Archivo de la etiqueta: judio

A PROPÓSITO DEL JUDAÍSMO, ¿FUE JESÚS JUDÍO?

La vida y obra de Jesús ha sido motivo de diversos debates y controversias; surgen durante su ministerio terrenal y subsisten hasta hoy.

Un tema controversial es ¿Fue Jesús judío? ¿Practicó Jesús el judaísmo? Responder esas pregunta es el propósito de este escrito, que basaremos en los textos sagrados como la Torá, Tanaj, y los relatos sobre Jesús.

Para abordar el tema, consideremos en primer lugar qué significa ser judío.

Como afirman los conocedores de este tema, el judaísmo es un gentilicio, una tradición, una cultura, y una religión.

Resultado de imagen para judaismo

La noción de judío, como nacionalidad, no existeen  el Tanaj; en que se habla de pueblo hebreo, Éxodo 2:6; 3:18; pueblo de Dios, Éxodo 13:17; pueblo de Israel, Éxodo 12:6; Reino de Israel, 1 Samuel 15:28; Samaria, reino del norte: Israel, 1 Reyes 22:51;  Reino del Sur, o de Judá, 2 Reyes 13:10.

Es después del cautiverio que aparece en la Biblia la noción de judío, como gentilicio, Esdras 4:12; Nehemías 1:2; Ester 3:6, refiriéndosea los descendientes del Reino del Sur, o de Judá, que habían sido cautivos porNabucodonosor, 2 Crónicas 36:11, 17, 20; y repatriados por Ciro, 2 Crónicas36:23.

Es un error afirmar que Abraham, los Patriarcas de Israel, o Moisés fueron judíos. A ellos se les denomina hebreos, hasta Jacob; luego de Jacob, hijos de Israel; y judíos son los hijos de Judá, así comolevitas, los de Leví.

Es el mismo error que se comete cuando se afirma que Jesús vivió en Palestina, con lo cual se le endosa el gentilicio palestino. Como decir que los Aztecas precolombinos fueron mejicanos, porque vivieron enel territorio que hoy se denomina México.

El concepto judío deriva del pueblo que conformaba el Reino del Sur, o de Judá, que fue llevado al cautiverio. En este sentido, como gentilicio, solo es aplicable a las tribus de Judá  y de Benjamín, que poblaban ese reino. Por este motivo, la actual Nación asentada en la Tierra Histórica de Israel, su denominación correcta es Pueblo Judío, Nación Judía, o simplemente Judá, comose les denomina hasta el cautiverio.

Resultado de imagen para reinos de israel
Reino de Israel, en azul; reino de Judá, en amarillo.

Durante el Imperio romano, aquella región se denominó: Judea, Samaria y Galilea. No existe una región conocida como Israel.

A Jesús se le llamó , Galileo, Mateo 26:69; Nazareno, Lucas 18:37; o judío, Juan 4:9, siempre como gentilicio.

El judaísmo, en el sentido que se le designa hoy, naceen la cautividad, como una forma de mantener la identidad frente a la cultura y religión de Babilonia, y posteriormente de las cultivadas por los demásimperios gobernantes.

En la cautividad surgen las instituciones que dieron cuerpo al judaísmo, tal y como la Sinagoga, así como la Tradición Oral, que derivó en el Talmud; los grupos fariseos y saduceos, entre otros; y muchos ritos que se practicaban en tiempos de Jesús.

La Sinagoga es creada  para preservar el culto a Jehová, debido a ladesaparición del Templo; en la sinagoga se ora, se estudia la Palabra, y se transmite la tradición hebrea, la Torá.

Resultado de imagen para sinagoga
Ruinas de una antigua sinagoga

El judaísmo como religión, nace entonces en la diáspora; lo mismo vale para los demás instituciones judías.

Tras su retorno del exilio, reconstruyen el templo en Jerusalén; restablecen el culto, para lo cual restauran el sacerdociolevita, y el ministerio de los escribas. Igualmente restablecen las prácticasde la Torá, como en el Israel antiguo, antes del exilio; esto lo narran Esdras, Nehemías, y los profetas posexilicos como Zacarías y Malaquías

Posterior al último profeta del Antiguo Testamento, Malaquías, ocurre el denominado periodo intertestamentario, o de cuatrocientos añosde silencio; tiempo durante el cual toma cuerpo el judaísmo, añadiendo al cultoy devoción inspirada en la Tora, la religión cultivada en el exilio, y sus instituciones.

Por eso en tiempo de Jesús se practicaba la devoción inspirada en el Pacto de Sinaí, alrededor del Templo; y las festividades establecidasen la ley de Moisés; y en la Sinagoga, tanto como en la vida cotidiana se practicaba el judaísmo, inspirado en el Talmud.

De ahí la controversia de Jesús con las autoridades religiosas, Mateo 9:12-14.

El judaísmo es una religión basada en el Tanaj, Antiguo Testamento, a la que se le agrega la tradición oral, que se convierte en el Talmud; con instituciones como la Sinagoga; y sectas como los fariseos ylos saduceos.

Hasta Esdras y Nehemías, quienes cierran las referencias históricas del Antiguo Testamento, ningún personaje bíblico practicó el judaísmo, porque no había nacido como religión. El pueblo cultiva el Pacto establecido en Sinaí, Deuteronomio 6:1-9.

En el Nuevo Testamento se menciona al judaísmo como una religión, la que practicaban los judíos, los descendientes de Judá.

¿Era Jesús Judío? Por ser descendiente de la tribu de Judá, por la familia de David, se afirma que es judío.

¿Practicó Jesús el Judaísmo?

Jesús fue circuncidado, Lucas 2:21;  presentado en el Templo, Lucas 2:22; guardó el sábado, y los demás días de reposo, conforme a la Ley de Moisés; concurrió alTemplo, siguiendo lo prescrito en el Tanaj; Jesús cultivó la devoción inspiradaen el Pacto contenido en la Torá, o Pentateuco: Lucas 4:16; Juan 2:23, 7:2, 3, 37,13:1.

El afirmó su determinación de cumplir la ley deMoisés. Mateo 5:17. Más Jesús no practicó la religión nacida en el exilio, basada en la tradición, en el Talmud. Como se nota en los evangelios, Jesús rechaza abiertamente las tradiciones judías, y se mantuvo apegado a la devoción inspirada en la Torá.

Una lectura del Sermón del Monte, por superficial que sea, deja claro el rechazo de Jesús a la tradición que se erigía sobre la Ley y los Profetas. Por eso en varias ocasiones le oímos decir: “Oísteis quefue dicho… más yo os digo.”, Mateo 5:21, 27-28;  Colocándose El sobre las tradiciones judías.

Jesús denuncia y reprueba las tradiciones judías porque las colocaban por sobre la ley de Moisés, la verdadera devoción de Israel, Marcos 7:8-9; la lectura de Mateo 23:1-36 deja bien en claro la posición de Jesús respecto del judaísmo.

Una evidencia de que Jesús no practicó eljudaísmo, la ofrecen las mismas autoridades religiosas de su época.

En la Sinagoga de Nazaret es rechazado por afirmarque en Él se cumplen las promesas sobre el Mesías, Lucas 4:16-30; en la sanidad de un paralítico, se le acusa de blasfemia por perdonar los pecados del lisiado, que luego sana, Lucas 5:17-26; despierta ira en los escribas, y enlos fariseos, por sanar el día sábado a un hombre con la mano seca, Lucas 6:6-11; en casa de un fariseo desatiende el rito de lavarse las manos,  luego denuncia a quienes practican la religión sin piedad, y ponen la tradición sobre la Ley de Moisés, Lucas 11:37-54; el Concilio, la máxima autoridad judía, le sentencia a muerte por declararse Hijode Dios, Lucas 22:66-71.

Jesús no practicó la religión judía nacida en el exilio, mantuvo una devoción a la Ley de Moisés, y se apegó a ella, exaltándola, Mateo 22:34-40. El amor a Dios, y al prójimo, resumen de los Diez Mandamientos. Igual devoción cultivó a las enseñanzas de los Profetas, y a los escritos sapienciales.

¿Fue Jesús cristiano? En el Nuevo Testamento aparece la expresión cristiano solo tres veces, la primera en Hechos 11:26, en que se afirma que a los discípulos por primera vez se les llamó cristianos en Antioquía, tal vez en forma peyorativa; la segunda, en labios del Rey Agripa, quien se siente persuadido por Pablo a ser cristiano, Hechos 26:28; y la tercera y última vez, es Pedro, quien exhorta a padecer como cristiano, y no sentir vergüenza por serlo, 1 Pedro 4:16.

La expresión hace referencia a uno que sigue aCristo, habla, cree, confía en Él. En este sentido Cristo es Origen, Esencia del Cristianismo. La palabra equivale a discípulo de Jesucristo, que es la denominación correcta, pues define, establece, una relación personal con El, con Jesucristo.

Cristiano, a semejanza de judío, católico, evangélico, o budista, alude a quienes practican una religión, o siguen una concepción filosófica.

Jesús no puede ser atado, restringido, reducido auna religión. El Es la Religión Universal, porque es quien religa, reconcilia, reúne al hombre con Dios, Romanos 5:1, Juan 3:16.

Eso no significa que desestimemos, o neguemos el uso del honroso título de cristiano, que debemos con orgullo ostentar, siempre y cuando signifique que se es realmente Discípulo de Jesucristo.

¿Menospreciamos a los judíos? De ninguna nimanera, les respetamos como a los demás fieles de otras religiones.

Sobre este aspecto hay que aclarar un punto. ¿Quién es Israel?

En la Biblia, Israel es el pueblo de Dios, como ya escribimos antes; pero además  con este nombre se identifica a:

Israel, el reino unificado conformado por las 12 tribus hasta Salomón, 1 Reyes 8:1; 12:1.

También Israel es el reino del Norte, o Samaria; quesurge tras la muerte de Salomón, el reino se divide en Israel, diez tribus, Reino del Norte; y Judá, dos tribus, reino del Sur, 1 Reyes 12:20-21.

Como sabemos, Israel, las diez tribus del Norte, fue cautivo por los Asirios, y dispersos por el mundo hasta hoy, 2 Reyes 17:23.24.

Judá fue cautiva por Nabucodonosor, rey de Babilonia, y repatriada a su territorio por Ciro, rey de Persia; es el puebloconocido hoy como el Estado de Israel.

Actualmente Israel, las diez tribus del extinto Reino del Norte están aún dispersas entre las naciones del mundo, pero no ha desaparecido. Hay la promesa de su resurgimiento, Ezequiel 11:26, 37:12-14; y posterior unificación con Judá, Ezequiel 37:16-17. En Apocalipsis 7:1-8, serevela esta unificación como ya materializada.

La actual Nación de Israel, está formada por los descendiente de las dos tribus que conformaron el reino de Judá, las de Judá y Benjamín; por ello afirmamos antes en este escrito, que el nombre que le corresponde es Judá, o Nación de Judá, porque Israel, las restantes diez tribus están dispersas en el mundo.

Hay algo más que agregar sobre Israel, o acerca de los judíos propiamente hablando.

Ellos, los judíos, no aceptaron a Jesucristo como el Mesías, Juan 1:11; por lo que permanecen a la espera de uno que habrá de venir. Esa expectativa se va a cumplir, para los judíos, con la aparición de un personaje que tendrá la apariencia de Mesías, descrito en Apocalipsis 13:11. Losjudíos lo aclamarán como tal, y engañará a muchos, 13:14.

El escenario para el cumplimiento aquella predicción se prepara con los planes de construir el Tercer Templo en Jerusalén, donde al reiniciarse los sacrificios por el perdón de pecados, y la aparición de aquel falso mesías, significará una señal inequívoca de la inminencia del retorno de Jesucristo, 2 Tesalonicenses 2:1-4.

En conclusión, Y aquel verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan 1:14.

Fuente:

EN TORNO A LA FRANJA DE GAZA

El mundo esta conmocionado por los acontecimientos alrededor de la Franja de Gaza.

La prensa reseña que en estos momentos, viernes 9 de enero, Israel continúa su ofensiva contra militantes de Hamas en dicho sitio, a pesar de los crecientes pedidos para un cese al fuego que ponga final al conflicto que ya lleva dos semanas.

Aviones de guerra israelíes atacaron áreas en torno a la ciudad de Gaza durante la noche y la madrugada.

Funcionarios dicen que en total Israel llevó a cabo por lo menos 50 ataques aéreos en el territorio palestino.

El Ejército israelí dijo que sus fuerzas atacaron sitios de lanzamientos de cohetes, como así también lugares usados para fabricar armas.

A pesar de los ataques, Hamas continuó atacando el Sur de Israel con cohetes.

Aparentemente las hostilidades comenzaron a fines de diciembre pasado, motivado al presunto lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza hacia territorio israelí. Por lo cual Israel en represalia a tales acciones, y con el objeto de disuadir a los vecinos para que no lancen más cohetes, inició la operación “Plomo Fundido”.

Pero necesitamos remontarnos a mediados del siglo 19, para apreciar como surge dicho conflicto.

Cual es el trasfondo del mismo.

La Franja de Gaza, un estrecho trozo de terreno de 40 kilómetros de largo que se extiende por la costa mediterránea entre Israel y Egipto, era una provincia de lo que se conocía como Palestina durante el Mandato Británico (1917-1948).

Después de la guerra árabe-israelí de 1948, la franja estuvo bajo la administración militar de Egipto.

En 1967 fue ocupada por Israel y así permaneció hasta 1994, cuando se firmaron los Acuerdos de Oslo.

Como parte del tratado, la Autoridad Nacional Palestina recibió el 80% del territorio.

Desde el inicio de la Intifada o levantamiento palestino en 2000, el Ejército israelí realizó numerosas incursiones en la Franja, instaló puestos de control y restringió los desplazamientos de los palestinos.

Posteriormente se lograron algunos acuerdos que permitieron la coexistencia de ambos pueblos sin enfrentamientos armados. Hasta finalizada la tregua, cuando se reiniciaron las hostilidades.

Actualmente se buscan formulas que permitan una tregua permanente, y la solución pacifica del conflicto.

Más la solución no es tan sencilla. La situación en la Franja de Gaza, se enmarca en el conflicto árabe – israelí, el cual tiene una larga historia.

Dicho conflicto posee múltiples dimensiones. En el mismo entran en juego aspectos territoriales, económicos, tradicionales, culturales, y religiosos. En esta gama de motivaciones, lo religioso posee un gran peso.

Desde Abraham, el patriarca, se inician dos pueblos, dos modos de ver la vida, dos sentimientos religiosos. Isaac y su descendencia por un lado, por el otro Ismael. A Abraham se le prometió la posesión de Canaán, precisamente el territorio que es centro del conflicto. Ambas ramas, descendientes del patriarca, proclaman su derecho sobre esa tierra prometida.

Ese territorio es muy preciado. Los israelitas aspiran consolidar la posesión definitiva de ese territorio y reconstruir en Jerusalén, su capital eterna e indivisible, el templo símbolo de su nacionalidad y de su Dios. Los musulmanes ven en Jerusalén su capital espiritual, por lo cual luchan por reconquistar dicho territorio; la Autoridad Nacional Palestina pretende establecer a Jerusalen como Capital de su futuro Estado. Los cristianos por su parte, tienen a Jerusalén como la Ciudad Santa, que simboliza su tierra prometida, y en la que, según la Sagrada Escritura, posará Jesucristo de nuevo sus pies en su Segunda Venida.

Cada parte involucrada en el conflicto considera que tiene razón en sus pretensiones. Si asumimos como valedera la enseñanza bíblica de que a Abraham y a su descendencia, se le prometió la posesión de dicho territorio. Entonces la descendencia del Patriarca tiene derechos, por ser herederos, del territorio en cuestión.

Pero ningún tribunal de justicia se avocaría a dirimir semejante litigio, puesto que no hay documentos probatorios que puedan sustentar la querella; sin menoscabar, ni desvirtuar el bíblico relato.

Queda en manos de los involucrados, asumir la solución pacifica del conflicto.

Pero esto no se logrará, a menos que exista previo un proceso de reconciliación.

Que es lo que se impone en este momento.

La ONU ha declarado este año 2009, el “Año de la Reconciliación”. Este es un momento oportuno para poner a valer la Resolución de la Asamblea General de dicho organismo.

He aquí un desafía para judíos, musulmanes y cristianos. Reunirse para sentar las bases de una solución definitiva del conflicto.

De otra forma, se corre el riesgo de que el conflicto trascienda a nivel mundial. De lo cual ya hay síntomas.

O tal vez se requiera la intervención de Aquel que llamó a Abraham, le prometió dicho territorio, y le aseguró que en su simiente serían benditas todas las familias de la tierra.

Tengamos fe.

Se esta escribiendo otro capitulo de la interesante historia del Pueblo de Dios…