LOS 4 JINETES DEL APOCALIPSIS REVELAN EL ORIGEN DE LA CRISIS VENEZOLANA, Y SU SALIDA.

El libro de Apocalipsis contiene la revelación de sucesos que ocurren en la humanidad, y describe los días finales de la historia mostrando el esperado y esplendoroso regreso triunfante de Jesucristo.

En una de las visiones mostradas a Juan, el escritor del libro, describe escenas que explican muchos de los acontecimientos mundiales, y muestran una realidad que se vive en Venezuela, y en muchos otros Países del mundo.

Se trata del capítulo seis en el que se destacan los muy nombrados y temidos Cuatro jinetes del Apocalipsis. 

Resultado de imagen para APOCALIPSIS

Leamos el texto y analicemos su contenido:

1 Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. 2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. 3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. 7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Apocalipsis 6:1-8.

Lo que ocurre es que Jesucristo comienza a revelar la secuencia de eventos que culminan con su segunda venida, a través de la apertura de siete rollos sellados que tiene en su mano. Sabemos por los textos anteriores que “el que está sentado en el Trono” le entrega aquel rollo sellado, para que revele las cosas que han de suceder.

De los siete sello, o rollos, vamos a considerar los primeros cuatro.

Visualicemos la escena y su simbolismo. Recordemos que Apocalipsis está escrito con un lenguaje altamente simbólico en el que las palabras transmiten un mensaje más allá de su significado literal. Así los números, los colores, los objetos mencionados son como códigos que es necesario conocer para interpretar su significado.

Por ejemplo el número cuatro en la Biblia significa más que cuatro unidades, hace alusión a los “4 puntos cardinales”, Jeremías 49:36, Mateo 24:31; entonces se utiliza la figura de cuatro jinetes para establecer que lo que ocurra durante su galope es en toda la tierra. Con esta idea en mente interpretemos el texto.

Imagen relacionada

El primer jinete:

2 Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. Apocalipsis 6:2.

Interpretemos los símbolos:

Caballo blanco. ¿Con quién se asocia el  blanco en Apocalipsis? Con Jesucristo, 1:14; con los dignos de andar con Jesucristo, 3:4; los 24 ancianos delante del trono, 4:4; caballo que monta el Verbo Divino, 19:11-14; el vestido de los ejércitos celestiales, 19:14,

El jinete tiene un arco. No tiene flechas, ya fueron lanzadas en la batalla. Le fue dada una corona. En Apocalipsis la corona se asocia con los fieles, 2:10; perseverantes, 3:11, los 24 ancianos, 4:4. Salió venciendo y para vencer. ¿Quiénes son vencedores en Apocalipsis? Jesucristo y sus seguidores, 3:21, 19:11-16.

¿Quién es el jinete? No es Jesucristo, él está revelando la visión. No es el “anticristo”, como algunos eruditos afirman, porque en Apocalipsis el anticristo no vence, “engaña”.

¿Qué simboliza esta figura? El evangelio de Jesucristo, que desde su proclamación inicial avanza por todo el mundo llevando la luz, paz, seguridad, perdón, reconciliación, restauración. El evangelio salió venciendo y para vencer, Jesucristo dijo: “Como me envió el Padre, así os envío yo a vosotros”, Juan 20:21; con el poder del Espíritu Santo, Hechos 1:8.

Segundo jinete.

3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira. 4 Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada. Apocalipsis 6:3-4.

Interpretación.

Caballo bermejo, rojo. En Apocalipsis el rojo está asociado a Satanás, 12:3,9,

Quitar la paz, matarse unos a otros, se da una espada al jinete. Expresiones que significan guerra, conflictos, destrucción, muerte.

Los símbolos nos llevan a interpretar que desde que se proclama el evangelio de Jesucristo, una fuerza maligna surge para contrarrestar su avance. La Biblia muestra los diversos intentos de Satanás por detener el Plan de Dios para restaurar al hombre. Actúa en el Edén, en Egipto, en la división del reino de Israel, en la matanza de los niños en Belén, en el desierto tentando a Jesús, intentando frenar el testimonio de los discípulos el primer siglo, durante la época de oscuridad en la Edad Media, en los esfuerzos de hoy para atemorizar a los cristianos; pero no ha sido posible detener “los pies de los que anuncian buenas nuevas de salvación”.

Tercer jinete.

5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. 6 Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. Apocalipsis 6:5-6.

Interpretación.

Caballo negro. En la Biblia este color se asocia a tinieblas, caos, Génesis 1:2, Efesios 6:12, Colosenses 1:13, 1Juan 1:5.

Uso de elementos como balanza, productos agrícolas. trigo y cebada; dinero, un denario; el precio asignado a porciones de los productos mencionados se asocia a economía.

La figura es una clara indicación de escases, crisis económica, una lógica consecuencia de las guerras. Se requiere un día de trabajo, un denario, para adquirir una libra de trigo, medio kilo.

La mención del aceite unido al vino, que no deben ser dañados es significativa. El aceite en la Biblia se asocia al Espíritu Santo, 1 Juan 2:20; y el vino es símbolo de alegría, gozo, Salmos 104:5. Es decir, en medio de las crisis, el Espíritu Santo morando en los creyentes produce Gozo, Gálatas 5:22-23.

Cuarto Jinete.

7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. 8 Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. Apocalipsis 6:7-8.

Interpretación.

Caballo amarillo. El significado del color del caballo se interpreta con el nombre del mismo, muerte. El que le siga el Hades refuerza el concepto ya que este sitio es el lugar de los muertos, a donde van las víctimas de las guerras y de las crisis económicas.

Las fieras de la tierra es una posible alusión a las enfermedades generadas por virus, bacterias y hongos; que producen más muertes que los animales salvajes.

¿Cómo puede asociarse esta visión a lo que ocurre en Venezuela?

Como se describe en la visión que se le revela a Juan, en nuestro País estos cuatro caballos y sus jinetes galopan por todo el territorio nacional, por los “cuatro costados, llevando a su paso el elemento que cada uno simboliza: el evangelio, guerras, crisis económicas, y muerte.

Imagen relacionada

Como puede observarse, las guerras, el hambre y la muerte tienen un origen común, que en el Apocalipsis se asocia con el personaje identificado con el color escarlata, o  sea el rojo.

En la Biblia este ser hace varias apariciones: en el Edén toma forma de serpiente y propicia la caída de la primera pareja, incitándoles a desobedecer, trayendo aquel acto como consecuencia la expulsión de la gracia Divina, y la muerte, Génesis 3:1-7. También se le menciona como un “león rugiente”, 1 Pedro 5:8. Es quien encabeza los “principados, las potestades, los gobiernos de este mundo de tinieblas, las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”, Efesios 6:12.

Este personaje es descrito en el capítulo 12 de Apocalipsis así:

3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Apocalipsis 12:3-4.

De acuerdo al simbolismo bíblico, el dragón rojo tiene siete cabezas, indicando que ejerce control sobre todos los gobiernos del mundo, ya que siete es totalidad, algo completo; y la cabeza significa gobierno, autoridad. Los diez cuernos es poder mundial, dominio total, en el entendido que diez significa “totalidad humanamente hablando”, y cuerno se asocia a poder.

En la tentación a Jesús este personaje le dijo:

5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. 6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. 7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. Lucas 4:5-7.

Es evidente que el “dragón rojo” es quien comanda los ejércitos celestiales de maldad, y es igualmente el que ejerce dominio sobre los “reinos del mundo”, e incita la maldad en los hombres.

Por lo tanto, las crisis económicas, la pobreza, el hambre, la escases, las enfermedades y la muerte que avanza por todo el mundo, y últimamente en Venezuela, son el resultado de la influencia de este nefasto personaje. Que es quien debe ser neutralizado.

Esta es la importante tarea del jinete del caballo blanco, de los que pregonan el evangelio de Jesucristo, de la Iglesia comisionada para extender el reino de los Cielos.

Resultado de imagen para new providence baptist church loudon tn

Cuando el evangelio avanza por el mundo, y específicamente en Venezuela, llevando consigo la luz de Cristo, el mensaje de arrepentimiento, perdón, reconciliación y restauración se está neutralizando a este poderoso enemigo del hombre, y gobernante de este siglo.

Por tanto el creyente frente a esta batalla espiritual, contra estas huestes de maldad, necesita activar dos estrategias.

La primera se refiere a “fortalecerse en el Señor,  en el poder de su fuerza, y vestirse de la armadura espiritual, como se recomienda en Efesios 6:10-18.

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

En este texto destaca una gran verdad: “no tenemos lucha contra sangre y carne”, la batalla no es contra “personas”, contra otros venezolanos. Es contra el agente instigador de aquella actitud  enraizada en los corazones de quienes practican la maldad.

En segundo lugar, es urgente llevar el evangelio de Jesucristo a todos los rincones de Venezuela, que cada poblador de este gran País oiga acerca del poder transformador de Jesucristo. Esta es la reiterada demanda de Mateo 28:19-20, así como de Hechos 1:8.

En las páginas de la Biblia, así como en la realidad de muchos países, y en el nuestro, a medida que el evangelio de Jesucristo avanza, las tinieblas se disipan, y los hombres experimentan profundos cambios que influyen positivamente en la transformación de otros. Es lo ocurrido en Jerusalén desde el día de Pentecostés, cuando los discípulos  comenzaron a proclamar el poderoso mensaje del evangelio de Jesucristo, la ciudad fue conmovida, y a medida que el evangelio se extendía a todas las Naciones, las gentes fueron transformadas.

La crisis que se vive en Venezuela se resolverá en la medida que el venezolano sea conmovido por el poderoso mensaje del evangelio de Jesucristo.

Hay una nota digna de destacar en el texto que describe el galope del caballo blanco. Y es que éste “salió venciendo y para vencer”.

El evangelio es un poder que su avance no va a ser detenido por las guerras, las crisis económicas, y la muerte. Al contrario, cuando aquellas proliferan el evangelio debe galopar llevando consigo el mensaje de esperanza, de consuelo, de arrepentimiento, perdón, reconciliación y restauración.

En estos días turbulentos, de angustias, desesperanza, temor, incertidumbre, crisis económica, guerra y muerte, es cuando más se necesita proclamar el evangelio de la paz. Y esta es la misión del pueblo de Dios.

¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: !!Tu Dios reina! Isaías 52:7.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Libro “Misterios Revelados del Apocalipsis”, escrito por el autor de este post,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.

EL HOMBRE PARA UN MOMENTO CRUCIAL

Cuando de resolver una crisis se trata, la de un país por ejemplo, se necesita la intervención personas investidas de cualidades excepcionales. La historia nos revela ejemplos de dos tipos de líderes capaces de enrumbar a los pueblos hacia la solución de conflictos.

El primer tipo que observamos en la historia son los estadistas.  

Estadista, es una persona de Estado, la expresión se refiere a todos los responsables políticos de un país, aquellos que dirigen el Estado y ejercen una influencia significativa en el Poder Ejecutivo, en el Poder Legislativo, o en la ciudadanía.

Resultado de imagen para palacio de miraflores

El término también puede designar a personalidades políticas, aunque no se encarguen directamente de alguna función del Estado, pero con capacidad de gobernar en caso de acceder al poder, y con suficientes influencias políticas.

El calificativo engloba asimismo a las personas que están por encima de sus intereses personales o grupales en busca del bien común. Algunos autores indican que los estadistas deben poseer virtudes magnánimas, unas cualidades personales como las que impulsaban a Simón Bolívar, que le indujeron a declarar: Si mi muerte contribuye a que se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.

El otro tipo de persona que nos revela la historia, capaces de resolver una crisis, son los hombres de Dios.

Para un ejemplo vayamos a la Biblia.

El poderoso imperio Asirio envió un gran ejército contra Jerusalén para tomarla, sitiaron la ciudad y el comandante del numeroso ejército, gritó:

28 Oíd la palabra del gran rey, el rey de Asiria. 29 Así ha dicho el rey: No os engañe Ezequías, porque no os podrá librar de mi mano. 30 Y no os haga Ezequías confiar en Jehová, diciendo: Ciertamente nos librará Jehová, y esta ciudad no será entregada en mano del rey de Asiria. 31 No escuchéis a Ezequías, porque así dice el rey de Asiria: Haced conmigo paz, y salid a mí, y coma cada uno de su vid y de su higuera, y beba cada uno las aguas de su pozo, 32 hasta que yo venga y os lleve a una tierra como la vuestra, tierra de grano y de vino, tierra de pan y de viñas, tierra de olivas, de aceite, y de miel; y viviréis, y no moriréis. No oigáis a Ezequías, porque os engaña cuando dice: Jehová nos librará. 33 ¿Acaso alguno de los dioses de las naciones ha librado su tierra de la mano del rey de Asiria? 2 Reyes 18:28-33.

Resultado de imagen para ejercito asirio

Oídas semejantes palabras, provenientes de un emisario del imperio más poderoso de aquella época, Ezequías el rey de Judá a quien estaban dirigidas aquellas ofensivas expresiones, hizo algo característico en él, se fue al Templo  de Jehová, envió emisarios al profeta Isaías, y oró de esta manera:

15 Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: Jehová Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra. 16 Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente. 17 Es verdad, oh Jehová, que los reyes de Asiria han destruido las naciones y sus tierras; 18 y que echaron al fuego a sus dioses, por cuanto ellos no eran dioses, sino obra de manos de hombres, madera o piedra, y por eso los destruyeron. 19 Ahora, pues, oh Jehová Dios nuestro, sálvanos, te ruego, de su mano, para que sepan todos los reinos de la tierra que sólo tú, Jehová, eres Dios. 20 Entonces Isaías hijo de Amoz envió a decir a Ezequías: Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Lo que me pediste acerca de Senaquerib rey de Asiria, he oído. 2 Reyes 19:15-20.

Seguidamente se describe la forma milagrosa como Jehová el Dios de Israel libera a su pueblo, en respuesta a la oración de un hombre piadoso. Lee el relato completo en 2 Reyes 18:1-19:37.

Hay algo notable en Ezequías, es lo que caracteriza a un hombre de Dios, veamos:

2 Cuando comenzó a reinar era de veinticinco años, y reinó en Jerusalén veintinueve años. El nombre de su madre fue Abi hija de Zacarías. 3 Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. 4 El quitó los lugares altos, y quebró las imágenes, y cortó los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán. 5 En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. 6 Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. 7 Y Jehová estaba con él; y a dondequiera que salía, prosperaba. Él se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió.

Relee el versículo cinco, revisa el seis, y toma nota de lo que afirma el siete. Veamos en orden inverso para comparar los efectos con la causa:

  • Él se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió,
  • A dondequiera que salía, prosperaba,
  • Jehová estaba con él,
  • Guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés,
  • Siguió a Jehová, y no se apartó de él,
  • Ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá,
  • En Jehová Dios de Israel puso su esperanza.

Estas son las virtudes de un hombre de Dios, entre las cuales resalta, “Guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés”, expresión en sintonía con Josué 1:8.

En Venezuela, tales personajes no se vislumbran en los distintos escenarios políticos; lo que apreciamos es la antítesis; individuos y grupos de poder que miden sus acciones en función de lo que a ellos les interesa.

Unos conscientes de que han perdido apoyo popular, retardan el revocatorio hasta una fecha conveniente, más de la mitad del período constitucional, así cambian de Presidente, pero siguen en el poder; los que controlan la oposición siguen ese mismo juego, ellos saben que en las próximas elecciones tanto de Gobernadores, como en las Presidenciales nunca más el pueblo votará mayoritariamente por esta Revolución Bolivariana, caerá por el enorme peso de su ineficacia; entonces sin mayores esfuerzos, y sin el peligro de un golpe de estado veremos en el poder a individualidades de la oposición que en condiciones políticas normales jamás volverían a ejercer dichas funciones. Y las personas de la sociedad civil con cualidades para sortear la crisis son opacadas, o ignoradas.

Cambiarán los actores, el drama seguirá su argumento.

¿Y los hombres de Dios? Actúan como el rey Ezequías: Se van a buscar Palabra de Dios, doblar rodillas y clamar.

Resultado de imagen para orar

Venezuela necesita estadistas, u hombres de Dios, que en esencia es lo mismo; personas con una capacidad espiritual excepcional que active el poder de Divino.

Esas personas existen actualmente en Venezuela, Dios las ha seleccionado y preparado para acometer la tarea de reconstruir al País. Solo falta un detalle, que el pueblo de Dios se una, humille, arrepienta y clame, 2 Crónicas 7:14.

El clamor de los hebreos en Egipto movió al Dios de amor, y envió a Moisés para organizar y conducir  su liberación, Éxodo 3:7-10; tanto como la plegaria de Ezequías al verse rodeado por el imponente ejercito asirio.

Se necesita que todo el pueblo cristiano venezolano se una, se arrepienta, pida perdón, y al unísono clame a Dios, para que salgamos de esta crisis.

Dios siempre responde al clamor de su pueblo, Jeremías 33:3.

Propongo que todos los hombres, y mujeres, de Dios nos unamos y como Ezequías supliquemos al Dios de Israel.

Fuente:

  • Conceptos: Wikipedia, la enciclopedia libre,
  • Biblia: RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Apuntes personales,
  • Imágenes: Google