LA RESPONSABILIDAD DE DIOS EN LA CRISIS VENEZOLANA

Hace varios meses los analistas de la realidad venezolana afirmaron que estábamos llegando al final del túnel, aquello transmitió a la gente una sensación de esperanza, pues se apostaba a una salida en breve lapso, al menos así lo hacían sentir algunos connotados dirigentes políticos.

Sin embargo, seguimos avanzando en una caída descomunal que rebasa los peores pronósticos. Ante esta circunstancia, muchos venezolanos elevan sus miradas al Cielo y preguntan ¿Por qué permites esto que vivimos? Algunos oran como Habacuc:

2 ¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás? 3 ¿Por qué me haces ver iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y pleito y contienda se levantan. 4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia. Habacuc 1:2-4.

En el fondo de su alma muchos mantienen la convicción de que Dios está probando a los venezolanos, mientras otros declaran que es un castigo Divino, a causa de la impiedad.

Y algunos asume que detrás de este desastre venezolano está la mano, o influencia de potencias de las tinieblas que actúan libremente a lo largo y ancho del País. Según tales criterios, los males de Venezuela son por disposición Divina, o por influencia de poderes infernales.

Vamos a indagar sobre tales premisas.

Hagamos un paneo a la realidad del Continente.

Observa la realidad de los distintos Países ubicados desde Stefansson Island, una isla deshabitada en el archipiélago ártico canadiense en el extremo superior de América del Norte, hasta Tierra de Fuego, Provincia Argentina ubicada al extremo inferior del Cono Sur.

Resultado de imagen para mapa de america

¿Qué países de este extenso territorio viven situaciones similares que en Venezuela? ¿Por qué Países que hace dos décadas estaban por debajo de Venezuela, en lo que a desarrollo se refiere, y ahora avanzan hacia el primer mundo? ¿Tienen ellos más ayuda Divina que Venezuela? ¿O, menos influencia maligna?

Ahora analicemos las causas reales de lo que pasa en Venezuela, hagamos un análisis objetivo, desapasionado. Pero no te va a gustar el resultado del mismo.

Comencemos: Es evidente que una causa principal de los males en Venezuela es la imposición de la Revolución Bolivariana, y su determinación de convertir al País en una sociedad socialista, inspirada en las ideas comunistas de la filosofía marxista.

Lo que para nosotros es una crisis, es el éxito revolucionario desde la perspectiva marxista.

Escribí un artículo en este sitio: En Venezuela no hay crisis, se impone un sistema. https://orientador.wordpress.com/2017/01/11/en-venezuela-no-hay-crisis-se-impone-un-sistema/

Muchos ignoran los postulados marxistas que inspira a la Revolución Bolivariana. Aquella ignorancia impide estar consciente de que la filosofía marxista es por definición atea, materialista, humanista; la antípoda del cristianismo.

¿Cómo se impone en un país cristiano una ideología contraria a su fe?

Revisemos los antecedentes históricos: ¿Cómo llega la Revolución Bolivariana a Miraflores? No es por golpe de Estado, ni éxitos de la guerrilla marxista. Fue por obra y gracia del desplome de los partidos del Pacto de Punto Fijo, quienes perdieron el apoyo popular por sus desaciertos.

Recuerda la reacción de los venezolanos cuando los principales partidos que se alternaban el poder, ante la pérdida del fervor popular, decidieron retirar sus candidatos a las elecciones del 99, para apoyar una opción ganadora, al contrario fue un peso muerto que hundió las aspiraciones del exgobernador de Carabobo.

Sumado a ello, las grandes cadenas de radio, televisión, y prensa escrita, auparon a los rebeldes del 4 de Febrero, aclamadores como héroes salvadores.

Los programas estelares de noticias, y de opinión hicieron su papel de gestores de una imagen aceptable en el electorado, que compro el mensaje. Revisa los archivos de los principales diarios, y de las cadenas de radio y televisión, escudriña su contenido durante los meses previos al triunfo de Hugo Chávez.

Más todavía, en muchos templos parroquiales, e Iglesias evangélicas, los curas de las primeras, y los pastores de las otras, promovieron abiertamente entre sus feligreses las ideas propuestas por la Revolución Bolivariana; y aún quedan adeptos a ella en algunas congregaciones.

Demos una mirada a lo sucedido el 6 de diciembre del año 1999, de un padrón electoral de 11.013.020 acudió a votar el 63, 45% y el 35,55 se quedó en casa. El resultado final fue, considerando el total de inscritos en el registro electoral es:

35,55% se abstuvo, verde oscuro en el gráfico; 33,35% votó por la Revolución, rojo; 31,10% votó por otros candidatos, azul oscuro.

Estos datos dicen que el fallecido Presidente Chávez llega a Miraflores, gracias al 33,35% que votó por él, y al 35,55% que se quedó en casa, ambos suman casi un 70% de los electores.

Una vez en el poder, y gracias por sus promesas de cambio, la Revolución se expande y logra el fervor de casi un 80% de la población, que les acompaña hasta estos días que la crisis alcanza proporciones no imaginadas, inédita en Venezuela.

Hasta ese momento, los propulsores de la Revolución Bolivariana no habían declarado abiertamente su propósito de imponer en Venezuela el Socialismo del Siglo XXI.

Un día, en cadena nacional, el fallecido y recordado Hugo Chávez proclama su determinación de imponer en Venezuela y Latinoamérica el Socialismo del Siglo XXI, declara su admiración por Fidel Castro, el Che Guevara, su adhesión a la filosofía marxista, y se rodea de prominentes ideólogos de aquella tendencia.

Para conocer los postulados del Socialismo del Siglo XXI, Revisa: http://www.herramienta.com.ar/herramienta-web-3/hugo-chavez-y-el-socialismo-del-siglo-xxi-en-venezuela

Retomando el tema de las elecciones del 99, el sencillo análisis estadístico del resultado de aquellas elecciones presidenciales, el fallecido Presidente llega al poder gracias al apoyo del 33,35% del electorado venezolano que votó por él; del 35,55% que se quedó en casa; y por el impulso que las principales emisoras de radio, televisión, y que la prensa escrita le dio.

De acuerdo con estos porcentajes, 7 de cada 10 venezolanos mayores de 35 años, dieron un pequeño aporte al triunfo del recordado Hugo Chávez. Como dicen algunos, por acción, o por omisión.

Sobre estos aspectos hemos escrito anteriormente: Aprendamos de la Historia: https://orientador.wordpress.com/2014/09/06/aprendamos-de-la-historia-reflexion-sobre-la-realidad-venezolana/

A la luz de todo lo anterior, ¿Es responsabilidad de Dios que en Venezuela se imponga una Revolución de corte marxista? Más todavía, ¿Si Dios conocía que llegaríamos a esta crisis, por qué no previno a los votantes? Otra más, ¿Es tan poderoso el mundo de las tinieblas como para imponer en Venezuela una Revolución Socialista??

Respuestas bien conocidas por cualquier persona, solo con el uso del razonamiento lógico.

Veamos el asunto desde esta perspectiva. Considerando los estudios demográficos, la población venezolana, desde una perspectiva religiosa está distribuida así:

Los cristianos conforman más del 88% de la población. Entre éstos, aproximadamente:

71% se identifican como católicos, verde en el gráfico; 17%, azul oscuro, pertenecen a las iglesias evangélicas, la Iglesia anglicana y a otras denominaciones como los Testigos de Jehová, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Existen también comunidades pequeñas de cristianos ortodoxos; 10% practican creencias no cristianas, amarillo, como el islam, el hinduismo, el budismo y el judaísmo, y practicantes de religiones con raíces prehispánicas, y gnósticos; y 2% de ateos, blanco.

Tomando en cuenta las creencias de quienes están en funciones de gobierno, los resultados electorales, y los análisis demográficos referidos a las creencias religiosas de los venezolanos, se evidencia que una gran mayoría de entre el 88% de personas que profesan el cristianismo como católicos, o evangélicos, han elegido gobernantes que profesan creencias contrarias a su fe.

Es decir, la Revolución Bolivariana no llega por un golpe de estado; llegó a Miraflores, y se mantiene allí, con el voto de los cristianos venezolanos. Y luego que se declara la determinación de imponer en Venezuela el Socialismo del Siglo XXI, aun la mayoría de la población le concede apoyo.

Ahora bien, esta es una decisión personal, democrática, enmarcada en lo establecido en la Constitución Nacional que garantiza la libertad de conciencia, libertad religiosa, y el derecho a sufragar según libre determinación.

Sobre este particular, Dios no toma partido, ni promueve el voto de los electores, ni rechaza a los gobernantes democráticamente elegidos.

Al contrario, la Biblia establece que hay que someterse a las autoridades, de manera que Dios no va a promover un golpe de estado contra la actual administración, debido a que sus hijos venezolanos les escogieron a ellos para que sean sus gobernantes.

Veámoslo desde otro ángulo. Son las fuerzas de las tiniebla que empujan a la Revolución. Esta es una afirmación ilógica, es algo fuera del razonamiento de una persona ilustrada. A las urnas electorales no acuden ángeles del mal, ni las “huestes de maldad”, ellos tienen un ámbito específico de acción.

Es decir, el pensamiento mágico de mucho venezolano le inspira a decir que la culpa de los males nuestros es el poder que emana del Infierno, y de su atemorizante caudillo. ¿Será cierto?

Si en este escrito se afirma que Dios no es responsable de la crisis venezolana, y se sugiere que tampoco es por disposición satánica, ¿En qué quedamos entonces?

Vamos a revisar lo que a este respecto dice la Biblia, la Palabra de Dios.

Dios respeta las decisiones del pueblo, 1 Samuel 8:4-9. En ese texto se describe que dada una situación de crisis, el pueblo pide se designe un rey sobre ellos para que les gobierne, desechando el gobierno Divino. Hasta aquel día se desarrolla la Teocracia Hebrea, surge en su lugar la denominada Monarquía Hebrea.

Aquella petición no es del agrado de Samuel, ni de Dios, sin embargo El respeta las decisiones de los pueblos.

Las huestes de maldad, ni las potencias del abismo tienen el suficiente poder para tomar a Venezuela, la Biblia afirma que Dios es Todopoderoso, que ningún ser puede oponérsele, ya que todo lo que existe fuera de él está bajo su dominio, Daniel 4:35, Salmos 22:28, Salmos 115:3, 1 Timoteo 6:14-16. En ese mismo orden de ideas, Jesucristo afirma tener todo el poder en cielo y en la tierra, Meto 28:19.

También la Biblia afirma que los creyentes, el pueblo de Dios, posee recursos para someter a las huestes del mal, 2 Corintios 10:3-5, y el poder para transformar vidas, Hechos 1:8, y para resistir al enemigo, Santiago 4:7.

Por otra parte, la Biblia afirma que a medida que avanza el evangelio de Jesucristo, y se extiende el Reino de los Cielos, las potencias de las tinieblas son expulsadas, Hechos 8:4-8, Hechos 13:6-12, Hechos 19:12, 18-20.

¿Qué hacer en Venezuela? No es momento para acusaciones y buscar culpables, el propósito de este escrito no es centrarnos en el pasado, las referencias históricas son a propósito de análisis, sin emitir juicios de valor.

Necesitamos centrarnos en el presente, y accionar hoy, para resolver hacia el futuro. Del pasado, solo lecciones constructivas.

No pretendemos dar ofrecer una receta, ni dar un remedio, tan solo queremos mencionar alguna experiencias de lo que algunos pueblos han hecho para solucionar sus crisis.

Necesitamos volver a nuestras raíces, a nuestra esencia. Reavivar aquella fe sencilla, la devoción sincera en los principios que nos caracterizan como pueblo cristiano, contenidos en la Palabra de Dios. Necesitamos volver a la Biblia, la Palabra de Dios y constituirla en nuestra norma de fe y práctica.

La Biblia contiene lineamientos, normas, principios que cambian vidas, Lee Salmos 1:1-3, Deuteronomio 6:3, 6-9, Miqueas 6:6-8.

Necesitamos estar conscientes del impacto del posmodernismo en los cristianos. Pablo en Romanos 12:2, aconseja:

No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir. DHH.

En la cultura posmoderna no hay verdades absolutas, todo es relativo; se cultiva el individualismo, el pensamiento mágico, el misticismo; hay una predisposición a disfrutar el presente, un culto a lo novedoso, a la aventura.

El hombre posmoderno es alegre, divertido, cosmopolita, abierto a todas las tendencias, disfruta el presente, busca el placer y la satisfacción personal, privilegia las formas sobre el contenido, cuestiona los textos, idolatra a las figuras públicas y a los medios masivos de comunicación, su máxima es vive y deja vivir.

Resultado de imagen para epoca posmoderna

Un hombre posmoderno no tiene dificultad en cultivar la fe cristiana, al mismo tiempo asumir los principios marxistas, y practicar la meditación trascendental inspirada en religiones orientalistas.

Como tampoco lo es bautizarse conforme a la ordenanza cristiana, y circuncidarse para cumplir el rito judío; o encender una vela al santo de su devoción, y otra en la montaña de Sorte.

Ni es un escándalo unirse en pareja homosexual y adoptar un hijo para formar una familia; o transformarse, cambiar de sexo, conforme su libre albedrío.

La cultura posmoderna permeando en el mundo cristiano inspira a un creyente “declarar”, “decretar”, “cancelar” algo al mejor estilo de la Nueva Era; y a los pastores posmodernos a predicar la prosperidad de quienes siembran la “semillita” de la fe en sus cuentas bancarias.

Sobre la Posmodernidad y el Cristianismo escribimos: https://orientador.wordpress.com/2014/03/17/el-cristiano-en-la-posmodernidad/

Recordemos que el hombre posmoderno aparece producto del desencanto, su renuncia a las utopías modernas referidas a que la ciencia y la diosa razón resolverían los problemas del mundo y generarían progreso. Las bombas atómicas lanzadas sobre el suelo japonés, y la caída del muro de Berlín desplomaron las utopías de la época moderna.

La Biblia tiene un mensaje de esperanza, que requiere ser proclamado y vivido.

Necesitamos propiciar la transformación de los venezolanos, hecho que sucederá en la medida que más personas sean impactados por el poderoso y transformador del evangelio de Jesucristo, el cual no vino “para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él”, Juan 3:17.

Es que si una persona “vive en tinieblas”, necesita ser iluminada con aquella luz que transforma a los hombres. Al decir de Juan, la luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecen contra ella, Juan 1:5.

Ahora para que aquello suceda se requiere un cambio de paradigma en la cristiandad venezolana, un cambio de perspectiva.

Para que Venezuela cambie, es necesario que el venezolano cambie, que los cristianos se manifiesten, tal como expresa Pablo en Roamos:

19 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. 20 Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; 21 porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Romanos 8:19-21.

Cuando los cristianos venezolanos se manifiesten conforme al sentir de Pablo, y lo expresado en forma general en la Biblia, Venezuela cambiará, sin golpe de estado, sin intervención extranjera, sin reformas constitucionales.

Dios ilumine, inspire y conmueva a los venezolanos para propiciar los cambios que el País necesita. Clamo a Dios por eso cada día.

Si te animas a visualizar como se puede cambiar un pueblo, al final de este escrito te dejo una dirección de internet para que tengas una idea.

Culmino, recordando las palabras de Pablo:

Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo. 2 Timoteo 2:7.

Dios bendiga a Venezuela.

Revisa el siguiente material respecto de como se transforma un pueblo:

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Imágenes: Google

Datos elecciones Presidenciales: CNE

Prensa Nacional.

Video Transformación de Almolonga: Youtube.

Notas personales.

Anuncios

PROYECTO PARA RESOLVER LA CRISIS VENEZOLANA

En la Biblia se destaca un aspecto que no pasa desapercibido para cualquier lector, es que luego del acto creador del cielo y la tierra, de propiciar las condiciones para que el hombre morase en el huerto, y creado al hombre, tal y como describe Génesis 1:1-27, luego de ese momento todo gran proyecto de Dios para la humanidad se incluye al hombre es las acciones.

Imagen relacionada

Esta dinámica la visualizamos como la intervención Divina utilizando el factor humano para las grandes realizaciones; y esa estrategia ha propiciado prominentes transformaciones en la humanidad.

Es por ello que con frecuencia leemos en la Sagrada Escritura que todo gran proyecto se inicia con el llamado a cierta persona para para que lo ejecute.

Uno de los más prominentes es el formulado a Abraham cuando Dios le invita a unirse a su propósito de materializar el Plan de Salvación de la humanidad.

Este Patriarca era un nómada proveniente de Mesopotamia a quien su padre Tare conducía con el resto de la familia hacia Canaán. Por las diversas referencias acerca de este hombre mencionadas en la Biblia, sabemos que era un próspero hacendado dedicado a la cría de ovejas, que se movía a través de la fértil media luna del próximo oriente, y que era jefe de un clan numeroso.

Resultado de imagen para abraham

A la muerte de su padre, ocurrida en Harán, Abraham se radica en aquella tierra, y momentáneamente desiste en su propósito original, inspirado por su padre, de dirigirse a Canaán.

En aquellas circunstancias el hombre recibe una invitación Divina, registrada en los primeros versículos del capítulo doce del libro de Génesis, en estos términos:

1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. 4 Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán. Génesis 12:1-4.

Destaca en este texto las palabras iniciales del versículo cuatro:

Y se fue Abram, como Jehová le dijo.

Así, sencillamente, comienza la apasionante historia de un hombre que se asocia con Dios para un gran proyecto, cuyos resultados trascienden hasta hoy. Cada vez que una persona es renovada por el poderoso mensaje del evangelio está siendo bendecida por la simiente de Abraham de conformidad con la promesa ancestral dicha al Patriarca; Jesucristo, la simiente de Abraham, obra en la transformación del hombre, y de pueblos.

Siglos más tarde, Dios llama a otro hombre, esta vez en el desierto. En un inusitado encuentro, Moisés es invitado a unirse al Proyecto Divino de liberar a Israel de la esclavitud en Egipto.

Imagen relacionada

Esta vez hay resistencia para unirse al proyecto. Moisés es un estadista formado en Palacio, era un príncipe egipcio de ascendencia hebrea. Su formación académica le inspira cautela al momento de decidir; saca cuenta y comprende que no tiene los recursos logísticos, financieros, ni un ejército capaz de enfrentar al imperial.

No es el miedo que hace rechazar la invitación, sino cautela, razonamiento lógico, análisis situacional, lo que le dice que no puede acometer aquella empresa y cumplir las expectativas de quien le llama. Por eso la resistencia.

Recuerda cuando evalúes a Moisés, que él era un estadista, no un nómada de espíritu aventurero como Abraham. De modo que Moisés responsablemente se niega hasta que Dio le convence con el argumento determinante, veamos:

14 Entonces Jehová se enojó contra Moisés, y dijo: ¿No conozco yo a tu hermano Aarón, levita, y que él habla bien? Y he aquí que él saldrá a recibirte, y al verte se alegrará en su corazón. 15 Tú hablarás a él, y pondrás en su boca las palabras, y yo estaré con tu boca y con la suya, y os enseñaré lo que hayáis de hacer. 16 Y él hablará por ti al pueblo; él te será a ti en lugar de boca, y tú serás para él en lugar de Dios. 17 Y tomarás en tu mano esta vara, con la cual harás las señales. Éxodo 4:14-17.

Desde éxodo 3:1 hasta esta cita Moisés se resiste a unirse al proyecto Divino. ¿Qué argumento convenció a Moisés para unirse al proyecto de Dios?

Relee las últimas palabras del verso 15:

“…os enseñaré lo que hayáis de hacer.

Es decir, no eres tú Moisés quien va a liberar a mi pueblo, Yo lo voy a liberar y te envío a ti en mi nombre para que lo saques de la esclavitud.

A partir de aquel momento contando tan solo con la compañía de su hermano, una vara en la mano, y una promesa Divina emprende una gran aventura de fe. Los libros de Éxodo a Deuteronomio registran el como Dios usa a un estadista para liberar a su pueblo y convertirlo en el desierto en una gran nación.

Muchos años después de que Israel se convierte en Nación, un hombre caminando a la orilla del mar de Galilea llama a unos pequeños empresarios a unirse a un gran proyecto con estas palabras:

17 Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. 18 Y dejando luego sus redes, le siguieron. Marcos 1:17-18.

Nuevamente al escritor destaca la reacción de los llamados:

Y dejando sus redes, le siguieron.

Durante unos tres años aquellos pescadores, junto a otros llamados, recorrieron las calles de las ciudades y aldeas de Judea, Galilea y Samaria aprendiendo el arte de “pescar hombres” de su maestro, Jesús.

Y momentos antes de partir al cielo Jesús hace otro llamado a sus discípulos, que Mateo recoge en su libro en el capítulo 28, en los siguientes términos:

18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

El énfasis de este texto no son las palabras de los versículos 19 y 20, es lo declarado por Jesús en el 18:

Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

En el mismo orden de ideas de lo que Dios expresa a Moisés en su llamado, Jesús manifiesta que es Él quien da poder para transformar personas en discípulos suyos, quienes van a transformar el mundo como testigos de su obra transformadora.

Los primeros capítulos del libro de Hechos narran como los discípulos empoderados por el Espíritu Santo propician un gran impacto en Jerusalén que se fue extendiendo progresivamente a Judea, Samaria y alcanza hasta lo último de la tierra.

Por eso el evangelio alcanza a Venezuela, como a tantos otros países del mundo, y el evangelio transforma, produce cambios en los hombres y en los pueblos.

Imagen relacionada

Actualmente Venezuela atraviesa una grave crisis que se agudiza al pasar del tiempo, pero Dios tiene un Plan. El mismo que inicia con Abraham, continua con los Patriarcas, avanza con Moisés, se cumple con Jesucristo, y los discípulos son encargados para materializarle hasta los confines de la tierra.

Esa Plan contempla la transformación del hombre y de la sociedad, y para que se haga realidad ese proyecto Divino se invita a hombres y mujeres de este gran País a unirse a Dios en la tarea de transformar al hombre y su entorno.

Transformaciones como las que Dios quiere para Venezuela han sucedido en innumerables lugares de la tierra; uno muy bien estudiado y documentado sucede en la ciudad de Almolonga en Guatemala.

De acuerdo a reseña que aparece el portal de la BBC de Londres:

“El pueblo estaba en la extrema pobreza, había alcoholismo, adulterio, brujería y hechicería. Las calles eran un caos y los vegetales que producíamos eran muy pequeños”, relata el pastor. Con el paso del tiempo las cosas cambiaron.

Los últimos censos de población hechos en Guatemala revelan que la calidad de vida de los habitantes de Almolonga pasó a clasificarse como muy alta desde 2000, aunque los márgenes de pobreza todavía son elevados.

Almolonga tenía alrededor de 40 bares mientras que ahora existen menos de 10. El último censo en ese país indica que el 98% de la población de Almolonga pertenece a diferentes iglesias evangélicas.

Hasta acá la reseña de la BBC.

De acuerdo a otras referencias esparcidas en la red, la “conversión” comienza a mediados de los 70, cuando el evangelio impacta tan poderosamente al pueblo que abandona la idolatría y la práctica de religiones ancestrales no bíblicas para seguir a Jesucristo.

Por lo tanto, e inspirado en la Palabra estoy escribiendo esta nota con el objeto de manifestarte que puedes convertirte en un importante instrumento Divino en el proyecto de sacar a Venezuela y el mundo de la terrible crisis que se vive. Para ello solo tienes que unirte a Dios en ese proyecto.

¿Cómo hacerlo? Es muy sencillo, acepta el llamado, como Abraham, Moisés, o los discípulos de Jesucristo; seguidamente camina con Él, a través de la oración y de la lectura de la palabra conoce los alcances del proyecto Divino, luego actúa según la dirección que Dios te da. Únete a otras personas que como tu están dispuestos a unirse a Dios en su proyecto para Venezuela.

Hay muchas personas con la sensibilidad espiritual requerida para aceptar el llamado Divino, soy una de ellas, como tú, pues si has leído hasta este punto es porque tienes interés de unirte al proyecto Divino para Venezuela.

Vamos a iniciar un gran movimiento de oración y clamor para que más personas atiendan el llamado Divino para rescatar a Venezuela, y extender el reino de los cielos en nuestra nación.

Podemos compartir inquietudes y propósitos en mi congregación, o a través de medios electrónicos; y puedes iniciar en tu comunidad tu propio movimiento de hombres y mujeres que se unen a Dios para convertir al País.

Acepta el llamado y disponte a pagar el precio requerido para transformar a la Nación. Lee Lucas 9:23.

Comienza siempre orando.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Almolonga, el pueblo de Guatemala salvado por las Iglesias evangélicas: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37292360

Imágenes: Google

Notas personales

LA CRISIS TIENE SU EXPLICACIÓN Y SU SALIDA

Ante el dolor que aflige a la población por la crisis que se vive, recorriendo las calles al ver una creciente población desampara, dispersa, lentamente menguando a causa del hambre, en lo íntimo de sus corazones muchos venezolanos se preguntan:

2 ¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás? 3 ¿Por qué me haces ver iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y pleito y contienda se levantan. 4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia.

Imagen relacionada

Preguntas de alguien muy cercano a Dios, que le conoce por mantener una estrecha relación con Él, que es testigo de su inmenso amor, de su gracia, de su interés por los desvalidos, y sobre todo de su capacidad para resolver las crisis más severas, de cambiar el curso de los acontecimientos con un simple gesto.

¿Por qué tardas tanto Dios en oír nuestras plegarias, y no respondes?

Aquellas palabras más que enojo, reclamo o reproche, duda, o rechazo, surgen de un corazón dolido por el sufrimiento de su pueblo, de sus hermanos; quien así pregunta es un siervo de Dios, que le conoce y anhela una definición suya a corto plazo.

Ante aquel clamor del siervo, Dios responde:

5 Mirad entre las naciones, y ved, y asombraos; porque haré una obra en vuestros días, que aun cuando se os contare, no la creeréis. 6 Porque he aquí, yo levanto a los caldeos, nación cruel y presurosa, que camina por la anchura de la tierra para poseer las moradas ajenas. 7 Formidable es y terrible; de ella misma procede su justicia y su dignidad. 8 Sus caballos serán más ligeros que leopardos, y más feroces que lobos nocturnos, y sus jinetes se multiplicarán; vendrán de lejos sus jinetes, y volarán como águilas que se apresuran a devorar.

 La respuesta Divina ante el clamor del siervo de Dios es diametralmente opuesta a lo esperado. La solución a la severa crisis es otra peor. Una nación poderosa se encargará de hacer justicia, los caldeos.

¿Quiénes son los caldeos? Es una referencia a los babilonios, el poderoso imperio antiguo que conquisto a gran parte del continente europeo, del medio oriente y de África del Norte.

En anterior escrito hemos referido que nuestros maestros y profesores enseñan que el Imperio Babilónico conquistó al mundo por su poderoso ejército y las estrategias de sus emperadores, mencionando a Nabucodonosor como uno de ellos; sin embargo la Biblia revela que ese imperio surge debido a los planes Divinos. Dios dirige el curso de la historia, de los acontecimientos en los pueblos.

Resultado de imagen para imperio babilonico

El Imperio Babilónico; es la cabeza de oro de la estatua de Nabucodonosor, descrita en Daniel capítulodos.

Los babilonios son usados para dar una lección de vida a su pueblo, en el momento de la intervención de los caldeos en la escena es horrenda, más se entiende en el contexto de lo que Dios estaba trabajando con su pueblo. Muchos siglos alguien escribió:

Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados. Hebreos 12:11.

Y no hubo gozo en Israel cuando Dios respondió el clamor del siervo, tiempo después comprendieron las razones, los porqués de lo acontecido. Todo es para bien acuñó Pablo más tarde en su carta a los Romanos.

Oída aquella forma de actuación Divina, el siervo nuevamente se dirige a su Señor y respetuosamente pregunta:

12 ¿No eres tú desde el principio, oh Jehová, Dios mío, Santo mío? No moriremos. Oh Jehová, para juicio lo pusiste; y tú, oh Roca, lo fundaste para castigar. 13 Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él, 14 y haces que sean los hombres como los peces del mar, como reptiles que no tienen quien los gobierne? 15 Sacará a todos con anzuelo, los recogerá con su red, y los juntará en sus mallas; por lo cual se alegrará y se regocijará. 16 Por esto hará sacrificios a su red, y ofrecerá sahumerios a sus mallas; porque con ellas engordó su porción, y engrasó su comida. 17 ¿Vaciará por eso su red, y no tendrá piedad de aniquilar naciones continuamente?

Los siervos de Dios ante las crisis, las tragedias, las angustias del pueblo producto de la acción Divina sufren triplicado. Al serle revelado aquello por venir, cuando se materializa la disposición Divina, y luego al ver la secuela de resultados; peor aún por el sufrimiento sobrevenido por algo de lo cual no es responsable, porque ha advertido incesantemente la inminencia de la intervención Divina y el pueblo hace caso omiso.

Los verdaderos siervos de Dios “luchan” con Dios intercediendo por el pueblo, por sus ovejas, y padecen con ellas. En esa tarea vemos a Moisés, intercediendo innumerables veces por su pueblo, por su amado redil que una vez le fue entregado para guiar a mejores tierras; aunque el mismo pueblo no le comprendía, ni valoraba su paciente tarea.

Dios nuevamente aclara las cosas:

2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. 3 Aunque la visión tardará aún por un tiempo, más se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. 4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.

Es decir la tragedia por venir avanzará inexorablemente porque Dios la ha determinado. Y ¿Por qué esa determinación?

Quien dialoga con Dios en esos términos es Habacuc.

No se sabe cuándo Habacuc predicó, pero la referencia al ascenso y el avance de los caldeos, Habacuc 1:6-11, lo ubica entre mediados y finales del siglo VII a. C. Tal vez durante el reinado de Joacim, 609–598 a. C, debido a que durante su reinado los babilonios estaban creciendo en poder.

Los babilonios marcharon contra Jerusalén en 598 a. C. Joacim murió en aquella época y su hijo de 18 años de edad, Joaquín, asumió el trono. A la llegada de los babilonios, la juventud y la falta de experiencia de Joaquín no fueron capaces de enfrentarse a las fuerzas caldeas.

Los siguientes capítulos de este esclarecedor libro, de solo tres, revelan la causa de aquella tragedia Nacional. No es producto de la ida de Dios, tampoco es un castigo Divino contra su amado pueblo, sino una consecuencia del desapego de Israel hacia su Dios, Jehová el Dios de los ejércitos.

En aquel pequeño libro, pequeño por lo corto, se destaca en forma prominente una frase que luego retoma san Pablo y enciende la llama de la Reforma de Lutero:

He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá. Habacuc 2:4.

Mas el justo por la fe vivirá, es una nota de aliento para Israel en su trágica circunstancia, y lo es hoy para cada uno de los venezolanos que tienen en Jehová su confianza.

Israel pasó por muchos días aciagos, momentos en los que ha experimentado la crueldad humana en su máxima expresión, sin embargo Dios, Jehová su Dios, el Dios de Israel, les ha colmado de su amor, de su gracia, de su protección, y hoy ese maravilloso pueblo, allá en Medio Oriente, rodeado de adversarios es una perfecta demostración de que Dios cumple sus promesas.

Dios prometió a Israel:

Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Génesis 12:3.

Hoy vemos cumplida esta y las muchas otras promesas decretadas por Dios para ese pueblo

Nosotros hemos sido bendecidos por Israel, de sus entrañas nace el Mesías libertador, Jesucristo por quien tenemos vida eterna.

Asumiendo como nuestras las palabras Divinas, en virtud de que nos consideramos hijos de Dios, herederos de la promesa dada a Abrahán, por la fe en Jesucristo, estamos seguro que espera a Venezuela día de gloria en las que de esta mísera situación emergerá como una potencia mundial para  llevar el mensaje de paz, reconciliación y vida eterna a todas las naciones de la Tierra.

Mientras llegue ese anhelado día, el pueblo de Dios venezolano, ese remanente fiel a la Palabra tiene una inconmovible e irrevocable promesa:

El justo por la fe vivirá.

Tal vez la situación se agrave, la crisis avance, las condiciones empeoren, entonces ante semejante estado de cosas vamos a fortalecer nuestra fe, y a incentivar que muchos otros venezolanos renazca aquella esperanza, no como mecanismo de evasión sino de certeza de que “si Dios es con nosotros, quién contra nosotros”.

Habacuc culmina su libro con estas palabras:

16 Oí, y se conmovieron mis entrañas; A la voz temblaron mis labios; Pudrición entró en mis huesos, y dentro de mí me estremecí; Si bien estaré quieto en el día de la angustia, Cuando suba al pueblo el que lo invadirá con sus tropas.

17 Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales;

18 Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. 19 Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar.

Mismas que en estos momentos hacemos nuestras, confiando que pronto vendrá la solución Divina, y el justo por la fe vivirá.

Imagen relacionada

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente.

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos históricos, conceptos: Wikipedia

Imágenes: Google

Notas personales

¿APOYAN POTENCIAS ESPIRITUALES A LA REVOLUCIÓN EN VENEZUELA?

En las redes sociales circulan cadenas que alertan sobre unas supuestas declaraciones del Presidente de Venezuela, en las que afirma estar dispuesto a hacer tratos con el Diablo para defender el legado de Chávez; que ha recibido protección de aquel personaje, quien es la fuerza de su espiritualidad.

De ser cierto dicho pronunciamiento necesitamos meditar objetivamente en el significado del mismo, sus repercusiones hacia quien lo ha formula y para el País.

Imagen relacionada

En un sitio de Internet denominado notitiempo.com se lee la siguiente nota, fechada 9 de noviembre de 2017:

El presidente de la República, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que por la Revolución Bolivariana lo ha dado y seguirá dando todo. En este sentido, aseguró que está dispuesto a hablar con el diablo por defender el legado del fallecido presidente Hugo Chávez. “Si hay que hablar con el diablo, se habla”, comentó sin pudor durante una reunión con generales y almirantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Posteriormente, asomó muy superficialmente que ha conversado con otras fuerzas. “Yo he hablado hasta con el diablo, yo me pongo en sus manos, él es el gran protector nuestro, es una de las grandes fuerzas de nuestra espiritualidad que tiene nuestra revolución y nuestra vida histórica, con todos ellos (los diablos) yo he hablado”, manifestó desde la Academia Militar de la Guardia Nacional Bolivariana.

Como es natural la población cristiana de Venezuela ha reaccionado con asombro, temor, y desconcierto. No es para menos, y los llamados a seguir clamando a Dios para recibir la protección Divina se multiplican y crecen de tono.

Ahora bien, estas declaraciones del presidente venezolano destacan nuevamente varios aspectos relacionados con el origen y desarrollo de la crisis venezolana.

En primer lugar no debería asombrar a los venezolanos la fe del presidente en “las fuerzas” de la espiritualidad que tiene la revolución bolivariana. El, ni los propulsores de la Revolución han ocultado sus ideologías políticas, convicciones religiosas, y el culto que profesan a religiones ancestrales no cristianas.

El presidente está haciendo uso de un derecho constitucional y humano de profesar el culto que desee; el mismo que nos da derechos a predicar el evangelio de Jesucristo, y extender el Reino de los Cielos hasta lo último de la Tierra.

En segundo lugar tal afirmación lo que hace es destacar el poco impacto que el cristianismo tiene en Venezuela. Y esta afirmación dura, dolorosa, se formula por las siguientes razones, reiterada en escritos anteriores.

No es cierto que el Diablo, María Lionza, u otra deidad haya determinado el triunfo de la Revolución en Venezuela. Aquella llegó a Miraflores con el voto popular de los venezolanos que dicen ser cristianos. Y se ha sostenido hasta ahora con votos contabilizados por el CNE.

Tampoco es posible que el Diablo tenga tanto poder como para torcer los designios Divinos tocantes a Venezuela. Satanás, Diablo, o como se le denomine es un ser sujeto a la voluntad y soberanía de Dios, es un ser creado. En la Biblia se destaca que cada vez que el pueblo de Dios se manifiesta con poder las fuerzas del mal son expulsadas de su entorno. Esto se evidencia en el libro de Éxodo cuando se observa a Moisés derrotando a cada una de las deidades egipcias, incluido el Faraón, considerado un dios.

En el Nuevo Testamento se aprecia que una vez los discípulos empoderados de las virtudes del Espíritu Santo, por cada lugar donde iban derrotaban a las fuerzas malignas: Felipe en Samaria, Hechos 8:4-8; Pablo en Filipos, Hechos 16:16-18; Pablo en Éfeso, Hechos 19:11-12.

En Venezuela el Diablo no está desatado, haciendo guerra espiritual a los creyentes; lo que está pasando lo explica la física, si se produce un vacío la tendencia de la materia es ocupar ese espacio dejado libre. Este principio se observa en la naturaleza, cuando el aire atmosférico se calienta en la superficie de la tierra, o de los mares, aumenta de volumen y se desplaza hacia zonas de menor temperatura; al desplazarse deja un espacio vacío que de inmediato es ocupado por una masa equivalente de aire frío. Ese incesante desplazamiento del aire y el movimiento de rotación de la tierra es lo que genera los vientos y en ocasiones huracanes.

Tal fenómeno está ocurriendo en Venezuela, no es que el Diablo ha desatado su guerra y gobierne desde Miraflores, es que se ha dejado un vacío y ese astuto, sinuoso, y engañador personaje ha ocupado el territorio que se ha dejado libre.

Piensa en los primeros capítulos del libro de Josué, evoca la toma de Jericó, Josué 6:1-27, luego visualiza la derrota en la aldea de Hai, Josué 7:1-26. ¿Cuál es la diferencia en los resultados? ¿Qué determina aquella diferencia? ¿Quién, que poder, puede derrotar a los ejércitos de Jehová? Ya comprendes la realidad Venezolana.

Seguramente estás pensando que eso es aplicable a Israel, que Venezuela no es Israel, entonces piensa: ¿Dejó Dios de cumplir sus promesas al cerrarse el Antiguo Testamento? ¿El pueblo cristiano no es, por la obra de Jesucristo, heredero de la promesa?

Retomando las declaraciones del Presidente, necesitamos proponer otra lectura a las mismas.

El presidente, de ser ciertas aquellas declaraciones, ha elegido al peor asesor del Universo; puesto que desde el inicio de la humanidad sus asesorados han obtenido los resultados más nefastos que la mente puede imaginar, Lee 1 Crónicas 21:1-16. Entonces viene la interrogante: ¿No hay cercano al Presidente una persona que pueda alertarle de ese grave error? ¿No tiene un consejero que con Biblia en mano, y bajo la dirección del Espíritu Santo, le explique cuál debe ser su elección correcta?

Claro que los hay, les hemos visto hablar en cadenas nacionales; y hemos oído de sus logros gracias a su cercanía a las esferas de poder, aquel privilegio puede ser encausado y con el poder del Espíritu Santo influir en el Presidente y su equipo; esos creyentes cercanos al presidente pueden convertirse en prominentes personajes como José en Egipto, Daniel en Babilonia, Ester en Persia. Ellos cambiaron el rumbo de pueblos al propiciar cambios en sus gobernantes.

Para hacer aquello hay que ser fieles a la Palabra, consecuentes con sus convicciones, actuar con responsabilidad, inspirados por el Espíritu santo.

Al meditar en las palabras del Presidente siento un profundo pesar, me duele el destino del Presidente porque la Palabra de Dios declara sin dudas cual es. Por lo que establece la Biblia, y por evidencias bien documentadas en la historia, quien blasfeme contra Dios, y se pronuncie en forma indebida contra su pueblo obtiene resultados desastrosos.

En privado estoy orando por el Presidente, para que reciba la luz Divina, pido a Dios que levante a una persona que le hable para guiarle a un encuentro personal con Jesucristo. Porque es necesario es que un hombre de Dios le hable para alertarle sobre una mejor opción, ni siquiera por sus funciones de gobierno sino por la necesidad que como ser humano tiene de un encuentro personal con Jesucristo para que “no se pierda sino que tenga vida eterna”.

Volviendo al tema de este artículo, tampoco es cierto que el Diablo ha dado las victorias a la Revolución, sino una pésima dirección de la denominada Mesa de Unidad Democrática (MUD), que gracias a sus torpes estrategias perdieron la fe y apoyo popular, por lo que alcanzaron solo algunas Gobernaciones en las últimas elecciones. Igual como se desplomó la denominada Cuarta República.

Circulan rumores, y vídeos,  de que ciertos personajes de la oposición han obtenido algunos beneficios personales y partidistas por acuerdos secretos con la Revolución, por lo cual no impulsaron el Referendum, ni hicieron valer los resultados del la consulta popular organizada por la oposición, y en forma inconsistente fueron a elecciones con una Asamblea Nacional Constituyente que dijeron era ilegal, y regidos por un CNE que dijeron tenía el período vencido.

En el caso de ser ciertos los rumores, entonces el diablo que le da fuerzas a la Revolución para que siga en el poder no procede del averno, sino que tiene nombre y apellido y circula libremente por los medios audiovisuales y por los pasillos de la Asamblea Nacional. Digo, si son ciertos los rumores.

¿Qué hacer ante las supuestas afirmaciones del Presidente? Pues lo que la Biblia declara como opción, y expresa el texto más leído y menos practicado fervorosamente:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Observa la secuencia:

Condición:

Humillarse, orar, buscar el rostro de Dios, convertirse de los malos caminos,

Entonces:

Dios oirá desde los cielos el clamor, perdonará los pecados, y sanará la tierra.

Apliquemos esta demanda a Venezuela.

¿De qué tienen que arrepentirse los venezolanos? ¿De cuáles malos caminos hay que convertirse? Pues es sencillo.

Arrepentirse de no testificar del poder transformador de Jesucristo y dar evidencia de ello, de no salir de los templos a pregonar las buenas nuevas de salvación; arrepentirse de seguir adorando ídolos, de haber mezclado la pureza del evangelio con falsas doctrinas, o prácticas orientalistas.

Otra medida que evidencia aquel arrepentimiento es no seguir apoyando aquellas creencias ajenas a la fe cristiana, en las elecciones no votar por candidatos que no representen los valores cristianos.

De qué sirve hacer llamados para ayunar, y clamar por Venezuela si en las elecciones se sigue votando por candidatos que no tienen principios cristianos. Es una blasfemia clamar a Dios para que resuelva la crisis en Venezuela y se siga apoyando personas que no temen a Dios. Y esto no es discriminación, ni promover prejuicio contra grupos humanos, es un asunto de fidelidad, de responsabilidad y racionalidad. “No hay comunión entre la luz y las tinieblas”, como no lo hay ente el aceite y el agua.

Pero en Venezuela algunos prominentes personajes, figuras emblemáticas de ciertas iglesias están tratando de mezclar algo que la Biblia, ni la lógica humana, aceptan.

Ante esta aciaga circunstancia política, el pueblo de Dios tiene dos opciones, no excluyentes,  una: impactar con el poderoso mensaje del evangelio a quienes están en funciones de poder, esto significa que el cristiano venezolano necesita estar “lleno del poder del Espíritu Santo”, Hechos 1:8,  equipado con la “armadura del Espíritu”, Efesios 6:10-20, y practicar las disciplinas espirituales recomendadas por Jesucristo, la oración y el ayuno, Marcos 9:29.

Otra opción es: apoyar a representantes populares que profesen valores cristianos.  Para el 10 de diciembre se ha llamado a otras elecciones, vamos a ver si quienes están clamando a Dios para que intervenga en Venezuela acuden a votar y lo hacen conforme al dictado de la Palabra de Dios, a la media noche de ese día lo sabremos.

Los líderes espirituales cristianos, sacerdotes católicos y los pastores evangélicos, tienen la responsabilidad de orientar, Biblia en mano, a los creyentes para que asuman los valores, principios y normas de la fe cristiana, los practiquen, defiendan y proclamen.

Basta ya de ese cristianismo nominal, dominguero, superficial. Venezuela requiere con urgencia un despertar espiritual, una Reforma profunda enraizada en la Palabra de Dios.

Por cierto Juan en su evangelio hace una afirmación esperanzadora:

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Juan 1:5.

Que la luz del evangelio impacte a Venezuela.

Te invito a orar y ayunar, para que aquello ocurra.

Fuente:

Textos bíblicos: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Nota de prensa: publicada en notitiempo.org, en fecha 9-11-2017

Apuntes personales,

Imagen: Google.

 

EL DIVORCIO DESDE OTRA PERSPECTIVA

Avanzando en el análisis de las causas de la crisis en una nación desde la perspectiva de Malaquías, ahora se enfoca otra realidad que abona el lamentable estado del pueblo, el divorcio.

Imagen relacionada

En textos previos al que analizamos en este escrito, Malaquías determina que el estado de caos en la Nación es resultante de un sacerdocio ineficiente que desatiende su sagrada misión y deja al pueblo sin dirección espiritual; también destaca que otro factor de la crisis es el deterioro del matrimonio que afecta directamente a la familia, institución básica para el desarrollo integral del hombre. El hogar es la primera escuela donde se enseña valores, normas, en la que se transmite la cultura, las costumbres, los valores espirituales.

La crisis de la pareja afecta el normal desarrollo social.

Imagina una familia hebrea. En el Pentateuco se establece que aquella familia es responsable de transmitir generación tras generación el Pacto con Abraham, así como los valores y tradición que giran alrededor de aquel Pacto.

  • Anualmente debían celebrar la Pascua y en aquella celebración recordar que fueron esclavos y que Jehová les liberó de aquel yugo, Éxodo 12:24-28.
  • Consagrar al primogénito, Éxodo 13:1-2.
  • Cumplir los Diez Mandamientos, Éxodo 20:1-17.
  • En general cumplir los decretos y mandamientos Divinos, Deuteronomio 6:1-8.
  • Amar a Jehová de todo corazón, con el alma y con todas las fuerzas, Deuteronomio 6:5.

El deterioro de la familia, propiciado por la crisis de la pareja, impedía el cumplimiento de aquella tradición. Más aún si uno de los cónyuges practica devociones ajenas al Pacto, e introduce en la familia creencias repudiables como la idolatría, y la prostitución con fines religiosos.

Todo esto genera otra “carga” contra Israel, se analiza el problema del divorcio como una deslealtad al pacto.

13 Y esta otra vez haréis cubrir el altar de Jehová de lágrimas, de llanto, y de clamor; así que no miraré más a la ofrenda, para aceptarla con gusto de vuestra mano. 14 Más diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto. 15 ¿No hizo él uno, habiendo en él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud. Malaquías 2:13-15.

Resalta en este reproche el que se inunde con lágrimas el altar, lloran y se lamentan porque Dios no recibe sus ofrendas, y luego preguntan el por qué. Más ellos saben el motivo.

¿Cuál es el motivo?

Pues porque el Señor es testigo de que tú has faltado a la promesa que le hiciste a la mujer con quien te casaste cuando eras joven. ¡Era tu compañera, y tú le prometiste fidelidad! DHH.

Faltar a la promesa conyugal, el divorcio.

Imagen relacionada

Con este reclamo al pueblo por la deslealtad con la “mujer de tu juventud”, “tu compañera, y la mujer de tu pacto.”, también alude a la infidelidad de Israel al romper el Pacto con Dios en Sinaí para unirse a otros dioses a quienes idolatran.

Ahora bien, el problema no era que el hombre después de muchos años de matrimonio decidiera separarse de su mujer y buscar otra; lo repudiable es que se buscaba una mujer ajena al pueblo de Dios, persona que seguramente rendía culto a dioses paganos. Esa realidad la describen Esdras y Nehemías en sus libros. Recordemos que Malaquías profetiza durante el período en que actuaron aquellos dos grandes hombres de Dios.

Pues bien, el acto de romper el pacto es grave. ¿Qué hubiese ocurrido si Dios acepta la ruptura del Pacto? Hipotéticamente no se hubiese cumplido, a través de Israel, la promesa de un Mesías Salvador. Motivo por el cual Dios ha sido tan paciente con Israel, para cumplir su Plan de restaurar al hombre y a la totalidad de la creación, que se condensa en Juan 3:16. Con lo cual se cumple Génesis 22:18.

Seguidamente se exalta el valor del matrimonio, y la naturaleza del mismo. Nuevamente se usa el recurso de preguntas:

¿Acaso no es un mismo Dios el que ha hecho el cuerpo y el espíritu? ¿Y qué requiere ese Dios sino descendientes que le sean consagrados? 2:15. DHH.

La respuesta a esta interrogante es un “si”, pero la mente que tan fluida lleva pensar en la unión de la primera pareja, y se remonta hasta el libro del Génesis que relata su origen y explica su naturaleza. Génesis 1:26-27 afirma:

27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Dios crea al hombre a su imagen, con sexo diferenciado, y les une a fin de reproducirse, poblar el planeta, y ejercer dominio sobre la creación.

De este texto deriva la afirmación “Por tanto, lo que Dios juntó,  no lo separe el hombre.”, Marcos 10:9.

Este texto de génesis echa a tierra los argumentos para validar los matrimonios entre homosexuales. La reproducción de la especie es objetivo primordial de la relación de pareja, expresado en “llenad la tierra”, al mismo nivel de “señorear” al resto de la creación.

Un país poblado solamente por hombres homosexuales unidos en parejas, la reproducción de la especie es “cero”, tal imaginario país existiría hasta que perviva el último habitante. No se está menospreciando, rechazando, cuestionando, ni abominando la homosexualidad, que es otro tema. Estamos simplemente mencionando una realidad alrededor del matrimonio entre homosexuales, sin emitir juicios de valor.

De este texto inferimos que el hombre posee doble naturaleza, una física, y otra no física; la no física son el espíritu y las facultades intelectuales.

La unión física de la pareja permite la reproducción de la especie humana; y la no física determina la estabilidad y permanencia de la pareja, es el nexo que les mantiene unidos.

Medita. ¿Qué factores permiten la estabilidad de la pareja? El amor, la voluntad, el respeto, la sabiduría, poner en práctica las enseñanzas de la Palabra de Dios.

¿Qué enseña la Biblia sobre la relación de pareja? Lee Efesios 5:21-33, 1 Corintios 13, Mateo 22:37-40.

En Malaquías Dios repudia el divorcio.

16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales. 2:16

Algo muy claro en la Biblia es que Dios exalta el valor del matrimonio. Se dedica un libro completo a destacar la delicia del amor de la pareja, el Cantar de los Cantares.

La relación de Jehová con la Nación de Israel se compara a un matrimonio. Dicha relación se inicia con el Pacto en Sinaí. El esquema de un contrato de matrimonio se lee en Deuteronomio 5:1-3, donde se declara que Dios entra en alianza con su pueblo en el monte Sinaí.

Los profetas de Israel vieron esta relación como un contrato de matrimonio Isaías 54:5; Ezequiel 18:8. En Deuteronomio 6:10-15, Dios anuncia sus celos en su esposa, la Nación de Israel:

Para Dios el matrimonio es estable, consistente y duradero. Sin embargo en la Sagrada escritura se concede cierta flexibilidad a este concepto, y se permite la ruptura del vínculo en casos muy concretos.

Veamos la perspectiva de Jesucristo descrita en Marcos 10:1-10:

1 Levantándose de allí, vino a la región de Judea y al otro lado del Jordán; y volvió el pueblo a juntarse a él, y de nuevo les enseñaba como solía. 2 Y se acercaron los fariseos y le preguntaron, para tentarle, si era lícito al marido repudiar a su mujer. 3 El, respondiendo, les dijo: ¿Qué os mandó Moisés? 4 Ellos dijeron: Moisés permitió dar carta de divorcio, y repudiarla. 5 Y respondiendo Jesús, les dijo: Por la dureza de vuestro corazón os escribió este mandamiento; 6 pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios. 7 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, 8 y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno. 9 Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. 10 En casa volvieron los discípulos a preguntarle de lo mismo, 11 y les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; 12 y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.

Como puedes observar Jesús al responder sobre la problemática del divorcio, enfatiza el valor del matrimonio, destaca el factor que determina la persistencia del vínculo conyugal, y previene la separación.

¿Es permitido el divorcio? Esta es una pregunta cerrada que acepta una de dos alternativas, y no permite explicaciones adicionales. Entonces no es una pregunta asertiva para comprender o aprender. Observa que Jesús evita afirmar o negar, en lugar de ello les remite a lo que dice la ley, que bien conocen ellos: Deuteronomio 24:1-4

En el texto Moisés concede a los hombres emitir una carta de divorcio si encontraban algo indecente en sus esposas. No se especifica lo que era indecente, podían ser faltas graves, y hasta asuntos superfluos como que la esposa quemara la comida. No era por causa de adulterio, ya que en el Pentateuco el adulterio no era causal de divorcio, sino de muerte, los adúlteros eran  apedreados hasta la muerte, Levíticos 20:10.

Así que lo indecente eran otros tipos de faltas que no incluían el adulterio.

¿Cuáles son las causas que permiten el divorcio?

Los estudiosos de la Biblia han encontrado diversas causas por las que se permite el divorcio, destacando el adulterio como una de las principales, sin embargo un minucioso estudio del Sagrado Libro permite determinar que la única causa para separarse de la pareja es la pérdida del amor; porque el amor es el vínculo que mantiene estable las relaciones, lee Mateo 22:34-40, y 1 Corintios 13.

La Biblia, tanto como la vida práctica así lo confirman. Cuando se ama se respeta, tolera, acepta, quiere, perdona incondicional y constantemente.

El amor:

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo  espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser…. 1 Corintios 13:7-8.

Cuando se ama de veras se perdona hasta la falta más grave, dolorosa, y cruel como lo es el adulterio. En el libro de Oseas se revela esta verdad, experimentada por el profeta, quien de ese modo ejemplifica el amor de Dios por un pueblo infiel, adultero, como Israel.

Pero recuerda que en la Biblia se mencionan dos tipos de amor.

Uno es el amor, emoción, del cual hemos sido dotados para facilitar las relaciones interpersonales. En el Nuevo Testamento se describe con palabras griegas como fileo, amor filial, entre amigos, entre padres e hijos; también la expresión ágape, amor incondicional, sacrificial, el de la madre por su hijo, el de los héroes libertadores por su patria.

Para comprender esta verdad veamos una escena familiar, descrita por Juan: Es cuando Jesús conversa con pedro y le pregunta si le ama, en Juan 21:15-19, la conversación fluye así:

Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo.

En griego, Jesús pregunta a pedro: ἀγαπᾷς με, agapas me: ¿Me amas?

Pedro responde: οἶδας ὅτι φιλῶ σε, oídas hoti philo se. Sabes que te quiero.

Dos veces más Jesús repite la pregunta, y Pedro responde con las mismas palabras.

Pedro no dijo “te amo” usando agape, sino “te quiero”, usando philo. Esta vez Pedro no actuó con la vehemencia de años anteriores, más bien humildemente reconoce que no puede equiparar su amor con el de su maestro, mostrado en la cruz, por lo que mirando a los ojos de su Señor, declara: tú lo sabes, tú sabes que te amo pero no me atrevo a equipararme contigo.

Jesús mira a Pedro, proyecta su mirada hacia el futuro y visualiza  que este hombre parado ante sí, un día demostraría aquella clase amor, muriendo en forma más cruel que la suya. Dice la tradición que Pedro pidió ser sacrificado en forma invertida, con los pies hacia el cielo, puesto que no era digno de morir como su Señor.

Esta es la clase de amor que une a las parejas. No es amor “emoción”, sino amor “virtud”. Amor como un atributo de Dios, 1 Juan 4:8, el cual es transferido al hombre como una virtud, fruto del Espíritu Santo, Gálatas 5:22-23.

La clave de la pervivencia de la pareja es propiciar el desarrollo del amor, convertir la emoción en una virtud, producto del desarrollo espiritual.

Veámoslo así:

La pareja se inicia bajo el influjo de fileo, como admiración que conduce a la amistad, y a la atracción que ejerce el sexo opuesto, seguidamente avanzan hacia el agape, mediante el cual se renuncia a las tendencias egocéntricas, concentrando la relación en aquella persona elegida, aceptándole incondicionalmente; luego se transforma aquel amor emoción en amor virtud fruto del Espíritu, como describe Gálatas 5:22-23.

En todo este proceso que tarda años en consolidarse, fileo y agape, le dan calidez, encanto, ternura, inspiración a la pareja, para el disfrute pleno el uno del otro en todos los aspectos de la naturaleza humana.

El nexo que impide la disolución de la pareja es el amor, es lo que enseña la Palabra a su pueblo.

¿Se comete pecado al divorciarse? Recuerdas las preguntas a este respecto, cuando hablamos del matrimonio mixto.

La expresión correcta para referirse a esta realidad es “desobediencia”, se desobedece al divorciarse; como cualquier otro acto de desobediencia humana, como dividir a una Iglesia, el cuerpo de Cristo, por ejemplo; no se execra al pastor que lo ha hecho, se perdona y restaura, lo aconsejable no es enjuiciar, castigar, execrar; lo que hay que hacer es dar el tratamiento usual en la Biblia:

Ni yo te condeno; vete, y no lo hagas más. Juan 8:11.

Medita. ¿Por qué Dios repudia el divorcio? Porque Dios quiere preservar la institución del matrimonio, como una forma de fortalecer a la familia, la unión estable de la pareja que es su núcleo.

De igual modo evitar que se devalúe, se pervierta.

¿Cómo se pervierte y devalúa el matrimonio? A través de las uniones entre parejas del mismo sexo, que contraviene la natural forma de reproducir la especie humana.

Por lo tanto se demanda propiciar el crecimiento y desarrollo espiritual cómo método para prevenir el divorcio, y preservar la naturaleza de la unión.

Para meditar:

¿Cómo influye en la pareja el desarrollo y fortalecimiento espiritual para prevenir el divorcio? ¿Cómo influye el desarrollo intelectual y el emocional en el fortalecimiento de la unión conyugal? ¿En qué medida los valores morales permiten mantener la relación de pareja? ¿Cómo prevenir el divorcio?

En próximo escrito abordaremos el problema del adulterio. Te animo a revisar tus conceptos sobre el mismo.

Fuente:

Biblia, Versión RVR60: tomada de www.biblegateway.org

Biblia, Versión interlineal: http://bibliaparalela.com/interlinear/john/21-15.htm

Imágenes: Google

Ofrendas Dignas: Estudio sobre Malaquías

 

 

 

ESTRATEGIA PARA ENFRENTAR LA CRISIS VENEZOLANA

Lo que pasa en Venezuela es algo que sorprende, desconcierta y desanima; realidad que mantiene a la población en un estado de zozobra, angustia, temor, frustración, trayendo como consecuencia un estado general de ansiedad.

Resultado de imagen para crisis venezolana

Los últimos acontecimientos revelan que la crisis venezolana avanza por caminos inciertos, en los que no se vislumbra una salida clara.

Estado de la crisis.

De un País radicalizado hemos avanzado hacia una atomización que complica las opciones para un dialogo, una salida consensuada, negociada.

Hemos apreciado que en pocos meses el bloque conformado por la Revolución Bolivariana, anteriormente compacto, se ha fraccionado. El Gran Polo Patriótico se ha dividido entre los que promueven la Constituyente; quienes defienden el legado del “Comandante Eterno”; y los pequeños partidos ajenos al principal partido gobernante. Y lo más destacado es que la Revolución Bolivariana perdió el afecto de las grandes masas populares que ayer arrollaban a lo largo y ancho del País.

Por lado de la oposición, las cosas no son auspiciosas. Hay grupos de poder que promueven participar en las elecciones propuestas por el Gobierno; otro grupo opuesto a tal alternativa; otro grupo considera que hay que aumentar la presión en las calles; y otro pequeño, desde el exterior, sugiere ir a las armas, como se lee en algunas cadenas que circulan en las redes..

En medio de los dos grandes bloques, está una inmensa mayoría de Venezolanos, quienes padeciendo la crisis humanitaria más cruel, jamás vivida, manifiestan estar decepcionados porque tanto unos, como los otros no han cumplido las promesas vociferadas para captar sus votos.

Esta incertidumbre, acerca de cómo se resolverá la crisis venezolana, y las carencias de alimentos, medicinas, seguridad, y servicios públicos eficientes, mantiene a la población en un estado de tensión emocional, con las graves consecuencias para la salud mental y física.

Medidas para enfrentar la crisis.

¿Qué podemos hacer para sobrevivir frente a esta grave crisis? Propiciar tu salud emocional, porque de ella depende tu salud integral y calidad de vida.

Ante todo este panorama tan frustrante e incierto, existen múltiples opciones para sobrellevarlo.

Una buena medida es dosificar el uso de las redes sociales, porque ellas que son una inagotable fuente de información, generan mucha ansiedad y grandes frustraciones. Es que hay personas, grupos y organizaciones que manipulan los titulares para ganar seguidores y likes; con “información engañosa”.  Es frecuente leer titulares como: “Se desmorona el Gobierno, el Gobernador tal renunció a su cargo”. Cuando se lee el texto de la información, resulta que aquel gobernador renunció, pero para postularse a la Asamblea Constituyente. El ávido lector queda al borde del colapso por que se le genera una expectativa incierta.

Otro titilar frecuente es “Le dio hasta con el tobo”, resulta ser un discurso en la Asamblea Nacional, o una entrevista televisada; que como se sabe son escenas mediáticas porque los actores luego se van a tomar un “cafecito” al salir del escenario.

También es conveniente fortalecer los valores espirituales como la fe, la paciencia, la esperanza; aspectos que no van a resolver lo que no dependen de ti; pero te permitirán enfrentarlo con actitud optimista, positiva, constructiva. Te darán “paz en la tormenta”, para que seas asertivo al momento de tomar decisiones.

Otra opción es aceptar como un hecho cierto  que Dios está en control, gerenciando la crisis,  y que en el momento preciso va a accionar la solución  conforme a su sabiduría y potestad. Tal y como se nos revela en la Sagrada Escritura.

Para poder ver en acción el poder de Dios hay que “abrir los ojos espirituales”, como ocurrió con el siervo del profeta Eliseo, relato que puedes leer  en el capítulo seis del libro Segundo de Reyes, 2 Reyes 6:8-23.

Una medida adicional para enfrentar esta dramática circunstancia que vivimos es adoptar la actitud de Pablo, revelada en Filipense 4:12-13, DHH:

12 Sé lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a hacer frente a cualquier situación, lo mismo a estar satisfecho que a tener hambre, a tener de sobra que a no tener nada. 13 A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece.

Esto no significa que seamos indiferentes, o que evadimos nuestra responsabilidad. Cada uno decide su curso de acción, sin embargo sea cual este sea, necesitamos racionalidad, criterio objetivo, mente clara, actitud constructiva.

Aviva tu fe y esperanza.

Mira dentro de ti, valora aquellos principios inculcados desde tu niñez, y recuerda:

1 Pacientemente esperé a Jehová,  Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. 2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. 3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová.

4 Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.  Salmos 40:1-4- RVR60.

La Paz sea contigo.

Fuente:

EL SENDERO QUE NOS CONDUJO AL 30 DE JULIO

Para entender el origen de la crisis que vivimos hoy, necesitamos hacer una revisión total del panorama, evitando enfocar un retazo del mismo.

Muchos ponen la mira sobre lo que ha ocurrido alrededor del 30 de julio, y explican la problemática erradamente, ponen en el actual presidente el origen de este desastre que vivimos. Para comprender como hemos llegado hasta este punto, necesitamos hacer un análisis retrospectivo, ver el panorama total, ampliar la visión.

Resultado de imagen para 30 de julio

¿Qué es lo que está ocurriendo? El 30 de julio se da un paso importante en la estrategia de materializar el Socialismo del Siglo XXI, a través de una Asamblea Nacional Constituyente, ese hecho ha conmocionado al País, al Mundo, y activado los mecanismos urgentes para tratar de evitar que a través de aquel instrumento cumplan su promesa de establecer una sociedad comunista.

El pueblo ha salido a la calle; y decena de jóvenes han sacrificado sus vidas tratando de impedir el propósito de la ANC. Sin embargo, tenemos que preguntarnos objetivamente, ¿Es que acaso los propulsores de la Revolución Bolivariana escondieron su objetivo de llevar a Venezuela a lo que proponen hacer con la ANC? Sabemos la respuesta.

Recordemos el pasado. Desde que el expresidente Chávez declaró su ideal de convertir a Venezuela en un País socialista, se alió con Cuba, y comenzó a propagar por otras Naciones de la Región su proyecto; se hacía evidente que un día tendría que dar el paso definitivo, y el 30 de julio se dio.

 ¿Cómo llegó Chávez el poder? Sabemos que él no dio un golpe de Estado, sino con los votos de una aplastante mayoría, y baja abstención.

¿Por qué llegó Chávez al poder? Debido al derrumbe de la denominada “Cuarta República”. Quienes vivimos aquellos días sabemos que los partidos políticos del llamado “Pacto de Punto Fijo”, AD y Copei, junto a sus pequeños aliados, llevaron al País a la ruina, a una crisis institucional sin precedentes para aquel momento. Para certificar esto, vayan a las hemerotecas de los diarios nacionales, o de las bibliotecas; a las videotecas de los canales de televisión, y revisen la prensa escrita y audiovisual de los meses previos al triunfo de Chávez.

Surge la figura de Chávez, inmortalizado al tratar de humillarle, luego del 4F, presentándole en cadena nacional para darle espacio y proclamar su famoso “por ahora”.

Resultado de imagen para 4f hugo chavez

Finalizando el período del “chiripero”, alianza de pequeños partidos que llevaron al poder al fallecido presidente Caldera, quien le dio una estocada mortal a los aliados del “Pacto de Puntofijo”, Hugo Chávez propone su nombre para ocupar Miraflores, comienza con pocas opciones.

En la acera del frente Irene Saez, por Copei; Luis Alfaro Ucero, por AD, y Salas Romer, por Proyecto Venezuela se lanzan al ruedo electoral. Sin embargo ocurre un fenómeno, los grandes diarios venezolanos, que aún siguen circulando; los canales de Televisión; las cadenas de radio, dedicaron sus editoriales, programas estelares, y noticieros a promover la candidatura de Hugo Chávez. Aun recordamos el verbo de Napoleón Bravo, de Alfredo Peña, y de otros locutores que todavía dejan oír sus voces en la radio. Ellos fueron los  voceros de Hugo Chávez que no tenía partido fuerte que le apoyara. Esto igualmente lo pueden certificar en las hemerotecas y videotecas antes mencionadas.

En un momento dado, AD y Copei se dan cuenta que su causa es perdida, que no van a llegar a Miraflores, entonces obligan, pocos días antes de las elecciones, que sus candidatos renuncien para asirse de Salas Romer, en un intento por salvarse del naufragio, más aquel peso muerto hundió la esperanza del eficiente gobernador de Carabobo. El pueblo reacciona con rabia por la absurda determinación de los partidos del estatus, y acciona el “voto castigo”.

Resultado de imagen para destituyen a irene saez como candidata

Escribí sobre esto un artículo titulado “Aprendamos de la Historia”. Al final de este escrito se da el enlace.

Chávez llega al poder con el aval de la mayoría de los venezolanos; ya en Miraflores declara su propósito de iniciar la Revolución Bolivariana para instaurar en Venezuela el Socialismo del Siglo 21. Esto no ocurrió el año pasado. Son más de 17 años anunciando, advirtiendo, accionando su proyecto político, de convertir a Venezuela en un Estado Socialista. Ellos han sido honestos, transparentes, claros con sus propósitos. No han engañado a nadie. Recuerda esto: Ni Hugo Chávez, ni Nicolás Maduro han engañado a nadie. Ellos prometieron llevar a Venezuela a un Estado Socialista, y la están cumpliendo.

¿Qué ha pasado en estos  años cuando se promovía el Socialismo del Siglo 21? Usted lo sabe, lo ha vivido. Sobre este aspecto escribí, “En Venezuela no hay Conflicto, Se Impone un Sistema”, la dirección electrónica se ofrece al final de este escrito.

Hemos llegado a este punto porque los dirigentes sociales, políticos y religiosos, que nunca alertaron sobre el significado de la propuesta Revolucionaria, para que el pueblo estuviese claro de lo que ese proyecto significa. Peor aún, muchos sacerdotes católicos, y pastores evangélicos, se restearon con el proyecto Bolivariano mostrando con ello una lamentable y doble ignorancia.

Ignoraron lo que es el socialismo, que lleva al comunismo, inspirado por el marxismo; una ideología por definición atea, humanista y materialista; aquello lo estudia la sociología; disciplina que se cursa en los liceos y en las universidades. Y en los Seminarios e Institutos Teológicos, se analiza aquella ideología en los cursos de filosofía y sociología de la religión. Apoyar el Socialismo del Siglo XXI, es aceptar sus postulados.

Resultado de imagen para socialismo del siglo xxi

Otra cosa que ignoraron los sacerdotes católicos y pastores evangélicos afectos al Socialismo del Siglo XXI, es la Palabra de Dios; en realidad no es desconocer la Palabra de Dios, sino desatender sus demandas.

3 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. 4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 2 Timoteo 2:3-4.

24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Mateo 6:24.

Otros responsables de la crisis, son los dirigentes de los partidos que no están alineados con la Revolución Bolivariana. Ellos, agrupados en la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tampoco han sido leales con el País. Ellos están pendiente de quien va a ser presidente, gobernador, alcalde; u ocupar un cargo en la Administración Pública, y no han enseñado a sus seguidores el verdadero significado del Socialismo del Siglo 21. Les falta ideología, sensibilidad social; son pragmáticos; dan más importancia al valor práctico de las cosas sobre cualquier otro valor.

Por tal motivo, quienes el 30 de julio se abstuvieron de votar, conscientes de lo que enfrentaban; por fin despertaron a la realidad, misma que no les fue advertida claramente por los dirigentes, sino que comprendieron al leer la propuesta de la ANC, que va en serio.

En este aspecto, cobra vigencia una extraordinaria cita de la Sagrada Escritura, que fue objeto de un artículo anterior en este sitio, cuya dirección electrónica se da al final de este post:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6.

Hago alusión a aquellos hechos, simplemente para explicar por qué el pueblo venezolano estuvo sosteniendo con sus votos a la Revolución Bolivariana hasta el 30 de julio. Ese hecho cierto, el respaldo con votos, dio a los promotores de la Revolución Bolivariana aval para llevar adelante su proyecto. Vea las estadísticas electorales del CNE en su página web.

Llegado a este punto, necesitamos resolver esta crisis, conscientes del pasado, conscientes igualmente de la realidad presente, aspirando un futuro mejor. Sobre todo, confiando en Dios.

Pero la solución a la crisis venezolana, llegado a este extremo, es el dialogo, la negociación, el acuerdo, entre las partes. Pero un dialogo transparente, público, con actores creíbles.

Al dialogo deben ir personas de la sociedad civil, rectores de las universidades, representantes de asociaciones civiles creíbles; con acompañamiento internacional que propicie un entendimiento, una solución de compromiso, en la que no haya perdedores.

Y hay que proponer un Gobierno de Transición que estabilice al País, y promueva la Reconciliación Nacional.

El Gobierno de Transición, para promover la estabilidad y la reconciliación Nacional, como su nombre y propósitos lo indica, es un Gobierno integrado por personas cuyo objetivo es pacificar el País, “desrradicalizar” al pueblo, “rehermanarnos”, para una convivencia pacífica, que permita resolver los principales problemas del País: el hambre, la pobreza, la carencia de medicinas, la inseguridad, el funcionamiento de los servicios públicos.

Y en ese Gobierno de Transición deben estar representados todos los sectores. Es decir integrado por representantes de quienes proponen el Socialismo del Siglo 21, el denominado “chavismo”, como por actores de la oposición. Una estrategia para reunificar el País, uniendo la cúpula.

Pretender un Gobierno de Transición para perseguir  y erradicar el “chavismo” es absurdo. El “Chavismo” es un sentimiento en gente que se vio dignificada por la propuesta del “Comandante Eterno”. Quien les prometió conceder lo que durante muchos años, por lo menos a ellos, le fue negado.

Una pregunta que necesitamos responder los sacerdotes católicos, los pastores evangélicos, y los rabinos judíos, que ministramos en Venezuela, y los dirigentes políticos, es: ¿Por qué Chávez llegó a lo más profundo en el corazón de los venezolanos? ¿Por qué vieron en él alguien que les solucionaría sus problemas y satisfaría sus necesidades? ¿Por qué se vieron identificados con su Comandante Eterno? ¿Qué esperaban de él?

Resultado de imagen para el comandante eterno

Creo que una autocrítica no nos vendría mal.

Los cristianos, o al menos los dirigentes; y los líderes políticos, no estamos interpretando la realidad del venezolano, sus  necesidades, sus carencias, su soledad, su desesperanza, su desencanto, su vacío, su hambre.

Y a los cristianos se nos se nos demanda, llevar un mensaje de consuelo, de renovación y restauración. Proclamar por todos los rincones de Venezuela el mensaje renovador y vivificador de Jesucristo.

Por lo cual, para reunificar al País hay que comenzar por el pueblo de Dios, unirse en un solo propósito: la restauración del venezolano para que Venezuela sea restaurada, según la visión de Romanos capítulo ocho.

Y los políticos reencontrase consigo mismos, y aprender lo que es la convivencia pacífica, aun con quienes nos adversan; que no son enemigos, sino venezolanos que piensan distinto.

Siguiendo con el proceso de transición.  Luego de aquel período de transición, con duración definida de antemano; volver a la normalidad democrática, llamar a elecciones y permitir que conscientemente el pueblo decida sus gobernantes.

Algo que no debemos permitir, es una transición que nos lleve a la “Cuarta República”, al pasado. Necesitamos un gobierno integrado por personas que realmente nos sitúen en el Siglo XXI, a la par de los países desarrollados, entre los cuales Japón es un gran ejemplo. Una Nación, que sin ser cristiana, pero poniendo en práctica los valores contenidos en la Palabra de Dios surgió de las ruinas, tras la Segunda Guerra Mundial, a ser un País desarrollado, respetado, próspero, una potencia mundial.

Por otra parte, si hoy se quiere juzgar políticamente a quienes están en el gobierno, por su mal desempeño, y por llevarnos al borde del Socialismo Bolivariano; entonces hay que llevar al banco de los acusados a unos cuantos que los apoyaron hasta el 30j, y a otros que se hicieron de “la vista gorda” para su propio beneficio.

Dicho todo esto, ¿Qué necesita hacer el pueblo de Dios?

Asumir una postura consecuente con las demandas de la Palabra de Dios.

Aquí es importante la gran cita de Pablo en 2 Corintios 5:17:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas.

Estar conscientes de su alta responsabilidad en la resolución de la crisis venezolana, actuando apegado a la Palabra de Dios:

Primero. Poner en práctica sincera, fervorosa y humildemente el llamado de 2 Crónicas 7:113-14:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Sigamos la secuencia: Humillarse; orar, buscar el rostro de Dios; arrepentirse, convertirse de los malos caminos; para que Dios nos oiga, perdone los pecados, y sane a Venezuela. Recuerda: “El hombre que reprendido endurece la cerviz, de repente será quebrantado, y no habrá para él medicina”, Proverbios 29:1.

Segundo, ser actores activos en el proceso de reconciliación y restauración nacional, tal y como se indica en 2 Corintios 5: 18, “nos dio el ministerio de la reconciliación”, ministerio dado por Jesucristo. Bienaventurado los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios”, Mateo 5:9.

Tercero, predicar intensamente el evangelio de Jesucristo, “Porque no envió Dios a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado”, Juan 3:17-18.

Pueblo de Dios, este es un momento crucial; de ti depende el futuro del País. Procede apegado a la Sagrada Escritura, que es tu norma de fe y conducta.

Bienaventurada la Nación cuyo Dios es Jehová, Salmos 33:12.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente: