¿PUEDE UN PASTOR ASPIRAR LA PRESIDENCIA DE UNA NACIÓN?

Hay preguntas que surgen en los creyentes cada vez que se avecina una contienda electoral y alguna personalidad en los medios evangélicos decide optar por un cargo de elección popular, aquellas son:

¿Es conveniente que un cristiano evangélico participe en la política? ¿Es lícito que un pastor aspire un cargo de elección popular? ¿Contradice el llamado Divino el que un pastor aspire la nominación presidencial? O, ¿Ser candidato a uno de los cuerpos deliberantes?

Resultado de imagen para palacio de miraflores

¿Qué dice la Biblia al respecto? Antes de adentrarnos en el esclarecedor Texto Sagrado, revisemos algunos conceptos.

¿Qué entendemos por política?

He aquí una idea de lo que es política:

Política (latín politĭcus, griego antiguo πολιτικός politikós, masculino de πολιτική politikḗ, que significa “de, para o relacionado con los ciudadanos”) es el proceso de tomar decisiones que se aplica a todos los miembros de un grupo. También es el arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados.​ La ciencia política constituye una rama de las ciencias sociales que se ocupa de aquella actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por personas libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva. Es un quehacer ordenado al bien común. Es la ciencia social que estudia el poder público o del Estado. Promueve la participación ciudadana al poseer la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario para garantizar el bien común en la sociedad.

De conformidad con lo anterior estamos inmersos en el mundo de la política ya que convivimos en distintos grupos sociales organizados para cumplir determinados fines. En tal orden de ideas esas organizaciones de las cuales formamos parte establecen las “políticas” que rigen su funcionamiento.

¿La política es mala? ¿Corrupta? No, los malos o corruptos son los políticos carentes de valores ciudadanos. Es como afirmar que la medicina es mala porque hay médicos que practican el aborto, pido me disculpen los médicos por este ejemplo.

Lo que se pretende significar cuando se establece que las iglesias no se inmiscuyen, o participan, en la política es que no intervienen en asuntos electorales haciendo campañas en favor de algún candidato, y aquello es correcto; sin embargo la feligresía necesita ser orientada sobre sus responsabilidades cívicas y el ejercicio de un sufragio consciente para que no vuelva a ocurrir el fenómeno venezolano en que a un país nominalmente denominado cristiano, en su mayoría, se le esté  imponiendo, por una minoría, un sistema fundamentado en principios y valores no cristianos.

¿Qué establece el texto sagrado al respecto? Mucho.

Si acudimos al Antiguo Testamento comprobaremos que desde Abraham hasta Jacob, estos grandes hombres tuvieron una intensa vida política, ejerciendo como jefes de tribus, equivalente a los actuales hombres de estado. José es un prominente estadista, que intervino en el escenario político para salvar a Egipto de un colapso económico.

A partir de Moisés, los hombres de Dios son prominentes políticos a cargo de organizar, en nombre de Dios al pueblo de Israel.

En Sinaí se establece la Teocracia Hebrea, el gobierno de Dios como Monarca, así Jehová se constituye en Estadista y gobierna a Israel por intermedio de Moisés, en su condición de jefe administrativo, un Primer Ministro, y el sacerdote, como autoridad legal y espiritual.

Desde Moisés hasta Samuel, Jehová es el Gobernante de Israel; en la época de Samuel el pueblo pide rey, y Dios lo permite, 1 Samuel 8:7, hasta ese día Jehová fue el rey de Israel. En aquel momento surge la Monarquía Hebrea, y desde Saúl hasta Sedequías, el último rey de Israel, 2 Reyes 25:5-7, los hombres de Dios tuvieron una intensa actividad política. El rey estaba a cargo de gobernar al pueblo, y guiarle a la batalla, el sacerdote responsable de los aspectos legales y espirituales.

Resultado de imagen para menora

Menorá, una lámpara encendida, emblema del pueblo hebreo

Cuando ambas instituciones se pervertían, el monarca y el sacerdote se desviaban del camino trazado, Dios enviaba a otro emisario suyo para inmiscuirse en política. Eran los profetas que intervenían  en política ya que iban a Palacio a dictar pauta sobre la responsabilidad del rey en lo concerniente a su ejercicio como gobernante, 2 Crónicas 36:15-16.

Y digo: se inmiscuían en política; porque la intervención de ellos no era bien vista por muchos gobernantes, como el caso de Elías durante el nefasto reinado de Acab, 1 Reyes 15:17-19.

En el exilio de Israel se destaca la prominente figura de Daniel, otro hombre de estado, tanto como Ester, Mardoqueo; Esdras, Nehemías.

En el caso de Jesús, igualmente tuvo una intensa actividad política; le fue necesario bregar frecuentemente con las autoridades sobre asuntos de estado, y aspectos legales. Recordemos aquella pegunta:

¿Nos es lícito dar tributo a César, o no? Lucas 20:22.

Tal interrogante contiene un trasfondo político, en este caso mal intencionado.

Cuando Jesucristo afirma haber establecido el Reino de los Cielos, se convierte en Estadista, pues como Rey de ese reinado ejerce funciones de gobierno; al cual por cierto pertenece en la actualidad todo seguidor suyo.

Estadista es: todo responsable político de un país, aquel que dirige el Estado y controla en forma significativa al Poder Ejecutivo o al Poder Legislativo, junto al Jefe de Estado.

El apóstol Pablo, aun cuando no se le considere estadista, pues no ejerció funciones de gobierno, fue un hábil político que conociendo la ley judía, y el derecho romano hizo uso de ambos en su defensa al derecho de proclamar el evangelio.

Y es Pablo, quien inmiscuyéndose en política establece que “hay que someterse a las autoridades superiores”, Romanos 13:1. No pases por alto que la autoridad superior en aquel momento era el Imperio Romano, políticamente hablando; ya que Pablo insistió en estar bajo otra autoridad superior, él reconocía el Señorío de Jesucristo.

Retomando el tema original de este escrito, ¿Puede un pastor participar en la política? Considerando el significado de “política”, tal y como lo señalamos anteriormente, pues siempre actúa en ese ámbito.

Formulemos la pregunta de otro modo, ¿Puede un pastor optar por la candidatura presidencial? Revisando lo que a este respecto se establece en la Biblia, no encuentro prohibición alguna; excepto aquello de “no conformarse a este siglo”, Romanos 12:2, pero ese consejo vale para todas las dimensiones de la vida del creyente.

Imagen relacionada

Un pastor, si cursó estudios en un seminario, ha sido formado en el dominio de la teología, hermenéutica, en la enseñanza, en la homilética, en administración eclesiástica, e incluso en reglas parlamentarias, entre otras disciplinas.

Y si no ha estudiado en un seminario, por razones de su  ministerio se ha capacitado en aquellas disciplinas de manera autodidacta, y por la práctica de las mismas.

De modo que un pastor está calificado para ser presidente de una República, como cualquier otro ciudadano, y tiene algunas ventajas por sobre los demás contendores, dada su condición de siervo de Dios.

En nuestro país se da un fenómeno interesante, y es que cuando algún líder de cualquier iglesia decide incursionar en el ámbito electoral, los principales oponentes son sus propios hermanos. Algo así ocurrió cuando el hermano Germán Núñez, un recordado pastor bautista, y líder evangélico nacional, hace años decidió optar por una curul en el Parlamento, fue descalificado y Venezuela perdió por aquella vía un excelente parlamentario.

Respecto del pastor que acaba de inscribir su nombre en el órgano electoral rector para optar a la silla presidencial, lo único objetable es la ocasión. Está participando en un proceso que ha sido convocado, según los voceros de la oposición, y de la mayoría ¨Países del mundo occidental,  fuera del estado de derecho, no es legal.

En otras condiciones electorales, sus posibilidades de obtener la silla presidencial serían muy altas. Según los estudios de intención de votos, emanados de su comando de campaña, la candidatura suya recibe más apoyo que los restantes candidatos; y no es de extrañar pues ese fenómeno electoral llevó al fallecido y recordado Hugo Chávez a la presidencia de la república.

Esta coyuntura electoral, y la profunda crisis que vive Venezuela, debe ser tema de reflexión del liderazgo evangélico venezolano,  para que entienda que su papel es fundamental en la salida de esta trágica situación. Y que un líder cristiano es una excelente opción en este mar enrarecido, incluso un pastor que reciba la el apoyo de todo el pueblo evangélico es una opción ganadora. Recuérdese que aun en los más remotos pueblos de la geografía venezolana hay varias congregaciones evangélicas influyendo en sus comunidades.

Malaquías tiene algo que decir sobre este aspecto:

Es el deber de los sacerdotes enseñar a la gente a conocerme, y todos deben acudir a ellos para recibir instrucción, porque ellos son mensajeros del Señor Todo Poderoso. Malaquías 2:7. DHH.

En la época de Malaquías se hace alusión a los levitas, encargados del culto a Jehová entre quienes se elegía a los sacerdotes; en el Nuevo Testamento se refiere a todo creyente en el sentido del  sacerdocio universal de todo cristiano, según 2 Pedro 2:9.

El liderazgo evangélico tiene un llamado bíblico a constituirse en vocero Divino para marcar la pauta en Venezuela, como los profetas de Israel; no se van a colocar en el bando de la oposición al gobierno, ni al servicio de los que ejercen el poder. Van a declarar el consejo Divino contenido en su Palabra, la Biblia.

Los gobernantes necesitan ser orientados con la Palabra de Dios para que ejerzan satisfactoriamente sus funciones, que también propicien la paz y el bienestar de los ciudadanos.

Algo que no es fácil asimilar es que un pastor, en el ejercicio de su investidura ministerial, no puede asumir una filiación partidista, porque ministra a un rebaño constituido de ovejas que profesan diversas tendencias políticas. Internamente las congregaciones tampoco tienen una filiación partidista porque cada miembro, en el ejercicio de su libre albedrío y de conciencia, puede asumir la opción de su preferencia. Así que las congregaciones son un modelo de convivencia, y esto sí que hay que destacar y admirar de las iglesias evangélicas venezolanas, y de la católica.

Y ese modelo de convivencia, de respeto, de libertad hay que inducirlo en la sociedad venezolana. Somos hermanos, y nos amamos y respetamos aun cuando existan diferencias.

Como es de conocimiento general las elecciones presidenciales se han corrido para el 20 de mayo, vamos a esperar que novedades surgen durante ese lapso; si hay un acuerdo nacional basado en el principio de elecciones transparentes, con un árbitro creíble, bajo condiciones enmarcadas en el estado de derecho, que es el reclamo de los factores de oposición, y de los países que aspiran una solución pacífica, electoral, democrática y constitucional.

Entre tanto los pastores, sacerdotes y demás siervos del Señor, están llamados a comunicar a sus feligreses, y a la Nación,  Biblia en mano la palabra de Dios, y seguir clamando por una solución enmarcada en su Soberana Voluntad.

Así como las organizaciones evangélicas emitieron comunicados pronunciándose sobre la candidatura presidencial del pastor, igualmente deberían pronunciarse oportunamente sobre otros aspectos más relevantes, marcando la pauta en nombre de Dios.

Que el pueblo no perezca porque le falta conocimiento de Dios.

 Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Conceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google.

Anuncios

A PROPÓSITO DE LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL DEL PASTOR EVANGÉLICO

El lanzamiento como candidato presidencial de un conocido pastor evangélico venezolano ha calentado las redes sociales, y generado no poca controversia en la población.

Este mediático hecho pone de relieve algunas contradicciones latentes en el liderazgo evangélico venezolano y de la población evangélica en general.

Los pronunciamientos emanados de las organizaciones que hacen vida en Venezuela no se han hecho esperar deslindándose de aquel pastor y su Iglesia que han decidido optar por la silla de Miraflores.

Resultado de imagen para SILLA DE MIRAFLORES

También recibimos el abundante material que revela aspectos públicos y privados del novel candidato, en los que se demuestra un trabajo de investigación efectivo por parte de sus detractores.

Por las informaciones que corren en pro y en contra del candidato, nos enteramos que es un exitoso pastor, apóstol, empresario, quien emergiendo de un modesto hogar en la ciudad de Guanare, educado en su niñez por una piadosa madre, se nos presenta hoy como líder de una poderosa organización, El Evangelio Cambia, capaz de reunir unos cuantos miles de seguidores, quienes le aclaman como su esperanza para salvar a Venezuela de la crisis que vivimos.

El lanzamiento de esta candidatura, mencionamos anteriormente, revela algunas contradicciones entre los evangélicos venezolanos que necesitan resolver para que su labor sea efectiva.

Lo primero que salta a la vista en los pronunciamientos es la insistencia en declarar que las iglesias no se inmiscuyen en la política, y reiteran su lealtad a lo dispuesto en Romanos 13:1-2.

Sobre el primer particular: Las Iglesias no se inmiscuyen en política.

No inmiscuirse pero si participar, actuar, intervenir. Y es una lástima, y una gran pérdida, que las Iglesias no influyan en lo político porque ello ha creado un gran vacío en una esfera crucial para la estabilidad, el desarrollo, y el bienestar del País; pero tampoco se influye en lo educativo, ni en lo económico, ni en lo social. Ese no inmiscuirse, transformado en aislamiento, ha llevado al País a la crisis que vivimos.

Resultado de imagen para EXODO DE VENEZOLANOS

Como los profetas de Israel ayer, Jesucristo más tarde, y los discípulos posteriormente, hay que declarar el consejo de Dios a todos los hombres, y los gobernantes están incluidos en “todos”. El proverbista a este respecto es diáfano:

Sin profecía el pueblo se desenfrena, Proverbios 29:18.

Entendiendo profecía como la revelación, la Palabra de Dios, al estilo de los profetas de Israel.

Oseas es aún más contundente:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6.

Las palabras que siguen al anterior texto, son más duras y merecen atención por parte de los líderes espirituales venezolanos.

Los pastores venezolanos, y en cualquier parte del mundo, necesitan sentarse y meditar calmadamente, con la dirección del Espíritu Santo, Biblia en mano, o en el corazón, decir: ¿Qué necesito hacer para transformar la realidad de mi país? ¿Cómo puedo integrarme a mi comunidad para transformarla? ¿Qué me dice la Biblia sobre mi responsabilidad como mensajero de Dios en mi barrio?

Imagen relacionada

Ese “no conformarse a este siglo” de Romanos 12:2, mal interpretado y aplicado ha generado una iglesia enclaustrada, ajena a la realidad de su comunidad. La Iglesia necesita influir, transformar, iluminar, para que el mundo cambie.

Toma nota de lo siguiente, en cada población venezolana, por más pequeña y remota que sea, hay una congregación, en realidad varias de distintas denominaciones. Piensa: ¿Qué ocurrirá en Venezuela cuando cada una de esas congregaciones propicie cambios en la vida de la comunidad para su transformación?

En Venezuela existen 1136 parroquias; y según la Dirección del Cultos del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, para julio de 2017 el número de Iglesias allí registradas es de 15.017.

Es decir en cada Parroquia venezolana existe un promedio de 13 congregaciones. Sin contar las miles de otras que no están registradas.

Imagina este escenario: Cada congregación se propone impactar con el evangelio de Jesucristo a las personas que viven a 500 metros de distancia de su templo, por los cuatro puntos cardinales. Es decir el área de una circunferencia de 500 metros de radio. ¿Qué sucederá al cabo de un año en ese sector?

Visualiza a la ciudad de Jerusalén luego del impacto del evangelio, una vez ocurrido Pentecostés. Ese mismo día se convirtieron “como tres mil personas”, Hechos 2:42; pocos día después, luego de la sanación de un cojo, el número de los que creyeron “era como cinco mil”, Hechos 4:4.

Entonces, cuando decidamos participar en los asuntos de nuestra comunidad, veremos los resultados.

Por cierto, inmiscuirse significa: Participar en un asunto ajeno, dando opiniones, consejos o indicaciones, o actuando como intermediario, sin que le corresponda o sin tener derecho a ello. El asunto es que la Iglesia, por vocación, por lo que establece la Biblia, está llamada a participar, intervenir, a influir en el mundo para propiciar cambios.

El otro aspecto que se esgrime en los comunicados de las organizaciones evangélicas respecto a la candidatura presidencial del referido pastor, es aplicar Romanos 12:1-2.

La Iglesia declara someterse a las autoridades superiores, Romanos 13:1-2.

La errada aplicación de la exégesis y la hermenéutica a este texto, deriva en erradas interpretaciones. Una regla de interpretación es que el texto hay que interpretarle tomando en cuenta el contexto inmediato, a la Escritura en general; y al contexto histórico-cultural.

Lo que Pablo dice es que tenemos que someternos al estado de derecho.

Estado de derecho es el modelo de orden para un país por lo cual este se rige mediante un sistema de leyes escritas e instituciones ordenado en torno de una constitución.

Cuando Amos se enfrenta al sacerdote Amasías y desobedece la autoridad de este, Amos 7:10-17; o cuando Pedro se niega obedecer la orden de la autoridad superior, el concilio, Hechos 4:19; en realidad quienes no se apegan al estado de derecho son las autoridades, por lo tanto Amos y Pedro apelan a la Ley, Pentateuco, y a la autoridad superior que es Dios.

Resultado de imagen para tablas de la ley

¿Quién es la autoridad superior en Venezuela? Alguno piensa que es el Presidente, error, él es autoridad superior del Poder Ejecutivo; en Venezuela hay cinco podres constituidos, ¿Son los cinco poderes la autoridad superior en Venezuela? No, sobre ellos está la Constitución, es la Constitución la autoridad superior en Venezuela, No. ¿Quién lo es?

El Artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece:

La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Para sustentar Romanos 13:1-2, es necesario conocer la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y hacer un curso de Derecho Constitucional; e igualmente conocer la Biblia, y estudiar teología. Y sobre todo, conocer a la verdadera Autoridad Superior de los cristianos en Venezuela, que es Dios, y someterse a bajo su potestad.

Finalmente hagamos algunas consideraciones sobre la candidatura presidencial del pastor.

Tiene derecho a poner su nombre como candidato, pues eso lo establece la Constitución.

Tiene el deber de propiciar cambios en el País, en el maco de lo que hablamos anteriormente sobre la necesidad de influir positivamente en nuestro radio de acción.

Tiene derecho a dirigir al País pues es un líder exitoso en el ámbito en el que se desenvuelve.

¿Cuáles son las objeciones a su candidatura?

El prontuario que circula en las redes sociales: No.

Si los que hacen correr los antecedente del Pastor, hicieran lo mismo con los antecedentes de los otros que han mencionado su determinación de competirán el 22 de abril por la silla Presidencial, y de quienes astutamente declinaron la nominación, se vería que el pastor es un “niño de pecho” comparado con ellos.

¿Cuál es la objeción de fondo? El Estado de Derecho.

Sobre este particular hay mucho que decir, incluso respecto de los representantes de la oposición. Observemos.

En agosto de 2016, el Jefe de la bancada de oposición declaró que periodo de Rectores del CNE está vencido, la Asamblea Nacional creará Comité de Postulaciones para elegir rectores del CNE. Todavía están en funciones Rectores con el período vencido.

En enero de 2017, la mayoría opositora de la Asamblea Nacional votó y declaró que Nicolás Maduro ha abandonado sus funciones como presidente de la República y por lo tanto abandonó su cargo. El acuerdo, de conformidad con el artículo 233, tiene como uno de los puntos la convocatoria de elecciones presidenciales inmediatas; otro punto es reiterar que se irán a las instancias internacionales para continuar denunciando la violación a la Constitución. El presidente Maduro sigue en sus funciones.

Respecto a la Asamblea nacional Constituyente, un alto dirigente de la MUD y parlamentario dijo, a propósito de la Asamblea Nacional Constituyente, a un canal de televisión:

La nueva Constituyente que quiere convocar el presidente de la República, es un saqueo a la democracia. Adicionó que no es legal ni Constitucional que el CNE apruebe la propuesta a la “constituyente. Dijo además que lo que tiene que hacer el órgano electoral es convocar al pueblo a una consulta de las bases comiciales.

Recapitulemos: El CNE tiene su período vencido, por lo cual es ilegitimo; el Presidente ha sido destituido; la Asamblea Nacional Constituyente es ilegal. Todo esto desde la perspectiva de la oposición y de los legisladores de la Asamblea Nacional.

Adicional a esto, la mayoría de Países de América y de Europa, tanto como organismos supranacionales se han pronunciado en el mismo sentido de la Asamblea Nacional y de la dirigencia opositora.

Ahora bien. ¿Es lógico que los mismos, con nombre y apellido, que declaran ilegitimo al CNE, destituyen al Presidente, y descalifican a la ANC se sienten a dialogar con aquellas autoridades que consideran ilegitimas?

¿Hay sentido común en los que desde la oposición pretenden participar en unos comicios ordenados por la ANC, que es ilegítima, y organizado por un CNE que es espurio, según los jerarcas de la MUD?

Es un problema de credibilidad. En Venezuela y en el mundo, los líderes de la oposición no tienen credibilidad.

He aquí la objeción a la candidatura del pastor evangélico: credibilidad.

Él ha mostrado ingenio en sus negocios y demás actividades,  tiene buenos asesores, y recursos. De modo que, o eligió el momento equivocado para salir a la competencia electoral; o simplemente presta su nombre y prestigio para competir en un torneo que sabe de antemano que no va a ganar.

El pastor aludido no es ingenuo, sabía de antemano el ruido que iba a generar, y estaba consciente de que su hoja de vida sería expuesta sin piedad a la luz pública por sus detractores.

Estaba consciente además de que sus adversarios se constituirían en los principales difusores de su candidatura, de modo que cada pronunciamiento en su contra lo que hace es difundir su propuesta y ser conocido en espacios en los que no tiene acceso.

De acuerdo a lo expresado por expertos en la materia, de lo ocurrido en las elecciones Regionales, luego en las Municipales, se infiere el resultado de las elecciones del 22 de abril. ¿Tiene sentido una aspiración presidencial en este entorno?

Finalmente para decidir qué hacer ante la cita convocada para el 22 de abril, evalúe el estado de derecho, acuda a su autoridad superior, la Palabra de Dios, y luego haga lo correcto.

Fuente.

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Prensa Nacional.

Datos demográficos: Wikipedia

Constitución de la república Bolivariana de Venezuela

Notas Personales

Imágenes: Google

SIN SACRIFICIO NO HAY NAVIDAD

Los días decembrinos se caracterizan por el  sonar de las rítmicas melodías acostumbradas para la fecha, las titilantes lucecitas de los coloridos árboles de navidad, adquisición de ropa para estrenar el día 24, las amenas reuniones para aderezar la exquisitas hallacas, hornear el pernil, y la jubilosa cena navideña en la que se degusta las exquisiteces cuidadosamente elaboradas, y en algunos hogares libar un licor añejo y el tradicional ponchecrema.

Resultado de imagen para NAVIDAD

Mas estos días decembrinos a diferencia de otros años la celebración tradicional navideña de los venezolanos se ha empañado por una diversidad de circunstancias.

En muchos hogares ya no resuenan las rítmicas melodías navideñas, ni titilan las coloridas luces en los árboles de navidad, no se han adquirido los estrenos, como tampoco se reúnen las familias alrededor de las mesas en alegres faenas para aderezar las ricas hallacas, y los deliciosos dulces para degustarles en la cena del 24.

La alegría desbordante del venezolano que se multiplica en diciembre por la celebración navideña ha sido menguada. Estas navidades son diferentes porque la crisis ha arrebatado la alegría de la tradicional festividad.

Más la coyuntura aciaga por la que atraviesa el país deja inolvidables lecciones a quienes poseen la sensibilidad para obtener aprendizajes de las circunstancias.

Algo para meditar en estos días tan sombríos para muchos, es que mientras una parte de los venezolanos disfrutaban los embriagantes festejos decembrinos, otra gran porción de hermanos nuestros carecieron de aquellos festejos y sus aderezos porque no contaban con los recursos que  les permitieran añadirse al jolgorio; o la celebraban hasta donde alcanzaban los pírricos recursos que poseían.

Imagen relacionada

Lo que a muchos les duele haber perdido hoy, es la realidad de millones de hogares sumidos en la pobreza, y aun su situación es más dolorosa porque padecen aquella circunstancia en su ranchito construido en una zona carente de los mínimos servicios que le permitan sobrevivir con dignidad.

Eso por un lado, por el otro la terrible crisis que padecemos y lo que ella nos ha arrebatado, deja otro aprendizaje a los cristianos y es que esa celebración acostumbrada en diciembre no festeja la esencia de la navidad sino el poder adquisitivo, la posibilidad de adquirir bienes, dar regalos, y degustar manjares, hechos tan efímeros como la misma celebración, ya que pasada la jarana, la fiesta alegre y bulliciosa, solo quedan los envoltorios de los regalos dispersos por el suelo, el gusto de haber saboreado un rico platillo navideño, y la tarea de “desmontar” la navidad.

Eso que se celebra en diciembre en muchos hogares no es navidad, es una fiesta en honor  a la prosperidad, al deleite de libar un aromático licor, o la banalidad de vestir a la moda. Navidad es otra casa muy diferente,

Para comprender el verdadero significado de la celebración necesitamos revisar su origen y el hecho que ha determinado su trascendencia.

En navidad recordamos el nacimiento de Jesucristo, por eso los pesebres, las estrellas, los ángeles, los pastores, la música; aquello no es una invención humana para regocijarse en diciembre, tiene su origen en que los evangelios relatan que todo aquello tuvo lugar en la ciudad de Belén de Judea un día del primer siglo de nuestra era.  Es que la navidad celebra, conmemora, recuerda a Jesucristo.

Pero ese evento del nacimiento de Jesucristo no tiene gran significado ajeno a otro hecho singular, su muerte en la cruz, su sacrificio. Entonces se recuerda el nacimiento de Jesús porque en la cruz se inmortaliza, y luego al resucitar al tercer día confirma su enseñanza de que es el Mesías Salvador, el Verbo Divino, el Dios hecho hombre, por quien tenemos salvación y vida eterna.

Resultado de imagen para CALVARIO

Entonces la crisis venezolana, o quienes la han creado, nos han apagado las luces, quitado los estrenos de ropa, el degustar los manjares típicos de la época, minimizado la jarana, el bullicio; sin embargo nunca, jamás, de ninguna manera podrán quitarnos la esencia de la celebración, el gozo de que Jesucristo es real no una tradición, que en Él tenemos salvación, vida eterna, y  que nos ha dotado del Espíritu Santo para que disfrutemos la vida ejercitando su fruto.

Si estas melancólico porque no puedes celebrar las navidades este año como los anteriores, o si estas triste, enojado, frustrado o desesperanzado por tal motivo, te recuerdo el siguiente mensaje:

14 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. 15 Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos.16 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo[a] entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. 17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor.

20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.

Enfoca tu pensamiento en los versículos 18 y 19, relee y medita en la verdad allí contenida. Jesús, quien celebramos en diciembre su nacimiento, dice:

18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor.

Jesús fue ungido, consagrado, dedicado para traer buenas noticias, a sanar a los quebrantados, dar libertad, a predicar la buena voluntad de Dios para con los hombres.

Necesitas apropiarte, internalizar, esa gran verdad para mitigar tu dolor; también necesitas recordar que junto a ti hay tantas personas que sufren ellos necesitan oír de tus labios este mensaje de esperanza.

Esta navidad celebra la fiesta consciente de su significado, que es Jesucristo, quien vino a buscar y salvar lo que se había perdido. Regocíjate por esta verdad y campártela con otros.

Feliz Navidad.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Imágenes: Google

Notas personales

LA CRISIS TIENE SU EXPLICACIÓN Y SU SALIDA

Ante el dolor que aflige a la población por la crisis que se vive, recorriendo las calles al ver una creciente población desampara, dispersa, lentamente menguando a causa del hambre, en lo íntimo de sus corazones muchos venezolanos se preguntan:

2 ¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás? 3 ¿Por qué me haces ver iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y pleito y contienda se levantan. 4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia.

Imagen relacionada

Preguntas de alguien muy cercano a Dios, que le conoce por mantener una estrecha relación con Él, que es testigo de su inmenso amor, de su gracia, de su interés por los desvalidos, y sobre todo de su capacidad para resolver las crisis más severas, de cambiar el curso de los acontecimientos con un simple gesto.

¿Por qué tardas tanto Dios en oír nuestras plegarias, y no respondes?

Aquellas palabras más que enojo, reclamo o reproche, duda, o rechazo, surgen de un corazón dolido por el sufrimiento de su pueblo, de sus hermanos; quien así pregunta es un siervo de Dios, que le conoce y anhela una definición suya a corto plazo.

Ante aquel clamor del siervo, Dios responde:

5 Mirad entre las naciones, y ved, y asombraos; porque haré una obra en vuestros días, que aun cuando se os contare, no la creeréis. 6 Porque he aquí, yo levanto a los caldeos, nación cruel y presurosa, que camina por la anchura de la tierra para poseer las moradas ajenas. 7 Formidable es y terrible; de ella misma procede su justicia y su dignidad. 8 Sus caballos serán más ligeros que leopardos, y más feroces que lobos nocturnos, y sus jinetes se multiplicarán; vendrán de lejos sus jinetes, y volarán como águilas que se apresuran a devorar.

 La respuesta Divina ante el clamor del siervo de Dios es diametralmente opuesta a lo esperado. La solución a la severa crisis es otra peor. Una nación poderosa se encargará de hacer justicia, los caldeos.

¿Quiénes son los caldeos? Es una referencia a los babilonios, el poderoso imperio antiguo que conquisto a gran parte del continente europeo, del medio oriente y de África del Norte.

En anterior escrito hemos referido que nuestros maestros y profesores enseñan que el Imperio Babilónico conquistó al mundo por su poderoso ejército y las estrategias de sus emperadores, mencionando a Nabucodonosor como uno de ellos; sin embargo la Biblia revela que ese imperio surge debido a los planes Divinos. Dios dirige el curso de la historia, de los acontecimientos en los pueblos.

Resultado de imagen para imperio babilonico

El Imperio Babilónico; es la cabeza de oro de la estatua de Nabucodonosor, descrita en Daniel capítulodos.

Los babilonios son usados para dar una lección de vida a su pueblo, en el momento de la intervención de los caldeos en la escena es horrenda, más se entiende en el contexto de lo que Dios estaba trabajando con su pueblo. Muchos siglos alguien escribió:

Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados. Hebreos 12:11.

Y no hubo gozo en Israel cuando Dios respondió el clamor del siervo, tiempo después comprendieron las razones, los porqués de lo acontecido. Todo es para bien acuñó Pablo más tarde en su carta a los Romanos.

Oída aquella forma de actuación Divina, el siervo nuevamente se dirige a su Señor y respetuosamente pregunta:

12 ¿No eres tú desde el principio, oh Jehová, Dios mío, Santo mío? No moriremos. Oh Jehová, para juicio lo pusiste; y tú, oh Roca, lo fundaste para castigar. 13 Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio; ¿por qué ves a los menospreciadores, y callas cuando destruye el impío al más justo que él, 14 y haces que sean los hombres como los peces del mar, como reptiles que no tienen quien los gobierne? 15 Sacará a todos con anzuelo, los recogerá con su red, y los juntará en sus mallas; por lo cual se alegrará y se regocijará. 16 Por esto hará sacrificios a su red, y ofrecerá sahumerios a sus mallas; porque con ellas engordó su porción, y engrasó su comida. 17 ¿Vaciará por eso su red, y no tendrá piedad de aniquilar naciones continuamente?

Los siervos de Dios ante las crisis, las tragedias, las angustias del pueblo producto de la acción Divina sufren triplicado. Al serle revelado aquello por venir, cuando se materializa la disposición Divina, y luego al ver la secuela de resultados; peor aún por el sufrimiento sobrevenido por algo de lo cual no es responsable, porque ha advertido incesantemente la inminencia de la intervención Divina y el pueblo hace caso omiso.

Los verdaderos siervos de Dios “luchan” con Dios intercediendo por el pueblo, por sus ovejas, y padecen con ellas. En esa tarea vemos a Moisés, intercediendo innumerables veces por su pueblo, por su amado redil que una vez le fue entregado para guiar a mejores tierras; aunque el mismo pueblo no le comprendía, ni valoraba su paciente tarea.

Dios nuevamente aclara las cosas:

2 Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la visión, y declárala en tablas, para que corra el que leyere en ella. 3 Aunque la visión tardará aún por un tiempo, más se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará. 4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.

Es decir la tragedia por venir avanzará inexorablemente porque Dios la ha determinado. Y ¿Por qué esa determinación?

Quien dialoga con Dios en esos términos es Habacuc.

No se sabe cuándo Habacuc predicó, pero la referencia al ascenso y el avance de los caldeos, Habacuc 1:6-11, lo ubica entre mediados y finales del siglo VII a. C. Tal vez durante el reinado de Joacim, 609–598 a. C, debido a que durante su reinado los babilonios estaban creciendo en poder.

Los babilonios marcharon contra Jerusalén en 598 a. C. Joacim murió en aquella época y su hijo de 18 años de edad, Joaquín, asumió el trono. A la llegada de los babilonios, la juventud y la falta de experiencia de Joaquín no fueron capaces de enfrentarse a las fuerzas caldeas.

Los siguientes capítulos de este esclarecedor libro, de solo tres, revelan la causa de aquella tragedia Nacional. No es producto de la ida de Dios, tampoco es un castigo Divino contra su amado pueblo, sino una consecuencia del desapego de Israel hacia su Dios, Jehová el Dios de los ejércitos.

En aquel pequeño libro, pequeño por lo corto, se destaca en forma prominente una frase que luego retoma san Pablo y enciende la llama de la Reforma de Lutero:

He aquí que aquel cuya alma no es recta, se enorgullece; mas el justo por su fe vivirá. Habacuc 2:4.

Mas el justo por la fe vivirá, es una nota de aliento para Israel en su trágica circunstancia, y lo es hoy para cada uno de los venezolanos que tienen en Jehová su confianza.

Israel pasó por muchos días aciagos, momentos en los que ha experimentado la crueldad humana en su máxima expresión, sin embargo Dios, Jehová su Dios, el Dios de Israel, les ha colmado de su amor, de su gracia, de su protección, y hoy ese maravilloso pueblo, allá en Medio Oriente, rodeado de adversarios es una perfecta demostración de que Dios cumple sus promesas.

Dios prometió a Israel:

Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Génesis 12:3.

Hoy vemos cumplida esta y las muchas otras promesas decretadas por Dios para ese pueblo

Nosotros hemos sido bendecidos por Israel, de sus entrañas nace el Mesías libertador, Jesucristo por quien tenemos vida eterna.

Asumiendo como nuestras las palabras Divinas, en virtud de que nos consideramos hijos de Dios, herederos de la promesa dada a Abrahán, por la fe en Jesucristo, estamos seguro que espera a Venezuela día de gloria en las que de esta mísera situación emergerá como una potencia mundial para  llevar el mensaje de paz, reconciliación y vida eterna a todas las naciones de la Tierra.

Mientras llegue ese anhelado día, el pueblo de Dios venezolano, ese remanente fiel a la Palabra tiene una inconmovible e irrevocable promesa:

El justo por la fe vivirá.

Tal vez la situación se agrave, la crisis avance, las condiciones empeoren, entonces ante semejante estado de cosas vamos a fortalecer nuestra fe, y a incentivar que muchos otros venezolanos renazca aquella esperanza, no como mecanismo de evasión sino de certeza de que “si Dios es con nosotros, quién contra nosotros”.

Habacuc culmina su libro con estas palabras:

16 Oí, y se conmovieron mis entrañas; A la voz temblaron mis labios; Pudrición entró en mis huesos, y dentro de mí me estremecí; Si bien estaré quieto en el día de la angustia, Cuando suba al pueblo el que lo invadirá con sus tropas.

17 Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales;

18 Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. 19 Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar.

Mismas que en estos momentos hacemos nuestras, confiando que pronto vendrá la solución Divina, y el justo por la fe vivirá.

Imagen relacionada

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente.

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos históricos, conceptos: Wikipedia

Imágenes: Google

Notas personales

¿APOYAN POTENCIAS ESPIRITUALES A LA REVOLUCIÓN EN VENEZUELA?

En las redes sociales circulan cadenas que alertan sobre unas supuestas declaraciones del Presidente de Venezuela, en las que afirma estar dispuesto a hacer tratos con el Diablo para defender el legado de Chávez; que ha recibido protección de aquel personaje, quien es la fuerza de su espiritualidad.

De ser cierto dicho pronunciamiento necesitamos meditar objetivamente en el significado del mismo, sus repercusiones hacia quien lo ha formula y para el País.

Imagen relacionada

En un sitio de Internet denominado notitiempo.com se lee la siguiente nota, fechada 9 de noviembre de 2017:

El presidente de la República, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que por la Revolución Bolivariana lo ha dado y seguirá dando todo. En este sentido, aseguró que está dispuesto a hablar con el diablo por defender el legado del fallecido presidente Hugo Chávez. “Si hay que hablar con el diablo, se habla”, comentó sin pudor durante una reunión con generales y almirantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Posteriormente, asomó muy superficialmente que ha conversado con otras fuerzas. “Yo he hablado hasta con el diablo, yo me pongo en sus manos, él es el gran protector nuestro, es una de las grandes fuerzas de nuestra espiritualidad que tiene nuestra revolución y nuestra vida histórica, con todos ellos (los diablos) yo he hablado”, manifestó desde la Academia Militar de la Guardia Nacional Bolivariana.

Como es natural la población cristiana de Venezuela ha reaccionado con asombro, temor, y desconcierto. No es para menos, y los llamados a seguir clamando a Dios para recibir la protección Divina se multiplican y crecen de tono.

Ahora bien, estas declaraciones del presidente venezolano destacan nuevamente varios aspectos relacionados con el origen y desarrollo de la crisis venezolana.

En primer lugar no debería asombrar a los venezolanos la fe del presidente en “las fuerzas” de la espiritualidad que tiene la revolución bolivariana. El, ni los propulsores de la Revolución han ocultado sus ideologías políticas, convicciones religiosas, y el culto que profesan a religiones ancestrales no cristianas.

El presidente está haciendo uso de un derecho constitucional y humano de profesar el culto que desee; el mismo que nos da derechos a predicar el evangelio de Jesucristo, y extender el Reino de los Cielos hasta lo último de la Tierra.

En segundo lugar tal afirmación lo que hace es destacar el poco impacto que el cristianismo tiene en Venezuela. Y esta afirmación dura, dolorosa, se formula por las siguientes razones, reiterada en escritos anteriores.

No es cierto que el Diablo, María Lionza, u otra deidad haya determinado el triunfo de la Revolución en Venezuela. Aquella llegó a Miraflores con el voto popular de los venezolanos que dicen ser cristianos. Y se ha sostenido hasta ahora con votos contabilizados por el CNE.

Tampoco es posible que el Diablo tenga tanto poder como para torcer los designios Divinos tocantes a Venezuela. Satanás, Diablo, o como se le denomine es un ser sujeto a la voluntad y soberanía de Dios, es un ser creado. En la Biblia se destaca que cada vez que el pueblo de Dios se manifiesta con poder las fuerzas del mal son expulsadas de su entorno. Esto se evidencia en el libro de Éxodo cuando se observa a Moisés derrotando a cada una de las deidades egipcias, incluido el Faraón, considerado un dios.

En el Nuevo Testamento se aprecia que una vez los discípulos empoderados de las virtudes del Espíritu Santo, por cada lugar donde iban derrotaban a las fuerzas malignas: Felipe en Samaria, Hechos 8:4-8; Pablo en Filipos, Hechos 16:16-18; Pablo en Éfeso, Hechos 19:11-12.

En Venezuela el Diablo no está desatado, haciendo guerra espiritual a los creyentes; lo que está pasando lo explica la física, si se produce un vacío la tendencia de la materia es ocupar ese espacio dejado libre. Este principio se observa en la naturaleza, cuando el aire atmosférico se calienta en la superficie de la tierra, o de los mares, aumenta de volumen y se desplaza hacia zonas de menor temperatura; al desplazarse deja un espacio vacío que de inmediato es ocupado por una masa equivalente de aire frío. Ese incesante desplazamiento del aire y el movimiento de rotación de la tierra es lo que genera los vientos y en ocasiones huracanes.

Tal fenómeno está ocurriendo en Venezuela, no es que el Diablo ha desatado su guerra y gobierne desde Miraflores, es que se ha dejado un vacío y ese astuto, sinuoso, y engañador personaje ha ocupado el territorio que se ha dejado libre.

Piensa en los primeros capítulos del libro de Josué, evoca la toma de Jericó, Josué 6:1-27, luego visualiza la derrota en la aldea de Hai, Josué 7:1-26. ¿Cuál es la diferencia en los resultados? ¿Qué determina aquella diferencia? ¿Quién, que poder, puede derrotar a los ejércitos de Jehová? Ya comprendes la realidad Venezolana.

Seguramente estás pensando que eso es aplicable a Israel, que Venezuela no es Israel, entonces piensa: ¿Dejó Dios de cumplir sus promesas al cerrarse el Antiguo Testamento? ¿El pueblo cristiano no es, por la obra de Jesucristo, heredero de la promesa?

Retomando las declaraciones del Presidente, necesitamos proponer otra lectura a las mismas.

El presidente, de ser ciertas aquellas declaraciones, ha elegido al peor asesor del Universo; puesto que desde el inicio de la humanidad sus asesorados han obtenido los resultados más nefastos que la mente puede imaginar, Lee 1 Crónicas 21:1-16. Entonces viene la interrogante: ¿No hay cercano al Presidente una persona que pueda alertarle de ese grave error? ¿No tiene un consejero que con Biblia en mano, y bajo la dirección del Espíritu Santo, le explique cuál debe ser su elección correcta?

Claro que los hay, les hemos visto hablar en cadenas nacionales; y hemos oído de sus logros gracias a su cercanía a las esferas de poder, aquel privilegio puede ser encausado y con el poder del Espíritu Santo influir en el Presidente y su equipo; esos creyentes cercanos al presidente pueden convertirse en prominentes personajes como José en Egipto, Daniel en Babilonia, Ester en Persia. Ellos cambiaron el rumbo de pueblos al propiciar cambios en sus gobernantes.

Para hacer aquello hay que ser fieles a la Palabra, consecuentes con sus convicciones, actuar con responsabilidad, inspirados por el Espíritu santo.

Al meditar en las palabras del Presidente siento un profundo pesar, me duele el destino del Presidente porque la Palabra de Dios declara sin dudas cual es. Por lo que establece la Biblia, y por evidencias bien documentadas en la historia, quien blasfeme contra Dios, y se pronuncie en forma indebida contra su pueblo obtiene resultados desastrosos.

En privado estoy orando por el Presidente, para que reciba la luz Divina, pido a Dios que levante a una persona que le hable para guiarle a un encuentro personal con Jesucristo. Porque es necesario es que un hombre de Dios le hable para alertarle sobre una mejor opción, ni siquiera por sus funciones de gobierno sino por la necesidad que como ser humano tiene de un encuentro personal con Jesucristo para que “no se pierda sino que tenga vida eterna”.

Volviendo al tema de este artículo, tampoco es cierto que el Diablo ha dado las victorias a la Revolución, sino una pésima dirección de la denominada Mesa de Unidad Democrática (MUD), que gracias a sus torpes estrategias perdieron la fe y apoyo popular, por lo que alcanzaron solo algunas Gobernaciones en las últimas elecciones. Igual como se desplomó la denominada Cuarta República.

Circulan rumores, y vídeos,  de que ciertos personajes de la oposición han obtenido algunos beneficios personales y partidistas por acuerdos secretos con la Revolución, por lo cual no impulsaron el Referendum, ni hicieron valer los resultados del la consulta popular organizada por la oposición, y en forma inconsistente fueron a elecciones con una Asamblea Nacional Constituyente que dijeron era ilegal, y regidos por un CNE que dijeron tenía el período vencido.

En el caso de ser ciertos los rumores, entonces el diablo que le da fuerzas a la Revolución para que siga en el poder no procede del averno, sino que tiene nombre y apellido y circula libremente por los medios audiovisuales y por los pasillos de la Asamblea Nacional. Digo, si son ciertos los rumores.

¿Qué hacer ante las supuestas afirmaciones del Presidente? Pues lo que la Biblia declara como opción, y expresa el texto más leído y menos practicado fervorosamente:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Observa la secuencia:

Condición:

Humillarse, orar, buscar el rostro de Dios, convertirse de los malos caminos,

Entonces:

Dios oirá desde los cielos el clamor, perdonará los pecados, y sanará la tierra.

Apliquemos esta demanda a Venezuela.

¿De qué tienen que arrepentirse los venezolanos? ¿De cuáles malos caminos hay que convertirse? Pues es sencillo.

Arrepentirse de no testificar del poder transformador de Jesucristo y dar evidencia de ello, de no salir de los templos a pregonar las buenas nuevas de salvación; arrepentirse de seguir adorando ídolos, de haber mezclado la pureza del evangelio con falsas doctrinas, o prácticas orientalistas.

Otra medida que evidencia aquel arrepentimiento es no seguir apoyando aquellas creencias ajenas a la fe cristiana, en las elecciones no votar por candidatos que no representen los valores cristianos.

De qué sirve hacer llamados para ayunar, y clamar por Venezuela si en las elecciones se sigue votando por candidatos que no tienen principios cristianos. Es una blasfemia clamar a Dios para que resuelva la crisis en Venezuela y se siga apoyando personas que no temen a Dios. Y esto no es discriminación, ni promover prejuicio contra grupos humanos, es un asunto de fidelidad, de responsabilidad y racionalidad. “No hay comunión entre la luz y las tinieblas”, como no lo hay ente el aceite y el agua.

Pero en Venezuela algunos prominentes personajes, figuras emblemáticas de ciertas iglesias están tratando de mezclar algo que la Biblia, ni la lógica humana, aceptan.

Ante esta aciaga circunstancia política, el pueblo de Dios tiene dos opciones, no excluyentes,  una: impactar con el poderoso mensaje del evangelio a quienes están en funciones de poder, esto significa que el cristiano venezolano necesita estar “lleno del poder del Espíritu Santo”, Hechos 1:8,  equipado con la “armadura del Espíritu”, Efesios 6:10-20, y practicar las disciplinas espirituales recomendadas por Jesucristo, la oración y el ayuno, Marcos 9:29.

Otra opción es: apoyar a representantes populares que profesen valores cristianos.  Para el 10 de diciembre se ha llamado a otras elecciones, vamos a ver si quienes están clamando a Dios para que intervenga en Venezuela acuden a votar y lo hacen conforme al dictado de la Palabra de Dios, a la media noche de ese día lo sabremos.

Los líderes espirituales cristianos, sacerdotes católicos y los pastores evangélicos, tienen la responsabilidad de orientar, Biblia en mano, a los creyentes para que asuman los valores, principios y normas de la fe cristiana, los practiquen, defiendan y proclamen.

Basta ya de ese cristianismo nominal, dominguero, superficial. Venezuela requiere con urgencia un despertar espiritual, una Reforma profunda enraizada en la Palabra de Dios.

Por cierto Juan en su evangelio hace una afirmación esperanzadora:

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Juan 1:5.

Que la luz del evangelio impacte a Venezuela.

Te invito a orar y ayunar, para que aquello ocurra.

Fuente:

Textos bíblicos: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Nota de prensa: publicada en notitiempo.org, en fecha 9-11-2017

Apuntes personales,

Imagen: Google.

 

PROFECÍA SOBRE VENEZUELA: HABRÁ CAMBIOS

Luego de intensa meditación y búsqueda de explicaciones sobre la crisis venezolana y el resultado de las elecciones del 15 de octubre he recibido una revelación profética que deseo comunicarla al pueblo.

Antes de atreverme a hacer pública estas declaraciones pasé un período de meditación tratando de certificar que realmente era un mensaje Divino, y no un producto de mi emotividad, o de ocultos deseos de figurar entre los iluminados que quieren algún tipo de reconocimiento.

Luego de asegurarme de la autenticidad de la revelación, exploré en la Biblia lo que se afirma sobre quienes hablan en nombre de Jehová. Confirmé que quienes se atreven a decir algo en nombre del Eterno, Jehová de los ejércitos, acarrea gran condenación y castigo si mienten, si su profecía es falsa.

También me fue confirmado que la prueba de que alguien habla realmente en nombre de Dios cuando lo que dice se cumple.

Recibí la confirmación final en la declaración extraordinaria:

7 Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. 8 Si el león ruge, ¿quién no temerá? Si habla Jehová el Señor, ¿quién no profetizará? Amos 3:7-8.

Dicho todo esto voy a atreverme a rugir en nombre de Jehová, el Dios de Israel, es decir voy a profetizar en nombre de Jehová.

Esta es la profecía que en una visión me fue dada:

Estaba meditando sobre la crisis venezolana, evaluando los resultados de las últimas elecciones y la grave situación humanitaria que atravesamos, pensaba en la creciente cantidad de personas que pululan en las calles hurgando la basura en busca de alimentos; vino a mi mente la cantidad de personas que en los hospitales fenecen a causa de la escasez de medicinas e insumos médicos.

A semejanza de un documental audiovisual fueron pasando en mi mente imágenes de lo que hemos vivido:

Un ancianito semidesnudo, desnutrido, en el portal de un edificio siente que su vida se le escapa inexorablemente; más allá familias enteras bajo un puente, o entre las ruinas de una vivienda, a la espera de un mendrugo de pan; en las barriadas populares los jóvenes practican el arte de sobrevivir arrebatando pertenencias a los transeúntes. Cientos de vehículos abandonados porque sus dueños no tienen medios económicos para repararlos. Los anaqueles de los supermercados sin productos alimenticios, y los pocos que existen se venden a precios elevados.

Resultado de imagen para pobreza

Seguidamente en la visión vi un panorama distinto, esperanzador:

Venezuela convertida en potencia mundial, en la que sus habitantes viven libres, saludables en un ambiente seguro.​

Resultado de imagen para Valle de caracas

Con una producción agropecuaria tan abundante en la que hay excedente de alimentos en tal magnitud que provee de aquellos a países necesitados; por lo cual no habrá menesterosos en su suelo, ningún venezolano mendigará pan.

Hospitales con mínima cantidad de enfermos porque se tiene un fuerte programa de prevención que propicia la salud integral de los ciudadanos, quienes tienen una alta expectativa de vida.

Hay seguridad y paz en todo el territorio, por lo que se vive sin temores; y no tiene necesidad de ejército alguno porque mantiene relaciones armónicas con sus vecinos.

En la nueva realidad venezolana viven familias felices en hogares donde  la alegría y armonía son permanentes, en ciudades humanizadas, con amplias calles bordeadas de jardines, dotada de todos los servicios necesarios para el bienestar, en medio de una exuberante vegetación.

En el campo la tierra es productiva, ajena de plagas y bestias feroces, por lo que sus habitantes viven confiados, en un ambiente amigable, óptimo para producir. Descienden las lluvias a su tiempo; y son como lluvias de bendición. El árbol del campo da su fruto y la tierra da sus productos; los pobladores habitan seguros en su tierra.

Resultado de imagen para paisaje venezolano

Industrias y empresas de servicio fortalecen la calidad de vida generando empleos y produciendo todo aquello necesario para el bienestar de la familia y de cada uno de sus integrantes.

Escuelas formando al ciudadano para la vida, instruyéndole los valores esenciales para un desempeño excelente en lo personal y profesional, asimismo capacitándole para servir en las distintas áreas del saber humano.

Gobernantes ejerciendo sus funciones para servir al ciudadano, optimizando las instituciones del estado, los servicios públicos, creando un ambiente de seguridad para que todo ciudadano se realice personal y socialmente; administrando la riqueza nacional en forma pulcra; distribuyendo los beneficios derivada de aquella riqueza entre todos los ciudadanos por igual.

En aquella visión que me fue mostrada vi a Venezuela como una buena tierra, tierra de ríos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en el llano y en las montañas; tierra de abundante producción agropecuaria; tierra en la cual se come pan en abundancia, donde no falta nada; tierra donde hay hierro, aluminio, y metales preciosos como oro; en el subsuelo abundantes reservas de petróleo; todo ello usado para bienestar y calidad de vida de los ciudadanos.

Imagen relacionada

Venezuela, potencia mundial, en la que sus habitantes viven libres, saludables en un ambiente seguro.

Cuando indagué acerca del tiempo en que se cumplirá esta profecía, me fue revelado que la fecha prevista para el cumplimiento de la revelación  es aquella en que los venezolanos pongan en práctica esta otra revelación:

1 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. 3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. 6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir. 7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. 8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da. 9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. 10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán. 11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar. 12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. 13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, 14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles. Deuteronomio 28:1-14.

Como habrás notada la visión que te describo la obtuve de la Biblia, la Santa Palabra de Dios, ella muestra la verdadera revelación al hombre en la actualidad.

Esa Venezuela que te he mostrado es posible, Dios lo asegura, la estrategia es sencilla: pon a Dios en primer en tu vida y practica sus enseñanzas y demandas.

Cuando el pueblo de Dios proceda como se recomienda en la Escritura, veremos cumplido ese sueño de todo venezolano.

El panorama lo obtuve de:

Levíticos 26:10; Deuteronomio 15:4; Éxodo 15:26, 23:25-26; Levítico 26:6-8;  Isaías 65:17-25;  Ezequiel 34:25-31, y de Deuteronomio 8:7:10.

Imagen relacionada

La condición actual que vivimos es producto de desatender el llamado Divino a poner en práctica su Palabra. Para un diagnóstico en este sentido lee los versos que siguen a Deuteronomio 28:15.

Pueblo de Venezuela, vamos a cambiar la realidad venezolana, mediante un cambio de actitud, busca a Dios.

Dios declara:

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29:11.

Y demanda:

6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar. Isaías 55:6-7.

Acepta el llamado y verás…

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Imágenes: Google,

Notas personales.

 

MALAQUÍAS, LES ENVÍO MI MENSAJERO

Malaquías es un libro apasionante.

Si quieres descubrir cuál es el origen de los males que Vive Venezuela, y muchos Países del mundo, tienes que estudiar el libro del último profeta que escribe un libro en el Antiguo Testamento.

Malaquías tiene mucho que decir al pueblo de Dios en Venezuela.

Su libro es conocido principalmente como el último profeta que aparece en el Antiguo Testamento, tanto como por la advertencia de defraudar a Dios en lo que respecta a los diezmos y ofrendas. Pero ello no es lo relevante en este gran profeta de Israel.

El escribe a un pueblo desanimado, escéptico, que ha perdido la fe y esperanza. Acaban de retornar del exilio en Babilonia con la misión de reconstruir el templo, el culto a Jehová, el muro de la ciudad, a la ciudad, y a sus propias vidas. Esdras y Nehemías relatan estos hechos.

Acometen aquella tarea con gran entusiasmo, pero la tarea es dura, costosa, deprimente,  y tienen en contra a las naciones vecinas que se oponen a sus labores. Por otra parte ven a los malos prosperar, y se preguntan “¿Dónde está el Dios de justicia?”

Malaquías responde esta y muchas otras interrogantes del pueblo en nombre de Jehová.

El nombre, Malaquías, significa “Mi Mensajero”, lo cual es muy revelador. Ese posesivo “mi” viniendo de Jehová de los ejércitos es un gran honor.

Lo destacado en este pequeño libro de apenas cuatro capítulos y 55 versículos es la denuncia que hace sobre la actitud irrespetuosa, irreverente y escéptica del pueblo hacia “Jehová de los Ejércitos”, nombre con el cual Dios reiteradamente se identifica en el libro.

La primera palabra del libro, y en general el primer versículo definen su contenido. Los lectores originales leyeron el primer versículo del libro así:

Carga de Jehová contra Israel.

En hebreo Malaquías comienza su libro con la expresión hebrea אשָּׂ֥מַ , “massa” que significa literalmente “carga”, la cual transmite la idea de cargar un arma para ser accionada, es decir que va a impactar fuertemente.

Seguidamente el escritor utiliza la expresión “contra”, una preposición que indica adversidad, controversia. Entonces el libro de Malaquías contiene un mensaje contundente contra Israel que va a impactar fuertemente.

Algunas versiones traducen la expresión “massa” como profecía, con lo cual suavizan el mensaje original. Es que la “carga” de Malaquías no es contra el pueblo, sino contra los dirigentes religiosos que desatienden sus responsabilidades y dejan al pueblo sin una referencia.

En Israel el sacerdocio es relevante, así se declara cuando en constituido en Éxodo, con una alta misión: actuar como intermediario entre Jehová y el pueblo, además conducir el culto, mantener la devoción del pueblo, enseñar, guiar en la batalla, y actuar como juez de paz.

Imagen relacionada

Imagen de un sacerdote ante el Arca del Pacto en el lugar Santísimo del Templo.

Luego del período de los jueces, cuando Israel pide rey, Jehová acepta la petición y designa a Saúl como primer monarca. Surge así la Monarquía Hebrea, y el plan de Dios es un Sacerdote guiando la devoción de Israel en el Templo (originalmente en el Tabernáculo), y un rey en palacio administrando justicia y guiando al pueblo en la batalla.

Aquel proyecto Divino se desploma ya que los sacerdotes se corrompen y contaminan el culto con ritos paganos; y en Palacio el rey se desvía elevando santuarios a deidades prohibidas, Acab es el máximo exponente en esta perversa actitud.

Dada esta circunstancia Dios envía mensajeros para denunciar tales acciones, surge en Israel el ministerio de los profetas. Ellos son enviados con mensajes de advertencia hacia el pueblo, con más frecuencia a los reyes. Recordemos a Natán amonestando a David.

Pero en Malaquías el mensaje se dirige específicamente a los líderes religiosos, a los sacerdotes. La carga contra ellos ocupa un 50% del libro, ya que de 55 versículos del total del libro, 26 se dedica a reprochar a los sacerdotes, 1:6-2:16; el resto del libro es advertencias al pueblo, y a destacar la venida del “mensajero” que prepara el comino del Señor, y la venida del Señor mismo.

Es decir, en Malaquías se deja ver que una gran cuota responsabilidad en los males de la Nación la tienen los dirigentes espirituales por la manera ligera de cumplir sus deberes, y dejar de marcar la pauta en la vida del pueblo.

Acertadamente el libro de Proverbios en 29:18, afirma:

Donde no hay dirección divina, no hay orden; DHH.

Y más contundente, Oseas 4:6:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

Cuando lees esta nota, seguramente viene a tu mente la alta responsabilidad del sacerdocio para mantener la devoción del pueblo, y tal vez pienses en los pastores y demás líderes en las iglesias, y es correcto; sin embargo quiero llevarte a 1 Pedro 2:9:

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

También te animo a leer Romanos 12:1-2.

Ya sabes entonces quien es responsable de los males en Venezuela. Ahora este no es momento de crear sentimientos de culpa, no, para nada; este es el momento de volver a la Palabra, a nuestra esencia, al origen y comenzar el proceso de renovación personal para que Venezuela cambie.

Te invito a estudiar Malaquías.

Como un aporte a la Iglesia a la cual sirvo escribí un libro sobre este extraordinario profeta, al cual titulé Ofrendas Dignas. Lo pongo a tu orden en versión digital. Dime tu correo y te lo envío.

Escríbeme a: ila0511@yahoo.com

Ve primero a Malaquías, es un libro que puedes leer en aproximadamente media hora, medita en su contenido; luego lee mi libro. Pon siempre a la Palabra antes de cualquier autor.

Espero que el libro contribuya a tu riqueza espiritual.

Fuente:

Biblia: Versión RVR, tomada de http://www.biblegateway.com

Imágenes: Google

Notas personales