Archivo de la etiqueta: monte sinaí

A PROPÓSITO DEL JUDAÍSMO, ¿FUE JESÚS JUDÍO?

La vida y obra de Jesús ha sido motivo de diversos debates y controversias; surgen durante su ministerio terrenal y subsisten hasta hoy.

Un tema controversial es ¿Fue Jesús judío? ¿Practicó Jesús el judaísmo? Responder esas pregunta es el propósito de este escrito, que basaremos en los textos sagrados como la Torá, Tanaj, y los relatos sobre Jesús.

Para abordar el tema, consideremos en primer lugar qué significa ser judío.

Como afirman los conocedores de este tema, el judaísmo es un gentilicio, una tradición, una cultura, y una religión.

Resultado de imagen para judaismo

La noción de judío, como nacionalidad, no existeen  el Tanaj; en que se habla de pueblo hebreo, Éxodo 2:6; 3:18; pueblo de Dios, Éxodo 13:17; pueblo de Israel, Éxodo 12:6; Reino de Israel, 1 Samuel 15:28; Samaria, reino del norte: Israel, 1 Reyes 22:51;  Reino del Sur, o de Judá, 2 Reyes 13:10.

Es después del cautiverio que aparece en la Biblia la noción de judío, como gentilicio, Esdras 4:12; Nehemías 1:2; Ester 3:6, refiriéndosea los descendientes del Reino del Sur, o de Judá, que habían sido cautivos porNabucodonosor, 2 Crónicas 36:11, 17, 20; y repatriados por Ciro, 2 Crónicas36:23.

Es un error afirmar que Abraham, los Patriarcas de Israel, o Moisés fueron judíos. A ellos se les denomina hebreos, hasta Jacob; luego de Jacob, hijos de Israel; y judíos son los hijos de Judá, así comolevitas, los de Leví.

Es el mismo error que se comete cuando se afirma que Jesús vivió en Palestina, con lo cual se le endosa el gentilicio palestino. Como decir que los Aztecas precolombinos fueron mejicanos, porque vivieron enel territorio que hoy se denomina México.

El concepto judío deriva del pueblo que conformaba el Reino del Sur, o de Judá, que fue llevado al cautiverio. En este sentido, como gentilicio, solo es aplicable a las tribus de Judá  y de Benjamín, que poblaban ese reino. Por este motivo, la actual Nación asentada en la Tierra Histórica de Israel, su denominación correcta es Pueblo Judío, Nación Judía, o simplemente Judá, comose les denomina hasta el cautiverio.

Resultado de imagen para reinos de israel
Reino de Israel, en azul; reino de Judá, en amarillo.

Durante el Imperio romano, aquella región se denominó: Judea, Samaria y Galilea. No existe una región conocida como Israel.

A Jesús se le llamó , Galileo, Mateo 26:69; Nazareno, Lucas 18:37; o judío, Juan 4:9, siempre como gentilicio.

El judaísmo, en el sentido que se le designa hoy, naceen la cautividad, como una forma de mantener la identidad frente a la cultura y religión de Babilonia, y posteriormente de las cultivadas por los demásimperios gobernantes.

En la cautividad surgen las instituciones que dieron cuerpo al judaísmo, tal y como la Sinagoga, así como la Tradición Oral, que derivó en el Talmud; los grupos fariseos y saduceos, entre otros; y muchos ritos que se practicaban en tiempos de Jesús.

La Sinagoga es creada  para preservar el culto a Jehová, debido a ladesaparición del Templo; en la sinagoga se ora, se estudia la Palabra, y se transmite la tradición hebrea, la Torá.

Resultado de imagen para sinagoga
Ruinas de una antigua sinagoga

El judaísmo como religión, nace entonces en la diáspora; lo mismo vale para los demás instituciones judías.

Tras su retorno del exilio, reconstruyen el templo en Jerusalén; restablecen el culto, para lo cual restauran el sacerdociolevita, y el ministerio de los escribas. Igualmente restablecen las prácticasde la Torá, como en el Israel antiguo, antes del exilio; esto lo narran Esdras, Nehemías, y los profetas posexilicos como Zacarías y Malaquías

Posterior al último profeta del Antiguo Testamento, Malaquías, ocurre el denominado periodo intertestamentario, o de cuatrocientos añosde silencio; tiempo durante el cual toma cuerpo el judaísmo, añadiendo al cultoy devoción inspirada en la Tora, la religión cultivada en el exilio, y sus instituciones.

Por eso en tiempo de Jesús se practicaba la devoción inspirada en el Pacto de Sinaí, alrededor del Templo; y las festividades establecidasen la ley de Moisés; y en la Sinagoga, tanto como en la vida cotidiana se practicaba el judaísmo, inspirado en el Talmud.

De ahí la controversia de Jesús con las autoridades religiosas, Mateo 9:12-14.

El judaísmo es una religión basada en el Tanaj, Antiguo Testamento, a la que se le agrega la tradición oral, que se convierte en el Talmud; con instituciones como la Sinagoga; y sectas como los fariseos ylos saduceos.

Hasta Esdras y Nehemías, quienes cierran las referencias históricas del Antiguo Testamento, ningún personaje bíblico practicó el judaísmo, porque no había nacido como religión. El pueblo cultiva el Pacto establecido en Sinaí, Deuteronomio 6:1-9.

En el Nuevo Testamento se menciona al judaísmo como una religión, la que practicaban los judíos, los descendientes de Judá.

¿Era Jesús Judío? Por ser descendiente de la tribu de Judá, por la familia de David, se afirma que es judío.

¿Practicó Jesús el Judaísmo?

Jesús fue circuncidado, Lucas 2:21;  presentado en el Templo, Lucas 2:22; guardó el sábado, y los demás días de reposo, conforme a la Ley de Moisés; concurrió alTemplo, siguiendo lo prescrito en el Tanaj; Jesús cultivó la devoción inspiradaen el Pacto contenido en la Torá, o Pentateuco: Lucas 4:16; Juan 2:23, 7:2, 3, 37,13:1.

El afirmó su determinación de cumplir la ley deMoisés. Mateo 5:17. Más Jesús no practicó la religión nacida en el exilio, basada en la tradición, en el Talmud. Como se nota en los evangelios, Jesús rechaza abiertamente las tradiciones judías, y se mantuvo apegado a la devoción inspirada en la Torá.

Una lectura del Sermón del Monte, por superficial que sea, deja claro el rechazo de Jesús a la tradición que se erigía sobre la Ley y los Profetas. Por eso en varias ocasiones le oímos decir: “Oísteis quefue dicho… más yo os digo.”, Mateo 5:21, 27-28;  Colocándose El sobre las tradiciones judías.

Jesús denuncia y reprueba las tradiciones judías porque las colocaban por sobre la ley de Moisés, la verdadera devoción de Israel, Marcos 7:8-9; la lectura de Mateo 23:1-36 deja bien en claro la posición de Jesús respecto del judaísmo.

Una evidencia de que Jesús no practicó eljudaísmo, la ofrecen las mismas autoridades religiosas de su época.

En la Sinagoga de Nazaret es rechazado por afirmarque en Él se cumplen las promesas sobre el Mesías, Lucas 4:16-30; en la sanidad de un paralítico, se le acusa de blasfemia por perdonar los pecados del lisiado, que luego sana, Lucas 5:17-26; despierta ira en los escribas, y enlos fariseos, por sanar el día sábado a un hombre con la mano seca, Lucas 6:6-11; en casa de un fariseo desatiende el rito de lavarse las manos,  luego denuncia a quienes practican la religión sin piedad, y ponen la tradición sobre la Ley de Moisés, Lucas 11:37-54; el Concilio, la máxima autoridad judía, le sentencia a muerte por declararse Hijode Dios, Lucas 22:66-71.

Jesús no practicó la religión judía nacida en el exilio, mantuvo una devoción a la Ley de Moisés, y se apegó a ella, exaltándola, Mateo 22:34-40. El amor a Dios, y al prójimo, resumen de los Diez Mandamientos. Igual devoción cultivó a las enseñanzas de los Profetas, y a los escritos sapienciales.

¿Fue Jesús cristiano? En el Nuevo Testamento aparece la expresión cristiano solo tres veces, la primera en Hechos 11:26, en que se afirma que a los discípulos por primera vez se les llamó cristianos en Antioquía, tal vez en forma peyorativa; la segunda, en labios del Rey Agripa, quien se siente persuadido por Pablo a ser cristiano, Hechos 26:28; y la tercera y última vez, es Pedro, quien exhorta a padecer como cristiano, y no sentir vergüenza por serlo, 1 Pedro 4:16.

La expresión hace referencia a uno que sigue aCristo, habla, cree, confía en Él. En este sentido Cristo es Origen, Esencia del Cristianismo. La palabra equivale a discípulo de Jesucristo, que es la denominación correcta, pues define, establece, una relación personal con El, con Jesucristo.

Cristiano, a semejanza de judío, católico, evangélico, o budista, alude a quienes practican una religión, o siguen una concepción filosófica.

Jesús no puede ser atado, restringido, reducido auna religión. El Es la Religión Universal, porque es quien religa, reconcilia, reúne al hombre con Dios, Romanos 5:1, Juan 3:16.

Eso no significa que desestimemos, o neguemos el uso del honroso título de cristiano, que debemos con orgullo ostentar, siempre y cuando signifique que se es realmente Discípulo de Jesucristo.

¿Menospreciamos a los judíos? De ninguna nimanera, les respetamos como a los demás fieles de otras religiones.

Sobre este aspecto hay que aclarar un punto. ¿Quién es Israel?

En la Biblia, Israel es el pueblo de Dios, como ya escribimos antes; pero además  con este nombre se identifica a:

Israel, el reino unificado conformado por las 12 tribus hasta Salomón, 1 Reyes 8:1; 12:1.

También Israel es el reino del Norte, o Samaria; quesurge tras la muerte de Salomón, el reino se divide en Israel, diez tribus, Reino del Norte; y Judá, dos tribus, reino del Sur, 1 Reyes 12:20-21.

Como sabemos, Israel, las diez tribus del Norte, fue cautivo por los Asirios, y dispersos por el mundo hasta hoy, 2 Reyes 17:23.24.

Judá fue cautiva por Nabucodonosor, rey de Babilonia, y repatriada a su territorio por Ciro, rey de Persia; es el puebloconocido hoy como el Estado de Israel.

Actualmente Israel, las diez tribus del extinto Reino del Norte están aún dispersas entre las naciones del mundo, pero no ha desaparecido. Hay la promesa de su resurgimiento, Ezequiel 11:26, 37:12-14; y posterior unificación con Judá, Ezequiel 37:16-17. En Apocalipsis 7:1-8, serevela esta unificación como ya materializada.

La actual Nación de Israel, está formada por los descendiente de las dos tribus que conformaron el reino de Judá, las de Judá y Benjamín; por ello afirmamos antes en este escrito, que el nombre que le corresponde es Judá, o Nación de Judá, porque Israel, las restantes diez tribus están dispersas en el mundo.

Hay algo más que agregar sobre Israel, o acerca de los judíos propiamente hablando.

Ellos, los judíos, no aceptaron a Jesucristo como el Mesías, Juan 1:11; por lo que permanecen a la espera de uno que habrá de venir. Esa expectativa se va a cumplir, para los judíos, con la aparición de un personaje que tendrá la apariencia de Mesías, descrito en Apocalipsis 13:11. Losjudíos lo aclamarán como tal, y engañará a muchos, 13:14.

El escenario para el cumplimiento aquella predicción se prepara con los planes de construir el Tercer Templo en Jerusalén, donde al reiniciarse los sacrificios por el perdón de pecados, y la aparición de aquel falso mesías, significará una señal inequívoca de la inminencia del retorno de Jesucristo, 2 Tesalonicenses 2:1-4.

En conclusión, Y aquel verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan 1:14.

Fuente:

LA ORACIÓN QUE HIZO ARREPENTIR A DIOS

La crisis que atravesamos en Venezuela y que en estos días se agudiza ha inspirado al pueblo de Dios a intensificar su clamor por Venezuela consciente de que Dios tiene la respuesta.

Ante esta realidad es conveniente saber que hay oraciones las cuales pueden hacer que Dios se arrepienta y cambie una determinación; veamos.

Resultado de imagen para clamor

Después de tres meses de haber salido de Egipto, el pueblo de Israel llega al desierto de Sin, frente al Monte Sinaí, Éxodo 19:1-2; allí acampa y Dios convoca a Moisés para un encuentro en la cumbre de aquel monte con el objeto de instruirle sobre los principios en que se basaría su relación con el pueblo de Israel.

Allá en la cumbre del Sinaí Moisés recibe las normas de convivencia del pueblo, que son los principios de la Constitución de Israel; se dictan los Diez Mandamientos, una serie de leyes relacionadas la justicia, así como algunas advertencias acerca de cómo conducirse en la tierra prometida.

Uno de aquellos encuentros entre Dios y Moisés es por cuarenta días, Éxodo  24:18, en dicho encuentro Moisés recibe instrucciones acerca del  culto, la construcción del Tabernáculo, los sacerdotes; y otros aspectos relacionados con la devoción de Israel.

Como Moisés tarda en bajar del monte, el pueblo entra en crisis, se acercan a Aarón, el hermano de Moisés, a quien le exponen que se sienten desamparados y sin quien les guíe, así que le piden les “haga” unos dioses para que les conduzca. Éxodo 32:1.

Ante tal solicitud, Aarón procede a complacerles y determina una estrategia que culmina en la adoración a un becerro de oro, Éxodo 32:2-6.

Resultado de imagen para becerro de oro

Dios que es consciente de todo cuanto ocurre en el campamento de Israel mientras habla con Moisés, se dirige al Caudillo, le hace saber su indignación por la actitud del pueblo y le formula una honrosa promesa:

7 Entonces Jehová dijo a Moisés: Anda, desciende, porque tu pueblo que sacaste de la tierra de Egipto se ha corrompido. 8 Pronto se han apartado del camino que yo les mandé; se han hecho un becerro de fundición, y lo han adorado, y le han ofrecido sacrificios, y han dicho: Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto. 9 Dijo más Jehová a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz. 10 Ahora, pues, déjame que se encienda mi ira en ellos, y los consuma; y de ti yo haré una nación grande. Éxodo 32:7-10.

Ten en cuenta lo siguiente para comprender la postura Divina:

No había trascurrido seis meses desde que Dios libera al pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto. Ellos son testigos presenciales de los innumerables milagros Divinos que se activaron para propiciar su libertad: diez plagas, el paso por el Mar Rojo; en el desierto recibieron agua provista milagrosamente, e incluso el “pan del cielo”, el maná que comieron hasta llegar a la tierra prometida.

Desde su salida de Egipto una nube va delante de ellos para guiarles por el desierto, nube que les ilumina y abriga con su calor en las heladas noches de aquel inhóspito paraje, Éxodo 13:21, nube que colocándose entre el pueblo y el ejército egipcio impide que les alcance, 14:19; nube que era la manifestación de Divina en su recorrido, Éxodo 16:10.

Lo que los israelitas vieron y vivieron en carne propia no fueron estrategias militares convencionales para derrotar a un enemigo, ellos sabían que un ser humano como Moisés, a pesar de los prodigios que protagonizó, no tenía el poder para hacerlo, sino que era emisario e instrumento Divino en aquella guerra no convencional.

Además Moisés reiteradamente insistió en que actuaba como emisario de Dios, él nunca se atribuyó algún poder especial y personal en todo cuanto hizo.

Así pues que es incomprensible que aquella gente, ante la ausencia del Patriarca olvidase la acción protectora y salvadora de Dios, y decidiera optar por “construirse” un becerro de oro y declarar que aquella creación suya era el dios que iría delante de ellos.

Es decir, un pedazo de oro convertido en la figura de becerro era su dios, olvidando que pocos meses antes precisamente una de las diez plagas, la quinta fue contra el ganado egipcio, Éxodo 9:1-7, con lo cual derrota al dios egipcio “Apis”, una deidad con figura de toro, el dios de la fertilidad.

La idolatría es la actitud más reprobada y rechazada por Dios porque insensatamente el hombre pone en lugar de Dios a un objeto, desafiando la lógica tanto como los dos primeros Mandamientos, Éxodo 20:1-6.

Resultado de imagen para diosa semiramis

Culto a la diosa semiramis.

Por ese motivo, y por la insistente rebeldía del pueblo Dios propone un castigo ejemplar: exterminarles; y una honrosa propuesta: hacer de la descendencia de Moisés  una nación grande, Éxodo 32:10.

¿Cuál fue la reacción de Moisés? Una reacción consecuente a su persona, y a la responsabilidad que le había sido concedida, eleva: una oración al Cielo la cual hizo que Dios se arrepintiera.

Veamos la oración de Moisés:

11 Entonces Moisés oró en presencia de Jehová su Dios, y dijo: Oh Jehová, ¿por qué se encenderá tu furor contra tu pueblo, que tú sacaste de la tierra de Egipto con gran poder y con mano fuerte? 12 ¿Por qué han de hablar los egipcios, diciendo: Para mal los sacó, para matarlos en los montes, y para raerlos de sobre la faz de la tierra? Vuélvete del ardor de tu ira, y arrepiéntete de este mal contra tu pueblo. 13 Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Israel tus siervos, a los cuales has jurado por ti mismo, y les has dicho: Yo multiplicaré vuestra descendencia como las estrellas del cielo; y daré a vuestra descendencia toda esta tierra de que he hablado, y la tomarán por heredad para siempre.

Observa detenidamente esta oración, analiza el argumento de Moisés, fíjate que ni siquiera se refiere a la oferta Divina de hacer una nación grande de su descendencia.

¿En que basa Moisés su oración? En Dios mismo, en su soberanía, en su poder, en las promesas dadas a sus ancestros.

Luego en tono respetuoso ruega a Dios que cese su ira contra el pueblo, y que se arrepienta del mal que estaba dispuesto a ocasionar entre los idólatras hebreos.

¿Recuerdas el primer encuentro de Moisés con Dios en el desierto? Aquel encuentro es narrado en el capítulo tres de Éxodo, desde una zarza ardiendo Dios se revela al errante pastor de ovejas. Que diferente es Moisés, como ha cambiado. El roce con el Dios de Israel ha propiciado aquella metamorfosis. Una vez más el hombre es probado y resulta airoso; siglos más tarde Santiago declara: “Bienaventurado el varón que soporta la prueba…”, Santiago 1:12.

Aquella fervorosa oración obra un milagro sin precedente, determina que Dios “se arrepienta” de su propuesta inicial, cambia su actitud.

14 Entonces Jehová se arrepintió del mal que dijo que había de hacer a su pueblo.

Es importante destacar que “arrepentimiento” significa cambio de actitud, cambio de dirección, cambio en la manera de pensar.  Dios no se arrepiente al estilo que se pide al hombre, porque Dios no peca.

En varios momentos descritos en la Sagrada Escritura vemos a Dios cambiando alguna determinación suya propiciada por el proceder humano.

En el caso que no ocupa, Dios cambia su determinación a petición de Moisés. En el relato que sigue a este incidente, vemos a Moisés descender del Sinaí, vive la escena del “becerro de oro”, igualmente se conmueve y llena de ira, procede a destruir el becerro, y narra al pueblo lo que Dios se proponía por su actitud. Una vez el pueblo entra en conocimiento de lo que estuvieron a punto de vivir se llenan de temor, y se comprometen a obedecer las demandas divinas.

De todos modos la consecuencia es inevitable; todo acto de rebeldía, desobediencia, acarrea su costo, y aquel no se hizo esperar, Éxodo 32-30-35.

Este relato nos ilustra como una persona puede lograr que Dios cambie el curso de los acontecimientos, aún más que cambie una sentencia, una determinación suya. La metodología es sencilla, Él la reitera en la Biblia, es ampliamente conocida y repetida entre el pueblo de Dios:

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3.

Cuando evaluamos la condición de Venezuela, notamos que no es un “becerro de oro”, un ídolo, al que se le rinde culto; se han “construido” varios, desplazando a Dios del corazón de los venezolanos. La imagen de alguna deidad, un líder carismático a quien se concibe como “eterno”, una ideología, una organización religiosa.

Haz una revisión introspectiva, sinceramente reconoce qué está en primer lugar, antes de Dios, y así ya sabes cuál es tu “becerro de oro” que tienes que erradicar de tu corazón.

Por otra parte, Venezuela necesita intercesores que como Moisés puedan cambiar el curso de la historia.

Es decir personas que reconozcan la soberanía y el poder de Dios, así como que conozcan sus promesas, contenidas en la Sagrada Escritura; pero que aquello no sea una postura religiosa, ni una formula ritual; sino la vivencia de una persona que camina con Dios día tras día, y que con frecuencia asciende a “la cumbre” para hablar personalmente con Dios.

Una persona humilde, modesta, sincera, sensata, mansa, sin ambiciones de poder.

Dios está cambiando el curso errado por el que se ha encauzado al País en el ámbito político, socioeconómico, religioso, y fundamentalmente el espiritual.

Ya veremos un despertar espiritual, es algo que se comienza a sentir.

Sigamos orando por Venezuela, ya veremos la respuesta.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: VersiónRVR60, tomada de biblegateway.com
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.