NO TEMAS A LAS POTESTADES DE ESTE SIGLO, TEME A DIOS

Nuevamente las redes sociales de los grupos cristianos se calientan transmitiendo información acerca de un Congreso Inter Religioso Nacional, el primero de abril próximo en un teatro en Caracas, de grupos afectos a Religiones Ancestrales, que no tienen nada que ver con la fe en Jehová de los Ejércitos,  el Dios revelado en la Sagrada Escritura, la Biblia.

Resultado de imagen para religiones ancestrales

Tal encuentro se realiza en el marco del Estado de Derecho que rige a Venezuela, el cual contempla la libertad de cultos, derecho que igualmente tienen los cristianos y lo gozan cada vez que desean reunirse en cualquier lugar del territorio nacional.

Al evento se le ha dado una trascendencia que realmente no tiene; paralela a esa información se ha vuelto viral, en las redes de grupos cristianos, una cadena en la cual se da como una novedad que en las altas esferas del gobierno nacional se reconoce el poder de la oración.

Dadas esas informaciones piadosos hermanos han iniciado una cruzada para pedir que se redoble la oración para neutralizar el poder de las tinieblas, algo que me parece loable, digno de realizar prontamente.

Ahora, ¿Qué hay en todo esto? El trasfondo es la realidad venezolana que cada día precipita en un abismo sin fondo, por motivos conocidos. Para entender este escenario actual, necesitamos ir a las causas, porque generalmente nos enfocamos en los efectos.

Vamos a poner bajo la lupa el escenario espiritual; de acuerdo a las cadenas que circulan, y los llamados a oración se aprecia que hay un temor, una angustia porque supuestamente “los gobernadores de las tinieblas de este siglo… huestes espirituales en las regiones celestes.”, están ejerciendo gran poder y dominio en Venezuela; en una guerra espiritual según Efesios 6:12.

Resultado de imagen para guerra espiritual

De ser cierto que en Venezuela rige un gobierno del mal, entonces estamos declarando el fracaso del pueblo de Dios en mantener la soberanía sobre un territorio conquistado desde la época del descubrimiento, aceptando como válido que la Iglesia Católica trajo el cristianismo a Venezuela.

La Biblia afirma:

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Juan 1:5.

Es decir, las tinieblas no pueden apagar la luz; es la luz que disipa las tinieblas; bíblicamente, así como lo refiere la física, la oscuridad es ausencia de luz.

En este orden de ideas, Jesús afirmó:

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12.

Y respecto de sus seguidores, declaró:

Vosotros sois la luz del mundo, Mateo 5:14.

Es claro que el creyente no irradia luz propia sino que refleja la luz de Cristo.

En Apocalipsis 1:13 se muestra una figura esclarecedora, aparece Jesucristo rodeado de siete candeleros, aquellos candeleros representan a la totalidad de Iglesias, 1:20, que alumbran al mundo hasta su Segunda Venida. Esta figura es recurrente en la Biblia, el candelero tiene siete lámparas que emiten luz gracias al aceite que impregna al pabilo y posibilita la combustión, fenómeno que produce energía lumínica.

Imagen relacionada

Como sabemos, el aceite es símbolo del Espíritu Santo, y el pabilo es el creyente; la lámpara, es la idea que nos transmite Hechos 1:8, el Espíritu Santo da el poder para iluminar con el testimonio de Jesucristo.

Por un instante situémonos en los días iniciales de la propagación de la fe, inmediatamente después del día de Pentecostés. Visualicemos lo que se describe en Hechos. ¿Se atemorizarían los discípulos porque en Jerusalén se realce un “Encuentro de Religiones Ancestrales”?; tales religiones cuyo origen se remonta a la Babilonia ancestral fueron progresivamente “iluminadas” con la luz del evangelio, y muchos de sus seguidores cayeron rendidos a los pies de Jesucristo, por el poderoso testimonio de los creyentes.

Para nadie es un secreto que desde que existimos como pueblo se realizan reuniones, cultos, ritos de aquellas religiones ancestrales, incluso existen santuarios, como el de la montaña de Sorte a la cual acuden innumerables Venezolanos, se dice que en la época anterior a la Revolución Bolivariana era un secreto a público que algunos presidentes fueron a los dominios de María Lionza para rendirle algún tributo, o ganar votos de los a ella adeptos. Pero su influencia era limitada y se circunscribía a los “trabajos” para resolver problemas amorosos, conseguir un trabajito, conocer el futuro, o quitarse la pava.

Nunca se pensó que llegarían hasta Miraflores, según las cadenas que calientan las redes, ahora querido hermano cristiano, seas de la denominación católica o de la denominación evangélica, ¿Cómo llegaron hasta aquellos lugares de gobierno? Estamos seguros, completamente seguros de que si es cierta la afirmación que corre en las redes sociales, fue con el voto de muchos que hoy claman orar por Venezuela.

Con base a la Palabra reitero que la crisis que sacude a Venezuela se va a resolver tan solo cuando ponga en práctica uno de los textos más recitados y menos llevado a la práctica, tú lo sabes, pero te lo repito:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

 Relee el texto, analízalo. Observa el “si” condicional, el uso de la conjunción “y” sumando demandas, y la expresión “entonces” que describe la respuesta. Hay condiciones, requisitos, que cumplir para que las plegarias sean oídas.

Revisa la realidad, no culpes a la Revolución, no responsabilices al fallecido presidente; ellos llegaron al poder con los votos del 60%, en una elección con mínima abstención; no dieron golpe de Estado, no llegaron a la fuerza; y el Presidente actual alcanzó Miraflores con votos; te recuerdo en Venezuela la izquierda no llegaba al 15% cuando triunfó Hugo Chávez Frías. Una vez en el poder declararon que iban a imponer el Socialismo del Siglo XXI, y manifestaron sus inclinaciones religiosas. Ellos no engañaron al País, se votó conscientemente.

Entonces no le pidas a Dios que disipe con un rayo las tinieblas y tú votas por ella, según las redes sociales. Hoy más que nunca hace falta hombres y mujeres que tengan el coraje de decir:

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová. Josué 24:15.

Pueblo de Venezuela no temas los congresos de Religiones Ancestrales, teme a Dios y procede como Él te demanda.

Dios actúa por caminos insondables, Él puede incluso convertir a gente en el poder para cumplir su voluntad, lo hizo en Persia, 2 Crónicas 36:22, lo puede hacer en Venezuela. Nada es imposible para Dios.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org,
  • Redes sociales,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.

DONALD TRUMP, LAS PROFECIAS Y EL RAPTO

Lo que sucede políticamente en los Estados Unidos siempre ha suscitado grandes expectativas a nivel mundial. El hecho de ser una potencia concentra atención internacionalmente.

Por ello el triunfo de Trump, su investidura como Presidente, tanto como sus declaraciones han generado un sinfín de apreciaciones, incluso en el ámbito teológico ya que han surgido algunos predicadores asociando aquellos eventos como señales de la Segunda Venida de Jesucristo.

Resultado de imagen para segunda venida

En las redes sociales y en Internet circulan mensajes y disertaciones en las que se pregona que es inminente la restauración de Israel, la aparición del Anticristo, el auge del Imperio Mundial y su asociación con la Gran Ramera, así como el advenimiento del Milenio, y el Rapto de la Iglesia.

La asociación entre Trumpo el Rapto de la Iglesia y la inminencia del milenio, en algunos causa asombro, temor en otros. El tema del rapto y del milenio merecen capítulo aparte, sin embargo hagamos algunas consideraciones.

Primero sobre el rapto. En los libros de teología se dice una cosa sobre este tema, en la Biblia otra muy distinta.

Lo que dicen los libros: No hay acuerdo cuando será el rapto. Hay una variedad de interpretaciones, algunas contradicen a las otras. No hay espacio para describir las variadas creencias sobre el rapto. Lo que si afirmo es que una de ellas es correcta, las demás erradas.

Que dice la Biblia sobre el rapto:

En Apocalipsis no aparece la palabra rapto, ni un evento que se le parezca según las reglas de interpretación. Lo más parecido a un “rapto” es el llamado que se le hace a “los dos testigos” para ascender al cielo, Apocalipsis 11:12; o el que se le hace a Juan para presenciar “el día del Señor, Apocalipsis 4:1. Aparte de esos hechos no hay otros similares para asociarles a un “rapto”.

Resultado de imagen para el rapto de la iglesia

¿Dónde nace el concepto de “rapto”? De los escritos de Pablo, concretamente en 1 Tesalonicenses 4:16-17:

16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Observa la secuencia:

Primero: El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo,

Segundo: Los muertos en Cristo resucitarán primero,

Tercero: Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire,

Cuarto: Y así estaremos siempre con el Señor.

¿Cuándo es el arrebatamiento o rapto? Después que Cristo venga.

¿Qué dice Cristo al respecto? Leamos Mateo 24:30-31.

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

Observa:

Primero: El Hijo del Hombre (Jesucristo) viene sobre las nubes,

Segundo: Se envía a los ángeles al sonido de la trompeta,

Tercero: Los ángeles juntan a los escogidos de cualquier lugar del mundo.

En palabras de Jesucristo “juntar” equivale a “arrebatar”. Y son los ángeles encargados de reunir a los escogidos.

Esta idea se repite en Mateo 25:31-32 al referirse al juicio final. En este texto se reitera que Jesucristo viene primero y luego “apartará” a las ovejas de los cabritos.

Pablo lo que hace es describir la secuencia que Cristo establece, usando sus propias palabras. Entonces Pablo usa el término “arrebatar”, en lugar de “juntar”, o “apartar” que Jesucristo utiliza en sus explicaciones sobre el tiempo del fin. Así pues arrebatar, juntar o apartar se refieren al mismo hecho que ocurrirá después de la Segunda Venida de Cristo.

Eso es lo que la Escritura afirma sobre el “rapto”, los libros de teología ofrecen una variedad de interpretaciones, en las que unas contradicen a otras. Cualquiera es libre de adoptar una posición, más las cosas ocurrirán como afirma la Escritura y no como quieren los grandes teólogos.

Si tienes tiempo y ganas, sigamos con el Milenio.

La expresión “milenio” o “reino milenial” no aparece en la Biblia. Tan solo se menciona una vez en la Escritura la realidad de un período de mil años, es en Apocalipsis 20:1-3. Sin embargo es en el verso cuatro de donde se extrae la idea de un reino milenial. Leamos el texto:

4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Apocalipsis 20:4.

Analicemos el texto:

Primero: Vi tronos,

Segundo: Se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar,

Tercero: Vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos,

Cuarto: Vivieron y reinaron con Cristo mil años.

Interpretación:

Primero: Vi tronos, ¿Qué significa? En Apocalipsis la palabra “trono” aparece 36 veces (versión RVR60), de las cuales solo tres se refieren a tronos relacionados con Satanás o la Bestia (2:13, 13:2, 16:10), el resto, 33 veces, cada vez que se usa la palabra “trono”, éste se encuentra en el Cielo, no en la tierra. Ya esto es una clave de interpretación.

Segundo: Se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar. ¿Quién o quienes juzgarán a los hombres? Aun cuando en algunos textos se menciona que los cristianos van a juzgar, la Biblia afirma categóricamente cuando y quien juzga a los hombres: El hombre es juzgado mientras vive, Juan 3:18; ¿Quién le juzga? La Palabra de Cristo, Juan 12:18. ¿Qué ocurrirá el día del Juicio Final? No hay juicio como tal, solo se dicta la sentencia, Apocalipsis 20:11-15.

Resultado de imagen para el trono de dios

¿Tienen los creyentes facultad de juzgar? Los creyentes en la medida que confrontan a la humanidad con la Palabra propician el juicio, pues cada uno acepta o rechaza a Jesucristo. Esto define el destino del hombre.

Tercero: Vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús… ¿A dónde van las almas de los seguidores de Jesús cuando mueren? Desde Génesis 25:7 cada vez que se menciona la muerte de un justo se afirma que es reunido con su pueblo, es decir en el cielo. Jesús mismo luego de resucitar “asciende al cielo”.

Cuarto: Vivieron y reinaron con Cristo mil años. ¿Qué significa? Observa que se afirma “vivieron” porque mueren en la tierra decapitados pero viven en el cielo. Es un mensaje de consuelo y esperanza para quienes padecen tribulaciones en la tierra: “NO van a morir” aunque sean martirizados.

Reinaron con Cristo mil años, ¿Cómo interpretar estas palabras? Que quienes mueren reinan en el cielo con Cristo eternamente. ¿Cómo llegar a esta interpretación? Si fuese un reinado en la tierra el autor habría escrito: “resucitaron y reinaron con Cristo mil años”. Se resucita en la tierra, no en el cielo. Al cielo se va “arrebatado”, “llamado”, “transportado”.

¿Por qué afirmar que no es mil años sino eternamente? Porque el reino mesiánico tal como se prometió a David es eterno, 2 Samuel 7:12-17, en esta promesa se refiere en primer lugar a su hijo Salomón como heredero del trono, pero también al reinado eterno del Mesías, descendiente de David. Por otro lado Jesús estableció en la tierra el reinado que ya poseía “desde el principio”, Marcos 1:14-15. Cuando Jesús regrese no va a establecer un reino en la tierra, lo va a consumar en “cielo nuevo y tierra nueva”.

¿Qué significa mil años? Es una cifra simbólica para identificar un número infinito. Mil es tres veces diez, y el número diez se refiere a algo completo humanamente hablando. Entonces 10x10x10 significa algo infinito. Como cuando Jesús dijo que hay que perdonar setenta veces siete (10x7x7), infinitas veces. Jesús usa dos cifras simbólicas el diez y el siete.

¿Qué significa el reinado de Cristo de mil años con los mártires) Se refiere a su reinado eterno. El reina desde antes de la fundación del mundo.

El milenio, tal y como se enseña en los libros de teología,  es una interpretación de algunos eruditos que reproducen la esperanza de los judíos de la venida del Mesías libertador para restablecer la Monarquía Hebrea con un sucesor de David en el trono. Pero aquello no sucederá ya que el Mesías vino y “los suyos no le recibieron…”, Juan 1:11.

Por otro lado Jesús ya reina y gobierna desde el Cielo, y rige nuestras vidas con su Palabra. En realidad estamos viviendo el milenio que corre hasta su Segunda Venida, momento en que “consumara el reino”.

Estos temas los trato en mi libro Misterios Revelados del Apocalipsis, pronto a aparecer.

Volviendo al tema de los predicadores y su asociación de las últimas cosas con la presidencia de Donald Trump, es conveniente significar cuanto sigue.

Cuando oyes aquellas predicaciones proféticas y lees los pronunciamientos de tales predicadores, se aprecia que poseen un profundo conocimiento de los planteamientos de los grandes teólogos que en el pasado hicieron sus interpretaciones de lo que propusieron los padres de la Iglesia acerca de los tiempos del fin; y poca exegesis y hermenéutica bíblicas.

La idea de un reino milenial es ancestral. Ya en el Segundo Siglo de nuestra era se hablaba de tal doctrina. Justino Mártir, uno de los padres de la Iglesia, a mediados del segundo siglo escribió: 

Hubo un cierto hombre con nosotros, cuyo nombre era Juan, uno de los apóstoles de Cristo, quien profetizó, con una revelación que le fue dada, que los que creyeron en nuestro Cristo morarían mil años en Jerusalén; y que de allí en adelante tendría lugar la resurrección general y eterna y el juicio final de todos los hombres. Cita que se lee en “Dialogo con Trifón”.  Capítulo 81.

Justino añadió algo de su cosecha, o repitió lo que alguien añadió a Apocalipsis 20:4: que los creyentes en Cristo morarían mil años “en Jerusalén”. Ciudad que no se menciona en el texto de Apocalipsis, pero es una esperanza de los judíos y de muchos cristianos.

Es decir los predicadores del presente fundamentan su teología en lo que dicen otros teólogos en sus libros, y no van a los escritos sagrados. Es lo que se denomina teología libresca, la cual lo que hace es repetir lo que algún erudito dijo; y como aquel erudito hace muchas referencias en sus escritos a otros autores se cree que posee autoridad. La debilidad de este método de hacer teología es que si aquel erudito erró en su interpretación, los subsiguientes que se fundamentan en sus ponencias repiten el error porque no van a la Biblia.

El verdadero teólogo va primero a la fuente, se entrevista con el autor, Dios; y luego acude a la Biblia que es la revelación dada por el Autor. Es el método de Moisés, primero tiene un encuentro personal con Dios, luego oye lo que Dios le instruye que posteriormente plasma en un escrito.

Además de la teología libresca, hay otra metodología al tratar los temas escatológicos. La denomino escritores de bibliaficción porque plantean acontecimientos que trascienden la lógica bíblica y la razón humana.

Temas como “los dos testigos”, “el anticristo”, “la gran ramera”, “el rapto”, y “el milenio”, el “seis seiscientos sesenta y seis” son tratados como las grandes producciones cinematográficas de ciencia ficción, impregnada además con la mitología griega.

Y lo más grave es que se deja correr la idea de que algunos libros de revelaciones son difíciles de interpretar; o se les da un tono de obras terroríficas que alejan al creyente de un estudio sistemático de aquella preciosa y fascinante literatura.

No estoy negando el valor de los libros, ni de los aportes de los grandes hombres de Dios que hicieron interpretaciones enmarcadas en su momento histórico, en su realidad; que por cierto es muy diferente a la nuestra. De aquellos grandes escritores he obtenido confirmación de que mi interpretación de cierto texto es correcta, porque primero voy al texto luego a los libros; otras veces he descubierto errores de interpretación en algunos autores. En ambos casos hay una satisfacción íntima de encontrarte personalmente con la verdad.

¿Qué viene a tu mente cuando lees que Jesús vivió en Palestina? ¿Qué piensas cuando alguien afirma que luego de la ascensión de Jesús los Apóstoles practicaban el judaísmo? ¿Cómo recibes aquello de que moisés fue judío?

Con todo respeto y consideración les digo: “Erráis ignorando las escrituras…”

Es tiempo de volver a la Biblia para hacer teología y ponerla en practica, fundamentalmente.

Fuente:

  • Misterio Revelados del Apocalipsis,
  • Conceptos y datos históricos: Wikipedia,
  • Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.org,
  • Imágenes: Google.

MISTERIOS REVELADOS DEL APOCALIPSIS

El libro de Apocalipsis ha fascinado a sus lectores desde que aparece por primera vez, pero también atemoriza a causa de las imágenes, metáforas y escenas que presenta.

Resultado de imagen para APOCALIPSIS

Muchos creen que Apocalipsis es sinónimo de caos, guerras, bestias, terror, monstruos, dragones, bestias; creencia adquirida gracias al lenguaje utilizado por el escritor; tanto como debido a las interpretaciones y exposiciones de unos cuantos predicadores.

 Apocalipsis significa revelación, y es lo que hace el autor, revelar lo que acontecerá a la humanidad en los días finales. Es decir cuál es el final del actual estado de cosas. Muchos pronostican un final caótico, catastrófico, terrorífico. Sin embargo aquello no es cierto, el final se muestra en Apocalipsis esperanzador. Aunque es una frase muy común, es la que describe apropiadamente el mensaje de Apocalipsis: “Un final feliz”.

Lo atemorizante de Apocalipsis es a causa de la errada interpretación del lenguaje utilizado en el libro. El lector occidental, cuyo pensamiento está fundamentado en el legado de los grandes autores de la época moderna, impregnados del racionalismo, y devoto al método científico, no puede captar el mensaje del libro, porque este usa un lenguaje totalmente diferente al nuestro; descifrarle requiere conocer su esencia, la clave en que ha sido escrito.

Resultado de imagen para ALFA Y OMEGA

Para entender Apocalipsis hay que conocer su  lenguaje, situarse en la época en que se escribe, considerar el contexto,  y tener presente el objetivo del autor.

El lenguaje apocalíptico es extraño porque usa muchos símbolos, figuras, símiles, metáforas al transmitir sucesos corrientes, cotidianos y normales. Este leguaje es creación de los judíos posterior a su deportación a babilonia,  expresa mediante símbolos el sufrimiento por las inmensas tribulaciones a que es sometido, y su esperanza en una intervención mesiánica salvadora. Los cristianos adoptan tal lenguaje, y sufren sus tribulaciones con la esperanza en la Segunda Venida de Jesucristo.

Por eso esta colmado de símbolos como bestias, números, colores, ciudades, para referirse a hechos ordinarios.

Respecto de la época en que es escrito el libro, los eruditos lo fechan hacia finales del primer siglo; momento en que los judíos y los cristianos son perseguidos inclementemente por los romanos.

En el año setenta el Templo y  Jerusalén son totalmente destruidos por los ejércitos romanos, debido a una insurrección de los judíos; y los cristianos son cruelmente perseguidos ya que no se someten a la religión romana de darle culto al emperador; y en lugar de ello proclaman el evangelio del reino. Esto motiva las escenas de terror, es decir la persecución y martirio de los seguidores del Cordero. La realidad que vivieron ellos supera las escenas de terror que las muestra. Se sabe que muchos cristianos fueron envueltos en pieles de animales recién sacrificados, y lanzados a las fieras en los circos romanos.

Al referirnos al contexto, apuntamos al resto de los libros de la Biblia. Recordemos que la Biblia se interpreta a sí mismo, y esto hay que tenerlo en cuenta en Apocalipsis. El autor usa muchas ideas, figuras y enseñanzas de otros escritos bíblicos, sin dar detalles de su ubicación, pues el escritor sobreentiende que los lectores están familiarizados con ellos. Así el Cordero, los tronos, las bestias, las trompetas, los sellos, marcas, rameras, ciudades, lugares, y hasta los números no necesitan explicaciones mayores, ni indicar su ubicación, los lectores lo saben. Esto es importante ya que muchas figuras y escenas se comprenden al revisar el contexto.

Para interpretar Apocalipsis necesitas conocer el resto de los libros de la Biblia, familiarizarte con ellos, o tener a mano una buena Concordancia.

Sobre el motivo del autor al escribir este fascinante libro se descubre a medida que se presentan las revelaciones: El Evangelio es una fuera vencedora, sale venciendo y para vencer, nada le detiene; ni las más perversas maquinaciones del eterno enemigo del pueblo de Dios, aquella serpiente antigua.

Apocalipsis transmite un mensaje de esperanza a una iglesia atribulada que desfallece ante los descomunales ataques del enemigo, que usa bestias para perseguirle; sin embargo reciben el amparo y la fortaleza Divina.

Aunque muchos destacan las bestias, las pestes, los rayos, y los cataclismos; lo resaltante en Apocalipsis es el Cordero que copa las escenas; rodeado de sus seguidores, el pueblo de Israel restaurado, y los “lavados su sangre”.

También destaca la victoria de los creyentes que son “fieles hasta la muerte”, por lo cual reciben “la corona de la vida”. Debido a ello, la Revelación está cargada de escenas de júbilo, el gozo en la tierra y en el cielo, por las victorias de los creyentes. Apocalipsis está salpicado de escenas alabanzas y de júbilo, contiene siete cantos y siete bienaventuranzas.

Otra nota destacada en Apocalipsis es que los malos, quienes persiguen inclementemente a los hijos de Dios, quienes rechazan la gracia Divina y se oponen a Dios, serán derrotados y castigados.

Para comprender Apocalipsis.

Para comprender Apocalipsis se requiere sabiduría e inteligencia, recomendadas por Jesucristo en el libro, la dirección del Espíritu Santo, tener presente el contexto; e interpretar las escenas según el lenguaje literario, no literalmente.

Consideremos un ejemplo. Lee 11:4-5.

4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. 5 Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera.

Veamos las figuras y metáfora. Los testigos son:

  • Dos olivos. Del olivo se obtiene aceite; el aceite es símbolo del Espíritu Santo. 1 Samuel 16:13, Lucas 4:18, Hebreos 1:9
  • Dos candeleros. Un candelero alumbraba el Lugar Santo. El candelero produce luz, Éxodo 25:31,37, con aceite de olivas, Números 27:20; el creyente es la luz del mundo, Mateo 5:14, con el poder del Espíritu Santo, Hechos 1:8.

¿Captas el mensaje? Tu eres uno de esos testigos.

Ministerio de los dos testigos:

  • Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de su boca,
  • Si alguno quiere hacerles daño, debe morir de la misma manera.

¿Alguna vez has lanzado fuego por la boca? Ya lo veremos.

Interpretación: Para interpretar estas figuras, usa la tu sabiduría e inteligencia recomendadas por Jesucristo en Apocalipsis 13:18, 17:9, y el contexto.

Repasa la escena: Medita, piensa, reflexiona, ¿Refiere la Biblia un hecho semejante? ¿Hay alguna escena en la Biblia en la que un personaje lance fuego por la boca? ¿Menciona la Biblia que un mensajero enviado a predicar aniquile a quienes le persiguen?

Resultado de imagen para LANZAR FUEGO POR LA BOCA

Seguramente has respondido con un “no” todas las preguntas, y es lo correcto.

¿Son reales aquellas escenas? La idea de un personaje lanzando fuego por la boca, literalmente hablando, corresponde a los prestidigitadores de circos; aquello no es congruente con el contexto bíblico, y ningún profeta, o mensajero divino aniquila a sus perseguidores; ocurre es todo lo contrario, lee Hebreos once.

El escritor apela a la metáfora para transmitir un concepto, ¿Qué simboliza aquellas metáforas? Busquemos en el contexto.

Para el fuego en la boca, lee Jeremías 5:14, 23:29. Veamos la primera cita:

14 Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá. Jeremías 5:14.

Como observas, el fuego se refiere a la Palabra ardiente de Dios que consume, incinera al pecado; no a la humanidad. Proverbios 17:3; Efesios 5:26.

Anteriormente preguntábamos: ¿Alguna vez has lanzado fuego por la boca? Ya lo sabes.

Sobre los que deben morir de la misma manera. Recuerda que se trata de dos testigos, es decir que dan testimonio de Jesucristo y su obra redentora, Hechos 1:8.

¿Cómo mueren los que atacan el testimonio de Jesucristo? ¿Los que son confrontados con la Palabra? Volvamos al contexto.

Leamos Romanos 6:6:

6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.  

Un memorable día, camino a Damasco, Pablo tuvo un encuentro con “La Palabra”, en aquel instante Pablo “murió”, y esa muerte redundó en vida. Por ese motivo expresó:

20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Cuantos intentos de detener al avance de la Palabra en el mundo, de impedir que el hombre tenga acceso a ella; sin embargo derrota a los enemigos y muchos caen rendidos ante ella. En este aspecto es impresionante los testimonios de quienes patrocinan el ministerio de difusión de la Palabra conocidos como “Los Gedeones”; ellos dan fe de como la Palabra transforma, ¿No es tu caso apreciado lector?

Resultado de imagen para gedeones

Como puedes observar la comprensión e interpretación de Apocalipsis es sencilla. Sólo tienes que tomar en cuenta el lenguaje simbólico en que está escrito, usar tu razonamiento lógico, y nunca olvidar el contexto. La dirección del Espíritu Santo es determinante.

Comienza a leer este fascinante libro de Apocalipsis. Para ayudarte en su comprensión hemos escrito el libro titulado Misterios Revelados del Apocalipsis.

En el libro Misterios Revelados del Apocalipsis encontrarás algunas pautas de interpretación, con las cuales vas a disfrutar la lectura de este maravilloso libro, comprendiendo lo que Jesucristo revela a Juan, y este transcribe en forma magistral para tu deleite.

El libro Misterios Revelados del Apocalipsis se publicará en forma digital desde el 10 de diciembre de este año, puedes obtener información como adquirirlo en este sitio.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway
  • Conceptos: Wikipedia,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.

EL HOMBRE PARA UN MOMENTO CRUCIAL

Cuando de resolver una crisis se trata, la de un país por ejemplo, se necesita la intervención personas investidas de cualidades excepcionales. La historia nos revela ejemplos de dos tipos de líderes capaces de enrumbar a los pueblos hacia la solución de conflictos.

El primer tipo que observamos en la historia son los estadistas.  

Estadista, es una persona de Estado, la expresión se refiere a todos los responsables políticos de un país, aquellos que dirigen el Estado y ejercen una influencia significativa en el Poder Ejecutivo, en el Poder Legislativo, o en la ciudadanía.

Resultado de imagen para palacio de miraflores

El término también puede designar a personalidades políticas, aunque no se encarguen directamente de alguna función del Estado, pero con capacidad de gobernar en caso de acceder al poder, y con suficientes influencias políticas.

El calificativo engloba asimismo a las personas que están por encima de sus intereses personales o grupales en busca del bien común. Algunos autores indican que los estadistas deben poseer virtudes magnánimas, unas cualidades personales como las que impulsaban a Simón Bolívar, que le indujeron a declarar: Si mi muerte contribuye a que se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.

El otro tipo de persona que nos revela la historia, capaces de resolver una crisis, son los hombres de Dios.

Para un ejemplo vayamos a la Biblia.

El poderoso imperio Asirio envió un gran ejército contra Jerusalén para tomarla, sitiaron la ciudad y el comandante del numeroso ejército, gritó:

28 Oíd la palabra del gran rey, el rey de Asiria. 29 Así ha dicho el rey: No os engañe Ezequías, porque no os podrá librar de mi mano. 30 Y no os haga Ezequías confiar en Jehová, diciendo: Ciertamente nos librará Jehová, y esta ciudad no será entregada en mano del rey de Asiria. 31 No escuchéis a Ezequías, porque así dice el rey de Asiria: Haced conmigo paz, y salid a mí, y coma cada uno de su vid y de su higuera, y beba cada uno las aguas de su pozo, 32 hasta que yo venga y os lleve a una tierra como la vuestra, tierra de grano y de vino, tierra de pan y de viñas, tierra de olivas, de aceite, y de miel; y viviréis, y no moriréis. No oigáis a Ezequías, porque os engaña cuando dice: Jehová nos librará. 33 ¿Acaso alguno de los dioses de las naciones ha librado su tierra de la mano del rey de Asiria? 2 Reyes 18:28-33.

Resultado de imagen para ejercito asirio

Oídas semejantes palabras, provenientes de un emisario del imperio más poderoso de aquella época, Ezequías el rey de Judá a quien estaban dirigidas aquellas ofensivas expresiones, hizo algo característico en él, se fue al Templo  de Jehová, envió emisarios al profeta Isaías, y oró de esta manera:

15 Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra. 16 Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente. 17 Es verdad, oh Jehová, que los reyes de Asiria han destruido las naciones y sus tierras; 18 y que echaron al fuego a sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos de hombres, madera o piedra, y por eso los destruyeron. 19 Ahora, pues, oh Jehová Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Jehová, eres Dios. 20 Entonces Isaías hijo de Amoz envió a decir a Ezequías: Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Lo que me pediste acerca de Senaquerib rey de Asiria, he oído. 2 Reyes 19:15-20.

Seguidamente se describe la forma milagrosa como Jehová el Dios de Israel libera a su pueblo, en respuesta a la oración de un hombre piadoso. Lee el relato completo en 2 Reyes 18:1-19:37.

Hay algo notable en Ezequías, es lo que caracteriza a un hombre de Dios, veamos:

2 Cuando comenzó a reinar era de veinticinco años, y reinó en Jerusalén veintinueve años. El nombre de su madre fue Abi hija de Zacarías. 3 Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. 4 El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán. 5 En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. 6 Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. 7 Y Jehová estaba con él; y a dondequiera que salía, prosperaba. Él se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió.

Relee el versículo cinco, revisa el seis, y toma nota de lo que afirma el siete. Veamos en orden inverso para comparar los efectos con la causa:

  • Él se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió,
  • A dondequiera que salía, prosperaba,
  • Jehová estaba con él,
  • Guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés,
  • Siguió a Jehová, y no se apartó de él,
  • Ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá,
  • En Jehová Dios de Israel puso su esperanza.

Estas son las virtudes de un hombre de Dios, entre las cuales resalta, “Guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés”, expresión en sintonía con Josué 1:8.

En Venezuela, tales personajes no se vislumbran en los distintos escenarios políticos; lo que apreciamos es la antítesis; individuos y grupos de poder que miden sus acciones en función de lo que a ellos les interesa.

Unos conscientes de que han perdido apoyo popular, retardan el revocatorio hasta una fecha conveniente, más de la mitad del período constitucional, así cambian de Presidente, pero siguen en el poder; los que controlan la oposición siguen ese mismo juego, ellos saben que en las próximas elecciones tanto de Gobernadores, como en las Presidenciales nunca más el pueblo votará mayoritariamente por esta Revolución Bolivariana, caerá por el enorme peso de su ineficacia; entonces sin mayores esfuerzos, y sin el peligro de un golpe de estado veremos en el poder a individualidades de la oposición que en condiciones políticas normales jamás volverían a ejercer dichas funciones. Y las personas de la sociedad civil con cualidades para sortear la crisis son opacadas, o ignoradas.

Cambiarán los actores, el drama seguirá su argumento.

¿Y los hombres de Dios? Actúan como el rey Ezequías: Se van a buscar Palabra de Dios, doblar rodillas y clamar.

Resultado de imagen para orar

Venezuela necesita estadistas, u hombres de Dios, que en esencia es lo mismo; personas con una capacidad espiritual excepcional que active el poder de Divino.

Esas personas existen actualmente en Venezuela, Dios las ha seleccionado y preparado para acometer la tarea de reconstruir al País. Solo falta un detalle, que el pueblo de Dios se una, humille, arrepienta y clame, 2 Crónicas 7:14.

El clamor de los hebreos en Egipto movió al Dios de amor, y envió a Moisés para organizar y conducir  su liberación, Éxodo 3:7-10; tanto como la plegaria de Ezequías al verse rodeado por el imponente ejercito asirio.

Se necesita que todo el pueblo cristiano venezolano se una, se arrepienta, pida perdón, y al unísono clame a Dios, para que salgamos de esta crisis.

Dios siempre responde al clamor de su pueblo, Jeremías 33:3.

Propongo que todos los hombres, y mujeres, de Dios nos unamos y como Ezequías supliquemos al Dios de Israel.

Fuente:

  • Conceptos: Wikipedia, la enciclopedia libre,
  • Biblia: RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Apuntes personales,
  • Imágenes: Google

PROFECÍA SOBRE VENEZUELA PARA EL 2016

Lo que ocurrirá en el futuro inmediato genera grandes expectativas en la mayoría de venezolanos y en buena parte del mundo con el que nos relacionamos. Vamos a develar lo que sucederá en Venezuela, con base a lo que establece la Biblia, la Palabra de Dios.

Antes de ofrecer la profecía tocante a Venezuela, conviene aclarar conceptos.

En la Biblia la profecía se refiere a un mensaje divino a través del cual se declara la condición del pueblo, por lo general la Nación de Israel, y luego se advierte los acontecimientos por venir, con base a esa situación del pueblo. O de una persona.

Veamos un ejemplo.

En el capítulo cinco del libro de Daniel, se describe lo que acontece en tiempos del Imperio Babilónico, bajo el dominio del rey Belsasar; un suceso denominado “La escritura en la pared”: Ocurre que el rey Belsasar ofreciendo un gran banquete a sus príncipes, con el gusto del vino ordena traer los vasos y copas que habían saqueado del Templo de Jerusalén, con los cuales se ofrece culto a Dios, para degustar vino en aquellos trofeos de guerra. En el curso de la celebración aparece una mano que en lo alto de una pared escribe un mensaje en lenguaje cifrado. El rey busca a Daniel quien le explica que el mensaje es de parte de Dios, y lo interpreta.

La escritura es MENE, MENE, TEKEL UPARSIN. Cuyo significado es:

  • Mene: Contó Dios tu reino y le ha dado fin.
  • Tekel: Has sido pesado y hallado falto.
  • Uparsin (peres): Tu reino ha sido roto y dado a los medos y a los persas.

Esa noche Darío el Grande, toma a Babilonia y da muerte al rey Belsasar. La Historia Universal ofrece detalles de ese suceso.

Este es el estilo de profecía en la Biblia. Dios hace un diagnóstico de la situación, y luego advierte las consecuencias.

Es semejante a los análisis situacionales de los expertos para predecir resultados, usando métodos estadísticos. En el caso de las elecciones argentinas, por ejemplo, los expertos pronosticaron que ningún candidato tenía opción clara para obtener el triunfo en la primera vuelta; así que advirtieron la realidad de una segunda votación, como ocurrió. Luego predijeron un triunfo de la oposición, lo cual sucedió tal como fue anticipado.

Los analistas no ocasionaron el triunfo de la oposición, ni adivinaron el porvenir, lo predijeron con base a la situación del País, y del comportamiento de los electores. Así es Dios, con la diferencia de que Él conoce la realidad presente, y además el futuro. Nada le es oculto.

Dicho esto, vamos con la profecía sobre Venezuela.

Partamos de un diagnóstico inicial. ¿Cuál es la situación sociopolítica venezolana?

  • La mayoría de venezolanos cifra sus esperanzas en los resultados del 6 de diciembre.
  • Si se es oficialista, una victoria electoral significará profundizar la revolución.
  • Si se es opositor, un triunfo en las urnas electorales significa un cambio en el sentido de las promesas que hacen sus voceros.
  • Los economistas, empresarios y comerciantes esperan una estabilización de la economía, sincerar el valor de las divisas, y un alza del precio del petróleo.
  • Los cristianos, divididos en revolucionarios y opositores oran a Dios para que favorezca su preferencia electoral.
  • Muchos esperan y anhelan la intervención de un organismo internacional que medie o propicie la salida de la crisis.

Este es un análisis somero, superficial de las condiciones de Venezuela. El análisis profundo lo hace cada uno que conoce y vive en carne propia la realidad cotidiana.

Con base a la realidad anteriormente descrita, ¿Qué se espera ocurra en el 2016?

Nada realmente auspicioso, esperanzador, que inspire confianza. Gane quien gane en las elecciones del 6D, el año que viene se agudizará la crisis en Venezuela, lo que estamos soportando es pálido ante lo que viene, y no como castigo de Dios, sino por la natural consecuencia de las actitudes y comportamiento del venezolano.

No hay que cambiar el escenario; hay que cambiar la actitud de los actores.

La esperanza de Venezuela está en una opción revolucionaria; o en una mayoría de la electoral de la Mesa de la Unidad, en la intervención de un órgano internacional o en el alza del precio del petróleo.

Pocos venezolanos, agrupados en una “gran minoría” conoce las causas, sabe cuál es la alternativa, y la difunde; encontrando poca receptividad, mínima aceptación, y ningún deseo serio de actuar en consecuencia al mensaje expuesto insistentemente.

Y este es el mensaje: Para “sacar” de la crisis a Venezuela tenemos que “volvernos a Dios”, asumir conscientemente las demandas que nos propone en su Palabra. Vivir de conformidad con los valores característicos de la sociedad venezolana, muchos de los cuales se establecen en la Constitución y las Leyes de la República.

La honestidad, la justicia legal y social, el respeto a las leyes y a los demás, el amor al trabajo, entre otros valores. Sé que esto suena a “religión” a “fanatismo”. Pero es el eterno mensaje contenido en la Biblia, la Palabra de Dios.

Aquellos países que practican estos principios, sin ser cristianos, han alcanzado un alto grado de desarrollo.

Japón es un ejemplo de un país que sin ser cristiano ha logrado grandes avances en su desarrollo gracias a que practica los principios contenidos en la Palabra de Dios; son parte de la cultura que les ha lanzado a ser parte del primer mundo.

Tal vez para muchos suena repetitivo, fastidioso, e insípido el mensaje contenido en Isaías 55:

6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Este es un mensaje vigente, pertinente.

Es un llamado no a la adopción de una religión, sino a despojarse de algo que está haciendo daño en Venezuela y el mundo: la impiedad, y la iniquidad.

Un impío es aquel que como el rey Belsasar en Babilonia toma las cosas sagradas, dedicadas a Dios, y las usa para satisfacer sus apetitos, sus deseos, profanándolas.

La iniquidad se refiere a la actitud inclinada a la maldad, a lo perverso, al mundo de la potestad de las tinieblas. Aquello que genera egoísmo, odio, rencor, agresiones, robos, corrupción, peleas, guerras.

El llamado es a despojarse de tales actitudes, de tal estilo de vida.

¿Cómo operar cambios significativos en Venezuela?

Cumpliendo lo establecido en la Constitución y las leyes; y adoptando los principios contenidos en la Palabra de Dios, que entre otras demandas es:

Lo que se pide no hacer:

A los cristianos:

  • Tener dioses ajenos, Éxodo 20:3,
  • Adorar imágenes, Éxodo 20:4,
  • Practicar la hechicería, Números 18:10-11.

Lo que se pide hacer:

A todos en general.

  • Practicar la justicia, Miqueas 6:8,
  • Amar a Dios sobre todas las cosas, y al prójimo como a sí mismo, Mateo 22:37-39,
  • Trabajar, ser productivo, Génesis 1:28,
  • En general, poner en práctica lo que dice la Biblia, Deuteronomio 28:1.

Tomando en cuenta las anteriores consideraciones, otro será tu futuro, y el de tu Nación.

Revisa el siguiente Material, y saca tus propias conclusiones:

Se bendecido.

Fuente:

Biblia: RVR60. Tomada de http://www.biblegataway.org

Imágenes: Google

Video: “No vale la pena hacer trampa”, Youtube

VENEZUELA, DESPIERTA

Un día, a principios del año 66 después de Cristo, los judíos que habitaban la ciudad de Jerusalén se acostaron con una mezcla de inquietud, angustia, enojo, expectativa; estaban en rebeldía contra la autoridad imperial, debido a que los romanos habían profanado su templo. Ese hecho inspiró la determinación de sacudirse del yugo romano; al fin y al cabo eran el pueblo de Dios, y en otras oportunidades habían salido victoriosos en luchas semejantes.

Al siguiente día, vieron con asombro, angustia y temor que estaban completamente rodeados por el fiero ejercito romano, cuyos soldados ondeaban con orgullo estandartes con la imagen de un águila, emblema del Imperio.

Fue en este instante cuando las autoridades judías, y quienes tenían dominio de los escritos Sagrados, que tomaron conciencia de las palabras proféticas de uno de los más prominentes hombres de su historia, Moisés, quien 1400 años antes había declarado, como se lee en Deuteronomio 28:

“49 Jehová traerá contra ti una nación de lejos, del extremo de la tierra, que vuele como águila, nación cuya lengua no entiendas; 50 gente fiera de rostro, que no tendrá respeto al anciano, ni perdonará al niño; 51 y comerá el fruto de tu bestia y el fruto de tu tierra, hasta que perezcas; y no te dejará grano, ni mosto, ni aceite, ni la cría de tus vacas, ni los rebaños de tus ovejas, hasta destruirte.”

Los judíos se dieron cuenta de lo que ocurriría seguidamente, pero ya era demasiado tarde para evitar la catástrofe.

Hay momentos en la vida cuando ya es tarde para buscar a Dios, Isaías 55:6.

Los romanos comenzaron el asedio, y un 8 de septiembre del año 70, penetraron en la ciudad y arrasaron con todo. El acontecimiento más significativo fue la total destrucción del Templo, el orgullo nacional.

Tres años más tarde, luego de la captura del último foco de resistencia, Masada, en abril del 73;  los ejércitos romanos se retiraron, dejaron tras si una Jerusalén completamente en ruinas, puesto que  roturaron todas las edificaciones; y esta vez no llevaron esclavos, mataron a la mayoría de la población, y el resto fue dispersado por toda la tierra.

Ruinas de Jerusalén.

Cualquier sobreviviente de más de 50 años, observando las ruinas de la ciudad pudo recordar, además de las palabras de Moisés, las de Jesús, quien 40 años, poco antes de ser crucificado, profetizó:

“¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada.” Mateo 24:2

Se dice que la actual Jerusalén está construida 20 metros por encima, de aquella ciudad destruida por los romanos.

El año 73, Israel desapareció como nación, fue borrado del mapa.

Pero la historia, y el cumplimiento de la Palabra no se detienen.

Nace la actual Nación de Israel.

Observemos el cumplimiento de la Palabra de Dios, respecto de la restauración de Jerusalén e Israel:

·         La primera gran ola de inmigración judía a Palestina, conocida como “aliyá”, se inició en 1881, como consecuencia de las persecuciones a que eran sometidos los judíos en Europa.

·         En 1917, el Ministro de Asuntos Exteriores británico, Arthur James Balfour, emitió una declaración en donde se promovía la idea del establecimiento de una patria en Palestina para el pueblo judío.

·         El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó un plan que concedía un territorio para el Estado Judío, y otro proporcional para el Palestino.

·         El 14 de mayo de 1948 el Estado de Israel declaró su independencia.

Lo demás es historia conocida y documentada por la prensa.

Profecías sobre Israel.

Todos estos acontecimientos ocurrieron  conforme a lo anunciado por la mayoría de profetas de Israel, escritos en la Sagrada Escritura; Haremos referencia a uno, Ezequiel, este escribió:

“Y tú te acostarás sobre tu lado izquierdo y pondrás sobre él la maldad de la casa de Israel. El número de los días que duermas sobre él, llevarás sobre ti la maldad de ellos. Yo te he dado los años de su maldad por el número de los días, trescientos noventa días; y así llevarás tú la maldad de la casa de Israel. Cumplidos éstos, te acostarás sobre tu lado derecho segunda vez, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año, día por año te lo he dado.” Ezequiel 4:4-6

Dios le ordena al profeta Ezequiel que hiciera un acto simbólico como “señal a la casa de Israel”. Debería diseñar en un adobe la ciudad de Jerusalén y “sitiarla”. Además debía recostarse sobre su lado izquierdo por 390 días y sobre su lado derecho 40 días para representar la duración del castigo por la maldad de Israel. Serían castigados perdiendo su territorio y siendo desparramos por el mundo. Cada día en esta profecía representaba un año; día por año. De esta manera, el castigo para las tribus del norte (Israel) sería de 390 años y para las tribus del sur (Judá) 40 años, conformando un total de 430 años de juicio sobre la nación de Israel.

Algunos escritores afirman que en esta profecía está indicada la fecha exacta de la declaración  de Israel como Nación independiente.

Más adelante Ezequiel declara:

12 Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel.

13 Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío.

14 Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová. Ezequiel 37:12-14

Todo este recuento, para afirmar que las cosas que le ocurren al pueblo de Dios, no son aleatorias, casuales, o debido a los vaivenes del devenir histórico. Se desarrollan en acuerdo a la ley de causa y efecto, aplicada en el ámbito espiritua.

La actual Nación de Israel es testimonio de Dios es el motor de la História.l.

Dios hizo un Pacto con su pueblo, por lo tanto, obedecer el Pacto tendría sus bendiciones, y desobedecer al mismo, acarrearía sus consecuencias.

Esto se puede verificar en las palabras de Moisés, a las que se hizo alusión al comienzo de este escrito.

En las Llanura de Moab.

Llegado el fin de la jornada de 40 años por el desierto, cuando el pueblo iba a entrar en la Tierra Prometida, Moisés les reunió ne la llanura de Moab, para darle instrucciones sobre cómo proceder en la tierra a conquistar. Fue un largo discurso, en el mismo se advierte las bendiciones de la obediencia, tanto como las consecuencias de la desobediencia, el capítulo 28 de Deuteronomio, refiere estas palabras.

Es interesante que la historia de Israel, desde que ingreso a la tierra prometida, hasta el año 73 de nuestra era, se describe en los versículos 15 hasta el 68, de este notable capítulo. Lea las dos últimas palabras del versículo 51.

Jesús dijo en Mateo 24:34-35:

 “34 De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca.

35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.”

Estas palabras, para manifestarle al pueblo de Dios en Venezuela, que reflexionemos, no sea que  nos esté sucediendo lo mismo que al pueblo de Israel antiguo.

Revisemos nuestras actitudes, y consideremos la posibilidad que la crisis nacional sea debido a que tal vez se haya dado la espalda a Dios, e inadvertidamente estemos desobedeciendo su Palabra. Consideremos la necesidad de poner en acción Isaías 55:6-7:

“6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.”

Venezuela no es Israel.

Sabemos que Venezuela, no se puede comparar con el pueblo de Israel, debido a que son dos realidades bien diferenciadas.

El Dios de Israel es el Dios de Venezuela.

Mas hablo al pueblo de Dios, a quienes según Juan 1:12, son sus Hijos, y si hijos de Dios, entonces responsables de atender a su Palabra.

En el Nuevo Testamento, no se descarta el antiguo Pacto, al contrario se aclara, se hace más comprensible, cuando Jesús explica: “Oísteis que fue dicho, más yo os digo…” Estableciendo parámetros más elevados que los prescritos en la Ley y los Profetas.

¿Por qué no nos planteamos una solución, conforme a los lineamientos establecidos en la escritura?  2 Crónicas 7:14; Jeremías 33:3; 1 Juan 1:9; Efesios 6:10 al 18.

No desestimo con ello, el proceder para la solución de la crisis Nacional, accionar los recursos previstos en la Constitución.

Más recuerdo que Dios condujo al pueblo de Israel por el desierto, y muchas veces lo defendió, sin el uso de fuerzas armadas humanas; sino con sus ejércitos celestiales, y estrategias divinas. Recordemos las “avispas”, tal y como refiere Juan L. Guerra, en su canción, en referencia a Deuteronomio 7:20 y contexto.

O, tal vez esté preparando un medio de gracia, tal y como ocurrió con José en Egipto, Josías en Israel, Nehemías en la Cautividad, Martín Lutero en Europa, ¿El pueblo cristiano de Venezuela, en la actualidad?

Vamos a declarar a Venezuela  territorio libre da la influencia  maléfica del enemigo, conforme establece la Palabra en Efesios 6, y en 2 Corintios 10:

3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

Todo es posible “…si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.”

Venezuela, despierta…

Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres,

Para ver si había algún entendido Que buscara a Dios.

Salmos 53:2

Alma Llanera, interpretada por Simón Diaz, el orgullo de ser Venezolano: http://www.youtube.com/watch?v=4bRWvupRaLE

FUENTE: