PROFECÍA SOBRE VENEZUELA: HABRÁ CAMBIOS

Luego de intensa meditación y búsqueda de explicaciones sobre la crisis venezolana y el resultado de las elecciones del 15 de octubre he recibido una revelación profética que deseo comunicarla al pueblo.

Antes de atreverme a hacer pública estas declaraciones pasé un período de meditación tratando de certificar que realmente era un mensaje Divino, y no un producto de mi emotividad, o de ocultos deseos de figurar entre los iluminados que quieren algún tipo de reconocimiento.

Luego de asegurarme de la autenticidad de la revelación, exploré en la Biblia lo que se afirma sobre quienes hablan en nombre de Jehová. Confirmé que quienes se atreven a decir algo en nombre del Eterno, Jehová de los ejércitos, acarrea gran condenación y castigo si mienten, si su profecía es falsa.

También me fue confirmado que la prueba de que alguien habla realmente en nombre de Dios cuando lo que dice se cumple.

Recibí la confirmación final en la declaración extraordinaria:

7 Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. 8 Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará? Amos 3:7-8.

Dicho todo esto voy a atreverme a rugir en nombre de Jehová, el Dios de Israel, es decir voy a profetizar en nombre de Jehová.

Esta es la profecía que en una visión me fue dada:

Estaba meditando sobre la crisis venezolana, evaluando los resultados de las últimas elecciones y la grave situación humanitaria que atravesamos, pensaba en la creciente cantidad de personas que pululan en las calles hurgando la basura en busca de alimentos; vino a mi mente la cantidad de personas que en los hospitales fenecen a causa de la escasez de medicinas e insumos médicos.

A semejanza de un documental audiovisual fueron pasando en mi mente imágenes de lo que hemos vivido:

Un ancianito semidesnudo, desnutrido, en el portal de un edificio siente que su vida se le escapa inexorablemente; más allá familias enteras bajo un puente, o entre las ruinas de una vivienda, a la espera de un mendrugo de pan; en las barriadas populares los jóvenes practican el arte de sobrevivir arrebatando pertenencias a los transeúntes. Cientos de vehículos abandonados porque sus dueños no tienen medios económicos para repararlos. Los anaqueles de los supermercados sin productos alimenticios, y los pocos que existen se venden a precios elevados.

Resultado de imagen para pobreza

Seguidamente en la visión vi un panorama distinto, esperanzador:

Venezuela convertida en potencia mundial, en la que sus habitantes viven libres, saludables en un ambiente seguro.​

Resultado de imagen para Valle de caracas

Con una producción agropecuaria tan abundante en la que hay excedente de alimentos en tal magnitud que provee de aquellos a países necesitados; por lo cual no habrá menesterosos en su suelo, ningún venezolano mendigará pan.

Hospitales con mínima cantidad de enfermos porque se tiene un fuerte programa de prevención que propicia la salud integral de los ciudadanos, quienes tienen una alta expectativa de vida.

Hay seguridad y paz en todo el territorio, por lo que se vive sin temores; y no tiene necesidad de ejército alguno porque mantiene relaciones armónicas con sus vecinos.

En la nueva realidad venezolana viven familias felices en hogares donde  la alegría y armonía son permanentes, en ciudades humanizadas, con amplias calles bordeadas de jardines, dotada de todos los servicios necesarios para el bienestar, en medio de una exuberante vegetación.

En el campo la tierra es productiva, ajena de plagas y bestias feroces, por lo que sus habitantes viven confiados, en un ambiente amigable, óptimo para producir. Descienden las lluvias a su tiempo; y son como lluvias de bendición. El árbol del campo da su fruto y la tierra da sus productos; los pobladores habitan seguros en su tierra.

Resultado de imagen para paisaje venezolano

Industrias y empresas de servicio fortalecen la calidad de vida generando empleos y produciendo todo aquello necesario para el bienestar de la familia y de cada uno de sus integrantes.

Escuelas formando al ciudadano para la vida, instruyéndole los valores esenciales para un desempeño excelente en lo personal y profesional, asimismo capacitándole para servir en las distintas áreas del saber humano.

Gobernantes ejerciendo sus funciones para servir al ciudadano, optimizando las instituciones del estado, los servicios públicos, creando un ambiente de seguridad para que todo ciudadano se realice personal y socialmente; administrando la riqueza nacional en forma pulcra; distribuyendo los beneficios derivada de aquella riqueza entre todos los ciudadanos por igual.

En aquella visión que me fue mostrada vi a Venezuela como una buena tierra, tierra de ríos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en el llano y en las montañas; tierra de abundante producción agropecuaria; tierra en la cual se come pan en abundancia, donde no falta nada; tierra donde hay hierro, aluminio, y metales preciosos como oro; en el subsuelo abundantes reservas de petróleo; todo ello usado para bienestar y calidad de vida de los ciudadanos.

Imagen relacionada

Venezuela, potencia mundial, en la que sus habitantes viven libres, saludables en un ambiente seguro.

Cuando indagué acerca del tiempo en que se cumplirá esta profecía, me fue revelado que la fecha prevista para el cumplimiento de la revelación  es aquella en que los venezolanos pongan en práctica esta otra revelación:

1 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. 3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. 6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir. 7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. 8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. 9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. 10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán. 11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar. 12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. 13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, 14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles. Deuteronomio 28:1-14.

Como habrás notada la visión que te describo la obtuve de la Biblia, la Santa Palabra de Dios, ella muestra la verdadera revelación al hombre en la actualidad.

Esa Venezuela que te he mostrado es posible, Dios lo asegura, la estrategia es sencilla: pon a Dios en primer en tu vida y practica sus enseñanzas y demandas.

Cuando el pueblo de Dios proceda como se recomienda en la Escritura, veremos cumplido ese sueño de todo venezolano.

El panorama lo obtuve de:

Levíticos 26:10; Deuteronomio 15:4; Éxodo 15:26, 23:25-26; Levítico 26:6-8;  Isaías 65:17-25;  Ezequiel 34:25-31, y de Deuteronomio 8:7:10.

Imagen relacionada

La condición actual que vivimos es producto de desatender el llamado Divino a poner en práctica su Palabra. Para un diagnóstico en este sentido lee los versos que siguen a Deuteronomio 28:15.

Pueblo de Venezuela, vamos a cambiar la realidad venezolana, mediante un cambio de actitud, busca a Dios.

Dios declara:

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29:11.

Y demanda:

6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Isaías 55:6-7.

Acepta el llamado y verás…

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Imágenes: Google,

Notas personales.

 

Anuncios

MALAQUÍAS, LES ENVÍO MI MENSAJERO

Malaquías es un libro apasionante.

Si quieres descubrir cuál es el origen de los males que Vive Venezuela, y muchos Países del mundo, tienes que estudiar el libro del último profeta que escribe un libro en el Antiguo Testamento.

Malaquías tiene mucho que decir al pueblo de Dios en Venezuela.

Su libro es conocido principalmente como el último profeta que aparece en el Antiguo Testamento, tanto como por la advertencia de defraudar a Dios en lo que respecta a los diezmos y ofrendas. Pero ello no es lo relevante en este gran profeta de Israel.

El escribe a un pueblo desanimado, escéptico, que ha perdido la fe y esperanza. Acaban de retornar del exilio en Babilonia con la misión de reconstruir el templo, el culto a Jehová, el muro de la ciudad, a la ciudad, y a sus propias vidas. Esdras y Nehemías relatan estos hechos.

Acometen aquella tarea con gran entusiasmo, pero la tarea es dura, costosa, deprimente,  y tienen en contra a las naciones vecinas que se oponen a sus labores. Por otra parte ven a los malos prosperar, y se preguntan “¿Dónde está el Dios de justicia?”

Malaquías responde esta y muchas otras interrogantes del pueblo en nombre de Jehová.

El nombre, Malaquías, significa “Mi Mensajero”, lo cual es muy revelador. Ese posesivo “mi” viniendo de Jehová de los ejércitos es un gran honor.

Lo destacado en este pequeño libro de apenas cuatro capítulos y 55 versículos es la denuncia que hace sobre la actitud irrespetuosa, irreverente y escéptica del pueblo hacia “Jehová de los Ejércitos”, nombre con el cual Dios reiteradamente se identifica en el libro.

La primera palabra del libro, y en general el primer versículo definen su contenido. Los lectores originales leyeron el primer versículo del libro así:

Carga de Jehová contra Israel.

En hebreo Malaquías comienza su libro con la expresión hebrea אשָּׂ֥מַ , “massa” que significa literalmente “carga”, la cual transmite la idea de cargar un arma para ser accionada, es decir que va a impactar fuertemente.

Seguidamente el escritor utiliza la expresión “contra”, una preposición que indica adversidad, controversia. Entonces el libro de Malaquías contiene un mensaje contundente contra Israel que va a impactar fuertemente.

Algunas versiones traducen la expresión “massa” como profecía, con lo cual suavizan el mensaje original. Es que la “carga” de Malaquías no es contra el pueblo, sino contra los dirigentes religiosos que desatienden sus responsabilidades y dejan al pueblo sin una referencia.

En Israel el sacerdocio es relevante, así se declara cuando en constituido en Éxodo, con una alta misión: actuar como intermediario entre Jehová y el pueblo, además conducir el culto, mantener la devoción del pueblo, enseñar, guiar en la batalla, y actuar como juez de paz.

Imagen relacionada

Imagen de un sacerdote ante el Arca del Pacto en el lugar Santísimo del Templo.

Luego del período de los jueces, cuando Israel pide rey, Jehová acepta la petición y designa a Saúl como primer monarca. Surge así la Monarquía Hebrea, y el plan de Dios es un Sacerdote guiando la devoción de Israel en el Templo (originalmente en el Tabernáculo), y un rey en palacio administrando justicia y guiando al pueblo en la batalla.

Aquel proyecto Divino se desploma ya que los sacerdotes se corrompen y contaminan el culto con ritos paganos; y en Palacio el rey se desvía elevando santuarios a deidades prohibidas, Acab es el máximo exponente en esta perversa actitud.

Dada esta circunstancia Dios envía mensajeros para denunciar tales acciones, surge en Israel el ministerio de los profetas. Ellos son enviados con mensajes de advertencia hacia el pueblo, con más frecuencia a los reyes. Recordemos a Natán amonestando a David.

Pero en Malaquías el mensaje se dirige específicamente a los líderes religiosos, a los sacerdotes. La carga contra ellos ocupa un 50% del libro, ya que de 55 versículos del total del libro, 26 se dedica a reprochar a los sacerdotes, 1:6-2:16; el resto del libro es advertencias al pueblo, y a destacar la venida del “mensajero” que prepara el comino del Señor, y la venida del Señor mismo.

Es decir, en Malaquías se deja ver que una gran cuota responsabilidad en los males de la Nación la tienen los dirigentes espirituales por la manera ligera de cumplir sus deberes, y dejar de marcar la pauta en la vida del pueblo.

Acertadamente el libro de Proverbios en 29:18, afirma:

Donde no hay dirección divina, no hay orden; DHH.

Y más contundente, Oseas 4:6:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

Cuando lees esta nota, seguramente viene a tu mente la alta responsabilidad del sacerdocio para mantener la devoción del pueblo, y tal vez pienses en los pastores y demás líderes en las iglesias, y es correcto; sin embargo quiero llevarte a 1 Pedro 2:9:

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

También te animo a leer Romanos 12:1-2.

Ya sabes entonces quien es responsable de los males en Venezuela. Ahora este no es momento de crear sentimientos de culpa, no, para nada; este es el momento de volver a la Palabra, a nuestra esencia, al origen y comenzar el proceso de renovación personal para que Venezuela cambie.

Te invito a estudiar Malaquías.

Como un aporte a la Iglesia a la cual sirvo escribí un libro sobre este extraordinario profeta, al cual titulé Ofrendas Dignas. Lo pongo a tu orden en versión digital. Dime tu correo y te lo envío.

Escríbeme a: ila0511@yahoo.com

Ve primero a Malaquías, es un libro que puedes leer en aproximadamente media hora, medita en su contenido; luego lee mi libro. Pon siempre a la Palabra antes de cualquier autor.

Espero que el libro contribuya a tu riqueza espiritual.

Fuente:

Biblia: Versión RVR, tomada de http://www.biblegateway.com

Imágenes: Google

Notas personales

ESTRATEGIA PARA ENFRENTAR LA CRISIS VENEZOLANA

Lo que pasa en Venezuela es algo que sorprende, desconcierta y desanima; realidad que mantiene a la población en un estado de zozobra, angustia, temor, frustración, trayendo como consecuencia un estado general de ansiedad.

Resultado de imagen para crisis venezolana

Los últimos acontecimientos revelan que la crisis venezolana avanza por caminos inciertos, en los que no se vislumbra una salida clara.

Estado de la crisis.

De un País radicalizado hemos avanzado hacia una atomización que complica las opciones para un dialogo, una salida consensuada, negociada.

Hemos apreciado que en pocos meses el bloque conformado por la Revolución Bolivariana, anteriormente compacto, se ha fraccionado. El Gran Polo Patriótico se ha dividido entre los que promueven la Constituyente; quienes defienden el legado del “Comandante Eterno”; y los pequeños partidos ajenos al principal partido gobernante. Y lo más destacado es que la Revolución Bolivariana perdió el afecto de las grandes masas populares que ayer arrollaban a lo largo y ancho del País.

Por lado de la oposición, las cosas no son auspiciosas. Hay grupos de poder que promueven participar en las elecciones propuestas por el Gobierno; otro grupo opuesto a tal alternativa; otro grupo considera que hay que aumentar la presión en las calles; y otro pequeño, desde el exterior, sugiere ir a las armas, como se lee en algunas cadenas que circulan en las redes..

En medio de los dos grandes bloques, está una inmensa mayoría de Venezolanos, quienes padeciendo la crisis humanitaria más cruel, jamás vivida, manifiestan estar decepcionados porque tanto unos, como los otros no han cumplido las promesas vociferadas para captar sus votos.

Esta incertidumbre, acerca de cómo se resolverá la crisis venezolana, y las carencias de alimentos, medicinas, seguridad, y servicios públicos eficientes, mantiene a la población en un estado de tensión emocional, con las graves consecuencias para la salud mental y física.

Medidas para enfrentar la crisis.

¿Qué podemos hacer para sobrevivir frente a esta grave crisis? Propiciar tu salud emocional, porque de ella depende tu salud integral y calidad de vida.

Ante todo este panorama tan frustrante e incierto, existen múltiples opciones para sobrellevarlo.

Una buena medida es dosificar el uso de las redes sociales, porque ellas que son una inagotable fuente de información, generan mucha ansiedad y grandes frustraciones. Es que hay personas, grupos y organizaciones que manipulan los titulares para ganar seguidores y likes; con “información engañosa”.  Es frecuente leer titulares como: “Se desmorona el Gobierno, el Gobernador tal renunció a su cargo”. Cuando se lee el texto de la información, resulta que aquel gobernador renunció, pero para postularse a la Asamblea Constituyente. El ávido lector queda al borde del colapso por que se le genera una expectativa incierta.

Otro titilar frecuente es “Le dio hasta con el tobo”, resulta ser un discurso en la Asamblea Nacional, o una entrevista televisada; que como se sabe son escenas mediáticas porque los actores luego se van a tomar un “cafecito” al salir del escenario.

También es conveniente fortalecer los valores espirituales como la fe, la paciencia, la esperanza; aspectos que no van a resolver lo que no dependen de ti; pero te permitirán enfrentarlo con actitud optimista, positiva, constructiva. Te darán “paz en la tormenta”, para que seas asertivo al momento de tomar decisiones.

Otra opción es aceptar como un hecho cierto  que Dios está en control, gerenciando la crisis,  y que en el momento preciso va a accionar la solución  conforme a su sabiduría y potestad. Tal y como se nos revela en la Sagrada Escritura.

Para poder ver en acción el poder de Dios hay que “abrir los ojos espirituales”, como ocurrió con el siervo del profeta Eliseo, relato que puedes leer  en el capítulo seis del libro Segundo de Reyes, 2 Reyes 6:8-23.

Una medida adicional para enfrentar esta dramática circunstancia que vivimos es adoptar la actitud de Pablo, revelada en Filipense 4:12-13, DHH:

12 Sé lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a hacer frente a cualquier situación, lo mismo a estar satisfecho que a tener hambre, a tener de sobra que a no tener nada. 13 A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece.

Esto no significa que seamos indiferentes, o que evadimos nuestra responsabilidad. Cada uno decide su curso de acción, sin embargo sea cual este sea, necesitamos racionalidad, criterio objetivo, mente clara, actitud constructiva.

Aviva tu fe y esperanza.

Mira dentro de ti, valora aquellos principios inculcados desde tu niñez, y recuerda:

1 Pacientemente esperé a Jehová,  Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. 2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. 3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová.

4 Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.  Salmos 40:1-4- RVR60.

La Paz sea contigo.

Fuente:

EL SENDERO QUE NOS CONDUJO AL 30 DE JULIO

Para entender el origen de la crisis que vivimos hoy, necesitamos hacer una revisión total del panorama, evitando enfocar un retazo del mismo.

Muchos ponen la mira sobre lo que ha ocurrido alrededor del 30 de julio, y explican la problemática erradamente, ponen en el actual presidente el origen de este desastre que vivimos. Para comprender como hemos llegado hasta este punto, necesitamos hacer un análisis retrospectivo, ver el panorama total, ampliar la visión.

Resultado de imagen para 30 de julio

¿Qué es lo que está ocurriendo? El 30 de julio se da un paso importante en la estrategia de materializar el Socialismo del Siglo XXI, a través de una Asamblea Nacional Constituyente, ese hecho ha conmocionado al País, al Mundo, y activado los mecanismos urgentes para tratar de evitar que a través de aquel instrumento cumplan su promesa de establecer una sociedad comunista.

El pueblo ha salido a la calle; y decena de jóvenes han sacrificado sus vidas tratando de impedir el propósito de la ANC. Sin embargo, tenemos que preguntarnos objetivamente, ¿Es que acaso los propulsores de la Revolución Bolivariana escondieron su objetivo de llevar a Venezuela a lo que proponen hacer con la ANC? Sabemos la respuesta.

Recordemos el pasado. Desde que el expresidente Chávez declaró su ideal de convertir a Venezuela en un País socialista, se alió con Cuba, y comenzó a propagar por otras Naciones de la Región su proyecto; se hacía evidente que un día tendría que dar el paso definitivo, y el 30 de julio se dio.

 ¿Cómo llegó Chávez el poder? Sabemos que él no dio un golpe de Estado, sino con los votos de una aplastante mayoría, y baja abstención.

¿Por qué llegó Chávez al poder? Debido al derrumbe de la denominada “Cuarta República”. Quienes vivimos aquellos días sabemos que los partidos políticos del llamado “Pacto de Punto Fijo”, AD y Copei, junto a sus pequeños aliados, llevaron al País a la ruina, a una crisis institucional sin precedentes para aquel momento. Para certificar esto, vayan a las hemerotecas de los diarios nacionales, o de las bibliotecas; a las videotecas de los canales de televisión, y revisen la prensa escrita y audiovisual de los meses previos al triunfo de Chávez.

Surge la figura de Chávez, inmortalizado al tratar de humillarle, luego del 4F, presentándole en cadena nacional para darle espacio y proclamar su famoso “por ahora”.

Resultado de imagen para 4f hugo chavez

Finalizando el período del “chiripero”, alianza de pequeños partidos que llevaron al poder al fallecido presidente Caldera, quien le dio una estocada mortal a los aliados del “Pacto de Puntofijo”, Hugo Chávez propone su nombre para ocupar Miraflores, comienza con pocas opciones.

En la acera del frente Irene Saez, por Copei; Luis Alfaro Ucero, por AD, y Salas Romer, por Proyecto Venezuela se lanzan al ruedo electoral. Sin embargo ocurre un fenómeno, los grandes diarios venezolanos, que aún siguen circulando; los canales de Televisión; las cadenas de radio, dedicaron sus editoriales, programas estelares, y noticieros a promover la candidatura de Hugo Chávez. Aun recordamos el verbo de Napoleón Bravo, de Alfredo Peña, y de otros locutores que todavía dejan oír sus voces en la radio. Ellos fueron los  voceros de Hugo Chávez que no tenía partido fuerte que le apoyara. Esto igualmente lo pueden certificar en las hemerotecas y videotecas antes mencionadas.

En un momento dado, AD y Copei se dan cuenta que su causa es perdida, que no van a llegar a Miraflores, entonces obligan, pocos días antes de las elecciones, que sus candidatos renuncien para asirse de Salas Romer, en un intento por salvarse del naufragio, más aquel peso muerto hundió la esperanza del eficiente gobernador de Carabobo. El pueblo reacciona con rabia por la absurda determinación de los partidos del estatus, y acciona el “voto castigo”.

Resultado de imagen para destituyen a irene saez como candidata

Escribí sobre esto un artículo titulado “Aprendamos de la Historia”. Al final de este escrito se da el enlace.

Chávez llega al poder con el aval de la mayoría de los venezolanos; ya en Miraflores declara su propósito de iniciar la Revolución Bolivariana para instaurar en Venezuela el Socialismo del Siglo 21. Esto no ocurrió el año pasado. Son más de 17 años anunciando, advirtiendo, accionando su proyecto político, de convertir a Venezuela en un Estado Socialista. Ellos han sido honestos, transparentes, claros con sus propósitos. No han engañado a nadie. Recuerda esto: Ni Hugo Chávez, ni Nicolás Maduro han engañado a nadie. Ellos prometieron llevar a Venezuela a un Estado Socialista, y la están cumpliendo.

¿Qué ha pasado en estos  años cuando se promovía el Socialismo del Siglo 21? Usted lo sabe, lo ha vivido. Sobre este aspecto escribí, “En Venezuela no hay Conflicto, Se Impone un Sistema”, la dirección electrónica se ofrece al final de este escrito.

Hemos llegado a este punto porque los dirigentes sociales, políticos y religiosos, que nunca alertaron sobre el significado de la propuesta Revolucionaria, para que el pueblo estuviese claro de lo que ese proyecto significa. Peor aún, muchos sacerdotes católicos, y pastores evangélicos, se restearon con el proyecto Bolivariano mostrando con ello una lamentable y doble ignorancia.

Ignoraron lo que es el socialismo, que lleva al comunismo, inspirado por el marxismo; una ideología por definición atea, humanista y materialista; aquello lo estudia la sociología; disciplina que se cursa en los liceos y en las universidades. Y en los Seminarios e Institutos Teológicos, se analiza aquella ideología en los cursos de filosofía y sociología de la religión. Apoyar el Socialismo del Siglo XXI, es aceptar sus postulados.

Resultado de imagen para socialismo del siglo xxi

Otra cosa que ignoraron los sacerdotes católicos y pastores evangélicos afectos al Socialismo del Siglo XXI, es la Palabra de Dios; en realidad no es desconocer la Palabra de Dios, sino desatender sus demandas.

3 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. 4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 2 Timoteo 2:3-4.

24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Mateo 6:24.

Otros responsables de la crisis, son los dirigentes de los partidos que no están alineados con la Revolución Bolivariana. Ellos, agrupados en la denominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) tampoco han sido leales con el País. Ellos están pendiente de quien va a ser presidente, gobernador, alcalde; u ocupar un cargo en la Administración Pública, y no han enseñado a sus seguidores el verdadero significado del Socialismo del Siglo 21. Les falta ideología, sensibilidad social; son pragmáticos; dan más importancia al valor práctico de las cosas sobre cualquier otro valor.

Por tal motivo, quienes el 30 de julio se abstuvieron de votar, conscientes de lo que enfrentaban; por fin despertaron a la realidad, misma que no les fue advertida claramente por los dirigentes, sino que comprendieron al leer la propuesta de la ANC, que va en serio.

En este aspecto, cobra vigencia una extraordinaria cita de la Sagrada Escritura, que fue objeto de un artículo anterior en este sitio, cuya dirección electrónica se da al final de este post:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6.

Hago alusión a aquellos hechos, simplemente para explicar por qué el pueblo venezolano estuvo sosteniendo con sus votos a la Revolución Bolivariana hasta el 30 de julio. Ese hecho cierto, el respaldo con votos, dio a los promotores de la Revolución Bolivariana aval para llevar adelante su proyecto. Vea las estadísticas electorales del CNE en su página web.

Llegado a este punto, necesitamos resolver esta crisis, conscientes del pasado, conscientes igualmente de la realidad presente, aspirando un futuro mejor. Sobre todo, confiando en Dios.

Pero la solución a la crisis venezolana, llegado a este extremo, es el dialogo, la negociación, el acuerdo, entre las partes. Pero un dialogo transparente, público, con actores creíbles.

Al dialogo deben ir personas de la sociedad civil, rectores de las universidades, representantes de asociaciones civiles creíbles; con acompañamiento internacional que propicie un entendimiento, una solución de compromiso, en la que no haya perdedores.

Y hay que proponer un Gobierno de Transición que estabilice al País, y promueva la Reconciliación Nacional.

El Gobierno de Transición, para promover la estabilidad y la reconciliación Nacional, como su nombre y propósitos lo indica, es un Gobierno integrado por personas cuyo objetivo es pacificar el País, “desrradicalizar” al pueblo, “rehermanarnos”, para una convivencia pacífica, que permita resolver los principales problemas del País: el hambre, la pobreza, la carencia de medicinas, la inseguridad, el funcionamiento de los servicios públicos.

Y en ese Gobierno de Transición deben estar representados todos los sectores. Es decir integrado por representantes de quienes proponen el Socialismo del Siglo 21, el denominado “chavismo”, como por actores de la oposición. Una estrategia para reunificar el País, uniendo la cúpula.

Pretender un Gobierno de Transición para perseguir  y erradicar el “chavismo” es absurdo. El “Chavismo” es un sentimiento en gente que se vio dignificada por la propuesta del “Comandante Eterno”. Quien les prometió conceder lo que durante muchos años, por lo menos a ellos, le fue negado.

Una pregunta que necesitamos responder los sacerdotes católicos, los pastores evangélicos, y los rabinos judíos, que ministramos en Venezuela, y los dirigentes políticos, es: ¿Por qué Chávez llegó a lo más profundo en el corazón de los venezolanos? ¿Por qué vieron en él alguien que les solucionaría sus problemas y satisfaría sus necesidades? ¿Por qué se vieron identificados con su Comandante Eterno? ¿Qué esperaban de él?

Resultado de imagen para el comandante eterno

Creo que una autocrítica no nos vendría mal.

Los cristianos, o al menos los dirigentes; y los líderes políticos, no estamos interpretando la realidad del venezolano, sus  necesidades, sus carencias, su soledad, su desesperanza, su desencanto, su vacío, su hambre.

Y a los cristianos se nos se nos demanda, llevar un mensaje de consuelo, de renovación y restauración. Proclamar por todos los rincones de Venezuela el mensaje renovador y vivificador de Jesucristo.

Por lo cual, para reunificar al País hay que comenzar por el pueblo de Dios, unirse en un solo propósito: la restauración del venezolano para que Venezuela sea restaurada, según la visión de Romanos capítulo ocho.

Y los políticos reencontrase consigo mismos, y aprender lo que es la convivencia pacífica, aun con quienes nos adversan; que no son enemigos, sino venezolanos que piensan distinto.

Siguiendo con el proceso de transición.  Luego de aquel período de transición, con duración definida de antemano; volver a la normalidad democrática, llamar a elecciones y permitir que conscientemente el pueblo decida sus gobernantes.

Algo que no debemos permitir, es una transición que nos lleve a la “Cuarta República”, al pasado. Necesitamos un gobierno integrado por personas que realmente nos sitúen en el Siglo XXI, a la par de los países desarrollados, entre los cuales Japón es un gran ejemplo. Una Nación, que sin ser cristiana, pero poniendo en práctica los valores contenidos en la Palabra de Dios surgió de las ruinas, tras la Segunda Guerra Mundial, a ser un País desarrollado, respetado, próspero, una potencia mundial.

Por otra parte, si hoy se quiere juzgar políticamente a quienes están en el gobierno, por su mal desempeño, y por llevarnos al borde del Socialismo Bolivariano; entonces hay que llevar al banco de los acusados a unos cuantos que los apoyaron hasta el 30j, y a otros que se hicieron de “la vista gorda” para su propio beneficio.

Dicho todo esto, ¿Qué necesita hacer el pueblo de Dios?

Asumir una postura consecuente con las demandas de la Palabra de Dios.

Aquí es importante la gran cita de Pablo en 2 Corintios 5:17:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas.

Estar conscientes de su alta responsabilidad en la resolución de la crisis venezolana, actuando apegado a la Palabra de Dios:

Primero. Poner en práctica sincera, fervorosa y humildemente el llamado de 2 Crónicas 7:113-14:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Sigamos la secuencia: Humillarse; orar, buscar el rostro de Dios; arrepentirse, convertirse de los malos caminos; para que Dios nos oiga, perdone los pecados, y sane a Venezuela. Recuerda: “El hombre que reprendido endurece la cerviz, de repente será quebrantado, y no habrá para él medicina”, Proverbios 29:1.

Segundo, ser actores activos en el proceso de reconciliación y restauración nacional, tal y como se indica en 2 Corintios 5: 18, “nos dio el ministerio de la reconciliación”, ministerio dado por Jesucristo. Bienaventurado los pacificadores porque ellos serán llamados hijos de Dios”, Mateo 5:9.

Tercero, predicar intensamente el evangelio de Jesucristo, “Porque no envió Dios a su hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado”, Juan 3:17-18.

Pueblo de Dios, este es un momento crucial; de ti depende el futuro del País. Procede apegado a la Sagrada Escritura, que es tu norma de fe y conducta.

Bienaventurada la Nación cuyo Dios es Jehová, Salmos 33:12.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

LA QUE DA A LUZ NO TIENE FUERZAS

La situación que se vive en Venezuela ha llegado a un punto que  tiene muchas similitudes con una circunstancia crítica por la que atravesó el pueblo de Israel.

Imagen relacionada

El ejército del poderoso imperio Asirio tenía situada a Jerusalén, había llegado victorioso luego de cautivara otros pueblos. El rey Ezequías al frente de su menguado ejército, responsable del bienestar de la ciudadanía recibe un emisario del feroz enemigo, quien le envía el siguiente mensaje:

18 Mirad que no os engañe Ezequías diciendo: Jehová nos librará. ¿Acaso libraron los dioses de las naciones cada uno su tierra de la mano del rey de Asiria? 19 ¿Dónde está el dios de Hamat y de Arfad? ¿Dónde está el dios de Sefarvaim? ¿Libraron a Samaria de mi mano? 20 ¿Qué dios hay entre los dioses de estas tierras que haya librado su tierra de mi mano, para que Jehová libre de mi mano a Jerusalén? Isaías 36:18-20.

El atribulado rey, observa al poderoso ejército dispuesto al asalto, pasa revista al suyo, considera los recursos disponibles, recuerda a las naciones que cayeron bajo aquel Imperio, y entiende que las cosas no son muy alentadoras. Él sabe que es un asunto de muerte, contando con sus recursos; pero recuerda que Jehová el Dios de los Ejércitos de Israel puede intervenir, más, ¿Qué hacer? ¿Cuándo y cómo va a intervenir el Dios de Israel? ¿Cómo asegurar su intervención inmediata para liberarles?

Perturbado por aquella terrible circunstancia, el rey envía un emisario al profeta Isaías, para que éste interceda ante Jehová, el Dios de Israel, con estas palabras:

Así ha dicho Ezequías: Día de angustia, de reprensión y de blasfemia es este día; porque los hijos han llegado hasta el punto de nacer, y la que da a luz no tiene fuerzas. Isaías 37:3.

Y esto es lo que actualmente pasa en Venezuela:

La que da a luz no tiene fuerzas.

Está sola pariendo, y el mundo no acude en su ayuda; internamente los dirigentes políticos no se han puesto de acuerdo en cómo resolver asertivamente la crisis.

Venezuela espera.

Sin embargo en medio de esta crisis de proporciones gigantescas, Venezuela no está realmente sola, hay un Dios Todopoderoso que va a intervenir en el momento justo, oportuno y apropiado. Pero ese Dios tan maravilloso, espléndido y Todopoderoso actúa siguiendo parámetros establecidos en la Sagrada Escritura.

Es que la intervención Divina está sujeta, por designio del mismo Dios, a la intervención humana, por eso aquello del infinitas veces recordado 2 Crónicas 7:13-14; y Jeremías 33:3.

Como orar a Dios:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Cómo descubrir cosas grandes y ocultas:

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3.

El rey Ezequías, actuando como es debido buscó la intervención Divina por intermedio del profeta Isaías, quien al oír la súplica del rey envió una buena noticia, contenida en estas palabras:

Y les dijo Isaías: Diréis así a vuestro señor: Así ha dicho Jehová: No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria. Isaías 37:6.

Seguidamente el profeta describe la estrategia que Dios pondrá en marcha para liberar a su pueblo del acoso Asirio.

En virtud de lo cual, y con base a la Palabra de Dios hago un respetuoso llamado a mis colegas ministros, a los dirigentes religiosos, al pueblo de Dios en general, a un clamor sincero, sentido, fervoroso a Dios para que tenga misericordia de este País; y  resuelva la crisis de Venezuela, para que haya paz, reconciliación, restauración, y perdón.

Escribo esta nota el día viernes 22 de julio, unámonos en oración a las seis, a las tres, y a las nueve (Oración 6-3-9), hasta la salida de la crisis; y después, mantengamos la devoción.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente.

LILIAN TINTORI, EL DIÁLOGO Y LA RECONCILIACIÓN DE VENEZUELA

Las declaraciones de Lilian Tintori  al momento de recibir a Leopoldo en casa, han generado un sinnúmero de reacciones, la mayoría de rechazo; y según el tono de las mismas se percibe cierta decepción y enojo hacia la luchadora por los derechos humanos y la libertad de los presos políticos.

Sin embargo, para comprender el impulsor de tales palabras hay que situarse en su lugar, haber vivido aquellos interminables años durante los cuales Leopoldo estuvo tras las rejas, tiempo en que muchas veces le dio por muerto.

Quienes han vivido situaciones similares experimentaron aquella misma sensación de “me lo entregan vivo, no lo mataron”,  no sé si es gratitud hacia los captores, en el mundo real se experimenta; pero eso hay que vivirlo.

Para comprender la dimensión de las palabras de Lilian, hay que analizarlas desapasionadamente, usando la sabiduría, inteligencia y el razonamiento lógico. Vamos a leerlas de esa manera:

“Pude saludar a los funcionarios que estaban ahí en la caravana, le di las gracias a Delcy Rodríguez y a Jorge Rodríguez, que estaban ahí presente. Les dije que no puede existir más tortura y presos políticos en Venezuela, que si tenemos que trabajar en conjunto para lograr salir de la crisis que atraviesa el país cuentan conmigo”, El Nacional, edición digital, 9-7-2017.

Estas expresiones, pronunciadas por otro actor no tendrían la relevancia que se les ha dado; pero tales palabra expresa una verdad que toda persona consciente reconoce. Es más que la mayoría de dirigentes de la MUD han sugerido pero que la amortiguan para no encender la ira popular.

Es un hecho cierto, vivido en otros países, que para resolver la crisis venezolana se necesita en forma imperativa el dialogo, el perdón, la reconciliación, y la restauración. Si esas actitudes, características de los venezolanos, no se activan; la crisis irá de mal a peor.

Ahora, cuando afirmo que hay que perdonar a los causantes de la crisis que vivimos, seguramente muchos estarán en desacuerdo, sin embargo veámoslo de este modo.

El perdón, la reconciliación, y la restauración son virtudes básicas que facilitan, enriquecen y fortalecen las relaciones con el prójimo; son características de la sociedad venezolana; y es un método infalible en la resolución pacífica de conflictos. Un ejemplo  de ello es el proceso de pacificación que vive la hermana República de Colombia; y que fue un innegable logro del Presidente Caldera en su primer gobierno.

No significa esto que los crimenes quedarán impunes, serán sancionados según las leyes nacionales e internacionales; pero aún dado ese extremo, los infractores merecen la restauración, como todo ser humano.

Venezuela esta radicalizada, cargada de ira y resentimiento. Y lamentablemente ese ha sido el gran defecto de la Revolución Bolivariana, de quienes la impulsan. El odio, resentimiento, y amargura por los muchos años de persecución cuando estaban en la guerrilla; el haber perdido familiares en aquellos enfrentamientos, o torturados; todo aquello, por no haberlo superado asertivamente, cuando llegaron al poder, en lugar de gobernar para reivindicar al País, como lo prometieron, se dedicaron a la venganza; a pagar con la misma moneda; a drenar su resentimiento. Y esto no es una elucubración, ellos en sus discursos y entrevistas lo hacen conocer.

Hoy no podemos caer en aquella lamentable actitud, no repetirla, sino actuar con dignidad y benevolencia.

Como se ha afirmado  reiteradamente, la población venezolana esta radicalizada y peor aún cargada de resentimiento y rencor. Tales actitudes nada bueno generan.

Los afectos a la Revolución, quienes ingenuamente creen en ella, no van a ceder fácilmente su posición conquistada; y como se sabe hay miles de comprometidos en el proceso  que no solo la defenderán con sus discursos, porque también están armados. Y tienen apoyo internacional, se comenta que supuestamente hay tropas venidas de ejércitos extranjeros, de Naciones amigas de la Revolución.

Así pues, las palabras de Lilian Tintori tienen sentido; tal vez no las dijo como un llamado al pueblo, sino inconscientemente predijo lo que todo venezolano consciente sabe,  los líderes de la oposición reconocen como salida a la crisis, y los países amigos que median por una salida también proponen.

Para salir de la crisis hay que dialogar con los representantes de la Revolución, generar un ambiente de reconciliación, y de restauración.

¿No es ese el insistente llamado de la Sagrada Escritura al pueblo Dios?

Mira lo que la Biblia demanda al pueblo de Dios para la reconciliación nacional:

Sobre la Reconciliación:

23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti,24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda. Mateo 5:23-24.

Respecto de los enemigos:

43 Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. 44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. 46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? 47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? 48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Mateo 5:43-48.

Sobre el perdón:

12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Mateo 6:12.

Un privilegio de los hijos de Dios:

17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 18 Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19 que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 2 Corintios 5:17-19.

Estas demandas de la Palabra son un llamado al pueblo de Dios para emprender el proceso de dialogo, perdón, reconciliación y restauración del País.

Los sacerdotes, pastores, rabinos, diáconos, el pueblo de Dios en general tienen hoy un gran desafío, salir a las calles a propiciar la reconciliación de Venezuela. Teniendo en mente Romanos 5:1.

Bastante se ha orado por la salida a esta crisis; ahora no basta orar, hay que actuar. Y ya sabes que hacer.

Cuando medites seriamente en tu compromiso con Dios, su Palabra, y Venezuela, comprenderás el digno espíritu contenido en la palabras de Lilian Tintori, que es el sentir de los líderes de la oposición quienes no lo declaran públicamente por temor a encender la ira popular, como ha ocurrido con la luchadora esposa de Leopoldo.

No temas al diálogo cuando este es transparente, de cara al País, entre personas creíbles, representantes de los distintos sectores de la sociedad civil,  no solo de las cúpulas partidistas, acompañados de imparciales y objetivos testigos internacionales.

No necesitamos mediadores para dialogar, sino testigos creíbles que avalen los acuerdos.

Reitero, no temas al diálogo, teme a la radicalización y a una guerra civil respaldada por intereses foráneos.

Jesucristo dijo: “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios”, Mateo 5:9.

Y en Venezuela hay mucho hijo de Dios.

Se acerca el fin de la crisis.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de ww.biblegateway.org
  • Prensa nacional
  • Notas personales
  • Imágenes: Google

EL PAPEL DEL PUEBLO CRISTIANO ANTE LA CRISIS DE VENEZUELA

La compleja y desafiante crisis venezolana ha llegado a un punto en el que se avizora un enfrentamiento definitivo entre los dos factores en pugna.

Por una parte el Ejecutivo ha convocado a elegir una Asamblea Constituyente con el objeto de aniquilar a la oposición y perpetuarse en el poder mediante una reforma a la Constitución Nacional que permita establecer un régimen comunista, matizado con las creencias  religiosas ancestrales que profesan.

En la posición opuesta, la ciudadanía, motivada por la sociedad civil, impulsada por jóvenes estudiantes, y seguida por los partidos políticos agrupados en la denominada Mesa de Unidad Democrática (MUD), conscientes de los propósitos del Presidente y de quienes le secundan, han arreciado sus estrategias al punto de ir hasta el sacrificio convencidos de que después del 30 de julio, en el caso de imponer aquella Asamblea, “no hay Patria”.

Entre tanto, y a medida que se acerca aquel día, surgen hechos inesperados. Uno, al que la oposición no le ha dado relevancia, es la posición institucional asumida por Luisa Ortega Díaz, quien contra todo pronóstico, e inesperadamente se pronuncia contra el Tribunal Supremo, calificándole de ilegal, y asume una firme oposición a la Constituyente, afirmando que es ilegal, y contra el legado del fallecido Hugo Chávez.

Este pronunciamiento, heroico, tratándose de una persona afecta a la Revolución, ha dado fuerza a los planteamientos de la oposición internamente, y a la lucha de Países amigos que desean paz y democracia para Venezuela.

Como una estrategia para desmoronar el propósito Constituyente del Gobierno, la oposición convoca a una Consulta Popular, para solicitar opinión de la ciudadanía acerca de su acuerdo o desacuerdo con la propuesta Constituyente, y sobre la conducta de la institución militar frente a las exigencias del pueblo de asumir su papel institucional. Esta consulta se realiza dos semanas antes del llamado a votar por la Constituyente.

Seguidamente, y para asombro del mundo, el Gobierno decide dar casa por cárcel a Leopoldo López, el heroico emblema de la lucha por la libertad en Venezuela.

Pero este hecho, además de causar gran alegría al mundo, ha generado suspicacia entre algunos observadores por la medida en sí misma, debido a que el Gobierno mantiene prisionero a Leopoldo acusándole de instigar la rebelión popular, es una especie de botín de guerra; y de igual modo las declaraciones de su atribulada esposa Lilian, quien manifestó su gratitud a dos representantes de quienes han mantenido a su marido tras la rejas en Ramo Verde, por la medida dictada en favor del prisionero, e indicó su disposición al diálogo para una salida de la terrible crisis que vive el País.

Tras bastidores, algunos notables de la oposición han mantenido una actitud discreta, ya que no aparecen frente a las manifestaciones populares que son reprimidas hasta con balas; ellos están a la espera de la salida del Presidente, y de la caída de la Revolución para arribar a Miraflores como héroes; héroes que usaron “dobles” cuando las acciones se calentaron en las calles.

Esta batalla va a dejar varias víctimas. Los heroicos jóvenes que sacrificaron sus vidas por la Patria, vilmente asesinados por quienes deberían ser los garantes de sus derechos; por el lado de la Revolución a la valiente Luisa Ortega Díaz, mujer que  ha dado un aporte inconmensurable para propiciar la salida Constitucional; y, Leopoldo quien tanto el gobierno como algunos sectores de la dirigencia política opositora  elegantemente quieren deslegitimar para impedir que sea el próximo Presidente de Venezuela.

Es probable que este mismo mes de julio la crisis se defina, a menos que el Gobierno haga una jugada magistral que le oxigene y permita mantenerse unos meses más en el poder.

Dada la salida de este régimen, el aporte de la juventud, la población venezolana, Luisa Ortega Díaz y de Leopoldo son incuestionables. Aquella se desmarco de sus compatriotas revolucionarios, cuando estos se apartaron del hilo constitucional; y Leopoldo prefirió la Cárcel de Ramo verde antes de vender sus convicciones a cambio  de las bondades, y beneficios personales que seguramente le fue ofrecido desde las altas esferas de poder nacional e internacional.

Sea cual sea el resultado de esta crisis, hay lecciones para no olvidar:

Que Chávez no llegó al poder mediante un golpe de Estado, sino con el apoyo de la gran mayoría de venezolanos, de los grandes canales de televisión, de las cadenas de radio y prensa, de emblemáticos comunicadores sociales, del mundo empresarial; y hasta sectores católicos y evangélicos contribuyeron al arribo de la Revolución Bolivariana a Miraflores.

Es decir quienes hoy están en la calle dispuestos a morir para impedir que el sistema Comunista se instale definitivamente en Venezuela, ayer coquetearon con tal ideología; es cierto que al principio no se mostró aquella faceta en forma diáfana, y el pueblo votó por Chávez, pero una vez declarada sus intenciones, es inaudito e inconcebible que un cristiano, sea católico o evangélico, siga siendo afecto a la Revolución. Aquí cabe aquello de que “ninguno puede servir a dos señores”.

He aquí un dato interesante. Según Datanálisis el respaldo popular al Presidente Maduro para octubre del 2016 era de 19%, y según el diario La Verdad, edición del 10 de julio del 2017, la popularidad del Primer Mandatario es del 10%; digamos que un 15% apoya al Presidente, hoy día. Esa es la proporción de venezolanos que históricamente han militado en los partidos de la izquierda venezolana, eso lo hemos analizado en entregas anteriores en este mismo blog.

Es decir las aguas están volviendo a su cauce.

Con esto que afirmamos no queremos culpar a nadie de lo que ocurre en Venezuela, sino es un llamado a reflexión.

El pueblo venezolano que dice creer en Dios, y que  acepta a la Biblia como su Palabra, necesita reflexionar sobre sus raíces históricas y sus creencias para evitar transitar por senderos ajenos a su naturaleza. Esto en el ámbito espiritual.

Hoy es urgente volver a la Biblia.

Y en la dimensión política, respecto de la dirigencia de la misma, hay que cuidar de no dejar al País en manos de quienes con sus erradas acciones enardecieron a la población, y entregaron el País en bandeja de plata.

Bien es cierto que hay que llamar a elecciones, pero un simple acto electoral, y el advenimiento de un notable como Presidente, no va a pacificar al País, ni a resolver la crisis humanitaria. En este momento se requiere un Gobierno de Transición que propicie la reconciliación nacional, curar las heridas y luego llamar  a elecciones.

Se requiere un estadista. Un instrumento de Dios, como José en Egipto; como Darío el persa, instrumentos de Dios en su momento.

Hemos indicado en artículos anteriores que Dios tiene preparado el personaje para su debido momento.

Hay que tomar en serio los pronunciamientos de algunos dirigentes revolucionarios en el sentido de que si cae la Revolución, ellos la defenderán con armas, y en eso no han mentido. Así pues es necesario algún tipo de diálogo antes de las elecciones que han sido pospuestas en aras de la pacificación.

Hay que dialogar para pacificar.

Esta Venezuela traumatizada y radicalizada, necesita un tiempo mínimo para comenzar a sanar heridas y  propiciar la convivencia pacífica que ha sido el estilo de vida de la democracia en esta gran Nación.

En este aspecto el pueblo cristiano tiene un papel protagónico, es llamado por su razón de existencia a propiciar la reconciliación y  la restauración.

Desde mi perspectiva, el pueblo cristiano tiene dos desafíos:

Primero: Concentrarse en los templos y clamar, pidiendo perdón a Dios y a Venezuela, conforme a 2 Crónicas 7:13-14:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Segundo: Salir de los templos y proclamar las buenas nuevas de paz, reconciliación y restauración.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Notas personales,
  • Prensa Nacional e Internacional,
  • Imágenes Google.