Archivo de la etiqueta: satanás

FALSAS CREENCIAS SOBRE GÉNESIS CAPÍTULO TRES

Hemos escuchado infinidad de predicaciones desde los púlpitos,  leído escritos en innumerables libros y revistas; así como visto videos que analizan los acontecimientos narrados en el capítulo tres del libro de Génesis, en el que se aborda la caída del hombre, y las consecuencias de aquel lamentable hecho.

Al analizar el texto bíblico, se observa que hay ciertas discrepancias en la interpretación de las escenas narradas en el mismo,  que por años se han repetido como ciertas; y lo que realmente dice la Escritura.

Hay algunas falsas creencias derivadas de las erradas formas de interpretar el texto.

Estas son:

Dios maldijo a las serpientes, por eso sonenemigas del hombre.

El hombre está bajo maldición por haber pecado.

El trabajo es un castigo debido al pecado de Adány Eva.

La expulsión del huerto es un castigo Divino.

Vamos a considerar esas creencias.  Te recomiendo que leas todo el relato contenido enel capítulo tres del Génesis.

¿Es cierto que Dios maldijo a las serpientes?

La serpiente mencionada en la Biblia asociada con la desobediencia, no es el ofidio reptil que abunda en el planeta tierra; es una referencia metafórica a Satanás, 2 Corintios 13:3, Apocalipsis 12:9; 20:2.

Resultado de imagen para serpiente
La sola imagen de una serpiente produce un sensación de rechazo.

Lee Génesis 3:1, reflexiona, ¿poseen las serpientes un cerebro que les permita seducir, como un ser humano? ¿Tienen las serpientes aparato fonador que les permita hablar?

La serpiente que habla en Génesis 3:1, es Satanás. ¿Cómo explicar aquello? Satanás pudo tomar la forma de una serpiente; o hacer creer a Eva que la serpiente hablaba con ella, del mismo modo que un ventrílocuo “hace” que su muñeco hable con el público.

Otra opción es que Satanás usó la denominada percepción extra sensorial, con la cual se puede comunicar sin el uso de los sentidos físicos convencionales. Jesús hizo uso de ella en varias ocasiones, Él “leía” la mente, los pensamientos, Marcos 2:6-8.

Eva tenía desarrollada tal cualidad antes de la caída; gracias a ella mantenía permanente contacto con Dios; la misma que utilizamos al “hablar con Dios” en la oración privada, sin palabras audibles Dios nos “escucha”.

Entonces, cuando Dios maldice a la serpiente, Génesis 3:14-15, maldice es a Satanás, no al ofidio tal vez utilizado por el maligno; y la enemistad de la simiente de la mujer no es con la simiente de las serpientes; sino con la simiente de Satanás; la simiente de la mujer es una prefigura de Jesucristo, quien definitivamente la herirá en la “cabeza”, mortalmente.

Hay que tener presente el estilo literario del texto para interpretarlo correctamente. Una interpretación literal del mismo, sin considerar el contexto induce errores.

Nuestra enemistad es contra Satanás y su simiente, no contra los ofidios que nada tienen que ver con la desobediencia del hombre.   

Siguiente falsa creencia, ¿Está el hombre bajo maldición?  ¿Maldijo Dios al hombre? En ninguna parte del capítulo tres del Génesis se menciona ese hecho.

Hay dos maldiciones en el texto, la primera, contra Satanás, 3:14; y la segunda, contra la tierra, 3:17. Ni a la mujer, ni al hombre se les maldice; se les advierte las consecuencias de su desobediencia, y previene acerca de que no gozarán más las bondades del huerto, pues en su caída arrastran con ellos al resto de la creación.

La Biblia abunda en bendiciones para el hombre, desde Génesis 1:28, se reitera este propósito Divino; tan solo que a partir de Génesis 3, el hombre tiene un papel relevante para obtenerla, Deuteronomio 6:24.

Imagen relacionada

De acuerdo con la Escritura, el hombre vive bajo la bendición y protección Divina, Números 6:24-26; Salmos 23, 91, 121; Romanos 8:28-39.

Analicemos otra falsa creencia: El trabajo es un castigo por la desobediencia. ¿Es cierto?

Mucho antes de la desobediencia, el hombre tenía la instrucción de trabajar, Génesis 1:28. Trabajo y productividad es la manera como Dios bendice al hombre.

Imagen relacionada
Bendito serás en el campo… Deuteronomio 28:3.

El hombre es “señor” de la creación, mayordomo de los recursos que se le entrega. El asunto es que debido a la maldición a la tierra, y a la expulsión del huerto, el hombre necesita aplicar su ingenio, su creatividad, para hacer que la tierra produzca; ya que antes vivía en un huerto plantado por Dios, Génesis 2:8.

Al salir de un quirófano totalmente restablecido, y, luego del proceso de recuperación poder continuar la vida normalmente, es cuando se valora la bendición del trabajo.

El trabajo por más modesto y sencillo que sea, es una bendición, a través del cual te realizas, y puedes bendecir a otros. El operario encargado del mantenimiento eléctrico, al realizar su trabajo eficientemente hace un gran aporte al acto quirúrgico, que salva vidas.

Hay espacios en el mundo, que el hombre con ingenio, creatividad, y ganas, los ha transformado en verdaderos “paraísos terrenales”, lo cual es digno de admiración; producto de la capacidad humana de crear.

El trabajo es una bendición.

Otra falsa creencia: La expulsión del huerto es un castigo.

En lenguaje teológico, y en el de muchos predicadores la palabra “castigo” es prominente. La imagen que transmiten de Dios, es la de un Ser sentado en su Trono a la expectativa de cualquier yerro humano para fulminarle con un castigo.

Esta teología enfoca a Dios como el responsable de los males de la humanidad, ya que éstos son castigos Divinos.

Visualicemos la imagen de Adán y Eva, vestidos con pieles de un animal, rostros sombríos, apesadumbrados por la gran pérdida de estatus, temerosos por el incierto porvenir, saliendo del huerto hacia un mundo desconocido, hostil. ¿Qué sientes al imaginar esa escena? ¿Quién es el responsable de todo cuanto sucede? ¿Está castigando Dios a la pareja?

Imagen relacionada

La expulsión del huerto no es un castigo Divino; es la natural “consecuencia” de no acatar una instrucción.

Imagina esta escena. Un padre le advierte a un adolescente: “Cuando manejes, evita usar tu celular enviando mensajes de texto”. El joven desacata la instrucción, y choca contra un árbol, por lo que se fractura el tobillo derecho. ¿Es responsable el padre del accidente? ¿Es la fractura del tobillo un castigo del padre contra un hijo desobediente?

Aun cuando la palabra castigo se usa frecuentemente en la Biblia, aparece 88 veces en la versión RVR60, cada vez que se menciona asociada con un acto de Dios, se puede escribir en su lugar: “a consecuencia de…”, “…consecuencia por…”, y no cambia el significado del texto; tal vez lo aclare.

Veamos un ejemplo:

Levítico 26:43: Pero la tierra será abandonada por ellos, y gozará sus días de reposo, estando desierta a causa de ellos; y entonces se someterán al castigo de sus iniquidades; por cuanto menospreciaron mis ordenanzas, y su alma tuvo fastidio de mis estatutos.

Cambiemos la palabra “castigo”, en lugar de ella, escribamos: “a las consecuencias por…” Veamos cómo se lee.

Levítico 26:43. Pero la tierra será abandonada por ellos, y gozará sus días de reposo, estando desierta a causa de ellos; y entonces se someterán a las consecuencias por sus iniquidades; por cuanto menospreciaron mis ordenanzas, y su alma tuvo fastidio de mis estatutos.

¿Es un castigo Divino la expulsión del huerto? Es la consecuencia obtenida por desacatar una instrucción.

Sea castigo, o consecuencia, el hecho objetivo es el mismo, “expulsión del Edén”; sin embargo al referirnos a la “consecuencia”, colocamos el énfasis en la responsabilidad del hombre.

No podemos culpar a Dios por los males del mundo, ni afirmar que los tales son castigos Divinos. Es ilógico afirmar que Dios castigó las maldades de un pueblo con la erupción de un volcán en el que hay varios damnificados; no es responsabilidad de Dios que se construya un poblado en las laderas de uno.

Tampoco podemos evadir nuestra responsabilidad, diciendo: El diablo me tentó, fui engañado y desobedecí.

Cómo corregir las falsas creencias.

Es conveniente, con respecto a las falsas creencias derivadas de erradas interpretaciones de la Biblia, establecer dos principios.

Primero, ir directamente a la fuente, la Palabra de Dios, escudriñar en ella, y obtener la revelación de Dios directamente.

Imagen relacionada
Escudrñad las Escrituras…

Segundo, no creer en todo cuanto afirman los predicadores mediáticos, libros, redes sociales, y películas; es conveniente evaluar aquellas enseñanzas, doctrinas, y en general afirmaciones; contrastarlas con la Palabra.

Considera lo que te digo, el Señor te dé entendimiento en todo. 2 Timoteo 2:7.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Notas personales

Imágenes: Google

LA MUJER Y EL DRAGON

Predecir el futuro es como escribir la historia, pero en sentido contrario. El historiador observa los hechos del pasado, y luego los describe. El profeta, recibe una revelación sobre hechos por venir, y luego los hace conocer.

Resulta interesante, que en el caso del libro de Apocalipsis, su autor, Juan el Apóstol, escribe como historiador, tanto como profeta. Narra hechos pasados, tanto como revela acontecimientos que están por suceder.

Un notable ejemplo de ello, nos lo ofrece el capitulo doce, que en la mayoría de versiones se ha titulado “La Mujer y el Dragón”. En estos 17 versículos se narran acontecimientos que corren desde más de 1500 años antes de Jesucristo, hasta el presente; desde el nacimiento de Israel, hasta comienzos del Siglo 21.

Antes de escudriñar este revelador capítulo, es conveniente recordar algunos principios básicos sobre el libro de Apocalipsis.

Apocalipsis significa revelación, 1:1. Fue escrito alrededor del año 90, en época de gran persecución a los cristianos por parte del Imperio Romano. Para aquel momento el Cesar gobernante era Domiciano, un cruel perseguidor de los cristianos.

El autor usa un lenguaje simbólico, como un código, que los lectores conocen. Juan usa el mismo estilo general de la Biblia. No narra los hechos en forma secuencial, lineal. En ocasiones da un salto atrás, para reforzar o ampliar los hechos.

Hay que considerar el contexto general de la Biblia, así como el contexto histórico.

Con estas ideas en mente, leamos el texto en cuestión.

LA MUJER VESTIDA DE SOL, 1-2

1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. 2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.

No hay dudas sobre a quien representa esta imagen. En su visión aparece la figura del Sol, como vestidura, la luna bajo sus pies, y una corona con 12 estrellas. Tal descripción nos recuerda el sueño de José, antes de ser enviado a Egipto, Génesis 37:9.

La corona de 12 estrellas representa a los 12 Patriarcas de Israel. Por otra parte, en el Antiguo Testamento, Israel es presentado varias veces como una esposa, Isaias 62:4-5; Jeremías 3:14; en Oseas es una esposa infiel.

Por todo lo cual, esta mujer simboliza al pueblo de Israel. Fue sacado de Egipto, para constituirse en la Nación de quien nacería el Mesías. Recordemos el Pacto de Dios con Abraham. No es la Iglesia, debido a que en el Nuevo Testamento se representa como la “Novia del Cordero”.

Angustia del alumbramiento, señales del nacimiento del Hijo Varón. Previo al nacimiento del Mesías, Israel sufrió de manera sistemática bajo el Imperio Babilónico, quien lo esclaviza, y bajo los subsecuentes imperios sufre diversas penalidades y tribulaciones.

EL DRAGON ESCARLATA, 3-4

3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.

En el mismo texto se dice quien esta figura. El dragón es el diablo, versículo 9. El color rojo indica violencia destructora. Sus siete cabezas significan su inteligencia malvada. Los cuernos indican poder y fuerza. Las estrellas que arrastra con su cola, son ángeles convertidos en demonios.

Su objetivo desde el principio ha sido acabar con la simiente de la mujer, devorarla.

VARÓN, QUE REGIRÁ CON VARA DE HIERRO A TODAS LAS NACIONES, 5.

5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Se trata de Cristo, Salmos 2:7-9; Isaias 66:7; Apocalipsis.19:15. En Mateo 28. Jesús mismo declara:”Toda potestad me es dada en el cielo y en la Tierra.”

Cumplida su misión, Jesús ascendió al cielo.

DIOS PROTEGE A SU PUEBLO, 6

6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.

En el año 70, el ejercito romano, al mando del general Tito, invade a Jerusalén, destruyen el Templo; roturan toda la ciudad; y llevan pocos cautivos, pues asesinan a miles de judíos; otra parte del pueblo se dispersó huyendo de la masacre. Tres años más tarde, con la conquista de Masada, Israel fue borrado del mapa.

Dios tenia lugar preparado para proteger a su pueblo, Naciones en las que Israel es acogido.

BATALLA EN EL CIELO, 7-9

7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; 8 pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Satanás tenía acceso a la presencia de Dios, ocasión que aprovechaba para acusar a los escogidos. Recordemos como se inician las tribulaciones de Job. Más ante la inminencia de la llegada Victoriosa de Cristo al Cielo, es necesario expulsar al dragón malévolo. Miguel y sus Ángeles se encargan de dar la batalla, y expulsarlo. Es lanzado a la tierra; Jesús dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Lucas 10:18. Mas tarde, luego de la Segunda Venida de Cristo, será lanzado al “lago de fuego y azufre”, por siempre.

Hay varios títulos y significados muy importantes, aquí:

  • • Gran dragón: serpiente o bestia en contra de la obra de Dios.
  • • Serpiente antigua: se refiere al tentador en el Edén.
  • • Diablo: significa calumniador o acusador.
  • • Satanás: significa adversario.
  • • Engañador del mundo entero.

VICTORIA DE CRISTO, 10-11

10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.
12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ! Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.

Con la llegada de nuestro abogado, Jesucristo, es expulsado del cielo Satanás, el acusador.

La batalla en la tierra fue ganada mediante la sangre del Cordero, el testimonio de sus discípulos, y su fidelidad hasta la muerte.

En el cielo hay regocijo por la victoria. Se advierte a los moradores de la tierra que Satanás viene airado, y presionado por el tiempo. Los cristianos que moran en el cielo, están libres del poder del mal, son felices. En la tierra estamos expuestos a las acechanzas del diablo.

GUERRA CONTRA ISRAEL, 13-16

13 Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 14 Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. 15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. 16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.

Como Satanás fue expulsado del cielo, en venganza ataca a la mujer, al pueblo de Israel. Dios facilita a su pueblo los medios para escapar del acoso satánico. Las aguas como un rio, lanzadas contra Israel, representa a los pueblos que lo han perseguido, impulsados, seducidos por Satanás. Recordemos como este dragón ha tratado de destruir a Israel:

  • • Egipto, Éxodo 1:15-16, 1500 AC
  • • Amalec, Éxodo 17:8 1250 AC
  • • Filisteos, Desde la época de los jueces, 1200 AC
  • • Asiria, 2 Reyes 18:9-12, 721 AC
  • • Babilonia, 2 Reyes 25:1-7, 587
  • • Grecia, Época helenística 323-146 a. C., Periodo Intertestamentario
  • • Roma, 27 AC hasta 476 DC, Época descrita en el Nuevo Testamento
  • • Naciones Árabes, luego de la caída del Imperio Romano
  • • Alemania de Hitler, 1933-1945
  • • Rusia Comunista, 1922 -1991

Durante esos periodos de persecución, Dios protege a Israel con acciones directas, o la utilización de naciones amigas, representadas en la figura de la Tierra que “traga” las aguas lanzadas por el dragón… “

TRES AÑOS Y MEDIO, 1260 DÍAS

Se afirma que Dios llevó a la mujer, Israel, a un lugar para sustentarle por tres años y medio, es decir 1260años.

¿Fecha Predicha? En el año 687 se inició la construcción del Domo de la Roca, en el mismo sitio donde originalmente estaba el Templo de Salomón. Este hecho da a entender que Israel, quien había sido expulsado de su territorio, lo había perdido; ahora pierde un ligar emblemático de su fe.

Para aquella época, Israel desaparece como Nación, tan solo es un sentimiento en el corazón de la diáspora. Más la historia sigue su inexorable curso, y 1260 días, contados a partir del inicio de la construcción del Domo de la Roca, ocurre un hecho trascendental. El 19 de noviembre de 1947, la Asamblea de las Naciones Unidas decide la partición de Palestina en dos Estados, uno árabe y otro judío, (687+1260=1947).

Luego, el 14 de mayo de 1948 en el Museo de Arte de Tel Aviv tuvo lugar la Declaración de independencia de Israel.

NUESTRA GUERRA HOY, 17

17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Finalmente la frustración del Dragón incita su ira. Frustrado porque no pudo destruir a Israel; frustrado porque no pudo devorar al “hijo varón”, frustrado porque fue expulsado del cielo y lanzado a la tierra, entonces lleno de ira arremete contra la descendencia de Israel, y contra quienes guardan el testimonio de Jesucristo. Es decir contra los seguidores de Jesucristo, su Iglesia.

Nuestra guerra hoy es espiritual.

Pablo en Efesios nos advierte: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones”. Efesios 6:12.

COMO VENCER AL ENEMIGO

Armas espirituales:

  • • La armadura de Dios, Efesios 6:13-18
  • • Armas poderosas en Dios, 2 Corintios 10:3-6

Someterse, resistir: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.” Santiago 4:7

APLICACIÓN

Es importante destacar que la Biblia declara que en los ataques y persecuciones a Israel existe un factor determinante. Lea, por ejemplo, Jueces 13:1. El acoso de los filisteos, es una consecuencia, de la desobediencia. Es por ello que muy asertivamente Santiago sentencia: “Someteos, pues a Dios…”, concordante con ello, el Salmista declara, “El que habita al abrigo de Dios, morará bajo la sombra del Omnipotente…”, Salmos 91:1.

Bibliografía:
Cronología Bíblica:
http://www.sobicain.org/crono.htm
Versión de la Biblia: RV-60, tomada de http://legacy.biblegateway.com/
Imágenes: Google