SUPERAR EL DUELO QUE AFLIGE AL VENEZOLANO

El duelo es un mecanismo de  adaptación emocional que se activa ante una pérdida. Por lo general se enfoca al duelo desde su perspectiva emocional, sin embargo este mecanismo de adaptación tiene una dimensión física, filosófica, espiritual y conductual.

Resultado de imagen para pérdida

Aunque el duelo, como reacción emocional ante una perdida, es igual en todos los seres humanos, su expresión es variada, depende de la cultura, de las costumbres heredadas de los antepasados.

La intensidad y duración del mecanismo de adaptación depende de la pérdida sufrida; es natural que el sufrimiento experimentado por el extravió de un anillo de bodas sea diferente al que se siente por haber sido despedido del trabajo. La valoración que se dé al anillo de bodas, y al trabajo determinan la magnitud del dolor, y el tiempo para superarlo.

Quiere decirnos todo esto que el hombre desde que nace, y durante el continuo humano, enfrenta la realidad del dolor. El dolor es parte de la condición humana pues experimentamos perdidas de diversos tipos durante toda la vida. Eso parece desalentador ¿Cierto? Sin embargo, también hemos sido dotados de recursos para superarle, de manera que aunque sufrimos diversas pérdidas durante toda la vida, también las hemos sobrellevado y superado.

Imagen relacionada

Pero el dolor, el sufrimiento no estaba en el plan de Dios al crear al hombre.

Cuando Dios se propuso crear el hombre lo hizo perfecto, a su imagen y semejanza, e ideó un ambiente adecuado para que disfrutara calidad de vida, porque el plan de Dios es que el hombre sea feliz. Por ello planta un huerto en el Edén como morada del hombre.

Los dos primeros capítulos del Génesis nos muestran al hombre viviendo en armonia con la naturaleza, consigo mismo y con el resto de los seres creados.

Es la Biblia quien revela el origen del duelo, lo cual se descubre cuando relata la caída del hombre.

A partir de ese momento, la Sagrada Escritura trata el tema del dolor por las pérdidas de manera natural, y aunque no se le da mayor relevancia esta entretejido en sus páginas, corre en toda ella hasta un momento dado en que el dolor, el sufrimiento y el duelo son totalmente erradicados, así se revela en los capítulos 21 y 22 de Apocalipsis.

Luego del acto de desobediencia Dios declara a la pareja las consecuencias de su acción, y seguidamente les expulsa del Paraíso; así se afirma en Génesis 3:23-24:

23 Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. 24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

La pareja pone en acción el primer mecanismo de adaptación psicológica para enfrentar y superar semejante pérdida. Desde aquel aciago instante el dolor y el sufrimiento, el duelo es parte de la experiencia humana. Todo esto nos indica que el duelo, el dolor, el sufrimiento humano es consecuencia de la desobediencia de la primera pareja, y este acto en teología se denomina pecado original.

No significa esto que el dolor sufrido por la ruptura de un noviazgo, o el duelo ocasionado por la pérdida de un empleo sea consecuencia de la desobediencia, sino que aquella desobediencia ancestral introdujo el sufrimiento en la humanidad, por ello se denomina pecado original; a menos que el novio o el empleado hayan incurrido en un acto catalogado como desobediencia y genere la natural consecuencia.

Pero no vamos a tratar en este escrito el duelo como consecuencia del pecado, o de la desobediencia, sino a revisar cómo enfrentarle, y superarlo. La referencia al pecado original es para insistir en que Dios no creo al hombre para sufrir, le colocó en el Huerto en el Edén para ser feliz, disfrutar calidad de vida, el sufrimiento es un accidente de origen humano.

Resultado de imagen para superar el duelo

Retomando la idea de que el duelo es un mecanismo de adaptación ante una perdida, se puede afirmar que el pueblo venezolano tiene activado este mecanismo desde hace varios años, el venezolano esta en duelo. ¿Por qué el venezolano esta en duelo? Por las diversas e infinitas perdidas que ha sufrido en los últimos años.

En general se puede afirmar que el venezolano ha sufrido un descalabro descomunal en lo que a calidad de vida se refiere, y esta es una perdida sumamente dolorosa.

La pérdida del poder adquisitivo del signo monetario, la escases de alimentos y medicinas, la insuficiencia de los servicios públicos, la imposibilidad de obtener combustible para los vehículos y gas doméstico, las calles, carreteras y autopistas intransitables; la perdida ocasionada por la inseguridad, la imposibilidad de obtener asistencia de calidad en los hospitales.

Igualmente la incalculable perdida en otros aspectos de la realidad nacional, como en el ámbito político en que los dirigentes emblemáticos de los partidos han perdido credibilidad; y en el ámbito económico la especulación manifiesta una impresionante perdida de en el ejercicio de valores como la equidad, la honestidad; y en la dimensión espiritual, los resultados estan a la vista.

Todo esto genera en la población en un estado de sufrimiento progresivo que debido a un futuro incierto mantiene a la población deprimida, agobiada, impotente; lo que es peor, sin esperanza.

¿Qué hacer ante una situación de duelo? Aceptarle como algo natural, no la perdida sufrida, sino la sensación de dolor, de duelo. Comprender que ante la perdida el organismo ha activado un mecanismo de adaptación.

Los mecanismos de adaptación son reacciones emocionales, tales como miedo, enojo, rechazo, amargura, resentimiento, culpa, evasión; y también reacciones fisiológicas como llanto, desmayos, dolores de cabeza, eventos cardiovasculares, pérdida del apetito, entre otras reacciones. Tales manifestaciones dependen de la magnitud de la pérdida sufrida.

Los expertos en conducta humana han establecido algunas etapas de adaptación al duelo que son:

Negación: La primera reacción que mostramos tras una pérdida dolorosa es negar la realidad de la situación. Muchos piensan: “Esto no está pasando, esto no puede estar pasando”. Es una reacción normal y una manera de racionalizar las emociones abrumadoras. Es un mecanismo de defensa que amortigua el impacto inmediato de la pérdida. Bloqueamos las palabras y escondemos los hechos. Esta es una respuesta temporal que nos lleva a través de la primera oleada de dolor.

Enojo, Indiferencia o Ira: A medida que los efectos de la negación comienzan a desaparecer, la realidad y el dolor afloran. El dolor se desvía y se expresa de manera contradictora en forma de ira. El enojo puede estar dirigido a objetos inanimados, a extraños, a amigos o familiares. En el caso de la pérdida de un ser querido, la ira puede enfocarse hacia el  fallecido. Sabemos que la persona no tiene la culpa, sin embargo, podemos sentirnos resentidos con ella por causarnos tanto dolor al dejarnos. Nos sentimos culpables por estar enfadados, y esto nos hace enfadarnos más todavía.

La indiferencia es un mecanismo de evasión a través del cual se pretende minimizar el impacto de la perdida.

Negociación Negociar consigo mismo o con el entorno, entendiendo los pros y contras de la pérdida. Se intenta buscar una solución a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda. En realidad surge la esperanza de que se puede de algún modo retrasar el dolor.

Depresión: Se experimenta tristeza por la pérdida. La depresión debe ceder con el tiempo.

Fase de Aceptación. Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.

Elaboración del duelo: Es el transcurso del proceso desde que la pérdida se produce hasta que se supera. Esta elaboración puede comenzar antes de la pérdida, en el caso de que ésta se pueda prever con cierta antelación.

De acuerdo con lo anterior, podemos establecer que el venezolano se encuentra en la etapa de elaboración del duelo ya que las causas que lo originan no han cesado; entonces tenemos que echar mano de otros recursos para poder enfrentar la situación frustrante, procesarla, y superarla.

Hacemos referencia al aspecto espiritual de la condición humana, y en lo que se refiere al venezolano son sus valores enraizados en la fe cristiana, que a su vez se sustenta en la Palabra de Dios. Entonces necesitamos volvernos a la Palabra de Dios y  fortalecer nuestra fe para poder soportar y superar esta catastrófica situación.

¿Qué podemos hacer al respecto? Veamos el quehacer desde la perspectiva bíblica, consideremos la recomendación de Jesucristo descrita en una escena, veámosla:

Traen un muchacho enfermo a Jesús, y esto es lo que sucede:

20 Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos. 21 Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño. 22 Y muchas veces le echa en el fuego y en el agua, para matarle; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos. 23 Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. 24 E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad. 25 Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él. 26 Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndole con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: Está muerto. 27 Pero Jesús, tomándole de la mano, le enderezó; y se levantó. Marcos 9:20-27.

De este relato enfoquemos el versículo 23:

Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

Entonces, la primera medida es creer. Creer en lo que la Palabra de Dios te establece para ese y otros casos difíciles de tu vida. Observa la importancia de las creencias en este gráfico:Tus creencias se manifiestan en conducta, comportamiento. Eres lo que crees. Ahora consideremos lo que la Biblia enseña sobre cómo superar el duelo, para que surta efecto necesitas creer en la certeza de lo que se afirma en ella.

Lo que dice la Biblia para superar el duelo:

Reconocer que las tribulaciones, las pérdidas, las enfermedades, son circunstancias normales de la condición humana, Juan 16:33:

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

 Observa la expresión: “En el mundo tendréis aflicción”. Jesús está reconociendo la realidad de las aflicciones en el ser humano, en los creyentes, entonces les advierte que las experimentaran, para que estén preparados. El Señor conoce de aflicciones, y estaba preparando a los discípulos para los eventos que breves momentos mas tarde le llevarán al calvario.

Recordar que hemos sido dotados con recursos espirituales para superar las adversidades, 2 Timoteo 1:7:

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Dios ha dotado a cada creyente de poder, amor, y dominio propio. La palabras de Pablo nos llevan a pensar que lo recibido es el Espíritu Santo quien da poder al creyente, Hechos 1:8; y dota del fruto, Gálatas 5:22-23, observa que la primera virtud del fruto del Espíritu es amor, y la última es “dominio propio”, y entre ambas están gozo, paz, benignidad, bondad, fe, y mansedumbre. También el Espíritu nos dota de la “armadura espiritual”, Efesios 6:10-20.

Si existe algún sentimiento de culpa, perdonar, y perdonarse,  Mateo 6:12. El acto de perdonarse a sí mismo es algo vital, quien lo hace sabe lo que es el perdón, y también la sensación de paz que embarga los corazones.

Finalmente volvamos a Juan 16:33, toma nota de esta expresión de Jesús:

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.

Con seguridad muchas de las pérdidas que se experimentan son irremplazables, por lo tanto necesitamos superar aquella sensación de duelo y traer paz al corazón, lo cual Cristo promete y con seguridad te la concederá.

A este respecto revisemos lo que dice Pablo en Filipenses 4:6-7:

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Al culminar de leer este escrito, inclina tu rostro y eleva esa plegaria, recibe la paz de Cristo.Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Duelo: Wikipedia, psicoactiva.com

Notas personale

Imágenes: Google

 

 

 

 

Anuncios

ANAVERO, QUE PASEN PRONTO LOS DÍAS PARA VOLVERNOS A ENCONTRAR

Con una sonrisa tierna que iluminaba su infantil carita, ojos radiantes desbordando alegría se despidió Anavero, un cálido abrazo y el ritual “Bendición tío” fueron su palabras en aquel emotivo momento. Dio la espalda se aferró a la mano de su madre y muy contenta con la dulce esperanza del reencuentro con el padre en un lejano destino, más allá de las fronteras patrias inició la marcha.

La imagen puede contener: 1 persona

Al verla alejarse encontradas emociones fluyeron dentro de mí porque Anavero al partir se lleva un pedazo de mi alma, una porción inmensa de una gran familia, un trozo de Venezuela.

Es que Ana Verónica, Anavero, o “#MiAnaVeroBella” se ausenta de la Patria ya que sus padres decidieron buscar otros horizontes porque el suyo en el suelo que les vio nacer, se ha ido estrechando inexorablemente al punto de no encontrar otra salida sino aquella dolorosa de emigrar.

Y ella no es la única en vivir tal desafiante experiencia, son miles de venezolanos que diariamente asumen aquella determinación, conformando una diáspora que va a nutrir a los países que les dan abrigo.

La imagen puede contener: una o varias personas

En mi niñez vi una circunstancia inversa, eran miles de extranjeros que arribaban a este gran País en busca de lograr aquellos sueños conculcados en sus terruños de origen. Como hoy, desde hace varios años, he tenido la conmovedora experiencia de ver como amigos de toda la vida, personas con las que he compartido por muchos años en la comunidad de fe a la pertenezco, incluso de mi propia familia han decidido partir llevándose con ellos un trozo de nuestros corazones, como también un pedazo de Venezuela.

Los motivos para emigrar son múltiples y bien conocidos por todos, lo doloroso es que ocurra y ponga en el fiel de la balanza una decisión trascendental: permanecer en su Patria o partir a otros rumbos. A pesar del inmenso reto que significa partir, muchos lo asumen como una determinación de sobrevivencia.

A quienes quedamos viendo impotentes como se nos alejan los nuestros y sin nada que argumentar para que se queden, no nos queda otro recurso que mitigar las lágrimas con un “Dios te bendiga”, allá te irá mejor, que fue lo único que pude hacer al ver como con paso veloz y juguetón se me iba Anavero.

Apenas tiene unos cuatro años, y su padres están lejos de los cuarenta, allá donde va se hará una gran mujer, logrará los sueños que aún no ha gestado, pero que sus padres prevén, y hasta tal vez mezcle su sangre venezolana con la del País que le cobija, y contribuirá a su progreso, como muchos que vinieron a nuestro suelo y mezclaron su sangre con la nuestra.

La experiencia por los muchos años vividos, y la fe que nuestros padres nos inculcaron y un día abrazamos fervorosamente nos permite parafrasear las palabras del Apóstol Pablo: “Todo es para bien”, sabemos que así es con “los que a Dios aman”.

Hay mucho dolor en Venezuela porque alguien de su entorno familiar ha partido, dolor que se puede vislumbra en las conmovedora palabras de esta atribulada tía:

No estoy preparada psicológicamente ni emocionalmente para separarme de ti… #MiAnaVeroBella… Estos días no han sido fáciles, TE AMO con mi vida y duele mucho. Pido a Dios las cuide, proteja y provea todo lo necesario en esta nueva etapa. Que puedas asimilarla sin ningún problema y que puedas adaptarte fácilmente. Dios te pido pasen volando los días para volvernos a encontrar… Las amoooo #MiAnaVeroBella @veronica_rojas14.

Esta circunstancia debe tener algún provecho. Necesitamos ver la vida afinando nuestra perspectiva; superar ese dolor que nos embarga, transformando aquella emoción en fe y esperanza, virtudes que sin lugar a dudas mitigarán la pena, trayéndonos gozo y paz.

Estamos convencidos que esta hora amarga  pasará, todo tiene su tiempo y en el reloj Divino está macada la fecha, la hora exacta del inicio de una nueva realidad.

Anavero ya se reunió con su padre, allá lejos de nuestras fronteras hay gozo por el reencuentro. Ahora feliz junto a sus amorosos padres proseguirá su recorrido, quienes acá permanecemos gemimos como aquella conmovida tía “que pasen volando los días para volvernos a encontrar…”

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y calzado

Como dijimos anteriormente, en todo esto hay una enseñanza que si somos sabios va a enriquecernos, cada uno sacará sus propias conclusiones, obtendrá su aprendizaje. Ahora de algo estamos seguros, y es que la distancia, ni las circunstancias, nada nos separará de Anavero porque hay lazos indestructibles que siempre nos mantendrán atados.

Confiadamente exclamamos:

1  Alzaré mis ojos a los montes: ¿De dónde vendrá mi socorro?

2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.

3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda.

4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel.

5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

6 El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche.

7 Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma.

8 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.

Una vez oí esta plegaria en labios de un abuelo sabio y piadoso, aquel día cuando junto a Abigail tuve que partir del hogar en mi terruño

Dios te bendiga Anavero, hasta pronto…

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Tomadas de redes familiares.

OBAMA EN CUBA, IMPRESIONANTE CAMBIO DE PARADIGMA

Observando la reseña de prensa en torno a la visita oficial del presidente de los Estados Unidos a Cuba viene a mi mente algunos hechos inolvidables:

Apretón de manos entre antiguos antagonistas.

Recuerdo que el 1 de enero de 1959, culminada la celebración de año nuevo, en la Iglesia Bautista de “Puerto de las Ánimas” pueblo rural del Estado Portuguesa, el hermano Benigno Acosta, hoy con el Señor nos comunica emocionado: “Cayó Batista, triunfó Fidel”. Una sensación de alegría inunda el ambiente, ya que en Venezuela se oraba y esperaba la salida de la dictadura que azotaba a Cuba.

También viene a la memoria que para fines del año 59, la Revolución Cubana se declara comunista, lo cual sorprende al mundo, y se alinea con el Bloque Comunista de la Unión Soviética, trayendo consigo cambios profundos para Cuba y Latinoamérica en general.

Aquella determinación cubana significa una ruptura con EEUU y enfrentarse a occidente, declarado anticomunista; así pues, Cuba se asocia a la Unión Soviética y sigue sus directrices; EEUU responde con un bloqueo.

El régimen cubano exporta su revolución, especialmente a Latinoamérica, levantando movimientos guerrilleros en casi todo el continente, con lamentables saldos de vidas. Venezuela no fue excepción.

En las Universidades Latinoamericanas penetra con furor los ideales de la Revolución Cubana, se levanta como un ícono el “Che Guevara”, y el Marxismo pasa a ser una Materia de estudio en todas las Facultades y Escuelas. A nivel religioso surge la Teología de la Revolución, tratando de reconciliar el marxismo con el cristianismo.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/58/CheHigh.jpg

Che Guevara, ícono de la Revolución cubana.

Cae el Muro de Berlín, y con él la Utopía Comunista centrada en Moscú; la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS,  se desintegran y distancian del sistema Comunista, más Cuba se mantiene apegada a su Revolución y prácticamente aislada.

Hace unos tres años en conversación con un médico cubano, joven de unos 30 años, quien vino a Venezuela para apoyar el programa social “Barrio Adentro”, movido por los ideales de la Revolución Cubana, el cual se refiere a Fidel Castro como héroe que independiza a Cuba de los Estados Unidos.

Hoy, leyendo la reseña del Acto en el que el presidente Norteamericano se dirige al mundo desde la Plaza de la Revolución en la Habana al lado del presidente cubano; y viendo las fotos de la Familia Presidencial Norteamericana paseando y visitando lugares emblemáticos de la Revolución, y de Cuba en general, surgen innumerables reflexiones, interrogantes, e inquietudes.

Presidente Obama en la Plaza de la Revolución.

¿Deja una lección la Revolución Cubana?

¿Qué mueve al presidente Norteamericano para este gesto sin precedentes?

¿Por qué va a la vecina Isla que hasta hace poco significó un grave riesgo a su País, sin arrogancia, sin extremas medidas de seguridad, y sin ánimos de retaliación?

¿Por qué Cuba recibe con máximos honores al representante del Imperio tenazmente combatido?

¿Factores geopolíticos, económicos, de prestigio?

O lo podemos interpretar como un un paradigma de…

Resolución pacífica de conflictos…

Triunfo de la civilización…

Se avecina tiempo de paz en el Continente.

Este extraordinario gesto de reconciliación debe impregnar el mundo, conmover corazones.

Exportarse a Latinoamérica… al mundo.

“Bienaventurados los pacificadores…” Mateo 5:9.

Dios bendiga a América…

Las tres.

Fuente:

  • Agencias Internacionales de Noticias.
  • Memorias.
  • Imágenes: Google.

FRANJA DE GAZA, TRASFONDO DEL CONFLICTO

Los titulares de los principales periódicos del mundo, referidos a la situación en Gaza, permiten observar una tragedia en pleno desarrollo. Se nos informa de los cohetes lanzados desde Gaza, así como la respuesta israelí; nos muestran la situación humanitaria en la Franja, y los padecimientos de la población civil. Las imágenes son elocuentes.

Igualmente nos reportan los esfuerzos egipcios para propiciar el diálogo entre Hamás e Israel, que ha resultado en dos treguas, para avanzar en las negociaciones de una paz duradera en la región.

¿Qué impulsa las acciones de palestinos e israelíes?

¿Qué detonante activa los cohetes desde Gaza, y los misiles desde Israel?

¿Cómo lograr una paz duradera?

A instancias de Egipto, y de la opinión internacional, ayer domingo 10 de agosto, Israel y el grupo islamista palestino Hamas aceptaron la propuesta para declarar una nueva tregua de 72 horas en la Franja de Gaza, con lo que se abre una vía para la reanudación de conversaciones indirectas que lleven a un cese el fuego de largo alcance luego de un mes de cruentos enfrentamientos que ha provocado la pérdida de casi 2.000 vidas.

Más de 1.900 muertos y 10.000 edificios destruidos en Gaza

Un grupo de palestino juega futbol, disfrutando la tregua de 72 horas.

Esta es la segunda ocasión en menos de una semana que los enemigos aceptan una tregua concertada por Egipto. Una tregua similar lograda la semana pasada colapsó al reiniciarse las hostilidades el viernes, mencionó AP.

¿Qué exigen las partes en conflicto?

Tal y como se solicitó en El Cairo, a propósito de las negociaciones durante la anterior Tregua de 72 horas, los Palestinos exigen a Israel el desbloqueo de sus fronteras, la construcción de un Puerto en Gaza, así como la posibilidad de acceder a los mercados internacionales. Peticiones justas, vistas desde su contexto.

Israel por su parte solicita el fin de los lanzamientos de cohetes desde Gaza, así como la desmilitarización de la zona. Cumplida esta petición, entrarán en negociaciones sobre las propuestas Palestinas. Solicitud justa.

Gaza City skyline

Paz momentánea en Gaza, mientras dura la tregua de 72 horas.

Vista desde esta óptica, las cosas parecen sencillas; y uno cree que están ahogándose en un vaso de agua.

Pero el asunto es más complejo. Para comprender este conflicto hay que estar en la “piel” de los actores. Nuestra cultura occidental no nos permite evaluar la magnitud de lo que cada parte exige.

Para comprender la raíz del conflicto, y sus consecuencias hay que ir más allá de los titulares de prensa, al fondo del conflicto.

Óptica de Hamás.

Hamás, que significa fervor en árabe; acrónimo de Harakat al-Muqáwama al-Islamiya, Movimiento de Resistencia Islámico, es una organización palestina que se declara como yihadista, nacionalista e islámica. Su objetivo, definido en su carta fundacional, es el establecimiento de un estado islámico en la región histórica de Palestina, que comprendería los actuales Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza, con capital en Jerusalén.

La Carta Fundacional de Hamás también conocida como el Pacto de Hamás, fue publicada el 18 de agosto de 1988 y delineó la identidad del movimiento, sus objetivos y sus fines. En el artículo segundo se presenta como una rama del movimiento internacional de los Hermanos Musulmanes en Palestina, y declara que sus miembros son musulmanes que “temen a Dios y levantan la bandera de la yihad en la cara de los opresores.”

La carta afirma que “nuestra lucha contra los Judíos es muy grande y muy grave” y pide la creación de un estado islámico en Palestina, en lugar de Israel, y la obliteración o disolución de Israel. La carta también afirma que Hamás es humanista y tolerante con otras religiones cuando no “dejan en duda la soberanía del Islam en esta región”. La Carta añade que “renunciar a cualquier parte de Palestina significa renunciar la religión” de Islam.

Óptica de Israel.

Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948 en el Museo de Arte de Tel Aviv, la histórica declaración, de carácter estrictamente laico pero que establecía un vínculo con la cultura y la historia de los antepasados judíos, fue leída por David Ben-Gurión y comenzaba así:

“Eretz Israel ha sido la cuna del pueblo judío. Aquí se ha forjado su personalidad espiritual, religiosa y nacional. Aquí ha vivido como pueblo libre y soberano; aquí ha creado una cultura con valores nacionales y universales.”

Afirma que el nuevo Estado se basa en los principios de libertad, justicia y paz, abierto a la inmigración de todos los judíos del mundo, y garantizando la igualdad de derechos y libertades para todos sus ciudadanos, sin distinción. Solicitaba también ser admitido en la ONU e invitaba a los vecinos árabes a convivir en paz y buena vecindad, con ayuda y cooperación mutua.

Culminaba proclamando, “en virtud del derecho natural e histórico del pueblo judío, así como la resolución de las Naciones Unidas”, un Estado judío en Palestina, que llevará el nombre de “Estado de Israel”.

Israel es el único Estado judío del mundo.

Vistas ambas perspectivas, observamos que establecen principios diferentes, contradictorios, radicalmente opuestos; por lo tanto, los enfrentamientos en la Franja de Gaza, no van a cesar por un anhelado alto al fuego, por largos que estos sean.

Hamas aspira convertir este territorio en una Nación Islámica con capital en Jerusalén.Parte del mismo es reclamado por Israel como posesión histórica.

Judíos e Islámicos tendrán que reconocer el derecho del otro de subsistir sobre la faz de la tierra, con base a los derechos humanos, así como a los propuestos por el Dios de Abrahán, padre de ambos pueblos.

Jehová, el Dios de Abrahán les ilumine.

Fuente:

El País, España, versión digital

El Universal, Venezuela, versión digital

Imágenes Google

 

 

FRANJA DE GAZA, AUN SIN ACUERDO EN EGIPTO

El alto al fuego en Gaza entra este jueves en su tercer y último día con un desacuerdo entre Israel, que acepta una prolongación incondicional, y Hamas, que afirma que los negociadores israelíes y palestinos en El Cairo no han cerrado ningún acuerdo para la tregua estable.

“Israel no ve ningún problema en que el cese el fuego sea prolongado sin condiciones”, indicó un alto responsable israelí, bajo condición de anonimato. Sobre la duración de esta prolongación, esta fuente dijo que podría ser ilimitada.

Sin embargo, el subdirector de Hamas, Musa Abu Marzuk, que participa en negociaciones indirectas con Israel en El Cairo, indicó que “no hay un acuerdo con Israel sobre una prolongación del cese el fuego” en Gaza.

En Gaza se vive una tensa calma, a la espera de una solución pacífica que les devuelva la paz.

Como es conocido, Israel y la organización islamista Hamas, que controla la Franja de Gaza, acordaron desde el martes a las 08:00 hora local un alto el fuego de 72 horas en Gaza, devastada tras casi cuatro semanas de ofensiva israelí. La tregua culmina el próximo viernes en la mañana.

Los mediadores egipcios se reunieron durante la noche con negociadores israelíes, tras su arribo a El Cairo, y deberían entrevistarse “durante el día” de hoy con la delegación palestina para informarla sobre la exigencias israelíes, indicaron a la agencia AFP negociadores palestinos que pidieron el anonimato.

Trascendió, que Israel exige para la reconstrucción de la devastada Franja de Gaza que la zona sea desmilitarizado y las milicias, desarmadas. Hamas rechaza esta posibilidad. Por su parte, los palestinos solicitan el desbloqueo de su territorio, que comenzó en 2007, y piden la construcción de un puerto y un aeropuerto, la libre transferencia de fondos, y una ampliación de la zona de pesca. También piden la liberación de prisioneros.

Por su parte, Israel logró un acuerdo condicional para extender el cese al fuego que puso fin a un mes de enfrentamientos en Gaza hasta más allá de la tregua actual, que finaliza el viernes, dijo un funcionario israelí bajo condición de anonimato.

Esta información fue difundida por la agencia Reuters.

La fuente que informó a Reuters no aclaró por cuánto tiempo tendría efecto el cese a las hostilidades, pero dijo que “Israel ha expresado su disposición a extender la tregua bajo los términos actuales”, en referencia al acuerdo logrado con la mediación de Egipto y que entró en vigencia el martes.

El canal Telesur afirmó en un contacto que pese a que “no hay información oficial que confirme la reseñada por las agencias ya se habla de un posible acuerdo para extender esta tregua”.

De concretarse este cese al fuego extendido “se extendería hasta el próximo lunes por la mañana”, según precisó.

Como reza el refrán popular: “La esperanza es lo último que se pierde…”

 Fuente: Prensa Internacional

Imágenes: Google

DIA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA Y LA PAZ

El 30 de enero se celebra el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, reconocido por la UNESCO en 1993. La fecha fue elegida, para conmemora la muerte de Gandhi.

Ese día, se recuerda la necesidad de la educación para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz.

El lema  es: ‘amor universal, no-violencia y paz. El amor universal es mejor que el egoísmo, la no-violencia es mejor que la violencia y la paz es mejor que la guerra’.

Esta fecha es oportuna para recordar y comprometernos con el Manifiesto 2000,  para una cultura de paz y no violencia, el mismo fue formulado por los Premios Nobel de la Paz para que el individuo asuma su responsabilidad: no es un llamado, ni petición elevada a instancias superiores.

ES UN LLAMADO A LA RESPONSABILIDAD DE CADA SER HUMANO de convertir en realidad los valores, las actitudes, los comportamientos que fomentan la cultura de paz. Porque cada uno puede actuar en el marco de su familia, su comunidad, su ciudad, su estado, y su país,  practicando y fomentando la no violencia, la tolerancia, el diálogo, la reconciliación, la justicia y la solidaridad día a día.

En Paris, el 4 de marzo de 1999 el Manifiesto 2000 se hizo público y se propuso a la firma de la ciudadanía a través del mundo. El objetivo es que se reunieran cien millones de firmas al amanecer del tercer milenio cuando tendría lugar la Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre del año 2000.

Como el Manifiesto tiene vigencia permanente, aquí lo reproducimos para que usted se adhiera al mismo, y lo firme, como señal de que compromiso de cultivar la paz y la no violencia; a la resolución pacífica de los conflictos.

Manifiesto 2000 para una cultura de paz y no violencia

Porque el año 2000 debe ser un nuevo comienzo para todos nosotros. Juntos podemos transformar la cultura de guerra y de violencia en una cultura de paz y de no violencia.

Porque esta evolución exige la participación de cada uno de nosotros y ofrece a los jóvenes y a las generaciones futuras valores que les ayuden a forjar un mundo más justo, más solidario, más libre, digno y armonioso, y con mejor prosperidad para todos

Porque la cultura de paz hace posible el desarrollo duradero, la protección del medio ambiente y la satisfacción personal de cada ser humano.

Porque soy consciente de mi parte de responsabilidad ante el futuro de la humanidad, especialmente para los niños de hoy y de mañana.

Me comprometo en mi vida cotidiana, en mi familia, mi trabajo, mi comunidad, mi país y mi región a:

Respetar la vida y la dignidad de cada persona, sin discriminación ni prejuicios;

Practicar la no violencia activa, rechazando la violencia en todas sus formas: física, sexual, sicológica, económica y social, en particular hacia los más débiles y vulnerables, como los niños y los adolescentes;

Compartir mi tiempo y mis recursos materiales, cultivando la generosidad a fin de terminar con la exclusión, la injusticia y la opresión política y económica;

Defender la libertad de expresión y la diversidad cultural, privilegiando siempre la escucha y el diálogo, sin ceder al fanatismo, ni a la maledicencia y el rechazo del prójimo;

Promover un consumo responsable y un modo de desarrollo que tenga en cuenta la importancia de todas las formas de vida y el equilibrio de los recursos naturales del planeta;

Contribuir al desarrollo de mi comunidad, propiciando la plena participación de las mujeres y el respeto de los principios democráticos, con el fin de crear juntos nuevas formas de solidaridad.

FIRMA:

RECONCILIACIÓN

Considerando el panorama mundial, observamos la existencia de graves conflictos externos entre diversos países; tanto como crisis internas en otros, que igualmente han desembocado en tensiones y conflictos. En virtud de lo cual, se requiere de intensos esfuerzos para lograr la reconciliación externa, e interna de los países en crisis.

El término reconciliación es la unión del prefijo “re” y el verbo “conciliar”, que significa volver a un estado de conciliación. Este último término, según el diccionario de la RAE, es “la acción de componer y ajustar los ánimos de los que estaban opuestos entre sí”. Por tanto, es un proceso que resulta en una situación de concordia, o de acuerdo, entre diferentes partes que por diversas circunstancias se había fracturado.

La reconciliación es el acto amistoso entre oponentes, que restaura una relación social alterada por un conflicto. Es decir, la reconciliación es un mecanismo de resolución de conflictos.

Son muchos los autores que han escrito sobre lo que puede significar reconciliación.

En Berlín, entre los días 31 de enero y 2 de febrero de 2005, más de 60 expertos de cinco regiones distintas del mundo debatieron sobre los procesos de reconciliación, y compararon sus experiencias regionales específicas. El consenso fue claro: no existe una definición unívoca del término reconciliación. La conferencia se desarrollo bajo el título: “De la asunción del pasado a una cooperación futura”, Desafíos regionales y globales de la reconciliación. Berlín 2005.

En la mayoría de los idiomas participantes en el debate ni siquiera existe traducción literal del término como tal. Ante esta situación plantearon una clara advertencia a la comunidad internacional: utilizar el término reconciliación podría despertar rechazo en un país determinado por esta causa. Si no existe una palabra propia para el término reconciliación, las personas podrían percibir la cuestión como un intento de imponer una ideología, o una perspectiva, de factura occidental que no tiene sentido en su realidad cotidiana.

Los expertos estuvieron de acuerdo en lo siguiente:

  • La reconciliación no incluye necesariamente el “olvido”, y sin duda no incluye el “perdón”;
  • Es un proceso de largo plazo que no sigue pasos concretos, sino más bien una dinámica altamente dependiente del contexto específico;
  • Debe provenir del interior de la sociedad, y no puede ser impuesta desde fuera;
  • No cabe esperar una reconciliación individual: en enfoque debe centrarse más bien en una reconciliación social;
  • La reconciliación tiene que ser un proceso colectivo e incluyente, y demanda un cambio profundo a nivel social y político.

Mediante el proceso de reconciliación las partes involucradas en un conflicto inician una relación que les lleva a una comprensión mutua de lo sucedido, superan sentimientos de odio y rencor desarrollados durante el enfrentamiento, inician un mutuo reconocimiento y sientan las bases para un pacto tácito, espontáneo y voluntario de amistad.

La reconciliación como un proceso sociopolítico

La reconciliación está íntimamente ligada con la disculpa, la justificación y el perdón.

El perdón se define como: “Disposición de abandonar el derecho de uno mismo al resentimiento, al juicio negativo o al comportamiento indiferente hacia el que nos ha herido de forma injusta, al mismo tiempo que se promueven cualidades inmerecidas como la compasión, la generosidad e incluso el amor hacia aquella persona.

Es importante distinguir entre perdón y reconciliación puesto que los matices son muy sutiles y la finalidad de cada uno también.

El perdón es un proceso individual, que requiere de un trabajo psicológico y moral, donde se superan sentimientos como el resentimiento, el juicio negativo o la indiferencia hacia quienes nos han hecho daño; y afloran sentimientos como la compasión, la generosidad y el amor hacia el victimario. A diferencia de la reconciliación, el perdón apela a la empatía, a la capacidad de ponerse en el lugar del otro para propiciar conductas proactivas y disminuyan las agresivas.

La reconciliación supone restituir las relaciones, de manera que ya no es un proceso individual, implica un acercamiento voluntario de las partes en conflicto, que buscan conectarse de nuevo, sin tener que obligatoriamente perdonar al otro.

Desde un enfoque socio-político, la Reconciliación es un proceso continuo de reconstrucción de “tejido social” y de instituciones legítimas y legales constituidas bajo un orden democrático estable. Es entrar en un diálogo abierto, para hacer frente a la violencia que se hizo presente en una parte de la historia de un pueblo o una nación, y proyectar con bases sólidas un futuro viable para todos los actores que intervienen en el conflicto. Maria A. Bueno Cipagauta,2006; «La reconciliación como un proceso socio- político. Aproximaciones teóricas».

Concepción democrática de la reconciliación

Se basa en el ejercicio activo de la ciudadanía y en la reciprocidad democrática como requisitos fundamentales para una paz duradera.

Esta concepción de reconciliación exige el reconocimiento de todos como ciudadanos, con derecho a participar activamente en las discusiones políticas, y también con derecho a disentir. Esta concepción implica que todos los actores sociales participen activamente en la toma de decisiones sobre el futuro de la sociedad, y que lo hagan a pesar de tener visiones distintas o antagónicas. Con esta forma de comprender la reconciliación, los sentimientos de los distintos actores sociales se posicionan en el centro de la discusión.

La reconciliación es necesaria, para que haya paz en el mundo.

Fuente: Wikipedia. La Enciclopedia Libre