NO TEMAS A LAS POTESTADES DE ESTE SIGLO, TEME A DIOS

Nuevamente las redes sociales de los grupos cristianos se calientan transmitiendo información acerca de un Congreso Inter Religioso Nacional, el primero de abril próximo en un teatro en Caracas, de grupos afectos a Religiones Ancestrales, que no tienen nada que ver con la fe en Jehová de los Ejércitos,  el Dios revelado en la Sagrada Escritura, la Biblia.

Resultado de imagen para religiones ancestrales

Tal encuentro se realiza en el marco del Estado de Derecho que rige a Venezuela, el cual contempla la libertad de cultos, derecho que igualmente tienen los cristianos y lo gozan cada vez que desean reunirse en cualquier lugar del territorio nacional.

Al evento se le ha dado una trascendencia que realmente no tiene; paralela a esa información se ha vuelto viral, en las redes de grupos cristianos, una cadena en la cual se da como una novedad que en las altas esferas del gobierno nacional se reconoce el poder de la oración.

Dadas esas informaciones piadosos hermanos han iniciado una cruzada para pedir que se redoble la oración para neutralizar el poder de las tinieblas, algo que me parece loable, digno de realizar prontamente.

Ahora, ¿Qué hay en todo esto? El trasfondo es la realidad venezolana que cada día precipita en un abismo sin fondo, por motivos conocidos. Para entender este escenario actual, necesitamos ir a las causas, porque generalmente nos enfocamos en los efectos.

Vamos a poner bajo la lupa el escenario espiritual; de acuerdo a las cadenas que circulan, y los llamados a oración se aprecia que hay un temor, una angustia porque supuestamente “los gobernadores de las tinieblas de este siglo… huestes espirituales en las regiones celestes.”, están ejerciendo gran poder y dominio en Venezuela; en una guerra espiritual según Efesios 6:12.

Resultado de imagen para guerra espiritual

De ser cierto que en Venezuela rige un gobierno del mal, entonces estamos declarando el fracaso del pueblo de Dios en mantener la soberanía sobre un territorio conquistado desde la época del descubrimiento, aceptando como válido que la Iglesia Católica trajo el cristianismo a Venezuela.

La Biblia afirma:

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Juan 1:5.

Es decir, las tinieblas no pueden apagar la luz; es la luz que disipa las tinieblas; bíblicamente, así como lo refiere la física, la oscuridad es ausencia de luz.

En este orden de ideas, Jesús afirmó:

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12.

Y respecto de sus seguidores, declaró:

Vosotros sois la luz del mundo, Mateo 5:14.

Es claro que el creyente no irradia luz propia sino que refleja la luz de Cristo.

En Apocalipsis 1:13 se muestra una figura esclarecedora, aparece Jesucristo rodeado de siete candeleros, aquellos candeleros representan a la totalidad de Iglesias, 1:20, que alumbran al mundo hasta su Segunda Venida. Esta figura es recurrente en la Biblia, el candelero tiene siete lámparas que emiten luz gracias al aceite que impregna al pabilo y posibilita la combustión, fenómeno que produce energía lumínica.

Imagen relacionada

Como sabemos, el aceite es símbolo del Espíritu Santo, y el pabilo es el creyente; la lámpara, es la idea que nos transmite Hechos 1:8, el Espíritu Santo da el poder para iluminar con el testimonio de Jesucristo.

Por un instante situémonos en los días iniciales de la propagación de la fe, inmediatamente después del día de Pentecostés. Visualicemos lo que se describe en Hechos. ¿Se atemorizarían los discípulos porque en Jerusalén se realce un “Encuentro de Religiones Ancestrales”?; tales religiones cuyo origen se remonta a la Babilonia ancestral fueron progresivamente “iluminadas” con la luz del evangelio, y muchos de sus seguidores cayeron rendidos a los pies de Jesucristo, por el poderoso testimonio de los creyentes.

Para nadie es un secreto que desde que existimos como pueblo se realizan reuniones, cultos, ritos de aquellas religiones ancestrales, incluso existen santuarios, como el de la montaña de Sorte a la cual acuden innumerables Venezolanos, se dice que en la época anterior a la Revolución Bolivariana era un secreto a público que algunos presidentes fueron a los dominios de María Lionza para rendirle algún tributo, o ganar votos de los a ella adeptos. Pero su influencia era limitada y se circunscribía a los “trabajos” para resolver problemas amorosos, conseguir un trabajito, conocer el futuro, o quitarse la pava.

Nunca se pensó que llegarían hasta Miraflores, según las cadenas que calientan las redes, ahora querido hermano cristiano, seas de la denominación católica o de la denominación evangélica, ¿Cómo llegaron hasta aquellos lugares de gobierno? Estamos seguros, completamente seguros de que si es cierta la afirmación que corre en las redes sociales, fue con el voto de muchos que hoy claman orar por Venezuela.

Con base a la Palabra reitero que la crisis que sacude a Venezuela se va a resolver tan solo cuando ponga en práctica uno de los textos más recitados y menos llevado a la práctica, tú lo sabes, pero te lo repito:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

 Relee el texto, analízalo. Observa el “si” condicional, el uso de la conjunción “y” sumando demandas, y la expresión “entonces” que describe la respuesta. Hay condiciones, requisitos, que cumplir para que las plegarias sean oídas.

Revisa la realidad, no culpes a la Revolución, no responsabilices al fallecido presidente; ellos llegaron al poder con los votos del 60%, en una elección con mínima abstención; no dieron golpe de Estado, no llegaron a la fuerza; y el Presidente actual alcanzó Miraflores con votos; te recuerdo en Venezuela la izquierda no llegaba al 15% cuando triunfó Hugo Chávez Frías. Una vez en el poder declararon que iban a imponer el Socialismo del Siglo XXI, y manifestaron sus inclinaciones religiosas. Ellos no engañaron al País, se votó conscientemente.

Entonces no le pidas a Dios que disipe con un rayo las tinieblas y tú votas por ella, según las redes sociales. Hoy más que nunca hace falta hombres y mujeres que tengan el coraje de decir:

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová. Josué 24:15.

Pueblo de Venezuela no temas los congresos de Religiones Ancestrales, teme a Dios y procede como Él te demanda.

Dios actúa por caminos insondables, Él puede incluso convertir a gente en el poder para cumplir su voluntad, lo hizo en Persia, 2 Crónicas 36:22, lo puede hacer en Venezuela. Nada es imposible para Dios.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org,
  • Redes sociales,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.
Anuncios

ANAVERO, QUE PASEN PRONTO LOS DÍAS PARA VOLVERNOS A ENCONTRAR

Con una sonrisa tierna que iluminaba su infantil carita, ojos radiantes desbordando alegría se despidió Anavero, un cálido abrazo y el ritual “Bendición tío” fueron su palabras en aquel emotivo momento. Dio la espalda se aferró a la mano de su madre y muy contenta con la dulce esperanza del reencuentro con el padre en un lejano destino, más allá de las fronteras patrias inició la marcha.

La imagen puede contener: 1 persona

Al verla alejarse encontradas emociones fluyeron dentro de mí porque Anavero al partir se lleva un pedazo de mi alma, una porción inmensa de una gran familia, un trozo de Venezuela.

Es que Ana Verónica, Anavero, o “#MiAnaVeroBella” se ausenta de la Patria ya que sus padres decidieron buscar otros horizontes porque el suyo en el suelo que les vio nacer, se ha ido estrechando inexorablemente al punto de no encontrar otra salida sino aquella dolorosa de emigrar.

Y ella no es la única en vivir tal desafiante experiencia, son miles de venezolanos que diariamente asumen aquella determinación, conformando una diáspora que va a nutrir a los países que les dan abrigo.

La imagen puede contener: una o varias personas

En mi niñez vi una circunstancia inversa, eran miles de extranjeros que arribaban a este gran País en busca de lograr aquellos sueños conculcados en sus terruños de origen. Como hoy, desde hace varios años, he tenido la conmovedora experiencia de ver como amigos de toda la vida, personas con las que he compartido por muchos años en la comunidad de fe a la pertenezco, incluso de mi propia familia han decidido partir llevándose con ellos un trozo de nuestros corazones, como también un pedazo de Venezuela.

Los motivos para emigrar son múltiples y bien conocidos por todos, lo doloroso es que ocurra y ponga en el fiel de la balanza una decisión trascendental: permanecer en su Patria o partir a otros rumbos. A pesar del inmenso reto que significa partir, muchos lo asumen como una determinación de sobrevivencia.

A quienes quedamos viendo impotentes como se nos alejan los nuestros y sin nada que argumentar para que se queden, no nos queda otro recurso que mitigar las lágrimas con un “Dios te bendiga”, allá te irá mejor, que fue lo único que pude hacer al ver como con paso veloz y juguetón se me iba Anavero.

Apenas tiene unos cuatro años, y su padres están lejos de los cuarenta, allá donde va se hará una gran mujer, logrará los sueños que aún no ha gestado, pero que sus padres prevén, y hasta tal vez mezcle su sangre venezolana con la del País que le cobija, y contribuirá a su progreso, como muchos que vinieron a nuestro suelo y mezclaron su sangre con la nuestra.

La experiencia por los muchos años vividos, y la fe que nuestros padres nos inculcaron y un día abrazamos fervorosamente nos permite parafrasear las palabras del Apóstol Pablo: “Todo es para bien”, sabemos que así es con “los que a Dios aman”.

Hay mucho dolor en Venezuela porque alguien de su entorno familiar ha partido, dolor que se puede vislumbra en las conmovedora palabras de esta atribulada tía:

No estoy preparada psicológicamente ni emocionalmente para separarme de ti… #MiAnaVeroBella… Estos días no han sido fáciles, TE AMO con mi vida y duele mucho. Pido a Dios las cuide, proteja y provea todo lo necesario en esta nueva etapa. Que puedas asimilarla sin ningún problema y que puedas adaptarte fácilmente. Dios te pido pasen volando los días para volvernos a encontrar… Las amoooo #MiAnaVeroBella @veronica_rojas14.

Esta circunstancia debe tener algún provecho. Necesitamos ver la vida afinando nuestra perspectiva; superar ese dolor que nos embarga, transformando aquella emoción en fe y esperanza, virtudes que sin lugar a dudas mitigarán la pena, trayéndonos gozo y paz.

Estamos convencidos que esta hora amarga  pasará, todo tiene su tiempo y en el reloj Divino está macada la fecha, la hora exacta del inicio de una nueva realidad.

Anavero ya se reunió con su padre, allá lejos de nuestras fronteras hay gozo por el reencuentro. Ahora feliz junto a sus amorosos padres proseguirá su recorrido, quienes acá permanecemos gemimos como aquella conmovida tía “que pasen volando los días para volvernos a encontrar…”

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y calzado

Como dijimos anteriormente, en todo esto hay una enseñanza que si somos sabios va a enriquecernos, cada uno sacará sus propias conclusiones, obtendrá su aprendizaje. Ahora de algo estamos seguros, y es que la distancia, ni las circunstancias, nada nos separará de Anavero porque hay lazos indestructibles que siempre nos mantendrán atados.

Confiadamente exclamamos:

1  Alzaré mis ojos a los montes: ¿De dónde vendrá mi socorro?

2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.

3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda.

4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel.

5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

6 El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche.

7 Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma.

8 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.

Una vez oí esta plegaria en labios de un abuelo sabio y piadoso, aquel día cuando junto a Abigail tuve que partir del hogar en mi terruño

Dios te bendiga Anavero, hasta pronto…

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Tomadas de redes familiares.

SEÑOR, ABRE LOS OJOS DE LOS VENEZOLANOS PARA QUE VEAN

El hombre esta aterrado, lo que observa le produce  una mezcla de temor, impotencia y espanto; en su cuerpo se manifestaban aquellas emociones con los familiares síntomas, siente que aumenta la presión arterial, su sangre fluye hacia los músculos mayores, especialmente a las extremidades inferiores, se prepara para huir; el corazón bombea sangre a gran velocidad para llevar hormonas a las células, la adrenalina hace su trabajo. Se agrandan sus ojos, dilata la pupila, arruga su frente, tensa los labios y levemente tiemblan sus manos.

Lo que produce terror a aquel hombre es verse rodeado de un poderoso ejército enemigo, constituido de un destacamento de caballería, carros de combate, y mucha infantería, que llegaron de noche.  Ante aquel panorama, y producto del natural mecanismo de defensa, gira hacia su maestro en busca de apoyo, y exclama: “Y ahora, maestro, ¿qué vamos a hacer?”

Desde el interior de la casa, el maestro con voz pausada y firme le responde:

“No tengas miedo, porque son más los que están con nosotros que los que están con ellos.”

Una vez que el maestro transmite seguridad a su siervo, eleva una plegaria:

“Te ruego, Señor, que abras sus ojos, para que vea.

El Señor abrió entonces los ojos del criado, y éste vio que la montaña estaba llena de caballería y de carros de fuego alrededor del maestro. Se trata del siervo del profeta Eliseo al verse rodeado por el ejército sirio en Dotan, como refiere 2 Reyes 6:1-23.

De este interesante relato extraído de la Palabra de Dios, podemos obtener algunas conclusiones y aplicaciones a propósito de la actual situación por la que atraviesa Venezuela.

La mayor parte de la población venezolana se encuentra en igualdad de condiciones que el siervo del profeta Eliseo. Se siente rodeada, amenazada, impotente, sin salida; observa los personajes que le tienen sitiada, y conoce que detrás de ese “ejercito”, está un poder temible. En el caso del relato, el ejército sirio era temible, porque no era solo la caballería, los carros de combate y la infantería que estaba a la puerta, sino la potencia Siria.  

Desde la perspectiva del siervo, sin salida.

Otra es la perspectiva del hombre de Dios.

En las palabras del profeta se nota la fe de una persona que conoce a Dios en persona, que sabe quién es, y lo que es capaz de hacer; no por testimonio de sus familiares y amigos, ni por haber leído sobre El en las Sagradas Escrituras, ni estudiado en tratados de teología. Su confianza en Dios viene de haber caminado con Él y haber sido instrumento, medio de gracia, para mostrar ese poder.

Eliseo guarda en su mente el recuerdo vivo de que hace poco tiempo vio a Dios haciendo lo “imposible” para la mente humana, racional, objetiva.

Vio flota un hacha desde las profundidades del rio Jordán, contraviniendo las leyes de la física; percibió la sanidad de la lepra que afectaba a Naamán el sirio; fue testigo de cómo una mujer estéril puede concebir un hijo, por la gracia divina, y posteriormente ver como ese muchacho es resucitado luego de haber muerto en el regazo de la madre. Puedes leer estos relatos en los textos que anteceden la historia de Eliseo y el ejército sirio en el capítulo seis del libro Segundo de Reyes.

El profeta vio aquellos milagros propiciados por Dios, lo notable en toda la historia es que Eliseo es el instrumento de Dios para la ejecución de aquellos milagros. Él en persona, Eliseo, cortó un palo e hizo flotar el hacha, léelo en 2 Reyes 6:1-7. Todos los avances relacionados con la atracción de la gravedad sobre los objetos, las leyes de Newton, y demás conocimientos acerca de esta materia fueron violados por este hombre de Dios al atraer aquel cuerpo metálico con un trozo de madera.

Por ese motivo, cuando el atribulado siervo a las puertas de su casa ve al poderoso enemigo que viene en busca de su maestro, el profeta se asoma y ve al ejército rodeándole, pero ve algo más, algo que solo un hombre de fe puede ver. Por eso el profeta se dirige a Dios y ora: “Abre sus ojos para que vea”, lo que el temor y la falta de conocimiento de Dios le impedía ver:

Inmediatamente Dios responde al profeta, y esto es lo que sucede:

“El Señor abrió entonces los ojos del criado, y éste vio que la montaña estaba llena de caballería y de carros de fuego alrededor de Eliseo.”

Cuando uno lee las cadenas que circulan en los medios cristianos,  escucha las plegarias en las reuniones de oración, y lee los “muros” y titulares en las redes sociales, es fácil entender que el pueblo cristiano no está viendo lo que los hombres de Dios están mirando.

Quienes hemos visto el poder de Dios, hemos comprobado que una oración de fe cura una enfermedad “incurable”, que Dios provee y multiplica el “aceite y la harina”, y hemos experimentado en carne propia lo que es el poder de Dios, quienes hemos visto “flotar el hacha” de las profundidades insondables; estamos viendo que Venezuela está rodeada de la “caballería y los carros de fuego” del ejercito del Dios de Israel, listo para entrar en batalla y poner el orden en este caos que vivimos.

Hay que entender, y eso tener bien claro cristiano venezolano:

“No tengas miedo, porque son más los que están con nosotros que los que están con ellos.”

Ahora, cristiano venezolano, tienes que ordenar tu vida para que “veas”. Dios no te va a mostrar su poder, y manifestarte sus propósitos a menos que hagas los ajustes, que tú sabes que tienes que hacer; y si no tienes conciencia de cuáles son, pide que te sean revelado, o busca en la Palabra.

En Moisés tienes un buen modelo. Se encontró con Dios en el desierto, y comenzó a “caminar con Él, a creerle, y a dejar que le utilizara. En su travesía por el desierto tuvo un encuentro cumbre con Dios, en la cima del Monte Sinaí, donde le revela su gloria y magnificencia.

Luego del encuentro personal con Dios, las cosas comenzaron a cambiar para Moisés, para el Faraón, y para el pueblo de Israel. Cuando esto ocurra en Venezuela, las cosas comenzarán a cambiar también.

Tu dirás, eso es algo que está en la Biblia y es característico de los hombres de Dios en la antiguedad; la Biblia dice:

“Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Marcos 9:23.

“La oración fervorosa del justo tiene mucho poder. 17 El profeta Elías era un hombre como nosotros, y cuando oró con fervor pidiendo que no lloviera, dejó de llover sobre la tierra durante tres años y medio. 18 Después, cuando oró otra vez, volvió a llover, y la tierra dio su cosecha.” Santiago 16b-18.

Dejo contigo las palabras de Dios dirigidas a Josué, sucesor de Moisés:

“7 Lo único que te pido es que tengas mucho valor y firmeza, y que cumplas toda la ley que mi siervo Moisés te dio. Cúmplela al pie de la letra para que te vaya bien en todo lo que hagas. 8 Repite siempre lo que dice el libro de la ley de Dios, y medita en él de día y de noche, para que hagas siempre lo que éste ordena. Así todo lo que hagas te saldrá bien. 9 Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas.” Josué 1:7-9.

La petición a Dios sigue vigente, “abre los ojos de los cristianos venezolanos, y del mundo, para que vean”.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

EL CAMBIO DE HORARIO EN VENEZUELA Y LA GUERRA ESPIRITUAL

La información sobre el cambio del horario en Venezuela, acción que se tiene prevista para la madrugada del 1 de mayo, ha suscitado innumerables comentarios, especulaciones y grandes temores.

El asunto es que, según las innumerables cadenas que circulan en la red, la decisión oficial, para el ahorro de energía eléctrica, tiene un trasfondo espiritual.

Se habla de ritos, cultos y otras devociones secretas en el momento exacto del cambio de horario; lo cual no es algo novedoso, los ritos y cultos, por la sencilla razón de que éstos se practican en el mundo desde tiempos inmemoriales.

A este cambio de horario, tanto como los supuestos ritos y devociones secretas se le ha dado una importancia inusitada; y ha copado la atención de la cristiandad al punto que se nota cierto pánico en la población.

¿Qué debe hacer un cristiano ante este cambio de horario, los supuestos cultos secretos, y la avalancha de cadenas?

Seguir su vida como cotidianamente transcurre, pero si prestar más atención a la doctrina, fortalecer las convicciones, leer y practicar la Palabra.

Se afirma que el cambio de horario es un asunto de “guerra espiritual”, como plantea Pablo en el capítulo seis a su carta a los Efesios; pero en esta guerra que libramos hoy en Venezuela, hay un error de interpretación contaminado por la filosofía “dualista”. Esta la doctrina afirma la existencia de dos principios supremos, increados, independientes, antagónicos, uno del bien y otro del mal, por cuya acción se explica el origen y evolución del mundo.

Inconscientemente el creyente ha adoptado este principio dualista, y sin imaginarlo, eleva al representante de los poderes malignos al nivel de Dios. Es decir, en la mente del creyente se forma la idea de que  hay una feroz lucha entre Dios y Satanás por el control de Venezuela, ¿Cierto? No, eso es totalmente errado. Satanás es un “ser creado por Dios”, y su lucha es contra el pueblo de Dios, lea Apocalipsis capítulo 12.

Dios es Omnipotente, Todopoderoso, no hay poder capaz de hacerle oposición.

Veamos la guerra que describe Pablo en Efesios:

12 Porque no estamos luchando contra poderes humanos, sino contra malignas fuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas que nos rodea. 13 Por eso, tomen toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan resistir en el día malo y, después de haberse preparado bien, mantenerse firmes. Efesios 6:12-13 DHH.

La mayoría coloca el énfasis de esta cita en el verso doce, lo cual es incorrecto. Al interpretar estos dos textos, observamos que el verso trece comienza con el conector “Por eso”, y lo que sigue describe la esencia del pensamiento de Pablo en aquella cita.

El énfasis esta en la “armadura que Dios les ha dado”, no en los “podres humanos”, ni en “las fuerzas malignas espirituales”, que se mencionan para lo que a continuación se revela, “la armadura espiritual”.

En la Guerra espiritual.

  • ¿Qué debe hacer un cristiano? Ponerse la armadura que Dios le ha dado,
  • ¿Para qué ponerse la armadura de Dios? Para resistir “en el día malo”,
  • ¿Cuál es el resultado de colocarse la armadura de Dios y ejercitarse con ella? Mantenerse firme.

De acuerdo con este texto, ¿Que deben hacer los creyentes con sus relojes en el momento exacto del cambio de horario? Si pusiste en marcha Efesios 6:13, no tienes de que preocuparte. Recuerda:

3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta. 2 Corintios 10:3-6. RVR60.

Hay que advertir que la generación de temor, angustia y ansiedad en los creyentes se debe a que no tienen una sólida base doctrinal, bíblica; y desconocen la realidad de Dios como el Soberano que gobierna el Mundo.

Da la impresión de que muchos creyentes piensan que Dios gobierna únicamente en las Iglesias, y en los espacios “cristianos”, lo cual es lamentable. Lee Daniel 2:20-22:

20 Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. 21 El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. 22 El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él mora la luz.

Nada escapa de la Soberanía de Dios. Dios está en control sobre lo que pasa en Venezuela, lo que sucede es que los venezolanos, definidos como cristianos no son realmente consciente de ello.

Necesitan un despertar espiritual, para que puedan “abrir los ojos y ver a Dios actuando”, como ocurrió en tiempos del profeta Eliseo, veamos:

8 El rey de Siria estaba en guerra con Israel, y en un consejo que celebró con sus oficiales, dijo en qué lugares planeaba acampar. 9 Entonces Eliseo mandó decir al rey de Israel que procurara no pasar por aquellos lugares, porque los sirios iban hacia allá. 10 De esa manera el rey de Israel envió su ejército al lugar que el profeta le había dicho al prevenirlo, y así se salvó en varias ocasiones.

11 El rey de Siria estaba muy confuso por ese motivo, así que llamó a sus oficiales y les dijo: Díganme quién de los nuestros está de parte del rey de Israel 12 Uno de ellos contestó: Nadie, Majestad. Pero Eliseo, el profeta que está en Israel, le hace saber al rey de Israel todo lo que Su Majestad dice incluso en la intimidad de su dormitorio. 13 Entonces el rey de Siria ordenó: Averigüen dónde está, para que envíe yo unos hombres a que lo capturen. Cuando le dijeron que estaba en Dotán, 14 envió un destacamento de caballería, y carros de combate, y mucha infantería, que llegaron de noche a Dotán y rodearon la ciudad.

15 A la mañana siguiente se levantó el criado de Eliseo, y al salir vio aquel ejército que rodeaba la ciudad con caballería y carros de combate; entonces fue a decirle a Eliseo: Y ahora, maestro, ¿qué vamos a hacer? 16 Eliseo le respondió: No tengas miedo, porque son más los que están con nosotros que los que están con ellos. 17 Y oró Eliseo al Señor, diciendo: «Te ruego, Señor, que abras sus ojos, para que vea.» El Señor abrió entonces los ojos del criado, y éste vio que la montaña estaba llena de caballería y de carros de fuego alrededor de Eliseo.

La interpretación es clara y la aplicación, evidente.

Hay que clamar a Dios, quienes son conscientes del poder y soberanía de Dios, para que el pueblo venezolano abra los ojos y vea que “más son los que están con nosotros, que los que están contra nosotros…”

Con frecuencia se recita y canta: “No es con espada, ni con ejército, sino con mi santo Espíritu…” Extraído de Zacarías 4:6:

6 Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Transmite fortaleza meditarle; edifica cantarle; sin embargo lo realmente importante es vivir ese texto.

En una oportunidad los discípulos  se acercaron a Jesús luego que éste había liberado a un endemoniado, cosa que ellos intentaron infructuosamente, y le preguntaron: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera?, a lo que Jesús respondió:

20  …Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. 21 Pero este género no sale sino con oración y ayuno.

Tres disciplinas espirituales para erradicar las fuerzas espirituales malignas: Fe, oración y ayuno.

Hay algo importante que necesitamos comprender, la lucha espiritual no es contra los que supuestamente practican esos ritos denominados “satánicos”; es contra el poder oculto que les activa.

En Venezuela se necesita un evangelio tan poderoso como el que llegó a Samaria con el ministerio de Felipe, veamos:

4 Pero los que tuvieron que salir de Jerusalén anunciaban la buena noticia por dondequiera que iban. 5 Felipe, uno de ellos, se dirigió a la principal ciudad de Samaria y comenzó a hablarles de Cristo. 6 La gente se reunía, y todos escuchaban con atención lo que decía Felipe, pues veían las señales milagrosas hechas por él. 7 Muchas personas que tenían espíritus impuros eran sanadas, y los espíritus salían de ellas gritando; y también muchos paralíticos y tullidos eran sanados. 8 Por esta causa hubo gran alegría en aquel pueblo. Hechos 8:4-8.

En este País, cuya población anda “pobre y disperso como ovejas que no tienen pastor”, se requiere una Reforma tan profunda y Contundente como la propiciada por Lutero, que cambió el rumbo espiritual de un Hemisferio; necesitamos volver a la Palabra, como en tiempos del buen rey Josías de Israel, que generó una profunda renovación espiritual de la Nación, lo puedes leer en 2 Reyes capítulo 23.

Hay que volver a nuestras raíces, a nuestra esencia, y como Lutero proclamar en cada púlpito, en cada estudio bíblico, en cada reunión familiar:

  • Sola scriptura, “solo por medio de la Escritura”,
  • Sola fide, “Solo por la fe Dios salva”,
  • Sola gratia, “Solo por la gracia”,
  • Solus Christus o Solo Christo, “Solo Cristo” o “solo a través de Cristo”,
  • Soli Deo gloria, “La gloria solo para Dios”.

La Palabra me ha revelado que Dios está preparando una persona para su gran momento, para levantarle en su nombre y guiar los cambios requeridos en Venezuela en todos los órdenes; Como José, en Egipto, como Moisés, a través del desierto, como David, desde su rebaño, como Daniel, en Babilonia, como María en su humilde residencia en Nazaret, como Pablo en el camino hacia Damasco.

Pronto esa persona será levantada, para conducir la transformación de Venezuela en una potencia mundial.

Entre tanto, fortalezcamos nuestra fe, oremos y ayunemos, para que Venezuela sea ungida con el poder sanador, purificador y vivificador del evangelio del Reino.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia versiones RVR60 y DHH, tomadas de www.biblegateway.com
  • Wikipedia, la Enciclopedia Libre,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google

VENEZUELA, DIOS ESTA EN CONTROL

El hombre lloraba desconsolado, un hondo pesar le embargaba, tenía conocimiento de que el personaje elegido para dirigir los destinos del pueblo había fracasado estrepitosamente, y desechado de seguir gobernando. Era su amigo, participó en el acto de elección e investidura del cargo, le había aconsejado durante el ejercicio de sus funciones, y compartido momentos difíciles.

No era muy grata la situación que vivía, y menos aun la tarea que se le había encomendado.

Así estaba el hombre hasta que escuchó las palabras que le sacaron de su mar de angustia:

“¿Hasta cuándo te lamentas por Saúl, después que yo lo he desechado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite y ve; te enviaré a Isaí, el de Belén, porque de entre sus hijos he escogido un rey para mí.” 1 Samuel 16:1, BLA.

De este modo se resolvió la crisis existencial de Samuel, y de la Nación ante el estrepitoso fracaso de Saúl como rey de Israel.

Saúl era un hombre apuesto, valiente, luchador, elegido por el pueblo cuando Israel decidió pedir un rey; pero era un hombre débil de carácter; autosuficiente, y sobre todo desatento a la dirección divina. Actuaba de conformidad a sus intereses, deseoso de mantener buenas relaciones con personas que nada tenían que aportar a los intereses de la Nación.

En acto de soberanía, Dios decide su destitución, y no hubo fuerza capazas de contradecir los designios divinos. Las suplicas de Samuel, uno de los notables profetas de Israel, no fueron oídas; ni los tardíos gestos de arrepentimientos del rey, dieron resultados. En su lugar se dispone elegir un hombre “conforme al corazón de Dios”, 1 Samuel 13:14.

La historia de Saúl la puedes leer en 1 Samuel desde el capítulo 8 hasta el capítulo 31 de dicho libro.

Hemos reiterado en escritos anteriores que Dios es Soberano, y que tiene autoridad y poder para “poner y quitar reyes”, Daniel 2:37, 44. Por este motivo el pueblo  de Dios se ha dado a la tarea de clamar sin cesar, pidiendo que según su voluntad soberana determine y revele el camino a seguir, y sensibilice a los actores políticos para que comprendan y asuman el rol que les corresponde en esta coyuntura de cambio.

La manera como se desenvuelven los actuales acontecimientos revela que Dios esta encausando el proceso hacia una solución pacífica, enmarcada en los preceptos constitucionales, y sobre todo enrumbada hacia la reconciliación nacional. La mayoría lograda en la Asamblea Nacional, es un llamado de atención a cada uno de los actores políticos, ojalá capten el mensaje y lo asimilen.

Los hombres temerosos de Dios han recibido una gran lección: Dios oye el clamor de su pueblo, y responde. Ahora no es para quedarse extasiados, felicitándose por ese Dios tan maravilloso, misericordioso. Hay que seguir orando, pero simultáneamente proceder conforme a lo dispuesto en su Palabra.

Años mas tarde, cuando David, el hombre señalado que es según el corazón de Dios, y sucesor de Saúl, enfrentó a Goliat, en condiciones de desventaja, se acercó al corpulento, bien protegido y armado gigante, con unas contundentes palabras:

“Tu vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tu has desafiado.” 1 Samuel 17:45, LBLA.

Lo que sigue es ampliamente conocido, el gigante filisteo es milagrosamente derrotado, y con él los enemigos de Israel.

Bien podrá alguno declarar que Venezuela no es Israel, pero nosotros afirmamos que el Dios de Israel es el mismo Dios que actúa en Venezuela.

El nos declara en su Palabra, la Biblia:

“Porque yo sé los planes que tengo para vosotros” —declara el Señor— “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11. LBLA

No te desanimes, no pierdas la esperanza. Confía, Dios esta en control.

Fuente:

  • La Biblia de las Américas.
  • Imágenes: Google.

UN MILAGRO EN EL QUIRÓFANO

Quien ha estado en un quirófano, o en consulta médica, sabe de las intensas emociones que se siente. Allí convergen la ciencia, la técnica, la tecnología, y la fe para obrar el milagro de la recuperación de la salud.

Los médicos, tanto como quienes han estado gravemente enfermos, y han sido sanados, saben que hay momentos en el curso de la enfermedad en que la ciencia, la medicina, el conocimiento, la tecnología llegan a un límite; después del cual se depende de “un milagro”. Milagro que como asumimos quienes profesamos la doctrina cristiana, sabemos que depende de la fe en Jesucristo, y su poder para sanar.

Como narra la Sagrada Escritura, ayer, el Señor Jesucristo exclamaba “levántate”, y el enfermo de parálisis era sanado; o tocando al enfermo, expresaba “Quiero, sé limpio”’, y el leproso quedaba completamente sano; de muchas formas Jesucristo sanó a enfermos. El Nuevo Testamento refiere las múltiples sanidades de enfermedades incurables, que fueron posibles gracias a la fe de los enfermos y del poder del Señor.

Un caso notable lo narra Juan en el capítulo ocho de su evangelio; refiere el escritor el caso de un hombre ciego de nacimiento, al cual sanó de una manera poco convencional: “escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego, y le dijo: Vé a lavarte en el estanque de Siloé. Fue entonces, y se lavó, y regresó viendo.”

Tal vez con esta acción, Jesús quiso sugerir la importancia de las medicinas en el proceso de restablecimiento de la salud. Untar con lodo la parte afectada, lavarse con agua fresca, nos insinúa el elemento físico de la sanidad; que aunado al elemento espiritual, el poder de Jesús para sanar, obran el milagro de sanidad.

Hoy el cirujano en el quirófano, acompañado de su equipo asistente; tanto como el médico especialista en su consultorio; ministran para prevenir, tratar, y curar las enfermedades; al igual que Jesucristo en su ministerio terrenal.

Independientemente de sus convicciones religiosas, son instrumentos de Dios para obrar en la sanidad de sus pacientes. Y siempre, en el consultorio, o el quirófano, el Señor está presente, atento a las Plegarias de Sus Hijos.

Quienes han optado por dedicarse a una de las disciplinas de las Ciencias de la Salud, operan en un campo donde la fe es crucial. Su pericia, conocimientos, técnica, sensibilidad humana y fe, se unen para propiciar uno de los bienes más preciados del hombre, la salud.

Un médico, en su desarrollo personal, científico, y profesional, necesita incluir la fe, como un valor agregado, para que un ministerio fructífero.

Damos gracias al Padre por todos los hombres y mujeres que han optado por las Ciencias de la Salud; su invalorable trabajo nos mantiene vitales. Les bendecimos.

Imagen tomada de Imágenes Google

PARA ESOS MOMENTOS DIFICILES

Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré a ti, y esperaré.

Desde la escuela elemental se nos ha enseñado a desarrollar un pensamiento analítico, objetivo, racional, concreto. En realidad este enfoque tiene sus raíces en le época moderna en la que se exaltaba la prioridad del conocimiento, de la razón, de la ciencia, la economía sobre cualquier otro aspecto de la vida. Enfoque que dejaba de lado a Dios.

El hombre moderno es humanista, es decir resalta los valores, potencial, capacidades del hombre; se enfoca en el ser humano; contra las corrientes religiosas corrompidas, que pregonaban un teísmo sin Dios. Que en el fondo es un humanismo religioso; una religión  que habla en nombre de Dios, sin que este realmente sea representado por ella.

En la actualidad, en virtud del fracaso de las utopías modernas, y del fracaso de la religión, el hombre se encuentra desvalido.

Los modernistas vieron caer sus utopías como un castillo de arena. Las bombas atómicas, las armas de destrucción masiva en general; el desmoronamiento del comunismo, representado en el derribo del muro de Berlín; el fracaso del Capitalismo en propiciar el progreso; las hambrunas en algunos Continentes dejan claro que las utopías modernas perdieron vigencia; o al menos no se llevaron a la práctica, como se establecieron en el papel.

Pero también vio que las religiones fallaban en satisfacer sus expectativas y necesidades. Las guerras religiosas, en lugar de la paz entre las naciones; la teología de la prosperidad, que se enfoca en el poder del dinero; el sincretismo, que mezcla prácticas cristianas con ritos paganos.

De manera que el hombre posmoderno tiene pocas opciones para creer.

Ve la injusta distribución de los recursos naturales; el uso y abuso del poder; la acumulación de riquezas en una pequeña parte dela población. Ve con horror,  indignación, e impotencia las imágenes que le llegan del hambre y pobreza en algunas regiones del mundo. Descubre que la ciencia es usada para crear armas nucleares, cuyo fin es destrucción de la humanidad, a quien el hombre dice defender.

Igualmente percibe los sistemas religiosos corrompidos; convertidos en prósperas empresas mercantiles, donde se vende un milagro por un puñado de billetes; y el predicador es un traficante de la fe.

Ante esta difícil situación, nos queda una alternativa.

Cuando la ciencia nos falla, los recursos económicos son incapaces de darnos lo que necesitamos, y la religión es vacía; es el tiempo de alzar nuestra mirada hacia el Dios Todopoderoso revelado en la Biblia.

Para ello se necesita un acto de fe, de confianza en lo propuesto en la Sagrada Escritura.

Si has leído hasta este párrafo, es porque necesitas algo más que dinero, poder, grandeza, o aplausos; tienes una profunda necesidad insatisfecha, o eres una persona de fe.

En ambos caso le cita que encabeza este escrito es pertinente:

Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; De mañana me presentaré a ti, y esperaré.

Tal oración está contenida en el Salmo 5:3

Quien escribió esas palabras, sentía como tu hoy.

Por ese motivo se dirigía muy temprano del día, para clamar por su necesidad; para presentar su caso ante ese Dios revelado en la Biblia, cuyo nombre es Jehová. Un Dios que oye la voz de quienes le buscan, de quienes acuden a Él.

Si acaso pasas por un momento difícil, y quieres respuesta oportuna, que satisfaga tu necesidad; acude a Dios, el Dios revelado en la Biblia, ora y espera

Ese Dios Revela en Jeremías 33:3:

“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces…”

Clama, tendrás respuesta.

Imagen: Imágenes Google