BRASIL, UN GIRO IMPREVISTO

El triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil ha incitado innumerables comentarios, generalmente adversos y peyorativos. A este polémico exmilitar se le califica de ultraderechista, y la mayoría de politólogos auguran tiempos nefastos en Brasil.

Resultado de imagen para triunfo de bolsonaro

¿Por qué Bolsonaro es ultraderechista? El escandalo alrededor de este político Brasileño, ahora presidente electo, es porque pretende dar un giro en ciertos aspectos.

He aquí algunas de sus propuestas ultraderechistas:

Economía: Reducir la deuda pública 20% mediante privatizaciones, concesiones y venta de propiedades públicas. Crear un sistema de jubilación por capitalización. Redistribuir la “carga tributaria para que los que pagan mucho paguen menos y los que evaden y ocultan, paguen más.

Seguridad: Contra la inseguridad, flexibilizar la legislación sobre porte de armas. “Las armas son instrumentos, objetos inertes, que pueden usarse para matar o para salvar vidas. Eso depende de quien las maneje”. Bajar la edad de imputabilidad penal de 18 a 17 años. Protección jurídica, garantizada por el Estado, para los policías en ejercicio de su actividad. Caracterizar como terrorismo las invasiones de propiedades.

Corrupción: Propone un gobierno decente, diferente de todo aquello que  sumió a Brasil en una crisis ética, moral y fiscal.

Diplomacia: Dejar de encomiar a dictaduras asesinas; de igual modo dejar de despreciar y atacar a democracias importantes como las de Estados Unidos, Israel, e Italia.

Educación: Los contenidos y los métodos de enseñanza tienen que cambiar. Más matemáticas, más ciencias y portugués. Sin adoctrinamiento ideológico, ni sexualización precoz.

Además Bolsonaro es ultraderechista porque su  lema es “Brasil encima de todo, y Dios encima de todos”; ha levantado la Biblia como bandera durante la campaña electoral y se ha aproximado a los sectores más conservadores, con una firme defensa de la “familia tradicional” y los “valores cristianos”.

¿Por qué es ultraderechista? Porque propone algunos cambios en Brasil para enmendar el caos generado por el populismo, la corrupción, y las ideologías contrarias a los principios característicos de la cultura occidental.

La propaganda contra Bolsonaro acusándole de ultraderechista es básicamente por sus intenciones de erradicar del Brsasil la ideología marxista que Lula, desde el Foro de San Pablo, inspirado por Fidel Castro, impuso en América Latina; por cierto Bolsonaro propuso neutralizar, al Foro de Sao Paulo.

En realidad quienes acusan al flamante presidente del Brasil de ultraderechista son los medios, y los eminentes representantes de las élites “progresista”, que pretenden imponer, en realidad lo hicieron, un anacronismo; que por ser eso, anacrónico, se desplomó por el peso de su propio fracaso, y por la descomunal corrupción que les mueve; el  “lava jato” de Lula; los bolsos colmados de dólares, y las “coimas” de las que se acusa a los Kirchner en Argentina, son la mejor muestra de los resultados de los ideólogos progresistas.

Resultado de imagen para izquierda en america

También le acusan unos cuantos ignorantes de la doctrina que inspira a los revolucionarios de izquierda, una ideología contraria a la fe cristiana.

A estas alturas surgen unas interrogantes: ¿Qué es el marxismo? ¿Por qué es tan atractivo en ciertos medios cristianos? ¿Por qué algunos teólogos suscriben sus postulados?

Los marxistas han dividido al mundo en dos sectores: los progresistas,  izquierda; los conservadores, la derecha. La izquierda es buena, la derecha es mala.

Veamos por qué.

La propuesta fundamental de Marx, la postula en su obra “El capital”, en estos términos: “alcanzar una sociedad sin distinción de clases donde tanto el proceso de producción, como las fuerzas productivas y las relaciones que surgen de la producción se conviertan en un bien social”. A diferencia del capitalismo donde el trabajo es social pero la apropiación del mismo es privado, donde se compra trabajo por dinero.

Resultado de imagen para marxismo

Los componentes centrales del modelo teórico marxistason cuatro:

En primer lugar, el concepto de “lucha de clases”, teoría que explica la existencia de conflictos sociales como el resultado de un conflicto central entre los intereses de diferentes sectores o clases sociales. De tal conflicto resulta un cambio o progreso político y social.

El segundo punto del modelo marxista es la crítica a la economía capitalista, que se fundamenta en: libertad de mercado; mínima intervención del Estado; respeto a la propiedad privada; libre formación de precios, libre empresa y contratación del trabajo.

El tercer punto es el concepto de “ideología”, como recurso para mantener el sistema capitalista,

El cuarto punto del modelo marxista es el concepto de “comunismo”. Organización social en la que no existe la propiedad privada, ni diferencia de clases, y en la que los medios de producción están en manos del Estado, que distribuye los bienes de manera equitativa y según las necesidades.

El objetivo del marxismo es imponer el comunismo. Una sociedad ideal.

Como modelo teórico aquello es ideal, y no dista mucho de las propuestas de la Biblia sobre los mismos temas. Es como vivir en el reino de los cielos, pero un reino marxista sin Dios.

Por cierto cuando expresamos que el marxismo es anticristiano no es por estos postulados, sino porque en esencia es materialista y ateo.

Quien estudia en profundidad la Sagrada Escritura, y descubre lo que ella revela sobre la justicia social, y demás planteamientos del marxismo que motiva a los movimientos de izquierda, comproueba dos verdades:

Primera, que Marx, de origen judío, se inspira en la Biblia, en su caso la Tanaj, Antiguo Testamento, para formular sus planteamientos. Por eso es que atrae tanto a ciertos movimientos cristianos. Hay que aceptar que lo propuesto por este ilustrado hombre nace en época de oscuridadreligiosa y espiritual; que su análisis de la realidad es científico; el problema es el método marxista para imponer sus ideas, de lo cual somos testigos.

La famosa expresión: “La religión es el opio de los pueblos”, en alemán “Die Religion… Sie ist das Opium des Volkes”, una cita hecha en 1844 por Karl Marx,   no fue proclamada contra el cristianismo esencialmente, sino contra la religión que se practicaba en su contexto europeo.

Segunda, que la respuesta de la Palabra de Dios relacionadacon los planteamientos de Marx, son superiores; pero como el mensaje de laBiblia se ha “espiritualizado”, enfocado en condenar el pecado,  en la escatología; y muy poco en la “praxis”, dejade resolver los problemas del hombre y de la humanidad.

Al revisar la doctrina sobre el Reino de los Cielos, tal y como aparece en la Sagrada Escritura, observaremos que contiene demandas en el mismo orden del marxismo; el solo estudio de los profetas de Israel nos lo revela.

La diferencia es que ellos, los marxistas,  no se quedan en la “ideología” se van a la “praxis” a practicar lo que creen. Por ese motivo muchos jóvenes nuestros durante los años sesenta se fueron a las montañas a practicar lo que habían aprendido de sus maestros marxistas.

En cambio los cristianos nos quedamos con la doctrina, y nos vamos a los templos.

Y esto no lo digo con sarcasmo, más bien con dolor, y una carga de responsabilidad en el alma; porque si los cristianos venezolanos (evangélicos y católicos) practicamos lo que predicamos, y hubiésemos establecido los principios y valores del evangelio en el corazón de los venezolanos, nos habríamos ahorrado esta crisis humanitaria que experimentamos.

No me refiero al pueblo cristiano en general, que ha sido víctima de tantos errores; hago referencia a las autoridades y líderes  que han estado en el poder desde la cuarta República: religiosos, empresarios, políticos, estadistas con trasfondo cristiano, quienes crearon las condiciones para la revolución.

Recuérdeese que el último gobierno de la Cuarta República era socialcristiano.

Hoy Brasil enfrenta un desafío, dar un giro. Un giro hacia la honestidad, el orden, el respeto a las leyes, hacia la justicia social, a neutralizar ideologías contrarias a sus raíces.

Es el desafío de los cristianos en América, dar un giro: “Dios sobre todo.”

Fuente.

Conceptos: Wikipedia

Propuesta de Bolsonaro: Prensa Internacional

Notas personales

Imágenes: Google.

Anuncios

EL FINAL DE UNA UTOPÍA

Por los años 90 un grupo de partidos latinoamericanos de izquierda organizaron el Foro de São Paulo, convocados por el Partido de los Trabajadores de Brasil en São Paulo.

El Foro fue constituido con el objeto de unir esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda, para debatir sobre el escenario internacional después de la caída del Muro de Berlín, y las consecuencias del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe.

En el momento de su fundación en 1990 el único miembro que ejercía el poder ejecutivo en un país soberano era el Partido Comunista de Cuba; gracias a los esfuerzos de sus fundadores, veinte años después la mayoría de sus miembros accederían mediante las urnas a ejercer el gobierno en distintos países o formarían parte de coaliciones oficialistas, otros llegarían a ser primera fuerza de oposición.

Se tiñó de rojo el continente suramericano.

Imagen tomada de Wikipedia

La elección de Hugo Chávez en 1998 en Venezuela representó la llegada al poder del primer gobierno de izquierda en muchas décadas en Latino América, y el primer gobierno de un partido miembro del Foro de Sao  Paulo, el entonces MVR futuro PSUV, después de Cuba.

Le sigue Luiz Inácio Lula da Silva del Partido de los Trabajadores en 2002 en Brasil, luego Tabaré Vázquez del Frente Amplio en Uruguay en 2004, Evo Morales por el Movimiento al Socialismo en Bolivia en 2005, Michelle Bachelet del Partido Socialista de Chile en 2006, Rafael Correa por Alianza PAIS en Ecuador en 2006, Daniel Ortega por el Frente Sandinista de Liberación Nacional de Nicaragua en 2006, Fernando Lugo por la Alianza Patriótica para el Cambio (hoy Frente Guasú) en Paraguay en 2008, José Mujica por el Frente Amplio en Uruguay en 2009, Mauricio Funes del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional de El Salvador en 2009, Dilma Rousseff por el Partido de los Trabajadores de Brasil en 2010, Ollanta Humala por el Partido Nacionalista de Perú en 2011.

Como se sabe, y lo informan los medios de comunicación,  en la anterior lista, la mayoría de presidentes mencionados han sido acusados de actos de corrupción, y sus proyectos políticos de reivindicación, de acuerdo a sus adversarios, solo sirvieron para provecho personal de sus promotores y allegados.

Emblemático es el caso Lula, cuyo partido de los Trabajadores, organiza el Foro de Sao Paulo, y le lleva al poder; hoy está en prisión acusado de una trama de corrupción inédita en Brasil.

Esta cruda realidad significa el derrumbe de una utopía, un sueño de muchos revolucionarios, que en el Continente veían con esperanzas el auge del socialismo.

Es decir, en el continente suramericano se vive una realidad visualizada en la Caída del Muro de Berlín: el comunismo, y su precursor el socialismo, son ideologías, cuyos postulados se aprecian atractivos en los libros, en las proclamas, y en los encendidos discursos de sus ideólogos; pero que una vez puestos en práctica muestran su verdad, siendo Cuba y Venezuela modelos de aquella.

Imagen relacionada
Caída del Muro de Berlín.

Uno recuerda con nostalgia los versos de la tristeza que embarga a los pobres al oír la lluvia en los “Techos de Cartón”; una desgarradora situación, que el socialismo no pudo resolver. Y en el fondo el socialismo es eso, un poema, una utopía, un deseo de cambio, que es solo eso: un deseo.

¿Por qué Suramérica compró los ideales del socialismo?

Por sus deseos de justicia social, de libertad, de progreso, de una vida digna, de satisfacer al menos sus necesidades básicas, que la otra ideología tampoco pudo satisfacer.

Y ante el derrumbe del socialismo, ¿Qué? Volveremos a aquellas que propiciaron el caldo de cultivo del Socialismo. Al fin y al cabo las canciones de protesta como los “Techos de Cartón” describen fielmente el legado de la Socialdemocracia, y el Socialcristianismo en Venezuela, que con sus ejecutorías no solo inspiraron al poeta de protestas, sino verdaderos ranchos de lata y cartón.

¿Cuál es el problema de fondo?

Ciertamente no es la ideología socialista, ni la socialdemocracia, el socialcristianismo, el capitalismo, u otra ideología o teoría económica que se cree y practique.

Son las personas que dicen adscribir aquellas ideologías, pero al hacerlas realidad dejan que su naturaleza humana desvirtuada, las lleven al fracaso.

Reflexionar en esta realidad tiene que conmover.

Ahora bien, si aquellas ideologías y teorías económicas han fracasado radicalmente en Venezuela, los cristianos necesitamos evaluar también la cuota de  responsabilidad en este estado de cosas; a nosotros se nos ha encargado proclamar el evangelio de Jesucristo, y a extender el reino de los cielos.

Y ese mensaje ha transformado vidas, naciones enteras, influido en Continentes; lo que Venezuela necesita hoy un despertar espiritual semejante al ocurrido en Europa, iniciado por Lutero y sus tesis reformadoras colocadas en la Catedral de Wittenberg.

En este sitio, en escritos anteriores, se ha reflexionado acerca de la responsabilidad del pueblo cristiano en la salida de la crisis  venezolana.

Uno lee la Biblia, y observa que ella contiene los principios para la transformación de los pueblos.

La Escritura está colmada de insistentes llamados que atendidos surtirán efectos constructivos, permitirán la solución a nuestros problemas.

La Escritura clama por justicia social, lee y medita Miqueas 6:6-15, aquella que los pobres también urgen, y es la chispa que enciende el Foro de Sao Pablo.

La Escritura demanda líderes dignos, lee Malaquías 1:6-12; en realidad todo el libro de este último profeta es una joya de advertencias para los guías espirituales de los pueblos.

La Escritura afirma: Bienaventurada la Nación cuyo Dios es Jehová, el pueblo que el escogió para sí. Salmos 33:12.

Realmente, sin menospreciar las propuestas del foro de Sao Pablo, los cristianos poseemos el mensaje, y la estrategia capaces de transformar a Latinoamérica y al Mundo.

¿Cómo y cuándo  Venezuela será una nación bienaventurada?

Cuando cada cristiano asuma responsablemente las demandas de la Palabra de Dios, cumpla Mateo 28:19-20, y Hechos 1:8; ese día “… nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación…”, Malaquías 4:2.

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Wikipedia e Imágenes Gooble

OBAMA EN CUBA, IMPRESIONANTE CAMBIO DE PARADIGMA

Observando la reseña de prensa en torno a la visita oficial del presidente de los Estados Unidos a Cuba viene a mi mente algunos hechos inolvidables:

Apretón de manos entre antiguos antagonistas.

Recuerdo que el 1 de enero de 1959, culminada la celebración de año nuevo, en la Iglesia Bautista de “Puerto de las Ánimas” pueblo rural del Estado Portuguesa, el hermano Benigno Acosta, hoy con el Señor nos comunica emocionado: “Cayó Batista, triunfó Fidel”. Una sensación de alegría inunda el ambiente, ya que en Venezuela se oraba y esperaba la salida de la dictadura que azotaba a Cuba.

También viene a la memoria que para fines del año 59, la Revolución Cubana se declara comunista, lo cual sorprende al mundo, y se alinea con el Bloque Comunista de la Unión Soviética, trayendo consigo cambios profundos para Cuba y Latinoamérica en general.

Aquella determinación cubana significa una ruptura con EEUU y enfrentarse a occidente, declarado anticomunista; así pues, Cuba se asocia a la Unión Soviética y sigue sus directrices; EEUU responde con un bloqueo.

El régimen cubano exporta su revolución, especialmente a Latinoamérica, levantando movimientos guerrilleros en casi todo el continente, con lamentables saldos de vidas. Venezuela no fue excepción.

En las Universidades Latinoamericanas penetra con furor los ideales de la Revolución Cubana, se levanta como un ícono el “Che Guevara”, y el Marxismo pasa a ser una Materia de estudio en todas las Facultades y Escuelas. A nivel religioso surge la Teología de la Revolución, tratando de reconciliar el marxismo con el cristianismo.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/58/CheHigh.jpg

Che Guevara, ícono de la Revolución cubana.

Cae el Muro de Berlín, y con él la Utopía Comunista centrada en Moscú; la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS,  se desintegran y distancian del sistema Comunista, más Cuba se mantiene apegada a su Revolución y prácticamente aislada.

Hace unos tres años en conversación con un médico cubano, joven de unos 30 años, quien vino a Venezuela para apoyar el programa social “Barrio Adentro”, movido por los ideales de la Revolución Cubana, el cual se refiere a Fidel Castro como héroe que independiza a Cuba de los Estados Unidos.

Hoy, leyendo la reseña del Acto en el que el presidente Norteamericano se dirige al mundo desde la Plaza de la Revolución en la Habana al lado del presidente cubano; y viendo las fotos de la Familia Presidencial Norteamericana paseando y visitando lugares emblemáticos de la Revolución, y de Cuba en general, surgen innumerables reflexiones, interrogantes, e inquietudes.

Presidente Obama en la Plaza de la Revolución.

¿Deja una lección la Revolución Cubana?

¿Qué mueve al presidente Norteamericano para este gesto sin precedentes?

¿Por qué va a la vecina Isla que hasta hace poco significó un grave riesgo a su País, sin arrogancia, sin extremas medidas de seguridad, y sin ánimos de retaliación?

¿Por qué Cuba recibe con máximos honores al representante del Imperio tenazmente combatido?

¿Factores geopolíticos, económicos, de prestigio?

O lo podemos interpretar como un un paradigma de…

Resolución pacífica de conflictos…

Triunfo de la civilización…

Se avecina tiempo de paz en el Continente.

Este extraordinario gesto de reconciliación debe impregnar el mundo, conmover corazones.

Exportarse a Latinoamérica… al mundo.

“Bienaventurados los pacificadores…” Mateo 5:9.

Dios bendiga a América…

Las tres.

Fuente:

  • Agencias Internacionales de Noticias.
  • Memorias.
  • Imágenes: Google.

LA MUERTE DEL MONO JOJOY

En una operación coordinada, las fuerzas militares de Colombia abatieron al Jefe Guerrillero alias Mono Jojoy. Las acciones se desarrollaron en la madrugada del pasado jueves 23, y significa una victoria más para los colombianos en esta lucha contra las FARC.

Para este logro, se requirió el uso de alta tecnología, tanto como el apoyo de desertores quienes dieron datos sobre la ubicación del campamento guerrillero.

Una bomba fantasma, según fuentes no oficiales, guiada por un chip colocado clandestinamente en el campamento, presuntamente guió al artefacto explosivo hasta impactar con el bunker. Las acciones subsiguientes fueron facilitadas por esta estrategia.

El saldo final, deceso de Jorge Briceño, alias Mono Jojoy, sus guardaespaldas y demás acompañantes.

Alegría para algunos, desmoralización para otros; tristeza para los espectadores ajenos al conflicto de los hermanos colombianos.

Ninguna muerte es motivo de satisfacción, porque se trata de la vida de un ser humano. Sin importar los motivos y circunstancias que rodean el suceso.

Para evaluar la mente del Mono Jojoy, hay que analizar el hecho desde una perspectiva global. Es necesario recordar los motivos que originalmente facilitaron el surgimiento de la guerrilla colombiana. Y en otras latitudes.

La permanencia de injustas desigualdades sociales, la apropiación de las riquezas naturales de los países del tercer mundo, por parte de una elite aliada con las grandes potencias, la pobreza, el hambre, el analfabetismo, la explotación irracional del hombre por el hombre mismo; propició el surgimiento de personalidades y movimientos mesiánicos, que prometían liberar a los pueblos de tales yugos.

Cuba con su revolución, se constituyó en paradigma para muchos. Y del suelo de aquella Isla se desparramaron hombres y mujeres, predicando la lucha armada como medio de gracia para liberar a los pueblos oprimidos.

Muchos jóvenes venezolanos, y de muchos países latinoamericanos creyeron aquel mensaje liberador, y “se fueron a las armas”. El Mono Jojoy  uno de ellos. Deslumbrado con la idea de liberar a su amada nación, se embarcó en el proyecto equivocado.

El Fidel de hoy, así lo confiesa: “el modelo cubano ya no funciona ni siquiera para nosotros”. Es decir “el socialismo ya no sirve…”

Por lo tanto, las cientos de muertes, Mono Jojoy incluido, los miles de huérfanos y viudas; los millones invertidos en una lucha, para instaurar un sistema que no sirve, ni en el paradigma de la revolución. Es para llorar.

Llorar por aquellos idealistas que fueron engañados.

Llorar por los pobres del continente, quienes aun sufren por la indiferencia de los gobiernos de turno. Sin encontrar respuestas. Porque en estas latitudes, los pseudodirigentes políticos de derecha o de izquierda, solo trabajan por el poder y fortuna que tal posición les concede, a ellos; sin importarles los pobres a quienes ellos dicen representar.

Es probable que en Colombia estén cambiando las condiciones que propiciaron la insurgencia de las FARC; más a la hora de asignar responsabilidades por esta lucha innecesaria entre hermanos; hay que buscar sus orígenes en la extrema izquierda, tanto como en la extrema derecha. Conscientes de que muchos de los actores de estos extremos, no habitan en suelo colombiano.

Despedimos con tristeza al Mono Jojoy, un idealista convertido en máquina de muerte. Los verdaderos responsables de esta muerte, y de las víctimas de las FARC no están en primer plano.

Reflexionemos, la lucha armada no es la solución para nuestros conflictos internos; y la democracia es aun la mejor vía para canalizar las luchas por la liberación de nuestros paises.

Fuente:

Agencias de Prensa Internacionales

Imagen Google 

http://www.terra.com.co/noticias/articulo/html/acu34864-asi-funciona-la-bomba-fantasma-con-la-que-se-le-dio-muerte-al-mono-jojoy.htm