SEMANA SANTA DESDE LA PERSPECTIVA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

El domingo 25 de marzo, la cristiandad comienza la conmemoración de la denominada Semana Santa, o semana de la pasión de Cristo, que tiene como punto de referencia la pascua hebrea, día en que Jesucristo fue sacrificado y muerto en el calvario como Cordero de Dios.

Pero la cronología usual de la conmemoración cristiana, se aparta de la establecida en la Sagrada Escritura, concretamente en el libro de Éxodo. Hay que puntualizar que las celebraciones establecidas en el Pentateuco, tenían por objeto ejemplificar la obra de Jesucristo, su sacrificio en el calvario, y eran ensayos de lo que en su momento le habría de acontecer.

Resultado de imagen para pascua judia

El libro de Éxodo presenta la cronología de la semana santa, hasta el día de Pascua, el 14 de nisán;  en tanto que en los profetas, y las afirmaciones de Jesucristo, se establece lo que ocurre después de aquel día, el 14, día de la muerte de Cristo.

En Éxodo 12:1-6, se marca la pauta para la mitad de la semana, veamos:

1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: 2 Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año. 3 Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia. 4 Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero. 5 El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. 6 Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. 7 Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer. 8 Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán.

La instrucción de dios a Moisés, es:

Día 10 del mes, selección del cordero

Día 13, por la tarde, sacrificio del cordero, marcar la casa con su sangre

Día 14, en la noche, cena de Pascua

Respecto de su resurrección, se deja entrever en Isaías 53:10-12, sin embargo el mismo Jesucristo declaró este hecho, Mateo 17:22-23:

22 Estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, 23 y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera.

De estos textos obtenemos la cronología de la semana de la pasión, en el mes de nisán:

Día 10, selección del cordero, primer día de la semana al atardecer; domingo para nosotros, Marcos 11:1-11

Día 14, sacrificio del cordero, cena pascual, jueves al anochecer, Marcos 14:12-25: al amanecer de ese día es sentenciado, sacrificado, y sepultado al atardecer. Recuerda que el día hebreo comienza al anochecer.

Día 17, tres días después de morir Jesucristo, resurrección. Primer día de la semana, Mateo 28:1

Es fascinante lo que ocurre aquella inolvidable semana, veamos el relato:

El día 10, al anochecer corresponde la selección del cordero a ser sacrificado para el día de Pascua. Los hechos son así:

El día 9, el Sumo Sacerdote acudía a los establos de Belén para seleccionar el cordero sin mancha para el sacrificio pascual, pues sabían que en Belén nacería el Mesías, Miqueas 5.2. Recuerda que el Señor nació en un establo de Belén, Lucas 2:11-12.

Una vez escogido el cordero, el Sumo Sacerdote se dirige hacia Jerusalén para que a la puesta de sol, al comienzo del día 10 de, quedara apartado para su sacrificio, el 14 de ese mismo mes.

Durante el trayecto de regreso con el cordero, se apostaban a los lados del camino los sacerdotes y la gente que había concurrido a celebrar la fiesta; omaban ramas de palmera y clamaban: “¡Hosanna!, ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!”. De esta manera habían estado realizando por años, al celebrar cada Pascua, el ensayo de la entrada del Mesías a Jerusalén, que esperaban ocurriera en ese tiempo, como estaba profetizado, Daniel 9:24-26.

El año en que Jesús muere en la cruz, se cumple el hecho tantas veces ejemplificado: el Señor se anticipa al Sumo Sacerdote y entra por el camino a Jerusalén, Lucas 19:35-40.

35 Y lo trajeron a Jesús; y habiendo echado sus mantos sobre el pollino, subieron a Jesús encima. 36 Y a su paso tendían sus mantos por el camino. 37 Cuando llegaban ya cerca de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, gozándose, comenzó a alabar a Dios a grandes voces por todas las maravillas que habían visto, 38 diciendo: ¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor; paz en el cielo, y gloria en las alturas! 39 Entonces algunos de los fariseos de entre la multitud le dijeron: Maestro, reprende a tus discípulos. 40 Él, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían.

Jesús es aclamado por la multitud como “el rey que viene en el nombre del Señor. De esta manera se cumple lo anunciado con mucha anticipación respecto de Jesucristo. Aquel día es seleccionado como el cordero a ser sacrificado cuatro días más tarde; y que resucitaría tres días después.

Resultado de imagen para entrada triunfal en jerusalen

Es de hacer notar que la conmemoración nuestra de aquellos eventos, es diferente a como ocurrieron. Por las referencias de los evangelistas, los hechos ocurren así:

Domingo al anochecer: Entrada a Jerusalén, día 10 al anochecer, primer día de la semana, Marcos 11:7-11. Es decir el sábado por la noche, para nosotros en occidente. Lee el versículo 11: “…se fue a Betania con los doce discípulos, porque ya era tarde.” Nosotros celebramos “La Entrada Triunfal” en domingo por la mañana.

Lunes en la mañana: Maldición de la higuera estéril, Marcos 11:12-14.

Martes en la noche: Es ungido en Betania, Marcos 14:1.

Jueves al anochecer: Cena de Pascua, día 14, miércoles en la noche para nosotros en occidente, Marcos 14:12; de conformidad con Éxodo 12:6, 8.

Jueves en la mañana: Crucifixión de Jesucristo, día 14, jueves a la hora tercera (9 de la mañana), Marcos 15:25. Muerte de Jesucristo, hora novena (3 de la tarde), Marcos 15:34-37. Sepultura, Jueves al atardecer, Marcos 15:42-43.

Primer día de la semana: Resurrección, tres días después, primer día de la semana, domingo, Marcos 16:1-8.

Es probable se presente cierta confusión en cuanto a los días. Recuerda que el día hebreo comienza al atardecer. Por ejemplo: El lunes comienza el domingo a las 6 de la tarde y transcurre hasta las 6 de la tarde del lunes. A esa misma hora, seis de la tarde, comienza el día martes. Consecuentemente, el miércoles comienza el martes a las seis de la tarde, y así sucesivamente.

Los hebreos miden el día a partir de las seis de la tarde.

Por ese motivo, Jesús celebra la cena de Pascua el jueves en la noche, y muere el jueves en la mañana; eso para un hebreo. Según el calendario gregoriano Jesús celebra la cena el miércoles en la noche y muere el jueves en la mañana.

¿Por qué la pascua cristiana no coincide con la judía? Al comienzo, durante los primeros años de nuestra era, la muerte de Cristo se celebraba el mismo día de la Pascua Judía, es decir el 14 de nisán; y la cronología de las festividades coincidían, de modo que el 10 de nisán se iniciaba la fiesta de la libertad, para los judíos, y la semana santa para los cristianos.

Pero para que no se confundieran las tradiciones, se discutió un cambio de fechas en el Concilio de Nicea del 325, convocado por el emperador Constantino. Ahí se decidió que el Domingo de Resurrección se festejara el domingo siguiente de la primera luna llena, después de la llegada de la primavera.

Entonces, como el equinoccio de primavera es el 20 de marzo, y la primera luna llena no todos los años llega en la misma fecha, la llegada de la Semana Santa es móvil. Puede caer entre el 22 de marzo y el 25 de abril, dependiendo de la coincidencia entre el calendario solar y el lunar.

Se hizo de este modo para que siempre la semana santa comenzase un domingo, el de ramos, y culminara el domingo de resurrección.

Entre algunos cristianos, y notables teólogos, existe la tendencia a desligar el cristianismo de la fe hebrea, enraizada en la Ley, o Pentateuco, lo cual es indebido porque aquella ley apunta a Jesucristo; en forma de rito anticipaba, escenificaba el sacrificio de Cristo, su resurrección, tanto como la venida del Espíritu Santo.

En otras palabras, la fiesta que comenzaba el 10 de nisán, con la elección del cordero pascual, y culminaba cincuenta días después de la pascua, pentecostés, se estableció como actos que escenificaban eventos cruciales y determinantes en el plan de salvación.

La elección del cordero en Belén y su traída a los establos del templo, para ser observado hasta su sacrificio, hecho que ocurría el 10 del primer mes, escenificaba la elección de Jesús como el Cordero de Dios; por eso entra a Jerusalén aquel inolvidable día, es aclamado como el “bendito que viene en el nombre del Señor”, y una vez en la ciudad, entra al templo, a donde había sido llevado el cordero pascual, Marcos 11:11.

La muerte de aquel cordero, la sangre derramada el día 14, el día de la Pascua, escenificaba la muerte del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

El día de Pentecostés, que se celebraba cincuenta días después de la Pascua, la fiesta de las primicias, anticipaba año tras año, la venida del Espíritu Santo, como una primicia que da poder para testificar de Jesucristo.

Visualicemos lo que ocurría un día de Pascua en el Templo.

Un levita sacrificaba el cordero, que previamente había sido elegido el día 10; seguidamente vertía la sangre en un recipiente diseñado para aquel propósito, y la entregaba al Sumo Sacerdote. El cordero sacrificado se colocaba en el altar del sacrificio y era quemado. El Sumo Sacerdote se dirigía al Lugar Santísimo a verter la sangre sobre el propiciatorio colocado en la parte superior del Arca del Pacto, lo cual hacía solemnemente. Una vez cumplido aquel rito, y aceptada la ofrenda, el pueblo quedaba libre, expiado de pecado.

¿Por qué se llevaba a cabo año tras año aquel rito? Para simbolizar el sacrificio de Jesucristo en la cruz, el derramamiento de su sangre para el perdón de pecados; y su entrada al Lugar Santísimo, donde es acepto su sacrificio, y se sienta a la diestra del Padre.

No es correcto desvincular al pueblo de Dios – y los elementos, símbolos, principios, normas, ritos de la ley, tal y como se describen en el Antiguo Testamento – con la nueva realidad a causa del sacrificio de Cristo, y lo establecido en el Nuevo Testamento. Una realidad es símbolo de la otra, una se proyecta sobre la otra.

¿Qué relación existe entre el pueblo de Israel y la Iglesia? El pueblo de Israel representa a la Iglesia y su obra misionera.

¿Cuál era la misión de Israel? Bendecir a todas las naciones con la simiente de Abraham, Jesucristo, Génesis 12:1-3, 22:18, ¿Cuál es la misión de la Iglesia? Bendecir a todas las naciones de la tierra difundiendo el mensaje del evangelio de Jesucristo, Mateo 28:19-20; Hechos 1:8.

Israel cumple su misión, lo cual se evidencia en el nacimiento y obra de Jesucristo, el nuevo Adán, a través del cual somos libres de la condenación eterna. La Iglesia la cumple en la medida que se aboca a testificar de Jesucristo, y hacer discípulos, hasta lo último de la tierra.

¿Qué relación tienen la ley los ritos de la ley con el cristianismo? En otras palabras: ¿Qué relación tiene el Antiguo Testamento con el Nuevo Testamento? Una relación total, que en lógica matemática se define como una relación bicondicional, bidireccional, la cual se expresa en estos términos:

El valor de verdad de dos proposiciones es bicondicional, definida “p si y solo si q”, es verdad cuando ambas proposiciones (p y q) tienen el mismo valor de verdad, es decir, ambas son verdaderas simultáneamente; de lo contrario, es falso.

Se tiene así que la afirmación “p si y solo si q” es lógicamente equivalente a las dos afirmaciones: “si p, entonces q”, y “si q, entonces p”. Escrito utilizando conectivas lógicas:

p ↔ q ≡ (p → q) ∧ (q → p)

Es decir, ante la afirmación si “p” es Antiguo Testamento, y “q” es Nuevo Testamento, ambas son verdaderas, si lo que afirma el AT se cumple en el NT; y lo se cumplió en el NT es lo predicho en el AT, escrito así:

AT↔ NT ≡ (AT→ NT) ∧ (NT→ AT)

Diagrama de la equivalencia A↔B:

Diagrama de Venn 18.svg

Imagen tomada de Wikipedia.

A es AT, B es NT, la intersección, rojo entre los círculos blancos es la semana de Pascua, de domingo de ramos a domingo de resurrección.

Si cristo no resucitó, vana es nuestra esperanza.

Podemos hacer notar algunas equivalencias entre el AT y el NT:

-Paso del mar rojo, nacimiento de la Nación de Israel – Nuevo nacimiento del creyente

-Éxodo hacia la tierra prometida – Recorrido de la Iglesia hacia la Nueva Jerusalén

-Sacrificio del cordero por la expiación del pueblo – Sacrificio de Cristo en la cruz, para redención de todo el que en Él cree.

-Pascua hebrea – Muerte de Cristo en la cruz, y rito de la Cena del Señor

Pentecostés, fiesta de las primicias – Advenimiento del Espíritu santo, primicia que determina el nacimiento de la Iglesia

Templo de Jerusalén – Cuerpo del creyente, donde mora el Espíritu Santo

Lámpara de siete candeleros – La Iglesia iluminando al mundo

-Fiesta de los panes sin levadura – Purificación del creyente y de la Iglesia de la levadura del pecado

Entre otras muchas equivalencias.

Por tal motivo considero un grave error el que el emperador Constantino, apoyado por la iglesia imperial romana, decidieran en el Concilio de Nicea, cambiar las fechas de las celebraciones establecidas en el Pentateuco, para ajustarlas a celebraciones paganas, en las que los romanos conmemoraban sus deidades. De ese modo trastocaron la equivalencia cronológica, pues por ejemplo el 25 de diciembre se establece como día para conmemorar el nacimiento de Jesucristo, pero aquel día se celebraba el nacimiento del dios sol; una equivalencia blasfema, inaceptable.

Pero la cristiandad en general acoge aquellas fechas para recordar eventos narrados en la Sagrada Escrituras, muchas de las cuales no corresponden a las establecidas en el Antiguo Testamento; sin embargo tal circunstancia es irrelevante ya que nosotros no celebramos cumpleaños, aniversarios o efemérides; sino la realidad de la ocurrencia de los hechos narrados en el Sagrado Libro.

Por ejemplo, Pentecostés, fiesta poco celebrada en el mundo evangélico, de gran trascendencia en el Nuevo Testamento de acuerdo a Hechos capítulo dos, se celebra en fecha del calendario gregoriano que no corresponde a la festividad bíblica que es 50 días después de la Pascua.

Como sabemos la pascua se celebra el 14 de nisán, de acuerdo al  calendario hebreo; y ese día este año 2018 corresponde en el calendario gregoriano al venidero 30 de este mes de marzo, día viernes. Pentecostés se celebra 50 días después de la Pascua, por lo tanto corresponde al día 20 de mayo de 2018.

La celebración establecida por la Iglesia Católica tiene una inconsistencia bíblica, ya que pentecostés se celebra 50 días después de la Pascua hebrea, 14 de nisán, de conformidad con Éxodo 12, como reseñamos antes; sin embargo los católicos cuentan a partir del domingo de resurrección, para hacerlo coincidir con la verdadera fecha de pentecostés del calendario judío, un invento producto del Concilio de Nicea.

Insistimos esto no tiene relevancia, ni afecta la doctrina bíblica tocante a la equivalencia entre el Antiguo y el Nuevo Testamento.

Lo importante es que un día del primer siglo de la era cristiana Resucita Jesucristo, después de haber sido sacrificado en la cruz, y este hecho sí que es vital, pues es el fundamento de nuestra fe, y la esencia del testimonio de los discípulos durante el primer siglo: Jesucristo resucitó.

Gloria a Dios. Proclamamos esta realidad, esperando su Segunda venida.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.org

Datos: Wikipedia, Imágenes: Google

Notas personales

Anuncios

PROYECTO PARA RESOLVER LA CRISIS VENEZOLANA

En la Biblia se destaca un aspecto que no pasa desapercibido para cualquier lector, es que luego del acto creador del cielo y la tierra, de propiciar las condiciones para que el hombre morase en el huerto, y creado al hombre, tal y como describe Génesis 1:1-27, luego de ese momento todo gran proyecto de Dios para la humanidad se incluye al hombre es las acciones.

Imagen relacionada

Esta dinámica la visualizamos como la intervención Divina utilizando el factor humano para las grandes realizaciones; y esa estrategia ha propiciado prominentes transformaciones en la humanidad.

Es por ello que con frecuencia leemos en la Sagrada Escritura que todo gran proyecto se inicia con el llamado a cierta persona para para que lo ejecute.

Uno de los más prominentes es el formulado a Abraham cuando Dios le invita a unirse a su propósito de materializar el Plan de Salvación de la humanidad.

Este Patriarca era un nómada proveniente de Mesopotamia a quien su padre Tare conducía con el resto de la familia hacia Canaán. Por las diversas referencias acerca de este hombre mencionadas en la Biblia, sabemos que era un próspero hacendado dedicado a la cría de ovejas, que se movía a través de la fértil media luna del próximo oriente, y que era jefe de un clan numeroso.

Resultado de imagen para abraham

A la muerte de su padre, ocurrida en Harán, Abraham se radica en aquella tierra, y momentáneamente desiste en su propósito original, inspirado por su padre, de dirigirse a Canaán.

En aquellas circunstancias el hombre recibe una invitación Divina, registrada en los primeros versículos del capítulo doce del libro de Génesis, en estos términos:

1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. 4 Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán. Génesis 12:1-4.

Destaca en este texto las palabras iniciales del versículo cuatro:

Y se fue Abram, como Jehová le dijo.

Así, sencillamente, comienza la apasionante historia de un hombre que se asocia con Dios para un gran proyecto, cuyos resultados trascienden hasta hoy. Cada vez que una persona es renovada por el poderoso mensaje del evangelio está siendo bendecida por la simiente de Abraham de conformidad con la promesa ancestral dicha al Patriarca; Jesucristo, la simiente de Abraham, obra en la transformación del hombre, y de pueblos.

Siglos más tarde, Dios llama a otro hombre, esta vez en el desierto. En un inusitado encuentro, Moisés es invitado a unirse al Proyecto Divino de liberar a Israel de la esclavitud en Egipto.

Imagen relacionada

Esta vez hay resistencia para unirse al proyecto. Moisés es un estadista formado en Palacio, era un príncipe egipcio de ascendencia hebrea. Su formación académica le inspira cautela al momento de decidir; saca cuenta y comprende que no tiene los recursos logísticos, financieros, ni un ejército capaz de enfrentar al imperial.

No es el miedo que hace rechazar la invitación, sino cautela, razonamiento lógico, análisis situacional, lo que le dice que no puede acometer aquella empresa y cumplir las expectativas de quien le llama. Por eso la resistencia.

Recuerda cuando evalúes a Moisés, que él era un estadista, no un nómada de espíritu aventurero como Abraham. De modo que Moisés responsablemente se niega hasta que Dio le convence con el argumento determinante, veamos:

14 Entonces Jehová se enojó contra Moisés, y dijo: ¿No conozco yo a tu hermano Aarón, levita, y que él habla bien? Y he aquí que él saldrá a recibirte, y al verte se alegrará en su corazón. 15 Tú hablarás a él, y pondrás en su boca las palabras, y yo estaré con tu boca y con la suya, y os enseñaré lo que hayáis de hacer. 16 Y él hablará por ti al pueblo; él te será a ti en lugar de boca, y tú serás para él en lugar de Dios. 17 Y tomarás en tu mano esta vara, con la cual harás las señales. Éxodo 4:14-17.

Desde éxodo 3:1 hasta esta cita Moisés se resiste a unirse al proyecto Divino. ¿Qué argumento convenció a Moisés para unirse al proyecto de Dios?

Relee las últimas palabras del verso 15:

“…os enseñaré lo que hayáis de hacer.

Es decir, no eres tú Moisés quien va a liberar a mi pueblo, Yo lo voy a liberar y te envío a ti en mi nombre para que lo saques de la esclavitud.

A partir de aquel momento contando tan solo con la compañía de su hermano, una vara en la mano, y una promesa Divina emprende una gran aventura de fe. Los libros de Éxodo a Deuteronomio registran el como Dios usa a un estadista para liberar a su pueblo y convertirlo en el desierto en una gran nación.

Muchos años después de que Israel se convierte en Nación, un hombre caminando a la orilla del mar de Galilea llama a unos pequeños empresarios a unirse a un gran proyecto con estas palabras:

17 Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. 18 Y dejando luego sus redes, le siguieron. Marcos 1:17-18.

Nuevamente al escritor destaca la reacción de los llamados:

Y dejando sus redes, le siguieron.

Durante unos tres años aquellos pescadores, junto a otros llamados, recorrieron las calles de las ciudades y aldeas de Judea, Galilea y Samaria aprendiendo el arte de “pescar hombres” de su maestro, Jesús.

Y momentos antes de partir al cielo Jesús hace otro llamado a sus discípulos, que Mateo recoge en su libro en el capítulo 28, en los siguientes términos:

18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

El énfasis de este texto no son las palabras de los versículos 19 y 20, es lo declarado por Jesús en el 18:

Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

En el mismo orden de ideas de lo que Dios expresa a Moisés en su llamado, Jesús manifiesta que es Él quien da poder para transformar personas en discípulos suyos, quienes van a transformar el mundo como testigos de su obra transformadora.

Los primeros capítulos del libro de Hechos narran como los discípulos empoderados por el Espíritu Santo propician un gran impacto en Jerusalén que se fue extendiendo progresivamente a Judea, Samaria y alcanza hasta lo último de la tierra.

Por eso el evangelio alcanza a Venezuela, como a tantos otros países del mundo, y el evangelio transforma, produce cambios en los hombres y en los pueblos.

Imagen relacionada

Actualmente Venezuela atraviesa una grave crisis que se agudiza al pasar del tiempo, pero Dios tiene un Plan. El mismo que inicia con Abraham, continua con los Patriarcas, avanza con Moisés, se cumple con Jesucristo, y los discípulos son encargados para materializarle hasta los confines de la tierra.

Esa Plan contempla la transformación del hombre y de la sociedad, y para que se haga realidad ese proyecto Divino se invita a hombres y mujeres de este gran País a unirse a Dios en la tarea de transformar al hombre y su entorno.

Transformaciones como las que Dios quiere para Venezuela han sucedido en innumerables lugares de la tierra; uno muy bien estudiado y documentado sucede en la ciudad de Almolonga en Guatemala.

De acuerdo a reseña que aparece el portal de la BBC de Londres:

“El pueblo estaba en la extrema pobreza, había alcoholismo, adulterio, brujería y hechicería. Las calles eran un caos y los vegetales que producíamos eran muy pequeños”, relata el pastor. Con el paso del tiempo las cosas cambiaron.

Los últimos censos de población hechos en Guatemala revelan que la calidad de vida de los habitantes de Almolonga pasó a clasificarse como muy alta desde 2000, aunque los márgenes de pobreza todavía son elevados.

Almolonga tenía alrededor de 40 bares mientras que ahora existen menos de 10. El último censo en ese país indica que el 98% de la población de Almolonga pertenece a diferentes iglesias evangélicas.

Hasta acá la reseña de la BBC.

De acuerdo a otras referencias esparcidas en la red, la “conversión” comienza a mediados de los 70, cuando el evangelio impacta tan poderosamente al pueblo que abandona la idolatría y la práctica de religiones ancestrales no bíblicas para seguir a Jesucristo.

Por lo tanto, e inspirado en la Palabra estoy escribiendo esta nota con el objeto de manifestarte que puedes convertirte en un importante instrumento Divino en el proyecto de sacar a Venezuela y el mundo de la terrible crisis que se vive. Para ello solo tienes que unirte a Dios en ese proyecto.

¿Cómo hacerlo? Es muy sencillo, acepta el llamado, como Abraham, Moisés, o los discípulos de Jesucristo; seguidamente camina con Él, a través de la oración y de la lectura de la palabra conoce los alcances del proyecto Divino, luego actúa según la dirección que Dios te da. Únete a otras personas que como tu están dispuestos a unirse a Dios en su proyecto para Venezuela.

Hay muchas personas con la sensibilidad espiritual requerida para aceptar el llamado Divino, soy una de ellas, como tú, pues si has leído hasta este punto es porque tienes interés de unirte al proyecto Divino para Venezuela.

Vamos a iniciar un gran movimiento de oración y clamor para que más personas atiendan el llamado Divino para rescatar a Venezuela, y extender el reino de los cielos en nuestra nación.

Podemos compartir inquietudes y propósitos en mi congregación, o a través de medios electrónicos; y puedes iniciar en tu comunidad tu propio movimiento de hombres y mujeres que se unen a Dios para convertir al País.

Acepta el llamado y disponte a pagar el precio requerido para transformar a la Nación. Lee Lucas 9:23.

Comienza siempre orando.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Almolonga, el pueblo de Guatemala salvado por las Iglesias evangélicas: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37292360

Imágenes: Google

Notas personales

SIN SACRIFICIO NO HAY NAVIDAD

Los días decembrinos se caracterizan por el  sonar de las rítmicas melodías acostumbradas para la fecha, las titilantes lucecitas de los coloridos árboles de navidad, adquisición de ropa para estrenar el día 24, las amenas reuniones para aderezar la exquisitas hallacas, hornear el pernil, y la jubilosa cena navideña en la que se degusta las exquisiteces cuidadosamente elaboradas, y en algunos hogares libar un licor añejo y el tradicional ponchecrema.

Resultado de imagen para NAVIDAD

Mas estos días decembrinos a diferencia de otros años la celebración tradicional navideña de los venezolanos se ha empañado por una diversidad de circunstancias.

En muchos hogares ya no resuenan las rítmicas melodías navideñas, ni titilan las coloridas luces en los árboles de navidad, no se han adquirido los estrenos, como tampoco se reúnen las familias alrededor de las mesas en alegres faenas para aderezar las ricas hallacas, y los deliciosos dulces para degustarles en la cena del 24.

La alegría desbordante del venezolano que se multiplica en diciembre por la celebración navideña ha sido menguada. Estas navidades son diferentes porque la crisis ha arrebatado la alegría de la tradicional festividad.

Más la coyuntura aciaga por la que atraviesa el país deja inolvidables lecciones a quienes poseen la sensibilidad para obtener aprendizajes de las circunstancias.

Algo para meditar en estos días tan sombríos para muchos, es que mientras una parte de los venezolanos disfrutaban los embriagantes festejos decembrinos, otra gran porción de hermanos nuestros carecieron de aquellos festejos y sus aderezos porque no contaban con los recursos que  les permitieran añadirse al jolgorio; o la celebraban hasta donde alcanzaban los pírricos recursos que poseían.

Imagen relacionada

Lo que a muchos les duele haber perdido hoy, es la realidad de millones de hogares sumidos en la pobreza, y aun su situación es más dolorosa porque padecen aquella circunstancia en su ranchito construido en una zona carente de los mínimos servicios que le permitan sobrevivir con dignidad.

Eso por un lado, por el otro la terrible crisis que padecemos y lo que ella nos ha arrebatado, deja otro aprendizaje a los cristianos y es que esa celebración acostumbrada en diciembre no festeja la esencia de la navidad sino el poder adquisitivo, la posibilidad de adquirir bienes, dar regalos, y degustar manjares, hechos tan efímeros como la misma celebración, ya que pasada la jarana, la fiesta alegre y bulliciosa, solo quedan los envoltorios de los regalos dispersos por el suelo, el gusto de haber saboreado un rico platillo navideño, y la tarea de “desmontar” la navidad.

Eso que se celebra en diciembre en muchos hogares no es navidad, es una fiesta en honor  a la prosperidad, al deleite de libar un aromático licor, o la banalidad de vestir a la moda. Navidad es otra casa muy diferente,

Para comprender el verdadero significado de la celebración necesitamos revisar su origen y el hecho que ha determinado su trascendencia.

En navidad recordamos el nacimiento de Jesucristo, por eso los pesebres, las estrellas, los ángeles, los pastores, la música; aquello no es una invención humana para regocijarse en diciembre, tiene su origen en que los evangelios relatan que todo aquello tuvo lugar en la ciudad de Belén de Judea un día del primer siglo de nuestra era.  Es que la navidad celebra, conmemora, recuerda a Jesucristo.

Pero ese evento del nacimiento de Jesucristo no tiene gran significado ajeno a otro hecho singular, su muerte en la cruz, su sacrificio. Entonces se recuerda el nacimiento de Jesús porque en la cruz se inmortaliza, y luego al resucitar al tercer día confirma su enseñanza de que es el Mesías Salvador, el Verbo Divino, el Dios hecho hombre, por quien tenemos salvación y vida eterna.

Resultado de imagen para CALVARIO

Entonces la crisis venezolana, o quienes la han creado, nos han apagado las luces, quitado los estrenos de ropa, el degustar los manjares típicos de la época, minimizado la jarana, el bullicio; sin embargo nunca, jamás, de ninguna manera podrán quitarnos la esencia de la celebración, el gozo de que Jesucristo es real no una tradición, que en Él tenemos salvación, vida eterna, y  que nos ha dotado del Espíritu Santo para que disfrutemos la vida ejercitando su fruto.

Si estas melancólico porque no puedes celebrar las navidades este año como los anteriores, o si estas triste, enojado, frustrado o desesperanzado por tal motivo, te recuerdo el siguiente mensaje:

14 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. 15 Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos.16 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo[a] entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor.

20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.

Enfoca tu pensamiento en los versículos 18 y 19, relee y medita en la verdad allí contenida. Jesús, quien celebramos en diciembre su nacimiento, dice:

18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor.

Jesús fue ungido, consagrado, dedicado para traer buenas noticias, a sanar a los quebrantados, dar libertad, a predicar la buena voluntad de Dios para con los hombres.

Necesitas apropiarte, internalizar, esa gran verdad para mitigar tu dolor; también necesitas recordar que junto a ti hay tantas personas que sufren ellos necesitan oír de tus labios este mensaje de esperanza.

Esta navidad celebra la fiesta consciente de su significado, que es Jesucristo, quien vino a buscar y salvar lo que se había perdido. Regocíjate por esta verdad y campártela con otros.

Feliz Navidad.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Imágenes: Google

Notas personales

EL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD

La época decembrina es un tiempo que la generalidad de personas disfruta anticipadamente, ha sido tradición en Venezuela que al sonido del primer aguinaldo, o de la tradicional gaita maracucha, se inicia la festividad.

Imagen relacionada

En todas las casas se percibe el alegre ambiente navideño pues los adornos, las luces, renos, pesebres, Santa Claus, y bajo los árboles de navidad  comienzan a aparecer los infaltables regalos. Los hogares son decorados en tal forma que pudieran ser motivo para una tarjeta navideña.

En Venezuela la navidad se celebra en grande, cena familiar con el esquicito plato navideño hallaca, pernil, pan de jamón, ensalada, seguida de los de deliciosos dulces de la época,  y el brindis augurando un futuro auspicioso. Todo es dicha, sonrisas, felicidad, luces, colores, música. Aquello es gozo superlativo generalizado, se percibe desde el hogar asentado en el más remoto lugar de la geografía venezolana hasta el lujoso palacio de cualquier capital de estado.

Pero este año las cosas han cambiado, la crisis económica, la indetenible caída del bolívar, el inclemente costo de los productos, la imposibilidad de importar “arbolitos” canadienses, y frutas exóticas, tanto como el astronómico precio del escocés han quitado la navidad a muchos venezolanos.

Este diciembre es sombrío, desalentador, así lo han decretado las cadenas que circulan por las redes sociales, se ha perdido el espíritu de la navidad en Venezuela.

Ciertamente el espíritu de la navidad en Venezuela se ha evaporado con la crisis que se vive, y aún más terrible porque en la cena de navidad habrá una silla vacía.

Imagen relacionada

Mientras imaginas este escenario sombrío, visualiza lo que se ha perdido, enuméralo: Ya “Guaco” no tocará en el Poliedro, y recibir el año en el “Intercontinental” ahora Venetur, es prohibitivo; no hay hallacas, ni turrones, ni licores añejados, tampoco estrenos, ni regalos. Se acabó la navidad.

Realmente la crisis venezolana acabó con la celebración de la navidad, aquella celebración importada, consumista, embriagante; es decir a la festividad navideña venezolana se le ha quitado lo accesorio, para quedar lo esencial porque la Navidad es Jesucristo, el centro de la celebración.

Es que en Venezuela sutilmente se le ha quitado la esencia de la celebración navideña, retrotrayéndola a  la festividad romana del 25 de diciembre dedicada al dios sol, un jolgorio realmente pagano.

Si Jesucristo no es la esencia de la Navidad, entonces estamos celebrando la capacidad económica para festejar, satisfaciendo nuestros apetitos gastronómicos,  libando un esquicito aromático para incrementar la alegría.

Este tiempo en que nuevamente evaluamos nuestra situación País, consideremos seriamente el rumbo que se le da, no desde las altas esferas del poder, sino en el corazón de cada venezolano.

El rumbo de la Nación no lo determinan los gobernantes sino el soberano, el pueblo. Y el pueblo venezolano ha adoptado la fe cristiana como fundamento de sus creencias, entonces hay que redescubrir nuestra esencia, la cual está contenida en la Sagrada escritura.

Ante semejante desesperanza el pueblo de Dios necesita volver su mirada hacia lo interno, hacia su esencia y rescatar los grandes valores de la fe cristiana que contiene un mensaje renovador, transformador, esperanzador.

No se trata de dejar a un lado la celebración navideña, lo que necesitamos es entender que el 25 de diciembre no celebramos una reunión familiar para  degustar, disfrutar, y regocijarnos, nada más; entender que esta no es una celebración más, sino la conmemoración de que un día a comienzos de esta era nació Jesucristo en un humilde pesebre en la ciudad de David, Belén.

Pero ese evento es importante porque también Jesucristo asciende al calvario, donde es sacrificado, y al tercer día resucita triunfante. Ese es el fundamento de la fe cristiana, que es el trasfondo de la celebración decembrina.

Resultado de imagen para cruz

Por tal motivo, aquella festividad es intrascendente si Jesucristo no mora en el corazón de cada uno de los que festejan su nacimiento. Y cuando Cristo ocupa un lugar de privilegio en cada creyente la festividad cambia de perspectiva.

San Pablo escribió:

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gálatas 2:20.

Si estás desesperanzado porque la crisis de Venezuela te ha robado la posibilidad de festejar la navidad, cambia tu enfoque y revisa la esencia de tus creencias. En estos días conversando sobre el tema de los desafíos que presenta la actual situación del país surgió una de las expresiones prominentes del Apóstol Pablo:

Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos. Romanos 14:8.

La persona quien recordó estas palabras de la escritura comprende la magnitud de su significado, como todos aquellos que han aprendido a vivir por fe, a quien las circunstancias jamás le quitan el gozo de la vida cristiana.

Apropiada para esta época son estas otras palabras de Pablo expresadas a los romanos:

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

36 Como está escrito:     Por causa de ti somos muertos todo el tiempo;
Somos contados como ovejas de matadero.

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,  39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 8:35-39.

Somos más que vencedores.

Aprovecha estos días decembrinos para fortalecer tu fe, tus creencias; valorar los principios, los valores que son característicos de un pueblo cristiano.

Igualmente reflexiona que para sacar a Venezuela de eta profunda crisis, la Palabra tiene un mensaje especial de Navidad para ti:

Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, El pueblo que él escogió como heredad para sí. Salmos 33:12.

Feliz Navidad y próspero año 2018, con Jesucristo.

Resultado de imagen para feliz navidad

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org,

Conceptos: Wikipedia,

Notas personales,

Imágenes: Google.

SUPERAR EL DUELO QUE AFLIGE AL VENEZOLANO

El duelo es un mecanismo de  adaptación emocional que se activa ante una pérdida. Por lo general se enfoca al duelo desde su perspectiva emocional, sin embargo este mecanismo de adaptación tiene una dimensión física, filosófica, espiritual y conductual.

Resultado de imagen para pérdida

Aunque el duelo, como reacción emocional ante una perdida, es igual en todos los seres humanos, su expresión es variada, depende de la cultura, de las costumbres heredadas de los antepasados.

La intensidad y duración del mecanismo de adaptación depende de la pérdida sufrida; es natural que el sufrimiento experimentado por el extravió de un anillo de bodas sea diferente al que se siente por haber sido despedido del trabajo. La valoración que se dé al anillo de bodas, y al trabajo determinan la magnitud del dolor, y el tiempo para superarlo.

Quiere decirnos todo esto que el hombre desde que nace, y durante el continuo humano, enfrenta la realidad del dolor. El dolor es parte de la condición humana pues experimentamos perdidas de diversos tipos durante toda la vida. Eso parece desalentador ¿Cierto? Sin embargo, también hemos sido dotados de recursos para superarle, de manera que aunque sufrimos diversas pérdidas durante toda la vida, también las hemos sobrellevado y superado.

Imagen relacionada

Pero el dolor, el sufrimiento no estaba en el plan de Dios al crear al hombre.

Cuando Dios se propuso crear el hombre lo hizo perfecto, a su imagen y semejanza, e ideó un ambiente adecuado para que disfrutara calidad de vida, porque el plan de Dios es que el hombre sea feliz. Por ello planta un huerto en el Edén como morada del hombre.

Los dos primeros capítulos del Génesis nos muestran al hombre viviendo en armonia con la naturaleza, consigo mismo y con el resto de los seres creados.

Es la Biblia quien revela el origen del duelo, lo cual se descubre cuando relata la caída del hombre.

A partir de ese momento, la Sagrada Escritura trata el tema del dolor por las pérdidas de manera natural, y aunque no se le da mayor relevancia esta entretejido en sus páginas, corre en toda ella hasta un momento dado en que el dolor, el sufrimiento y el duelo son totalmente erradicados, así se revela en los capítulos 21 y 22 de Apocalipsis.

Luego del acto de desobediencia Dios declara a la pareja las consecuencias de su acción, y seguidamente les expulsa del Paraíso; así se afirma en Génesis 3:23-24:

23 Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. 24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

La pareja pone en acción el primer mecanismo de adaptación psicológica para enfrentar y superar semejante pérdida. Desde aquel aciago instante el dolor y el sufrimiento, el duelo es parte de la experiencia humana. Todo esto nos indica que el duelo, el dolor, el sufrimiento humano es consecuencia de la desobediencia de la primera pareja, y este acto en teología se denomina pecado original.

No significa esto que el dolor sufrido por la ruptura de un noviazgo, o el duelo ocasionado por la pérdida de un empleo sea consecuencia de la desobediencia, sino que aquella desobediencia ancestral introdujo el sufrimiento en la humanidad, por ello se denomina pecado original; a menos que el novio o el empleado hayan incurrido en un acto catalogado como desobediencia y genere la natural consecuencia.

Pero no vamos a tratar en este escrito el duelo como consecuencia del pecado, o de la desobediencia, sino a revisar cómo enfrentarle, y superarlo. La referencia al pecado original es para insistir en que Dios no creo al hombre para sufrir, le colocó en el Huerto en el Edén para ser feliz, disfrutar calidad de vida, el sufrimiento es un accidente de origen humano.

Resultado de imagen para superar el duelo

Retomando la idea de que el duelo es un mecanismo de adaptación ante una perdida, se puede afirmar que el pueblo venezolano tiene activado este mecanismo desde hace varios años, el venezolano esta en duelo. ¿Por qué el venezolano esta en duelo? Por las diversas e infinitas perdidas que ha sufrido en los últimos años.

En general se puede afirmar que el venezolano ha sufrido un descalabro descomunal en lo que a calidad de vida se refiere, y esta es una perdida sumamente dolorosa.

La pérdida del poder adquisitivo del signo monetario, la escases de alimentos y medicinas, la insuficiencia de los servicios públicos, la imposibilidad de obtener combustible para los vehículos y gas doméstico, las calles, carreteras y autopistas intransitables; la perdida ocasionada por la inseguridad, la imposibilidad de obtener asistencia de calidad en los hospitales.

Igualmente la incalculable perdida en otros aspectos de la realidad nacional, como en el ámbito político en que los dirigentes emblemáticos de los partidos han perdido credibilidad; y en el ámbito económico la especulación manifiesta una impresionante perdida de en el ejercicio de valores como la equidad, la honestidad; y en la dimensión espiritual, los resultados estan a la vista.

Todo esto genera en la población en un estado de sufrimiento progresivo que debido a un futuro incierto mantiene a la población deprimida, agobiada, impotente; lo que es peor, sin esperanza.

¿Qué hacer ante una situación de duelo? Aceptarle como algo natural, no la perdida sufrida, sino la sensación de dolor, de duelo. Comprender que ante la perdida el organismo ha activado un mecanismo de adaptación.

Los mecanismos de adaptación son reacciones emocionales, tales como miedo, enojo, rechazo, amargura, resentimiento, culpa, evasión; y también reacciones fisiológicas como llanto, desmayos, dolores de cabeza, eventos cardiovasculares, pérdida del apetito, entre otras reacciones. Tales manifestaciones dependen de la magnitud de la pérdida sufrida.

Los expertos en conducta humana han establecido algunas etapas de adaptación al duelo que son:

Negación: La primera reacción que mostramos tras una pérdida dolorosa es negar la realidad de la situación. Muchos piensan: “Esto no está pasando, esto no puede estar pasando”. Es una reacción normal y una manera de racionalizar las emociones abrumadoras. Es un mecanismo de defensa que amortigua el impacto inmediato de la pérdida. Bloqueamos las palabras y escondemos los hechos. Esta es una respuesta temporal que nos lleva a través de la primera oleada de dolor.

Enojo, Indiferencia o Ira: A medida que los efectos de la negación comienzan a desaparecer, la realidad y el dolor afloran. El dolor se desvía y se expresa de manera contradictora en forma de ira. El enojo puede estar dirigido a objetos inanimados, a extraños, a amigos o familiares. En el caso de la pérdida de un ser querido, la ira puede enfocarse hacia el  fallecido. Sabemos que la persona no tiene la culpa, sin embargo, podemos sentirnos resentidos con ella por causarnos tanto dolor al dejarnos. Nos sentimos culpables por estar enfadados, y esto nos hace enfadarnos más todavía.

La indiferencia es un mecanismo de evasión a través del cual se pretende minimizar el impacto de la perdida.

Negociación Negociar consigo mismo o con el entorno, entendiendo los pros y contras de la pérdida. Se intenta buscar una solución a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda. En realidad surge la esperanza de que se puede de algún modo retrasar el dolor.

Depresión: Se experimenta tristeza por la pérdida. La depresión debe ceder con el tiempo.

Fase de Aceptación. Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.

Elaboración del duelo: Es el transcurso del proceso desde que la pérdida se produce hasta que se supera. Esta elaboración puede comenzar antes de la pérdida, en el caso de que ésta se pueda prever con cierta antelación.

De acuerdo con lo anterior, podemos establecer que el venezolano se encuentra en la etapa de elaboración del duelo ya que las causas que lo originan no han cesado; entonces tenemos que echar mano de otros recursos para poder enfrentar la situación frustrante, procesarla, y superarla.

Hacemos referencia al aspecto espiritual de la condición humana, y en lo que se refiere al venezolano son sus valores enraizados en la fe cristiana, que a su vez se sustenta en la Palabra de Dios. Entonces necesitamos volvernos a la Palabra de Dios y  fortalecer nuestra fe para poder soportar y superar esta catastrófica situación.

¿Qué podemos hacer al respecto? Veamos el quehacer desde la perspectiva bíblica, consideremos la recomendación de Jesucristo descrita en una escena, veámosla:

Traen un muchacho enfermo a Jesús, y esto es lo que sucede:

20 Y se lo trajeron; y cuando el espíritu vio a Jesús, sacudió con violencia al muchacho, quien cayendo en tierra se revolcaba, echando espumarajos. 21 Jesús preguntó al padre: ¿Cuánto tiempo hace que le sucede esto? Y él dijo: Desde niño. 22 Y muchas veces le echa en el fuego y en el agua, para matarle; pero si puedes hacer algo, ten misericordia de nosotros, y ayúdanos. 23 Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. 24 E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad. 25 Y cuando Jesús vio que la multitud se agolpaba, reprendió al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu mudo y sordo, yo te mando, sal de él, y no entres más en él. 26 Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndole con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: Está muerto. 27 Pero Jesús, tomándole de la mano, le enderezó; y se levantó. Marcos 9:20-27.

De este relato enfoquemos el versículo 23:

Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.

Entonces, la primera medida es creer. Creer en lo que la Palabra de Dios te establece para ese y otros casos difíciles de tu vida. Observa la importancia de las creencias en este gráfico:Tus creencias se manifiestan en conducta, comportamiento. Eres lo que crees. Ahora consideremos lo que la Biblia enseña sobre cómo superar el duelo, para que surta efecto necesitas creer en la certeza de lo que se afirma en ella.

Lo que dice la Biblia para superar el duelo:

Reconocer que las tribulaciones, las pérdidas, las enfermedades, son circunstancias normales de la condición humana, Juan 16:33:

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

 Observa la expresión: “En el mundo tendréis aflicción”. Jesús está reconociendo la realidad de las aflicciones en el ser humano, en los creyentes, entonces les advierte que las experimentaran, para que estén preparados. El Señor conoce de aflicciones, y estaba preparando a los discípulos para los eventos que breves momentos mas tarde le llevarán al calvario.

Recordar que hemos sido dotados con recursos espirituales para superar las adversidades, 2 Timoteo 1:7:

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Dios ha dotado a cada creyente de poder, amor, y dominio propio. La palabras de Pablo nos llevan a pensar que lo recibido es el Espíritu Santo quien da poder al creyente, Hechos 1:8; y dota del fruto, Gálatas 5:22-23, observa que la primera virtud del fruto del Espíritu es amor, y la última es “dominio propio”, y entre ambas están gozo, paz, benignidad, bondad, fe, y mansedumbre. También el Espíritu nos dota de la “armadura espiritual”, Efesios 6:10-20.

Si existe algún sentimiento de culpa, perdonar, y perdonarse,  Mateo 6:12. El acto de perdonarse a sí mismo es algo vital, quien lo hace sabe lo que es el perdón, y también la sensación de paz que embarga los corazones.

Finalmente volvamos a Juan 16:33, toma nota de esta expresión de Jesús:

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.

Con seguridad muchas de las pérdidas que se experimentan son irremplazables, por lo tanto necesitamos superar aquella sensación de duelo y traer paz al corazón, lo cual Cristo promete y con seguridad te la concederá.

A este respecto revisemos lo que dice Pablo en Filipenses 4:6-7:

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Al culminar de leer este escrito, inclina tu rostro y eleva esa plegaria, recibe la paz de Cristo.Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Duelo: Wikipedia, psicoactiva.com

Notas personale

Imágenes: Google

 

 

 

 

EL ECLIPSE DE AGOSTO 21 Y LAS SEÑALES DEL FIN DEL MUNDO

El próximo lunes 21, ocurrirá un fenómeno astronómico tan espectacular que se le ha denominado “el eclipse del siglo”, se observará principalmente en gran parte del territorio Norteamericano, y fascinará a millones de espectadores que disfrutarán por breve lapso una “noche” en medio del día; ya que por unos minutos la luz del astro rey será opacada por nuestro satélite, la Luna.

Resultado de imagen para eclipse 2017

Un eclipse de esa magnitud ocurrió en territorio estadounidense, según los expertos, el 8 de junio de 1918; unos 99 años. Motivo por el cual tal fenómeno se considera excepcional.

El eclipse será visible a través de un estrecho pasillo de 110 kilómetros cruzando 14 estados de los Estados Unidos.​ Se verá por primera vez poco después de las 10:15 a.m. PDT en la Costa del Pacífico de Oregón, y avanzará hacia el este por Salem, Casper, Lincoln, Ciudad de Kansas, Hopkinsville, Nashville, Columbia, hasta Charlestón. La máxima duración del eclipse total será de 2 minutos 41,6 segundos al sur de Carbondale y la mayor extensión (ancho) estará entre Hopkinsville y Princeton.

Imagen relacionada

En otros lugares de desde México hasta el norte de Sur América, el eclipse se verá parcialmente.

Algunos predicadores ya han elevado sus voces anunciando que el eclipse del 21 es una señal del inminente retorno de Jesucristo y del fin del mundo.

Afirmaciones que carecen de veracidad porque un eclipse no es señal del fin del mundo, la Biblia ofrece otras evidencias, y tal fenómeno astronómico ocurre desde que Dios creó el “cielo y la tierra”, como afirma Génesis 1:1. Pues los eclipses ocurren en todo sistema estelar donde exista una estrella, planetas alrededor de la misma, y satélites girando alrededor del planeta. Como es el caso del sistema Sol-Tierra-Luna.

Resultado de imagen para eclipse

Lo que destacado de este eclipse son aspectos que pasan desapercibidos, dada la mente especulativa de los predicadores alarmistas y de quienes buscan seguidores anunciando cataclismos.

Lo que resalta este 21 de agosto es:

La extraordinaria exactitud de la mecánica celeste.

Todo estudiante de astronomía sabe que en la tierra un eclipse solar es posible porque la distancia en que gira la luna alrededor de la tierra, es la exacta para determinar que el “diámetro aparente” de la luna sea igual al diámetro del Sol. Por eso cuando la Luna se interpone al Sol, ambos aparentan el mismo tamaño.

Resultado de imagen para eclipse 2017

Por otro lado el movimiento de los cuerpos celestes es preciso, por tal motivo es que los astrónomos han predicho el momento exacto del inicio del eclipse, así como el de su culminación. Y ese fenómeno desde hace varios años se había anunciado.

Es más ya se ha calculado que para el 8 de abril del 2024 habrá otro eclipse total en Norteamérica, cuya duración será de 4 minutos con 28 segundos. Se espera que para el 2042, el 20 de abril, Indonesia, Malasia, y Filipinas disfrutarán otro eclipse total.

Otro aspecto digno de destacar es:

La capacidad, inteligencia e ingenio humano.

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha observado el cielo, el movimiento de los astros, y ha hecho cálculos para determinar su posición en un momento dado.

Ya los astrónomos han calculado que para el 15 de febrero de 2018 habrá un eclipse parcial visible en la Antártida, América del Sur; que el 13 de julio del mismo año, habrá otro parcial visible en el Sur de Australia; y que el 11 de agosto de 2018, en el Norte de Europa y norte de Asia verán otro eclipse parcial.

En cualquier sitio de internet dedicado a la astronomía se puede obtener información de los fenómenos astronómicos frecuentes, fechas y horas exactas: fases de la luna, lluvias de estrellas, eclipses solares y lunares; salida y puesta del Sol. Momento preciso de los solsticios y equinoccios.

Por cierto, los egipcios calcularon el momento exacto del año de la aparición y desaparición en el firmamento de la estrella Sirio, un astro para ellos muy importante porque estaba asociado a las crecidas del Nilo.

Reloj astronómico.

Otro detalle significativo que nos permite evaluar este eclipse solar es la afirmación bíblica de que los cuerpos celestes son  un inmenso, maravilloso y preciso reloj astronómico, dispuestos por Dios para:

…que sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 17 Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, 18 y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.

El 21 de agosto alcemos la mirada al cielo y digamos como el salmista:

Los cielos cuentan la gloria de Dios,     Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Salmos 19:1.

Por tal motivo no deja de asombrar que muchos predicadores ante un fenómeno normal de la mecánica celeste, en lugar de admirar la grandeza de la creación, se dedican a formular especulaciones, y a atemorizar a sus oyentes con predicciones extraídas de sus pensamientos mágicos, anunciando como un hecho cierto de que el fin del mundo es inminente.

Cada vez que hay una catástrofe como un terremoto, o la explosión de un volcán; el surgimiento de guerras, y calamidades; así como la ocurrencia de fenómenos celestiales como un eclipse, los profetas “escatológicos” comienzan a pregonar que ya viene el fin del mundo.

Resultado de imagen para vesubio

El Vesubio, hizo erupción en el año 79 y destruyó a Pompeya.

Ahora, revisemos cuantos terremotos, cataclismos, erupciones de volcanes, guerras, epidemias, eclipses han ocurrido desde que el hombre existe sobre la tierra.

Para quienes les encanta especular con las “señales” de la Segunda Venida de Cristo, y del fin del mundo, les tengo una noticia:

Nadie sabe el día ni la hora:

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mateo 24:36.

Será sin previo aviso:

42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Para este 21 de agosto, antes de pensar en catástrofes, e imaginar que se acerca el fin del mundo, más bien valora esta afirmación:

3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, 4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?

5 Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.

6 Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies: 7 Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, 8 Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar.

9 ¡Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán grande es tu nombre en toda la tierra! Salmos 8:3-9.

Feliz eclipse total.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.org
  • Datos astronómicos: Wikipedia,
  • Imágenes: Google
  • Notas personales.

LOS 4 JINETES DEL APOCALIPSIS REVELAN EL ORIGEN DE LA CRISIS VENEZOLANA, Y SU SALIDA.

El libro de Apocalipsis contiene la revelación de sucesos que ocurren en la humanidad, y describe los días finales de la historia mostrando el esperado y esplendoroso regreso triunfante de Jesucristo.

En una de las visiones mostradas a Juan, el escritor del libro, describe escenas que explican muchos de los acontecimientos mundiales, y muestran una realidad que se vive en Venezuela, y en muchos otros Países del mundo.

Se trata del capítulo seis en el que se destacan los muy nombrados y temidos Cuatro jinetes del Apocalipsis. 

Resultado de imagen para APOCALIPSIS

Leamos el texto y analicemos su contenido:

1 Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. 2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. 3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. 7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Apocalipsis 6:1-8.

Lo que ocurre es que Jesucristo comienza a revelar la secuencia de eventos que culminan con su segunda venida, a través de la apertura de siete rollos sellados que tiene en su mano. Sabemos por los textos anteriores que “el que está sentado en el Trono” le entrega aquel rollo sellado, para que revele las cosas que han de suceder.

De los siete sello, o rollos, vamos a considerar los primeros cuatro.

Visualicemos la escena y su simbolismo. Recordemos que Apocalipsis está escrito con un lenguaje altamente simbólico en el que las palabras transmiten un mensaje más allá de su significado literal. Así los números, los colores, los objetos mencionados son como códigos que es necesario conocer para interpretar su significado.

Por ejemplo el número cuatro en la Biblia significa más que cuatro unidades, hace alusión a los “4 puntos cardinales”, Jeremías 49:36, Mateo 24:31; entonces se utiliza la figura de cuatro jinetes para establecer que lo que ocurra durante su galope es en toda la tierra. Con esta idea en mente interpretemos el texto.

Imagen relacionada

El primer jinete:

2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. Apocalipsis 6:2.

Interpretemos los símbolos:

Caballo blanco. ¿Con quién se asocia el  blanco en Apocalipsis? Con Jesucristo, 1:14; con los dignos de andar con Jesucristo, 3:4; los 24 ancianos delante del trono, 4:4; caballo que monta el Verbo Divino, 19:11-14; el vestido de los ejércitos celestiales, 19:14,

El jinete tiene un arco. No tiene flechas, ya fueron lanzadas en la batalla. Le fue dada una corona. En Apocalipsis la corona se asocia con los fieles, 2:10; perseverantes, 3:11, los 24 ancianos, 4:4. Salió venciendo y para vencer. ¿Quiénes son vencedores en Apocalipsis? Jesucristo y sus seguidores, 3:21, 19:11-16.

¿Quién es el jinete? No es Jesucristo, él está revelando la visión. No es el “anticristo”, como algunos eruditos afirman, porque en Apocalipsis el anticristo no vence, “engaña”.

¿Qué simboliza esta figura? El evangelio de Jesucristo, que desde su proclamación inicial avanza por todo el mundo llevando la luz, paz, seguridad, perdón, reconciliación, restauración. El evangelio salió venciendo y para vencer, Jesucristo dijo: “Como me envió el Padre, así os envío yo a vosotros”, Juan 20:21; con el poder del Espíritu Santo, Hechos 1:8.

Segundo jinete.

3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. Apocalipsis 6:3-4.

Interpretación.

Caballo bermejo, rojo. En Apocalipsis el rojo está asociado a Satanás, 12:3,9,

Quitar la paz, matarse unos a otros, se da una espada al jinete. Expresiones que significan guerra, conflictos, destrucción, muerte.

Los símbolos nos llevan a interpretar que desde que se proclama el evangelio de Jesucristo, una fuerza maligna surge para contrarrestar su avance. La Biblia muestra los diversos intentos de Satanás por detener el Plan de Dios para restaurar al hombre. Actúa en el Edén, en Egipto, en la división del reino de Israel, en la matanza de los niños en Belén, en el desierto tentando a Jesús, intentando frenar el testimonio de los discípulos el primer siglo, durante la época de oscuridad en la Edad Media, en los esfuerzos de hoy para atemorizar a los cristianos; pero no ha sido posible detener “los pies de los que anuncian buenas nuevas de salvación”.

Tercer jinete.

5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. Apocalipsis 6:5-6.

Interpretación.

Caballo negro. En la Biblia este color se asocia a tinieblas, caos, Génesis 1:2, Efesios 6:12, Colosenses 1:13, 1Juan 1:5.

Uso de elementos como balanza, productos agrícolas. trigo y cebada; dinero, un denario; el precio asignado a porciones de los productos mencionados se asocia a economía.

La figura es una clara indicación de escases, crisis económica, una lógica consecuencia de las guerras. Se requiere un día de trabajo, un denario, para adquirir una libra de trigo, medio kilo.

La mención del aceite unido al vino, que no deben ser dañados es significativa. El aceite en la Biblia se asocia al Espíritu Santo, 1 Juan 2:20; y el vino es símbolo de alegría, gozo, Salmos 104:5. Es decir, en medio de las crisis, el Espíritu Santo morando en los creyentes produce Gozo, Gálatas 5:22-23.

Cuarto Jinete.

7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Apocalipsis 6:7-8.

Interpretación.

Caballo amarillo. El significado del color del caballo se interpreta con el nombre del mismo, muerte. El que le siga el Hades refuerza el concepto ya que este sitio es el lugar de los muertos, a donde van las víctimas de las guerras y de las crisis económicas.

Las fieras de la tierra es una posible alusión a las enfermedades generadas por virus, bacterias y hongos; que producen más muertes que los animales salvajes.

¿Cómo puede asociarse esta visión a lo que ocurre en Venezuela?

Como se describe en la visión que se le revela a Juan, en nuestro País estos cuatro caballos y sus jinetes galopan por todo el territorio nacional, por los “cuatro costados, llevando a su paso el elemento que cada uno simboliza: el evangelio, guerras, crisis económicas, y muerte.

Imagen relacionada

Como puede observarse, las guerras, el hambre y la muerte tienen un origen común, que en el Apocalipsis se asocia con el personaje identificado con el color escarlata, o  sea el rojo.

En la Biblia este ser hace varias apariciones: en el Edén toma forma de serpiente y propicia la caída de la primera pareja, incitándoles a desobedecer, trayendo aquel acto como consecuencia la expulsión de la gracia Divina, y la muerte, Génesis 3:1-7. También se le menciona como un “león rugiente”, 1 Pedro 5:8. Es quien encabeza los “principados, las potestades, los gobiernos de este mundo de tinieblas, las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”, Efesios 6:12.

Este personaje es descrito en el capítulo 12 de Apocalipsis así:

3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Apocalipsis 12:3-4.

De acuerdo al simbolismo bíblico, el dragón rojo tiene siete cabezas, indicando que ejerce control sobre todos los gobiernos del mundo, ya que siete es totalidad, algo completo; y la cabeza significa gobierno, autoridad. Los diez cuernos es poder mundial, dominio total, en el entendido que diez significa “totalidad humanamente hablando”, y cuerno se asocia a poder.

En la tentación a Jesús este personaje le dijo:

5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. 6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Lucas 4:5-7.

Es evidente que el “dragón rojo” es quien comanda los ejércitos celestiales de maldad, y es igualmente el que ejerce dominio sobre los “reinos del mundo”, e incita la maldad en los hombres.

Por lo tanto, las crisis económicas, la pobreza, el hambre, la escases, las enfermedades y la muerte que avanza por todo el mundo, y últimamente en Venezuela, son el resultado de la influencia de este nefasto personaje. Que es quien debe ser neutralizado.

Esta es la importante tarea del jinete del caballo blanco, de los que pregonan el evangelio de Jesucristo, de la Iglesia comisionada para extender el reino de los Cielos.

Resultado de imagen para new providence baptist church loudon tn

Cuando el evangelio avanza por el mundo, y específicamente en Venezuela, llevando consigo la luz de Cristo, el mensaje de arrepentimiento, perdón, reconciliación y restauración se está neutralizando a este poderoso enemigo del hombre, y gobernante de este siglo.

Por tanto el creyente frente a esta batalla espiritual, contra estas huestes de maldad, necesita activar dos estrategias.

La primera se refiere a “fortalecerse en el Señor,  en el poder de su fuerza, y vestirse de la armadura espiritual, como se recomienda en Efesios 6:10-18.

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

En este texto destaca una gran verdad: “no tenemos lucha contra sangre y carne”, la batalla no es contra “personas”, contra otros venezolanos. Es contra el agente instigador de aquella actitud  enraizada en los corazones de quienes practican la maldad.

En segundo lugar, es urgente llevar el evangelio de Jesucristo a todos los rincones de Venezuela, que cada poblador de este gran País oiga acerca del poder transformador de Jesucristo. Esta es la reiterada demanda de Mateo 28:19-20, así como de Hechos 1:8.

En las páginas de la Biblia, así como en la realidad de muchos países, y en el nuestro, a medida que el evangelio de Jesucristo avanza, las tinieblas se disipan, y los hombres experimentan profundos cambios que influyen positivamente en la transformación de otros. Es lo ocurrido en Jerusalén desde el día de Pentecostés, cuando los discípulos  comenzaron a proclamar el poderoso mensaje del evangelio de Jesucristo, la ciudad fue conmovida, y a medida que el evangelio se extendía a todas las Naciones, las gentes fueron transformadas.

La crisis que se vive en Venezuela se resolverá en la medida que el venezolano sea conmovido por el poderoso mensaje del evangelio de Jesucristo.

Hay una nota digna de destacar en el texto que describe el galope del caballo blanco. Y es que éste “salió venciendo y para vencer”.

El evangelio es un poder que su avance no va a ser detenido por las guerras, las crisis económicas, y la muerte. Al contrario, cuando aquellas proliferan el evangelio debe galopar llevando consigo el mensaje de esperanza, de consuelo, de arrepentimiento, perdón, reconciliación y restauración.

En estos días turbulentos, de angustias, desesperanza, temor, incertidumbre, crisis económica, guerra y muerte, es cuando más se necesita proclamar el evangelio de la paz. Y esta es la misión del pueblo de Dios.

¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: !!Tu Dios reina! Isaías 52:7.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Libro “Misterios Revelados del Apocalipsis”, escrito por el autor de este post,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.