EL ECLIPSE DE AGOSTO 21 Y LAS SEÑALES DEL FIN DEL MUNDO

El próximo lunes 21, ocurrirá un fenómeno astronómico tan espectacular que se le ha denominado “el eclipse del siglo”, se observará principalmente en gran parte del territorio Norteamericano, y fascinará a millones de espectadores que disfrutarán por breve lapso una “noche” en medio del día; ya que por unos minutos la luz del astro rey será opacada por nuestro satélite, la Luna.

Resultado de imagen para eclipse 2017

Un eclipse de esa magnitud ocurrió en territorio estadounidense, según los expertos, el 8 de junio de 1918; unos 99 años. Motivo por el cual tal fenómeno se considera excepcional.

El eclipse será visible a través de un estrecho pasillo de 110 kilómetros cruzando 14 estados de los Estados Unidos.​ Se verá por primera vez poco después de las 10:15 a.m. PDT en la Costa del Pacífico de Oregón, y avanzará hacia el este por Salem, Casper, Lincoln, Ciudad de Kansas, Hopkinsville, Nashville, Columbia, hasta Charlestón. La máxima duración del eclipse total será de 2 minutos 41,6 segundos al sur de Carbondale y la mayor extensión (ancho) estará entre Hopkinsville y Princeton.

Imagen relacionada

En otros lugares de desde México hasta el norte de Sur América, el eclipse se verá parcialmente.

Algunos predicadores ya han elevado sus voces anunciando que el eclipse del 21 es una señal del inminente retorno de Jesucristo y del fin del mundo.

Afirmaciones que carecen de veracidad porque un eclipse no es señal del fin del mundo, la Biblia ofrece otras evidencias, y tal fenómeno astronómico ocurre desde que Dios creó el “cielo y la tierra”, como afirma Génesis 1:1. Pues los eclipses ocurren en todo sistema estelar donde exista una estrella, planetas alrededor de la misma, y satélites girando alrededor del planeta. Como es el caso del sistema Sol-Tierra-Luna.

Resultado de imagen para eclipse

Lo que destacado de este eclipse son aspectos que pasan desapercibidos, dada la mente especulativa de los predicadores alarmistas y de quienes buscan seguidores anunciando cataclismos.

Lo que resalta este 21 de agosto es:

La extraordinaria exactitud de la mecánica celeste.

Todo estudiante de astronomía sabe que en la tierra un eclipse solar es posible porque la distancia en que gira la luna alrededor de la tierra, es la exacta para determinar que el “diámetro aparente” de la luna sea igual al diámetro del Sol. Por eso cuando la Luna se interpone al Sol, ambos aparentan el mismo tamaño.

Resultado de imagen para eclipse 2017

Por otro lado el movimiento de los cuerpos celestes es preciso, por tal motivo es que los astrónomos han predicho el momento exacto del inicio del eclipse, así como el de su culminación. Y ese fenómeno desde hace varios años se había anunciado.

Es más ya se ha calculado que para el 8 de abril del 2024 habrá otro eclipse total en Norteamérica, cuya duración será de 4 minutos con 28 segundos. Se espera que para el 2042, el 20 de abril, Indonesia, Malasia, y Filipinas disfrutarán otro eclipse total.

Otro aspecto digno de destacar es:

La capacidad, inteligencia e ingenio humano.

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha observado el cielo, el movimiento de los astros, y ha hecho cálculos para determinar su posición en un momento dado.

Ya los astrónomos han calculado que para el 15 de febrero de 2018 habrá un eclipse parcial visible en la Antártida, América del Sur; que el 13 de julio del mismo año, habrá otro parcial visible en el Sur de Australia; y que el 11 de agosto de 2018, en el Norte de Europa y norte de Asia verán otro eclipse parcial.

En cualquier sitio de internet dedicado a la astronomía se puede obtener información de los fenómenos astronómicos frecuentes, fechas y horas exactas: fases de la luna, lluvias de estrellas, eclipses solares y lunares; salida y puesta del Sol. Momento preciso de los solsticios y equinoccios.

Por cierto, los egipcios calcularon el momento exacto del año de la aparición y desaparición en el firmamento de la estrella Sirio, un astro para ellos muy importante porque estaba asociado a las crecidas del Nilo.

Reloj astronómico.

Otro detalle significativo que nos permite evaluar este eclipse solar es la afirmación bíblica de que los cuerpos celestes son  un inmenso, maravilloso y preciso reloj astronómico, dispuestos por Dios para:

…que sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 17 Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, 18 y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.

El 21 de agosto alcemos la mirada al cielo y digamos como el salmista:

Los cielos cuentan la gloria de Dios,     Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Salmos 19:1.

Por tal motivo no deja de asombrar que muchos predicadores ante un fenómeno normal de la mecánica celeste, en lugar de admirar la grandeza de la creación, se dedican a formular especulaciones, y a atemorizar a sus oyentes con predicciones extraídas de sus pensamientos mágicos, anunciando como un hecho cierto de que el fin del mundo es inminente.

Cada vez que hay una catástrofe como un terremoto, o la explosión de un volcán; el surgimiento de guerras, y calamidades; así como la ocurrencia de fenómenos celestiales como un eclipse, los profetas “escatológicos” comienzan a pregonar que ya viene el fin del mundo.

Resultado de imagen para vesubio

El Vesubio, hizo erupción en el año 79 y destruyó a Pompeya.

Ahora, revisemos cuantos terremotos, cataclismos, erupciones de volcanes, guerras, epidemias, eclipses han ocurrido desde que el hombre existe sobre la tierra.

Para quienes les encanta especular con las “señales” de la Segunda Venida de Cristo, y del fin del mundo, les tengo una noticia:

Nadie sabe el día ni la hora:

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mateo 24:36.

Será sin previo aviso:

42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Para este 21 de agosto, antes de pensar en catástrofes, e imaginar que se acerca el fin del mundo, más bien valora esta afirmación:

3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, 4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?

5 Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.

6 Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies: 7 Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, 8 Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar.

9 ¡Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán grande es tu nombre en toda la tierra! Salmos 8:3-9.

Feliz eclipse total.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.org
  • Datos astronómicos: Wikipedia,
  • Imágenes: Google
  • Notas personales.
Anuncios

LOS 4 JINETES DEL APOCALIPSIS REVELAN EL ORIGEN DE LA CRISIS VENEZOLANA, Y SU SALIDA.

El libro de Apocalipsis contiene la revelación de sucesos que ocurren en la humanidad, y describe los días finales de la historia mostrando el esperado y esplendoroso regreso triunfante de Jesucristo.

En una de las visiones mostradas a Juan, el escritor del libro, describe escenas que explican muchos de los acontecimientos mundiales, y muestran una realidad que se vive en Venezuela, y en muchos otros Países del mundo.

Se trata del capítulo seis en el que se destacan los muy nombrados y temidos Cuatro jinetes del Apocalipsis. 

Resultado de imagen para APOCALIPSIS

Leamos el texto y analicemos su contenido:

1 Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. 2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. 3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. 7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Apocalipsis 6:1-8.

Lo que ocurre es que Jesucristo comienza a revelar la secuencia de eventos que culminan con su segunda venida, a través de la apertura de siete rollos sellados que tiene en su mano. Sabemos por los textos anteriores que “el que está sentado en el Trono” le entrega aquel rollo sellado, para que revele las cosas que han de suceder.

De los siete sello, o rollos, vamos a considerar los primeros cuatro.

Visualicemos la escena y su simbolismo. Recordemos que Apocalipsis está escrito con un lenguaje altamente simbólico en el que las palabras transmiten un mensaje más allá de su significado literal. Así los números, los colores, los objetos mencionados son como códigos que es necesario conocer para interpretar su significado.

Por ejemplo el número cuatro en la Biblia significa más que cuatro unidades, hace alusión a los “4 puntos cardinales”, Jeremías 49:36, Mateo 24:31; entonces se utiliza la figura de cuatro jinetes para establecer que lo que ocurra durante su galope es en toda la tierra. Con esta idea en mente interpretemos el texto.

Imagen relacionada

El primer jinete:

2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. Apocalipsis 6:2.

Interpretemos los símbolos:

Caballo blanco. ¿Con quién se asocia el  blanco en Apocalipsis? Con Jesucristo, 1:14; con los dignos de andar con Jesucristo, 3:4; los 24 ancianos delante del trono, 4:4; caballo que monta el Verbo Divino, 19:11-14; el vestido de los ejércitos celestiales, 19:14,

El jinete tiene un arco. No tiene flechas, ya fueron lanzadas en la batalla. Le fue dada una corona. En Apocalipsis la corona se asocia con los fieles, 2:10; perseverantes, 3:11, los 24 ancianos, 4:4. Salió venciendo y para vencer. ¿Quiénes son vencedores en Apocalipsis? Jesucristo y sus seguidores, 3:21, 19:11-16.

¿Quién es el jinete? No es Jesucristo, él está revelando la visión. No es el “anticristo”, como algunos eruditos afirman, porque en Apocalipsis el anticristo no vence, “engaña”.

¿Qué simboliza esta figura? El evangelio de Jesucristo, que desde su proclamación inicial avanza por todo el mundo llevando la luz, paz, seguridad, perdón, reconciliación, restauración. El evangelio salió venciendo y para vencer, Jesucristo dijo: “Como me envió el Padre, así os envío yo a vosotros”, Juan 20:21; con el poder del Espíritu Santo, Hechos 1:8.

Segundo jinete.

3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. Apocalipsis 6:3-4.

Interpretación.

Caballo bermejo, rojo. En Apocalipsis el rojo está asociado a Satanás, 12:3,9,

Quitar la paz, matarse unos a otros, se da una espada al jinete. Expresiones que significan guerra, conflictos, destrucción, muerte.

Los símbolos nos llevan a interpretar que desde que se proclama el evangelio de Jesucristo, una fuerza maligna surge para contrarrestar su avance. La Biblia muestra los diversos intentos de Satanás por detener el Plan de Dios para restaurar al hombre. Actúa en el Edén, en Egipto, en la división del reino de Israel, en la matanza de los niños en Belén, en el desierto tentando a Jesús, intentando frenar el testimonio de los discípulos el primer siglo, durante la época de oscuridad en la Edad Media, en los esfuerzos de hoy para atemorizar a los cristianos; pero no ha sido posible detener “los pies de los que anuncian buenas nuevas de salvación”.

Tercer jinete.

5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. Apocalipsis 6:5-6.

Interpretación.

Caballo negro. En la Biblia este color se asocia a tinieblas, caos, Génesis 1:2, Efesios 6:12, Colosenses 1:13, 1Juan 1:5.

Uso de elementos como balanza, productos agrícolas. trigo y cebada; dinero, un denario; el precio asignado a porciones de los productos mencionados se asocia a economía.

La figura es una clara indicación de escases, crisis económica, una lógica consecuencia de las guerras. Se requiere un día de trabajo, un denario, para adquirir una libra de trigo, medio kilo.

La mención del aceite unido al vino, que no deben ser dañados es significativa. El aceite en la Biblia se asocia al Espíritu Santo, 1 Juan 2:20; y el vino es símbolo de alegría, gozo, Salmos 104:5. Es decir, en medio de las crisis, el Espíritu Santo morando en los creyentes produce Gozo, Gálatas 5:22-23.

Cuarto Jinete.

7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Apocalipsis 6:7-8.

Interpretación.

Caballo amarillo. El significado del color del caballo se interpreta con el nombre del mismo, muerte. El que le siga el Hades refuerza el concepto ya que este sitio es el lugar de los muertos, a donde van las víctimas de las guerras y de las crisis económicas.

Las fieras de la tierra es una posible alusión a las enfermedades generadas por virus, bacterias y hongos; que producen más muertes que los animales salvajes.

¿Cómo puede asociarse esta visión a lo que ocurre en Venezuela?

Como se describe en la visión que se le revela a Juan, en nuestro País estos cuatro caballos y sus jinetes galopan por todo el territorio nacional, por los “cuatro costados, llevando a su paso el elemento que cada uno simboliza: el evangelio, guerras, crisis económicas, y muerte.

Imagen relacionada

Como puede observarse, las guerras, el hambre y la muerte tienen un origen común, que en el Apocalipsis se asocia con el personaje identificado con el color escarlata, o  sea el rojo.

En la Biblia este ser hace varias apariciones: en el Edén toma forma de serpiente y propicia la caída de la primera pareja, incitándoles a desobedecer, trayendo aquel acto como consecuencia la expulsión de la gracia Divina, y la muerte, Génesis 3:1-7. También se le menciona como un “león rugiente”, 1 Pedro 5:8. Es quien encabeza los “principados, las potestades, los gobiernos de este mundo de tinieblas, las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”, Efesios 6:12.

Este personaje es descrito en el capítulo 12 de Apocalipsis así:

3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Apocalipsis 12:3-4.

De acuerdo al simbolismo bíblico, el dragón rojo tiene siete cabezas, indicando que ejerce control sobre todos los gobiernos del mundo, ya que siete es totalidad, algo completo; y la cabeza significa gobierno, autoridad. Los diez cuernos es poder mundial, dominio total, en el entendido que diez significa “totalidad humanamente hablando”, y cuerno se asocia a poder.

En la tentación a Jesús este personaje le dijo:

5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. 6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Lucas 4:5-7.

Es evidente que el “dragón rojo” es quien comanda los ejércitos celestiales de maldad, y es igualmente el que ejerce dominio sobre los “reinos del mundo”, e incita la maldad en los hombres.

Por lo tanto, las crisis económicas, la pobreza, el hambre, la escases, las enfermedades y la muerte que avanza por todo el mundo, y últimamente en Venezuela, son el resultado de la influencia de este nefasto personaje. Que es quien debe ser neutralizado.

Esta es la importante tarea del jinete del caballo blanco, de los que pregonan el evangelio de Jesucristo, de la Iglesia comisionada para extender el reino de los Cielos.

Resultado de imagen para new providence baptist church loudon tn

Cuando el evangelio avanza por el mundo, y específicamente en Venezuela, llevando consigo la luz de Cristo, el mensaje de arrepentimiento, perdón, reconciliación y restauración se está neutralizando a este poderoso enemigo del hombre, y gobernante de este siglo.

Por tanto el creyente frente a esta batalla espiritual, contra estas huestes de maldad, necesita activar dos estrategias.

La primera se refiere a “fortalecerse en el Señor,  en el poder de su fuerza, y vestirse de la armadura espiritual, como se recomienda en Efesios 6:10-18.

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

En este texto destaca una gran verdad: “no tenemos lucha contra sangre y carne”, la batalla no es contra “personas”, contra otros venezolanos. Es contra el agente instigador de aquella actitud  enraizada en los corazones de quienes practican la maldad.

En segundo lugar, es urgente llevar el evangelio de Jesucristo a todos los rincones de Venezuela, que cada poblador de este gran País oiga acerca del poder transformador de Jesucristo. Esta es la reiterada demanda de Mateo 28:19-20, así como de Hechos 1:8.

En las páginas de la Biblia, así como en la realidad de muchos países, y en el nuestro, a medida que el evangelio de Jesucristo avanza, las tinieblas se disipan, y los hombres experimentan profundos cambios que influyen positivamente en la transformación de otros. Es lo ocurrido en Jerusalén desde el día de Pentecostés, cuando los discípulos  comenzaron a proclamar el poderoso mensaje del evangelio de Jesucristo, la ciudad fue conmovida, y a medida que el evangelio se extendía a todas las Naciones, las gentes fueron transformadas.

La crisis que se vive en Venezuela se resolverá en la medida que el venezolano sea conmovido por el poderoso mensaje del evangelio de Jesucristo.

Hay una nota digna de destacar en el texto que describe el galope del caballo blanco. Y es que éste “salió venciendo y para vencer”.

El evangelio es un poder que su avance no va a ser detenido por las guerras, las crisis económicas, y la muerte. Al contrario, cuando aquellas proliferan el evangelio debe galopar llevando consigo el mensaje de esperanza, de consuelo, de arrepentimiento, perdón, reconciliación y restauración.

En estos días turbulentos, de angustias, desesperanza, temor, incertidumbre, crisis económica, guerra y muerte, es cuando más se necesita proclamar el evangelio de la paz. Y esta es la misión del pueblo de Dios.

¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: !!Tu Dios reina! Isaías 52:7.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Libro “Misterios Revelados del Apocalipsis”, escrito por el autor de este post,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.

BRIAN WELCH: CÓMO SUPERAR UNA ADICCIÓN

El hombre había llegado a un punto en su atareada vida en el que se sentía envuelto en una madeja de conflictos personales, y atrapado en sus adicciones.

Resultado de imagen para conversion de brian welch

Ahora sentado en su casa frente a su hija meditaba sobre sus circunstancias, poseía todo lo que un ser humano puede aspirar: fama, dinero, posesiones, confort, admiración de sus seguidores; más carecía de algo; libertad. Era esclavo de la marihuana, cocaína, anfetamina, el alcohol, una combinación que le robaba la deseada felicidad, y estaba a punto de arruinar a su hija.

Su esposa había fallecido víctima de las drogas, mundo en el que incursionó por diversión, para explorar aquella fascinante aventura que posteriormente se convirtió en una horrenda adicción que le quitó la vida.

En aquella tormenta íntima, tratando de liberarse de su adicción esclavizante oye a su hija entonar una canción del grupo de rock Korn que dice: “Sueño con tener sexo todo el día”. Aquello fue la chispa que encendió la disposición de cambiar.

El personaje de la historia es Brian Welch, uno de los músicos de más alto nivel de la escena del rock, quien abandonó el grupo de heavy metal “Korn”, debido a que decidió entregar su vida a Jesús. Según comentó el propio Welch, hacía algunos años que se había vuelto toxicómano y cada vez estaba más deprimido, pero su encuentro con Jesús le salvó en todos los sentidos, pues además le ayudó a recuperarse de su dependencia.

Según el testimonio de Welch en cierta ocasión su corredor le comentó que conocía una forma de como liberarse de su dependencia a las drogas y le leyó Mateo 11:28:

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Aquel texto le impacto, pero no pudo resolver de inmediato su dependencia. Como su amigo le había invitado a que asistiera a la Iglesia, un día decidió acompañarle; momento en que recibió a Jesucristo, su vida comenzó a cambiar, sin embargo no podía liberarse de su dependencia a las drogas.

Un día estaba frente al televisor, una porción de droga ante sí, y su hija. En ese momento hizo un alto, tomo conciencia y elevó esta oración:

Jesús si tú eres real como el pastor ha dicho, entonces tú puedes sacarme de las drogas. Entra en mi vida y en mi corazón. Busca en mí ahora, busca en lo profundo de mi corazón. Tú sabes que quiero dejarlo, tú sabes que quiero ser un buen padre para esta niña. Ella perdió a su madre también por las drogas, y me va a perder también a mí si yo no lo dejo… Amen.

Desde ese momento su vida cambió totalmente, y decidió dejar a Korn y dedicar su vida y su música a Jesús..

La banda informó, a través de su web, que Brian “ha escogido a Jesucristo como su salvador, y desde ahora dedicará su música a ese propósito”. Welch, por su parte, dio a conocer la decisión a través de una emisora de radio de Bakersfield, California. “Necesitaba venir y explicarle esto a todos ustedes. Soy muy amigo de los muchachos de “Korn”. Quiero mucho a esos chicos, y ellos me quieren a mí, y ellos están muy felices por mí”.

Resultado de imagen para conversion de brian welch

En relación con el tono agresivo de la música que realizó durante su paso por “Korn”, Welch dijo: “La ira es algo bueno, y si los chicos quieren escuchar a “Korn”, bueno, también hay felicidad después de la ira. Voy a mostrar a través de mis acciones cuánto amo a los fans de la banda”. Welch se tatuó la palabra “Jesús” en los nudillos de su mano derecha. La frase “Mateo 11:28” luce de forma prominente en la parte frontal derecha de su cuello.

Apenas unas semanas después de abandonar la banda, Welch fue bautizado en el río Jordán y dijo que con el bautismo sintió que se deshizo de su ira. “¿Saben cómo se siente uno cuando se enfada y eso aumenta de forma incontrolada? Antes me sentía como si hiriera a alguien. Ahora siento la necesidad de abrazar a las personas”.

Resultado de imagen para conversion de brian welch

Welch fue bautizado por inmersión por el pastor evangélico Ron Vietti. Aproximadamente 20 peregrinos cristianos más, todos vestidos de blanco, fueron bautizados en la misma  ceremonia. El pastor comentó que Welch seguramente atraería a un buen grupo de jóvenes al  cristianismo. “Desde hace varias semanas, algunas personas han comprometido sus vidas a Dios porque quedaron muy inspirados por la historia de Brian”, dijo Vietti.

El amor por una hija y el poder de Jesucristo transforman una vida.

Tal vez tu vida se encuentre en un punto culminante, probablemente hay algo que te ata, estás atrapado en una dependencia de cualquier tipo, no solamente de una droga; cualquier aspecto de tu vida que necesite liberación, tiene en Jesucristo la respuesta.

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. Juan 3:17.

Así como Brian Welch fue liberado, gracias al poder de Jesucristo, puede igualmente ocurrir en tu vida, acepta la invitación:

Venid a mí todos los que estéis trabajados y cargados y yo os haré descansar.

Fuente:

DONALD TRUMP, LAS PROFECIAS Y EL RAPTO

Lo que sucede políticamente en los Estados Unidos siempre ha suscitado grandes expectativas a nivel mundial. El hecho de ser una potencia concentra atención internacionalmente.

Por ello el triunfo de Trump, su investidura como Presidente, tanto como sus declaraciones han generado un sinfín de apreciaciones, incluso en el ámbito teológico ya que han surgido algunos predicadores asociando aquellos eventos como señales de la Segunda Venida de Jesucristo.

Resultado de imagen para segunda venida

En las redes sociales y en Internet circulan mensajes y disertaciones en las que se pregona que es inminente la restauración de Israel, la aparición del Anticristo, el auge del Imperio Mundial y su asociación con la Gran Ramera, así como el advenimiento del Milenio, y el Rapto de la Iglesia.

La asociación entre Trumpo el Rapto de la Iglesia y la inminencia del milenio, en algunos causa asombro, temor en otros. El tema del rapto y del milenio merecen capítulo aparte, sin embargo hagamos algunas consideraciones.

Primero sobre el rapto. En los libros de teología se dice una cosa sobre este tema, en la Biblia otra muy distinta.

Lo que dicen los libros: No hay acuerdo cuando será el rapto. Hay una variedad de interpretaciones, algunas contradicen a las otras. No hay espacio para describir las variadas creencias sobre el rapto. Lo que si afirmo es que una de ellas es correcta, las demás erradas.

Que dice la Biblia sobre el rapto:

En Apocalipsis no aparece la palabra rapto, ni un evento que se le parezca según las reglas de interpretación. Lo más parecido a un “rapto” es el llamado que se le hace a “los dos testigos” para ascender al cielo, Apocalipsis 11:12; o el que se le hace a Juan para presenciar “el día del Señor, Apocalipsis 4:1. Aparte de esos hechos no hay otros similares para asociarles a un “rapto”.

Resultado de imagen para el rapto de la iglesia

¿Dónde nace el concepto de “rapto”? De los escritos de Pablo, concretamente en 1 Tesalonicenses 4:16-17:

16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Observa la secuencia:

Primero: El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo,

Segundo: Los muertos en Cristo resucitarán primero,

Tercero: Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire,

Cuarto: Y así estaremos siempre con el Señor.

¿Cuándo es el arrebatamiento o rapto? Después que Cristo venga.

¿Qué dice Cristo al respecto? Leamos Mateo 24:30-31.

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

Observa:

Primero: El Hijo del Hombre (Jesucristo) viene sobre las nubes,

Segundo: Se envía a los ángeles al sonido de la trompeta,

Tercero: Los ángeles juntan a los escogidos de cualquier lugar del mundo.

En palabras de Jesucristo “juntar” equivale a “arrebatar”. Y son los ángeles encargados de reunir a los escogidos.

Esta idea se repite en Mateo 25:31-32 al referirse al juicio final. En este texto se reitera que Jesucristo viene primero y luego “apartará” a las ovejas de los cabritos.

Pablo lo que hace es describir la secuencia que Cristo establece, usando sus propias palabras. Entonces Pablo usa el término “arrebatar”, en lugar de “juntar”, o “apartar” que Jesucristo utiliza en sus explicaciones sobre el tiempo del fin. Así pues arrebatar, juntar o apartar se refieren al mismo hecho que ocurrirá después de la Segunda Venida de Cristo.

Eso es lo que la Escritura afirma sobre el “rapto”, los libros de teología ofrecen una variedad de interpretaciones, en las que unas contradicen a otras. Cualquiera es libre de adoptar una posición, más las cosas ocurrirán como afirma la Escritura y no como quieren los grandes teólogos.

Si tienes tiempo y ganas, sigamos con el Milenio.

La expresión “milenio” o “reino milenial” no aparece en la Biblia. Tan solo se menciona una vez en la Escritura la realidad de un período de mil años, es en Apocalipsis 20:1-3. Sin embargo es en el verso cuatro de donde se extrae la idea de un reino milenial. Leamos el texto:

4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Apocalipsis 20:4.

Analicemos el texto:

Primero: Vi tronos,

Segundo: Se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar,

Tercero: Vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos,

Cuarto: Vivieron y reinaron con Cristo mil años.

Interpretación:

Primero: Vi tronos, ¿Qué significa? En Apocalipsis la palabra “trono” aparece 36 veces (versión RVR60), de las cuales solo tres se refieren a tronos relacionados con Satanás o la Bestia (2:13, 13:2, 16:10), el resto, 33 veces, cada vez que se usa la palabra “trono”, éste se encuentra en el Cielo, no en la tierra. Ya esto es una clave de interpretación.

Segundo: Se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar. ¿Quién o quienes juzgarán a los hombres? Aun cuando en algunos textos se menciona que los cristianos van a juzgar, la Biblia afirma categóricamente cuando y quien juzga a los hombres: El hombre es juzgado mientras vive, Juan 3:18; ¿Quién le juzga? La Palabra de Cristo, Juan 12:18. ¿Qué ocurrirá el día del Juicio Final? No hay juicio como tal, solo se dicta la sentencia, Apocalipsis 20:11-15.

Resultado de imagen para el trono de dios

¿Tienen los creyentes facultad de juzgar? Los creyentes en la medida que confrontan a la humanidad con la Palabra propician el juicio, pues cada uno acepta o rechaza a Jesucristo. Esto define el destino del hombre.

Tercero: Vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús… ¿A dónde van las almas de los seguidores de Jesús cuando mueren? Desde Génesis 25:7 cada vez que se menciona la muerte de un justo se afirma que es reunido con su pueblo, es decir en el cielo. Jesús mismo luego de resucitar “asciende al cielo”.

Cuarto: Vivieron y reinaron con Cristo mil años. ¿Qué significa? Observa que se afirma “vivieron” porque mueren en la tierra decapitados pero viven en el cielo. Es un mensaje de consuelo y esperanza para quienes padecen tribulaciones en la tierra: “NO van a morir” aunque sean martirizados.

Reinaron con Cristo mil años, ¿Cómo interpretar estas palabras? Que quienes mueren reinan en el cielo con Cristo eternamente. ¿Cómo llegar a esta interpretación? Si fuese un reinado en la tierra el autor habría escrito: “resucitaron y reinaron con Cristo mil años”. Se resucita en la tierra, no en el cielo. Al cielo se va “arrebatado”, “llamado”, “transportado”.

¿Por qué afirmar que no es mil años sino eternamente? Porque el reino mesiánico tal como se prometió a David es eterno, 2 Samuel 7:12-17, en esta promesa se refiere en primer lugar a su hijo Salomón como heredero del trono, pero también al reinado eterno del Mesías, descendiente de David. Por otro lado Jesús estableció en la tierra el reinado que ya poseía “desde el principio”, Marcos 1:14-15. Cuando Jesús regrese no va a establecer un reino en la tierra, lo va a consumar en “cielo nuevo y tierra nueva”.

¿Qué significa mil años? Es una cifra simbólica para identificar un número infinito. Mil es tres veces diez, y el número diez se refiere a algo completo humanamente hablando. Entonces 10x10x10 significa algo infinito. Como cuando Jesús dijo que hay que perdonar setenta veces siete (10x7x7), infinitas veces. Jesús usa dos cifras simbólicas el diez y el siete.

¿Qué significa el reinado de Cristo de mil años con los mártires) Se refiere a su reinado eterno. El reina desde antes de la fundación del mundo.

El milenio, tal y como se enseña en los libros de teología,  es una interpretación de algunos eruditos que reproducen la esperanza de los judíos de la venida del Mesías libertador para restablecer la Monarquía Hebrea con un sucesor de David en el trono. Pero aquello no sucederá ya que el Mesías vino y “los suyos no le recibieron…”, Juan 1:11.

Por otro lado Jesús ya reina y gobierna desde el Cielo, y rige nuestras vidas con su Palabra. En realidad estamos viviendo el milenio que corre hasta su Segunda Venida, momento en que “consumara el reino”.

Estos temas los trato en mi libro Misterios Revelados del Apocalipsis, pronto a aparecer.

Volviendo al tema de los predicadores y su asociación de las últimas cosas con la presidencia de Donald Trump, es conveniente significar cuanto sigue.

Cuando oyes aquellas predicaciones proféticas y lees los pronunciamientos de tales predicadores, se aprecia que poseen un profundo conocimiento de los planteamientos de los grandes teólogos que en el pasado hicieron sus interpretaciones de lo que propusieron los padres de la Iglesia acerca de los tiempos del fin; y poca exegesis y hermenéutica bíblicas.

La idea de un reino milenial es ancestral. Ya en el Segundo Siglo de nuestra era se hablaba de tal doctrina. Justino Mártir, uno de los padres de la Iglesia, a mediados del segundo siglo escribió: 

Hubo un cierto hombre con nosotros, cuyo nombre era Juan, uno de los apóstoles de Cristo, quien profetizó, con una revelación que le fue dada, que los que creyeron en nuestro Cristo morarían mil años en Jerusalén; y que de allí en adelante tendría lugar la resurrección general y eterna y el juicio final de todos los hombres. Cita que se lee en “Dialogo con Trifón”.  Capítulo 81.

Justino añadió algo de su cosecha, o repitió lo que alguien añadió a Apocalipsis 20:4: que los creyentes en Cristo morarían mil años “en Jerusalén”. Ciudad que no se menciona en el texto de Apocalipsis, pero es una esperanza de los judíos y de muchos cristianos.

Es decir los predicadores del presente fundamentan su teología en lo que dicen otros teólogos en sus libros, y no van a los escritos sagrados. Es lo que se denomina teología libresca, la cual lo que hace es repetir lo que algún erudito dijo; y como aquel erudito hace muchas referencias en sus escritos a otros autores se cree que posee autoridad. La debilidad de este método de hacer teología es que si aquel erudito erró en su interpretación, los subsiguientes que se fundamentan en sus ponencias repiten el error porque no van a la Biblia.

El verdadero teólogo va primero a la fuente, se entrevista con el autor, Dios; y luego acude a la Biblia que es la revelación dada por el Autor. Es el método de Moisés, primero tiene un encuentro personal con Dios, luego oye lo que Dios le instruye que posteriormente plasma en un escrito.

Además de la teología libresca, hay otra metodología al tratar los temas escatológicos. La denomino escritores de bibliaficción porque plantean acontecimientos que trascienden la lógica bíblica y la razón humana.

Temas como “los dos testigos”, “el anticristo”, “la gran ramera”, “el rapto”, y “el milenio”, el “seis seiscientos sesenta y seis” son tratados como las grandes producciones cinematográficas de ciencia ficción, impregnada además con la mitología griega.

Y lo más grave es que se deja correr la idea de que algunos libros de revelaciones son difíciles de interpretar; o se les da un tono de obras terroríficas que alejan al creyente de un estudio sistemático de aquella preciosa y fascinante literatura.

No estoy negando el valor de los libros, ni de los aportes de los grandes hombres de Dios que hicieron interpretaciones enmarcadas en su momento histórico, en su realidad; que por cierto es muy diferente a la nuestra. De aquellos grandes escritores he obtenido confirmación de que mi interpretación de cierto texto es correcta, porque primero voy al texto luego a los libros; otras veces he descubierto errores de interpretación en algunos autores. En ambos casos hay una satisfacción íntima de encontrarte personalmente con la verdad.

¿Qué viene a tu mente cuando lees que Jesús vivió en Palestina? ¿Qué piensas cuando alguien afirma que luego de la ascensión de Jesús los Apóstoles practicaban el judaísmo? ¿Cómo recibes aquello de que moisés fue judío?

Con todo respeto y consideración les digo: “Erráis ignorando las escrituras…”

Es tiempo de volver a la Biblia para hacer teología y ponerla en practica, fundamentalmente.

Fuente:

  • Misterio Revelados del Apocalipsis,
  • Conceptos y datos históricos: Wikipedia,
  • Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.org,
  • Imágenes: Google.

MISTERIOS REVELADOS DEL APOCALIPSIS

El libro de Apocalipsis ha fascinado a sus lectores desde que aparece por primera vez, pero también atemoriza a causa de las imágenes, metáforas y escenas que presenta.

Resultado de imagen para APOCALIPSIS

Muchos creen que Apocalipsis es sinónimo de caos, guerras, bestias, terror, monstruos, dragones, bestias; creencia adquirida gracias al lenguaje utilizado por el escritor; tanto como debido a las interpretaciones y exposiciones de unos cuantos predicadores.

 Apocalipsis significa revelación, y es lo que hace el autor, revelar lo que acontecerá a la humanidad en los días finales. Es decir cuál es el final del actual estado de cosas. Muchos pronostican un final caótico, catastrófico, terrorífico. Sin embargo aquello no es cierto, el final se muestra en Apocalipsis esperanzador. Aunque es una frase muy común, es la que describe apropiadamente el mensaje de Apocalipsis: “Un final feliz”.

Lo atemorizante de Apocalipsis es a causa de la errada interpretación del lenguaje utilizado en el libro. El lector occidental, cuyo pensamiento está fundamentado en el legado de los grandes autores de la época moderna, impregnados del racionalismo, y devoto al método científico, no puede captar el mensaje del libro, porque este usa un lenguaje totalmente diferente al nuestro; descifrarle requiere conocer su esencia, la clave en que ha sido escrito.

Resultado de imagen para ALFA Y OMEGA

Para entender Apocalipsis hay que conocer su  lenguaje, situarse en la época en que se escribe, considerar el contexto,  y tener presente el objetivo del autor.

El lenguaje apocalíptico es extraño porque usa muchos símbolos, figuras, símiles, metáforas al transmitir sucesos corrientes, cotidianos y normales. Este leguaje es creación de los judíos posterior a su deportación a babilonia,  expresa mediante símbolos el sufrimiento por las inmensas tribulaciones a que es sometido, y su esperanza en una intervención mesiánica salvadora. Los cristianos adoptan tal lenguaje, y sufren sus tribulaciones con la esperanza en la Segunda Venida de Jesucristo.

Por eso esta colmado de símbolos como bestias, números, colores, ciudades, para referirse a hechos ordinarios.

Respecto de la época en que es escrito el libro, los eruditos lo fechan hacia finales del primer siglo; momento en que los judíos y los cristianos son perseguidos inclementemente por los romanos.

En el año setenta el Templo y  Jerusalén son totalmente destruidos por los ejércitos romanos, debido a una insurrección de los judíos; y los cristianos son cruelmente perseguidos ya que no se someten a la religión romana de darle culto al emperador; y en lugar de ello proclaman el evangelio del reino. Esto motiva las escenas de terror, es decir la persecución y martirio de los seguidores del Cordero. La realidad que vivieron ellos supera las escenas de terror que las muestra. Se sabe que muchos cristianos fueron envueltos en pieles de animales recién sacrificados, y lanzados a las fieras en los circos romanos.

Al referirnos al contexto, apuntamos al resto de los libros de la Biblia. Recordemos que la Biblia se interpreta a sí mismo, y esto hay que tenerlo en cuenta en Apocalipsis. El autor usa muchas ideas, figuras y enseñanzas de otros escritos bíblicos, sin dar detalles de su ubicación, pues el escritor sobreentiende que los lectores están familiarizados con ellos. Así el Cordero, los tronos, las bestias, las trompetas, los sellos, marcas, rameras, ciudades, lugares, y hasta los números no necesitan explicaciones mayores, ni indicar su ubicación, los lectores lo saben. Esto es importante ya que muchas figuras y escenas se comprenden al revisar el contexto.

Para interpretar Apocalipsis necesitas conocer el resto de los libros de la Biblia, familiarizarte con ellos, o tener a mano una buena Concordancia.

Sobre el motivo del autor al escribir este fascinante libro se descubre a medida que se presentan las revelaciones: El Evangelio es una fuera vencedora, sale venciendo y para vencer, nada le detiene; ni las más perversas maquinaciones del eterno enemigo del pueblo de Dios, aquella serpiente antigua.

Apocalipsis transmite un mensaje de esperanza a una iglesia atribulada que desfallece ante los descomunales ataques del enemigo, que usa bestias para perseguirle; sin embargo reciben el amparo y la fortaleza Divina.

Aunque muchos destacan las bestias, las pestes, los rayos, y los cataclismos; lo resaltante en Apocalipsis es el Cordero que copa las escenas; rodeado de sus seguidores, el pueblo de Israel restaurado, y los “lavados su sangre”.

También destaca la victoria de los creyentes que son “fieles hasta la muerte”, por lo cual reciben “la corona de la vida”. Debido a ello, la Revelación está cargada de escenas de júbilo, el gozo en la tierra y en el cielo, por las victorias de los creyentes. Apocalipsis está salpicado de escenas alabanzas y de júbilo, contiene siete cantos y siete bienaventuranzas.

Otra nota destacada en Apocalipsis es que los malos, quienes persiguen inclementemente a los hijos de Dios, quienes rechazan la gracia Divina y se oponen a Dios, serán derrotados y castigados.

Para comprender Apocalipsis.

Para comprender Apocalipsis se requiere sabiduría e inteligencia, recomendadas por Jesucristo en el libro, la dirección del Espíritu Santo, tener presente el contexto; e interpretar las escenas según el lenguaje literario, no literalmente.

Consideremos un ejemplo. Lee 11:4-5.

4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. 5 Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera.

Veamos las figuras y metáfora. Los testigos son:

  • Dos olivos. Del olivo se obtiene aceite; el aceite es símbolo del Espíritu Santo. 1 Samuel 16:13, Lucas 4:18, Hebreos 1:9
  • Dos candeleros. Un candelero alumbraba el Lugar Santo. El candelero produce luz, Éxodo 25:31,37, con aceite de olivas, Números 27:20; el creyente es la luz del mundo, Mateo 5:14, con el poder del Espíritu Santo, Hechos 1:8.

¿Captas el mensaje? Tu eres uno de esos testigos.

Ministerio de los dos testigos:

  • Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de su boca,
  • Si alguno quiere hacerles daño, debe morir de la misma manera.

¿Alguna vez has lanzado fuego por la boca? Ya lo veremos.

Interpretación: Para interpretar estas figuras, usa la tu sabiduría e inteligencia recomendadas por Jesucristo en Apocalipsis 13:18, 17:9, y el contexto.

Repasa la escena: Medita, piensa, reflexiona, ¿Refiere la Biblia un hecho semejante? ¿Hay alguna escena en la Biblia en la que un personaje lance fuego por la boca? ¿Menciona la Biblia que un mensajero enviado a predicar aniquile a quienes le persiguen?

Resultado de imagen para LANZAR FUEGO POR LA BOCA

Seguramente has respondido con un “no” todas las preguntas, y es lo correcto.

¿Son reales aquellas escenas? La idea de un personaje lanzando fuego por la boca, literalmente hablando, corresponde a los prestidigitadores de circos; aquello no es congruente con el contexto bíblico, y ningún profeta, o mensajero divino aniquila a sus perseguidores; ocurre es todo lo contrario, lee Hebreos once.

El escritor apela a la metáfora para transmitir un concepto, ¿Qué simboliza aquellas metáforas? Busquemos en el contexto.

Para el fuego en la boca, lee Jeremías 5:14, 23:29. Veamos la primera cita:

14 Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá. Jeremías 5:14.

Como observas, el fuego se refiere a la Palabra ardiente de Dios que consume, incinera al pecado; no a la humanidad. Proverbios 17:3; Efesios 5:26.

Anteriormente preguntábamos: ¿Alguna vez has lanzado fuego por la boca? Ya lo sabes.

Sobre los que deben morir de la misma manera. Recuerda que se trata de dos testigos, es decir que dan testimonio de Jesucristo y su obra redentora, Hechos 1:8.

¿Cómo mueren los que atacan el testimonio de Jesucristo? ¿Los que son confrontados con la Palabra? Volvamos al contexto.

Leamos Romanos 6:6:

6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.  

Un memorable día, camino a Damasco, Pablo tuvo un encuentro con “La Palabra”, en aquel instante Pablo “murió”, y esa muerte redundó en vida. Por ese motivo expresó:

20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Cuantos intentos de detener al avance de la Palabra en el mundo, de impedir que el hombre tenga acceso a ella; sin embargo derrota a los enemigos y muchos caen rendidos ante ella. En este aspecto es impresionante los testimonios de quienes patrocinan el ministerio de difusión de la Palabra conocidos como “Los Gedeones”; ellos dan fe de como la Palabra transforma, ¿No es tu caso apreciado lector?

Resultado de imagen para gedeones

Como puedes observar la comprensión e interpretación de Apocalipsis es sencilla. Sólo tienes que tomar en cuenta el lenguaje simbólico en que está escrito, usar tu razonamiento lógico, y nunca olvidar el contexto. La dirección del Espíritu Santo es determinante.

Comienza a leer este fascinante libro de Apocalipsis. Para ayudarte en su comprensión hemos escrito el libro titulado Misterios Revelados del Apocalipsis.

En el libro Misterios Revelados del Apocalipsis encontrarás algunas pautas de interpretación, con las cuales vas a disfrutar la lectura de este maravilloso libro, comprendiendo lo que Jesucristo revela a Juan, y este transcribe en forma magistral para tu deleite.

El libro Misterios Revelados del Apocalipsis se publicará en forma digital desde el 10 de diciembre de este año, puedes obtener información como adquirirlo en este sitio.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway
  • Conceptos: Wikipedia,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.

DESCIFRADO MISTERIO DEL 666

El número 666 ha fascinado a los lectores y estudiosos de la Biblia desde tiempos remotos, y generado un sinnúmero de interpretaciones, algunas de las cuales producen temor, otras rayan en la especulación.

Eruditos y teólogos estudian el texto en que aparece tal número y están de acuerdo que representa al Anticristo mencionado en los Evangelios y en algunas de las cartas de Pablo; en ese orden de ideas se identifica con semejante número a ciertos emperadores romanos, también a algunos de los Papas de la Iglesia Católica; y hasta a la Iglesia Católica misma se compara con aquella bestia.

¿Cómo descifrar el 666? Para decodificar un escrito en clave hay que comprender y manejar el lenguaje, el código, en que ha sido escrito el mensaje. Porque decodificar una información es un proceso de identificar e interpretar las señales lingüísticas para traducirlas luego en un mensaje claro y significativo.

Entonces para descifrar el “número de la bestia”, del anticristo, es necesario tener en cuenta algunos aspectos relevantes: el lenguaje en que ha sido escrito, el estilo literario, y sobre todo la mente del escritor, y de los lectores.

El lenguaje, como sabemos Apocalipsis fue escrito originalmente en griego, idioma en que los números se representaban por letras; en el griego bíblico se usa con frecuencia el nombre de los números, no la cifra. Por ejemplo en apocalipsis 7:4 se menciona el número de sellados, Juan escribió: ἑκατὸν τεσσεράκοντα  τέσσαρες χιλιάδες (Ciento cuarenta y cuatro mil), no la cifre 144.000 en griego.

Estilo literario, apocalíptico. El género apocalíptico es un conjunto de expresiones literarias surgidas en la cultura hebrea y cristiana durante el período helénico y romano, siglos II  aC hasta mediados del siglo II dC, y que expresan por medio de símbolos y complejas metáforas, la situación de sufrimiento del pueblo judío o de los seguidores de Cristo; y su esperanza en una intervención mesiánica salvadora o en el caso de la apocalíptica cristiana en la Parusía o segunda venida de Cristo.

En otras palabras, los judíos con ese lenguaje apocaliptico describen su esperanza en un Mesías Salvador, que les libere de todos sus sufrimientos. Estilo que es usado por los cristianos del primer siglo para describir su esperanza en la Segunda Venida de Jesucristo.

La mente del escritor y de los lectores: La cosmovisión de un oriental es distinta a la de un occidental. Para un oriental un nombre, un número es más que un sustantivo, o una cifra. Moisés en occidente significa el nombre de una persona, para un hebreo tiene el sentido de “sacado de las aguas”. Tanto como los números, para nosotros el número cuatro es simplemente “cuatro” unidades; para un oriental es más que esa cifra, tiene el simbolismo de mundo, cosmos, superficie  porque cuatro son los puntos cardinales.

El 666 decodificado. El texto en que aparece el famoso número es Apocalipsis 13:18:

“Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia; porque es el número del hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis.”

Este es el número que la Biblia designa para el Anticristo, o Bestia. Pero es necesario estudiar antes el simbolismo del número seis, para comprender el significado del triple seis. El texto afirma que el seis es número de Hombre. Se dice que el seis es número de  hombre porque ese día fue creado, y el seis no llega al siete; como el siete simboliza  perfección, plenitud, entonces el seis es incompleto, imperfección.

También hay que considerar que en el texto griego  no se escribe la cifra, sino el nombre de los números que la contiene, Juan no escribió χ ξ ϛ΄, que equivale al 666, sino ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ  (hexakosioi hexekonta hex) que como sabemos se traduce seiscientos sesenta y seis.

Descifrando el misterio.

Ya hemos dicho que el número seis para un hebreo, o judío en los tiempos en que se escribe el Apocalipsis significa incompleto, hombre, imperfecto.

Es importante considerar la triple reiteración del número en unidades, decenas y centenas. Cuando ocurre esta triple reiteración en la Biblia, por lo general significa que el número base, o su simbolismo, se eleva a su máxima expresión. Tomemos el caso del número mil, que significa incontable, numeroso, infinita cantidad, el cual resulta de multiplicar 10 tres veces (10x10x10), representando el 10 la divina perfección, diez dedos, diez mandamientos.

Para comprender el sentido bíblico de la cifra aplicada a la bestia, o anticristo, debemos usar la interpretación simbólica de los números. La triple repetición del número 6, el 666 representa la máxima expresión de su esencia, o número base, el seis. Es la concentración de su esencia. En otras palabras, significa que su esencia, hombre,  está en su máxima manifestación.

Volvamos al texto bíblico, teniendo este sentido en mente:

 “El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre…“.

Observa la expresión “cuente el número de la bestia”, ahora relee la frase “es número de hombre”. Si aceptamos que el “número de hombre” es seis, y lo contamos tres veces 666 (ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ) se nos está revelando que el Anticristo en esencia será solo un hombre, un simple ser del género humano, aunque potenciado por el mismo diablo, pues está escrito: “En cuanto a ese malvado, vendrá con la ayuda de Satanás”, 2 Tesalonicenses 2:9 DHH.

Por lo tanto el número 666 significa que el Anticristo es un hombre, que tiene la apariencia del Mesías, hace prodigios como si fuera divino, pero es simplemente un hombre, un mortal como cualquiera, pero con un poder engañoso. Esto se deduce igualmente al leer la descripción que de él se hace en Apocalipsis 13:11-14:

11 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. 13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.

Toma nota de lo que se afirma en el versículo 11: “…tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón.” En Apocalipsis, y en el Nuevo Testamento, ¿A quién representa la figura del cordero? A Jesucristo. Y, ¿A quién representa la figura del dragón? A Satanás. Uniendo todas las figuras tenemos:

El Anticristo, es un personaje que se asemeja al Mesías prometido, a Jesucristo, el Cordero de Dios, y hace prodigios como si realmente lo fuese; pero se expresa como un engendro de Satanás. Como confunde a la gente que cree estar en la presencia del Mesías esperado, entonces Juan aclara: No es un ser divino, es simplemente un hombre, pero que es imperfecto en grado sumo.

La imaginación popular visualiza al Anticristo como una bestia, horrible, atemorizante; mas no así, al contrario será muy atractivo, inspirador, recuérdese que se asemeja a un cordero. La malicia esta en su corazón.

El 666 descifrado: Usando la base 10, los lectores entendieron el 666 así:

Unidad: Seis, simplemente un hombre, imperfecto,

Decena: Sesenta (6×10),  un hombre malévolo,

Centena: Seiscientos (6x10x10),  un hombre malévolo en su máxima expresión: ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ

Así será el Anticristo. Estamos advertidos para cuando aparezca.

Fuente:

EL PAPEL DE ISRAEL EN LA HISTORIA MUNDIAL

Desde su nacimiento sobre las cálidas arenas del desierto de Sinaí, Israel se mantiene en el centro de la atención mundial.

Desde el año 70 sale de la escena por breve tiempo, pero el 14 de mayo de 1948, Israel reaparece para ir copando la escena, lo cual es motivo de grandes y encontradas expectativas.

Quienes conocemos y valoramos el mensaje de los 66 libros de la Biblia, la Palabra de Dios, observamos con deleite como ésta se cumple inexorablemente. Israel es prueba de la veracidad de la Palabra de Dios, porque este pueblo nace por designio Divino para hacer historia. La historia de la salvación.

¿Por qué y para qué nace Israel? Génesis 22:18, es clave. Dios llama a Abraham y pacta con el: “En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, porque oíste mi voz”. Tales palabras fueron pronunciadas poco después que el Patriarca ofreciera a Isaac en sacrificio. Previo a este pacto, Dios le promete un territorio donde vivir, bendecir a quienes le bendigan, y que en él serán benditas todas las familias de la tierra, Génesis 12:1-3.

Esta promesa concentra el propósito de Israel, surge como nación con el objeto de bendecir a las naciones a través de su simiente, Jesucristo.

El pueblo de Israel es el pueblo de Dios, herederos de una promesa inquebrantable: “Bendeciré a los que te bendijeren; y a los que te maldijeren maldeciré, y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.” Génesis 12:3.

Veamos el accionar de Dios.

Nace el pueblo de Israel.

De Abraham nace Isaac, de una Sara estéril y de avanzada edad, Génesis 21:1-7; de Isaac, nace Jacob, Génesis 25:19-26, el cual se renombra Israel, Génesis 32:27-28 padre de los doce patriarcas de quienes surge el pueblo de Dios, Génesis 35:22-36.

Nace la Nación de Israel, en el desierto.

Dirigidos por Dios los patriarcas entran a Egipto de la mano de José, Génesis 46:1-3; donde son convertidos en esclavos Éxodo 1:8-13; luego de las plagas, guiados por moisés salen rumbo a la Tierra Prometida, Éxodo 12:37-41; en Sinaí Dios confirma el Pacto, nace la Nación de Israel, como un estado Teocrático, Éxodo 19:1-8, 20:1-17. En el desierto se instituye el culto a Jehová y la figura del cordero cobra singular significado, libro de Levíticos.

Conquista y posesión de la Tierra Prometida.

Luego de deambular por el desierto 40 años llegan a la tierra prometida; comandados por Josué la conquistan y pueblan, Josué 1:1-8; 11:16-19; posterior a la muerte de Josué Israel se aparte de Dios, y levanta Jueces que le guíen, Jueces 2:11-16; surge la Monarquía Hebrea, 1 Samuel 8:5-8; Saúl es elegido rey, 1 Samuel 10:1; que es desechado, 1 Samuel 15:26; Dios llama a David, “un hombre conforme al corazón de Dios”, 1 Samuel 13:14; para ser el ilustre antecesor del Mesías. 2 Samuel 7:8-17.

La Monarquía Hebrea.

Salomón sucede a David y lleva al reino a su máximo esplendor 1 Reyes 1:33-35; Salomón construye el tempo, 1 Reyes 6:37-38; muere Salomón y diez tribus, encabezadas por Efraín, dividen el Reino, apartándose de la casa de David, 1 Reyes 12:20-24. Jeroboam aparta a Israel de Jehová, 1 Reyes 12:25-30.

Fin de la Monarquía Hebrea.

El reino del norte, de Israel, del que Samaria es emblema cae bajo Asiria y desaparece de la escena, 2 Reyes 17:22-24. El reino del Sur, de Judá, rompe el Pacto, Jeremías 16:10-13; y se prostituye, por lo cual Dios le aplica la ley de las adulteras, Ezequiel 16:35-41, y es castigado, cae bajo Babilonia, el Templo y Jerusalén son destruidos, y va al exilio, 2 Crónicas 36:17-21.

En el exilio babilónico surge la tradición oral, que luego se transforma en el Talmud; surge la Sinagoga para estudiar la Torá, orar y rendir culto a Dios; nace la religión judía, el judaísmo.

Israel retorna del exilio por voluntad de Dios, y no renova el Pacto con Dios, 2 Crónicas 36:22-23. Esdras y Nehemías trabajan en la reconstrucción del templo, de Jerusalén y de su  Muro; así como del culto a Jehová. Ministerio del profeta Miqueas. Se cierra el Antiguo Testamento.

Período Intertestamentario y Cumplimiento de la promesa a Abraham.

Bajo el Imperio Griego, y el Romano se hace preparativos para el cumplimiento de la promesa a Abrahán en Génesis 22:18.

Nace Jesucristo; proclama el evangelio del reino, Marcos 1:1, 14-15.

Jesús es rechazado por los judíos, Juan 1:11, Juan el Bautista declara que es el “cordero de Dios que quita el pecado del mundo”, Juan 1:29; en tal condición muere crucificado, para remisión de los pecados del mundo, no solo de Israel, Hebreos 10:11-18.

Jesús muere como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, y resucita para confirmar su divinidad, y comisiona a sus discípulos para continuar la misión de “proclamar el evangelio hasta lo último de la tierra”. Mateo 28:16-20.

Israel no acepta el sacrificio de Jesús, el cordero de Dios, y prosigue el rito de sacrificar cordero por la expiación de los pecados, hecho inoficioso, que niega la obra redentora de Jesucristo.

Israel sale temporalmente de la escena mundial.

En el año 70, por ese motivo, Israel sale de la escena mundial. Los romanos arrasan a Jerusalén, roturan el templo, y expulsan a los judíos de su territorio.

Nace Palestina, como un invento romano para borrar del mapa a Israel.

Entre los años 687-691 se construye el Domo de la Roca, un santuario islámico que impide la construcción de un tercer templo y reanudad los sacrificios.

Renace Israel.

El 14 de mayo de 1948 nace el moderno Estado de Israel, el cual progresivamente toma posesión de la tierra que le fue prometida a perpetuidad.

Hasta hoy Israel no ha renovado el Pacto, siguen su religión nacida en el exilio. En virtud de su apego a la religión judía, planean construir un Tercer Templo, y con esa realización proseguir la ofrenda de sacrificios, desconociendo la obra de Cristo en el Calvario. Ello tendrá efectos no tan gratos ya predichos por Jesucristo, y anticipados en Apocalipsis.

Trato de Dios con Israel.

¿Ha desechado Dios a Israel? ¿Hay que cristianizar a Israel? No, rotundamente NO. ¿Por qué?

Israel es el pueblo de Dios, los herederos del Pacto, y aunque Israel rompe el Pacto, Dios es fiel y mantiene su promesa, Israel será restaurado, Ezequiel 16:59-63. En la parábola del Hijo Pródigo, Jesús aclara este punto. Aun cuando el hijo se ausenta del seno paterno, y actúa contrario a lo esperado, el joven no pierde su filiación. Sigue siendo hijo, igual al que se queda en casa.

Israel es el pueblo de Dios heredero de la promesa, por eso está allí, en tierra santa, como testigo de la realidad de la Palabra de Dios. Pablo en Romanos aclara este punto, explica que Israel es el pueblo elegido, y además que ese gran pueblo será restaurado, Romanos 11:25-36.

Israel no necesita ser “evangelizado” ya que es el pueblo de Dios; los que no son pueblo de Dios, denominados “gentiles”, si necesitan conocer y aceptar el mensaje del evangelio, como expresa Juan 1:12, porque precisamente para las “naciones” ajenas a Israel es el mensaje de salvación. Para todas, sin exclusión alguna.

Al leer Génesis 22:18, exclamo gracia Israel por traer a Jesús el Mesías salvador del mundo.

Algo interesante, cumplida la misión encomendada a Israel, este gran pueblo deja de ser relevante en lo que se refiere al Plan de Salvación. Corresponde a los discípulos de Jesucristo esta honrosa tarea.

En Apocalipsis se revela que Israel es restaurado, y junto a la cristiandad van a dar honra y honores al Cordero. En Apocalipsis 7:4-8, se describe los sellados del pueblo de Israel. La cifra 144 mil es simbólica, significa el incontable, infinito número de los descendientes de Abraham, Génesis 15:5, que son sellados con el sello de Dios, 7:2.

¿Cuál es este sello de Dios? Efesios 1:13. Aquí se narra el glorioso momento de la restauración de Israel; que junto a todas los salvos de todas las naciones dan gloria y honra al Cordero, 7:9; unión que se reitera en Apocalipsis 21:12-14, en que se describe la Nueva Jerusalén rodeada por un muro en los que sus fundamentos y puertas están constituidos por las tribus de Israel y los doce apóstoles; una referencia a la unión de Israel con la cristiandad para reinar eternamente con Dios y el Cordero.

Gloria a Dios.

Dios bendiga a Israel.

Fuente: