Archivo de la etiqueta: isla

TERREMOTO EN LAS ISLAS SALOMÓN

Un terremoto de magnitud 8 a la altura de las islas Salomón, en el Pacífico, generó un tsunami que  destruyó ciudades costeras, indicaron el Centro Geofísico de Estados Unidos y el Instituto del Pacífico.

La información revela que pueblos del oeste y sur de Lata quedaron destruidos, aunque todavía no hay confirmación oficial,  declaró a la AFP el director del hospital de Lata, en la isla principal del archipiélago Santa Cruz, Ndende.

El aviso de tsunami concierne a las Salomón, Vanuatu, Nauru, Papuasia-Nueva Guinea, Tuvalu, Nueva Caledonia, Kosrae, Fidji, Kiribati, así como Wallis y Futuna.

Una vigilancia por tsunami fue activada en Hawái, indicó el Instituto del Pacífico. Nueva Zelanda también estaba en vigilancia y las autoridades australianas indicaron que la isla no estaba expuesta.

El terremoto se produjo a las 01H12 GMT entre las islas Salomón y Vanuatu, al noreste de Australia, cerca de las islas Santa Cruz, golpeadas por una serie de fuertes temblores estos últimos días.

El hipocentro del sismo fue localizado a 5,8 km de profundidad, a unos 60 km de la isla de Lata, según el USGS. Siguió una réplica de magnitud 6,4.

Según un responsable de la Agencia de Gestión de Catástrofes Naturales de las Salomón, las inquietudes se centraban en la provincia de Temotu (este).

Las Salomón se encuentran en el cinturón de fuego del Pacífico, donde chocan placas tectónicas y provocan una intensa actividad sísmica y volcánica.

Del medio millar de volcanes activos en el mundo, un 90% se sitúan en esta zona.

El cinturón de fuego del Pacífico es escenario de gran número de sismos, pero muchos pasan casi desapercibidos porque se registran en lugares muy poco poblados.

El tsunami originado tras el temblor, desató una cadena de olas de hasta 90 centímetros de altura, que destruyó tres aldeas cercanas a Lata, la capital provincial, dijo el comisionado de la Policía salomonés, John Lansley, a ABC.

Al menos cinco personas han muerto a causa del tsunami que ha destruido tres aldeas costeras en las Islas Salomón.

Las víctimas mortales son un niño de entre 10 y 12 años y cuatro ancianos, según fuentes hospitalarias de las Salomón citadas por la televisión neozelandesa TVNZ.

La catástrofe también dañó la pista de aterrizaje del aeropuerto local, lo que afectará a la llegada de ayuda humanitaria.

Helicópteros de la Misión de Asistencia a las Islas Salomón, que comanda Australia, se encuentran en la zona para evaluar los daños y se espera la llegada al área de personal especializado mañana, jueves.

En Honiara, la capital de las Salomón y a unos 600 kilómetros del hipocentro, el terremoto no se sintió, según indicó brevemente a Efe una fuente oficial, pero aún así se produjeron embotellamientos de tráfico por los numerosos habitantes que tras oír las noticias se dirigieron a las áreas más altas, mientras los barcos navegaban a mar abierto para evitar el posible tsunami.

Al primer sismo de 8 grados le han sucedido 39 réplicas, según el Servicio Geológico de Estados Unidos.

La catástrofe en las Salomón recordó en Japón al terremoto y posterior tsunami que sacudió el país en marzo de 2011 y ocasionó 15.873 muertos y 2.768 desaparecidos, y desencadenó un grave accidente nuclear en la central de Fukushima, que obligó a evacuar a 80.000 personas.

En 2007, un terremoto de 8,1 grados causó 52 muertos en las Salomón, formadas por un millar de islas y una población de unas 523.000 personas.

Fuente:

Agencias de Noticias: AFP, EFE y ABC

Imágenes: Google

SANDY LLEGÓ A LA GRAN MANZANA

Con vientos huracanados de 130 kilómetros/hora, y desplazándose a 37 km/h., el lunes 29 de octubre, el Huracán Sandy llego a las costa de Nueva Jersey, a las 20:02 horas del Este de Estados Unidos, los vientos de Sandy hicieron estragos sobre Long Island; para continuar hacia Nueva York que los esperaba prácticamente paralizado; en la Gran Manzana generó inundaciones récord, y masivos cortes eléctricos en el área metropolitana de Nueva York, según el Centro Nacional de Huracanes.

Las intensas lluvias y el fuerte oleaje generado por esta tormenta, incluso antes de tocar tierra, habría dejado a oscuras a un total de 350.000 hogares tan solo en la ciudad de Nueva York y el condado de Westchester, según la empresa Con Edison, que cortó el suministro de forma preventiva a todo el sur de Manhattan.

Debido a este ciclón, que podría situarse entre los diez más costosos de la historia de Estados Unidos, el nivel de la crecida de las aguas ha llegado a los 11,25 pies ó 3,4 metros en el área de Battery Park, al sur de Manhattan, con lo que ha batido el récord de 1821.

Esa histórica subida del nivel del mar en el corazón financiero de la Gran Manzana arrastró automóviles, que se pueden ver flotando en el área de Wall Street, pues las aguas del Hudson y el East River han inundado algunas costas de la isla, y han entrado hasta zonas no afectadas por las evacuaciones obligatorias, como el Upper East Side.

El Huracán Sandy es el decimoctavo ciclón tropical de la temporada de huracanes 2012 y el décimo en alcanzar el nivel de huracán. En su recorrido por el Atlántico, ha afectado a Jamaica, Cuba, Bahamas, Haití, República Dominicana y Estados Unidos, y el este de Canadá.

File:Sandy 2012 track.png

Sandy se formó en asociación a una baja presión en el Mar Caribe, el día 18 de octubre. A medida que se desplazaba lentamente en dirección oeste aumentaba su actividad de lluvias y tormentas eléctricas.

El día 24 de octubre, Sandy se  convirtió en un poderoso huracán de categoría uno, ubicado a sólo 100 kilómetros de Kingston.

Posteriormente, se emitió un aviso especial a las 19:20 GMT, en el cual se detalla que el ojo del huracán hizo contacto en el sureste de Jamaica a sólo 8 kilómetros al este de la capital aproximadamente a las 3:00 PM hora local.

Paso de Sandy por Jamaica

Luego, siguió desplazándose en dirección norte, donde se fortaleció a un huracán de categoría dos, posteriormente tocó tierra a la 1:30 AM hora local en la provincia de Santiago de Cuba. A su paso sobre la isla durante la madrugada de ese día, dejó cuantiosos daños materiales y pérdidas humanas aún no especificadas en la provincia.

Paso de Sandy por Cuba

Durante los días posteriores, Sandy se había desplazado paralelamente a la costa este de los Estados Unidos trayendo consigo lluvias, tronadas e incluso nevadas en las áreas montañosas.

Sandy continuará su rumbo hacia Canada, donde perderá fuerza, hasta disiparse; dejándo tras sí innumerables pérdidas de vidas, y cuantiosos daños materiales, y millonarios costos financieros para reparar los daños ocasionados.

Fuente Wikipedia, la Enciclopedia Libre

Diario el Universal, Venezuela

Imágenes Google

VAYA A BORDO, ES UNA ORDEN

La tragedia del Costa Concordia revela características de la naturaleza humana.

Por un lado, los cientos de pasajeros que confiadamente abordaron el majestuoso barco, con la esperanza de pasar un tiempo de descaso, y disfrutar los placeres que se pueden obtener con dinero.

Para pasar un tiempo olvidados de las vicisitudes de la vida,  entregados al disfrute y al placer, sin nada que lo perturbe, sino la rutina de tantas atracciones, un crucero es lo ideal. Miles de personas navegan por los mares del mundo, embriagados por las alternativas para disfrutar que se les ofrece en la travesía.

Los que se embarcaron en el Costa Concordia, experimentarían una aventura adicional, inolvidable: un naufragio. Les marcará por el resto de la vida.

En el centro de la tormenta, el capitán del barco, a quien se le confió la conducción del mismo, y la custodia de los pasajeros. Su papel en este accidente es clave, puesto es quien imprudentemente permitió la  indebida aproximación a la costa, con las consecuencias ya conocidas.

Este personaje es interesante. En primer lugar decide acercarse a la isla, para de esa manera saludar a los isleños, y promocionar a la nave, y a la empresa promotora de los cruceros. Una estrategia de mercado. Tal maniobra, aunque riesgosa era habitual, y celebrada por las personas en la costa.

El capitán conocía el peligro de la maniobra, por lo cual debería estar al mando para asegurar se realizara sin contratiempos; mas por esas circunstancias de las decisiones, el capitán estaba disfrutando una grata compañía; por lo que seguramente dejo a sus subalternos la ejecución de la maniobra.

El resultado es conocido. La nave golpeo contra una roca, debido a lo cual sufrió una rotura de unos 50 metros en su estructura inferior. La rotura permitió el ingreso de agua a la nave, y como estaba en aguas poco profundas,  la nave escoró, es decir se inclinó hacia uno de sus lados. La circunstancia de que no se haya hundido, evitó que la tragedia fuese mayor.

En un barco, la figura del Capitán es majestuosa. Es un experto marino, conoce de navegación, es la autoridad superior en la nave, así como responsable de las vidas bajo su mandato.

Es clásica la imagen que se ha formado sobre los capitanes de barcos,  quienes según las tradiciones y leyes marinas, son los últimos en abandonar la nave. Al capitán de Costa Concordia se le olvidaron las normas, tradiciones y leyes que regulan su actuación. Su actitud es la de “sálvese quien pueda”. El podía pues tenía los medios.

Acción absurda e inexplicable, primero por su condición de Capitán, y segundo porque él sabía que la nave no se iba a hundir; la poca profundidad de las aguas lo impedirían.

Esta decisión, y sus consecuencias, igualmente le acompañarán por el resto de su vida.

Un héroe surgió en medio de la tragedia. El oficial de la Capitanía de Puerto. En su conversación con el Capitán del Costa Concordia, pronunció una frase, una orden, que ha dado la vuelta al mundo en instantes: “…vaya ahora a bordo, ¿está claro?

Los medios italianos declaran que el Oficial de la Capitanía ordenó:”Vada a bordo, cazzo” es decir,  “Vaya a bordo, carajo…” Frase que causa furor en Internet, como aquella famosa “Are you guys ready? Let’s roll”,  (¿Están listos muchachos? A la carga…), del 11 de septiembre.

Como toda tragedia, deja muchas lecciones; que si se aprovechan permitirá evitar que ocurran otras semejantes. Por lo menos las navieras extremarán cuidado al evitar que sus barcos se acerquen imprudentemente a la costa, con fines de publicidad.

FELICIDAD VERDADERA

Como la mayoría de los seres humanos, usted se pregunta como puede ser feliz.

Es que la felicidad es un bien muy deseado. Por lo cual todo el mundo la busca con afán.

Ahora bien, no hay que confundir el confort, con la felicidad. El confort se puede obtener con dinero. Una cómoda vivienda, alimentos apetecidos, medios de transporte, viajes, comodidad, artefactos electrodomésticos; en fin una variedad interminable de objetos diseñados para disfrutar.

Ello no garantiza la felicidad.

He aquí un ejemplo viviente.

Jean y su familia viven en chozas de paja.

No tienen electricidad ni agua corriente, ni radio ni televisión, y su único medio de transporte es un bote con remos, lo que limita la capacidad de viajar a sólo la isla vecina.

Usted ¿Sería feliz así?

Más aun, no tienen mucho dinero y menos oportunidades para conseguirlo.

¿Ven?, su vida en la isla no suena tan idílica. Pero la realidad es que Jean y su   familia viven realmente felices.

Viven en Vanuatu, un país en el Pacífico Sur, lugar que se ha considerado como el más feliz del mundo. Naturalmente, esto hace que muchos nos preguntamos ¿por qué están tan contentos?

En la isla llamada Metoma, en el extremo norte de Vanuatu, Jean  puede mirar a su alrededor y realmente decir que es dueño de todo lo que ve.

Aunque suene raro, particularmente a quienes viven en ciudades, en la isla no les falta nada.

Toda la comida que consumen se consigue en o cerca de Metoma. Cocos, yuca y batata, su dieta básica, crecen en la isla y luego, por supuesto, está el mar, lleno de peces.

No se trata de no preocuparse por el dinero, sino de no tener que necesitarlo del todo.

Si la proteína del pescado aburre, ocasionalmente se puede comer un murciélago de los que anidan en la isla. Ciertamente, la comida es tan fácil de conseguir que la familia parece contar con mucho tiempo para relajarse.

Cuando tienen algo de dinero, quizás tras vender una de sus vacas, compran jabón en polvo, y keroseno para sus lámparas.

Pero si no, se pueden arreglar con lo que encuentran en casa: hay unos palitos que pueden molerse para hacer jabón y el aceite de coco reemplaza al keroseno.

Además, algunas cosas simplemente llegan con las olas. Boyas de botes son cortadas por la mitad para hacer tazones, y viejas redes de pesca se tornan en hamacas.

Puede sonar como una historia de Robinson Crusoe, y en muchos aspectos lo es, pero no son náufragos. Ellos viven en Metoma porque así lo decidieron.

No es que no hayan probado las tentaciones del mundo moderno. Jean  creció en una de las islas más grandes de Vanuatu, y aún ahora va de visita de vez en cuando. Su hijo mayor, Joe, hasta fue al colegio en la capital del país.

De hecho, Joe, un descomplicado joven de 28 años de edad, regresó recientemente a Metoma para quedarse y dijo que la única cosa que extrañaba era la música hip hop, pero que no era nada comparado con el placer de vivir en la isla.

Jean no sabía que a Vanuatu lo han escogido, año tras año, como el país más feliz del mundo, pero cuando lo supo, asintió con la expresión de un cómplice feliz.

En Vanuatu, en general, la gente cuenta con lo necesario para ser feliz.

¿Cuál es, entonces, el secreto de la felicidad?

“No tenerse que preocupar por el dinero”, responde sin dudar.

Si uno hace la misma pregunta en cualquier otro país, seguramente recibirá la misma respuesta. La diferencia es que, en el caso de Jean, no preocuparse por el dinero significa no necesitarlo, no querer tener millones.

Todos podemos repetir que “el dinero no compra la felicidad”, hasta que nos quedemos sin aire pero, en el fondo, ¿cuántos de nosotros pensamos que es realmente cierto?

La felicidad de Jean  es más que cuestión de dinero. Viene también de tener a su familia cerca, y no hay duda de que hay un respeto enorme entre ellos.

La ausencia del materialismo

Sus hijos, incluyendo aquellos que ya son adultos,  hacen todo lo que su padre les pide, no por coerción sino porque genuinamente lo quieren complacer.

Si se puede o no medir la felicidad es debatible, pero no hay duda de que Metoma, o Vanuatu entera,  cuenta con los ingredientes para inspirarla.

Los dos pilares de la clásica vida feliz, fuertes lazos familiares y la ausencia general de materialismo,  son comunes en esta nación.

Las cosas sencillas de la vida, al parecer, sí traen la felicidad.

Fuente: La Página de Israel.

Imágenes Google.