EL PAPEL DEL PUEBLO CRISTIANO ANTE LA CRISIS DE VENEZUELA

La compleja y desafiante crisis venezolana ha llegado a un punto en el que se avizora un enfrentamiento definitivo entre los dos factores en pugna.

Por una parte el Ejecutivo ha convocado a elegir una Asamblea Constituyente con el objeto de aniquilar a la oposición y perpetuarse en el poder mediante una reforma a la Constitución Nacional que permita establecer un régimen comunista, matizado con las creencias  religiosas ancestrales que profesan.

En la posición opuesta, la ciudadanía, motivada por la sociedad civil, impulsada por jóvenes estudiantes, y seguida por los partidos políticos agrupados en la denominada Mesa de Unidad Democrática (MUD), conscientes de los propósitos del Presidente y de quienes le secundan, han arreciado sus estrategias al punto de ir hasta el sacrificio convencidos de que después del 30 de julio, en el caso de imponer aquella Asamblea, “no hay Patria”.

Entre tanto, y a medida que se acerca aquel día, surgen hechos inesperados. Uno, al que la oposición no le ha dado relevancia, es la posición institucional asumida por Luisa Ortega Díaz, quien contra todo pronóstico, e inesperadamente se pronuncia contra el Tribunal Supremo, calificándole de ilegal, y asume una firme oposición a la Constituyente, afirmando que es ilegal, y contra el legado del fallecido Hugo Chávez.

Este pronunciamiento, heroico, tratándose de una persona afecta a la Revolución, ha dado fuerza a los planteamientos de la oposición internamente, y a la lucha de Países amigos que desean paz y democracia para Venezuela.

Como una estrategia para desmoronar el propósito Constituyente del Gobierno, la oposición convoca a una Consulta Popular, para solicitar opinión de la ciudadanía acerca de su acuerdo o desacuerdo con la propuesta Constituyente, y sobre la conducta de la institución militar frente a las exigencias del pueblo de asumir su papel institucional. Esta consulta se realiza dos semanas antes del llamado a votar por la Constituyente.

Seguidamente, y para asombro del mundo, el Gobierno decide dar casa por cárcel a Leopoldo López, el heroico emblema de la lucha por la libertad en Venezuela.

Pero este hecho, además de causar gran alegría al mundo, ha generado suspicacia entre algunos observadores por la medida en sí misma, debido a que el Gobierno mantiene prisionero a Leopoldo acusándole de instigar la rebelión popular, es una especie de botín de guerra; y de igual modo las declaraciones de su atribulada esposa Lilian, quien manifestó su gratitud a dos representantes de quienes han mantenido a su marido tras la rejas en Ramo Verde, por la medida dictada en favor del prisionero, e indicó su disposición al diálogo para una salida de la terrible crisis que vive el País.

Tras bastidores, algunos notables de la oposición han mantenido una actitud discreta, ya que no aparecen frente a las manifestaciones populares que son reprimidas hasta con balas; ellos están a la espera de la salida del Presidente, y de la caída de la Revolución para arribar a Miraflores como héroes; héroes que usaron “dobles” cuando las acciones se calentaron en las calles.

Esta batalla va a dejar varias víctimas. Los heroicos jóvenes que sacrificaron sus vidas por la Patria, vilmente asesinados por quienes deberían ser los garantes de sus derechos; por el lado de la Revolución a la valiente Luisa Ortega Díaz, mujer que  ha dado un aporte inconmensurable para propiciar la salida Constitucional; y, Leopoldo quien tanto el gobierno como algunos sectores de la dirigencia política opositora  elegantemente quieren deslegitimar para impedir que sea el próximo Presidente de Venezuela.

Es probable que este mismo mes de julio la crisis se defina, a menos que el Gobierno haga una jugada magistral que le oxigene y permita mantenerse unos meses más en el poder.

Dada la salida de este régimen, el aporte de la juventud, la población venezolana, Luisa Ortega Díaz y de Leopoldo son incuestionables. Aquella se desmarco de sus compatriotas revolucionarios, cuando estos se apartaron del hilo constitucional; y Leopoldo prefirió la Cárcel de Ramo verde antes de vender sus convicciones a cambio  de las bondades, y beneficios personales que seguramente le fue ofrecido desde las altas esferas de poder nacional e internacional.

Sea cual sea el resultado de esta crisis, hay lecciones para no olvidar:

Que Chávez no llegó al poder mediante un golpe de Estado, sino con el apoyo de la gran mayoría de venezolanos, de los grandes canales de televisión, de las cadenas de radio y prensa, de emblemáticos comunicadores sociales, del mundo empresarial; y hasta sectores católicos y evangélicos contribuyeron al arribo de la Revolución Bolivariana a Miraflores.

Es decir quienes hoy están en la calle dispuestos a morir para impedir que el sistema Comunista se instale definitivamente en Venezuela, ayer coquetearon con tal ideología; es cierto que al principio no se mostró aquella faceta en forma diáfana, y el pueblo votó por Chávez, pero una vez declarada sus intenciones, es inaudito e inconcebible que un cristiano, sea católico o evangélico, siga siendo afecto a la Revolución. Aquí cabe aquello de que “ninguno puede servir a dos señores”.

He aquí un dato interesante. Según Datanálisis el respaldo popular al Presidente Maduro para octubre del 2016 era de 19%, y según el diario La Verdad, edición del 10 de julio del 2017, la popularidad del Primer Mandatario es del 10%; digamos que un 15% apoya al Presidente, hoy día. Esa es la proporción de venezolanos que históricamente han militado en los partidos de la izquierda venezolana, eso lo hemos analizado en entregas anteriores en este mismo blog.

Es decir las aguas están volviendo a su cauce.

Con esto que afirmamos no queremos culpar a nadie de lo que ocurre en Venezuela, sino es un llamado a reflexión.

El pueblo venezolano que dice creer en Dios, y que  acepta a la Biblia como su Palabra, necesita reflexionar sobre sus raíces históricas y sus creencias para evitar transitar por senderos ajenos a su naturaleza. Esto en el ámbito espiritual.

Hoy es urgente volver a la Biblia.

Y en la dimensión política, respecto de la dirigencia de la misma, hay que cuidar de no dejar al País en manos de quienes con sus erradas acciones enardecieron a la población, y entregaron el País en bandeja de plata.

Bien es cierto que hay que llamar a elecciones, pero un simple acto electoral, y el advenimiento de un notable como Presidente, no va a pacificar al País, ni a resolver la crisis humanitaria. En este momento se requiere un Gobierno de Transición que propicie la reconciliación nacional, curar las heridas y luego llamar  a elecciones.

Se requiere un estadista. Un instrumento de Dios, como José en Egipto; como Darío el persa, instrumentos de Dios en su momento.

Hemos indicado en artículos anteriores que Dios tiene preparado el personaje para su debido momento.

Hay que tomar en serio los pronunciamientos de algunos dirigentes revolucionarios en el sentido de que si cae la Revolución, ellos la defenderán con armas, y en eso no han mentido. Así pues es necesario algún tipo de diálogo antes de las elecciones que han sido pospuestas en aras de la pacificación.

Hay que dialogar para pacificar.

Esta Venezuela traumatizada y radicalizada, necesita un tiempo mínimo para comenzar a sanar heridas y  propiciar la convivencia pacífica que ha sido el estilo de vida de la democracia en esta gran Nación.

En este aspecto el pueblo cristiano tiene un papel protagónico, es llamado por su razón de existencia a propiciar la reconciliación y  la restauración.

Desde mi perspectiva, el pueblo cristiano tiene dos desafíos:

Primero: Concentrarse en los templos y clamar, pidiendo perdón a Dios y a Venezuela, conforme a 2 Crónicas 7:13-14:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Segundo: Salir de los templos y proclamar las buenas nuevas de paz, reconciliación y restauración.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Notas personales,
  • Prensa Nacional e Internacional,
  • Imágenes Google.
Anuncios

PEDRO EUSTACHE

En un alto de la asamblea anual de la Convención Nacional Bautista de Venezuela, se mencionó un nuevo logro del músico venezolano,  gran amigo y hermano nuestro, Pedro Eustache.

En ese instante, los asistentes a dicho evento, evocamos los días cuanto este insigne músico, en su niñez, nos acompañaba de mano de sus padres y hermanos mayores, a reuniones como la que celebrábamos en ese momento. Le vimos corretear, reímos sus travesuras, escuchamos los primeros sonidos de su flauta; observamos como su hermano Michel le introdujo en el mundo de la música; creció entre nosotros. Luego se trasladó a otros predios, para continuar desarrollando su vocación y talento.

Supimos, por su hermano Paúl, que el domingo 8 de febrero del corriente año 2009, tuvo lugar, en la Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social para la Música, de Caracas, Venezuela; el estreno mundial de la obra Suite Concertante para Vientos-Maderas del Mundo y Orquesta.

La misma es creación de Pedro Eustache.

Este extraordinario músico estuvo acompañado en su actuación por la Orquesta Sinfónica de la Juventud Venezolana Simon Bolívar, dirigida en esta ocasión por otra luminaria venezolana,  Gustavo Dudamel.

La obra representa a todo el mundo, a través de instrumentos de viento-madera y de la música característica de cada región del planeta.

Pedro Eustache es un venezolano, nacido en el seno de una familia ligada a la música, al servicio social, y al nacimiento y desarrollo de la obra bautista.

Su pasión por la música se inicia desde sus primeros pasos, al participar en las experiencias de adoración conjuntamente con su familia. Su hermano Michel, otro maestro de la flauta, le introduce en el maravilloso mundo de los instrumentos de viento, concretamente la flauta.

Seguidamente su vocación, entusiasmo, dedicación y disciplina, le convierten en genio de la flauta, con la honrosa distinción de haber sido seleccionado como instrumentista de viento principal de la banda sonora de “La Pasión de Cristo”; así como solista en importantes conciertos alrededor del mundo.

Con una colección de alrededor de 500 instrumentos de cinco continentes del planeta, muchos de manufactura y/o diseño propio,  mantiene una posición única en el panorama internacional de conciertos y grabaciones, siendo uno de los solistas mas activo y solicitados por productores, artistas y compositores.

Una difícil experiencia familiar, la pérdida de su hija Ginette Esther, soportada junto a su esposa Sara,  con el apoyo moral y espiritual del pueblo bautista venezolano; dio a Pedro una nueva perspectiva de la vida, y sus desafíos. Hecho que trasluce en la sinergia y vitalidad de sus presentaciones.

En un mundo tan exigente, pleno de desafíos; cuando algunos ven truncadas sus esperanzas, y pareciera que las oportunidades se cierran; cuando se debilita la fe, y la adversidad toca nuestras vidas, Pedro Eustache constituye un modelo a seguir.

Es que una persona, independientemente de su condición, puede alcanzar sus ideales, sus sueños de la niñez, con entusiasmo, dedicación, compromiso, constancia, amor, fe y esperanza; la vocación y el talento, le dan la sazón.

Honor, afecto y admiración a Pedro Eustache, un aporte de Venezuela para el Mundo.

He aqui una muestra del talento de Pedro:

Información sobre la Suite Concertante para Vientos-Maderas del Mundo y Orquesta:

La obra consta de  12 movimientos, representando a todo el mundo: Asia – India “Raga Todi” – 1 y 2 -; Medio Oriente/Norte de África; Europa del Este 1: Armenia y 2: “21/8”; Europa Central – España 1: “Prelude to `Fuga’ ” y 2: “Fuga por Buleria”; Suramerica 1.- Argentina “Bagüala”, 2.- Bolivia: “Tarkeada” y 3: Venezuela “El Fjitchu Yekuana”; y El Mundo.- Global: “Urbano-Finale”; y el uso de 21 instrumentos de viento-madera, muchos de los cuales fueron diseñados, construidos o modificados por Pedro.

Más sobre Pedro Eustache:

Pedro Eustache es un músico creativo, solista multidireccional de flautas, cañas, instrumentos de viento del mundo, música electrónica y compositor, con una ‘voz’ artística propia, única y ricamente ecléctica. Ésta es consecuencia de años de sólida formación académica y directa experiencia profesional en música clásica occidental, Jazz, música de diferentes culturas del mundo, popular, urbana y electrónica/de computadoras.

Comenzó su formación en Venezuela, su país natal, viajando a Europa donde se graduó en dos conservatorios en Paris, Francia [música clásica y técnicas contemporáneas], y estudios especiales avanzados con el maestro Aurele Nicolet en Suiza. Luego se traslada a Los Ángeles, California, becado por el Instituto de Artes de California, USA., donde obtiene una maestría en Jazz [habiendo estudiado con el maestro James Newton, entre otros]. Realiza también estudios de varias disciplinas musicales del mundo, incluyendo clases maestras con íconos del panorama musical mundial como los grandes maestros de la India, el genial Ravi Shankar y Hariprasad Chaurasia [Pedro es el único alumno Latinoamericano de ambos], axial como estudios de Duduk Armenio con el virtuoso Djivan Gasparian.

Su experiencia sinfónica incluye años como solista principal de La Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, La Sinfonietta Caracas, y la Orquesta Sinfónica Venezuela. Como solista ha tocado con todas éstas, así como con la Filarmónica de California, la orquesta de L’Accademia Santa Cecilia De Roma y en bandas sonoras con la sinfónica de Londres y la Sinfónica de Praga, entre otras.

Pedro es el instrumentista de vientos del mundo principal en la banda sonora de la película “La Pasión De Cristo” [nominada mejor película para el premio Oscar 2005]. Es también solista en la orquesta de su maestro Ravi Shankar en el evento memorial “Concierto Para George” ganador del premio Grammy 2005, tocando flauta, picc, dos “King Bansuris” [flautas de bambú de la India de manufactura propia], así como el duduk Armenio [utilizado por primera vez en el contexto de la música clásica del norte de la India]. Por mas de 10 años Pedro es el solista principal de vientos de Yanni, y ha tocado, grabado y/o realizado giras con artistas varios como los roqueros Shakira, Don Henley, la Persa Googoosh y el dinamo latino Alex Acuña, entre muchos otros.

Créditos como músico solista en los estudios de grabación incluyen: “Munich” de Stephen Spielberg [con música del maestro John Williams], el maestro Michel Colombier† (‘Largo Winch’, y muchos otros), James Newton Howard (‘Blood Diamond’, ‘El Intérprete’, ‘La Aldea’, ‘Océanos de Fuego’), Danny Elfman (‘Hulk’), Alexandre Desplat (‘Syriana’), Don Davies, Graeme Revel, Ross Vanelli, Tim Truman, Jonathan Elías, Star & Jeff Parody, los hermanos Woljan Bros., los hermanos Pfeiffer, Russel Brower [Video-juegos], y mas recientemente, John Debney [‘La Pasión’, ‘Ant Bully’, y el video-juego ‘Laird’ de la Sony], así como Hans Zimmer en “Piratas 3”, entre muchos otros…

Pedro grabó como solista dos canciones con el ex-beatle Paul Mc Cartney en sus últimas producciones musicales, incluyendo un dúo [“Jenny Wren”, en “Chaos & Creation in the Backyard”]

Con una colección de alrededor de 500 instrumentos de cinco continentes del planeta –muchos de manufactura y/o diseño propio– mantiene una posición única en el panorama internacional de conciertos y grabaciones, siendo uno de los solistas mas activo y solicitados por productores, artistas y compositores.

Sus presentaciones están llenas de enorme positiva sinergia, que parece contrastar con la tragedia que el y su esposa Sara sufrieron hace años, al perder a su hijita Ginette Esther de un terrible cáncer del cerebro.

Pedro públicamente agradece al Creador por los dones recibidos, y dedica su arte al ‘Padre de las Luces’, Quien valida su existencia con poderoso propósito y sentido.

Fuente y más información:

http://www.pedroflute.com/

http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=641335

http://www.vidacristiana.com/display.php?id=10941

http://www.fesnojiv.gob.ve/es/conciertos/499-pedro-eustache-en-caracas.html