LOS 4 JINETES DEL APOCALIPSIS REVELAN EL ORIGEN DE LA CRISIS VENEZOLANA, Y SU SALIDA.

El libro de Apocalipsis contiene la revelación de sucesos que ocurren en la humanidad, y describe los días finales de la historia mostrando el esperado y esplendoroso regreso triunfante de Jesucristo.

En una de las visiones mostradas a Juan, el escritor del libro, describe escenas que explican muchos de los acontecimientos mundiales, y muestran una realidad que se vive en Venezuela, y en muchos otros Países del mundo.

Se trata del capítulo seis en el que se destacan los muy nombrados y temidos Cuatro jinetes del Apocalipsis. 

Resultado de imagen para APOCALIPSIS

Leamos el texto y analicemos su contenido:

1 Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. 2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. 3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. 7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Apocalipsis 6:1-8.

Lo que ocurre es que Jesucristo comienza a revelar la secuencia de eventos que culminan con su segunda venida, a través de la apertura de siete rollos sellados que tiene en su mano. Sabemos por los textos anteriores que “el que está sentado en el Trono” le entrega aquel rollo sellado, para que revele las cosas que han de suceder.

De los siete sello, o rollos, vamos a considerar los primeros cuatro.

Visualicemos la escena y su simbolismo. Recordemos que Apocalipsis está escrito con un lenguaje altamente simbólico en el que las palabras transmiten un mensaje más allá de su significado literal. Así los números, los colores, los objetos mencionados son como códigos que es necesario conocer para interpretar su significado.

Por ejemplo el número cuatro en la Biblia significa más que cuatro unidades, hace alusión a los “4 puntos cardinales”, Jeremías 49:36, Mateo 24:31; entonces se utiliza la figura de cuatro jinetes para establecer que lo que ocurra durante su galope es en toda la tierra. Con esta idea en mente interpretemos el texto.

Imagen relacionada

El primer jinete:

2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. Apocalipsis 6:2.

Interpretemos los símbolos:

Caballo blanco. ¿Con quién se asocia el  blanco en Apocalipsis? Con Jesucristo, 1:14; con los dignos de andar con Jesucristo, 3:4; los 24 ancianos delante del trono, 4:4; caballo que monta el Verbo Divino, 19:11-14; el vestido de los ejércitos celestiales, 19:14,

El jinete tiene un arco. No tiene flechas, ya fueron lanzadas en la batalla. Le fue dada una corona. En Apocalipsis la corona se asocia con los fieles, 2:10; perseverantes, 3:11, los 24 ancianos, 4:4. Salió venciendo y para vencer. ¿Quiénes son vencedores en Apocalipsis? Jesucristo y sus seguidores, 3:21, 19:11-16.

¿Quién es el jinete? No es Jesucristo, él está revelando la visión. No es el “anticristo”, como algunos eruditos afirman, porque en Apocalipsis el anticristo no vence, “engaña”.

¿Qué simboliza esta figura? El evangelio de Jesucristo, que desde su proclamación inicial avanza por todo el mundo llevando la luz, paz, seguridad, perdón, reconciliación, restauración. El evangelio salió venciendo y para vencer, Jesucristo dijo: “Como me envió el Padre, así os envío yo a vosotros”, Juan 20:21; con el poder del Espíritu Santo, Hechos 1:8.

Segundo jinete.

3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. Apocalipsis 6:3-4.

Interpretación.

Caballo bermejo, rojo. En Apocalipsis el rojo está asociado a Satanás, 12:3,9,

Quitar la paz, matarse unos a otros, se da una espada al jinete. Expresiones que significan guerra, conflictos, destrucción, muerte.

Los símbolos nos llevan a interpretar que desde que se proclama el evangelio de Jesucristo, una fuerza maligna surge para contrarrestar su avance. La Biblia muestra los diversos intentos de Satanás por detener el Plan de Dios para restaurar al hombre. Actúa en el Edén, en Egipto, en la división del reino de Israel, en la matanza de los niños en Belén, en el desierto tentando a Jesús, intentando frenar el testimonio de los discípulos el primer siglo, durante la época de oscuridad en la Edad Media, en los esfuerzos de hoy para atemorizar a los cristianos; pero no ha sido posible detener “los pies de los que anuncian buenas nuevas de salvación”.

Tercer jinete.

5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. Apocalipsis 6:5-6.

Interpretación.

Caballo negro. En la Biblia este color se asocia a tinieblas, caos, Génesis 1:2, Efesios 6:12, Colosenses 1:13, 1Juan 1:5.

Uso de elementos como balanza, productos agrícolas. trigo y cebada; dinero, un denario; el precio asignado a porciones de los productos mencionados se asocia a economía.

La figura es una clara indicación de escases, crisis económica, una lógica consecuencia de las guerras. Se requiere un día de trabajo, un denario, para adquirir una libra de trigo, medio kilo.

La mención del aceite unido al vino, que no deben ser dañados es significativa. El aceite en la Biblia se asocia al Espíritu Santo, 1 Juan 2:20; y el vino es símbolo de alegría, gozo, Salmos 104:5. Es decir, en medio de las crisis, el Espíritu Santo morando en los creyentes produce Gozo, Gálatas 5:22-23.

Cuarto Jinete.

7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Apocalipsis 6:7-8.

Interpretación.

Caballo amarillo. El significado del color del caballo se interpreta con el nombre del mismo, muerte. El que le siga el Hades refuerza el concepto ya que este sitio es el lugar de los muertos, a donde van las víctimas de las guerras y de las crisis económicas.

Las fieras de la tierra es una posible alusión a las enfermedades generadas por virus, bacterias y hongos; que producen más muertes que los animales salvajes.

¿Cómo puede asociarse esta visión a lo que ocurre en Venezuela?

Como se describe en la visión que se le revela a Juan, en nuestro País estos cuatro caballos y sus jinetes galopan por todo el territorio nacional, por los “cuatro costados, llevando a su paso el elemento que cada uno simboliza: el evangelio, guerras, crisis económicas, y muerte.

Imagen relacionada

Como puede observarse, las guerras, el hambre y la muerte tienen un origen común, que en el Apocalipsis se asocia con el personaje identificado con el color escarlata, o  sea el rojo.

En la Biblia este ser hace varias apariciones: en el Edén toma forma de serpiente y propicia la caída de la primera pareja, incitándoles a desobedecer, trayendo aquel acto como consecuencia la expulsión de la gracia Divina, y la muerte, Génesis 3:1-7. También se le menciona como un “león rugiente”, 1 Pedro 5:8. Es quien encabeza los “principados, las potestades, los gobiernos de este mundo de tinieblas, las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”, Efesios 6:12.

Este personaje es descrito en el capítulo 12 de Apocalipsis así:

3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Apocalipsis 12:3-4.

De acuerdo al simbolismo bíblico, el dragón rojo tiene siete cabezas, indicando que ejerce control sobre todos los gobiernos del mundo, ya que siete es totalidad, algo completo; y la cabeza significa gobierno, autoridad. Los diez cuernos es poder mundial, dominio total, en el entendido que diez significa “totalidad humanamente hablando”, y cuerno se asocia a poder.

En la tentación a Jesús este personaje le dijo:

5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. 6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Lucas 4:5-7.

Es evidente que el “dragón rojo” es quien comanda los ejércitos celestiales de maldad, y es igualmente el que ejerce dominio sobre los “reinos del mundo”, e incita la maldad en los hombres.

Por lo tanto, las crisis económicas, la pobreza, el hambre, la escases, las enfermedades y la muerte que avanza por todo el mundo, y últimamente en Venezuela, son el resultado de la influencia de este nefasto personaje. Que es quien debe ser neutralizado.

Esta es la importante tarea del jinete del caballo blanco, de los que pregonan el evangelio de Jesucristo, de la Iglesia comisionada para extender el reino de los Cielos.

Resultado de imagen para new providence baptist church loudon tn

Cuando el evangelio avanza por el mundo, y específicamente en Venezuela, llevando consigo la luz de Cristo, el mensaje de arrepentimiento, perdón, reconciliación y restauración se está neutralizando a este poderoso enemigo del hombre, y gobernante de este siglo.

Por tanto el creyente frente a esta batalla espiritual, contra estas huestes de maldad, necesita activar dos estrategias.

La primera se refiere a “fortalecerse en el Señor,  en el poder de su fuerza, y vestirse de la armadura espiritual, como se recomienda en Efesios 6:10-18.

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

En este texto destaca una gran verdad: “no tenemos lucha contra sangre y carne”, la batalla no es contra “personas”, contra otros venezolanos. Es contra el agente instigador de aquella actitud  enraizada en los corazones de quienes practican la maldad.

En segundo lugar, es urgente llevar el evangelio de Jesucristo a todos los rincones de Venezuela, que cada poblador de este gran País oiga acerca del poder transformador de Jesucristo. Esta es la reiterada demanda de Mateo 28:19-20, así como de Hechos 1:8.

En las páginas de la Biblia, así como en la realidad de muchos países, y en el nuestro, a medida que el evangelio de Jesucristo avanza, las tinieblas se disipan, y los hombres experimentan profundos cambios que influyen positivamente en la transformación de otros. Es lo ocurrido en Jerusalén desde el día de Pentecostés, cuando los discípulos  comenzaron a proclamar el poderoso mensaje del evangelio de Jesucristo, la ciudad fue conmovida, y a medida que el evangelio se extendía a todas las Naciones, las gentes fueron transformadas.

La crisis que se vive en Venezuela se resolverá en la medida que el venezolano sea conmovido por el poderoso mensaje del evangelio de Jesucristo.

Hay una nota digna de destacar en el texto que describe el galope del caballo blanco. Y es que éste “salió venciendo y para vencer”.

El evangelio es un poder que su avance no va a ser detenido por las guerras, las crisis económicas, y la muerte. Al contrario, cuando aquellas proliferan el evangelio debe galopar llevando consigo el mensaje de esperanza, de consuelo, de arrepentimiento, perdón, reconciliación y restauración.

En estos días turbulentos, de angustias, desesperanza, temor, incertidumbre, crisis económica, guerra y muerte, es cuando más se necesita proclamar el evangelio de la paz. Y esta es la misión del pueblo de Dios.

¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: !!Tu Dios reina! Isaías 52:7.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Libro “Misterios Revelados del Apocalipsis”, escrito por el autor de este post,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.
Anuncios

EL DISCURSO QUE EL CIUDADANO DE CUALQUIER PAÍS QUIERE OIR DE SU PRESIDENTE

El triunfo de Donald Trump en los Estados Unidos, sus medidas conservadoras, el mensaje de propiciar el retorno del poder a la Iglesia Cristiana, su acercamiento a Israel, entre otros pronunciamientos controversiales como levantar un muro en la frontera con México, ha generado un sinfín de comentarios y opiniones, así como encendido innumerables teorías.

Resultado de imagen para CASA BLANCA

Ahora bien nuestra perspectiva, como no convivimos en aquel País,  depende de las noticias, comentarios y opiniones que transmiten los grandes medios audiovisuales y la prensa escrita: que como sabemos responde  a la cosmovisión del emisor.

Por ese motivo tal vez se ha difundido muy poco aquellas  declaraciones del presidente Trump que tocan el problema capital de muchas naciones del mundo.

Poca difusión se ha dado en la prensa latinoamericana, al menos desde mi limitado conocimiento de los medios en nuestro ámbito, al discurso de toma de posesión del presidente Trump. Un discurso realmente breve pero conciso y denso. Imagino que los estadounidenses al oírle habrían respirado profundamente esperanzados en las palabras de su Presidente.

El discurso contiene algunas afirmaciones que un ciudadano de cualquier país del mundo quisiera oir, he aquí alguna de ellas:

Aspectos políticos:

La ceremonia de hoy, sin embargo, tiene un significado muy especial, porque hoy no estamos simplemente transfiriendo el poder de una administración a otra, o de un partido a otro, sino que estamos transfiriendo el poder de Washington, D.C. y devolviéndoselo a ustedes, al pueblo. (Aplausos). Durante demasiado tiempo, un pequeño grupo en la capital de nuestra nación ha cosechado las recompensas del gobierno mientras que la gente ha soportado el costo. Washington floreció, pero la gente no participó de su riqueza. Los políticos prosperaron, pero los trabajos se fueron y las fábricas cerraron. El sector establecido se protegió a sí mismo, pero no a los ciudadanos de nuestro país. Sus victorias no han sido las de ustedes. Sus triunfos no han sido los de ustedes. Y mientras ellos celebraban en la capital de nuestra nación, había poco que celebrar para familias que pasaban dificultades por toda nuestra tierra.

Imagen relacionada

Analice el anterior texto y piense, reflexione. Contiene el mensaje que un ciudadano desea oír de quienes están en el poder, en cualquier país del mundo. Porque aquella realidad que Trump dice va a revertir es la imperante en la mayoría de países latinoamericanos, y en Venezuela se experimenta en forma desbordante.

En otra parte del discurso el presidente norteamericano dice:

Aspectos económicos:

Durante muchas décadas, hemos enriquecido la industria extranjera a expensas de la industria estadounidense; subsidiado ejércitos de otros países al tiempo que permitimos el muy triste agotamiento de nuestro ejército. Hemos defendido las fronteras de otros países al tiempo que nos negamos a defender las nuestras propias – (aplausos) – y hemos gastado billones y billones de dólares en el extranjero, mientras que la infraestructura de Estados Unidos ha caído en deterioro y decadencia. Hemos hecho ricos a otros países mientras la riqueza, la fuerza y la confianza de nuestro país se han disipado en el horizonte. Una por una, las fábricas se cerraron y dejaron nuestras costas, sin siquiera pensar en los millones y millones de trabajadores estadounidenses que quedaban atrás. La riqueza de nuestra clase media ha sido arrancada de sus hogares y luego redistribuida por todo el mundo. Pero eso es el pasado. Y ahora solo estamos mirando al futuro. (Aplausos).

No se puede negar la legitimidad de estas medidas. No es negar la importancia al auxilio internacional, es considerar que los intereses del país son prioridad. Palabras que deseamos oír en Venezuela.

Otro fragmento del discurso:

Recuperaremos nuestros empleos. Recuperaremos nuestras fronteras. Retornaremos nuestra riqueza. Y traeremos de vuelta nuestros sueños. (Aplausos). Construiremos nuevas carreteras, autopistas, puentes, aeropuertos, túneles y ferrocarriles en toda nuestra maravillosa nación. Sacaremos a nuestra gente del sistema de bienestar social benéfico  y volverán a trabajar, reconstruyendo nuestro país con manos estadounidenses y trabajo estadounidense. (Aplausos).

Estas palabras no tienen comentario, se explican por sí mismas, y son parte del anhelo de todo ciudadano de cualquier país.

Finalmente dijo:

Así que a todos los estadounidenses, en todas las ciudades cercanas y lejanas, pequeñas y grandes, de montaña a montaña, de océano a océano, escuchen estas palabras: Nunca volverán a ser ignorados. (Aplausos). Sus voces, sus esperanzas y sus sueños definirán nuestro destino estadounidense. Y su valentía y bondad y amor nos guiarán por siempre en el camino. Juntos, haremos a Estados Unidos fuerte otra vez. Haremos a Estados Unidos rico otra vez. Haremos que los Estados Unidos vuelvan a estar orgullosos. Haremos a Estados Unidos seguro otra vez. Y, sí, juntos, haremos a Estados Unidos grande otra vez. Gracias. Dios les bendiga. Y Dios bendiga a los Estados Unidos de América. (Aplausos). Gracias. Dios bendiga a los Estados Unidos de América. (Aplausos).

Algo que destaca es la confianza en Dios del presidente Norteamericano. En medio de su discurso expresó:

No debe haber miedo. Estamos protegidos, y siempre estaremos protegidos. Seremos protegidos por los grandes hombres y mujeres de nuestro ejército y policía. (Aplausos). Y, lo que es más importante, estaremos protegidos por Dios. (Aplausos).

Como mencionamos antes, del presidente Trump se ha escrito mucho, y se ha destacado el peligro que representa para el equilibrio mundial. Desconocemos hasta qué punto aquello sea verdad.

Sin embargo las palabras de Trump en su discurso de toma de posesión sin duda deben haberlo oído los norteamericanos con gran satisfacción porque coloca los asuntos de Estado en su debida perspectiva.

En muchos países los ciudadanos quisieran oír aquel discurso en labios de sus dirigentes, y que en lugar de nombrar a los Estados Unidos se mencione el nombre de su País.

Ahora bien, no escribimos esta nota para alabar el presidente Norteamericano, lo hacemos notar para destacar el anhelo de todo ser humano en cualquier lugar del mundo, condensado en las Palabras de Trump.

En Venezuela seguimos confiados en que Dios tiene en su proyecto Divino un hombre “conforme a su corazón” que propicie la salida de la crisis que vivimos y retorne al País a sus raíces, a su proyecto de “Nación cuyo Dios es Jehová”, el anhelo de todo cristiano. Que en su discurso de toma de posesión diga algo parecido a lo expresado por Trump.

Dios bendiga a Venezuela.

Si quieres leer el discurso completo, visita: https://spanish.caracas.usembassy.gov/noticias-y-eventos/noticias-embajada/discurso-presidente-donald-trump-evento-inauguracion.html

Fuente:

  • Sitio web de la Embajada de los Estados Unidos en Venezuela,
  • Imágenes: Google.

PROFECÍAS SOBRE VENEZUELA PARA EL 2017

Conocer  el futuro es una necesidad característica de la naturaleza humana, que se evidencia en los registros históricos más antiguos. Hoy, aquella necesidad no ha variado, y la generalidad de personas desea conocer lo que ocurrirá en el futuro. Algunos por curiosidad, otros por temor, y una cantidad significativa para tener elementos de juicio a la hora de llevar adelante un proyecto, una empresa.

Resultado de imagen para futuro

En el caso de muchos venezolanos les mueve el deseo de conocer cuando tendrá lugar la salida de esta crisis que sufrimos y nos agobia. ¿Cómo conocer el futuro?

Los sumerios, a quienes se atribuye el desarrollo de la primera cultura en los valles alrededor del rio Eufrates, región conocida como Mesopotamia, fueron quienes colocaron las bases de la astrología. Ellos observaron que ciertos fenómenos naturales ocurrían simultáneamente con los movimientos de los astros, y los asociaron.

Así, la luna, el Sol, los planetas y las estrellas, que originalmente fueron colocadas en el firmamento para separar el día de la noche, servir como señales de las estaciones, marcar los días y años, Génesis 1:14-15, se convirtieron en dioses que establecían el destino de los hombres

Entonces a los solsticios, equinoccios, las estaciones, las posiciones de los astros y de las constelaciones se les asigno una gran relevancia. Toma cuerpo la astrología, y muchas religiones paganas que pululan en la actualidad.

Resultado de imagen para orion

Orión, constelación conocida y venerada desde la antiguedad.

Desde aquella remota época, el hombre acude a los astrólogos para que les devele el futuro; a los adivinos, o a quienes se mueven en el espiritismo. También hay personas que a través de análisis estadísticos, y estudio del comportamiento humano pueden predecir algunos fenómenos sociales, como las tendencias electorales, hábitos de consumo, o situaciones financieras.

En el ámbito de la Biblia se registra en el pasado la existencia de “videntes”, personas con la habilidad de predecir el futuro, inspirados por Dios, 1 Samuel 9:9, a quien posteriormente se le llama profeta.

Y los profetas de Israel tuvieron amplio y bien documentado ejercicio, que encontramos en la Biblia. El profeta tenía como misión declarar al pueblo la palabra de Dios, lo que Jehová deseaba transmitirles; por eso la formula profética característica al inicio de sus intervenciones: “Así dice Jehová. Y el mensaje que remitía Jehová estaba relacionado con la condición imperante en el pueblo que lo recibía. El mensaje de los profetas se circunscribía a:

  • Denunciar el pecado del pueblo,
  • Advertir la inminencia del castigo si no hay cambio de actitud,
  • Llamar al arrepentimiento, cambiar el estilo de vida,
  • Promesa de perdón y reconciliación.

La función del profeta llega a su fin, como emisario de Dios, con la aparición de la Biblia, su Palabra, que contiene la revelación para el hombre. En este marco de referencia, los hijos de Dios no acuden a los astrólogos, a los adivinos, ni a los iluminados que pretenden haber recibido tal o cual visión. Acuden a la Biblia para conocer lo que Dios tiene que decirles a los pueblos, y a las personas.

Resultado de imagen para biblia

El predicador actual comienza su proclama con aquella reiterada expresión: “Así dice la Biblia…”

Dicho todo esto, veamos el mensaje profético para el año 2017:

La crisis no se resolverá, al contrario se hará más aguda; la Revolución Bolivariana continuará en el poder hasta las elecciones presidenciales, con o sin Maduro, la MUD continuara su estrategia de dialogo, o en su defecto oposición con “sordina”, a la espera de que la Revolución Bolivariana se desplome por sí misma, y así fácilmente tomar el poder; a la sociedad civil la mantendrán fuera de juego. Una vez en el poder la MUD, habrá un período de violencia, luego de incertidumbre porque la oposición que harán los representantes de la Revolución Bolivariana no será tan “light” como la que hace la oposición democrática. Y los grupos internacionales afines al chavismo, tanto como los Países aliados con ellos procurarán defender sus intereses políticos y económicos enraizados en Venezuela durante la Revolución Bolivariana.

¿Es tal afirmación una profecía? Es la simple conclusión de un analista imparcial y objetivo. ¿Y, que afirma la Biblia? El mismo mensaje que desde la antigüedad Dios dirige a su pueblo. Aquel negro y nefasto panorama puede cambiar, si el venezolano procede a un cambio de actitud.

¿Cuál es el plan de Dios para su pueblo? El siguiente:

11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. 12 Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a mí, y yo os oiré; 13 y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón. Jeremías 29:11-13.

Observa la promesa divina: Dios tiene un plan para su pueblo que incluye la paz, y cumplir sus deseos, satisfacer sus necesidades, facilitar que cumplan sus metas.

Consideremos la responsabilidad del pueblo:

Buscar a Dios, orar, clamar, convertirse de los malos caminos; tal como expresa Jeremías 33:3; Mateo 6:33; Mateo 7:7; Filipenses 4:6; y sobre todo el tantas veces mencionado 2 Crónicas 7:14.

En días recientes hemos visto a multitudes de venezolanos reunidas clamando. Algunos en apoyo a la Revolución Bolivariana; otros pidiendo la recolección de firmas para dar lugar el Referendo Revocatorio. De acuerdo a los planes de Dios se necesita un gesto significativo de su pueblo: buscarle, orar, clamar.

Resultado de imagen para marchas 26 octubre

Aquel pronóstico terrible puede ser “cancelado” por Dios a petición de su pueblo.

Clama a mí, y yo te responderé… Jeremías 33:3.

En Egipto, cuando la aflicción y el yugo era más fuerte, el pueblo de Dios gimió, clamó, gritó pidiendo ayuda del Todopoderoso, el Dios de sus ancestros, y la respuesta fue dada de inmediato, Éxodo 3:9-10:

9 El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. 10 Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.

 Jehová escuchó el clamor de su pueblo, y envió a su emisario Moisés para actuar en su liberación. A este respecto hemos reiterado que Dios tiene preparada a la persona para aquel gran momento, cuando el pueblo clame, nos será revelado.

También hemos aclarado que Venezuela no es Israel, a quien Dios protege de aquella manera; pero Dios es el mismo, no cambia, y está listo para intervenir, cuando el pueblo clame.

Escucha el eterno llamado:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Pueblo de Dios únete y clama…

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegareway.org,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google

MENSAJE BÍBLICO PARA UN PUEBLO EN CRISIS

Las medidas económicas anunciadas por el presidente de la Republica han generado un sinnúmero de interpretaciones, análisis y críticas. De todas maneras no toma por sorpresa a nadie pues los economistas y politólogos han alertado que el panorama económico para el 2016 es sombrío, desesperanzador.

Y no hace falta conocimiento en economía para comprenderlo porque el venezolano la experimenta en vivo, día a día, desde hace unos cuantos años.

¿Qué mensaje ofrece la Biblia para este tiempo de crisis?

La Biblia tiene mucho que decir a los venezolanos respecto del actual estado de cosas.

Un mensaje para la población, otro para sus dirigentes.

Revisemos en primer lugar el mensaje bíblico para el pueblo venezolano.

Dios provee a sus hijos de lo necesario en tiempos de escases. La Biblia abunda en referencias que describen como Dios cuida a su pueblo en tiempos de crisis.

La viuda de Sarepta, es una de estas conmovedoras referencias.

La historia es como sigue:

“8 Vino luego a él (Elias) palabra de Jehová, diciendo: 9 Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. 10 Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. 11 Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. 12 Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. 13 Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. 14 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra. 15 Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. 16 Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías.” 1 Reyes 17:8-16.

En este relato observamos la prodigiosa mano de Dios proveyendo alimento al profeta Elías de una manera muy particular, usa a una viuda que era temerosa de Jehová, mas no pertenece al pueblo hebreo. De manera milagrosa multiplica la harina y el aceite hasta el fin de la sequía.

Como ese hay otros relatos que revelan la forma como Dios provee para el sustento de sus hijos.

Entonces resaltamos en primer lugar que Dios está atento de las necesidades de sus hijos y provee para satisfacerlas en aquellos días difíciles, de escases, de crisis.

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?Mateo 6:26.

Otro aspecto a tomar en cuenta en esos días difíciles nos la refiere otra cita. Revisemos esa referencia:

Leamos Jeremías 2:13:

“Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.”

La metáfora es clara y su interpretación es sencilla. Al leer el contexto de la cita, todo el capítulo dos, se observa que el pueblo de Israel se aparta de Dios. Toma nota de lo que menciona el versículo 20, luego lee 26 al 29.

Así pues el profeta Jeremías advierte que el pueblo se aleja de Dios, se aparta de la “fuente de agua viva” para cavar “cisternas rotas” que no retienen agua. Entonces el pueblo activa el resultado, la consecuencia, “escases de agua”.

Cavaron cisternas rotas…

He aquí la aplicación.

Dios siempre provee a sus hijos, mas hay un requisito: atender sus enseñanzas, leer y practicar su Palabra.

Es oportuno recordar un texto prominente en la Sagrada Escritura, léelo:

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” Josué 1:8.

Entonces para la prosperidad en tu vida, y que todo te salga bien, ya conoces el secreto: leer, meditar, estudiar y practicar la Palabra de Dios.

No construyas “cisternas rotas” idolatrando:

  • Personalidades,
  • Sistemas y filosofías,
  • Promotores de cambios,
  • Imágenes,
  • Identidades espirituales paganas,

Busca a Dios.

La Biblia te dice:

“A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. 2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. 3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. 4 He aquí que yo lo di por testigo a los pueblos, por jefe y por maestro a las naciones. 5 He aquí, llamarás a gente que no conociste, y gentes que no te conocieron correrán a ti, por causa de Jehová tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado. 6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.” Isaías 55:1-7.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: RVR60, tomada de http://www.biblegataway.org

Imágens: Google

VENEZUELA DESPIERTA

El Almirante, al mando de seis naves, leva anclas, despliega las velas, y dirige sus proas hacia el nuevo mundo, le anima la pasión por explorar aquellas tierras, tanto como el deseo de obtener preciados tesoros. Esta vez va confiado en que su travesía no será en vano, las anteriores han producido inmensas ganancias.

Se trata de Cristóbal Colon.

Colón parte desde el puerto de Sanlúcar de Barrameda el 30 de mayo de 1498 con ocho barcos y una tripulación de 226 personas, entre ellas Fray Bartolomé de las Casas y los Hermanos Niño, fieles colaboradores del Almirante desde el primer viaje.

Este es su tercer viaje al nuevo mundo.

La flota navega hacia el Sur, hasta las Islas de Madeira por una ruta poco frecuente, se dirige a la isla de Madeira. De ahí parte para llegar, el 19 de junio, al fondeadero de San Sebastián, en la isla canaria de La Gomera.

En las Islas Canarias la flota se dividió en dos. Colon continúa con dos carabelas y una nao, para atravesar el Atlántico. El 2 de Agosto de 1498, llega a la desembocadura del río Orinoco, después de haber pasado frente a la isla de Trinidad. Era la primera vez que los españoles tocaban el continente Americano.

Cuando llega al continente, Colón queda impresionado con la poderosa corriente del Orinoco, un río más grande que cualquiera de los de Europa, así como con las selvas profundas y verdes. En esa región descubre casas, indígenas y tierras que considera muy hermosas y verdes, comparándolas con las huertas de Valencia en marzo. Recorre la costa del golfo de Paria y consigue algunas perlas. Colón tiene ocasión de probar un vino que producían los indígenas de la zona que no era de uvas, y que él sospechaba que hacían de otras frutas o de maíz. El maíz era un producto que solamente existía en América y fue llevado a España por Colón en sus viajes.

En una carta a los reyes de España denominó este lugar “Tierra de Gracia”.

Cerca de 1000 km., deCostas – Exuberantes bosques.

Desde su descubrimiento, Venezuela es considerada una Tierra de Gracia, el Paraíso Terrenal debido a su paisaje, clima, vegetación e incalculables riquezas.

Todos conocemos el infinito potencial de Venezuela en el ámbito agrícola, pesquero, pecuario, turístico, minero, hidráulico. Una posición geográfica envidiable, que una vez fue denominada “puerta de América del Sur”.

Salvando las distancias, y el significado del simbolismo, Venezuela tiene características de la “tierra prometida”, una tierra en la que “fluye leche y miel.”

Tierras aptas para la agricultura.

Es tan descomunal e incalculable la riqueza de Venezuela que más de 500 años de inclemente explotación no han podido agotar sus recursos.

Infinidad de hectáreas de terrenos aptos para diversos cultivos los doce meses del año; caudalosos ríos que irrigan esos terrenos; costas con playas ideales para el turismo; plataforma continental con tesoros piscícolas y de otras especies; minas de minerales preciosos, y de metales; y por si fuera poco, reservas de petróleo por más de trescientos años, a la rata de producción actual.

Inmensas reservas de “oro negro”.

Todo ese potencial de recursos en una superficie de 916.445 km., cuadrados, y para una población de 30 millones de habitantes.

Conocida esa realidad, y vista la actual situación es inconcebible lo que ocurre en Venezuela.

Es una aberración que en Venezuela vivamos las actuales condiciones, al punto que muchos prefieren emigrar a latitudes menos privilegiadas que la nuestra. Y el resto se resigne a sufrir una economía más paupérrima que los países que viven bajo el flagelo de una guerra.

¿Qué ocurre en Venezuela? ¿Qué aciaga circunstancia nos ha conducido a este caos que sufrimos?

Las respuestas fluyen espontáneamente:

  • Es el modelo económico impuesto por la Revolución Bolivariana.
  • Culpa del capitalismo salvaje.
  • Son los burgueses apátridas de la derecha venezolana.
  • Es culpa de quienes imponen ideologías y sistemas que fracasaron.
  • Es Fedecamaras, Fedeindustrias, o cualquier ente que comience con fede…
  • Es la carencia de valores…

Son muchas y variadas las causas que se esgrime para explicar el origen de la situación en Venezuela.

Pero pocos asumen los verdaderos motivos.

Lee y reflexiona en este texto:

13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua. Jeremías 2:13.

¿Comprendes?

La actual crisis es un llamado de atención, que el pueblo de Dios está asimilando, y en consecuencia propicia una conducta apegada a las demandas divinas, pues comprende que es la única alternativa.

Hay un remanente de hombres y mujeres que constantemente claman a Dios, para que genere cambios constructivos en el país; no se trata de un simple cambio de gobierno, o de sistema, que al fin y al cabo son coyunturales, temporales. El cambio requerido tiene que ver con el reconocimiento de la soberanía de Dios, y de la obediencia a los principios contenidos en su Palabra, la Biblia.

Venezuela retorna a Dios.

No es un asunto religiosos es una realidad espiritual.

Cuando Dios reprocha a Nínive por la maldad imperante en la ciudad, no les incita a que se conviertan en hebreos, sino les conmina a que se arrepientan de su actitud, y le reconozcan como Soberano, Jonás 3:1-10. Igual sucede con el monarca Diario de Persia, no le llama a que adopte una religión, sino a convertirse en su instrumento para liberar al pueblo, y reconstruir la nación, 2 Crónicas 36:22-23.

Incluso al pueblo de Israel, su pueblo, cuando le exhorta por su actitud perversa, le llama a una reforma espiritual, y a reconocerle como único Dios verdadero, Isaías 55:1-3.

Es el mensaje que necesitan los venezolanos de cualquier tendencia política, o inclinación religiosa. Hay que buscar a Dios, en los términos que El mismo establece en su Palabra:

Es lo expresado por Isaías en 55:6-7:

6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Visto los actuales acontecimientos a partir del 6D, es notable que muchos venezolanos han fijado su mirada en Dios, renovada su confianza en El, y le buscan fervorosos, convencidos de que realmente es “nuestro amparo y fortaleza.”

Quienes creemos en Dios, conocemos su Palabra, y le hemos visto actuar; no aspiramos un cambio de gobierno. Oramos porque los gobernantes cambien de actitud y se vuelvan a Dios, como personas; que quienes aspiren gobernar el país, igualmente reconozcan la soberanía de Dios; y que quienes sufragan, lo hagan conscientes de los valores espirituales de quienes aspiran gobernarnos. En una palara, que todos los venezolanos entiendan que Dios es el Soberano en Venezuela, tal y como establece la Constitución Nacional, los valores venezolanos, y la misma Palabra de Dios.

Esta es la promesa para los pueblos que reconocen a Dios como Soberano, y acatan sus orientaciones:

1 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.

2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.

3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. 6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.

https://i0.wp.com/www.valencia24.net/images/sunsetcity.jpg

Vista de Valencia, Venezuela. Desde la zona norte.

7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. 8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da.

9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. 10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán. 11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar.

12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. 13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, 14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles. Deuteronomio 28.

Venezuela, pronto saldrás de la crisis. Reaviva tu fe.

Sigue procediendo como es debido:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente>

  • Wikipedia, la enciclopedia libre.
  • Textos de la Biblia: RVR-60.
  • Imágenes: Google

CON LA MIRADA PUESTA EN LAS ELECCIONES DE DICIEMBRE

Escribo con dolor, consciente de una realidad venezolana controversial.

Existe un ambiente de angustia, rechazo, enojo y desesperanza en relación a las circunstancias que vive Venezuela; a tales reacciones se agrega estupor, perplejidad, debido a que un país tan rico en recursos naturales, y con una tradición y cultura de paz viva el aciago momento presente.

Se lee en los angustiados mensajes que circulan en las redes sociales, y en las interminables columnas de personas frente a los expendios de alimentos para adquirir un artículo de primera necesidad, que no está en los anaqueles.

Ahora bien, esto que está ocurriendo no debe sorprender a nadie, porque lo que vivimos ha sido francamente expuesto y declarado sinceramente por quienes están en el poder. Ellos no han engañado a ningún venezolano. Dijeron que a través de una Revolución Bolivariana van a imponer un Modelo Socialista, de inspiración comunista. Y lo están haciendo.

Los que saben de historia contemporánea, o vivieron la década de los 60, conocen a quienes están en el poder. Saben que algunos de ellos son actores, otros herederos, de las luchas por imponer un modelo comunista en Venezuela. Ellos fueron a la guerrilla, se internaron en el “Charal”, pelearon en las Universidades, denunciaron a los gobiernos de turno, fueron a los sótanos de la famosa “Digepol”, por sus ideales. Y hoy están en el poder sin dar un golpe de estado.

Aunque algunos se quitaron sus antiguos colores de los partidos en los que militaron, y se pusieron una camisa roja; no les inspira una “causa” sino el poder.

Los revolucionarios de izquierda se instalaron en Miraflores entre el “Chiripero” ampliamente recordado y documentado; y allí se quedaron gracias al poderoso respaldo de una votación como pocas en Venezuela. El domingo 6 de diciembre de 1998 se elige al presidente de la República con el 56,20 % de votos, segundo mayor porcentaje del voto popular en 4 décadas, con un 36,55% de abstención, una de las más bajas en Venezuela.

A partir de allí hay el punto de inflexión, Venezuela toma otro rumbo.

Y, ¿Qué sucede con los gobiernos “democráticos”? Propiciaron las condiciones que facilitaron el acceso al poder de la “revolución”, sus erradas políticas económicas, la apropiación de la riqueza petrolera, que se evidencia en un 60% de población pobre en Venezuela, caldo de cultivo de los deseos de cambio.

Se votó por ellos, por los gobiernos antes de la Revolución Bolivariana, esperanzados en que nos llevarían al primer mundo, así lo prometieron. Vivimos una ilusión; los Planes Nacionales, la Reforma Agraria, la Industrialización, la Revolución de la Inteligencia, se quedaron en papel; y en la frustración generalizada. Los exponentes de aquellos gobiernos aún siguen en el escenario. Una vez llamaron a la abstención, y entregaron todos los poderes; convocaron un paro petrolero, con resultados conocidos; “sacaron” los militares de los cuarteles y los exhibieron en Altamira, y sabemos lo que pasó; se da el “carmonazo”, con resultados a la vista; los estudiantes salen a las calles, encienden el país, son reprimidos, y no hay pronunciamiento serio y firme de los diputados, y de quienes se denominan representantes de los que no militan en las filas de la Revolución.

Sé que esto no agrada, pero lo expreso con pesar, con dolor; y lo que hago es una reseña de la historia, lo puedes comprobar en las hemerotecas de los diarios venezolanos, la valoración de la historia la hace cada quien.

He aquí la mía:

Reconozco que los promotores de la Revolución Bolivariana son consecuentes con sus ideales, y luchan por imponerlos. Esa es la pasión que necesitamos los cristianos para proclamar el evangelio auténtico; como en el primer siglo.

También valoro que los representantes del bloque opositor, la denominada MUD, por sus acciones pasadas no tienen confiabilidad para ser los interlocutores con el Gobierno Bolivariano, en la Asamblea Nacional; ni para conducir unas elecciones en la que realmente se respete lo que dicen las urnas electorales; ni gerenciar un proceso de cambio, y reconciliación Nacional.

La reconciliación nacional no pasa por “tumbar” el gobierno con los votos en diciembre. Requiere sentarse a dialogar, mediar, conciliar, incluso apoyar las iniciativas que beneficien a la población. Si se va seriamente a dialogar, sin posiciones radicales previas, ni intenciones ulteriores, no hay que temer a sentarse con el gobierno. Eso es normal en países normales en que se respeta al oponente.

Hay suficientes “lumbreras” en las trincheras de la oposición para orientar medidas que beneficien a de la población, y tienen experiencia de gobierno, sin embargo la falta de humildad, temor de los radicales de derecha, y desgano de querer resolver la crisis del País, en ambos sectores, mantiene este caos.

A esta elección de diciembre acudo sin esperanza de cambios a corto plazo.

Esta debe ser la última elección en que los cristianos vayamos a las urnas electorales para votar por una persona que no sea consecuente con los altos valores de la sociedad venezolana, y los principios cristianos definidos en la Biblia, que son los que sustenta la mayoría de la población en Venezuela.

Si usted, cristiano, vota por una persona que practique devociones y religiones ajenas al cristianismo; que sustente filosofías ajenas a su fe; y que no tenga credibilidad. Entonces el año que viene no se ponga a enviar cadenas pidiendo que Dios enmiende, lo que usted con sus votos decidió. Dios respeta la voluntad popular, Dios no es subversivo.

¿Qué hacer en diciembre el día de las elecciones? No se quede en casa, no queda más remedio que votar. Vote según le dicte su conciencia.

¿Y después de las elecciones? Hay que reforzar la proclamación del evangelio de Jesucristo, como es el insistente desafío del Nuevo Testamento; extender el reino de los cielos por todos los rincones de Venezuela, y del mundo. Incluso hoy.

Clamar por quienes están en el poder, y los dirigentes de la oposición, tal vez sean sensibles al mensaje de Jesucristo, que realmente lo necesitan. No se sienta incómodo, ni asuma una posición ideológica, al orar por el presidente Maduro, o por los encargados de hacer oposición. Si alguien necesita la luz del evangelio, y el poder transformador de Jesucristo, son ellos; como el resto de venezolanos.

Recuerda que Dios usa a las personas “impensadas”, desechadas para cumplir su voluntad. David era el menos indicado para rey de Israel; los apóstoles serían los últimos a elegir en una comisión de postulaciones, Ciro el pagano rey persa, el menos aconsejable para reconstruir el Templo y a Jerusalén, 2 Crónicas 36:22-23. Y Lutero un monje aferrado a la tradición el peor a recomendar para una Reforma de la Fe, que cambió el rumbo de la cultura occidental.

Para Dios no hay imposible, la imposibilidad está en la mente.

Empodérate de: 3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,” 2 Corintios 10:3-5.

Un último consejo: Acude a la palabra, recibe su instrucción, toma nota de sus advertencias, ordena tu vida según sus directrices; y sobre todo practícala.

Así vendrá tiempos mejores para Venezuela.

Amen.

Imagen