A LOS 500 AÑOS DE LA REFORMA DE LUTERO, SU IMPACTO EN VENEZUELA

El 31 de octubre pasado, como cada año,  se conmemora en todo el mundo el Día de la Reforma de Lutero, hecho de gran trascendencia en el cristianismo pues significó renovar la fe del Nuevo Testamento en tiempos cuando la Palabra de Dios escaseaba.

Este año a la conmemoración se le hadado mayor relevancia dado que han trascurrido 500 años desde aquel memorable día cuando Lutero hace pública sus tesis las que encendieron la llama del remanente fiel a la Palabra, primero en Alemania, luego a gran parte de Europa.

El mérito de Lutero es el de haber redescubierto el eterno mensaje contenido en la Biblia, único capaz de propiciar los cambios que un pueblo necesita para salir del atraso, ignorancia, y propiciar el progreso.

Muchos siglos antes de la protesta de Lutero ocurre un evento similar en la nación de Israel, en tiempos del rey Josías. Este recordado rey decide reparar el Templo que estaba en ruinas, al acometer las reparaciones encuentran entre los escombros el libro de la Ley, es decir el Pentateuco; el conjunto de normas que rigen los destinos de la nación.

Una vez enterado el rey del hallazgo, luego de conocer el contenido del libro, se reúne con los ancianos y propicia una renovación total, barriendo con la idolatría y demás cultos paganos que se habían arraigado en el corazón del pueblo, infiltrados sutilmente entre aquellos que desatendieron la Palabra de Dios, los principios contenidos en ella, en menosprecio a Jehová, el Dios de Israel. El relato de esta reforma la puedes leer en 2 Reyes 22:1-23:30.

Desde la perspectiva de estos hechos, las reformas de Josías y las de Lutero, es evidente que lo único capaz de transformar a una Nación es la Palabra de Dios. Cuando ella es desatendida por los gobernantes y sus ciudadanos ocurre lo que es habitual en Países como Venezuela, sumida en una crisis moral, social, económica y espiritual sin precedentes.

Es que a la Reforma de Lutero se analiza generalmente con respecto a su impacto en el aspecto espiritual, y su repercusión en las Iglesias; pero la Reforma de Lutero va más allá del aquel ámbito pues trasciende a todos los aspectos de la vida de una Nación, incluidos los políticos, económicos, sociales, morales. Lutero, y la Biblia fueron poderosos instrumentos Divinos para impulsar a Europa en su proceso de desarrollo.

La Reforma de Lutero se inscribe entre los grandes aportes del Renacimiento, puesto que aquel Monje Agustino inspirado en tal movimiento cultural decide reforzar sus conocimientos teológicos, y al acudir a la fuente original de tal disciplina, la Palabra, descubre la doctrina que impulsa el movimiento reformador. Luego esta Reforma de Lutero da impulso al Renacimiento, gracias al cual Europa sale de la oscuridad a la luz verdadera.

El hombre no habría llegado a la Luna, ni creado la Internet, entre los muchos logros humanos, a no ser por la sed de buscar en los libros, incluida la Biblia, el conocimiento que transforma vidas, sociedades, culturas, al mundo.

Por este motivo hay que reconocer que en Venezuela, como en el resto de América Latina, no ha llegado el impacto de la Reforma de Lutero, aquella que impulsa al hombre a volverse a la Palabra de Dios, permitir que ella marque la pauta en todos los órdenes de su condición humana, y genere el desarrollo, el progreso humano.

¿Por qué afirmar que en Venezuela no ha habido Reforma? Los hechos, la historia, y la realidad presente así lo certifican.

A Venezuela no llegó la reforma de Lutero por la sencilla razón de que quienes trajeron e impulsaron el cristianismo en Venezuela, y en el resto de América fueron los descubridores que además trajeron el Catolicismo que no aceptó, ni toleró la Reforma de Lutero. Y aquello no sería tan relevante puesto que Lutero en un momento dado, se erigió como propulsor de una vuelta a la fe ancestral de los cristianos, lo que no ha sucedido en Venezuela.

Para dar fuerza a lo que acá afirmo es que siendo Venezuela un País con una población mayormente cristiana, repartida en una mayoría católica, y una significativa población evangélica, esté en funciones de Gobierno una Revolución basada en filosofías y religiones ajenas a la fe bíblica. Y aquella no se impuso a la fuerza, ni con golpe de Estado, ni a través de una guerra; sino a través del voto popular y con la anuencia de muchos sacerdotes católicos y pastores evangélicos quienes avalaron, y aun avalan la Revolución Socialista.

No ha calado la Reforma de Lutero, basada en la Biblia, la Santa Palabra de Dios, en aquellos pastores evangélicos que impregnados de las tendencias posmodernas apoyan movimientos basados en filosofías orientales, técnicas de persuasión psicológicas, o doctrinas materialistas matizadas con religiones ancestrales ajenas a la fe de Jesucristo; no ha impactado en la conciencia de los pastores cuando alejados de la Palabra de Dios siguen vendiendo las nuevas “indulgencias” representadas en las falsas promesas de prosperidad, engañando a sus feligreses prometiendo milagros, abundancia, prosperidad a cambio de diezmos y ofrendas, la “semillita de la fe”.

Este año, cuando se conmemoran los 500 años de la Reforma de Lutero, la cristiandad venezolana, y concretamente sus líderes espirituales necesitan propiciar un profundo reencuentro con las Tesis de Lutero, aquellas que primero cambiaron su vida, y luego contagió a un Continente.

Hoy más que nunca necesitamos volver a los postulados de Lutero, que es el eterno llamado Divino:

Sola scriptura, solo por medio de la Escritura. Aceptar y proclamar que solo la Biblia es la palabra de Dios, la única fuente de autoridad, y que es accesible para todos, es decir, que es capaz de ser entendida con claridad, y se puede autointerpretar por medio de ella misma.

Sola fide, Solo por la fe Dios salva. La justificación  se recibe sólo por la fe, sin ninguna mezcla ni necesidad de buenas obras, aunque la fe salvadora siempre se evidencia por las buenas obras.

Sola gratia, solo por la gracia. La salvación viene sólo por la gracia divina o gracia de Dios; es decir, por un “favor inmerecido”, no como algo que el pecador haya conseguido por sus propios méritos.

Solus Christus o Solo Christo,  Cristo” o “solo a través de Cristo. Jesucristo es el único mediador entre Dios y el hombre, y que no hay salvación por medio de ningún otro.

Soli Deo gloria, la gloria solo para Dios. La expresión latina sola significa en  “solo” o “solamente”.

Las cinco solas declaran las creencias que los reformadores entendían como bases de la vida y prácticas cristianas.​ Cada una de ellas rechazaba las conductas y doctrinas extendidas a comienzos del siglo XVI en la cristiandad, contrarias a la Palabra de Dios.

Este conjunto de afirmaciones necesita ser retomado por los líderes espirituales de la Nación y proclamados desde los púlpitos; proclama que primero deben ser internalizadas y practicada por los predicadores.

La actual coyuntura política nos está confirmando la urgente necesidad de llevar al pueblo a la Palabra, la única que puede pro propiciar los cambios que requerimos en el País.

Para cambiar el rumbo de Venezuela, primero hay que cambiar el corazón de los venezolanos, y aquello solo puede ser posible cuando la Palabra de Dios marque la pauta.

24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. 28 Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; 29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Mateo 7:24-29.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Datos históricos: Wikipedia

Imágenes: Imágenes Google

Notas personales

Anuncios

ESTRATEGIA PARA ENFRENTAR LA CRISIS VENEZOLANA

Lo que pasa en Venezuela es algo que sorprende, desconcierta y desanima; realidad que mantiene a la población en un estado de zozobra, angustia, temor, frustración, trayendo como consecuencia un estado general de ansiedad.

Resultado de imagen para crisis venezolana

Los últimos acontecimientos revelan que la crisis venezolana avanza por caminos inciertos, en los que no se vislumbra una salida clara.

Estado de la crisis.

De un País radicalizado hemos avanzado hacia una atomización que complica las opciones para un dialogo, una salida consensuada, negociada.

Hemos apreciado que en pocos meses el bloque conformado por la Revolución Bolivariana, anteriormente compacto, se ha fraccionado. El Gran Polo Patriótico se ha dividido entre los que promueven la Constituyente; quienes defienden el legado del “Comandante Eterno”; y los pequeños partidos ajenos al principal partido gobernante. Y lo más destacado es que la Revolución Bolivariana perdió el afecto de las grandes masas populares que ayer arrollaban a lo largo y ancho del País.

Por lado de la oposición, las cosas no son auspiciosas. Hay grupos de poder que promueven participar en las elecciones propuestas por el Gobierno; otro grupo opuesto a tal alternativa; otro grupo considera que hay que aumentar la presión en las calles; y otro pequeño, desde el exterior, sugiere ir a las armas, como se lee en algunas cadenas que circulan en las redes..

En medio de los dos grandes bloques, está una inmensa mayoría de Venezolanos, quienes padeciendo la crisis humanitaria más cruel, jamás vivida, manifiestan estar decepcionados porque tanto unos, como los otros no han cumplido las promesas vociferadas para captar sus votos.

Esta incertidumbre, acerca de cómo se resolverá la crisis venezolana, y las carencias de alimentos, medicinas, seguridad, y servicios públicos eficientes, mantiene a la población en un estado de tensión emocional, con las graves consecuencias para la salud mental y física.

Medidas para enfrentar la crisis.

¿Qué podemos hacer para sobrevivir frente a esta grave crisis? Propiciar tu salud emocional, porque de ella depende tu salud integral y calidad de vida.

Ante todo este panorama tan frustrante e incierto, existen múltiples opciones para sobrellevarlo.

Una buena medida es dosificar el uso de las redes sociales, porque ellas que son una inagotable fuente de información, generan mucha ansiedad y grandes frustraciones. Es que hay personas, grupos y organizaciones que manipulan los titulares para ganar seguidores y likes; con “información engañosa”.  Es frecuente leer titulares como: “Se desmorona el Gobierno, el Gobernador tal renunció a su cargo”. Cuando se lee el texto de la información, resulta que aquel gobernador renunció, pero para postularse a la Asamblea Constituyente. El ávido lector queda al borde del colapso por que se le genera una expectativa incierta.

Otro titilar frecuente es “Le dio hasta con el tobo”, resulta ser un discurso en la Asamblea Nacional, o una entrevista televisada; que como se sabe son escenas mediáticas porque los actores luego se van a tomar un “cafecito” al salir del escenario.

También es conveniente fortalecer los valores espirituales como la fe, la paciencia, la esperanza; aspectos que no van a resolver lo que no dependen de ti; pero te permitirán enfrentarlo con actitud optimista, positiva, constructiva. Te darán “paz en la tormenta”, para que seas asertivo al momento de tomar decisiones.

Otra opción es aceptar como un hecho cierto  que Dios está en control, gerenciando la crisis,  y que en el momento preciso va a accionar la solución  conforme a su sabiduría y potestad. Tal y como se nos revela en la Sagrada Escritura.

Para poder ver en acción el poder de Dios hay que “abrir los ojos espirituales”, como ocurrió con el siervo del profeta Eliseo, relato que puedes leer  en el capítulo seis del libro Segundo de Reyes, 2 Reyes 6:8-23.

Una medida adicional para enfrentar esta dramática circunstancia que vivimos es adoptar la actitud de Pablo, revelada en Filipense 4:12-13, DHH:

12 Sé lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a hacer frente a cualquier situación, lo mismo a estar satisfecho que a tener hambre, a tener de sobra que a no tener nada. 13 A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece.

Esto no significa que seamos indiferentes, o que evadimos nuestra responsabilidad. Cada uno decide su curso de acción, sin embargo sea cual este sea, necesitamos racionalidad, criterio objetivo, mente clara, actitud constructiva.

Aviva tu fe y esperanza.

Mira dentro de ti, valora aquellos principios inculcados desde tu niñez, y recuerda:

1 Pacientemente esperé a Jehová,  Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. 2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. 3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová.

4 Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.  Salmos 40:1-4- RVR60.

La Paz sea contigo.

Fuente:

EN VENEZUELA NO HAY CRISIS, SE IMPONE UN SISTEMA

Las expectativas sobre lo que sucederá durante el 2017 en Venezuela son cada vez peores, se pensaba haber llegado al fondo, sin embargo la realidad indica que aún se desciende hacia aquel incierto lugar. Persiste una situación desesperada y desesperanzadora.

Resultado de imagen para crisis venezolana

Los expertos han hecho muchos análisis sobre el origen de tal caótica situación, y se ha planteado innumerables estrategias sobre cómo abordar y resolver esta crisis horrorosa.

El pueblo de Dios, inmerso en el caos, no cesa de elevar plegarias y hacer llamados para clamar por una intervención Divina que resuelva este estado de cosas. Los templos, y las redes sociales son escenarios de tales llamados pidiendo acción a Dios.

Surgen preguntas: ¿Por qué Dios permite este estado de cosas? ¿Por qué no interviene y pone orden en Venezuela? ¿Por qué no responde el clamor de sus hijos? Seguramente tienes más interrogantes apreciado lector. Muchas preguntas, pocas respuestas.

Vamos a situar la crisis venezolana en su contexto real.

Lo que nosotros llamamos crisis en realidad es la aplicación de un sistema ideológico denominado Socialismo del Siglo XXI, cuyo objeto es establecer una economía tal y como la estamos experimentando. Un capitalismo de Estado, donde éste tiene el control absoluto del aparato productivo. Es decir, no hay empresa privada, no hay libre oferta y demanda. Se eliminan las clases, para igualarlas. De ahí el acoso a la clase media para establecer una igualdad con la denominada desposeída. En sencillas palabras el partido de gobierno se ha propuesto establecer en Venezuela el sistema comunista, inspirado en los ideales marxistas. Esa es la realidad.

Resultado de imagen para socialismo del siglo xxi

Lo que denominamos crisis es el exitoso avance a ese sistema de gobierno. Ahora esto no se ha hecho a espaldas del pueblo. Desde el principio los impulsores del Socialismo del Siglo XXI han declarado honestos, francos, diáfanos cuales son sus propósitos. Y ellos tienen el derecho moral y constitucional para hacerlo.

El sistema comunista que se establece en Venezuela no ha llegado en forma impuesta, ni de manera engañosa, como ha sucedido en otros países, que se establece mediante un golpe de estado, o como resultado de una guerra. En Venezuela el Socialismo del Siglo XXI llega gracias a los votos del pueblo, que es su aval para mantenerse en el poder. El actual presidente no lo es porque él se impuso, ni dio un golpe. Obtuvo la presidencia con el voto de la mayoría del pueblo venezolano. Aun cuando se piense que hubo fraude, recuerde que la oposición tuvo representación en todas y cada una de las mesas electorales, así que si hubo fraude, entonces ese fraude fue avalado por los testigos de mesa.

Quienes hemos sido parte de la maquinaria electoral sabemos que luego de cerradas las urnas, se sellan a la vista de todos los presentes, y luego el 51% de las urnas se eligen para abrirlas en presencia de los testigos y se cuenta cada voto emitido. El fraude siempre es posible pero necesariamente es conocido y aceptado por los dirigentes de la oposición, que en el peor de los casos son cómplices entonces.

Hago estas reflexiones para insistir que el Socialismo del Siglo XXI se impone porque una mayoría lo avala con sus votos.

Ahora analicemos la realidad de la oposición y de la sociedad civil.

Como hemos observado, los voceros de estos sectores se han enfrascado en la solución electoral, apostando a que mediante el Revocatorio, o las elecciones del 2019 van a obtener el poder, ya que la crisis económica les regalará a Miraflores. Están equivocados en sus percepciones, la crisis venezolana se vive en la clase media que progresivamente pierde su estatus, sus bien ganados logros. Las clases populares no viven la crisis porque a ellas les fue negado por muchos años las bondades de los recursos que muy pocos disfrutaron.

Las clases populares de vivir en ranchos marginales y sin empleo, pasaron a vivir en urbanizaciones con todos los servicios públicos, y reciben subsidios del Estado. Es cierto que muchos hacen largas colas para obtener productos regulados; pero es que antes ni siquiera podían hacerlas porque no contaban con recursos para adquirirlos. Evocamos tiempos de hace más de veinte años.

Esa inmensa mayoría de venezolanos que jamás tuvo una 4×4, ni televisores planos, ni electrodomésticos digitales, ni tuvieron tarjetas de crédito y no recibieron dólares preferenciales, ni viajaron al exterior, entre otras muchas otras bondades vividas por la clase media; a ellos no les alcanza esa crisis.

Esa inmensa mayoría, que según algunos supera el 50% de la población, no va a estar dispuesta a perder sus beneficios, se llame “clap”, “subsidio”, “Misión Sucre”, “Barrio Adentro”, o cualquier otro programa del gobierno para asistir a la clase popular,  para votar por líderes emblemáticos de la “Cuarta República”, quienes precisamente fueron quienes les negaron por años, según el discurso del gobierno, las bondades que se vivió en los mejores momentos de la “Venezuela saudita”.

La solución pasa por lo electoral, pero previamente hay que educar a la población en lo que realmente significa el Socialismo del Siglo XXI; y más que eso, proponer un programa de relanzamiento de la clase popular, para erradicar la pobreza en Venezuela. Pero no aplicando las medidas económicas propuestas hasta hoy: promover la reactivación económica mediante liberar el dólar, liberar los intereses, liberar los precios, congelar los salarios. La cuarta república en su peor expresión.

Es cierto que aquellas medidas son necesarias, y han dado resultados positivos en otros países, pero ese “capitalismo salvaje” como se le denomina, debe ser aplicado estableciendo simultáneamente medidas de acompañamiento a las clases populares para evitar que nuevamente sean marginadas. Eso se llama justicia social, y distribución equitativa de los recursos del país. Y ese es precisamente el reclamo Divino a los líderes de Israel en Miqueas 2:1 y siguientes; mismo para los de Venezuela del gobierno, tanto como a los de la oposición.

¿Por qué ha calado en el corazón de muchos venezolanos aquello de que “El petróleo ahora es nuestro”? No es casual que exista PDVal, PDVgas comunal, PETROcasa, la gente piensa que el petróleo llega a su casa por intermedio de aquellas empresas. Tú dices que eso es populismo, pero para la gente del barrio es una bendición dada por el comandante eterno.

Imagen relacionada

Fui invitado a la promoción de un grupo de estudiantes de la Misión Sucre, pidieron les transmitiera un mensaje en aquel inolvidable acto para los graduandos. Toma la palabra uno de los felices participantes del evento y expresa: “Le doy gracias a Dios, y a mi Comandante Chávez, porque hoy obtengo el título de licenciado en educación”. El jamás pudo acceder a la universidad pública, por los motivos que sean, pero hubo alguien que le llevó la universidad a su barrio y pudo estudiar educación superior. Se burlan de la Misión Sucre, quienes estudiaron en ella la admiran y defienden; proponga quitar ese programa a las clases beneficiadas con él para que compruebe el sentir de la gente.

El proyecto de país para resolver la crisis necesariamente debe contener una sólida base de justicia social, y distribución equitativa de la riqueza del país. Que no se quede más en el 10% de la población, que beneficie al 100%. Y ello requiere un cambio de actitud en la dirigencia venezolana.

Revisemos lo que sucede en el marco del pueblo de Dios.

Lo primero que necesitamos aclarar es que Venezuela no es pueblo de Dios, tal y como lo es Israel. Hago esta aclaratoria, para evitar el error de aplicar a la Nación Venezolana mensajes dirigidos al pueblo de Dios. En Venezuela hay una parte de la población que se denomina pueblo de Dios, y otra que no lo es.

¿Cuál es el pueblo de Dios en Venezuela? Todos los que profesan la fe en Jesucristo; a ellos se les denomina “hijos de Dios”,  y quienes son israelitas, es decir descendientes de Israel, que son el pueblo de Dios, así se declara en la Biblia, Juan 1:12, y Éxodo 6:6-7.

¿Qué está ocurriendo en Venezuela? Que quienes gobiernan no representan valores y creencias propias del pueblo de Dios. Persiguen el bienestar de la población, y justicia social, pero con base a doctrinas inspiradas en filosofías ateas, y humanistas materialistas, enmarcadas en lo que se denomina marxismo. Con el agregado de creencias religiosas inclinadas al espiritismo y sus derivados.

Quienes están en el poder profesan doctrinas ateas, mezcladas con prácticas religiosas heredadas de Babilonia. Ello no es reprochable en el marco Constitucional que permite la libertad de conciencia, y libertad de cultos.

¿Por qué entonces estamos en crisis? No existe una crisis nacional, la misma se vive en un sector de la población; ya que el gobierno está imponiendo su sistema político ya antes mencionado, con el aval, al menos electoral, de la mayoría.

Quién está en crisis es el pueblo de Dios, que no ha tomado conciencia de lo que sucede y no ha optado por la conducta inspirada en su norma de fe, la Palabra de Dios. El profeta se lamenta al proclamar la palabra de Dios: “Mi pueblo perece porque le faltó conocimiento”, Oseas 4:6.

Y este es el real problema de Venezuela: al pueblo de Dios venezolano le falta conocimiento, por lo cual perece y el País con él. ¿En que se basa esta afirmación? En el proceder de la población.

Anteriormente se hizo un somero análisis del proyecto de País impulsado conforme al Socialismo del Siglo XXI, y las doctrinas que le sustentan. Entonces es lógico y natural que un marxista, socialista, comunista, ateo, materialista, o revolucionario vote y sostenga ese proyecto político.

¿Lo es para un integrante del pueblo de Dios? Aquí estriba el problema, hay una ignorancia, en dos sentidos: O se ignora los fundamentos del Socialismo del Siglo XXI; o se ignora la Palabra; y cualquiera que sea es deplorable, y causa del estado de cosas en el País.

Imagen relacionada

Los líderes religiosos, los ministros de Dios tienen su cuota de responsabilidad ante la realidad del país; unos porque apoyan al actual sistema; y otros porque no orientan palabra en mano a sus congregaciones; alertándoles sobre las verdaderas causas de la situación venezolana.

En una reunión de pastores convocada para orar por la crísis venezolana, expresé sin ánimo de ofender que un cristiano no puede apoyar a un sistema sustentado en el marxismo, que por definición es ateo y materialista; y que practica ritos paganos. Luego del acto, un pastor presente en el mismo manifestó que yo era “escualido”, es decir un “opositor al gobierno”. Sentí un profundo pesar por aquel ministro y la congregación a la que sirve por su ignorancia. Ingora lo que es el marxismo, y sus bases doctrinales; ignora las consecuencias de practicar ritos paganos; e ignora lo que afirma la Palabra de Dios. Y todo eso es fatal. Y no soy “escualido” en ninguna de sus acepciones.

Ahondando en el análisis, diagnosticamos que ni siquiera es el actual sistema quien es responsable de la crisis venezolana. Es una profunda crisis espiritual, en la que se ha cedido territorio a lo que en Efesios 6:12, se denomina huestes de maldad:

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Y el territorio cedido no es el Socialismo del Siglo XXI, que es un efecto, la causa es que el pueblo de Dios no esta  cumpliendo su alta misión de ser “la sal de la tierra”, “la luz del mundo”; preservar la tierra, e iluminar al mundo; todo ello con la proclamación de la Palabra de Dios, con el poder del Espíritu Santo.

La Biblia es clara en ello. Uno de los efectos del evangelio cuando impacta a las personas es que produce profundas transformaciones en sus vidas; y ello genera cambios en sus entornos. Es por ello que a medida que el evangelio avanza extendiendo el Reino de los Cielos, el reino de las tinieblas pierde territorio.

Esto sucede en el mundo actual, pero en Venezuela la situación es dramática. Nunca la población venezolana ha sido impactada con el efecto transformador del Evangelio del Reino. Se han hecho grandes esfuerzos para captar “almas”, y muy poco para transformar aquellas en verdaderos discípulos de Jesucristo que conozcan la Palabra, la comprendan y la vivan.

Toda persona que conozca medianamente la Biblia, la historia del pueblo de Israel, y la de la Iglesia sabe que las grandes reformas de la Iglesia, los grandes avivamientos de los pueblos tienen origen en el estudio y puesta en práctica de la Palabra. Ocurrió en tiempos del rey Josías, 2 Reyes capítulos 22 y 23; en los tiempos de Esdras y Nehemías, como en los de Lutero.

¿Cómo superar la crisis? La respuesta se encuentra en la Palabra, la Biblia. Búscala y practícala.

Fuente:

2 DE OCTUBRE, LA GRAN LECCIÓN DEL PUEBLO COLOMBIANO

Con el NO votado en el Plebiscito por el Acuerdo de Paz con la FARC el pasado domingo, pueblo colombiano deja una importante lección a las Naciones del mundo.

Resultado de imagen para plebiscito en colombia

En el ámbito institucional, que los órganos del Estado funcionan adecuadamente. El ente encargado de los comicios actuó sin mayores dilaciones, ejerciendo sus funciones sin parcialidad alguna; constituyéndose en un elemento clave del proceso. Por otra parte el pequeño margen a favor, no fue motivo de controversia. Simplemente se aceptó la mayoría, por ínfima que esta fuese.

Desde una perspectiva política el pueblo colombiano fue informado de lo que estaba en juego, y conscientemente acudió al acto. Es que en los acuerdos de Paz no solamente se jugaba un cese al fuego, y el retorno pacífico de los insurgentes a la vida civil; también se vislumbraba la aceptación a la ideología que inspira sus luchas, el marxismo, el comunismo, que como sabemos propone un cambio de paradigma en lo social y económico, con nefastas consecuencias para los pueblos que cayeron bajo sus  garras, Venezuela y Cuba modelos de ese fracaso denominado socialismo marxista.

Resultado de imagen para plebiscito en colombia

En lo social, el acuerdo extrañamente contenía algunos principios objetables desde una perspectiva cristiana. En el Comunicado Conjunto Número 82, firmado en la Habana, Cuba, el 24 de julio de 2016, las delegaciones del Gobierno Nacional y las FARC-EP presentaron el resultado de la inclusión del enfoque de género en los acuerdos alcanzados hasta la fecha por la Mesa de Conversaciones. En uno de sus párrafos afirma:

La inclusión de un enfoque de género en un proceso de paz como éste no tiene antecedentes en el mundo y busca fundamentalmente crear condiciones para que mujeres, y personas con identidad sexual diversa  puedan acceder en igualdad de condiciones a los beneficios de vivir en un país sin conflicto armado.

Hombre con cartel a favor de la comunidad LGTB en Colombia

Los cristianos también respetamos esos derechos.

Hay otros aspectos en los cuerdos relacionados con la justicia y la equidad, que fueron duramente cuestionados y documentados en la prensa colombiana e  internacional.

En Colombia los líderes espirituales cristianos, católicos y evangélicos, hicieron valer su misión, y sin temor alguno orientaron a sus feligresías, y al pueblo colombiano sobre el riesgo de los acuerdos, que lograban un cese al conflicto armado, pero introducía algunos principios contrarios a la cultura, la tradición, y a los valores colombianos, y el 2 de octubre los hicieron valer al votar NO a principios ajenos a los establecidos en la Palabra de Dios.

Esta lección de los colombianos es necesario valorarla en su cabal dimensión. Y los venezolanos tenemos que asumirla sin prejuicios.

Los sacerdotes católicos, y los pastores evangélicos necesitan orientar a sus feligresías sobre el significado del socialismo marxista, y del comunismo. Creo que hay un gran desconocimiento entre los líderes espirituales sobre los postulados del Socialismo del Siglo Veintiuno, en su aspecto ideológico y filosófico. Porque su esencia no es la justicia social lo que les inspira, como pregonan, sino un humanismo teñido de materialismo, ateísmo, antirreligioso; y en Venezuela impregnado de prácticas ocultistas.

De igual modo hay que orientar a la ciudadanía sobre el valor de la familia, tal y como lo establece la naturaleza biológica y genética humana, tanto como los valores bíblicos que los sustentan. No es asunto de prejuicio, homofobia o rechazo a quienes han asumido una orientación sexual distinta a la original, ni se les condena; o contra quienes abrazan el Socialismo del Siglo XXI. Sin embargo, en mundo en el que se respeta la libertad de conciencia, de religión de culto; y aun de elegir el sexo, es insólito que una minoría imponga su criterio por encima de la mayoría.

Cabe aquí la extraordinaria sentencia bíblica:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.Oseas 4:6.

 Por lo tanto hay que retornar a la Palabra, es indispensable que el creyente asuma en la vida práctica, lo viva, un principio doctrinal distintivo, que la Biblia es la norma de fe y conducta del cristiano.

En Venezuela cuando el pueblo cristiano asuma su verdadera identidad, su  compromiso con Jesucristo y la Palabra, las cosas comenzarán a cambiar.

Fuente:

CONSEJOS PASTORALES PARA LA CRISTIANDAD VENEZOLANA

Hemos analizado suficientemente las causas de la crisis venezolana, y tenemos un diagnóstico. Ahora se requiere determinar qué acciones acometer para encausar las soluciones, el remedio.

Cada sector tendrá que asumir su responsabilidad en este gran objetivo patriótico. Consideremos el rol que debe desempeñar la cristiandad venezolana, para ello, tomemos como marco de referencia el pronunciamiento del Concilio General de las Asambleas de Dios de Los Estados Unidos de América.

Esta organización cristiana, con una poderosa representación en Venezuela, desde su sede en Springfield, Missouri, USA, difundió el martes 30 de junio del pasado año 2015, una declaración oficial leída por su representante, Rev. George O. Wood, Superintendente General de esta organización, quien señaló como un día triste para los Estados Unidos la legalización del matrimonio homosexual por parte de la Corte Suprema.

En su categórico pronunciamiento reafirma el apego a los dictados de la Palabra de Dios: “La Biblia es nuestra regla suficiente de fe y conducta”.

Los consejos formulados al final del documento son vigentes y tienen aplicación en Venezuela en momentos que se debate el problema del matrimonio igualitario, y la crisis nacional producto de la imposición de la Revolución Bolivariana y el Socialismo del Siglo XXI.

Estos son los Tres Consejos Pastorales:

Primero, a los ministros de las Asambleas de Dios: la política refleja la cultura y la cultura refleja la religión. Si usted está preocupado por la deriva política de la cultura americana, ¡Predique el Evangelio! Ya que la palabra de Dios emite raíces en la vida de los creyentes, la semilla del Evangelio cambiará las mentes y los corazones.

Segundo, a los miembros de las Asambleas de Dios: ustedes son los ciudadanos privilegiados de una nación bendecida. ¡Utilicen bien su ciudadanía! Busquen el bien para todos. Aboguen por los perdidos y los marginalizados. Hablen la verdad con amor. Y voten por los candidatos y temas que reflejen una perspectiva Bíblica. Hacemos una diferencia en la política y la cultura estadounidense cuando votamos.

Tercero, a todos los cristianos: Si usted está preocupado con la decisión de la Corte Suprema, ¡Mantenga la perspectiva! En este y todo otro asunto, siempre recuerdo las palabras de nuestro Señor Jesucristo: “En este mundo afrontarán aflicciones. Pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo”, Juan 16:33, NVI. ¡Oren todos por un gran despertar espiritual en nuestro país! ¡Que Dios lo bendiga ricamente hoy y cada día!

Esta debe ser la posición firme de los pastores, sacerdotes, ministros, del pueblo cristiano de Venezuela, y del mundo.

Hay que predicar desde los púlpitos la Palabra de Dios, llevarla a las casas, y vivirla a lo largo y ancho del País. Solo así podremos iluminar a esta Venezuela sumida en tenebrosas tinieblas.

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. 2 Timoteo 1:7.

Al momento de elegir candidatos a cargos de elección popular, hay que ejercer un voto consciente, no sufragar por aquellos candidatos que representen ideologías o posiciones contrarias a la fe cristiana porque esto es una inconsecuencia a los dictados de la Palabra de Dios. A este respecto cabe muy bien el consejo de Pablo:

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 2 Corintios 6:14.

Ahora falta escuchar el pronunciamiento oficial, categórico y determinante de los pastores individualmente, y de las organizaciones cristianas venezolanas.

El Señor te conceda discernimiento espiritual.

Fuente:

 

EL CAMBIO DE HORARIO EN VENEZUELA Y LA GUERRA ESPIRITUAL

La información sobre el cambio del horario en Venezuela, acción que se tiene prevista para la madrugada del 1 de mayo, ha suscitado innumerables comentarios, especulaciones y grandes temores.

El asunto es que, según las innumerables cadenas que circulan en la red, la decisión oficial, para el ahorro de energía eléctrica, tiene un trasfondo espiritual.

Se habla de ritos, cultos y otras devociones secretas en el momento exacto del cambio de horario; lo cual no es algo novedoso, los ritos y cultos, por la sencilla razón de que éstos se practican en el mundo desde tiempos inmemoriales.

A este cambio de horario, tanto como los supuestos ritos y devociones secretas se le ha dado una importancia inusitada; y ha copado la atención de la cristiandad al punto que se nota cierto pánico en la población.

¿Qué debe hacer un cristiano ante este cambio de horario, los supuestos cultos secretos, y la avalancha de cadenas?

Seguir su vida como cotidianamente transcurre, pero si prestar más atención a la doctrina, fortalecer las convicciones, leer y practicar la Palabra.

Se afirma que el cambio de horario es un asunto de “guerra espiritual”, como plantea Pablo en el capítulo seis a su carta a los Efesios; pero en esta guerra que libramos hoy en Venezuela, hay un error de interpretación contaminado por la filosofía “dualista”. Esta la doctrina afirma la existencia de dos principios supremos, increados, independientes, antagónicos, uno del bien y otro del mal, por cuya acción se explica el origen y evolución del mundo.

Inconscientemente el creyente ha adoptado este principio dualista, y sin imaginarlo, eleva al representante de los poderes malignos al nivel de Dios. Es decir, en la mente del creyente se forma la idea de que  hay una feroz lucha entre Dios y Satanás por el control de Venezuela, ¿Cierto? No, eso es totalmente errado. Satanás es un “ser creado por Dios”, y su lucha es contra el pueblo de Dios, lea Apocalipsis capítulo 12.

Dios es Omnipotente, Todopoderoso, no hay poder capaz de hacerle oposición.

Veamos la guerra que describe Pablo en Efesios:

12 Porque no estamos luchando contra poderes humanos, sino contra malignas fuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas que nos rodea. 13 Por eso, tomen toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan resistir en el día malo y, después de haberse preparado bien, mantenerse firmes. Efesios 6:12-13 DHH.

La mayoría coloca el énfasis de esta cita en el verso doce, lo cual es incorrecto. Al interpretar estos dos textos, observamos que el verso trece comienza con el conector “Por eso”, y lo que sigue describe la esencia del pensamiento de Pablo en aquella cita.

El énfasis esta en la “armadura que Dios les ha dado”, no en los “podres humanos”, ni en “las fuerzas malignas espirituales”, que se mencionan para lo que a continuación se revela, “la armadura espiritual”.

En la Guerra espiritual.

  • ¿Qué debe hacer un cristiano? Ponerse la armadura que Dios le ha dado,
  • ¿Para qué ponerse la armadura de Dios? Para resistir “en el día malo”,
  • ¿Cuál es el resultado de colocarse la armadura de Dios y ejercitarse con ella? Mantenerse firme.

De acuerdo con este texto, ¿Que deben hacer los creyentes con sus relojes en el momento exacto del cambio de horario? Si pusiste en marcha Efesios 6:13, no tienes de que preocuparte. Recuerda:

3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta. 2 Corintios 10:3-6. RVR60.

Hay que advertir que la generación de temor, angustia y ansiedad en los creyentes se debe a que no tienen una sólida base doctrinal, bíblica; y desconocen la realidad de Dios como el Soberano que gobierna el Mundo.

Da la impresión de que muchos creyentes piensan que Dios gobierna únicamente en las Iglesias, y en los espacios “cristianos”, lo cual es lamentable. Lee Daniel 2:20-22:

20 Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. 21 El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. 22 El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz.

Nada escapa de la Soberanía de Dios. Dios está en control sobre lo que pasa en Venezuela, lo que sucede es que los venezolanos, definidos como cristianos no son realmente consciente de ello.

Necesitan un despertar espiritual, para que puedan “abrir los ojos y ver a Dios actuando”, como ocurrió en tiempos del profeta Eliseo, veamos:

8 El rey de Siria estaba en guerra con Israel, y en un consejo que celebró con sus oficiales, dijo en qué lugares planeaba acampar. 9 Entonces Eliseo mandó decir al rey de Israel que procurara no pasar por aquellos lugares, porque los sirios iban hacia allá. 10 De esa manera el rey de Israel envió su ejército al lugar que el profeta le había dicho al prevenirlo, y así se salvó en varias ocasiones.

11 El rey de Siria estaba muy confuso por ese motivo, así que llamó a sus oficiales y les dijo: Díganme quién de los nuestros está de parte del rey de Israel 12 Uno de ellos contestó: Nadie, Majestad. Pero Eliseo, el profeta que está en Israel, le hace saber al rey de Israel todo lo que Su Majestad dice incluso en la intimidad de su dormitorio. 13 Entonces el rey de Siria ordenó: Averigüen dónde está, para que envíe yo unos hombres a que lo capturen. Cuando le dijeron que estaba en Dotán, 14 envió un destacamento de caballería, y carros de combate, y mucha infantería, que llegaron de noche a Dotán y rodearon la ciudad.

15 A la mañana siguiente se levantó el criado de Eliseo, y al salir vio aquel ejército que rodeaba la ciudad con caballería y carros de combate; entonces fue a decirle a Eliseo: Y ahora, maestro, ¿qué vamos a hacer? 16 Eliseo le respondió: No tengas miedo, porque son más los que están con nosotros que los que están con ellos. 17 Y oró Eliseo al Señor, diciendo: «Te ruego, Señor, que abras sus ojos, para que vea.» El Señor abrió entonces los ojos del criado, y éste vio que la montaña estaba llena de caballería y de carros de fuego alrededor de Eliseo.

La interpretación es clara y la aplicación, evidente.

Hay que clamar a Dios, quienes son conscientes del poder y soberanía de Dios, para que el pueblo venezolano abra los ojos y vea que “más son los que están con nosotros, que los que están contra nosotros…”

Con frecuencia se recita y canta: “No es con espada, ni con ejército, sino con mi santo Espíritu…” Extraído de Zacarías 4:6:

6 Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Transmite fortaleza meditarle; edifica cantarle; sin embargo lo realmente importante es vivir ese texto.

En una oportunidad los discípulos  se acercaron a Jesús luego que éste había liberado a un endemoniado, cosa que ellos intentaron infructuosamente, y le preguntaron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera?, a lo que Jesús respondió:

20  …Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. 21 Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

Tres disciplinas espirituales para erradicar las fuerzas espirituales malignas: Fe, oración y ayuno.

Hay algo importante que necesitamos comprender, la lucha espiritual no es contra los que supuestamente practican esos ritos denominados “satánicos”; es contra el poder oculto que les activa.

En Venezuela se necesita un evangelio tan poderoso como el que llegó a Samaria con el ministerio de Felipe, veamos:

4 Pero los que tuvieron que salir de Jerusalén anunciaban la buena noticia por dondequiera que iban. 5 Felipe, uno de ellos, se dirigió a la principal ciudad de Samaria y comenzó a hablarles de Cristo. 6 La gente se reunía, y todos escuchaban con atención lo que decía Felipe, pues veían las señales milagrosas hechas por él. 7 Muchas personas que tenían espíritus impuros eran sanadas, y los espíritus salían de ellas gritando; y también muchos paralíticos y tullidos eran sanados. 8 Por esta causa hubo gran alegría en aquel pueblo. Hechos 8:4-8.

En este País, cuya población anda “pobre y disperso como ovejas que no tienen pastor”, se requiere una Reforma tan profunda y Contundente como la propiciada por Lutero, que cambió el rumbo espiritual de un Hemisferio; necesitamos volver a la Palabra, como en tiempos del buen rey Josías de Israel, que generó una profunda renovación espiritual de la Nación, lo puedes leer en 2 Reyes capítulo 23.

Hay que volver a nuestras raíces, a nuestra esencia, y como Lutero proclamar en cada púlpito, en cada estudio bíblico, en cada reunión familiar:

  • Sola scriptura, “solo por medio de la Escritura”,
  • Sola fide, “Solo por la fe Dios salva”,
  • Sola gratia, “Solo por la gracia”,
  • Solus Christus o Solo Christo, “Solo Cristo” o “solo a través de Cristo”,
  • Soli Deo gloria, “La gloria solo para Dios”.

La Palabra me ha revelado que Dios está preparando una persona para su gran momento, para levantarle en su nombre y guiar los cambios requeridos en Venezuela en todos los órdenes; Como José, en Egipto, como Moisés, a través del desierto, como David, desde su rebaño, como Daniel, en Babilonia, como María en su humilde residencia en Nazaret, como Pablo en el camino hacia Damasco.

Pronto esa persona será levantada, para conducir la transformación de Venezuela en una potencia mundial.

Entre tanto, fortalezcamos nuestra fe, oremos y ayunemos, para que Venezuela sea ungida con el poder sanador, purificador y vivificador del evangelio del Reino.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia versiones RVR60 y DHH, tomadas de www.biblegateway.com
  • Wikipedia, la Enciclopedia Libre,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google