22 DE ABRIL EL DÍA DE LA VERDAD

El anuncio de la presidente del CNE fijando la fecha para las elecciones presidenciales ha conmocionado a la población venezolana, tanto como a nivel internacional.

Lo que se plantea para el 22 de abril en realidad es un enorme desafío para todos los involucrados en el proceso, porque lo que se va a dirimir ese día no es solamente el nombre de quien será designado Presidente, sino la veracidad, la consistencia ideológica, doctrinal, la autenticidad de los dirigentes políticos venezolanos y de la población en general.

Resultado de imagen para elecciones 22 abril

El 22 de abril es el día de la verdad.

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, líder fundamental de la Revolución Bolivariana y del Socialismo del Siglo XXI, ha convocado a sus seguidores a darle respaldo a su proyecto de acentuar el proceso que nos conduce al Socialismo.

En esto el Presidente, y los demás promotores de la Revolución en Venezuela, han sido claros, a nadie han engañado; su accionar responde a un fin, instaurar en Venezuela el sistema socialista que conduce al comunismo.

Para ello han creado las condiciones apropiadas, una de ellas es la designación de la Asamblea Nacional Constituyente que tiene la potestad de hacer las modificaciones constitucionales para convertir a Venezuela en un País comunista.

El fallecido presidente Chávez, tanto como el presidente Maduro, no han ocultado sus aspiraciones, al contrario han hecho una abundante promoción a su proyecto dentro y fuera del País.

Del lado opositor hay dos sectores. El primero constituido por la denominada Mesa de la Unidad Democrática, que reúne a los principales dirigentes de los distintos partidos que no están alineados con la Revolución; y el resto de la población, incluida la sociedad civil organizada.

Este grupo tiene el reto de contender con los promotores de la Revolución, y ello implica tomar decisiones trascendentales.

Hasta hoy, los dirigentes de la oposición han perdido credibilidad porque ellos están enfocados en la silla de Miraflores, y no en la realidad Nacional. El electorado venezolano les otorgó una amplia mayoría en la Asamblea nacional para que les represente dignamente, y estos cedieron la mayoría absoluta, han desoído el clamor de los ciudadanos que solicitan volver al rumbo democrático; y luego de haber declarado ilegal a la Asamblea nacional Constituyente, acatan los designios de la misma.

Vamos a ver si para el 22 de abril la MUD elige de su seno un representante como candidato presidencial. Recordemos que la MUD ha declarado ilegal a la Asamblea Nacional Constituyente y al CNE, por no haber renovado este último conforme a la ley; ambos han convocado les venideras elecciones.

También al electorado en general llega la hora de la verdad.

Lo mismo para el pueblo cristiano, quien tiene una disyuntiva. Es propicio recordar lo que es una disyuntiva. Acudamos al diccionario de la Real Academia Española (RAE):

Adjetivo. Que implica una relación excluyente entre dos elementos o tiene la capacidad de desunir o separar. Gramática. Oración coordinada que expresa una elección entre dos posibilidades que denotan diferencia, alternancia o separación.

Las disyuntivas se reconocen por la conjunción disyuntiva “o”. Por ejemplo: ¿Tomas café o chocolate?

Resultado de imagen para disyuntiva

De modo que el electorado venezolano tiene ante sí una disyuntiva que le plantea conflicto, complejo:

Un Gobierno Revolucionario que tiene como meta convertir a Venezuela en un País Comunista.

Una cúpula de la MUD que tal vez presente candidato presidencial,

Una aspiración popular de continuar la trayectoria democrática.

Pero también los líderes espirituales tienen su desafío que se constituye en una gran responsabilidad, hasta ahora los curas católicos, y los pastores evangélicos se han dividido entre partidarios de la revolución, quienes apoyan a la MUD, y otro significativo sector imparcial.

Para el 22 de abril, también les llaga la hora de la verdad; una disyuntiva desafiante, necesitan elegir entre dos opciones, no hay más para ellos.

Las dos opciones son:

Seguir aquella posición de apoyar a la Revolución, a los sectores de la MUD, o ser imparcial; o, en lugar de aquellas posiciones asumir su elevado papel de emisarios Divinos, y cumplir el sagrado deber de, Biblia en mano, orientar a este pueblo venezolano que está “pobre y disperso, como ovejas que no tienen pastor.”

En este mismo sitio hemos escrito que una de las causas por las cuales Venezuela atraviesa este valle de sombras, es porque le ha faltado la luz que resplandece en la Tinieblas.

Ha faltado un vocero Divino que adentrándose en el Palacio de Miraflores le explique al Presidente, y a su Gabinete, el valor de poner en práctica las enseñanzas bíblicas que han transformado gobernantes y naciones enteras.

Pero la cristiandad, o le lanza anatemas al Presidente, o va a Palacio en busca de un pedacito de “patria”. Y no es que falten cristianos en las altas esferas de Poder, lo que ha faltado es testimonio. Ha faltado un José, como en Egipto, un Daniel, como en Babilonia, un Nehemías, como en Persia, o una piadosa mujer como Ester en la corte del rey Asuero.

Y si ha faltado la voz de Dios en Palacio, también ha sido escasa en los otros predios de la oposición, y en la población en general.

Pero este no es momento de acusaciones, o distribuir responsabilidades, lo cual en nada beneficia, sino pensar objetivamente en qué hacer. Para orientar el proceso de reflexión hay dos textos, entre los muchos que en la Biblia tratan asuntos como este, que son muy útiles, pensando en forma asertiva.

He aquí el primero, Oseas 4:6:

Mi pueblo perece por falta de conocimiento… BLP

Es un privilegio, y una sagrada misión, declarar la Palabra de Dios al pueblo. La ignorancia de la Biblia es lo que determina los grandes errores de las naciones.

A través de la Sagrada Escritura se insiste en la importancia de leer, memorizar, meditar, recordar y practicar la Palabra; como también se describe el resultado de aquella práctica.

Cada cristiano es conminado a ello.

1 Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; 2 para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. 3 Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres. 4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. 5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. 6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. 8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. Deuteronomio 6:1-9.

Algunos teólogos afirman que estas palabras son dirigidas directamente al pueblo de Israel, preparándole para entrar a la Tierra Prometida, por lo que no tienen validez para otros pueblos; es cierto que Dios instruye a Moises para que advierta a Israel sobre el estilo de vida en la tierra que poseerán, sin embargo tales advertencias valen para el pueblo de Dios en general, y para toda persona que decida ponerlas en práctica, a quien le irá bien, según la promesa.

Pero para muchos la Biblia es un adorno, o un amuleto, un libro de primeros auxilios, un conjunto de textos para atacar a los oponentes. La Biblia no es eso, es la Palabra de Dios que transforma, genera bienestar, calidad de vida, progreso cuando se lee fervorosamente, y se practican sus enseñanzas.

Los líderes espirituales, o mejor expresado los siervos de Jesucristo están llamados a volver a la Palabra, vivirla, practicarla; y luego enseñarla. Allí están los profetas de Israel, quienes levantaban sus voces y proclamaban conmovidos: Así dice Jehová.

Hoy los siervos de Dios necesitan volver a la Palabra y conmovidos por ella, con el Sagrado Libro en mano, proclamar con autoridad: Así dice la Biblia.

Cuanto le ha faltado al Presidente, como a los venezolanos en general, que un siervo de Dios se le acerque y le diga: “Tengo un mensaje Divino que decirte hoy…” y abriendo la Biblia le declare el consejo de Dios:

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29:11.

El segundo texto para reflexionar, considerando la realidad venezolana, es:

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová. Josué 24:15.

Este texto es fuerte, pero define la disyuntiva a la que hemos hecho referencia anteriormente en este escrito.

Y la disyuntiva no es entre votar por el gobierno, o por la oposición, sino que los líderes espirituales necesitan una definición de principios, una toma de conciencia acerca del altísimo privilegio de ser vocero de Dios ante un País en crisis, la más severa en toda su historia desde que los españoles pisaron el suelo del nuevo mundo.

Resultado de imagen para palabra de dios

Los líderes espirituales necesitan un reencuentro transformador con la Palabra, para que su mensaje tenga el poder vivificador capaz de impactar y generar cambios en los oyentes.

Tal vez alguno piense que estoy exagerando la nota, sin embargo a la luz del acontecer venezolano es evidente que la Palabra de Dios escasea, como en los tiempos del joven Samuel, 1:3.

Más no hay que ser pesimistas, seguramente Dios tiene preparado los hombres y mujeres que en su momento se van a manifestar, como cuando Elías ante los profetas de Baal, colmado de poder Divino, exclama a ante un pueblo obnubilado por la idolatría:

36 Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. 37 Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos.

Y dada la respuesta, el pueblo clama: ¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!

Y esto es lo deseamos oír en Venezuela, otra vez: Jehová es Dios.

Cuando Jehová, el Dios Abraham, de Isaac, de Israel, sea también el de los venezolanos, ese día las cosas comenzarán a cambiar.

Cuando los líderes espirituales de Venezuela, los siervos de Dios que ministran en esta gran nación, se humillen, invoquen a Dios, oren, busquen el rostro de Jehová, y se conviertan de sus malos caminos; el pueblo seguirá su ejemplo, procederá igualmente; entonces Dios oirá desde los cielos, perdonará los pecados y sanará la tierra. Es la demanda de 2 Crónicas 7:14.

Aunque Elías pensaba que estaba solo en su tarea, Dios tenía preparado unos cuantos profetas más dispuestos a acometer la tarea de reconstrucción espiritual.

El 22 de abril sabremos la verdad de este pueblo.

Fuente.

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos y conceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

Anuncios

CRECIENTE DECEPCIÓN EN VENEZUELA

Muchos venezolanos están decepcionados al oír las declaraciones de los voceros del gobierno y de la oposición en torno a la solución de la crisis nacional.

La decepción es un sentimiento de insatisfacción que surge cuando no se cumplen las expectativas sobre un deseo o una persona. Se produce al unir dos emociones básicas, la sorpresa y el dolor. La decepción, si perdura, desencadena  la frustración y más adelante, la depresión.

Resultado de imagen para decepcionado

Decepción es el sentimiento que embarga a la población venezolana al comprobar de manera tan dramática que sus expectativas, generadas por promesas de sus dirigentes, no se han cumplido. Sueños despedazados por la terrible realidad que golpea a los venezolanos.

Decepcionada está la inmensa población que cifró sus esperanzas en aquellas promesas de cambio, que llevaría al País a la “isla de la felicidad”. Lo de convertir a Miraflores en una casa de estudios, eliminar los privilegios de quienes ejercen el poder, erradicar la pobreza, castigar a los corruptos, distribuir la riqueza petrolera entre el pueblo, y enterrar a la cuarta república; promesas de la Revolución Bolivariana que se esfumaron paulatinamente, y la inesperada merma de la renta petrolera pone al descubierto la incapacidad de cumplir las promesas en el orden económico.

Resultado de imagen para desabastecimiento

Si antes Venezuela estaba hipotecada al Imperio, del cual nos liberaron, según la predica de los Revolucionarios; ahora descubrimos que la hipoteca simplemente cambió de “imperio”. Seguimos dependiendo de los designios de intereses externos, solo que estos nos llevan al atraso.

La revolución fue simplemente eso, un embriagante giro de 360 grados, y ahora estamos como al principio, o peor. El desabastecimiento de productos básicos y medicinas, la inseguridad, la hiperinflación; las interminables e injustificadas colas típicas en los países del “Socialismo del Siglo XXI”, han hecho pedazos los sueños de los que creyeron en tal ideología.

Ahora, si usted cree que la Revolución Bolivariana fracasó, está completamente equivocado; o engañado por cantos de sirena. El esquema político y económico de los países comunistas es tal cual se vive en Venezuela, que no se ha impuesto cien por ciento debido a la valiente resistencia de la sociedad civil, y del pueblo de Dios que fervientemente ora por una intervención divina.

En la acera del frente, la situación no es diferente. La inmensa mayoría de los venezolanos que no comulgan con la Revolución Bolivariana, están en peores condiciones. En esos predios se avanza de la decepción a la frustración. Hay dolor en sus corazones al ver como los que se montaron en la MUD han sido desleales, prometiendo lo que sabían no iban a cumplir. Aún permanece en la mente de todos los venezolanos las promesas de los candidatos a diputados de la oposición; ni una sola han cumplido. Igualmente recordamos vívidamente los encendidos discursos del locuaz presidente de la Asamblea Nacional, y de quienes le secundan. Ya el fuego de su verbo, y las promesas de volver al hilo constitucional tienen sordina, se han amortiguado y diluido en los salones de Miraflores.

Decepcionados regresaron a sus casas los convocados a la gran marcha en Caracas. ¿Por qué la decepción?

Resultado de imagen para toma de caracas

Porque no se negocia la solución de la crisis económica generada por las erradas medidas; no se propicia la reactivación del aparato económico; facilitar la importación de alimentos y medicina a gran escala, como medida coyuntural para bajar la presión, mientras se resuelve el problema de fondo; no se dialoga sobre la seguridad, y parar que la delincuencia desde las cárceles dirijan sus operaciones delictivas. El interés de la MUD es encausar la crisis hacia las elecciones, para de esa manera asumir el poder; por lo tanto no habrá referendo en el plazo previsto, Leopoldo no será liberado, o saldrá inhabilitado; habrá elecciones en Amazonas, que seguramente equilibrará los poderes; y el tribunal Supremo seguirá al mando por encima de la Asamblea Nacional, gracias a la magia del dialogo.

Es decir el gobierno seguirá al mando hasta que se cumpla el plazo para las elecciones presidenciales; el presidente Maduro entregará el poder democráticamente, y uno de la MUD asume la presidencia, un pacto similar al de Punto Fijo. ¿Es aquello indigno? No, es la salida constitucional que todos queremos, en paz, como es la tradición en Venezuela.

Para que ese acuerdo se cumpla no había necesidad de tanto teatro; hablar claro es lo correcto. Crear expectativas falsas es lo desalentador.

La MUD cambió el apoyo de la OEA, y de la Organización de Derechos Humanos, y a petición del Gobierno aceptó la mediación del Vaticano. He aquí otra decepción. De acuerdo con el pronunciamiento de algunos católicos, en mensajes difundidos en las redes sociales, se afirma que el Vaticano no es un mediador imparcial porque supuestamente, presuntamente, es admirador de la Revolución Cubana, e inclinado hacia la izquierda. No me consta, pero es lo que corre por las redes. Tengo un alto respeto hacia las figuras de autoridad religiosas, por la investidura que poseen. Por lo que menciono esto porque proviene del mismo ámbito religioso de la Santa Sede.

Por este motivo es decepcionante que no se diga con franqueza el acuerdo a que han llegado, antes de la presencia del emisario del Vaticano, que se intuye, o mejor se infiere por las acciones tomadas en todos los bandos.

¿Cuál es el acuerdo? Dejar que el Gobierno culmine el período Constitucional, convocar elecciones de Gobernadores y Alcaldes como prevé la Constitución, y luego realizar elecciones en la fecha prevista. Eso es todo. Por qué no se dice claramente, así quedamos enterados, y conscientes de esperar el desenvolvimiento de esta crisis sin mayores traumas. La solución es electoral y punto.

Resultado de imagen para dialogo nacional venezuela

Claro los amigos de la MUD se organizan estratégicamente para ser los próximos Gobernadores y Alcaldes. ¿Eso es repudiable? No, es un legítimo deseo. Lo desalentador es que eso es lo que les mueve, y no el hambre, el desabastecimiento, y el que muchos mueran por falta de medicinas.

¿Para qué ese teatro en Miraflores? Acaso los seguidores de la Revolución Bolivariana, y los de la oposición no tienen la suficiente madurez política para entender esa solución electoral, y dejar que el proceso fluya constitucionalmente.

Lo decepcionante es que prometan una cosa para sentarse en Miraflores, o en la Asamblea Nacional, y luego hagan otra, diciendo que es para preservar la paz.

A no ser que haya intervención divina, se repetirá la revolución. La de 360 grados. Por vía del voto castigo cualquier representante de la MUD ganará las elecciones. Seguidamente viviremos el ciclo de la euforia, se llegará al clímax, y bajaremos en trepidante caída de montaña rusa, y luego sigue el ciclo.

Es decir, los herederos de la cuarta república que dirigen la MUD, sepultaran a la Quinta, y construirán la Sexta, la cual se desplomará por los mismos motivos que llevaron a Chávez al poder; surgirá la Séptima propiciada por los herederos de la Revolución Bolivariana, y así seguiremos en revolución.

¿Dónde estriba el problema? En la naturaleza caída del hombre, es decir, el comportamiento denominado en este escrito “decepcionante”, es el esperado de una persona que no posee o no practica los altos valores transferidos al hombre en el acto creador, o en el impartido luego del renacimiento espiritual, y que constituye un desafío para todo hijo de Dios.

Aquello de la honestidad, responsabilidad, puntualidad, cumplir la palabra dada, fidelidad, pulcritud, respeto, lealtad, justicia, que denominamos valores humanos, tienen un trasfondo bíblico, forman parte de las virtudes que practica un hijo de Dios, y que están contenidos en la Sagrada Escritura.

Resultado de imagen para palabra de dios

En escritos anteriores hemos insistido en que el venezolano necesita un despertar espiritual, un volverse a Dios, como reiteradamente se invita en su Palabra, la Biblia.

Muchos lectores a estas alturas pensarán que acá se plantea una solución mágica, sin embargo hay personas que dan fe de esto que aquí se afirma porque lo han experimentado en carne propia. Y en diversos pueblos del mundo que han acogido estos principios el resultado es impresionante.

Nuestra propuesta no se enfoca en un cambio en el esquema político, ni un cambio de actores. No es que los revolucionarios dejen de serlo, y asuman los ideales de los opositores, o viceversa. No es que dejes una religión y abraces otra. Es que mires dentro de ti mismo, y consideres ese vacío que tratas de llenar con ideales, esperanzas, trabajo, acción social, y hasta  resentimiento, y aceptes que sigues desencantado porque no has podido satisfacer ese vacío interior.

Tiende tu mirada a Dios, ese Dios que sabes íntimamente  que existe, que necesitas y no te has atrevido a enfrentar. Ese Dios te dice:

Clama a mí, y te responderé; y te mostraré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3.

Estás decepcionado con el proceder de los políticos, entiende que ellos tienen la misma necesidad, y están buscado alternativas, en la solución de sus propias crisis, y las del país.

Ellos necesitan oír el mensaje divino que transforma la vida. Pero he aquí la gran interrogante, ¿Cómo oirán sin haber quien les predique?

Es fácil cuestionar a nuestros dirigentes políticos desde nuestra cosmovisión  cristiana, sin embargo, ¿Cuál es la perspectiva de Jesús al respecto?

Y si eres hijo de Dios, cristiano, haz una pausa, revisa 1 Crónicas 7:13-14. Medita, ora y ponlo en práctica letra por letra. Tu vida cambiará y la de Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org
  • Conceptos: Wikipedia, la enciclopedia libre,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google

DESAFÍO DE LA NUEVA ASAMBLEA NACIONAL

Contundente ha sido la reacción del electorado venezolano ante las opciones que tenía el 6D.

La historia se repite, esta vez en forma inversa.

Una significativa porción de venezolanos ejercieron el denominado “voto castigo” como respuesta a las promesas incumplidas de la Revolución Bolivariana.

Como bien ha quedado demostrado en procesos anteriores, la oposición, que agrupa a una diversidad de partidos y tendencias, ha capitalizado alrededor de un 40% de votantes, de manera que el porcentaje superior a esa cifra proviene de oficialistas defraudados, o de abstencionistas que esta vez algún resorte les movió a votar.

Por lo tanto la MUD aunque se regocije de la victoria necesita entender que las promesas incumplidas y el abuso en el poder traen consecuencias inevitables.

El desafío de los parlamentarios que copan la Asamblea Nacional es el de reconocer humildemente que su triunfo se debe a esa masa de venezolanos defraudados, empobrecidos, llevados al extremo de la impotencia, humillados al no poder, por ejemplo, adquirir una porción de azucar, porque la empresa azucarera, que ahora es del pueblo porque fue expropiada no produce azucar para los consumidores, sino divisas para los políticos que administran las quebradas empresas del Estado.

Es decir, el tema económico y social fue bandera de la Campaña Electoral de la MUD, y es el motivo de su holgada victoria, se espera pues que a esos dos aspectos se le dé prioridad en la gestión que se inicia. Consideramos una inconsecuencia con el electorado si la diatriba política es lo primero en su agenda.

No cumplir lo prometido genera reacciones adversas.

  • Es deseable que RCTV vuelva al espectro radioeléctrico,
  • Se espera que la Gente de petróleo sea reivindicada,
  • Se desea que se quite la mordaza a la prensa,
  • Y se pide que los presos políticos sean liberados, y
  • Muchos anhelan revocar el mandato al presidente Maduro,

Todo ello forma parte de las aspiraciones de un amplio sector de la población, pero no hay que olvidar las promesas formuladas, y los motivos por los cuales la gente salió a votar el 6D.

Lo primero es cumplir las promesas.

Tal vez sea incomodo el recuerdo, pero esta misma reacción fue el motivo por el cual el “Chavismo” se instaló en Miraflores. Promesas incumplidas, alto índice de pobreza, corrupción, un injusto modelo económico, tanto como decisiones políticas erradas indignaron a la población de tal forma que propiciaron un ejemplar “voto castigo” a los jerarcas de la Cuarta República, con los resultados que conocemos y sufrimos.

Para comprobar la veracidad de lo que acá se afirma revisa en la hemerotecas de los principales diarios de aquella época las noticias y notas de opinión previas a las elecciones; también puedes revisar en los archivos de RCTV, y de Venevisìón, principalmente, los Noticieros y programas de opinión, especialmente los de Alfredo Peña y de Napoleón Bravo, para darte una idea del por qué Chávez llegó al poder.

Algunos de los locuaces parlamentarios que hoy nos hipnotizan con su verbo, ayer lo hicieron en nombre de la Cuarta República y propiciaron la estrepitosa caída del bipartidismo generado en el Pacto de Punto Fijo.

Aunque no se desconfíe de ellos por sus errores pasados, pues creemos en la capacidad de cambio del ser humano, y en que todo el mundo tiene derecho a nuevas oportunidades, esperamos que en esta Asamblea, en la que las nuevas generaciones son mayoría, prive la sensatez, el equilibrio, el espíritu de reconciliación nacional.

Si no se quiere la Quinta, menos aun se desea la Cuarta. O los desaciertos de ambas.

La Asamblea Nacional, dada su mayoría, es garante del equilibrio de poderes, tiene la potestad de dictar leyes que beneficien al País, ejercer la función contralora del Poder Ejecutivo, negociar con el Gobierno políticas para generar calidad de vida; y sobre todo propiciar la reconciliación nacional.

Si tan solo eso cumple, Dios y la Patria… la honrarán.

Fuente:

EL 6D, REENCUENTRO DE VENEZUELA CON SU IDENTIDAD

La determinación de los electores el 6D permite afirmar que Venezuela reacciona para buscar el cauce temporalmente perdido, por el que muchos años enrumbó su destino. Venezuela es un país con vocación democrática, republicana, pacifista, enmarcados en los valores de la cultura occidental, que impregna a la Constitución de la República Bolivariana de venezuela.

Aunque el tema ideológico, ni el espiritual constituyeron motivos de confrontación, sí estuvieron como telón de fondo del acto electoral.

Lo que se juga en Venezuela a partir de este momento es si vamos a aceptar cambiar nuestra vocación histórica, para apoyar el modelo que nos ofrece la Revolución Bolivariana de guiarnos a un Socialismo del Siglo XXI, inspirado en la ideología marxista, teñido de otras corrientes de orden pagano, común en esta era posmoderna.

A partir de este momento el liderazgo democrático venezolano, en el ámbito político, como en el espiritual necesitan educar, formar, e instruir a los venezolanos para que sean conscientes de lo que hacen al momento de elegir a un representante popular.

No se puede acudir a las urnas y votar visceralmente.

Ese proceder llevó al chavismo a Miraflores, que luego fue calando en la población con los resultados que observamos. El rechazo a la Cuarta República, y su estrepitosa caída propició la llegada encubierta del Marxismo a Miraflores.

Es el mismo rechazo de una población “desampara y dispersa”, solo unida en las interminables e injustificadas “colas” frente a un expendio de alimentos para que les ofrecieran como una dadiva un paquete da pañales, un desodorante de mala calidad, y con mucha suerte una pírrica porción de harina precocida.

Esta torpeza del Gobierno revolucionario, y no el mensaje de la MUD propició el resultado que de mala gana y con toda la lentitud posible va soltando por cuenta gotas el ente electoral.

COMPOSICIÓN AN 2015

Esta es la hora estelar, el momento oportuno, el tiempo de la dirigencia política, de la sociedad civil, de los educadores, de los sacerdotes católicos, y los pastores evangélicos para educar en sus ámbitos de competencia a la población venezolana para que conozca la importancia de preservar la República, y conducirse según los valores espirituales de la sociedad venezolana; que incluso inspiran la Constitución Venezolana. Lea su preámbulo para que lo compruebe.

Los cristianos, que somos mayoría en este hermoso País, agrupados bajo la denominación Católica, y Evangélica necesitamos redefinir el destino de Venezuela, y para que ello ocurra hay que volver a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, conocerla y practicarla. Así como conocer el mensaje de la Biblia, y practicarla. No es un asunto de religión, es que esa en nuestra vocación como venezolanos.

Pongamos un ejemplo, ¿Conoces y practicas el Artículo 60 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela? Léelo, internalízalo, y practícalo, notarás grandes cambios. Cuando lo leas, si no lo recuerdas, observarás cuantas veces se viola impunemente.

Ahora, otro ejemplo, ¿Conoces y practicas Mateo 22:39? Si no lo recuerdas léelo, serás alguien diferente, especial cuando lo practiques.

¿Sabes que ambos conceptos están íntimamente relacionados? Tal vez nunca pasó por tu mente que el Artículo 60 de la CRBV y Mateo 22:39 tengan alguna relación.

Cuando el pueblo venezolano sea educado en los valores de la cultura occidental, inspirados en la democracia, la vida republicana, y la Biblia, tendrá discernimiento para actuar conscientemente al momento de grandes, o pequeñas, elecciones, decisiones.

Las decisiones viscerales, para castigar al otro, traen resultados catastróficos en lo interpersonal, como al momento de ir a las urnas electorales.

El 6D nos reencontramos con la verdadera identidad venezolana: La democracia, la República, los valores occidentales; que hay que preservar, es el reto de la Asamblea Nacional que se instala en enero, y su composición así lo determina.

Si no recuerdas el Artículo 60 de la CRBV, y Mateo 22:39, a continuación te los transcribo:

Artículo 60:

“Toda persona tiene derecho a la protección de su honor, vida privada, intimidad, propia imagen, confidencialidad y reputación. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y ciudadanas y el pleno ejercicio de sus derechos.”

Mateo 22:39:

“Y el segundo es semejante: Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Ahora nos toca reencontrarnos como venezolanos, reconciliarnos; vivir en paz; como es la tradición venezolana. En la IV República, aun con todas sus deficiencias la izquierda que encausó sus luchas en el marco de la Constitución no fue acosada, perseguida, inhabilitada. Se les respetó, al punto que llegaron a Miraflores. Lamentablemente no tuvieron la misma calidad humana, se desviaron de su camino, y ahí están las consecuencias.

Cobra vigencia las sabias palabras del Apóstol Pablo:

“Todo lo que el hombre sembrare, eso también cosechará.” Gálatas 6:7

El que tenga ojos…

Fuente:

EL CAMBIO ESPERADO EN VENEZUELA A PARTIR DEL 6D

En Venezuela, así como en muchas otros países se espera que haya profundos cambios a partir de las elecciones parlamentarias pautadas para el 6 de diciembre.

Y esta es la expectativa que generan los actores del proceso.

Constantemente nos llegan mensajes emanados desde los comandos de campaña, en los que se nos promete que si obtienen mayoría en la Asamblea Nacional en Venezuela habrá cambios.

Ahora bien, quienes tenemos suficiente edad como para evaluar el comportamiento de los venezolanos durante los últimos cincuenta años, y hacer un diagnóstico de País, sabemos que en Venezuela habrá cambios, cuando:

En lo económico:

Los comerciantes, y los nuevos emprendedores “los bachaqueros”, dejen de comprar productos regulados y los vendan sus comunidades a precios especulativos. Por ejemplo que adquieran un kilo de harina de maíz precocida en 20 bolívares, y la vendan en su comunidad en 250 bolívares.

Los financistas adquieran divisas al valor oficial y creen el mercado paralelo ofreciéndolos al valor “libre”.

Que las empresas expropiadas por la Revolución y entregadas al pueblo, dejen de generar pérdidas y produzcan como en los mejores tiempos, y que los productos sean de calidad.

Cuando se importen vehículos “chinos” y se vendan al precio real, no con el 600% de sobrepercio, explotando de esa manera al pueblo.

Todo venezolano tenga acceso a divisas sin mayor trámite que el de poder adquirirla.

Que toda institución pública o privada que tase los precios de los productos en divisas extranjeras, que pague a sus trabajadores en la misma divisa o su equivalente en bolívares.

En lo social:

Que no se repitan los nombres de las personas beneficiadas en los programas sociales de vivienda.

Que el programa social “Tu casa bien equipada” esté al alcance de todo venezolano, y no solo a quienes puedan “adquirir los cupos”.

Cuando los recursos destinados a programas sociales en las comunidades lleguen a los pobladores de aquella comunidad, y no sean utilizados para enriquecer a quienes administran los programas.

Cuando los Alcaldes cumplan la sencilla tarea de hacer que funcione el Aseo Urbano, sean creativos en la disposición de la basura y no la usen como bandera política.

Los conductores respeten las señales de tránsito.

La ciudadanía no bote basura a la calle, ni en la calle.

Que cuando en cualquier casa de un venezolano se abra un grifo de agua, el vital líquido salga, y que sea potable.

Resultado de imagen para grifo de agua

En lo político:

Que los diputados electos utilicen su influencia para propiciar se cumplan las leyes, y no usen su investidura para fortalecer al partido que les propuso, o para provecho personal.

Que las negociaciones de los diputados de la oposición con el gobierno sean para enrumbar al País hacia la civilización, y no para entorpecer, u obtener beneficios indignos.

Que los oficialistas hagan un análisis sincero y objetivo al modelo que tratan de imponer en Venezuela y reconozcan que a nivel mundial ha fracasado y hundido a los países en miseria, corrupción, e inseguridad.

Que los jerarcas de los partidos de oposición dejen de hacer promesas que saben no van a cumplir, ya que no son sus competencias. Ellos no van a acabar con las colas para adquirir alimentos ya que no van a ser Ministros en el área económica. Por otra parte esos diputados de oposición son corresponsables de lo que sucede en el país, sus conciencias son testigos.

Como la mayoría de los diputados de la oposición tienen muchos períodos ejerciendo esa representación popular, esperamos que cambien y dejen a sus familias y a quienes votaron por ellos un digno legado.

El cambio que revolucionará al País.

El cambio que enrumbará a Venezuela por el sendero del progreso, de la paz, seguridad, y propicia calidad de vida, es uno que trasciende el área política, intelectual, o emocional. Es un cambio en la esfera espiritual. No me refiero a lo religioso. A que cambies de religión, o te comprometa más con la que profesas.

El cambio que Venezuela necesita, que tú como venezolano necesitas es un cambio de rumbo, de dirección.

Tal vez vamos por el sendero errado ya que anhelemos un cambio de actores políticos.

El cambio que necesitas es volverte a Dios. Si has leído hasta aquí, te ruego leas hasta el final.

Tal vez estés desencantado de la religión, y de los religiosos. Y tienes razón, las religiones son intentos humanos de propiciar cambios, pero como son humanas no tienen el poder que necesitan para ejercer esos cambios.

Sin embargo cuando nos adentramos en la esfera espiritual y tienes un encuentro personal con Dios, vas a experimentar su poder transformador. Ahora esto es un asunto de fe, no que por leerlo acá ya estás entrando en un nivel espiritual, no. Para ello se requiere que hagas valer tu fe.

La Biblia la Palabra de Dios tiene respuesta a tus inquietudes, mira lo que expresa:

Lo que Dios quiere para ti:

11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. 12 Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; Jeremías 29:11-12.

Como alcanzarlo:

2 Así ha dicho Jehová, que hizo la tierra, Jehová que la formó para afirmarla; Jehová es su nombre: 3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3.

Una estrategia:

8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Josué 1:8.

Lo que Dios recomienda.

6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Isaías 55:6-7.

Busca a Dios, comprobarás el cambio en tu vida.

Versión de la Biblia: RVR60. Tomada de www.biblegateway.org

Imágenes: Google.

CON LA MIRADA PUESTA EN LAS ELECCIONES DE DICIEMBRE

Escribo con dolor, consciente de una realidad venezolana controversial.

Existe un ambiente de angustia, rechazo, enojo y desesperanza en relación a las circunstancias que vive Venezuela; a tales reacciones se agrega estupor, perplejidad, debido a que un país tan rico en recursos naturales, y con una tradición y cultura de paz viva el aciago momento presente.

Se lee en los angustiados mensajes que circulan en las redes sociales, y en las interminables columnas de personas frente a los expendios de alimentos para adquirir un artículo de primera necesidad, que no está en los anaqueles.

Ahora bien, esto que está ocurriendo no debe sorprender a nadie, porque lo que vivimos ha sido francamente expuesto y declarado sinceramente por quienes están en el poder. Ellos no han engañado a ningún venezolano. Dijeron que a través de una Revolución Bolivariana van a imponer un Modelo Socialista, de inspiración comunista. Y lo están haciendo.

Los que saben de historia contemporánea, o vivieron la década de los 60, conocen a quienes están en el poder. Saben que algunos de ellos son actores, otros herederos, de las luchas por imponer un modelo comunista en Venezuela. Ellos fueron a la guerrilla, se internaron en el “Charal”, pelearon en las Universidades, denunciaron a los gobiernos de turno, fueron a los sótanos de la famosa “Digepol”, por sus ideales. Y hoy están en el poder sin dar un golpe de estado.

Aunque algunos se quitaron sus antiguos colores de los partidos en los que militaron, y se pusieron una camisa roja; no les inspira una “causa” sino el poder.

Los revolucionarios de izquierda se instalaron en Miraflores entre el “Chiripero” ampliamente recordado y documentado; y allí se quedaron gracias al poderoso respaldo de una votación como pocas en Venezuela. El domingo 6 de diciembre de 1998 se elige al presidente de la República con el 56,20 % de votos, segundo mayor porcentaje del voto popular en 4 décadas, con un 36,55% de abstención, una de las más bajas en Venezuela.

A partir de allí hay el punto de inflexión, Venezuela toma otro rumbo.

Y, ¿Qué sucede con los gobiernos “democráticos”? Propiciaron las condiciones que facilitaron el acceso al poder de la “revolución”, sus erradas políticas económicas, la apropiación de la riqueza petrolera, que se evidencia en un 60% de población pobre en Venezuela, caldo de cultivo de los deseos de cambio.

Se votó por ellos, por los gobiernos antes de la Revolución Bolivariana, esperanzados en que nos llevarían al primer mundo, así lo prometieron. Vivimos una ilusión; los Planes Nacionales, la Reforma Agraria, la Industrialización, la Revolución de la Inteligencia, se quedaron en papel; y en la frustración generalizada. Los exponentes de aquellos gobiernos aún siguen en el escenario. Una vez llamaron a la abstención, y entregaron todos los poderes; convocaron un paro petrolero, con resultados conocidos; “sacaron” los militares de los cuarteles y los exhibieron en Altamira, y sabemos lo que pasó; se da el “carmonazo”, con resultados a la vista; los estudiantes salen a las calles, encienden el país, son reprimidos, y no hay pronunciamiento serio y firme de los diputados, y de quienes se denominan representantes de los que no militan en las filas de la Revolución.

Sé que esto no agrada, pero lo expreso con pesar, con dolor; y lo que hago es una reseña de la historia, lo puedes comprobar en las hemerotecas de los diarios venezolanos, la valoración de la historia la hace cada quien.

He aquí la mía:

Reconozco que los promotores de la Revolución Bolivariana son consecuentes con sus ideales, y luchan por imponerlos. Esa es la pasión que necesitamos los cristianos para proclamar el evangelio auténtico; como en el primer siglo.

También valoro que los representantes del bloque opositor, la denominada MUD, por sus acciones pasadas no tienen confiabilidad para ser los interlocutores con el Gobierno Bolivariano, en la Asamblea Nacional; ni para conducir unas elecciones en la que realmente se respete lo que dicen las urnas electorales; ni gerenciar un proceso de cambio, y reconciliación Nacional.

La reconciliación nacional no pasa por “tumbar” el gobierno con los votos en diciembre. Requiere sentarse a dialogar, mediar, conciliar, incluso apoyar las iniciativas que beneficien a la población. Si se va seriamente a dialogar, sin posiciones radicales previas, ni intenciones ulteriores, no hay que temer a sentarse con el gobierno. Eso es normal en países normales en que se respeta al oponente.

Hay suficientes “lumbreras” en las trincheras de la oposición para orientar medidas que beneficien a de la población, y tienen experiencia de gobierno, sin embargo la falta de humildad, temor de los radicales de derecha, y desgano de querer resolver la crisis del País, en ambos sectores, mantiene este caos.

A esta elección de diciembre acudo sin esperanza de cambios a corto plazo.

Esta debe ser la última elección en que los cristianos vayamos a las urnas electorales para votar por una persona que no sea consecuente con los altos valores de la sociedad venezolana, y los principios cristianos definidos en la Biblia, que son los que sustenta la mayoría de la población en Venezuela.

Si usted, cristiano, vota por una persona que practique devociones y religiones ajenas al cristianismo; que sustente filosofías ajenas a su fe; y que no tenga credibilidad. Entonces el año que viene no se ponga a enviar cadenas pidiendo que Dios enmiende, lo que usted con sus votos decidió. Dios respeta la voluntad popular, Dios no es subversivo.

¿Qué hacer en diciembre el día de las elecciones? No se quede en casa, no queda más remedio que votar. Vote según le dicte su conciencia.

¿Y después de las elecciones? Hay que reforzar la proclamación del evangelio de Jesucristo, como es el insistente desafío del Nuevo Testamento; extender el reino de los cielos por todos los rincones de Venezuela, y del mundo. Incluso hoy.

Clamar por quienes están en el poder, y los dirigentes de la oposición, tal vez sean sensibles al mensaje de Jesucristo, que realmente lo necesitan. No se sienta incómodo, ni asuma una posición ideológica, al orar por el presidente Maduro, o por los encargados de hacer oposición. Si alguien necesita la luz del evangelio, y el poder transformador de Jesucristo, son ellos; como el resto de venezolanos.

Recuerda que Dios usa a las personas “impensadas”, desechadas para cumplir su voluntad. David era el menos indicado para rey de Israel; los apóstoles serían los últimos a elegir en una comisión de postulaciones, Ciro el pagano rey persa, el menos aconsejable para reconstruir el Templo y a Jerusalén, 2 Crónicas 36:22-23. Y Lutero un monje aferrado a la tradición el peor a recomendar para una Reforma de la Fe, que cambió el rumbo de la cultura occidental.

Para Dios no hay imposible, la imposibilidad está en la mente.

Empodérate de: 3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,” 2 Corintios 10:3-5.

Un último consejo: Acude a la palabra, recibe su instrucción, toma nota de sus advertencias, ordena tu vida según sus directrices; y sobre todo practícala.

Así vendrá tiempos mejores para Venezuela.

Amen.

Imagen