Archivo de la etiqueta: mensaje subliminal

CORPUS CHRISTI, UNA CADENA DE ERRORES

Circula en las redes sociales, y en general en la Internet, una información sobre el supuesto estreno de la producción cinematográfica Corpus Christi, en la que se degrada la figura de Jesucristo. De acuerdo a lo que se puede recabar al respecto en Internet resulta que la información es falsa, se trata de un “spam” o basura que abunda en la red cuyo objeto es incierto.

Resultado de imagen para correos no deseados

Un “spam”, correo basura, correo no solicitado, mensaje basura, son los mensajes no solicitados, no deseados, o con remitente desconocido, por lo general de tipo publicitario, y enviados en grandes cantidades que perjudican al receptor.

Así como la alarmante información sobre la película Corpus Christi, también abundan cadenas y correos electrónicos en los que se informa la supuesta matanza de cristianos en una apartada región del mundo; o que en cierto País se está por aprobar una ley para legalizar el aborto, o el matrimonio homosexual; informaciones que resultan ser falsas o reciclan informaciones antiguas.

No falta quien comparta la buena noticia de que cierto afamado personaje del mundo de la medicina descubrió la medicina contra una enfermedad incurable, y hasta dan un número telefónico donde se puede obtener ese maravilloso remedio.

La mayoría de cadenas que circulan en las redes sociales son falsas, o tienen titulares engañosos para atraer lectores. Por tal motivo los usuarios de las redes sociales necesitan ser más cautelosos y evitar en lo posible retransmitir informaciones falsas. Es más, lo conveniente es hacer caso omiso de las cadenas y respetar a sus contactos, pues enviar una información falsa es hacerse cómplice, tal vez no  de un delito, al menos de una mala práctica.

Resultado de imagen para cadenas en redes sociales

Ten presente que cualquiera de tus contactos tiene en promedio otros 500 contactos, y además es integrante de diversos grupos; si tan solo la mitad de los contactos de un usuarios en una red envía mensajes a su red, y a otros usuarios, el volumen de mensajes crece en proporción geométrica, saturan la red, y además colapsan las memorias de los dispositivos de comunicación.

Respecto de la cadena relacionada con la película Corpus Christi, busca en Google, o en el buscador de tu preferencia, alguna información acerca de dicha obra cinematográfica, descubrirás que no existe en cartelera una película así denominada y que ofenda a Jesucristo; entonces quienes reenvían esa cadena, inocentemente, sin proponérselo, más bien con buena intención comparten una falsa noticia, una basura en internet. Aunque si encontrarás una producción brasilera transmitida por una famosa cadena de entretenimientos estadounidense, la cual es una parodia de la persona de Jesucristo, que pone en duda su masculinidad.

El rechazo a la emisión de dicha película, y el repudio que se hace a la misma, y a la cadena que la transmite, lo que ha hecho es darle notoriedad a una producción insignificante, de mal gusto, y pobre contenido artístico. Ninguna obra burlesca, estrafalaria, o manipuladora puede ofender, o empañar, la Majestad, la Dignidad de nuestro Señor Jesucristo.

Una premisa en publicidad y mercadeo es que aquellos elementos grotescos, absurdos, cómicos, y con un toquecito de sexo atraen al público en general, y facilita la introducción de mensajes que incentiven el consumo de algo, la aceptación de un concepto, o asumir una actitud. Bien sabemos que a través de producciones cinematográficas, series de televisión, y hasta en programas infantiles se están inculcando antivalores que atentan contra nuestra esencia, una cultura fundamentada en los valores de la fe cristiana.

Imagen relacionada

Hace uno años atrás fue motivo de controversia la novela de ficción El Código Da Vinci, y muy anterior a la misma, Jesucristo Superestar, y antes un prominente personaje determinó la muerte de Dios; más, como la Sagrada Escritura afirma, pasaron, fueron superados por la realidad:

Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

1 Juan 2:16-17.

Lo que estamos presenciando en el mundo actual es que las minorías pretenden imponer sus antivalores de forma avasallante, y para ello usan todos los medios a su alcance, preferiblemente el cine, y la televisión. A través de estos poderosos medios de comunicación masiva difunden subliminal, o explícitamente sus mensajes.

Se da el caso de que figuras del mundo del deporte, o del espectáculo, son utilizadas sutilmente, con mensajes subliminales que no son captados conscientemente, para promover algunas conductas reprobadas como el consumo de drogas, o la promiscuidad sexual. Es una excelente estrategia de negocios.

Con el cuento de la homofobia se pretende desarmar a quienes legítimamente defienden sus principios y valores. Una cosa es respetar a quienes tengan una orientación sexual distinta a lo que determinan sus genes, y otra cosa  aceptar sus antivalores; en el mismo orden de ideas, una cosa es comprender la desgracia de alguien que sucumbe ante la seducción de una sustancia prohibida, y otra dejar que sea un modelo para la juventud. En este sentido, ya se vislumbra que los pedófilos comienzan a luchar por defender su derecho a practicar lo que para nosotros es abuso sexual infantil.

El movimiento activista pedófilo, denominado por sus promotores como el “movimiento del amor hacia los niños”, es un movimiento social que aboga por la aceptación social de las personas que se sienten atraídas por menores de edad, que no hayan delinquido anteriormente (pedófilos virtuosos). Actualmente se penaliza la práctica de esta conducta por considerársela como un trastorno o patología sexual.

Tal vez en el futuro cercano comencemos a ver en el cine y en la televisión programas, documentales, y pronunciamientos de expertos sensibilizando a la audiencia para que comience a considerar la posibilidad de ver aquella patología como otra orientación sexual natural.

Ahora bien, nuestra propuesta no es ir contra el derecho de los demás de divulgar sus creencias, por lo general surte el efecto contrario; lo que nos corresponde es usar aquel mismo derecho de libertad de expresión para divulgar, enseñar, inspirar en nuestra sociedad el ejercicio de los valores fundamentados en la Sagrada Escritura; pero por sobre todo practicarlos, acción que va a generar un impacto positivo en nuestra generación, y en las futuras.

El apóstol Pablo consciente de esta realidad dejó una impresionante recomendación:

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento…

Romanos 12:2

No se dejen influir por las corrientes de pensamiento de este siglo que sean contrarias a nuestras creencias y principios; al contrario conviértanse en personas renovadas que cambian su modo de pensar, porque este cambio va a generar una nueva manera de vivir.

Ante los desafíos de la época actual, necesitamos fortalecernos con los recursos a nuestro alcance, en los que la Palabra de Dios tiene prominencia; volvamos a la Biblia, acudamos a la fuente de agua de vida, a la lámpara que ilumina nuestros pasos, a la que nos dota de armas espirituales “poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios…” 2 Corintios 10:4-5.

Fuente.

  • Textos bíblicos: Biblia versión RVR60
  • Datos y conceptos: Wikipedia
  • Notas personales
  • Imágenes Google