ANAVERO, QUE PASEN PRONTO LOS DÍAS PARA VOLVERNOS A ENCONTRAR

Con una sonrisa tierna que iluminaba su infantil carita, ojos radiantes desbordando alegría se despidió Anavero, un cálido abrazo y el ritual “Bendición tío” fueron su palabras en aquel emotivo momento. Dio la espalda se aferró a la mano de su madre y muy contenta con la dulce esperanza del reencuentro con el padre en un lejano destino, más allá de las fronteras patrias inició la marcha.

La imagen puede contener: 1 persona

Al verla alejarse encontradas emociones fluyeron dentro de mí porque Anavero al partir se lleva un pedazo de mi alma, una porción inmensa de una gran familia, un trozo de Venezuela.

Es que Ana Verónica, Anavero, o “#MiAnaVeroBella” se ausenta de la Patria ya que sus padres decidieron buscar otros horizontes porque el suyo en el suelo que les vio nacer, se ha ido estrechando inexorablemente al punto de no encontrar otra salida sino aquella dolorosa de emigrar.

Y ella no es la única en vivir tal desafiante experiencia, son miles de venezolanos que diariamente asumen aquella determinación, conformando una diáspora que va a nutrir a los países que les dan abrigo.

La imagen puede contener: una o varias personas

En mi niñez vi una circunstancia inversa, eran miles de extranjeros que arribaban a este gran País en busca de lograr aquellos sueños conculcados en sus terruños de origen. Como hoy, desde hace varios años, he tenido la conmovedora experiencia de ver como amigos de toda la vida, personas con las que he compartido por muchos años en la comunidad de fe a la pertenezco, incluso de mi propia familia han decidido partir llevándose con ellos un trozo de nuestros corazones, como también un pedazo de Venezuela.

Los motivos para emigrar son múltiples y bien conocidos por todos, lo doloroso es que ocurra y ponga en el fiel de la balanza una decisión trascendental: permanecer en su Patria o partir a otros rumbos. A pesar del inmenso reto que significa partir, muchos lo asumen como una determinación de sobrevivencia.

A quienes quedamos viendo impotentes como se nos alejan los nuestros y sin nada que argumentar para que se queden, no nos queda otro recurso que mitigar las lágrimas con un “Dios te bendiga”, allá te irá mejor, que fue lo único que pude hacer al ver como con paso veloz y juguetón se me iba Anavero.

Apenas tiene unos cuatro años, y su padres están lejos de los cuarenta, allá donde va se hará una gran mujer, logrará los sueños que aún no ha gestado, pero que sus padres prevén, y hasta tal vez mezcle su sangre venezolana con la del País que le cobija, y contribuirá a su progreso, como muchos que vinieron a nuestro suelo y mezclaron su sangre con la nuestra.

La experiencia por los muchos años vividos, y la fe que nuestros padres nos inculcaron y un día abrazamos fervorosamente nos permite parafrasear las palabras del Apóstol Pablo: “Todo es para bien”, sabemos que así es con “los que a Dios aman”.

Hay mucho dolor en Venezuela porque alguien de su entorno familiar ha partido, dolor que se puede vislumbra en las conmovedora palabras de esta atribulada tía:

No estoy preparada psicológicamente ni emocionalmente para separarme de ti… #MiAnaVeroBella… Estos días no han sido fáciles, TE AMO con mi vida y duele mucho. Pido a Dios las cuide, proteja y provea todo lo necesario en esta nueva etapa. Que puedas asimilarla sin ningún problema y que puedas adaptarte fácilmente. Dios te pido pasen volando los días para volvernos a encontrar… Las amoooo #MiAnaVeroBella @veronica_rojas14.

Esta circunstancia debe tener algún provecho. Necesitamos ver la vida afinando nuestra perspectiva; superar ese dolor que nos embarga, transformando aquella emoción en fe y esperanza, virtudes que sin lugar a dudas mitigarán la pena, trayéndonos gozo y paz.

Estamos convencidos que esta hora amarga  pasará, todo tiene su tiempo y en el reloj Divino está macada la fecha, la hora exacta del inicio de una nueva realidad.

Anavero ya se reunió con su padre, allá lejos de nuestras fronteras hay gozo por el reencuentro. Ahora feliz junto a sus amorosos padres proseguirá su recorrido, quienes acá permanecemos gemimos como aquella conmovida tía “que pasen volando los días para volvernos a encontrar…”

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y calzado

Como dijimos anteriormente, en todo esto hay una enseñanza que si somos sabios va a enriquecernos, cada uno sacará sus propias conclusiones, obtendrá su aprendizaje. Ahora de algo estamos seguros, y es que la distancia, ni las circunstancias, nada nos separará de Anavero porque hay lazos indestructibles que siempre nos mantendrán atados.

Confiadamente exclamamos:

1  Alzaré mis ojos a los montes: ¿De dónde vendrá mi socorro?

2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.

3 No dará tu pie al resbaladero, Ni se dormirá el que te guarda.

4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda a Israel.

5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha.

6 El sol no te fatigará de día, Ni la luna de noche.

7 Jehová te guardará de todo mal; El guardará tu alma.

8 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.

Una vez oí esta plegaria en labios de un abuelo sabio y piadoso, aquel día cuando junto a Abigail tuve que partir del hogar en mi terruño

Dios te bendiga Anavero, hasta pronto…

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Tomadas de redes familiares.

REVELADOR MENSAJE DE ESPERANZA PARA VENEZUELA

En los últimos años, producto de la crisis que vivimos, el pueblo venezolano que ha puesto su confianza en Dios, acompañado de  hermanos en diversas partes del mundo clamó por una salida pacífica, enmarcada en la Constitución de la República; así como por la reconciliación nacional.

Como es el habitual proceder divino, y conforme a sus promesas contenidas en las Escrituras, los resultados no se hicieron esperar. En Jeremías 33:3 se declara “Clama a mí y te responderé, y te mostraré cosas grandes y ocultas que tu no conoces.”

Consideramos que el resultado del 6D, como lo habíamos anticipado en escritos anteriores, forma parte del Plan de Dios para conducir a Venezuela por el cauce que le corresponde, en virtud de que la mayoría de venezolanos profesa creencias alineadas con la Biblia, la Palabra de Dios.

Dios ha respondido al clamor de Venezuela, y del Mundo, para propiciar en la Nación condiciones que coadyuven a la paz, prosperidad, seguridad; que en general se denomina calidad de vida. Y sobre todo ello, a un proceso de reconciliación nacional.

Como bien sabemos por la Sagrada Escritura, Dios siempre usa el elemento humano para cumplir su voluntad. Usó a Nabucodonosor, emperador de Babilonia dar para una disciplina ejemplar al pueblo de Israel, Jeremías 34:1-7; tanto como usa a Ciro, rey de Persia, para cumplir sus propósitos benefactores hacia aquella Nación, 2 Crónicas 36:22-23. Dos hombres que encabezaron imperios paganos, quienes fueron instrumentos de Dios para cumplir sus propósitos.

Quienes conocemos de la historia, de la Biblia, y de la forma como Dios actúa para hacer que se cumpla su voluntad, no dudamos en afirmar que Dios oyó el clamor de su pueblo, y propició las condiciones para un cambio de rumbo en Venezuela.

Y el cambio no para desplazar al chavismo y su revolución bolivariana, e imponer a la oposición, ni desplazar al marxismo para imponer el capitalismo. Dios no se mueve en esas dimensiones.

El va al fondo de la situación, a las causas, a los motivos.

A través del resultado del 6D Dios ha mandado un mensaje a los impulsores de la Revolución Bolivariana; así como a sus oponentes. El mismo que le dio a Nabucodonosor a través de su siervo Daniel:

 Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad.” Daniel 2:37.

Los gobiernos de este mundo están bajo la soberanía de Dios; lo acepten o no, Dios está en control.

Al pueblo que ha puesto su confianza en Dios, igualmente tienen un mensaje: Dios responde al clamor de su pueblo, como es la promesa de 2 Crónicas 7:14, y Mateo 7:7.

Habrá luchas, trabas, batallas para torcer la determinación de Dios a través del voto popular, sin embargo los resultados son inconmovibles. No hay fuerza, ni potestad de cualquier naturaleza capaz de torcer la voluntad de Dios.

Venezuela, se te ha dado otra oportunidad.

Hay que seguir clamando a Dios para que se materialice la reconciliación nacional, y que haya cambios constructivos en el orden político, económico y social; y fundamentalmente en lo moral y espiritual.

Los parlamentarios que conforman la Nueva Asamblea Nacional no tienen conciencia de que son instrumentos de Dios, lo cual es comprensible debido a su trayectoria política, por ello quienes han orado clamando por la intervención divina hay que redoblar plegarias para que de alguna manera sean sensibles al llamado divino, y cumplan el propósito para el cual fueron investidos, el cual está definido en la Constitución y en las leyes de la República.

No está de más recordar a los respetados compatriotas chavistas, y a los opositores, la demande bíblica:

Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. Miqueas 6:8.

Y tembien la Biblia afirma:

Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, El pueblo que él escogió como heredad para sí.Salmos 33:12.

Venezuela Dios está en control.

Hay esperanza.

Fuente:

Textos bíblicos: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.org

Imágenes: Google

MENTE SANADORA

Dando continuidad al tema Mente Sanadora, vamos a considerar las siguientes estrategias para el desarrollo de una mente sana.

Revisemos otra estrategia: Supera la culpa.

Existen dos tipos de culpas. La culpa legal, y la culpa psicológica, o sentimiento de culpa.

La culpa legal, se resuelve en los tribunales; y acarrea sanciones civiles o penales; de acuerdo al estado de derecho.

Cuando una persona comete un delito, es juzgada en un tribunal, y recibe la pena correspondiente a la magnitud de la falta. Una vez cumplida la pena, se extingue la responsabilidad legal; la persona es libre, y no puede ser juzgada nuevamente por aquel delito.

La culpa psicológica se procesa en la mente. La denominaremos, sentimiento de culpa.

Esta emoción está centrada en el pasado, es originada por hechos, u omisiones que consideramos errados, y es propia de personas que tienden a vivir en el pasado. Mediante el sentimiento de culpa, nos castigamos, mentalmente, por los hechos u omisiones erradas del pasado. Se procesa mediante un círculo vicioso; este funciona de la siguiente manera:

Primero: Se piensa en el hecho, u omisión errada

Segundo: Aparece el sentimiento de culpa

Tercero: Se otorga el castigo por error cometido

Cuarto: Se obtiene expiación, liberación de la culpa

En el tercer paso del proceso, “el castigo”, se concede mediante dolores de cabeza, tristeza, remordimiento, depresión, entre otros.

Este mecanismo en nada nos ayuda a resolver el sentimiento de culpa; por el contrario lo que hace es perpetrarlo; porque no resuelve el sentimiento de culpa, al contrario, lo mantiene.

Mediante este mecanismo, usted se castiga indefinidamente por el mismo error u omisión.

¿Qué hacer para liberarnos del sentimiento de culpa?

Primero: Reconozca el error, u omisión; acéptelo

Segundo: Piense que usted no es infalible, que puede errar

Tercero: Pida perdón a la persona a quien le hizo daño, si fuere el caso

Cuarto: Perdónese usted mismo

Quinto: Libérese de la culpa

La próxima vez evoque error u omisión, o alguien se lo recuerde; considérese perdonado, libre de culpa. No siga el juego, no caiga en el círculo vicioso.

Es importante tomar conciencia de que el hecho, o circunstancia, por la cual aparece el sentimiento de culpa, no existe en la realidad. Existe solo en su mente, por cuanto es un hecho pasado. Es decir, usted está experimentando una sensación de dolor, vergüenza, culpa, por algo que no existe, sino en su mente.

Por otra parte, es posible que la persona ofendida, o agraviada, ya lo haya perdonado, y olvidado el hecho.

Ahora, si se siente culpable por algo que no hizo, perdonase, y punto final.

Así que libérese del sentimiento de culpa, y siga experimentando hoy, la belleza de vivir el presente. Algo constructivo que puede hacer sobre su pasado, es no volver a cometer el mismo error; ha obtenido aprendizaje; de manera dolorosa, pero aprendizaje al fin.

Tomemos nota de otra estrategia: enfrenta la ansiedad.

La ansiedad, es una emoción orientada hacia el futuro; es la sensación de angustia por las cosas que ocurrirán en el porvenir. Está íntimamente ligada a la preocupación.

La ansiedad tiene su origen en la preocupación por las cosas que pueden ocurrir en el futuro.

Hay que reconocer que el futuro es incierto. Aun cuando hay mecanismos, y formulas para predecir la ocurrencia de ciertos hechos, es imposible predecir con exactitud lo que sucederá dentro de cinco años.

En el mundo de la astronomía, se puede predecir con exactitud la posición de un planeta en un momento determinado. No ocurre así, con los fenómenos sociales, y menos aun en relación con nuestra vida.

Cuando usted se preocupa por el futuro, y siente ansiedad, está experimentando una emoción por algo que no existe, sino en su mente. Semejante a la culpa, pero de orientación diferente; aquella al pasado, la ansiedad hacia el futuro.

¿Cómo puede vencer la ansiedad?

Actuando hoy, sobre aquellas cosas en las que usted puede intervenir, y tener fe en que el futuro es promisor; esperanza en que las cosas irán bien.

¿Recuerda la fabula de la hormiga y la cigarra? La hormiga estaba consciente de que se aproximaba el invierno, por lo cual tenía que hacer previsiones para ese porvenir, ocuparse en almacenar alimentos. Habría sido inútil que la hormiga se preocupara y estuviera ansiosa por la llegada del invierno, y no almacenara alimentos.

La moraleja es que la ocupación, es un antídoto contra la preocupación.

Usted tiene un proyecto para el futuro. No se preocupe por ese proyecto, ocúpese cada día en los pasos requeridos para hacerle realidad.

Continúa…

Fuente: Wikipedia, la Enciclopedia Libre

Imágenes Google

Material usado con fines de orientación; sin propósitos de lucro.

MENTE SANADORA

Dando continuidad al tema Mente Sanadora, vamos a considerar las siguientes estrategias para el desarrollo de una mente sana.

Presentamos otra estrategia: Aprenda a darle significado constructivo al tiempo.

Toma nota de esta realidad, mientras vas leyendo las palabras de este artículo, tu mente está interpretando las ideas, creando imágenes, y dándoles significado. Todo simultáneamente. Este es tu presente. Pero eso no es todo; a la vez tu mente procesa pensamientos sobre algo que necesitas o debes hacer en el futuro; o en algo que ocurrió en el pasado. Y aun mas, si estás pasando por un momento especial de la vida, en tu mente subyace la emoción que esa circunstancia especial genera.

Esta extraordinaria capacidad del cerebro, es la que nos permite viajar al pasado, y recrear lo vivido; vivir el presente y disfrutar la vida; o dirigirnos hacia el futuro y anticipar sucesos por venir.

Usa tu pasado constructivamente.

Revivir el pasado, no es negativo. En el pasado se  vivió innumerables experiencias, se adquirió  aprendizajes, hay una inmensa riqueza de sucesos maravillosos que ocurrieron; que se guardan en la memoria, y constituyen lo que denominamos experiencia. Como no sentir una profunda emoción al evocar el nacimiento de los hijos; de los nietos; así como los éxitos de ello.

Si alguien te pregunta ¿Qué es un triangulo? De inmediato vas al almacén de tu memoria, y extraes el concepto, o la imagen. Como sabes, de experiencias y aprendizajes previos, vas construyendo nuevos aprendizajes; creando y recreando nuevas experiencias.

¿Cómo puedes elaborar una rica pizza, si no has aprendido previamente como se preparan y mezclan los ingredientes?

También puedes evocar el pasado, centrarte en lo negativo del mismo; y sentitse culpable. Eso lo tratamos anteriormente. No uses tu pasado para castigarte, ni para sumirte en melancolía.

Usa tu pasado para potenciar, darle significado y realidad al presente.

Viaja al futuro creativamente.

Si te orientas al futuro, es porque tienes expectativas por el porvenir, y eso es maravilloso. Tener esperanza, hacer planes, soñar grandes realizaciones; proponerse metas significativas es lo que ha permitido el avance del conocimiento, de la ciencia.

Tal vez has leído sobre los planes que se hacen actualmente, para llevar una misión tripulada al Planeta Rojo,  Marte. El primer estudio técnico detallado de un viaje a Marte fue de Wernher von Braun, quien publicó El Proyecto Marte en el año 1952. Recientes declaraciones de la NASA, señalan que para el 2030, será posible enviar una nave tripulada al Planeta Marte, y da descripción de cómo será el proceso.

Para tal logro, se requiere cumplir una serie de requisitos, superar algunas barreras, obtener recursos financieros, y preparar a los viajeros espaciales.

Es lo que generalmente hacemos para alcanzar las metas futuras; o enfrentar acontecimientos porvenir.

Si una persona quiere obtener el título de Ingeniero, sabe lo que tiene que hacer: cumplir los requisitos para inscribirse en la Escuela de Ingeniería; Cursar y aprobar Semestre tras Semestre; estudiar, privarse de algunos placeres; disponer de recursos financieros. Lo mismo sucede al agricultor que quiere obtener trigo. Conoce todos los procedimientos y pasos aprendidos por experiencia. Sabe que cumplidos los tales, obtendrá una excelente cosecha de trigo.

Imagino que ya estas intuyendo  la aplicación. Respecto del futuro, lo que necesitamos hoy, es tomar las medidas oportunas y prácticas para cuando el momento llegue.

Ahora, es cierto que existen situaciones sobre las cuales no podemos ejercer control, son imprevistas. Un terremoto; el incremento del costo de los precios; el alza del petróleo; un verano que afecte la producción de alimentos. Tales situaciones no podemos prevenir, ni tomar acciones para evitarlas. Respecto de ellas, lo que necesitamos hacer es aceptarlas, comprenderlas, analizarlas; y buscar alternativas creativas de solución.

 No puedes, individualmente, controlar el alza del costo de los productos; más si puede ejercer control sobre tu presupuesto, y evitar gastos innecesarios.

La recomendación es prevenir, actuar hoy, sobre lo que pueda suceder mañana.

No sumirse en ansiedad y preocupación, de lo cual ya hablamos.

Usa tu imaginación, creatividad, capacidad de soñar; para crear una imagen del futuro, más no te quedes en elucubraciones, y sueños. Comienze a poner las bases de ese futuro, de ese sueño, y cada día construye sobre esas bases.

Disfruta el Presente.

Vamos a estar claros, el único tiempo objetivo que tenemos es el presente. Podemos viajar mentalmente al futuro, o al pasado. Más realmente, solo se vive en el presente, un eterno presente.

Observa un reloj que tenga segundero, cuenta hasta tres segundos, y continúa leyendo.

Lo que has hecho, es observar como transcurre tu presente. Tres segundos de tu maravilloso, extraordinario y valioso presente. Algunos cronómetros registran hasta las centésimas de segundo; resulta impresionante observar en vivo cuanto tiempo dura el presente: fracciones mínimas de tiempo.

Esto nos indica que nuestro presente es muy breve.

Entonces, para que distraerlo sumergido en el pasado, o anticipando el futuro; si lo único que tiene para vivir, es una fracción breve de ese maravilloso tiempo.

La recomendación es disfruta el presente.

Te ha ocurrido alguna vez que estabas hablando con alguien, y de repente le preguntas a tu interlocutor: ¿Qué me dijiste? ¿Qué ocurrió? Sencillamente, que por una fracción de tiempo te desconectaste de lo que te hablaba la otra persona, y te fuiste de viaje espacio-temporal.

Puede haber ocurrido que la persona con quien hablabas te dijo: “En días pasados me encontré con Nohracecilia, y te mandó saludos…” Al oír aquella frase, la mente por asociación, comenzó a evocar a la persona nombrada, y se desconectó de la conversación. Luego, al volver a la realidad, al presente, observas que tu amigo está conversando sobre otro asunto, el cual por supuesto ni idea tienes de lo que se trata.

Un fin de semana, te tomas un pequeño tiempo de descanso y te va a tu lugar preferido, a disfrutar en familia. Sentado allí, disfrutando el paisaje, acariciado por la fresca brisa de un hermoso atardecer, oyendo una rítmica música, rodeado de tus seres querido; de repente viene a su memoria una tarea que debes cumplir la próxima semana.

Por arte de magia, te desconectas del maravilloso momento que disfrutas; y diriges tu mente hacia la tarea asignada, viajas al futuro y pierdes la perspectiva del objeto de tu fin de semana.

Pasó el tiempo, te encuentras ocupado en cumplir la tarea asignada; de repente recuerdas el fin de semana pasado; y te diriges mentalmente al lugar donde estuviste anteriormente, para recrearte pensando en lo agradable que sería estar allí.

Una recomendación en este sentido es disfrutar el momento presente. Disfruta tus momentos de descanso, con tu familia, de diversión, y no los perturbes; con pensamientos que te saquen de la realidad.

De igual modo, disfruta tu trabajo, y no te distraigas con asuntos ajenos al mismo; a menos que sean esas pausas activas, necesarias para descansar la mente, y tomar nuevo impulso en la tarea.

Reiteramos la recomendación que te hacemos: disfruta el presente.

Continúa…

Fuente: Wikipedia, la Enciclopedia Libre

Imágenes Google

Material usado con fines de orientación; sin propósitos de lucro.

LA CELEBRACION DEL DIA DOMINGO

Hay días que poseen un gran significado para las personas, y constituyen oportunidad para festejar, o conmemorar. Tal es el caso de los cumpleaños, en cuyas fechas acostumbramos festejar el advenimiento a este maravilloso mundo. O de las fechas de independencia de las naciones, que se conmemora con vistosos actos y fiestas populares.

Así sucesivamente, acostumbramos dedicar un día para el trabajador, otro para la navidad, el fin de año, el carnaval, nacimiento de próceres nacionales, para la tierra, los niños, la mujer, la madre; entre otros muchos días dedicados a recordar algo que tiene especial significado para cada quien.

Entre ese innumerable conjunto de días en el que celebramos algo significativo, se encuentra el domingo.

El domingo se ha establecido como día de descanso y conmemoración por un motivo muy importante.

El domingo es el día de la semana entre el sábado y lunes. Es el primer día de la semana en la fe cristiana, y también lo es en otras tradiciones culturales. El domingo es considerado un día feriado en la mayoría de los países del mundo. Solamente países influenciados por la cultura judía o islámica tienen el sábado o el viernes como el día feriado semanal.

El calendario gregoriano se repite cada 400 años, y ningún siglo comienza en domingo. El año nuevo judío jamás cae en día domingo. Cualquier mes que comience en domingo tendrá un viernes 13.

El nombre “domingo” proviene del latín dies Dominicus (día del Señor), debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. En la antigua Roma se llamó a este día dies solis (día del Sol).

Desde los primeros años del cristianismo en Roma existían diferencias de opinión acerca de si el día del señor debía celebrarse el sábado, según la tradición judía; o el domingo, día de la resurrección de Cristo. En el siglo II un número creciente de cristianos conservaba la costumbre de reunirse los domingos, aunque algunos continuaron la práctica de hacerlo los sábados.

El  7 de marzo de321, Constantino I el Grande decretó que el domingo sería observado como el día romano de descanso:

En el venerable día del Sol, que los magistrados y las gentes residentes en las ciudades descansen, y que todos los talleres estén cerrados. En el campo sin embargo, que las personas ocupadas en la agricultura puedan libremente y legalmente continuar sus quehaceres porque suele acontecer que otro día no sea apto para la plantación o de viñas o de semillas; no sea que por descuidar el momento propicio para tales operaciones la liberalidad del cielo se pierda.

Al inicio esta ley era sólo de carácter civil, y no desplazaba al sábado, sino que se adoraba a Dios en ambos días, siendo prominente el sábado aún sobre el domingo. Pero después de ser dictada la segunda ley del Canon, ley eclesiástica, 28 del tercer Concilio de Orleans, en Francia, en el año 538 DC, es cuando se proclama el domingo con leyes más severas.

Los “cristianos” actualmente consideran al domingo como el día del descanso, un día  que habitualmente se dedica a reuniones para comunión, estudio de la Biblia, celebración y proclamación del evangelio de Jesucristo.

Cuando celebramos el domingo, estamos recordando la resurrección de Cristo. Este hecho marcó la vida de los primeros discípulos. En el Nuevo Testamento se afirma que Jesús se levantó de la tumba el primer día de la semana, y se presentó a varias mujeres tanto como a los once apóstoles, quienes desde ese instante comenzaron a proclamar que Jesús, el Maestro y Señor había resucitado, tal como había predicho.

Ese testimonio fue transmitido de generación a generación durante más de 20 siglos, y hoy día, millones de cristianos se reúnen cada domingo para recordar que Cristo resucito, hecho que según san Pablo, constituye la piedra angular de nuestra fe cristiana; ya que si cristo no resucito, vana es nuestra fe y nuestra esperanza.

Celebremos, recordemos y aceptemos a Jesucristo en este día domingo.