¿APOYAN POTENCIAS ESPIRITUALES A LA REVOLUCIÓN EN VENEZUELA?

En las redes sociales circulan cadenas que alertan sobre unas supuestas declaraciones del Presidente de Venezuela, en las que afirma estar dispuesto a hacer tratos con el Diablo para defender el legado de Chávez; que ha recibido protección de aquel personaje, quien es la fuerza de su espiritualidad.

De ser cierto dicho pronunciamiento necesitamos meditar objetivamente en el significado del mismo, sus repercusiones hacia quien lo ha formula y para el País.

Imagen relacionada

En un sitio de Internet denominado notitiempo.com se lee la siguiente nota, fechada 9 de noviembre de 2017:

El presidente de la República, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que por la Revolución Bolivariana lo ha dado y seguirá dando todo. En este sentido, aseguró que está dispuesto a hablar con el diablo por defender el legado del fallecido presidente Hugo Chávez. “Si hay que hablar con el diablo, se habla”, comentó sin pudor durante una reunión con generales y almirantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Posteriormente, asomó muy superficialmente que ha conversado con otras fuerzas. “Yo he hablado hasta con el diablo, yo me pongo en sus manos, él es el gran protector nuestro, es una de las grandes fuerzas de nuestra espiritualidad que tiene nuestra revolución y nuestra vida histórica, con todos ellos (los diablos) yo he hablado”, manifestó desde la Academia Militar de la Guardia Nacional Bolivariana.

Como es natural la población cristiana de Venezuela ha reaccionado con asombro, temor, y desconcierto. No es para menos, y los llamados a seguir clamando a Dios para recibir la protección Divina se multiplican y crecen de tono.

Ahora bien, estas declaraciones del presidente venezolano destacan nuevamente varios aspectos relacionados con el origen y desarrollo de la crisis venezolana.

En primer lugar no debería asombrar a los venezolanos la fe del presidente en “las fuerzas” de la espiritualidad que tiene la revolución bolivariana. El, ni los propulsores de la Revolución han ocultado sus ideologías políticas, convicciones religiosas, y el culto que profesan a religiones ancestrales no cristianas.

El presidente está haciendo uso de un derecho constitucional y humano de profesar el culto que desee; el mismo que nos da derechos a predicar el evangelio de Jesucristo, y extender el Reino de los Cielos hasta lo último de la Tierra.

En segundo lugar tal afirmación lo que hace es destacar el poco impacto que el cristianismo tiene en Venezuela. Y esta afirmación dura, dolorosa, se formula por las siguientes razones, reiterada en escritos anteriores.

No es cierto que el Diablo, María Lionza, u otra deidad haya determinado el triunfo de la Revolución en Venezuela. Aquella llegó a Miraflores con el voto popular de los venezolanos que dicen ser cristianos. Y se ha sostenido hasta ahora con votos contabilizados por el CNE.

Tampoco es posible que el Diablo tenga tanto poder como para torcer los designios Divinos tocantes a Venezuela. Satanás, Diablo, o como se le denomine es un ser sujeto a la voluntad y soberanía de Dios, es un ser creado. En la Biblia se destaca que cada vez que el pueblo de Dios se manifiesta con poder las fuerzas del mal son expulsadas de su entorno. Esto se evidencia en el libro de Éxodo cuando se observa a Moisés derrotando a cada una de las deidades egipcias, incluido el Faraón, considerado un dios.

En el Nuevo Testamento se aprecia que una vez los discípulos empoderados de las virtudes del Espíritu Santo, por cada lugar donde iban derrotaban a las fuerzas malignas: Felipe en Samaria, Hechos 8:4-8; Pablo en Filipos, Hechos 16:16-18; Pablo en Éfeso, Hechos 19:11-12.

En Venezuela el Diablo no está desatado, haciendo guerra espiritual a los creyentes; lo que está pasando lo explica la física, si se produce un vacío la tendencia de la materia es ocupar ese espacio dejado libre. Este principio se observa en la naturaleza, cuando el aire atmosférico se calienta en la superficie de la tierra, o de los mares, aumenta de volumen y se desplaza hacia zonas de menor temperatura; al desplazarse deja un espacio vacío que de inmediato es ocupado por una masa equivalente de aire frío. Ese incesante desplazamiento del aire y el movimiento de rotación de la tierra es lo que genera los vientos y en ocasiones huracanes.

Tal fenómeno está ocurriendo en Venezuela, no es que el Diablo ha desatado su guerra y gobierne desde Miraflores, es que se ha dejado un vacío y ese astuto, sinuoso, y engañador personaje ha ocupado el territorio que se ha dejado libre.

Piensa en los primeros capítulos del libro de Josué, evoca la toma de Jericó, Josué 6:1-27, luego visualiza la derrota en la aldea de Hai, Josué 7:1-26. ¿Cuál es la diferencia en los resultados? ¿Qué determina aquella diferencia? ¿Quién, que poder, puede derrotar a los ejércitos de Jehová? Ya comprendes la realidad Venezolana.

Seguramente estás pensando que eso es aplicable a Israel, que Venezuela no es Israel, entonces piensa: ¿Dejó Dios de cumplir sus promesas al cerrarse el Antiguo Testamento? ¿El pueblo cristiano no es, por la obra de Jesucristo, heredero de la promesa?

Retomando las declaraciones del Presidente, necesitamos proponer otra lectura a las mismas.

El presidente, de ser ciertas aquellas declaraciones, ha elegido al peor asesor del Universo; puesto que desde el inicio de la humanidad sus asesorados han obtenido los resultados más nefastos que la mente puede imaginar, Lee 1 Crónicas 21:1-16. Entonces viene la interrogante: ¿No hay cercano al Presidente una persona que pueda alertarle de ese grave error? ¿No tiene un consejero que con Biblia en mano, y bajo la dirección del Espíritu Santo, le explique cuál debe ser su elección correcta?

Claro que los hay, les hemos visto hablar en cadenas nacionales; y hemos oído de sus logros gracias a su cercanía a las esferas de poder, aquel privilegio puede ser encausado y con el poder del Espíritu Santo influir en el Presidente y su equipo; esos creyentes cercanos al presidente pueden convertirse en prominentes personajes como José en Egipto, Daniel en Babilonia, Ester en Persia. Ellos cambiaron el rumbo de pueblos al propiciar cambios en sus gobernantes.

Para hacer aquello hay que ser fieles a la Palabra, consecuentes con sus convicciones, actuar con responsabilidad, inspirados por el Espíritu santo.

Al meditar en las palabras del Presidente siento un profundo pesar, me duele el destino del Presidente porque la Palabra de Dios declara sin dudas cual es. Por lo que establece la Biblia, y por evidencias bien documentadas en la historia, quien blasfeme contra Dios, y se pronuncie en forma indebida contra su pueblo obtiene resultados desastrosos.

En privado estoy orando por el Presidente, para que reciba la luz Divina, pido a Dios que levante a una persona que le hable para guiarle a un encuentro personal con Jesucristo. Porque es necesario es que un hombre de Dios le hable para alertarle sobre una mejor opción, ni siquiera por sus funciones de gobierno sino por la necesidad que como ser humano tiene de un encuentro personal con Jesucristo para que “no se pierda sino que tenga vida eterna”.

Volviendo al tema de este artículo, tampoco es cierto que el Diablo ha dado las victorias a la Revolución, sino una pésima dirección de la denominada Mesa de Unidad Democrática (MUD), que gracias a sus torpes estrategias perdieron la fe y apoyo popular, por lo que alcanzaron solo algunas Gobernaciones en las últimas elecciones. Igual como se desplomó la denominada Cuarta República.

Circulan rumores, y vídeos,  de que ciertos personajes de la oposición han obtenido algunos beneficios personales y partidistas por acuerdos secretos con la Revolución, por lo cual no impulsaron el Referendum, ni hicieron valer los resultados del la consulta popular organizada por la oposición, y en forma inconsistente fueron a elecciones con una Asamblea Nacional Constituyente que dijeron era ilegal, y regidos por un CNE que dijeron tenía el período vencido.

En el caso de ser ciertos los rumores, entonces el diablo que le da fuerzas a la Revolución para que siga en el poder no procede del averno, sino que tiene nombre y apellido y circula libremente por los medios audiovisuales y por los pasillos de la Asamblea Nacional. Digo, si son ciertos los rumores.

¿Qué hacer ante las supuestas afirmaciones del Presidente? Pues lo que la Biblia declara como opción, y expresa el texto más leído y menos practicado fervorosamente:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Observa la secuencia:

Condición:

Humillarse, orar, buscar el rostro de Dios, convertirse de los malos caminos,

Entonces:

Dios oirá desde los cielos el clamor, perdonará los pecados, y sanará la tierra.

Apliquemos esta demanda a Venezuela.

¿De qué tienen que arrepentirse los venezolanos? ¿De cuáles malos caminos hay que convertirse? Pues es sencillo.

Arrepentirse de no testificar del poder transformador de Jesucristo y dar evidencia de ello, de no salir de los templos a pregonar las buenas nuevas de salvación; arrepentirse de seguir adorando ídolos, de haber mezclado la pureza del evangelio con falsas doctrinas, o prácticas orientalistas.

Otra medida que evidencia aquel arrepentimiento es no seguir apoyando aquellas creencias ajenas a la fe cristiana, en las elecciones no votar por candidatos que no representen los valores cristianos.

De qué sirve hacer llamados para ayunar, y clamar por Venezuela si en las elecciones se sigue votando por candidatos que no tienen principios cristianos. Es una blasfemia clamar a Dios para que resuelva la crisis en Venezuela y se siga apoyando personas que no temen a Dios. Y esto no es discriminación, ni promover prejuicio contra grupos humanos, es un asunto de fidelidad, de responsabilidad y racionalidad. “No hay comunión entre la luz y las tinieblas”, como no lo hay ente el aceite y el agua.

Pero en Venezuela algunos prominentes personajes, figuras emblemáticas de ciertas iglesias están tratando de mezclar algo que la Biblia, ni la lógica humana, aceptan.

Ante esta aciaga circunstancia política, el pueblo de Dios tiene dos opciones, no excluyentes,  una: impactar con el poderoso mensaje del evangelio a quienes están en funciones de poder, esto significa que el cristiano venezolano necesita estar “lleno del poder del Espíritu Santo”, Hechos 1:8,  equipado con la “armadura del Espíritu”, Efesios 6:10-20, y practicar las disciplinas espirituales recomendadas por Jesucristo, la oración y el ayuno, Marcos 9:29.

Otra opción es: apoyar a representantes populares que profesen valores cristianos.  Para el 10 de diciembre se ha llamado a otras elecciones, vamos a ver si quienes están clamando a Dios para que intervenga en Venezuela acuden a votar y lo hacen conforme al dictado de la Palabra de Dios, a la media noche de ese día lo sabremos.

Los líderes espirituales cristianos, sacerdotes católicos y los pastores evangélicos, tienen la responsabilidad de orientar, Biblia en mano, a los creyentes para que asuman los valores, principios y normas de la fe cristiana, los practiquen, defiendan y proclamen.

Basta ya de ese cristianismo nominal, dominguero, superficial. Venezuela requiere con urgencia un despertar espiritual, una Reforma profunda enraizada en la Palabra de Dios.

Por cierto Juan en su evangelio hace una afirmación esperanzadora:

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Juan 1:5.

Que la luz del evangelio impacte a Venezuela.

Te invito a orar y ayunar, para que aquello ocurra.

Fuente:

Textos bíblicos: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Nota de prensa: publicada en notitiempo.org, en fecha 9-11-2017

Apuntes personales,

Imagen: Google.

 

Anuncios

EL SENDERO QUE NOS CONDUJO AL 30 DE JULIO

Para entender el origen de la crisis que vivimos hoy, necesitamos hacer una revisión total del panorama, evitando enfocar un retazo del mismo.

Muchos ponen la mira sobre lo que ha ocurrido alrededor del 30 de julio, y explican la problemática erradamente, ponen en el actual presidente el origen de este desastre que vivimos. Para comprender como hemos llegado hasta este punto, necesitamos hacer un análisis retrospectivo, ver el panorama total, ampliar la visión.

Resultado de imagen para 30 de julio

¿Qué es lo que está ocurriendo? El 30 de julio se da un paso importante en la estrategia de materializar el Socialismo del Siglo XXI, a través de una Asamblea Nacional Constituyente, ese hecho ha conmocionado al País, al Mundo, y activado los mecanismos urgentes para tratar de evitar que a través de aquel instrumento cumplan su promesa de establecer una sociedad comunista.

El pueblo ha salido a la calle; y decena de jóvenes han sacrificado sus vidas tratando de impedir el propósito de la ANC. Sin embargo, tenemos que preguntarnos objetivamente, ¿Es que acaso los propulsores de la Revolución Bolivariana escondieron su objetivo de llevar a Venezuela a lo que proponen hacer con la ANC? Sabemos la respuesta.

Recordemos el pasado. Desde que el expresidente Chávez declaró su ideal de convertir a Venezuela en un País socialista, se alió con Cuba, y comenzó a propagar por otras Naciones de la Región su proyecto; se hacía evidente que un día tendría que dar el paso definitivo, y el 30 de julio se dio.

 ¿Cómo llegó Chávez el poder? Sabemos que él no dio un golpe de Estado, sino con los votos de una aplastante mayoría, y baja abstención.

¿Por qué llegó Chávez al poder? Debido al derrumbe de la denominada “Cuarta República”. Quienes vivimos aquellos días sabemos que los partidos políticos del llamado “Pacto de Punto Fijo”, AD y Copei, junto a sus pequeños aliados, llevaron al País a la ruina, a una crisis institucional sin precedentes para aquel momento. Para certificar esto, vayan a las hemerotecas de los diarios nacionales, o de las bibliotecas; a las videotecas de los canales de televisión, y revisen la prensa escrita y audiovisual de los meses previos al triunfo de Chávez.

Surge la figura de Chávez, inmortalizado al tratar de humillarle, luego del 4F, presentándole en cadena nacional para darle espacio y proclamar su famoso “por ahora”.

Resultado de imagen para 4f hugo chavez

Finalizando el período del “chiripero”, alianza de pequeños partidos que llevaron al poder al fallecido presidente Caldera, quien le dio una estocada mortal a los aliados del “Pacto de Puntofijo”, Hugo Chávez propone su nombre para ocupar Miraflores, comienza con pocas opciones.

En la acera del frente Irene Saez, por Copei; Luis Alfaro Ucero, por AD, y Salas Romer, por Proyecto Venezuela se lanzan al ruedo electoral. Sin embargo ocurre un fenómeno, los grandes diarios venezolanos, que aún siguen circulando; los canales de Televisión; las cadenas de radio, dedicaron sus editoriales, programas estelares, y noticieros a promover la candidatura de Hugo Chávez. Aun recordamos el verbo de Napoleón Bravo, de Alfredo Peña, y de otros locutores que todavía dejan oír sus voces en la radio. Ellos fueron los  voceros de Hugo Chávez que no tenía partido fuerte que le apoyara. Esto igualmente lo pueden certificar en las hemerotecas y videotecas antes mencionadas.

En un momento dado, AD y Copei se dan cuenta que su causa es perdida, que no van a llegar a Miraflores, entonces obligan, pocos días antes de las elecciones, que sus candidatos renuncien para asirse de Salas Romer, en un intento por salvarse del naufragio, más aquel peso muerto hundió la esperanza del eficiente gobernador de Carabobo. El pueblo reacciona con rabia por la absurda determinación de los partidos del estatus, y acciona el “voto castigo”.

Resultado de imagen para destituyen a irene saez como candidata

Escribí sobre esto un artículo titulado “Aprendamos de la Historia”. Al final de este escrito se da el enlace.

Chávez llega al poder con el aval de la mayoría de los venezolanos; ya en Miraflores declara su propósito de iniciar la Revolución Bolivariana para instaurar en Venezuela el Socialismo del Siglo 21. Esto no ocurrió el año pasado. Son más de 17 años anunciando, advirtiendo, accionando su proyecto político, de convertir a Venezuela en un Estado Socialista. Ellos han sido honestos, transparentes, claros con sus propósitos. No han engañado a nadie. Recuerda esto: Ni Hugo Chávez, ni Nicolás Maduro han engañado a nadie. Ellos prometieron llevar a Venezuela a un Estado Socialista, y la están cumpliendo.

¿Qué ha pasado en estos  años cuando se promovía el Socialismo del Siglo 21? Usted lo sabe, lo ha vivido. Sobre este aspecto escribí, “En Venezuela no hay Conflicto, Se Impone un Sistema”, la dirección electrónica se ofrece al final de este escrito.

Hemos llegado a este punto porque los dirigentes sociales, políticos y religiosos, que nunca alertaron sobre el significado de la propuesta Revolucionaria, para que el pueblo estuviese claro de lo que ese proyecto significa. Peor aún, muchos sacerdotes católicos, y pastores evangélicos, se restearon con el proyecto Bolivariano mostrando con ello una lamentable y doble ignorancia.

Ignoraron lo que es el socialismo, que lleva al comunismo, inspirado por el marxismo; una ideología por definición atea, humanista y materialista; aquello lo estudia la sociología; disciplina que se cursa en los liceos y en las universidades. Y en los Seminarios e Institutos Teológicos, se analiza aquella ideología en los cursos de filosofía y sociología de la religión. Apoyar el Socialismo del Siglo XXI, es aceptar sus postulados.

Resultado de imagen para socialismo del siglo xxi

Otra cosa que ignoraron los sacerdotes católicos y pastores evangélicos afectos al Socialismo del Siglo XXI, es la Palabra de Dios; en realidad no es desconocer la Palabra de Dios, sino desatender sus demandas.

3 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. 4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 2 Timoteo 2:3-4.

24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Mateo 6:24.

Otros responsables de la crisis, son los dirigentes de los partidos que no están alineados con la Revolución Bolivariana. Ellos, agrupados en la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tampoco han sido leales con el País. Ellos están pendiente de quien va a ser presidente, gobernador, alcalde; u ocupar un cargo en la Administración Pública, y no han enseñado a sus seguidores el verdadero significado del Socialismo del Siglo 21. Les falta ideología, sensibilidad social; son pragmáticos; dan más importancia al valor práctico de las cosas sobre cualquier otro valor.

Por tal motivo, quienes el 30 de julio se abstuvieron de votar, conscientes de lo que enfrentaban; por fin despertaron a la realidad, misma que no les fue advertida claramente por los dirigentes, sino que comprendieron al leer la propuesta de la ANC, que va en serio.

En este aspecto, cobra vigencia una extraordinaria cita de la Sagrada Escritura, que fue objeto de un artículo anterior en este sitio, cuya dirección electrónica se da al final de este post:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6.

Hago alusión a aquellos hechos, simplemente para explicar por qué el pueblo venezolano estuvo sosteniendo con sus votos a la Revolución Bolivariana hasta el 30 de julio. Ese hecho cierto, el respaldo con votos, dio a los promotores de la Revolución Bolivariana aval para llevar adelante su proyecto. Vea las estadísticas electorales del CNE en su página web.

Llegado a este punto, necesitamos resolver esta crisis, conscientes del pasado, conscientes igualmente de la realidad presente, aspirando un futuro mejor. Sobre todo, confiando en Dios.

Pero la solución a la crisis venezolana, llegado a este extremo, es el dialogo, la negociación, el acuerdo, entre las partes. Pero un dialogo transparente, público, con actores creíbles.

Al dialogo deben ir personas de la sociedad civil, rectores de las universidades, representantes de asociaciones civiles creíbles; con acompañamiento internacional que propicie un entendimiento, una solución de compromiso, en la que no haya perdedores.

Y hay que proponer un Gobierno de Transición que estabilice al País, y promueva la Reconciliación Nacional.

El Gobierno de Transición, para promover la estabilidad y la reconciliación Nacional, como su nombre y propósitos lo indica, es un Gobierno integrado por personas cuyo objetivo es pacificar el País, “desrradicalizar” al pueblo, “rehermanarnos”, para una convivencia pacífica, que permita resolver los principales problemas del País: el hambre, la pobreza, la carencia de medicinas, la inseguridad, el funcionamiento de los servicios públicos.

Y en ese Gobierno de Transición deben estar representados todos los sectores. Es decir integrado por representantes de quienes proponen el Socialismo del Siglo 21, el denominado “chavismo”, como por actores de la oposición. Una estrategia para reunificar el País, uniendo la cúpula.

Pretender un Gobierno de Transición para perseguir  y erradicar el “chavismo” es absurdo. El “Chavismo” es un sentimiento en gente que se vio dignificada por la propuesta del “Comandante Eterno”. Quien les prometió conceder lo que durante muchos años, por lo menos a ellos, le fue negado.

Una pregunta que necesitamos responder los sacerdotes católicos, los pastores evangélicos, y los rabinos judíos, que ministramos en Venezuela, y los dirigentes políticos, es: ¿Por qué Chávez llegó a lo más profundo en el corazón de los venezolanos? ¿Por qué vieron en él alguien que les solucionaría sus problemas y satisfaría sus necesidades? ¿Por qué se vieron identificados con su Comandante Eterno? ¿Qué esperaban de él?

Resultado de imagen para el comandante eterno

Creo que una autocrítica no nos vendría mal.

Los cristianos, o al menos los dirigentes; y los líderes políticos, no estamos interpretando la realidad del venezolano, sus  necesidades, sus carencias, su soledad, su desesperanza, su desencanto, su vacío, su hambre.

Y a los cristianos se nos se nos demanda, llevar un mensaje de consuelo, de renovación y restauración. Proclamar por todos los rincones de Venezuela el mensaje renovador y vivificador de Jesucristo.

Por lo cual, para reunificar al País hay que comenzar por el pueblo de Dios, unirse en un solo propósito: la restauración del venezolano para que Venezuela sea restaurada, según la visión de Romanos capítulo ocho.

Y los políticos reencontrase consigo mismos, y aprender lo que es la convivencia pacífica, aun con quienes nos adversan; que no son enemigos, sino venezolanos que piensan distinto.

Siguiendo con el proceso de transición.  Luego de aquel período de transición, con duración definida de antemano; volver a la normalidad democrática, llamar a elecciones y permitir que conscientemente el pueblo decida sus gobernantes.

Algo que no debemos permitir, es una transición que nos lleve a la “Cuarta República”, al pasado. Necesitamos un gobierno integrado por personas que realmente nos sitúen en el Siglo XXI, a la par de los países desarrollados, entre los cuales Japón es un gran ejemplo. Una Nación, que sin ser cristiana, pero poniendo en práctica los valores contenidos en la Palabra de Dios surgió de las ruinas, tras la Segunda Guerra Mundial, a ser un País desarrollado, respetado, próspero, una potencia mundial.

Por otra parte, si hoy se quiere juzgar políticamente a quienes están en el gobierno, por su mal desempeño, y por llevarnos al borde del Socialismo Bolivariano; entonces hay que llevar al banco de los acusados a unos cuantos que los apoyaron hasta el 30j, y a otros que se hicieron de “la vista gorda” para su propio beneficio.

Dicho todo esto, ¿Qué necesita hacer el pueblo de Dios?

Asumir una postura consecuente con las demandas de la Palabra de Dios.

Aquí es importante la gran cita de Pablo en 2 Corintios 5:17:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas.

Estar conscientes de su alta responsabilidad en la resolución de la crisis venezolana, actuando apegado a la Palabra de Dios:

Primero. Poner en práctica sincera, fervorosa y humildemente el llamado de 2 Crónicas 7:113-14:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Sigamos la secuencia: Humillarse; orar, buscar el rostro de Dios; arrepentirse, convertirse de los malos caminos; para que Dios nos oiga, perdone los pecados, y sane a Venezuela. Recuerda: “El hombre que reprendido endurece la cerviz, de repente será quebrantado, y no habrá para él medicina”, Proverbios 29:1.

Segundo, ser actores activos en el proceso de reconciliación y restauración nacional, tal y como se indica en 2 Corintios 5: 18, “nos dio el ministerio de la reconciliación”, ministerio dado por Jesucristo. Bienaventurado los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios”, Mateo 5:9.

Tercero, predicar intensamente el evangelio de Jesucristo, “Porque no envió Dios a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado”, Juan 3:17-18.

Pueblo de Dios, este es un momento crucial; de ti depende el futuro del País. Procede apegado a la Sagrada Escritura, que es tu norma de fe y conducta.

Bienaventurada la Nación cuyo Dios es Jehová, Salmos 33:12.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

RESTITUIR EL ORDEN CONSTITUCIONAL

Nuevamente se caldean las calles venezolanas que son escenarios de una batalla entre hermanos, propiciada por motivos ampliamente analizados en escritos anteriores.

Resultado de imagen para crisis venezolana actual

En el ámbito político y legal se habla de una supuesta ruptura del hilo constitucional.

Ante este escenario el pueblo cristiano necesita pronunciarse seriamente, y asumir el rol que le corresponde y que está abundantemente documentado en la Palabra de Dios.

Considero que como pueblo de Dios, no es el momento de salir a la calle y tomar partido en aquella confrontación, porque esa acción es contraria a la Palabra de Dios.

En momentos como estos antes de salir a la calle, el pueblo de Dios necesita ir a los templos, o reunirse en sus casas, no a esconderse de la realidad, ni eludir su responsabilidad; sino a humillarse y clamar para que Dios el Soberano tenga misericordia del País y ponga fin a esta dolorosa circunstancia que vivimos.

Esa acción es la que en innumerables momentos el pueblo de Dios ha tomado como medida extrema, así se registra en la Palabra.

Resultado de imagen para orar en grupo

Es lo que hizo Ana, cuando comprendió que solo la acción Divina resolvería su caso, y se fue al santuario a orar, 1 Samuel 1:9-10; es la reacción de Ezequías rey de Judá cuando rodeada Jerusalén por el poderoso ejército babilónico se dio cuenta que no podía soportar el asedio, 2 Reyes 19:1; y de la Iglesia en Jerusalén cuando arreciaba la persecución y Pedro fue encarcelado, Hechos 12:5.

El resultado de aquellas súplicas demuestra lo apropiado de su puesta en práctica, puedes leer las respuestas en el contexto de los textos mencionados. Si el nombre de Samuel te es familiar, entonces necesitas recordar que es el resultado de una fervorosa oración.

¿Por qué me atrevo a proponer semejante estrategia? Por dos motivos, el primero por los evidentes resultados mostrados en la Palabra de Dios, por mi experiencia personal, y seguramente la tuya; al haber experimentado la eficacia de poner en acción Jeremías 33:3, y Mateo 7:7.

El otro motivo es que un aspecto de la batalla que se libra en Venezuela es de orden espiritual; y esta se libra en privado y de rodillas.

Imagen relacionada

Para asumir esta estrategia hay que aceptar como cierta la Palabra de Dios. Leamos un texto que nos declara esta realidad:

3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

Todo creyente necesita estar claro y consciente de que el trasfondo de la confrontación en Venezuela es de carácter espiritual, eso lo explica magistralmente Pablo en Efesios capítulo seis:

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 6:10-12.

Cuando se acude al libro de Apocalipsis, allí se nos revela que tras los poderes que se levantan en el mundo la influencia del “Dragón” es determinante, se lee en el capítulo trece, concretamente en 13:1-2; como sabemos la figura del dragón es una forma metafórica de referirse a Satanás, Apocalipsis 12:9. Y para batallar con ese personaje es necesario “oración y ayuno”, Mateo 17:21.

Y Jesús libro una batalla con ese sujeto al inicio de su ministerio, allá en un lugar desértico fue la confrontación; la victoria estuvo determinada por tres disciplinas: la oración, el ayuno, y el apropiado uso de la Palabra; aquella espada de dos filos útil en las peleas espirituales.

Ahora no es sencillo adoptar esa estrategia porque la natural reacción humana es salir a batallar; ese es un mecanismo de defensa propio de todo ser humano. Pero las actuales circunstancias de Venezuela demandan del pueblo de Dios una reacción cónsona con su cualidad de Pueblo de Dios.

Es evidente que el clamor debe ser unánime y expresado en forma correcta, como corresponde a un hijo de Dios. Si clamas para que Dios preserve la Revolución, porque eres afecto a ella; o si por el contrario ruegas por un triunfo de la oposición; ten presente de que estás completamente equivocado.

Al rogar por Venezuela hay que clamar por la reconciliación de los venezolanos, por el cese de la violencia de ambos sectores; y sobre todo que levante al hombre del momento, y a quienes le secunden, para propiciar un proceso de reencuentro, de reconciliación, y sobre todo enrumbar al País por el cauce del estado de derecho y de los principios característicos de una sociedad que se denomina cristiana.

Resultado de imagen para crisis venezolana

Como sabemos este pueblo necesita un despertar espiritual, una renovación espiritual. Y aquella comienza en ambientes de oración y ayuno, lee el capítulo 2 del libro de Hechos.

Tenemos que recordar que las estrategias divinas son totalmente diferentes a las humanas. Ten presente que Josué dirigió la toma de Jericó sin lanzar un dardo:

20 Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron., Josué 6:20.

Y que Gedeón con un ejército pequeño derrotó a los madianitas tan solo con el uso de trompetas, antorchas y un grito de guerra:

20 Y los tres escuadrones tocaron las trompetas, y quebrando los cántaros tomaron en la mano izquierda las teas, y en la derecha las trompetas con que tocaban, y gritaron: ¡Por la espada de Jehová y de Gedeón!, Jueces 7:20.

Ambos caudillos lograron tales victorias siguiendo las instrucciones que en privado Dios les transmitió. Y aquello no es una excepción, es la constante.

Ahora medita. ¿Crees que verdaderamente aquello ocurrió tal como se narra en la Escritura y que muchas veces has leído? ¿Crees que tales prodigios se pueden materializar de nuevo en el presente? ¿En Venezuela? ¿En tu realidad?

Piensa, una cosa es aceptar como cierto lo que dice la Escritura, y otra cosa vivirla personalmente. Proceder como ella demanda.

Entonces los líderes espirituales, los ministros de Jesucristo, quienes conducen la grey de Cristo, independientemente de su filiación denominacional estamos llamados a convocar al pueblo de Dios a que proceda como demanda 2 Crónicas 7:14, y como procedió Nehemías en su momento:

4 Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos. 5 Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos; 6 esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado. 7 En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo. 8 Acuérdate ahora de la palabra que diste a Moisés tu siervo, diciendo: Si vosotros pecareis, yo os dispersaré por los pueblos; 9 pero si os volviereis a mí, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre. 10 Ellos, pues, son tus siervos y tu pueblo, los cuales redimiste con tu gran poder, y con tu mano poderosa. 11 Te ruego, oh Jehová, esté ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, quienes desean reverenciar tu nombre; concede ahora buen éxito a tu siervo, y dale gracia delante de aquel varón. Porque yo servía de copero al rey.

Venezuela no es Israel, pero  Dios, el Dios de Israel es también nuestro Dios; así que confiadamente podemos acercarnos a Él, y como Nehemías orar por Venezuela, contextualizando a nuestra situación presente aquella fervorosa oración.

Vamos a nuestro altar de oración y clamemos por Venezuela.

Algunas Iglesias oran siguiendo una estrategia 639, es decir orar a las 6:00 de la mañana, a las 3:00 de la tarde, y las 9:00 de la noche; tal vez siguiendo la devoción de Israel descrita en la Biblia. A las 3:00 de la tarde sería una buena opción para ir a los templos a orar, como fue la devoción de Pedro y Juan, tal como se evidencia en Hechos 3:1, la “hora novena” corresponde a las tres de la tarde nuestra; y a las 9:00 de la noche reunirse en familia para clamar por la salida a esta crisis conforme a la dirección Divina.

Pronto vendrá la salida, de acuerdo a la óptica Divina, porque Dios siempre escucha el clamor de su pueblo.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

EL SI O EL NO DEL 15 DE FEBRERO

A pocas horas de las de la consulta electoral para definir si se acepta la enmienda constitucional para la reelección continúa, la situación no esta completamente clara. Ambos grupos señalan poseer la voluntad de los electores, por lo cual anticipan desde ya que su opción es la ganadora.

De todas maneras, independientemente del resultado electoral del próximo 15 de febrero, el panorama no se vislumbra muy claro para Venezuela, y menos para la oposición, en virtud de que definitivamente será en el 2013 cuando se decidirá el sentir popular.

Hasta el presente, ambas opciones han jugado a la polarización, hecho que definitivamente perjudica a la disidencia.

Es que mientras el oficialismo se presenta en todas las contiendas electorales, como un bloque homogéneo tras la figura de su máximo líder; la oposición se disgrega en múltiples candidatos, que a la postre resultan beneficiando al oficialismo.

La estrategia de los abanderados por el NO, tanto como sus voceros no calan en las mayorías, y dejan una sensación de desanimo.

Una de las estrategias ha sido golpear la imagen del Presidente,  negar sus logros, y radicalizar la campaña.

La estrategia de golpear la figura del Presidente, ridiculizarle, es impractica puesto que convierten al Presidente en víctima, con lo que se logra aglutinar más gente a su alrededor, y afianzar el sentimiento de solidaridad entre sus seguidores. Ocultar los logros de la actual gestión, es otro error, con graves consecuencias. Es un hecho que la política habitacional ha beneficiado a millones de venezolanos, entre los que se encuentran simpatizantes de ambas opciones; de igual modo, el establecimiento de la “Venezuela Mobil”, permitió a muchos venezolanos adquirir un vehículo, en condiciones preferenciales. Así como poner techo a los intereses bancarios; la red  ambulatorios de “Barrio Adentro”, el Programa de Alimentación Escolar; entre otros logros.

Es cierto que algunos difieren de estas políticas, mas los beneficiarios de las mismas tienen otra óptica, y son muchos.

Al radicalizar la campaña, tampoco rinde beneficios. Es bien sabido que el oficialismo cuenta con un voto duro de aproximadamente un 25 o 30 por ciento; al igual que la disidencia, que cuenta con porcentajes similares de adeptos. Esto quiere decir, que las elecciones las definen aquellos que están entre ambas opciones. Ese conjunto de venezolanos, la mayoría, que trabaja, sufre y espera; que no es “bolivariano”, pero tampoco “escuálido”.

Estos, a quienes las encuestadoras definen como “ni-ni”, inclinan la balanza hacia la opción que les conquista, atrae, o motiva.

Hasta el presente, el oficialismo ha captado ese voto, hablándole su lenguaje,  y sembrándole esperanza. Mensaje que la oposición no ha sabido capitalizar. Al contrario los voceros disidentes, especialmente los economistas, en lugar de sembrar esperanza, lo que hacen es atemorizar al público con sus pronósticos, y recomendaciones. Posiblemente acertadas, pero fuera de contexto.

Cuando hablan de aumentar la gasolina, liberar el dólar, así como los intereses; cuando señalan que la política de subsidios es errada, y recomiendan su eliminación. Al recomendar liberar los precios, y congelar los sueldos; cuando ridiculizan la red ambulatoria de “Barrio Adentro”; le están hablando al diez por ciento de la población que toda la vida se ha beneficiado de la riqueza petrolera, y atemoriza al noventa por ciento, sean opositores o bolivarianos.

Ellos nos quieren llevar al pasado, precisamente a las causas por las cuales Venezuela se canso de ellos, sus formulas y medidas; y opto por el actual Presidente. Y éste, o un representante de su ideología, se mantendrá en el poder, mientras los políticos y economistas quieran resucitar la Cuarta Republica.

Uno puede darse una idea de la Venezuela poschavista, Dios nos libre, a la luz de la breve pasantía de Carmona por Miraflores.

Por otra parte, los voceros de la disidencia no transmiten autoridad y confianza. ¿Cómo un venezolano de a pie, va a confiar en un personaje cuyo único merito ha sido postularse “continuamente” para un cargo de elección popular?, y esto aun cuando ponga en juego el cargo a elegir.

Las últimas elecciones nos dan razones para sostenerlo. El Pacto del “23 de Enero” fue irrespetado por candidatos, que a la larga contribuyeron a ceder Alcaldías y Gobernaciones al oficialismo. La mayoría de los candidatos a gobernadores y a alcaldes que se postularon, ya habían sido candidatos o habían ocupado dichos cargos; como si  Venezuela careciera de brillantes hombres capaces gerenciar los organismos públicos.

En Venezuela, la reelección continua no es una novedad. Revise las listas de Diputados y observará, que uno de ellos se postula indefinidamente, hasta la jubilación; o que su codician física lo permita.

El próximo 15 de febrero tendremos una opción ganadora.

¿Ganará Venezuela?