ROXANA VARGAS, UNA LECCIÓN PARA LA VIDA

Existen hechos que por su naturaleza permanecen indelebles en la memoria.

Tal es el trágico caso de la pareja Roxana-Edmundo, que por las características del suceso es motivo de permanente evocación, y suscita diversos análisis e interpretaciones.

ROXANA - EDMUNDO

El drama se inicia en un encuentro casual. La joven Roxana Vargas Quintero, una prometedora estudiante de Comunicación Social, pasante en una canal de televisión venezolano, de 19 años de edad, sufre de un trastorno común en jóvenes de esta época, anorexia, propiciada por carencias afectivas, en muchos casos, e inducida por los estándares de belleza establecidos por esta sociedad posmoderna.

La anorexia nerviosa, es una enfermedad específica caracterizada por una pérdida autoinducida de peso acompañada por una distorsión de la imagen corporal.

Este trastorno, impulsa a la madre de Roxana a buscar alternativas de solución. por lo que la lleva a consulta con su psiquiatra, el doctor Edmundo Chirinos. Estamos en octubre de 2007.

El doctor Chirinos, para ese momento tenía 70 años, y era un prestigioso terapeuta, con un brillante historial: Médico, psiquiatra, psicólogo, con diversos posgrados en ciencias de la salud; presidente fundador del colegio de psicólogos; profesor universitario, exrector de la Universidad Central de Venezuela, excandidato presidencial, exdiputado ante la Asamblea Constituyente, escritor; psiquiatra, según él, de varios presidentes de Venezuela.   

La relación terapeuta-paciente se inició normalmente, más al pasar del tiempo se fue convirtiendo en amistad, para luego trascender a un romance, que derivó en una relación de pareja.

Según cuenta la joven en un blog que escribía, y las conclusiones del Ministerio Público, Edmundo Chirinos  fue el primer hombre con el cual Roxana tuvo relaciones sexuales.

Es de presumir que la tremenda diferencia de edad entre ambos, y los trastornos de personalidad de cada uno, originó diversas situaciones conflictivas, que hizo inviable el romance.

Amigos y familiares conocían de la relación entre Chirinos y Vargas. Sabían que el sitio de encuentros furtivos era el consultorio, sabían que a mediados del año 2008 la tormentosa relación había entrado en crisis, pues así lo refirió Roxana en un blog lanzado en la Internet, donde amenazó hacer público el hecho, para alertar a posibles clientes de Chirinos respecto de su conducta “impropia” con pacientes femeninas.

En ese blog también se pudo leer un escrito que la víctima tituló “Tuve mucho miedo”:

“Ese día que me entregué a mi psiquiatra tuve mucho miedo. Pero me trató bien, me dijo de hermosa a muchas cosas más, me besaba muy sensualmente de modo que no lo olvide de pronto. Después de ese día estuvimos hablando mucho, me dijo que se iba a volver a repetir, OjO pero sin compromiso, además que él es una persona mucho mayor que yo, sin mentira debe tener como unos 60 años o tal vez más. Ayer lo volví hacer con él, pero no tan igual como el primer día, ya que estaba en horario de consulta y pues no podíamos durar mucho. Creo que sin querer le estoy agarrando cariño, pero eso es muy mal, porque quiero a mariano y el psiquiatra sólo me quiere como objeto. No sé qué hacer. Ah no sé si les había dicho pero mi primera vez lo hice con él, con el psiquiatra. Imagínense cómo estoy.”

Todo esto habría preocupado mucho a Chirinos, quien según lo investigado por la Fiscalía, “llegó a amenazar a Roxana con hacerle daño si optaba por materializar la publicación del asunto”.

El lunes 14 de Julio de 2008, a la 1:30 de la tarde,  en un terreno baldío de Parque Caiza, en la ciudad de Caracas,  moradores del Sector, encontraron el cadáver de una mujer  brutalmente asesinada. Un fuerte golpe en la cabeza le había quitado la vida. Posteriormente se determinó que el cadáver correspondía a Roxana Vargas, quien había sido reportada, por sus familiares, desaparecida desde el sábado anterior, 12 de julio.

Originalmente se creyó que el homicidio había sido perpetrado por el hampa común. Más, durante la investigación se encontraron evidencias que conectaban a Chirinos con la muerte de la estudiante: cruce de llamadas a través de sus teléfonos móviles, manchas de su sangre en el consultorio del psiquiatra; y un blog de Roxana Vargas en el que revelaba su relación sentimental con Chirinos. En la residencia de Chirinos se hallaron 1200 fotografías y videos de mujeres desnudas, o en ropa interior, muchas de ellas pacientes del psicólogo que estaban aparentemente sedadas o dormidas en el consultorio cuando él se las tomó.

El psiquiatra fue detenido el 1 de agosto de 2008. Durante el juicio, se mencionaron 14 casos de mujeres que habrían sido violadas por Chirinos, al estar sedadas durante la consulta.

En septiembre de 2010, el Tribunal 5to de Juicio de Caracas sentenció a Chirinos a 20 años de cárcel por homicidio. Chirinos fue recluido en la prisión de Yare III. Durante su permanencia, sufrió un accidente cerebrovascular que le generó un edema sudural. Como consecuencia, quedó afectado con grandes problemas para hablar y debía desplazarse en silla de ruedas.

En marzo de 2012 se le otorgó la medida cautelar de casa por cárcel por su edad avanzada.

El 6 de agosto de 2013, Edmundo Chirinos fue trasladado a una clínica por una neumonía severa. El 24 de agosto de 2013 fue hallado sin vida en su residencia.

La evaluación psicológica forense de ambos, ofrece indicios sobre las causas que propiciaron la tragedia:

Roxana, 19 años, estudiante de Comunicación Social, pasante de un canal de Televisión, con tendencia a la obesidad, baja autoestima, anoréxica, de escasos recursos económicos, proveniente de la provincia, con presuntos antecedentes de problemas familiares.

Edmundo Chirinos, 70 años,  histriónico, seductor de sus pacientes, sin pareja conocida, “voyeurista”, es decir mirón, encontraba placer en la contemplación de su pacientes desnudas o realizando algún tipo de actividad sexual.

No es difícil entender el móvil que activa la relación entre ambos. Lo que aun causa extrañeza es la forma violenta como culmina.

El terapeuta sabía cómo desembarazarse de una mujer como Roxana, y culminar la relación; lo había hecho antes, según evidencias aportadas por el Ministerio Público, y testimonio de algunas de sus víctimas.

Alguna motivo tendría Chirinos para suponer que saldría airoso otra vez, y tomó la fatídica determinación.

Lo que Edmundo Chirinos no sabía es que al decidir acabar con la vida de Roxana, estaba dictando su propia sentencia de muerte.

Este caso es un alerta para todos.

La muerte de Roxana Vargas, o la evocación que suscita, no serán en vano, si contribuye a prevenir sucesos tan dolorosos; y evitar que vidas lleguen a su fin como las de Roxana Vargas Quintero y Edmundo Chirinos.

Hay que seguir insistiendo en el fortalecimiento de la familia, la formación en valores de los ciudadanos; en reconocer la necesidad de un despertar espiritual, que solo es posible mediante la fe en Jesucristo, y la renovación de la mente, producto de la obra del Espíritu Santo.

Fuente: Wikipedia

Imágenes: Google

Anuncios

UN PALIDO PUNTO AZUL EN EL ESPACIO

Desde que tiene uso de razón, el hombre ha observado al mundo que le rodea, y a sí mismo, de donde se formó una imagen de grandeza.

En un momento dado, elevo su mirada al cielo y observó la existencia de diminutos puntos que se movían periódicamente, a los cuales denominó planetas. Igualmente detectó la existencia de puntos inmóviles que brillaban con luz propia a los que denominó estrellas.

Su perspectiva del mundo le mostraba la inmensidad de los océanos, montañas majestuosas, desiertos indomables;  comparó lo que obserbava en su mundo, con la imagen que obtenia del cielo, y asumió al Planeta como centro del universo.

Por otro lado, sabía de su ingeniosidad, inventiva y creatividad. Dominó al fuego,   construyó ciudades, y artificios para superar a ese mundo que tenía ante sí. El mar, las montañas, los desiertos, en general todo el mundo conocido fue puesto bajo su dominio.

El hombre, un ser superior, el centro del universo.

Mas el avance del conocimiento, y los descubrimientos sobre la realidad del universo fueron cambiando la cosmovisión humana.

El día 14 de febrero del año 1990, la sonda espacial Voyajer 1, tomó una fotografía desde la órbita de Saturno, a 6000 millones de kilómetros de distancia, donde se aprecia nuestro maravilloso planeta, como un “pálido punto azul en el espacio”.

La Tierra se observa como un diminuto y pálido punto azul, situado en el anillo exterior a la izquierda de la foto.

Observemos una secuencia de fotos de la tierra,vista desde el espacio:

Imagen de la Tierra, tomada desde 45000 kilometros.

Espectacular imagen de nuestro Planeta, tomada el 7 de diciembre de 1972, por la tripulación de la nave espacial Apollo 17, cuando se encontraba a una distancia de unos 45.000 kilómetros. Los astronautas la bautizaron como la “canica azul”.

Desde la Luna, a los 380.000 kilómetros:

El 24 de diciembre de 1968 el astronauta William Anders, a bordo de la nave Apolo 8, tomó esta maravillosa imagen, la Tierra emergiendo sobre el horizonte lunar.

Desde Júpiter a los 6,2 millones de kilómetros:

El 16 de diciembre de 1992, en su camino hacia Júpiter, la sonda Galileo echó la vista atrás y tomó esta fotografía de la luna orbitando la Tierra.

Desde Marte a los 139 millones de kilómetros:

Desde Saturno a los 1500 millones de kilómetros:

El 15 de septiembre de 2006, la sonda Cassini fotografió una mota de polvo entre los anillos de Saturno.

Un Pálido Punto Azul en el Espacio, tomada a los 6000 millones de kilómetros:

Desde la estrella más cercana, la Tierra ya no se observaría. Su tamaño es insignificante comparado con la inmensidad del Universo.

Onservemos otras fotos de la Tierra desde el espacio:

America….

El Planeta azul…

Compañeros Inseparables…

Otra maravillosa vista…

Cuando uno piensa en esta realidad, viene a la memoria las palabras del salmista:

¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra!
Has puesto tu gloria sobre los cielos;

De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza,
A causa de tus enemigos,
Para hacer callar al enemigo y al vengativo.

Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
La luna y las estrellas que tú formaste,

Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
Y el hijo del hombre, para que lo visites?

Le has hecho poco menor que los ángeles,
Y lo coronaste de gloria y de honra.

Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos;
Todo lo pusiste debajo de sus pies:

Ovejas y bueyes, todo ello,
Y asimismo las bestias del campo,

Las aves de los cielos y los peces del mar;
Todo cuanto pasa por los senderos del mar.

¡Oh Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!

Salmo 8.

Fuente:

Wikipedia, la Enciclopedia Libre

Fogonazos, Album de la Tierra

La Biblia, versión Reina Valera

Imágenes, Google

OLVIDAR

La mente es un valioso recurso con que contamos. Se dice que el cerebro es el asiento de la mente.

Algunos expertos afirman que el cerebro tiene la capacidad de registrar y almacenar todo cuanto nos ocurre. Desde la concepción hasta el momento actual, esa maravilla de la creación  lleva un registro pormenorizado de todo instante vivido. Una especie de “caja negra” humana, que guarda toda la historia de nuestra vida. En ella  se encuentran datos desde que hemos nacido, incluso algunos recuerdos del vientre de la madre, del momento del parto, momento determinante en el desarrollo posterior del niño o futuro adulto.

Por esa propiedad del cerebro, oyes una música y viene a tu memoria una escena relacionada con aquella melodía. Percibes una aroma y evocas una experiencia asociada a ese perfume; es más, hasta eres capaz de identificar el tipo de fragancia y la marca de la casa que la fábrica.

Esta condición humana, trae como consecuencia que vivamos prácticamente en dos dimensiones. El presente, que es lo actual; y el pasado que surge en la mente en forma de recuerdos. También podemos proyectarnos al futuro, pero la mayoría se enfoca hacia el pasado, pues allí esta lo vivido, experimentado, sentido.

Por esta razón, olvidar es prácticamente imposible. Lo que ha sido fijado en las neuronas, o en el cerebro propiamente dicho; no se puede borrar. No puedes presionar el dispositivo suprimir, y enviar a la papelera de reciclaje los recuerdos que no quieres evocar, pues dejaron de ser útiles, o no te gustan.

Lo que puede hacer el cerebro, y de hecho es una función de la mente, es reprimir; represar, aquellos contenidos que son dolorosos, o traumáticos. O también reprimir aquellos pensamientos o impulsos a actuar de forma indebida.

Algunas veces nos proponemos olvidar, reprimir,  un recuerdo; alguna situación dolorosa. Tarea no tan fácil. Mejor dicho imposible.

Hagamos un sencillo ejercicio:

Imagina en tu mente una pantalla blanca, como en el cine.

Visualiza que desde el centro de esa pantalla va surgiendo un limón. Dicha fruta crece hasta ocupar gran parte de la pantalla mental. Tienes en tu mente un limón, jugoso; con ese olor ácido característico.

Ahora trata de poner tu mente en blanco; saca de la mente la imagen del limón. Bórralo totalmente. Haz la operación contraria, disminúyalo hasta que desaparezca el limón.

Concéntrese, si quiere cierra los ojos,  eli mina totalmente el limón.

¿Pudiste borrar el limón?  Respira profundo. Sabes que no fue posible. La razón es simple. Cada vez que suprimías el limón, y veías la pantalla en blanco, te decía: “elimina el limón”. Es decir, te estaba induciendo el efecto contrario a tu deseo. Querías eliminar el limón; pero yo te lo recordaba, por lo cual nuevamente aparecía en la pantalla de tu mente. El cerebro no procesa el NO. Si te digo: NO pienses en una manzana. Ya sabes lo que hace tu cerebro, contrariando tu orden.

Esto es lo que ocurre cuando queremos olvidar. Cuando te propones olvidar algo, lo que estas es simplemente afirmando el recuerdo. Puedes pensar: NO  quiero recordar a esa persona de cabello castaño, ojos pardos, tez morena, labios sonrosados… Una detallada descripción muy interesante para NO olvidar.

¿Qué hacer? Más que olvidar, lo que necesitas es ejercer dominio sobre los recuerdos. Es aprender a a dar un sentido nuevo y provechoso a todo lo que nos ha ocurrido. Tanto a lo que nos ha hecho daño, como a las cosas buenas vividas.

En todo ello hay un aprendizaje. Podemos sacarle partido.

Necesitamos educar el pensamiento. No dejarlo divagar estérilmente. Sobre todo es prudente no alimentar recuerdos negativos; ni pensamientos impropios, deseos morbosos, por ejemplo; y recrearse en ellos. Otra medida saludable es hacer catarsis, drenar esos pensamientos negativos; hablar con personas de confianza, o expertos que puedan ayudarte. No solo para descargarlos; sino buscando luz para superarlos.

Por otra parte, aprender a perdonar; tal como lo propone el Padre Nuestro, es buena medida. Perdonar a otros, así como nosotros deseamos se nos perdone. No es asunto de perdonar y olvidar. Es perdonar y amar. Cuando aprendemos a amar, entonces tenemos ganada la batalla y seremos felices.

Volviendo al ejemplo del limón. Imagina de nuevo el limón en la pantalla de tu mente. Ahora toma un cuchillo, ábral o en dos mitades. Busca un vaso. Prepara una limonada. Ahora tienes en la pantalla de tu mente un  vaso con una refrescante y deliciosa limonada.

Solamente tú puedes ejercer control sobre lo que piensas. Sea desde el exterior, o internamente que se activen tus recuerdos; no tienes que olvidarlos; solo canalizarlos, transformarlos creativamente y hacer que actúen a tu favor.

Hay un sabio consejo de San Pablo:

Todo lo verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, Todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Filipenses 4:

Piensa en cosas constructivas… No te afanesen olvidar.

Usa la creatividad…

Fuente:

  • Definiciones y Conceptos: Wikipedia
  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google