LA DOLOROSA REALIDAD DE LA HOMOFOBIA


En este convulsionado mundo nuestro, con amenazas en todos los aspectos de la vida, la problemática alrededor de la homofobia adquiere creciente notoriedad.

 Homofobia es la aversión contra homosexuales, sean estos hombres o mujeres, aunque también se incluye en esta categoría a personas con diversas orientaciones sexuales, como es el caso de los  bisexuales, transexuales, transgéneros, y quienes mantienen actitudes asociadas al otrosexo, como los metrosexuales, los hombres con ademanes femeniles o las mujeres con ademanes varoniles.

Imagen relacionada

Cuando se analiza el problema de la homofobia, se evidencian algunos aspectos que pasan desapercibidos.

Uno es que la mayoría de personas, al menos en lacultura occidental en la que estamos inmersos, no tienen aversión compulsiva hacia las personas que poseen una orientación sexual distinta a la biológica, al contrario se sostiene cierto grado de tolerancia.

También se observa que la problemática se incrementa, debido a  la presión de las minorías que profesan aquellas ideologías de género, al tratar de  imponer en nuestra cultura una cosmovisión distorsionada de la realidad.

Por ejemplo, en las escuelas, al menos la queconozco en profundidad por mi condición de educador con muchos años de servicio, jamás se estableció contenidos con el objeto de imponer un criterio dogmático sobre el sexo y la sexualidad, ni se enseñó una ideología sobre la heterosexualidad; la cátedra se circunscribía a la educaciónsexual, basada en la anatomía, fisiología e higiene del cuerpo humano, y su aparato reproductor.

Resultado de imagen para xx xy

A ningún niño, o niña, se le excluyo, o marginó por tener una orientación sexual diferente a la biológica; ni se impuso la heterosexualidad, ésta se consideró natural.

En la actualidad, a diferencia del pasado se quiere imponer que en la escuela se enseñe una ideología de género, practicada por una respetable minoría, pero minoría al fin.

En un conglomerado de 90% de heterosexuales, un10% con otra orientación sexual quiere imponer su ideología. Estudios demográficos establecen que la comunidad LGTB, a nivel mundial no sobrepasa, en promedio, al 10% de la población. Según el portal de noticias español “20 Minutos”, para2016, en Europa, un 5,9% se identificaba como miembro del colectivo LGTB.

Además, lo que se pide, no es educar en valores, como la tolerancia hacia quienes tienen una orientación sexual diferente a la biológica, o respeto, o aceptación, como un derecho humano; lo que se demanda, y se  impone, es que los niños sean educados desde el preescolar, en algo contra natura, que nacen sin género y que éste pueden elegirlo a su gusto cuando tengan conciencia de su sexualidad.

Imagen relacionada

Según Freud, el desarrollo psicosexual se inicia al nacer, la etapa oral, y corre hacia la fálica, alrededor de los tres años; sigue a la de latencia, alrededor de los siete años; hasta la etapa genital, hacia los doce años; momento en que se consolida la identidad sexual.

El desarrollo psicosexual, según Freud, es determinado por la genética, la cual también determina la anatomía y fisiología del cuerpo humano.

El desarrollo genital, ni hormonal, fundamento del género, lo determina una actitud.

La ideología que se quiere imponer en la escuela, es que el niño nace sin género; es durante el desarrollo infantil cuando el niño adopta el género y la orientación sexual de su preferencia.

Haciendo abstracción de lo religioso, ideológico, cultural, o filosófico; considerando nada más lo biológico objetivamente, la anatomía y fisiología del cuerpo humano, es evidente que la pretensión de los propulsores de la ideología de género son ilógicas e irracionales.

El ser humano no elige el sexo, éste es definidoen el momento de la concepción; ni elige su anatomía, ni su sistema endocrino, ni sus órganos genitales. Se pretende ir contra aquella realidad para establecer que una persona puede nacer con el género equivocado; es decir, nace hombre, porque así lo determina la genética, y su anatomía; más mentalmente es una mujer.

Resultado de imagen para fecundacion

Como hemos reiterado, lo que se quiere imponer es una ideología, contraria a los principios que nos sustentan como sociedad, cultura; y la lógica.

Una ideología es el conjunto de ideas, creencias, valores, y emociones, colectivas que son compatibles entre sí y norman la conducta social.

Las ideologías describen y establecen el comportamiento colectivo relacionado con aspectos como el económico, social, científico-tecnológico, político, cultural, moral, religioso, medioambiental, y otros relacionados al bien común.

Ahora bien, visto desde otra perspectiva, el problema más grave de la homofobia no es la aversión contra la homosexualidad en todas sus manifestaciones, que una persona o grupo social sostenga, la cual se puede resolver con normas y leyes de obligatorio cumplimiento.

La situación más compleja de la homofobia, es el rechazo de la persona hacia sí mima, a su propio cuerpo; ir contra su naturaleza anatómica, fisiológica, y a su aparato genital; ir contra su identidad sexual natural. Esto es algo sobre lo cual no se puede legislar, pero si comprender, aceptar, tolerar; mostrar empatía, ponerse en su lugar.

Imagina el estado emocional de una persona quien manifieste vivir en un cuerpo que no siente como suyo; es un tipo de insatisfacción imposible de resolver, que genera un grado de frustración doloroso.

La frustración es un estado afectivo que se produce cuando no se puede obtener lo deseado, necesitado o anhelado, lo cual activa una sensación de desequilibrio emocional; se resuelve logrando lo que se desea, satisfaciendo la necesidad.

¿Cómo se puede satisfacer el anhelo de una persona que tiene cuerpo de mujer, pero que mentalmente se siente hombre?

Para resolver este problema existencial hay dos alternativas. Una, convertir el cuerpo en masculino, con anatomía, aparato genital, y aparato hormonal masculino; o, la otra opción, cambiar la manera de pensar. Se elige una u otra opción, no hay mas.

Resolviendo este dilema, surge otro. El de imponer leyes para que parejas homosexuales adopten hijos. He aquí otra insatisfacción imposible de resolver. Como la pareja es homosexual, en su apareamiento no puede procrear, por leyes naturales; entonces tiene otro motivo de desequilibrio emocional; el cual pretende resolver a través de una opción alternativa, adoptar un hijo.

Pero aquella alternativa no satisface el natural deseo de fecundar, y de procrear en el claustro materno. Es un paliativo, más la insatisfacción se mantiene latente, ya que la fecundación resulta de la unión heterosexual.

Por eso el mundo LGTB es complejo y merece nuestra comprensión,  respeto, tolerancia y amor.

Hay que reconocer que sobre este particular existen sectores religiosos, movimientos sociales, y políticos, ultra conservadores que han hecho mucho daño con sus posiciones radicales; y como efecto, los naturales movimientosde defensa, que también se van radicalizando.

Hay una inquietud que palpita en mi corazón,  sobreeste aspecto, y sobre la condición general del hombre. ¿Se puede predicar sobre el amor de Dios cargado de prejuicios? Más aún, ¿Podemos demostrar amor al prójimo sin importar la condición del otro? ¿Una persona de la comunidad LGTB, forma parte del “mundo” al que se refiere Juan 3:16?

Es impresionante que la religiosidad no solo rechaza a la comunidad LGTB, sino a los pecadores en general, a las prostitutas, a los adictos a las drogas, a los adúlteros, fornicarios, mentirosos, ladrones, continúa tú la lista.

Un religioso agarra la Biblia fuertemente, y con ella golpea a una persona pecadora, la que contrariamente debe inspirarle misericordia, amor, comprensión, compasión; es decir, son religiosos superioresa Jesucristo, quien clara y en forma determinante expresó: “…no he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.” Mateo 9:13.

Afirmo, respetuosamente, que se necesita cambiarla cosmovisión de algunos predicadores, y de ciertos líderes espirituales, comparándolacon la cosmovisión de Dios, mostrada en la Biblia y resumida magistralmente en Juan 3:16, abundantemente predicado, muy poco practicado.

Dios ama incondicionalmente, sacrificialmente, eternamente, como Él es, según su naturaleza.

Visualiza esta escena:

Traen ante Jesús, arrastrándole, a un hombre homosexual, encontrado en el mismo acto de su homosexualidad; y piden a Jesús que le jugué y condene a morir, según la ley, Levítico 20:13. ¿Cómo se siente el acusado? ¿Qué hace Jesús? ¿Qué harías tú?

Ahora, quita al homosexual, y en su lugar coloca a una mujer encontrada en el acto de adulterio, ¿Cómo se siente aquella mujer? ¿Quéhace Jesús? ¿Qué haces tú?

Por último, para no alargar esto, colócate tú ahora en el lugar del acusado. Fuiste llevado ante Jesús por aquella falta, pequeñita, que cometiste aquel día, ¿Cómo te sientes? ¿Cómo te trata Jesús?

Ni yo te condeno, dice Jesús, vete, no lo hagas más, Juan 8:11.

Insisto, para finalizar esta reflexión, cualquier miembro de la comunidad LGTB, merece nuestro respeto, comprensión, tolerancia, amor; el necesita oír del amor restaurador de Jesucristo, el necesita ver en ti ese amor que te demanda Jesús en Mateo 22:39: “…amar al prójimo, como a ti mismo.”

Cuando el cristiano, en cada rincón del mundo,proceda como se exhorta en Mateo 22:37-40, tal vez la ideología de género no sea necesaria imponer, porque se vive en amor, en unas relaciones interpersonales inspiradas en el amor.

La Escritura dice:

Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados. 1 Pedro 4:8.

¿Hay cerca de ti una persona de la comunidad LGTB? Ámala, como a ti mismo.

Fuente:

Biblia: RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Datos estadísticos: http://www.20minutos.es/noticia/2875500/

Conceptos: Wikipedia

Notas Personales

Imágenes: Google

Anuncios

EL MATRIMONIO IGUALITARIO IRÁ A LA ASAMBLEA NACIONAL

Se vislumbra en el panorama legislativo la discusión del proyecto de ley sobre el matrimonio igualitario. Esto lo afirma el Secretario Ejecutivo de la MUD en declaraciones a la prensa.

Y es muy probable que nuestro Parlamento la apruebe, siguiendo el ejemplo de otros países que ya lo han hecho.

Al escribir sobre este tema, aclaro previamente que no tengo prejuicios contra ninguna persona y su condición; ni soy homofóbico; acepto sin discriminación de ninguna especie a todo el mundo; creo en el derecho personal de autodeterminación y libertad de conciencia; respeto y me esmero en cumplir el artículo 60 de la Constitución Nacional.

Hago la anterior declaración, en virtud de este escrito acerca de la futura ley.

Insisto tengo amigos a quienes estimo, respeto, y les profeso afecto, que decidieron valientemente declararse homosexuales, hombres y mujeres; y mi afecto por ellos es incondicional, incólume.

En este escrito no es contra los homosexuales, sino una reflexión acerca de la ley de matrimonio igualitario.

La historia de la humanidad, y la ciencia declaran que existen dos sexos, y dos orientaciones sexuales. Sexo masculino, y sexo femenino; determinados genéticamente por los cromosomas xy y xx, respectivamente.

En Wikipedia la enciclopedia de “chuletas” más grande del mundo se lee: “En los animales con este tipo de diferenciación sexual cromosómica, la sola presencia de pares cromosómicos XX significa la expresión genética que da por resultado un individuo hembra, mientras que la asociación y combinación XY significa la expresión genética que resulta en un individuo macho.”

Imagen tomada de Google.

Es decir, el sexo no es algo que una persona elige, sino que se determina en el momento de la concepción. Por otra parte, las leyes del desarrollo genético humano determinan una anatomía que es resultado de la influencia de los cromosomas.

Esto nos permite afirmar que solo existen dos sexos. No hay un tercer sexo. Muchos podrán rebatir este concepto con argumentos bien sustentados, que echen por tierra lo que acá afirmo; sin embargo la historia de la humanidad, la arqueología, antropología, y la genética declaran que solo existen dos sexos.

Algunos dirán que la historia declara la existencia de la homosexualidad desde que el hombre existe, y esto es real. Muchos de los héroes y filósofos griegos, de acuerdo a los historiadores eran homosexuales, y no dejamos de admirarles por ello.

Es que la homosexualidad no es un asunto genético sino algo que se adopta por voluntad propia, o por motivación de influencias externas. Es lo que se define como orientación sexual, que es distinta al sexo.

Existe un creciente grupo de personas, que poseen genes xy, los cuales, los genes, determinan una anatomía de macho, varón, hombre; pero por algún motivo prefieren unirse con personas de su mismo sexo. Lo mismo ocurre con personas que poseen genes xx, que les desarrolla órganos genitales femeninos, pero prefieren mantener relaciones sexuales con otras mujeres.

Esto es un asunto de orientación sexual, de decisión personal, de derecho humano, que respeto.

Respeto que dos hombres vivan como pareja, o dos mujeres lo haga. Eso es algo que deciden libremente. Pero ellos no podrán realizar el acto sexual natural, de acuerdo a la estructura anatómica, por carecer de órganos que se complementen. Y tampoco podrán procrear hijos, por los mismos motivos.

¿Qué pretende la ley de matrimonio igualitario?

Legislar sobre algo que va contra la naturaleza humana que determina un sexo, definido por leyes genéticas; que de igual modo afecta la naturaleza de la familia, organizada alrededor de un hombre y una mujer, la pareja, que posibilita la pervivencia de la especie.

Igualmente porque abre posibilidades para la solicitud de otras leyes que contravienen la naturaleza humana, la sexualidad natural; como es el caso de un pedófilo que solicite se acepte su “orientación sexual”, pues voluntariamente decide su preferencia sexual hacia los niños; o un adultero, porque su “orientación sexual” es aparearse con una persona que no es su cónyuge.

Esto le parecerá ridículo. Pero es lo que se pensaba sobre una ley como esta hace unos 100 años, tal vez mucho menos.

Al hacer estas comparaciones, no estoy afirmando, ni sugiriendo, que la homosexualidad es un delito. Es un “aspecto del de carácter”, que como tal necesitamos entender.

Esta ley va a traer conflictos a los Ministros apegados a sus convicciones.

¿Cómo bendecir un acto que va contra natura?

A mi modo de pensar, es como si a un ministro se le solicite “bendecir una “relación adúltera”.

Un día de estos la ley será discutida y seguramente aprobada.

Hay que estar claros en la posición que adoptaremos.

Fuente: