LA DECISIÓN DEL PRESIDENTE TRUMP SOBRE JERUSALÉN Y LA SEÑAL DE LA HIGUERA

La decisión del presidente Norteamericano Donald Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, y trasladar a esa ciudad la embajada de los Estados Unidos marca otro importante evento de trascendencia histórica, política, y escatológica.

Resultado de imagen para jerusalen

Jerusalén no es solo la capital de Israel, es escenario de acontecimientos trascendentales para la humanidad, cuna del judaísmo, de la fe cristiana, y de la devoción musulmana. Además es idealizada como el destino final de los hijos de Dios, paradigma del cielo, que en los capítulos 21 y 22 de Apocalipsis se muestra renovada y en su máximo esplendor, la “nueva Jerusalén”.

En aquella antigua ciudad están los restos del segundo templo sobre los cuales los judíos esperan construir el tercero; destaca el Calvario, emblema de la fe cristiana, y el  Domo de la Roca un santuario islámico.

Resultado de imagen para jerusalen

Muro de los Lamentos y Domo de la Roca.

Es pues la capital espiritual de la humanidad.

De acuerdo a la reseña bíblica contenida en 1 Samuel 5:6-10, David, rey de Israel alrededor del año 1004 a. C. conquista Jerusalén a los jebuseos, y la convierte en capital del reino. A partir de ese evento es la “Ciudad de David”.

Luego de la división del reino unificado, Jerusalén es la capital del reino del Sur, o de Judá, y Saquen capital del reino del Norte, 1 Reyes 12:1-24.

Ese estatus de Jerusalén como capital de Judá y luego de Israel se mantiene hasta el año 70 después de Jesucristo, tiempo en que el General Tito al frente del ejército romano toma Jerusalén, la destruye, inclusive el templo, mata gran cantidad de judíos, y destierra a los restantes.

Viajar sola. Jerusalén. Las ocho puertas. Vía Dolorosa. Piscina Probática.

Ruinas de una Basílica Bizantina construida sobre ruinas en Jerusalén.

A partir de aquel doloroso instante, Israel desaparece como Nación, su territorio queda abandonado, y Jerusalén en ruinas.

El historiador Flavio Josefo describe la destrucción de Jerusalén afirmando que:

“la ciudad fue tan metódicamente arrasada por aquellos que la demolieron hasta sus cimientos que nada quedó en ella que pudiese persuadir al visitante de que aquello había sido alguna vez un lugar habitado”.

Para hacer desaparecer a Israel definitivamente el emperador Adriano traza un proyecto de reconstrucción de Jerusalén como una ciudad completamente romana, Aelia Capitolina, lo cual desencadena la rebelión de Bar Kojba entre los años 132 y 135, que es aplastada y da inicio a la diáspora judía.

Seguido a aquella victoria, Adriano unifica la Provincia de Judea con varios territorios vecinos y la rebautiza como Provincia Siria Palestina. La ciudad de Jerusalén es renombrada Aelia Capitolina y reconstruida al estilo romano,  a los judíos se les prohibió el acceso a la ciudad so pena de muerte.

Son los romanos quienes denominan al territorio de Israel como Palestina, lo cual induce confusión en historiadores e incluso teólogos quienes equivocadamente afirman que Jesús vivió en Palestina.

Hasta aproximadamente el 135 d.C, el escenario donde Jesús realiza su ministerio se denomina Judea, Samaria y Galilea. Y como se sabe Jesús nace en Belén de Judea, Lucas 2:4-7, crece en Nazaret de Galilea, Lucas 2:39-40,  inicia su ministerio en Capernaún de Galilea, Mateo 4:12-16, y muere en Jerusalén. Todo predicho por los profetas de Israel.

Así pues, desde el 135 d.C., hasta el año 1947, Israel no existe como Nación, sino como un sentimiento en la diáspora.

El 29 de noviembre de 1947 la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobó la Resolución 181, que proponía un plan para resolver el conflicto entre judíos y árabes en la región de Palestina, que se encontraba en esos momentos bajo administración británica. El plan de la ONU contemplaba dividir la parte occidental del territorio en dos Estados, uno judío y otro árabe-palestino, con un área, que incluía Jerusalén y Belén, bajo control internacional.

Resultado de imagen para resolucion 181

Blanco, Israel; gris, Palestina.

Aquella decisión tuvo como consecuencia una guerra civil en el territorio de  Palestina que estalló al día siguiente de la votación del Plan, seguida de la guerra árabe-israelí de 1948 y los sucesivos enfrentamientos entre árabes y judíos que se mantienen hasta la actualidad.

El 14 de mayo de 1948, el ejército británico abandonó Palestina y los judíos, liderados por David Ben-Gurión, declararon en Tel Aviv la creación del Estado de Israel, de acuerdo al plan previsto por las Naciones Unidas.

El 5 de diciembre de 1949, el primer ministro de Israel, David Ben-Gurión proclama a Jerusalén capital de Israel, y desde ese día todos los poderes del Gobierno, ejecutivo, legislativo y judicial, allí son ubicados; entre los cuales están la residencia del presidente y del primer ministro, el Knéset, la Corte Suprema y otras instituciones gubernamentales.

Tras la Guerra de Independencia de Israel, la ciudad quedó dividida entre Israel y Jordania;  la parte occidental de la ciudad era administrada por Israel; Jordania anexó formalmente Jerusalén Oriental y Cisjordania al resto de su reino en 1950.​

En la Guerra de los Seis Días de 1967, Israel conquista el sector oriental de la ciudad, Jerusalén Este, que estaba bajo el gobierno de Jordania. El 30 de julio de 1980, Israel unifica en su legislación ambas partes, oriental y occidental, proclamándola como su “capital eterna e indivisible”.

Las Naciones del mundo, adoptando el principio establecido en la Resolución 101 de la Asamblea de Naciones Unidas que establece que Jerusalén queda bajo jurisdicción Internacional, optan por mantener sus Embajadas en Tel Aviv.

Hasta la determinación del presidente Norteamericano quien decide reconocer oficialmente a Jerusalén como capital de Israel, y por lo tanto trasladar la Embajada de los estados Unidos de Norteamérica a la ciudad de Jerusalén.

Esta determinación por razones históricas tiene connotaciones políticas y religiosas.

En lo político este hecho fortalece la posición israelí sobre sus derechos históricos relacionados con el territorio ocupado por ellos hasta el año 70, cuando cae Jerusalén bajo el asedio del ejército romano.

Derechos no reconocidos por el resto de las Naciones Árabes del oriente medio, y de otras Naciones, quienes ven a Israel como usurpador, y a Jerusalén capital de Palestina, un Estado Islámico.

Desde la óptica religiosa, se trata de una pelea ancestral entre hermanos descendientes de Abraham, quienes se consideran herederos del Patriarca Hebreo. Unos por vía de Ismael, los árabes, y otros por la de Isaac, los judíos.

Como sabemos al patriarca hebreo le fue prometido un territorio que abarca la denominada media luna fértil; una franja de terreno comprendida entre la ribera del Éufrates, el mar Mediterráneo y el Nilo, Génesis 15:18-21, que más tarde se delimita en Josué 1:4, como el territorio a conquistar.

El rio Nilo, la costa del Mediterraneo y el Eufrates son los puntos de referencia.

Como los descendientes de Ismael afirman ser herederos de Abraham, reclaman su derecho sobre aquel vasto territorio; por su lado los hebreos igualmente se consideran los legítimos descendientes del Patriarca y herederos de la promesa ancestral.

Ambos pueblos han asumido posiciones irreconciliables, lo que dificulta la conciliación y paz entre los hermanos aunque se vislumbra una época en que cederán aspiraciones para integrarse mediante una alianza ecuménica propiciada por un carismático líder descendiente de Abraham.

Desde una óptica escatológica, el anuncio de Trump sobre Jerusalén enciende la imaginación de muchos que siguen de cerca el desenvolvimiento de Israel, a quien consideran un reloj profético.

Ahora bien, es evidente que el fortalecimiento de Israel, así como la determinación de construir el tercer templo en Jerusalén son hechos predichos, que anuncian eventos descritos por Jesús en Mateo 24, y por Juan en su libro de  Apocalipsis.

Israel va a construir su tercer templo. Ese es un plan determinado, incuestionable de los judíos. Cuando ello ocurra comenzará la cuenta regresiva de la Segunda Venida de Jesucristo.

Veremos la abominación desoladora visualizada por Daniel, 9:27,  ratificada por Jesucristo Mateo 24:15; la muerte de los dos testigos, capítulo once de Apocalipsis, y luego el retorno glorioso de Jesucristo. Este tema lo abordo en mi libro “Misterios Revelados del Apocalipsis”.

Previo a estos eventos, un líder carismático, descendiente de Abraham, va a lograr importantes acuerdos de paz,  unificar a los hermanos enfrentados por la posesión de Jerusalén, y propiciar una alianza mundial para la paz, generadora de prosperidad y bienestar.

Recuerda que el pueblo hebreo está disperso en todo el mundo, que algunos líderes mundiales son ciudadanos de sus países por nacimiento, más hebreos por su ascendencia.

32 De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. 33 Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. Mateo 24:32-33.

Imagen relacionada

Con la prensa mundial en una mano y la Biblia en la otra, el creyente va comprobando la Revelación, y preparándose para “aquel día”.

Fuente.

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos históricos: Wikipedia

Notas personales;  Misterios Revelados del Apocalipsis

Imágenes: Google

Anuncios

PROFECÍA SOBRE VENEZUELA: HABRÁ CAMBIOS

Luego de intensa meditación y búsqueda de explicaciones sobre la crisis venezolana y el resultado de las elecciones del 15 de octubre he recibido una revelación profética que deseo comunicarla al pueblo.

Antes de atreverme a hacer pública estas declaraciones pasé un período de meditación tratando de certificar que realmente era un mensaje Divino, y no un producto de mi emotividad, o de ocultos deseos de figurar entre los iluminados que quieren algún tipo de reconocimiento.

Luego de asegurarme de la autenticidad de la revelación, exploré en la Biblia lo que se afirma sobre quienes hablan en nombre de Jehová. Confirmé que quienes se atreven a decir algo en nombre del Eterno, Jehová de los ejércitos, acarrea gran condenación y castigo si mienten, si su profecía es falsa.

También me fue confirmado que la prueba de que alguien habla realmente en nombre de Dios cuando lo que dice se cumple.

Recibí la confirmación final en la declaración extraordinaria:

7 Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. 8 Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará? Amos 3:7-8.

Dicho todo esto voy a atreverme a rugir en nombre de Jehová, el Dios de Israel, es decir voy a profetizar en nombre de Jehová.

Esta es la profecía que en una visión me fue dada:

Estaba meditando sobre la crisis venezolana, evaluando los resultados de las últimas elecciones y la grave situación humanitaria que atravesamos, pensaba en la creciente cantidad de personas que pululan en las calles hurgando la basura en busca de alimentos; vino a mi mente la cantidad de personas que en los hospitales fenecen a causa de la escasez de medicinas e insumos médicos.

A semejanza de un documental audiovisual fueron pasando en mi mente imágenes de lo que hemos vivido:

Un ancianito semidesnudo, desnutrido, en el portal de un edificio siente que su vida se le escapa inexorablemente; más allá familias enteras bajo un puente, o entre las ruinas de una vivienda, a la espera de un mendrugo de pan; en las barriadas populares los jóvenes practican el arte de sobrevivir arrebatando pertenencias a los transeúntes. Cientos de vehículos abandonados porque sus dueños no tienen medios económicos para repararlos. Los anaqueles de los supermercados sin productos alimenticios, y los pocos que existen se venden a precios elevados.

Resultado de imagen para pobreza

Seguidamente en la visión vi un panorama distinto, esperanzador:

Venezuela convertida en potencia mundial, en la que sus habitantes viven libres, saludables en un ambiente seguro.​

Resultado de imagen para Valle de caracas

Con una producción agropecuaria tan abundante en la que hay excedente de alimentos en tal magnitud que provee de aquellos a países necesitados; por lo cual no habrá menesterosos en su suelo, ningún venezolano mendigará pan.

Hospitales con mínima cantidad de enfermos porque se tiene un fuerte programa de prevención que propicia la salud integral de los ciudadanos, quienes tienen una alta expectativa de vida.

Hay seguridad y paz en todo el territorio, por lo que se vive sin temores; y no tiene necesidad de ejército alguno porque mantiene relaciones armónicas con sus vecinos.

En la nueva realidad venezolana viven familias felices en hogares donde  la alegría y armonía son permanentes, en ciudades humanizadas, con amplias calles bordeadas de jardines, dotada de todos los servicios necesarios para el bienestar, en medio de una exuberante vegetación.

En el campo la tierra es productiva, ajena de plagas y bestias feroces, por lo que sus habitantes viven confiados, en un ambiente amigable, óptimo para producir. Descienden las lluvias a su tiempo; y son como lluvias de bendición. El árbol del campo da su fruto y la tierra da sus productos; los pobladores habitan seguros en su tierra.

Resultado de imagen para paisaje venezolano

Industrias y empresas de servicio fortalecen la calidad de vida generando empleos y produciendo todo aquello necesario para el bienestar de la familia y de cada uno de sus integrantes.

Escuelas formando al ciudadano para la vida, instruyéndole los valores esenciales para un desempeño excelente en lo personal y profesional, asimismo capacitándole para servir en las distintas áreas del saber humano.

Gobernantes ejerciendo sus funciones para servir al ciudadano, optimizando las instituciones del estado, los servicios públicos, creando un ambiente de seguridad para que todo ciudadano se realice personal y socialmente; administrando la riqueza nacional en forma pulcra; distribuyendo los beneficios derivada de aquella riqueza entre todos los ciudadanos por igual.

En aquella visión que me fue mostrada vi a Venezuela como una buena tierra, tierra de ríos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en el llano y en las montañas; tierra de abundante producción agropecuaria; tierra en la cual se come pan en abundancia, donde no falta nada; tierra donde hay hierro, aluminio, y metales preciosos como oro; en el subsuelo abundantes reservas de petróleo; todo ello usado para bienestar y calidad de vida de los ciudadanos.

Imagen relacionada

Venezuela, potencia mundial, en la que sus habitantes viven libres, saludables en un ambiente seguro.

Cuando indagué acerca del tiempo en que se cumplirá esta profecía, me fue revelado que la fecha prevista para el cumplimiento de la revelación  es aquella en que los venezolanos pongan en práctica esta otra revelación:

1 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. 3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. 6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir. 7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. 8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. 9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. 10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán. 11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar. 12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. 13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, 14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles. Deuteronomio 28:1-14.

Como habrás notada la visión que te describo la obtuve de la Biblia, la Santa Palabra de Dios, ella muestra la verdadera revelación al hombre en la actualidad.

Esa Venezuela que te he mostrado es posible, Dios lo asegura, la estrategia es sencilla: pon a Dios en primer en tu vida y practica sus enseñanzas y demandas.

Cuando el pueblo de Dios proceda como se recomienda en la Escritura, veremos cumplido ese sueño de todo venezolano.

El panorama lo obtuve de:

Levíticos 26:10; Deuteronomio 15:4; Éxodo 15:26, 23:25-26; Levítico 26:6-8;  Isaías 65:17-25;  Ezequiel 34:25-31, y de Deuteronomio 8:7:10.

Imagen relacionada

La condición actual que vivimos es producto de desatender el llamado Divino a poner en práctica su Palabra. Para un diagnóstico en este sentido lee los versos que siguen a Deuteronomio 28:15.

Pueblo de Venezuela, vamos a cambiar la realidad venezolana, mediante un cambio de actitud, busca a Dios.

Dios declara:

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29:11.

Y demanda:

6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Isaías 55:6-7.

Acepta el llamado y verás…

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Imágenes: Google,

Notas personales.

 

LA QUE DA A LUZ NO TIENE FUERZAS

La situación que se vive en Venezuela ha llegado a un punto que  tiene muchas similitudes con una circunstancia crítica por la que atravesó el pueblo de Israel.

Imagen relacionada

El ejército del poderoso imperio Asirio tenía situada a Jerusalén, había llegado victorioso luego de cautivara otros pueblos. El rey Ezequías al frente de su menguado ejército, responsable del bienestar de la ciudadanía recibe un emisario del feroz enemigo, quien le envía el siguiente mensaje:

18 Mirad que no os engañe Ezequías diciendo: Jehová nos librará. ¿Acaso libraron los dioses de las naciones cada uno su tierra de la mano del rey de Asiria? 19 ¿Dónde está el dios de Hamat y de Arfad? ¿Dónde está el dios de Sefarvaim? ¿Libraron a Samaria de mi mano? 20 ¿Qué dios hay entre los dioses de estas tierras que haya librado su tierra de mi mano, para que Jehová libre de mi mano a Jerusalén? Isaías 36:18-20.

El atribulado rey, observa al poderoso ejército dispuesto al asalto, pasa revista al suyo, considera los recursos disponibles, recuerda a las naciones que cayeron bajo aquel Imperio, y entiende que las cosas no son muy alentadoras. Él sabe que es un asunto de muerte, contando con sus recursos; pero recuerda que Jehová el Dios de los Ejércitos de Israel puede intervenir, más, ¿Qué hacer? ¿Cuándo y cómo va a intervenir el Dios de Israel? ¿Cómo asegurar su intervención inmediata para liberarles?

Perturbado por aquella terrible circunstancia, el rey envía un emisario al profeta Isaías, para que éste interceda ante Jehová, el Dios de Israel, con estas palabras:

Así ha dicho Ezequías: Día de angustia, de reprensión y de blasfemia es este día; porque los hijos han llegado hasta el punto de nacer, y la que da a luz no tiene fuerzas. Isaías 37:3.

Y esto es lo que actualmente pasa en Venezuela:

La que da a luz no tiene fuerzas.

Está sola pariendo, y el mundo no acude en su ayuda; internamente los dirigentes políticos no se han puesto de acuerdo en cómo resolver asertivamente la crisis.

Venezuela espera.

Sin embargo en medio de esta crisis de proporciones gigantescas, Venezuela no está realmente sola, hay un Dios Todopoderoso que va a intervenir en el momento justo, oportuno y apropiado. Pero ese Dios tan maravilloso, espléndido y Todopoderoso actúa siguiendo parámetros establecidos en la Sagrada Escritura.

Es que la intervención Divina está sujeta, por designio del mismo Dios, a la intervención humana, por eso aquello del infinitas veces recordado 2 Crónicas 7:13-14; y Jeremías 33:3.

Como orar a Dios:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Cómo descubrir cosas grandes y ocultas:

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3.

El rey Ezequías, actuando como es debido buscó la intervención Divina por intermedio del profeta Isaías, quien al oír la súplica del rey envió una buena noticia, contenida en estas palabras:

Y les dijo Isaías: Diréis así a vuestro señor: Así ha dicho Jehová: No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria. Isaías 37:6.

Seguidamente el profeta describe la estrategia que Dios pondrá en marcha para liberar a su pueblo del acoso Asirio.

En virtud de lo cual, y con base a la Palabra de Dios hago un respetuoso llamado a mis colegas ministros, a los dirigentes religiosos, al pueblo de Dios en general, a un clamor sincero, sentido, fervoroso a Dios para que tenga misericordia de este País; y  resuelva la crisis de Venezuela, para que haya paz, reconciliación, restauración, y perdón.

Escribo esta nota el día viernes 22 de julio, unámonos en oración a las seis, a las tres, y a las nueve (Oración 6-3-9), hasta la salida de la crisis; y después, mantengamos la devoción.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente.

¿MUDARA EL LEOPARDO SUS MANCHAS?

En los últimos días las redes sociales están colmadas de mensajes y notas relacionadas con las últimas medidas tomadas por autoridades nacionales respecto de las presuntas órdenes de prohibición de salida del país de algunos integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática, MUD, tanto como una supuesta suspensión de la recolección de firmas para activar el Referendo Revocatorio.

Resultado de imagen para revocatorio

La población mayoritariamente muestra sorpresa y desagrado por tales medidas, y los representantes de los distintos entes políticos opositores formulan sus habituales declaraciones. Dichas medidas no deberían sorprender a nadie, puesto que forman parte de la agenda trazada por las autoridades en el poder, y que hasta este momento los representantes de la MUD con sus tímidas acciones han avalado; en otras palabras lo que el gobierno trata es retardar el revocatorio, no impedirlo, para que ocurra más allá de la mitad del periodo presidencial, con lo cual todo el mundo sale ganando. ¿Cómo es eso?

Quienes están en el poder se benefician con un referendo que se dé después de la mitad del periodo constitucional, porque se revoca al Presidente pero siguen en el gobierno, y eso les da un valioso tiempo para preparar la salida, y disfrutar unos años más al frente del Ejecutivo, y demás Poderes bajo su influencia. Algunos líderes opositores son beneficiados porque saben que los proponentes de la Revolución Bolivariana en unas elecciones libres y democráticas, como las que se harán al final del periodo Presidencial, no volverán a gobernar a este País.

Es decir, cualquier persona que presente la MUD, va a recibir el respaldo popular, como un voto castigo a los desaciertos de este gobierno; similar al voto castigo que llevó al fallecido Hugo Chávez al poder. Eso significa que una persona que antes del 6D, jamás tendría opciones para despertar apoyo en los electores para optar a la Presidencia de la República, ahora se le presenta la oportunidad en bandeja de plata, sin mayores esfuerzos, más que la astucia de operar las circunstancias a su favor.

Esta actitud de unos y otros se revela en unas palabras de Dios dirigidas al pueblo de Judá, escritas por Jeremía en 13:23:

¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal? Jeremías 13:23.

Resultado de imagen para leopardo

Son ingratas expresiones, pero muy ciertas. No es facil cambiar un hábito.

Los representantes de la Revolución Bolivariana van a insistir en su proyecto político, seguirán luchando por establecer la sociedad que  sueñan, y el esquema económico que les inspira. Así lo pregonan sinceramente, a nadie han engañado; ellos pregonan  lo que están persiguiendo. Y tienen quien les apoya.

En la acera del frente esperan que el proyecto de los contrarios se derrumbe por sí mismo; por esa vía entrar a Miraflores es menos traumático.

¿Y el País? ¿Nuestros hijos? ¿Y, quienes padecen esta horrible tribulación? Nuevamente se oye la advertencia divina:

13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua. Jeremías 2:13.

Resultado de imagen para cisternas rotas

Hemos insistido en recordar que el pueblo de Dios, tiene ante esta situación un gran desafío. Tiene que entender que la solución de la grave crisis que atraviesa Venezuela no tiene solución política, ni económica; trasciende a la esfera espiritual. La lucha no es por cambiar de presidente, ni de modelo económico; es retornas a la fe que sustenta nuestros principios como hijos de Dios. En la Biblia, la Palabra de Dios, se registra una y otra vez que cuando el pueblo se humilla y busca la protección Divina, aquella no tarda.

Fue la experiencia del rey Josías, quien propició una importante reforma y renovación espiritual en la Nación, producto del arrepentimiento, confesión de pecados, y reconocimiento de la Soberanía Divina:

23 A los dieciocho años del rey Josías fue hecha aquella pascua a Jehová en Jerusalén. 24 Asimismo barrió Josías a los encantadores, adivinos y terafines, y todas las abominaciones que se veían en la tierra de Judá y en Jerusalén, para cumplir las palabras de la ley que estaban escritas en el libro que el sacerdote Hilcías había hallado en la casa de Jehová. 25 No hubo otro rey antes de él, que se convirtiese a Jehová de todo su corazón, de toda su alma y de todas sus fuerzas, conforme a toda la ley de Moisés; ni después de él nació otro igual.      2 Reyes 23:23-25.

Nínive una ciudad pagana escucha el mensaje del profeta llamándole al arrepentimiento, y cambia de actitud; alcanzando así el favor divino:

6 Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. 7 E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; 8 sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos. 9 ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos? 10 Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo. Jonás 3:6-10.

La solución a la crisis venezolana no es mágica, política, ni económica; es espiritual. Y en este ámbito la responsabilidad es de los hijos de Dios, del pueblo que en Venezuela confiesa ser hijo de Dios.

Este es el momento de activar 2 Crónicas 7:13-14.

Hagamos lo que corresponde.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.org
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.

 

2 DE OCTUBRE, LA GRAN LECCIÓN DEL PUEBLO COLOMBIANO

Con el NO votado en el Plebiscito por el Acuerdo de Paz con la FARC el pasado domingo, pueblo colombiano deja una importante lección a las Naciones del mundo.

Resultado de imagen para plebiscito en colombia

En el ámbito institucional, que los órganos del Estado funcionan adecuadamente. El ente encargado de los comicios actuó sin mayores dilaciones, ejerciendo sus funciones sin parcialidad alguna; constituyéndose en un elemento clave del proceso. Por otra parte el pequeño margen a favor, no fue motivo de controversia. Simplemente se aceptó la mayoría, por ínfima que esta fuese.

Desde una perspectiva política el pueblo colombiano fue informado de lo que estaba en juego, y conscientemente acudió al acto. Es que en los acuerdos de Paz no solamente se jugaba un cese al fuego, y el retorno pacífico de los insurgentes a la vida civil; también se vislumbraba la aceptación a la ideología que inspira sus luchas, el marxismo, el comunismo, que como sabemos propone un cambio de paradigma en lo social y económico, con nefastas consecuencias para los pueblos que cayeron bajo sus  garras, Venezuela y Cuba modelos de ese fracaso denominado socialismo marxista.

Resultado de imagen para plebiscito en colombia

En lo social, el acuerdo extrañamente contenía algunos principios objetables desde una perspectiva cristiana. En el Comunicado Conjunto Número 82, firmado en la Habana, Cuba, el 24 de julio de 2016, las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP presentaron el resultado de la inclusión del enfoque de género en los acuerdos alcanzados hasta la fecha por la Mesa de Conversaciones. En uno de sus párrafos afirma:

La inclusión de un enfoque de género en un proceso de paz como éste no tiene antecedentes en el mundo y busca fundamentalmente crear condiciones para que mujeres, y personas con identidad sexual diversa  puedan acceder en igualdad de condiciones a los beneficios de vivir en un país sin conflicto armado.

Hombre con cartel a favor de la comunidad LGTB en Colombia

Los cristianos también respetamos esos derechos.

Hay otros aspectos en los cuerdos relacionados con la justicia y la equidad, que fueron duramente cuestionados y documentados en la prensa colombiana e  internacional.

En Colombia los líderes espirituales cristianos, católicos y evangélicos, hicieron valer su misión, y sin temor alguno orientaron a sus feligresías, y al pueblo colombiano sobre el riesgo de los acuerdos, que lograban un cese al conflicto armado, pero introducía algunos principios contrarios a la cultura, la tradición, y a los valores colombianos, y el 2 de octubre los hicieron valer al votar NO a principios ajenos a los establecidos en la Palabra de Dios.

Esta lección de los colombianos es necesario valorarla en su cabal dimensión. Y los venezolanos tenemos que asumirla sin prejuicios.

Los sacerdotes católicos, y los pastores evangélicos necesitan orientar a sus feligresías sobre el significado del socialismo marxista, y del comunismo. Creo que hay un gran desconocimiento entre los líderes espirituales sobre los postulados del Socialismo del Siglo Veintiuno, en su aspecto ideológico y filosófico. Porque su esencia no es la justicia social lo que les inspira, como pregonan, sino un humanismo teñido de materialismo, ateísmo, antirreligioso; y en Venezuela impregnado de prácticas ocultistas.

De igual modo hay que orientar a la ciudadanía sobre el valor de la familia, tal y como lo establece la naturaleza biológica y genética humana, tanto como los valores bíblicos que los sustentan. No es asunto de prejuicio, homofobia o rechazo a quienes han asumido una orientación sexual distinta a la original, ni se les condena; o contra quienes abrazan el Socialismo del Siglo XXI. Sin embargo, en mundo en el que se respeta la libertad de conciencia, de religión de culto; y aun de elegir el sexo, es insólito que una minoría imponga su criterio por encima de la mayoría.

Cabe aquí la extraordinaria sentencia bíblica:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.Oseas 4:6.

 Por lo tanto hay que retornar a la Palabra, es indispensable que el creyente asuma en la vida práctica, lo viva, un principio doctrinal distintivo, que la Biblia es la norma de fe y conducta del cristiano.

En Venezuela cuando el pueblo cristiano asuma su verdadera identidad, su  compromiso con Jesucristo y la Palabra, las cosas comenzarán a cambiar.

Fuente:

MI PUEBLO FUE DESTRUIDO PORQUE LE FALTÓ CONOCIMIENTO

“Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento…” Estas palabras fueron pronunciadas por Jehová y dirigidas al pueblo de Israel, y más concretamente a sus dirigentes, en momentos que la Nación atravesaba una de sus peores crisis. Las mismas son aplicables a Venezuela en los actuales momentos.

Veamos las escenas y hagamos las comparaciones. Los textos que preceden a esta declaración revelan el estado de cosas, sus causas, y consecuencias.

Veamos el panorama:

1 Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. 2 Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden. 3 Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán.  Oseas 4:1-3.

  • ¿Cuál es la condición de los “moradores de la tierra”? No hay verdad, ni misericordia; perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden.
  • ¿La causa de este estado de cosas? No hay conocimiento de Dios en la tierra.
  • Y, ¿Las consecuencias? Se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán. 

Vamos a intentar una interpretación de este texto, y aplicarlo a la realidad venezolana.

Antes de proceder al análisis del texto, aclaremos que somos conscientes de que Venezuela no es Israel, el pueblo de Dios. Pero como el mensaje de la Biblia es de aplicación universal, extraeremos de la misma algunas enseñanzas, y haremos comparaciones a partir de ella.

¿En qué son diferentes Israel y Venezuela? Al momento de escribir Oseas su libro, Israel es una Estado Teocrático; como Nación gobernada políticamente por la Monarquía Hebrea, establecida por Jehová al elegir a David como Monarca, y a su descendencia como herederos del trono; Constitucionalmente bajo la Ley de Moisés, Pentateuco, dictada por Dios, la cual rige la vida del pueblo en todas sus facetas y dimensiones: civil, moral, religiosa, legal.

Venezuela es un Estado seglar; políticamente constituida como un Estado federal democrático, social, de derecho y de justicia, autónomo y soberano, cuya soberanía está consagrada en su Acta de Independencia firmada en 1811.

Establezcamos las comparaciones:

La situación de Israel.

El profeta Oseas declara que el estado deplorable en que vive la Nación tiene su origen en que “no hay conocimiento de Dios”.

¿A qué se refiere el profeta con esta expresión? ¿Qué tipo de conocimiento? ¿Cuál es la causa de esta carencia? La expresión “no hay conocimiento de Dios” se refiere a que el pueblo vive ajeno a los principios establecidos en La Ley de Moisés, contenida en el Pentateuco, que era su “constitución nacional”, la norma política, moral, civil y religiosa de Israel.

Al ignorar los principios establecidos en su “estado de derecho”, ocurre el desastre nacional, reflejado en: “…no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden.”

Y esta ignorancia trae consigo consecuencias inexorables: “Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán.” Un panorama aterrador. La Nación atraviesa uno de sus peores momentos en toda su historia.

¿Es Dios quien propicia este estado de cosas?  No, Dios nunca desea, ni propicia males a su pueblo que tanto ama. Es el hombre con su conducta desaforada, sin cumplir las leyes, haciendo caso omiso a los principios que rigen la vida, quien activa las consecuencias. Cuando un juez, actuando de conformidad al procedimiento establecido en los códigos, condena a una persona, lo hace porque aquella persona dio motivo para tal sentencia.

¿Quién es responsable de la ignorancia del pueblo? El profeta acusa a los dirigentes de la Nación, especialmente los religiosos, por no dar a conocer el mensaje divino.

La decadencia de Israel fue progresiva. La primera institución que fracasa es la monarquía. Los reyes ungidos como instrumentos divinos para conducir al pueblo política, militar y civilmente, se desviaron en sus caminos abrazando la idolatría, culto a dioses paganos, y haciendo alianzas políticas, olvidándose de Jehová, Dios de la Nación.

De igual modo se pervierte el sacerdocio. Los sacerdotes son responsables del estado de derecho, así como de la vida espiritual del pueblo, ya que como estado teocrático-monárquico, el marco jurídico, legal, lo define la Ley de Moisés, el Pentateuco, que también marca la pauta en lo religioso y espiritual. Una actitud temeraria e irresponsable del sacerdocio es consentir las desviaciones del Monarca y erigir estatuas de ídolos en el propio Templo, tanto como permitir la prostitución como acto religioso.

Así pues, ante el fracaso de los reyes como guías morales, civiles, políticos; y del sacerdocio como garantes de la justicia, la legalidad y la vida espiritual del pueblo, Dios levanta a los profetas para advertir a los reyes, a los sacerdotes, y al pueblo en general las consecuencias por su perversa conducta. Todo el capítulo cuatro de Oseas, tanto como el libro en su totalidad, son un llamado, desatendido, para un cambio de actitud, al arrepentimiento.

La línea de trabajo de un profeta, como emisario de Dios, es sencilla. Responde al siguiente esquema:

  1. Denuncia del pecado, 8:1-6,
  2. Advertencia de las consecuencias por el pecado, 9:1-7
  3. Llamado al arrepentimiento, cambio de actitud, 14:1-3,
  4. Promesa de perdón y reconciliación, 14:4-9.

Como sabemos Israel no atendió el llamado de Dios a través de Oseas, como tampoco lo hizo con los demás profetas, y fue llevado al cautiverio como consecuencia de su mal proceder.

Enseñanzas y comparaciones aplicables a Venezuela.

Recordemos que nuestro análisis gira en torno a la frase “Mi pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento”.

Respecto de que “fue destruido” hay poco que decir puesto que la realidad grita por sí misma. Hay suficientes análisis que explican la decadencia moral, económica, política y social de Venezuela. En algunos aspectos se encuentra igual a Israel en sus peores momentos.

¿El motivo? La falta de conocimiento. En el caso de la Nación de Israel, desconocimiento de la Ley de Moisés, el Pentateuco, que reglamentaba la vida del pueblo. En el caso de Venezuela un desconocimiento generalizado de la Constitución Nacional que rige la vida ciudadana en todos sus aspectos, así como a los principios y normas morales que caracterizan la cultura venezolana.

Venezuela como estado seglar no está obligada a regirse por la Biblia, la Palabra de Dios, ya que Jehová no es el Dios de Venezuela, lo es de muchos venezolanos, no de la Nación. Pero si está obligada a ceñirse a la Constitución y a las Leyes.

Otro aspecto en el que resalta la falta de conocimiento, es en el verdadero origen de la crisis venezolana. La misma tiene sus raíces en que se está imponiendo un modelo económico y político fracasado en toda Nación donde quiso imponerse,  además teñido de prácticas paganas, ocultistas; como lo es el Socialismo del Siglo XXI, impulsado por la Revolución Bolivariana. Pero sobre esto se guarda silencio. Pocas personas han alertado sobre este particular a la población.

En el ámbito espiritual, igualmente se nota un impresionante desconocimiento de las demandas divinas, entre quienes profesan el cristianismo como religión, o como devoción. Se ha reiterado en anteriores escritos, es una inconsistencia lógica, y bíblica que un cristiano adopte la filosofía del Socialismo del Siglo XXI como estilo de vida.

Esta inconsistencia es debido a una doble falta de conocimiento. Por una parte la mayoría de la población desconoce la esencia de los principios que sustentan el Socialismo del Siglo XXI, y se es displicente respecto a las prácticas ocultistas, de religiones paganas que promueven. El común cree que el desabastecimiento y la escasez e es producto de una supuesta guerra económica, y a la caída de los precios del petróleo; cuando en realidad es un esquema de control de la población a través de los productos de primera necesidad, y de los servicios públicos.

Como también hay un desconocimiento generalizado a lo que establece la Palabra de Dios para quienes dicen profesar el cristianismo. Por ello se afirma que la crisis venezolana es peor que la de Israel en sus peores épocas. ¿Por qué? Porque en sus peores crisis Israel tuvo profetas que hablaron en nombre de Dios, alertando a la población sobre su errada conducta, los males porvenir, y llamaron al arrepentimiento. Quienes se acogieron a las demandas divinas escaparon de las consecuencias, al contrario de quienes persistieron en su ignorancia.

Hoy falta la voz del profeta en Venezuela, uno que desenmascare las pretensiones del personaje que tras bastidores dirige la escena, Satanás y sus huestes de maldad; que denuncie el pecado, y advierta las consecuencias de la ignorancia a la Palabra de Dios; que haga un llamado al arrepentimiento a quienes profesan la fe de Cristo.

Hace falta en Venezuela que se lea detenidamente 2 Crónicas 7:13-14, y que cada Cristiano ponga en práctica las palabras de ese imponente texto, una por una. Que no lo pronuncie más, sino proceda de una vez como allí se le pide:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones…

Fuente.

  • Conceptos y datos: Wikipedia,
  • Biblia: RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.

LA LUNA DE SANGRE, Y EL FIN DEL MUNDO

La noche del 27 de septiembre seremos testigos de un fenómeno astronómico impresionante, el eclipse total lunar que cambia el color del satélite, por lo que vimos a la Luna de color rojo. Este evento es popularmente conocido como la Luna de Sangre.

En un eclipse normal, la Tierra se interpone entre el Sol y nuestro Satélite, ocultándole con su sombra. En el caso de una Luna de Sangre, debido a la inclinación de ambos, la atmósfera terrestre desvía y absorbe los rayos de color azul del Sol, por ello adquiere una coloración muy similar a la del gran astro en los crepúsculos.

Luna Roja.

Este es el último eclipse de luna total de un ciclo de cuatro que comenzó el 14 de abril del 2014, conocido como la tétrada de lunas rojas. Los siguientes eclipses totales lunares en los que el mundo pudo ver la Luna de Sangre ocurrieron el 8 de octubre de 2014, el 8 de abril de 2015, y no volverá a ocurrir hasta el año 2032.

Muchos relacionan la Luna roja con el apocalipsis y el fin del mundo, tal vez por la cita de Hechos 2:20 que dice textualmente “El Sol se convertirá en tinieblas y la Luna en sangre, antes que venga el día grande y glorioso del Señor”.

La Luna Roja es un fenómeno astronómico corriente: Un Eclipse.

Algunos predicadores aseguran que estos eclipses rojos, que coincidieron con fechas importantes de los israelitas, como es la Pascua y la fiesta de los Tabernáculos, que se mencionan en textos bíblicos, como Mateo 24:1-25, Marcos 13:1-23, Lucas 21: 5-24, lo que según algunos significa que el advenimiento de Cristo, y la victoria del pueblo israelí está cerca.

Con frecuencia escuchamos que las actuales “guerras y rumores de guerras,” “terremotos”, “pestilencias”, tanto como la extensión del evangelio “a todas las naciones”, son señales de la inminente venida de Jesucristo.

Es cierto que la Escritura detalla abundantes señales anunciadoras de la Segunda Venida, y el Final de los Tiempos, sin embargo entre las muchas que se mencionan, hay una que es bueno recordar: vendrá “como ladrón en la noche”, 2 Pedro 3:10, es decir que el Gran Advenimiento ocurrirá en forma inesperada, sorpresiva.

Leamos lo que Jesús mismo indica sobre el tiempo exacto de la Segunda Venida:

Será repentina: Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Mateo 4:27.

Solo el Padre la conoce: Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mateo 24:36

Hay que estar preparados: 42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. Mateo 24:42-44.

Una enseñanza para tomar en cuenta:

6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? 7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; 8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Así pues, si la Luna de Sangre te recuerda la Segunda Venida de Cristo, entonces recuerda también que eres un testigo suyo.

Fuente: