LOS EQUINOCCIOS Y LAS PROMESAS DE LA BIBLIA

Hoy 20 de marzo ocurre un fenómeno astronómico que se sucede desde que la tierra gira en torno a nuestra estrella, el Sol, se trata del equinoccio de primavera, en el hemisferio norte; en el hemisferio sur, es el equinoccio de otoño.

Este día la duración del período de luz y de oscuridad son iguales, de allí la denominación equinoccio, palabra derivada de la expresión latina aequinoctium (aequus nocte), “noche igual”, que es el momento del año en el que el Sol está situado en el plano del ecuador celeste.

Ese día, para una persona situada en el ecuador terrestre, el Sol alcanza su cenit, el punto más alto en el cielo con relación al observador; se encuentra justo sobre su cabeza, por lo que no proyecta sombra.

A partir de hoy, en el hemisferio norte el día progresivamente se alarga, y la noche es más corta; al contrario, en el hemisferio sur, la noche se alarga, por consiguiente el día es más corto. Hasta el  momento de los solsticios de verano, en el hemisferio norte, de invierno en el sur.

Tales fenómenos son rutinarios, por lo que pasan desapercibidos para la mayoría de personas; pero lo asombroso es que los mismos son conocidos por nuestros ancestros desde hace más de 4000 años antes de Jesucristo.

La razón es que tales acontecimientos astronómicos están asociados con las estaciones, y estas con la agricultura.

Por otra parte, hoy 20 de marzo, día del equinoccio de primavera comienza una estación asociada al renacimiento, a los comienzos, en el hemisferio norte, por eso es que a las adolescentes quinceañeras se dice que están cumpliendo quince primaveras; primavera significa “primer verdor”.

See the source image
Primer Verdor.

Simultáneo a la primavera, en el hemisferio sur tiene lugar el otoño, estación que se asocia a la experiencia, por lo que los ancianos avanzan en el otoño de la vida. Otoño proviene de la expresión latina “autumnus”, palabra compuesta de “auctus”, aumentar, y “annus”, año,  que significa “llega a su plenitud el año”, tal vez por la observación de que la vegetación ya está al final de su ciclo.

See the source image
Plenitud de la vida

Marzo trae otro regalo cósmico que no sucedía desde hace 19 años; el 20 de marzo será la última superluna de este 2019 y el equinoccio de primavera en el hemisferio norte y la llegada del otoño en el hemisferio sur. Esta coincidencia no sucedía desde el año 2000.

See the source image
Super Luna de Marzo. Luna llena del gusano.

También el 20 de marzo, día de los equinoccio de primavera y de otoño, simultáneamente, tiene otra connotación; nos recuerdan la exactitud de lo establecido en la Biblia, la Palabra de Dios, que en su primer capítulo revela la trascendencia de los fenómenos asociado a los cuerpos celestes, que dan lugar a este fenómeno astronómico.

14 Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. Génesis 1:14-15.

De modo que hoy, en el cielo observaremos las señales reveladas en la escritura, y en la tierra el comienzo de dos estaciones, todo conforme a lo establecido en Génesis.

¿Qué trascendencia tiene todo esto? Que los equinoccios se suceden cumpliendo inexorablemente lo establecido en la Biblia, la Palabra de Dios. ¿Cuál es la trascendencia de este hecho? Que así como se cumple esta afirmación bíblica, algo evidente, innegable, también se cumplen otras afirmaciones en ella contenidas, y promesas para los hombres descritas en sus maravillosas páginas.

See the source image
Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento anuncia la obra de sus manos. Salmos 19:1.

Hoy en Venezuela vivimos una crisis cada día creciente, que se agrava; la Biblia tiene una promesa para quienes experimentamos las consecuencias de dicha crisis:

15 Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. 16 La ira de Jehová contra los que hacen mal, Para cortar de la tierra la memoria de ellos. 17 Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias. 18 Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu. 19 Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová. 20 El guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado. 21 Matará al malo la maldad, Y los que aborrecen al justo serán condenados. 22 Jehová redime el alma de sus siervos, Y no serán condenados cuantos en él confían. Salmos 34:15-22.

 Un poeta escribió:

Todas las promesas para el hombre fiel,
El Señor en sus bondades cumplirá,
Y confiado sé que para siempre en él,
Paz eterna mi alma gozará.

Sea así.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de: www.biblegateway.org

Datos y conceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google.

Anuncios