestores y conductores de la Revolución Bolivariana, y del Socialismo del Siglo XXI, han sido honestos, sinceros y transparentes a la hora de hacer público sus propósitos respecto a la refundación de Venezuela, según su filosofía y creencias.

Es notorio el culto que se rinde desde esferas Oficiales a personajes como el Negro Primero, que se venera a otras figuras de la Revolución; y que algunos integrantes de los Poderes Públicos Nacionales, en lo personal practican la Santería. Todo ello usando el mismo derecho que tenemos los cristianos en Venezuela.

Quienes están en funciones de Gobierno llegaron al poder en elecciones libres, gracias a los votos que todos los cristianos depositaron en las urnas electorales. En el entendido de que en Venezuela los cristianos representan el 80% de la población. Y se mantienen en el poder por la misma razón.

En este momento de crisis Nacional, el pueblo cristiano debe actuar apegado a sus altos principios definidos en la Sagrada Escritura:

Primero: Asumir sin reservas Romanos 12:1-2: Por tanto, hermanos míos, les ruego por la misericordia de Dios que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Dios. Éste es el verdadero culto que deben ofrecer. 2 No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto. DHH

Segundo: Empoderarse de Hechos 1:8: pero cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, recibirán poder y saldrán a dar testimonio de mí, en Jerusalén, en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra. DHH.

Tercero: Empoderarse de 2 Corintios 10:3-5: “3 Es cierto que somos humanos, pero no luchamos como los hombres de este mundo. 4 Las armas que usamos no son las del mundo, sino que son poder de Dios capaz de destruir fortalezas. Y así destruimos las acusaciones 5 y toda altanería que pretenda impedir que se conozca a Dios. Todo pensamiento humano lo sometemos a Cristo, para que lo obedezca a él,”. DHH.

Recordemos las palabras de Jesús a Pilato: “Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dado de arriba.”, Juan 19:11.RVR60.  Ningún poder se va a imponer en Venezuela, sin la suprema autoridad de Dios; y si llega a ocurrir es por nuestra responsabilidad. Sabemos que hacer para activar ese poder divino. Lo primero es leer 2 Crónicas 7:14, y proceder sinceramente como allí se indica, lo demás lo sabes….

En diciembre hay elecciones, “vamos a ver si es verdad que el cambur verde mancha…”

Fuente:

APRENDAMOS DE LA HISTORIA, Reflexión Sobre la Realidad Venezolana.

Para comprender la situación de crisis en Venezuela, sus causas, consecuencias, y como resolverla; se precisa un análisis objetivo, imparcial; y la toma de decisiones con iguales criterios.

A simple vista, la coyuntura de crisis es producto de la gestión de los órganos del Poder Público, fundamentalmente del Poder Ejecutivo; el desempeño de la oposición agrupada en la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y las acciones de la sociedad civil organizada.

Pero un análisis más profundo revela factores poco tomados en cuenta, que han propiciado la situación de Venezuela para este momento.

Comencemos por un diagnóstico. Visualicemos la condición actual de Venezuela, tomando como verdadera la información que nos transmiten los diversos medios de comunicación. Hagamos un resumen, sin establecer prioridades, solo a título enunciativo:

  • Inseguridad, delincuencia desbordada y creciente,
  • Desabastecimiento de los productos de la cesta básica, y de insumos para el aparato productivo,
  • Alto costo de la vida, inflación,
  • Trabas para obtener monedas extranjeras,
  • Desempleo,
  • Servicios públicos deficientes,
  • Pobreza
  • Polarización política,
  • Corrupción generalizada,
  • Idolatría, sincretismo religioso, incremento de prácticas paganas,
  • Adopción de los valores de la época posmoderna, con detrimento de los principios éticos del cristianismo.

Entre otros.

Ahora bien, para comprender ese cuadro de la Venezuela actual, hay que buscar la raíz, la causa principal de la crisis. Ir al fondo del problema. Por ello no se puede enfocar la coyuntura del presente, olvidando que la historia de Venezuela no se comenzó a escribir en el nuevo milenio.

Desde una perspectiva afincada en la historia, podemos establecer que la actual crisis se produce debido a cuatro factores capitales:

  1. Desmoronamiento de los partidos políticos tradicionales, y pérdida de credibilidad en sus respectivos voceros, con graves consecuencias para el País,
  2. Establecimiento del Socialismo del Siglo XXI,
  3. Desconocimiento progresivo de los principios y los valores Bíblicos y éticos característicos del cristianismo.
  4. Actuación del pueblo cristiano venezolano.

Vamos a desarrollar nuestro argumento:

PRIMERO: DESMORONAMIENTO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS TRADICIONALES, PÉRDIDA DE CREDIBILIDAD EN SUS RESPECTIVOS VOCEROS; Y SUS CONSECUENCIAS.

Análisis Electoral:

Hagamos una revisión de los resultados electorales del lapso 78-93, para observar la inclinación política de los electores.

COMPORTAMIENTO ELECTORAL VENEZOLANO

Consecuencia: La izquierda venezolana, siendo minoría, asume el poder. De esos resultados, observe la tendencia de la izquierda, en su mejor momento, elecciones del 93, obtuvo alrededor de un 15% de la preferencia electoral.

COMPORTAMIENTO DEL ELECTORADO EXCELL

El gráfico anterior muestra como el venezolano perdió fe en los partidos tradicionales, y buscó otras alternativas. Las causas de éste fenómeno se describen a caontinuación.

Análisis Sociopolítico:

Hechos relevantes ocurridos en el lapso 78-93:

Viernes Negro, se refiere al día viernes 18 de febrero de 1983, cuando el bolívar sufrió una abrupta devaluación frente al dólar estadounidense, derivado de políticas económicas asumidas por el entonces presidente Luis Herrera Campins, que incluyeron el establecimiento de un control de cambio, imponiendo una restricción a la salida de divisas.

El Caracazo o Sacudón, una serie de fuertes protestas y disturbios durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, que comenzó el día 27 de febrero y terminó el día 28 de febrero de 1989

4 de febrero de 1992, un grupo de militares lideraron una rebelión contra el gobierno del entonces presidente Carlos Andrés Pérez. La acción fue denominada como “Operación Zamora” y los responsables eran miembros de una agrupación informal dentro de las Fuerzas Armadas, conocida como Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, liderada por el comandante Hugo Chávez Frías.

Caída de Pérez, 21 de mayo de 1993, Separación del cargo, del Presidente Carlos Andrés Pérez, ante la declaración de procedencia de antejuicio de mérito por parte de la Corte Suprema de Justicia acusado de malversación de fondos públicos y fraude a la nación.

Ramón J. Velásquez asume la Presidencia de la República, en 1993. Fue designado por el Congreso Nacional para cubrir lo que restaba del período 1989/1994, correspondiente a la presidencia de Carlos Andrés Pérez, suspendido de su cargo en mayo de 1993, luego que un fallo de la Corte Suprema de Justicia lo inhabilitara, por malversación de fondos públicos y fraude a la nación.

Formación del “Chiripero” y triunfo de Rafael Caldera en el 93: El bipartidismo AD-COPEI tocó su fin en 1993. Tras el fracaso rotundo del Pacto de punto fijo y los gobiernos de Ad y COPEI, se alza con el triunfo el Dr. Rafael Caldera, el partido que lo apoyo fue más una maquinaria electoral que un partido político definido. Convergencia, mejor conocido como “El Chiripero” (Conjunto de partidos pequeños como Convergencia, Movimiento al Socialismo-MAS, Movimiento Electoral del Pueblo-MEP, Partido Comunista de Venezuela- PCV, Grupo de los Notables, entre otros.)

Con este triunfo Caldera recoge los frutos de su discurso del 4 de febrero de 1992, fecha de una intentona golpista en contra del segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez. La frase de Caldera “a un pueblo no se le puede pedir sacrificios mientras pasa hambre” marcó su ingreso en Miraflores, su segundo gobierno.

El doctor Caldera, en su afán de poder, llevó consigo al gobierno a la izquierda venezolana.

AD y COPEI retiran sus Candidatos a las elecciones del 98. Cuatro días antes de las elecciones, el partido COPEI le retiró su apoyo a Irene Saez, su candidata presidencial; al mismo tiempo que el partido Acción Democrática retiró a su candidato de la contienda, Luis Alfaro Ucero, para apoyar a Henrique Salas Römer en un intento de evitar la victoria de Hugo Rafael Chávez Frías. Esta medida política generó gran rechazo en el electorado, que hizo funcionar el “voto castigo”.

Consecuencia: El fallecido Hugo Chávez Frías llega al poder gracias al desmoronamiento de los partidos tradicionales, y pérdida de credibilidad de sus voceros. Es interesante que en la actual MUD asuman vocería los mismos que ayer llevaron al poder al fallecido presidente.

ANÁLISIS SOCIOECONÓMICO DEL LAPSO 98-2013

Índice de Pobreza:

  • Año 98: 49%, de pobreza extrema de 21%; es decir para el año 98 la pobreza en Venezuela abarcaba un 70% de la población.
  • Año 2011: 40%, incluyendo la extrema.
  • Año 2014: 48,4%, incluyendo la extrema.

Índice de Desempleo:

  • Año 99: en el sector formal, 57%; y del informal un 43%.
  • Año 2013, formal 40,3%; y el informal de 59,7 %

Inflación:

Inflación acumulada superó 1.500% en catorce años. En 1999 la inflación era de un 20%

Producción de petróleo:

Lapso 78-98, veinte años.

  • Promedio de barriles diarios: 2.168.904,7
  • Producción total: 16.624.655.000

Lapso. 99-2013, catorce años

  • Promedio de barriles diarios: 2.600.000
  • Producción total estimada: 14.235.000.000

Para darnos una idea de los ingresos por concepto de petróleo: En una entrevista al recordado Arturo Uslar Pietri, en un desaparecido canal de televisión venezolano, en el año 98, refiriéndose a la situación económica del País, expresó: “Estos Gobiernos, Han Gastado 5 o 6 planes Marshall en Venezuela, pero no se sabe en que lo gastaron”. Haciendo alusión a los dos últimos gobiernos de su época.

Un “Plan Marshall” fue la inversión que hizo los Estados Unidos, para la reconstrucción de los países europeos, luego de la 2 Guerra Mundial, entre los años 1948 hasta 1951, por un monto aproximado de 11.441 millones de dólares. Para ver el resultado de ese Plan, observe la realidad de los países europeos.

Potencial de Ingresos por concepto de petróleo.

En el año 2014 la producción de petróleo fue de 3 millones de barriles diarios, en promedio. Si esta cifra se multiplica por 365 días de un año, y luego por 100, que es el valor promedio en dólares, de un barril de petróleo, resultará: 109.500.000.000 de dólares. En solo un año.

Una máquina contando un billete de 100 dólares por segundo, tardaría 34,77 años en contar los ingresos de un solo año. El peso de los fajos de billetes de 100 dólares, de la producción de un año, asumiendo como dicen que un millón de dólares pesa 10 kilos, sería de: 10.950 toneladas. Requiriéndose unos 400 contenedores, para transportarlos.

Es decir,

  • El ingreso en dólares por concepto de venta de petróleo en los últimos 50 años, resulta una cifra inconcebible, indescriptible.
  • Si asumimos una producción promedio de 2 millones de barriles diarios, tome nota de los barriles producidos en 50 años: 36.500.000.000
  • A los ingresos por concepto de petróleo, se suma el ingreso por Impuesto Sobre la Renta, venta de minerales como hierro, aluminio, oro; venta de la electricidad del Guri, por mencionar los más destacados.

Conclusión. La crisis de Venezuela no es económica, debido a que ha tenido y tiene recursos naturales cuya explotación y comercialización genera ingresos suficientes como para apalancar el desarrollo sustentable de Venezuela.

¿A donde ha ido a parar esa fortuna?

SEGUNDO: ESTABLECIMIENTO DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI.

El socialismo del siglo XXI es un concepto que aparece en la escena mundial en 1996, a través de Heinz Dieterich Steffan. El expresidente Hugo Chávez Frías, lo asumió para imponerlo en Venezuela. El término adquirió difusión mundial al ser mencionado en un discurso de Hugo Chávez, el 30 de enero de 2005, desde el V Foro Social Mundial.

El modelo de Estado del socialismo del siglo XXI es un socialismo revolucionario que deriva directamente de la filosofía y la economía marxista, y que se sustenta en cuatro ejes: el desarrollismo democrático regional, la economía de equivalencias, la democracia participativa y protagónica, y las organizaciones de base.

El Socialismo del Siglo XXI se funda en la visión de Karl Marx sobre la dinámica social y la lucha de clases. Es una revisión de la teoría marxista para actualizarla al mundo de hoy, incorporando los avances del conocimiento, las experiencias de los intentos socialistas; formulando propuestas tanto en la economía política, como en la participación de la ciudadanía para construir una sociedad libre de explotación.

El socialismo del siglo XXI supone necesario un reforzamiento radical del poder estatal controlado por la sociedad, para avanzar el desarrollo.

En el marco de la Revolución Bolivariana, Chávez indicó que para llegar a ese socialismo hay una etapa de transición que denomina Democracia Revolucionaria. Además, este socialismo no está predefinido. Más bien, dijo Chávez “debemos transformar el modo de capital y avanzar hacia un nuevo socialismo que se debe construir cada día”.

Respecto al establecimiento del Socialismo del Siglo XXI en Venezuela, podemos establecer cuanto sigue:

Primero: Representa un cambio radical en lo político, ideológico, social y económico. Se sustenta en la teoría marxista, que por definición es contraria a los valores de la sociedad venezolana.

Segundo: Está siendo impulsada por un grupo de venezolanos, quienes, tienen el poder, pero representan al 15% de la población. Aun en la conformación del Polo Patriótico se observa que los partidos de izquierda siguen siendo minoría; en virtud de que el PSUV resulta de la migración de adeptos de los partidos tradicionales, decepcionados de los mismos.

Consecuencia. Los anteriores aspectos determinan que la crisis continuará hasta definir si el 15% de los venezolanos imponen el Socialismo del Siglo XXI: o haya una solución de compromiso entre las partes.

TERCERO: DESCONOCIMIENTO PROGRESIVO DE LOS PRINCIPIOS Y LOS VALORES BÍBLICOS Y ÉTICOS QUE CARACTERIZAN AL PUEBLO CRISTIANO.

Sobre este particular observamos:

Reconocimiento, nominal, a la Soberanía de Dios en las Constituciones de la República:

En el Preámbulo de la mayoría de las Constituciones de Venezuela desde 1810, se afirma que son decretadas “en el nombre de Dios Todopoderoso”, inclusive la actual, decretada en 1999.

Cristianismo, religión de Venezuela:

La Constitución Nacional establece la libertad de culto.

Cultos en Venezuela:

  • 71 % de la población se identifica como perteneciente a la Iglesia Católica Romana.
  • 17 % pertenece a la Iglesia Evangélica, siendo ésta la segunda en el país.
  • 2 % adeptos a otras religiones como el islam, el hinduismo, el budismo y el judaísmo;
  • 2 % practican religiones con raíces prehispánicas.
  • 2 % de ateos y agnóstico con el 6 %, tal como en el resto del mundo. Fuente Wikipedia: Venezuela, Religión.

Coronación de una Virgen, como Patrona de Venezuela: En 1950 el Papa Pío XII declaró a la Virgen de Coromoto Patrona de Venezuela, el Papa Juan Pablo II la coronó en su visita al Santuario mariano en Guanare y el Papa Benedicto XVI elevó en 2006 al Santuario Nacional de Nuestra Señora de Coromoto a la categoría de Basílica Menor. Fuente Wikipedia: Nuestra Señora de Coromoto.

Educación religiosa en las escuelas: Hasta la llegada del actual proceso, la educación religiosa formó parte del sistema educativo.

Culto en la Montaña de Sorte: un sitio religioso-espiritista de Venezuela. Es el sitio donde se venera a la que según algunos, es una diosa indígena, conocido como María Lionza. María Lionza, considerada en el mundo del espiritismo como la reina de las cuarenta legiones, formadas por diez mil espíritus cada una. Junto a ella se coloca a Guaicaipuro, cacique que luchó contra los conquistadores españoles en el valle de Caracas, líder de la Corte Indígena; y el Negro Felipe. Fuente Wikipedia: Montaña de Sorte.

Aspectos éticos:

Legalizado el concubinato: Se eleva las uniones de hecho, “concubinato”, a la categoría de matrimonio. Art. 77 de la CRBV

Corrupción: Aseguran que Venezuela es el país más corrupto de Latinoamérica En una escala del 0, sumamente corrupto, al 100, muy transparente, la tabla de transparencia, los países percibidos como los más corruptos de la región está Venezuela, 20 puntos; Paraguay 24; Honduras, 26; Nicaragua, 28; y Guatemala, 29.

Delincuencia: De los 193 países que integran el planeta, Venezuela ocupa el puesto número 13 en las estadísticas de mayor criminalidad’.

Matrimonio homosexual: Venezuela evalúa la aprobación de un proyecto de matrimonio homosexual. Deberá pasar por el Parlamento, donde se espera que cuente con apoyos del oficialismo y de la oposición. La iniciativa es cuestionada por no contemplar el derecho a la adopción ni a la identidad de género.

Consecuencia: El pueblo venezolano desconoce progresivamente los principios espirituales, y los valores éticos características de la fe cristiana.

CUARTA: ACTUACIÓN DEL PUEBLO CRISTIANO VENEZOLANO.

Conforme al somero análisis anterior, podemos establecer que, siendo el pueblo venezolano definido como cristiano, 71 % Católico y 17% Evangélico; no ha dado testimonio efectivo, puesto que se observa un comportamiento contrario a los principios elementales de la fe cristiana, que son:

Reconocimiento de Dios como Soberano, rechazo a la idolatría:

1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: 2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.” Éxodo 20:1-6

Evitar prácticas paganas:

10 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.” Deuteronomio 18:10-11

Cumplir el gran mandamiento:

37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.”

Lo que pide Jehová a su pueblo:

8 Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.” Miqueas 6:8

No conformarse a los valores “de este siglo”:

1Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:1-2.

CONCLUSIONES

La descripción anterior de la realidad, indica inequívocamente que los venezolanos hemos errado el rumbo. Que transitamos por el camino equivocado. Desde una óptica de solución inmediata, se establece que lo viable es un cambio de gobernantes.

Revisamos los últimos 36 años de historia de Venezuela, observamos que desde que existimos como Nación, hemos padecido de todos los males enunciados; lo único que ha hecho este gobierno es incrementar los males, injustificadamente.

La crisis venezolana no nació con la revolución bolivariana; se inicia desde el descubrimiento, y ha trascendido a las distintas épocas de la Historia de Venezuela: Conquista, Colonización, Guerra de Independencia, y así sucesivamente.

La actual crisis, insistimos, es producto de los errores cometidos por los dirigentes de los partidos que gobernaron antes del “chavismo”; y de una población cansada de ellos; así como de la ineficacia del testimonio de los cristianos.

En este orden de ideas, es interesante que los actuales gobernantes afirmen poseer el apoyo popular para imponer el Socialismo del Siglo XXI, inspirado en los ideales marxistas.

Ahora bien, ha quedado demostrado, en el análisis electoral previo, que los partidos de izquierda, que propulsan los ideales del marxismo, en las elecciones realizadas en Venezuela nunca alcanzaron un apoyo del 15% de la población, en sus mejores momentos.

La Revolución Bolivariana nació cuando los partidos políticos tradicionales se derrumbaron, por su propio peso, y porque el Presidente Caldera puso en el poder al 10% de la auténtica izquierda venezolana.

Reiteramos, entre los factores que llevaron al fallecido Presidente Chávez al poder, podemos enumerar:

  • Derrumbe de los partidos AD y COPEI, y pérdida de credibilidad de sus voceros,
  • Crisis económica, moral y política de los últimos 3 gobiernos pre chavismo,
  • Promesas de cambio, ofrecidas por Chávez,
  • Apoyo incondicional a Chávez por parte de los medios de comunicación impresos y audiovisuales, durante su Campaña Electoral,
  • Indiferencia del pueblo cristiano.

Para saber quiénes, como, y por qué llevaron al poder al fallecido Presidente Hugo Chávez, haga una revisión en la Prensa tan solo de un mes antes de aquellas elecciones; recuerde los programas matutinos y nocturnos de radio y televisión; haga memoria de los partidos y personeros que lo apoyaron. Por si fuera poco, muchas de aquellas voces responsables del derrumbe de sus partidos, y que facilitaron el triunfo de Chávez, aún presumen representar a la población venezolana en sus deseos de solución a la crisis.

Es decir, desde una perspectiva objetiva, con base a la historia, y a las realidades vividas; un simple cambio de actores no va a resolver la crisis de Venezuela, ya que esta no es política, ni económica; está enraizada en el corazón del hombre

Un cambio de gobierno no va a resolver la crisis venezolana. Tal vez sea un paliativo, pero no es la solución, desde una óptica cristiana.

Ahora bien, un cristiano tiene que saber que para la solución de la crisis de País, hay que volverse a Dios, recurrir a los valores, principios, y enseñanzas trazadas en la Biblia la Palabra de Dios. Es decir hay que propiciar una renovación moral y espiritual del venezolano, y eso solo se logra, siguiendo la pauta descrita en el Nuevo Testamento.

Es imprescindible volverse a Dios, abandonando el camino de la idolatría, y de las prácticas paganas; acciones detestadas y rechazadas por el Creador. Se justifica que una persona ajena a la fe cristiana, se burle, desconozca y rechace este planteamiento; y lo considere ridículo. Esa persona, desde su perspectiva esta en lo cierto. Pero un cristiano no tiene excusa, puesto que sabe cuál es la solución, Bíblicamente hablando. Es decir, aunque parezca una arrogancia el pueblo cristiano sabe cuál es la solución a esta crisis, y puede accionarla.

  • Los cristianos saben que cuando la Palabra de Dios, en tiempos de Josías fue leída y practicada por la Nación hubo una reforma espiritual y sociopolítica, léalo en 2 Reyes capítulos 22 y 23.
  • El cristiano sabe que en tiempos de Esdras y Nehemías, cuando los lideres llevaron al pueblo a conocer y practicar la Palabra de Dios, hubo reformas espirituales y sociales.
  • El cristiano sabe que cuando Martín Lutero tuvo un encuentro con la Palabra de Dios, propicio una Reforma de tal magnitud que impactó a la Europa de aquel entonces, y se propago por todo el mundo.

Hoy en Venezuela necesitamos redescubrir la Palabra de Dios, para que opere el cambio que todos anhelamos.

LO QUE LA BIBLIA DICE:

El Señor Jesucristo dijo:

“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” Mateo 6:33

Isaías al pueblo de Israel:

6Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.” Isaías 55:6-7

Moisés al pueblo de Israel:

1Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. 3Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.” Deuteronomio 28:1-5:

Así pues este recordatorio es para los cristianos venezolanos, el pueblo de Dios que habita este maravilloso País, en la solución de nuestra crisis, Dios tiene un papel básico, y los cristianos un privilegio histórico de propiciarlo.

Recordemos:

2 Crónicas 7:14:

“Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.”

Jeremías 33:2-3:

“Así ha dicho Jehová, que hizo la tierra, Jehová que la formó para afirmarla; Jehová es su nombre: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

Romanos 10:12-17:

“Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.”

Es necesario que el pueblo de Dios entienda que el cambio esperado requiere una transformación del hombre, más que de sistema.

NECESIDAD DE REFORMA ESPIRITUAL

En Venezuela los cristianos necesitan otra reforma espiritual, como la propiciada por Josías, en el Israel antiguo, unos 640 años antes de Cristo, tal como se narra en 2 Reyes capítulos 22 y 23; o como la propiciada por Lutero en Alemania, en el año 1517; ambas reformas caracterizadas por un retorno a las enseñanzas originales de las Escrituras

Por lo tanto, los venezolanos, quienes están en el poder, y quienes aspiran obtenerlo, necesitan un cambio de actitud, una renovación de la mente, arrepentimiento, tal y como expresa la Escritura. Ahora ellos no van a reaccionar espontáneamente, esa es tarea del pueblo de Dios.

Hay que llamarles al arrepentimiento, y luchar con las armas espirituales, porque sabemos que enfrentamos “huestes de maldad”.

San Pablo expresó en 2 Corintios 10:3-6:

3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.”

Vamos a buscar a Dios, a clamar a Dios, que oiga nuestro gemido; Igualmente vamos a manifestar a Venezuela, lo que expresa la Palabra:

Salmos 33:5

“Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, El pueblo que él escogió como heredad para sí.”

Proverbios 29:2:

“Cuando los justos dominan, el pueblo se alegra; Mas cuando domina el impío, el pueblo gime.”

Y todos necesitamos recordar:

1Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha entado; 2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.

3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

4 No así los malos, Que son como el tamo que arrebata el viento.

5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio, Ni los pecadores en la congregación de los justos.

6Porque Jehová conoce el camino de los justos; Mas la senda de los malos perecerá. Salmos 1.

Palabra de Dios.

Adaptado de: https://orientador.wordpress.com/2014/02/19/al-pueblo-cristiano-de-venezuela-un-llamado-a-que-asuma-responsabilidad-ante-la-crisis-del-pais/