Archivo de la etiqueta: irak

CONFLICTO EN EN EL MEDIO ORIENTE, ¿SE ACERCA ARMAGEDÓN?

La muerte del general iraní Qasem Soleimani en los alrededores del Aeropuerto Internacional de Bagdad, eleva la tensión en el medio oriente; las autoridades iraníes prometen responder aquel acto de manera contundente, ejemplar.

Qasem Soleimani

¿Significa este enfrentamiento el preámbulo de la Tercera Guerra Mundial?, aunque muchos analistas sugieren aquella eventualidad, no es factible un enfrentamiento bélico mundial; hay demasiado que arriesgar, y las potencias con capacidad de intervenir en una empresa como tal, tienen otros objetivos a corto plazo; y no son precisamente destruir al mundo, sino fortalecer su influencia fundamentalmente en el ámbito económico y político.

Entre los amantes de la escatología aquel conflicto significa que la Segunda Venida de Cristo se aproxima, por aquello de “las guerras y rumores de guerra”, y elevan el tono de sus prédicas anunciando que se acerca cada vez más el “Armagedón”, la batalla final. Pero las guerras no son eventos que marquen la Parusía, la llegada de Jesucristo por segunda vez; las guerras son una constante universal desde que el hombre existe sobre la faz de la Tierra. Hay otros eventos revelados por la Biblia que son previos a aquel magno evento, pero no están todavía en la escena mundial, 1 Tesalonicenses 5:1-3; 2 Tesalonicenses 2:1-4.

¿Cuál es origen del conflicto en el oriente medio? No se puede hablar de un origen, sino de una gama de causas históricas, religiosas, económicas, geopolíticas.

El Medio Oriente en la Biblia.

El Medio Oriente es relevante en la Biblia, ese espacio del Planeta tierra conocido como Media Luna Fértil, que abarca una franja de tierra que va desde el rio Nilo y el Mediterráneo por poniente, hasta el Éufrates, por el naciente. En aquel privilegiado pedazo de tierra plantó Jehová un huerto, en el Edén, donde coloca a su máxima creación, el hombre, Génesis 2:8, se afirma aquella ubicación, pues así lo refiere la Sagrada Escritura, y coloca al Éufrates como uno de los ríos que rodean al huerto, Génesis, 2:14.

Por aquellas tierras surge la primera ciudad que menciona la Biblia, Génesis 4:16-17,   y el primer Imperio, Génesis 10:8-12, cuya influencia religiosa, cultivada en Babilonia, trasciende hasta hoy día.

De Ur de los caldeos, en lo que hoy es Irak, parte Abram con su padre rumbo a Canaán, Génesis 11:31; en Harán, lugar de la actual Turquía, Dios llama a Abram, le promete una descendencia infinita, además le promete como heredad la tierra de Canaán, aproximadamente la mitad de la media luna fértil, Números 34:1-29,  y también promete que su descendencia bendecirá a las familias de la Tierra, Génesis 12:1-3.

En oriente se establece la Nación de Israel, tal y como Jehová promete al patriarca Abraham; y allí permanece, hasta hoy.

También en oriente se escenificara la última gran batalla, Armagedón, que pone final a la triste vida de Satanás, y la de sus seguidores, Apocalipsis 16:12-16; 19:19-21; 20:7-10.

Origen histórico del conflicto en el medio oriente.

Conflicto árabe-israelí por poseer el territorio de Canaán. El conflicto en aquella región es la pugna entre Israel y las Naciones árabes por la posesión del territorio ocupado por Israel, ambos oponentes dicen tener derechos sobre la sucesión de ese territorio. Como se mencionó antes, Dios prometió a Abraham la posesión de aquel territorio, Génesis 12:1-3. Pues bien, la promesa a Abraham se materializaría como una herencia a la descendencia de su primogénito.

Resultado de imagen para limites de la tierra prometida
Límites de la Tierra Prometida, según Números 34.

Sucede que, por intervención de Sara, el primogénito de Abraham es Ismael, Génesis 16:1-4; sin embargo, Dios elige a Isaac, como el heredero de la promesa, Génesis 21:9-12; y promete a Agar, madre de Ismael, que de su hijo, descendiente de Abraham, hará también una gran nación, Génesis 21:18.

Entonces, Israel y sus vecinos y hermanos, los árabes descendientes de Ismael, luchan por poseer aquel territorio prometido al patriarca Abraham, su padre.

Aspecto Religioso del Conflicto Árabe-israelí. Como sabemos, el pueblo de Israel practica la devoción inspirada en el Tanaj, Antiguo Testamento, básicamente en el Pentateuco, o la Torá, que luego del cautiverio babilónico se convierte en la religión judía, tal y como se conoce hoy; ellos afirman ser los descendientes legítimos de la fe de Abraham.

Resultado de imagen para islam judaismo

Por su lado, los ismaelitas, árabes descendientes de Ismael, cultivan el Islam, inspirado en el profeta Mahoma, y fundamentado en el Corán, también afirman cultivar la fe auténtica de Abraham. El Islam plantea la desaparición de Israel.

Ambos contendientes consideran que Jerusalén es su capital afectiva, política y espiritual eterna; por lo cual luchan por su posesión. Es interesante que ambos consideran el espacio que ocupaba el Templo de Salomón, un lugar santo.

 Dimensión económica del conflicto en el Medio Oriente. Aunado a las tensiones por la posesión del territorio de Canaán, que hoy ocupa Israel, y sus vecinos árabes; hay una pugna por los cuantiosos recursos del subsuelo de aquel pedazo de territorio, básicamente el petróleo. Este recurso natural es altamente estratégico como proveedor de la energía que mueve al mundo actual, y genera cuantiosas ganancias financieras; entonces su adquisición es de gran prioridad, por lo que se requiere garantizar el flujo de petróleo hacia el mercado.

Resultado de imagen para guerra por el petroleo

De modo que el medio oriente es escenario de la guerra por el petróleo; guerra en diversos frentes, en el cual el económico es prominente, aunque militarmente se observan escaramuzas.

Dimensión Geopolítica del conflicto en el Medio Oriente.  Aspecto que engloba todo el conflicto en la Media Luna Fértil; antiguamente era el conflicto entre las potencias de Occidente, enfrentadas con las de Oriente, por la posesión de aquel preciado territorio; actualmente las potencias se enfrentan por quien ejercer mayor influencia en el área.

De manera que la estabilidad de la región depende de los acuerdos entre las grandes potencias mundiales, más que en los actores regionales. Esto no es una novedad, la Biblia y la Historia, revelan que aquel territorio ha sido escenario de incontables acuerdos, batallas, auge y caída de Imperios.

Intervención de Dios en la historia. En aquel espacio de tierra, surgió Babilonia, se hizo grande Nínive, apareció Asiria, destacó Babilonia en su segundo debut, que cayó ente los Medos, y estos sucumbieron ante los griegos, que fueron tomados por los romanos. Nabucodonosor, Darío el grande, Ciro, Alejandro Magno, los Césares romanos obtuvieron el poder, y posteriormente derrotados por un oponente superior. Según Daniel, capítulo dos, todo ese acontecer histórico es parte del plan de Dios quien pone, y quita reyes.

Las ruinas de Babilonia en Irak, son testigos de ese azaroso devenir histórico mundial; y son un recuerdo al mundo de que no se debe mover contra la voluntad Divina, Jeremías 51:60-64.

La existencia de Israel, es otra prueba de la acción de Dios en la historia, Jeremías 33:1-9. Según la Biblia, Israel es otra pieza fundamental en el juego geopolítico de la región.

En fin, el conflicto en el Medio Oriente seguirá avanzando hacia una solución, que no está en las salas situacionales de la grandes potencias mundiales, sino en el Trono de Dios, desde donde El dirige el curso de los acontecimientos. Ya mencionamos antes que en Apocalipsis se nos revela la solución final.

¿Habrá una Tercera Guerra Mundial, originada en la muerte del general iraní? Aquello es imposible en el marco de la revelación Divina, aún el tiempo no se ha cumplido.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60
  • Prensa Internacional
  • Notas personales
  • Imágenes: Google.

UN HISTORICO ZAPATAZO

Cuando nos comunicamos utilizamos signos, símbolos y señales; como una forma abreviada para  expresar el mensaje que queremos transmitir.

El signo lo utilizamos para comunicar representaciones que se perciben por los sentidos, y que son portadores de una información denominada significado. En el signo, el significado es preciso, identifica a un solo objeto.

El sustantivo “serpiente”, por ejemplo, en el sistema de signos del idioma castellano, representa a un animal concreto: un reptil, de movimientos sinuoso que todos conocemos.

Se conoce como símbolo, cuando un signo informa no solo su significado, sino que evoca valores y sentimientos; representando ideas abstractas de manera metafórica o alegórica. En el caso de serpiente, se ha convertido en “símbolo” de astucia, peligro, sigilo.

En lo tocante a señal, es un tipo de signo que tiene por objeto originar o cambiar una acción, y actúa de manera directa e inmediata sobre el receptor del mensaje. Una señal indica que se debe prestar atención a un hecho en un momento determinado, o modificar una actividad prevista. Siguiendo con el ejemplo de serpiente; cuando en una carretera usted ve un triangulo con una serpiente dibujada en el centro, de inmediato usted sabe que es una señal de que por allí “circulan” serpientes, por lo que hay que cuidar de atropellarlas, o tener un encuentro cercano con una de ellas.

Todas estas consideraciones para referirnos al famoso zapatazo en la rueda de prensa efectuada en Irak, teniendo como protagonistas a un periodista iraqui, y al presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

En este caso el zapato concreta en si mismo una carga de significados.

Por una parte, el zapato es una prenda de vestir  de uso diario, con el cual protegemos nuestros pies al caminar. El mismo zapato, esta vez lanzado contra una persona, es símbolo de rechazo, una ofensa entre los árabes. Es por cierto al decir de los conocedores, la única prenda de vestir que se puede lanzar contra una persona, por razones obvias. Y ese mismo zapato, constituye una señal del deseo de cambio entre los iraquíes.

Evidentemente tal gesto es considerado por buena parte del mundo, como un acto reprobable; como una manifestación impropia; un gesto descortés indigno de un mandatario. Es que el presidente de una nación, no la persona que ostente el cargo, es signo y símbolo para esa nación en concreto.

Entonces ambos personajes se convierten en signos y símbolos de circunstancias muy particulares, hechos que ocurren en el suelo de Irak. 

Ese gesto tan comentado y publicitado, además de ser motivado por el rechazo a la intervención norteamericana; tiene lugar por la impotencia, la frustración, el desconsuelo de un hombre, Muntazer al Zaidi, que siente que se le cierran los caminos, quien posiblemente ha perdido la esperanza.

Mas que suscitar sonrisas cómplices de un lado u otro,  repudio mundial, o curiosidad; tal hecho debe llamar la atención sobre la necesidad de establecer un orden mundial justo, equilibrado; en el que prive el hombre por sobre la economía y los recursos naturales.

Ambos personajes son paradigmas de posiciones filosóficas, políticas y hasta religiosas que propugnan la paz, el amor entre los hombres, la igualdad, la equidad.

Sin evaluar el gesto de ambos personajes, queda claro que la paz, el equilibrio entre las naciones, un orden mundial justo, no se alcanza a zapatazos, vengan de donde vengan.