RESTITUIR EL ORDEN CONSTITUCIONAL

Nuevamente se caldean las calles venezolanas que son escenarios de una batalla entre hermanos, propiciada por motivos ampliamente analizados en escritos anteriores.

Resultado de imagen para crisis venezolana actual

En el ámbito político y legal se habla de una supuesta ruptura del hilo constitucional.

Ante este escenario el pueblo cristiano necesita pronunciarse seriamente, y asumir el rol que le corresponde y que está abundantemente documentado en la Palabra de Dios.

Considero que como pueblo de Dios, no es el momento de salir a la calle y tomar partido en aquella confrontación, porque esa acción es contraria a la Palabra de Dios.

En momentos como estos antes de salir a la calle, el pueblo de Dios necesita ir a los templos, o reunirse en sus casas, no a esconderse de la realidad, ni eludir su responsabilidad; sino a humillarse y clamar para que Dios el Soberano tenga misericordia del País y ponga fin a esta dolorosa circunstancia que vivimos.

Esa acción es la que en innumerables momentos el pueblo de Dios ha tomado como medida extrema, así se registra en la Palabra.

Resultado de imagen para orar en grupo

Es lo que hizo Ana, cuando comprendió que solo la acción Divina resolvería su caso, y se fue al santuario a orar, 1 Samuel 1:9-10; es la reacción de Ezequías rey de Judá cuando rodeada Jerusalén por el poderoso ejército babilónico se dio cuenta que no podía soportar el asedio, 2 Reyes 19:1; y de la Iglesia en Jerusalén cuando arreciaba la persecución y Pedro fue encarcelado, Hechos 12:5.

El resultado de aquellas súplicas demuestra lo apropiado de su puesta en práctica, puedes leer las respuestas en el contexto de los textos mencionados. Si el nombre de Samuel te es familiar, entonces necesitas recordar que es el resultado de una fervorosa oración.

¿Por qué me atrevo a proponer semejante estrategia? Por dos motivos, el primero por los evidentes resultados mostrados en la Palabra de Dios, por mi experiencia personal, y seguramente la tuya; al haber experimentado la eficacia de poner en acción Jeremías 33:3, y Mateo 7:7.

El otro motivo es que un aspecto de la batalla que se libra en Venezuela es de orden espiritual; y esta se libra en privado y de rodillas.

Imagen relacionada

Para asumir esta estrategia hay que aceptar como cierta la Palabra de Dios. Leamos un texto que nos declara esta realidad:

3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 6 y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

Todo creyente necesita estar claro y consciente de que el trasfondo de la confrontación en Venezuela es de carácter espiritual, eso lo explica magistralmente Pablo en Efesios capítulo seis:

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Efesios 6:10-12.

Cuando se acude al libro de Apocalipsis, allí se nos revela que tras los poderes que se levantan en el mundo la influencia del “Dragón” es determinante, se lee en el capítulo trece, concretamente en 13:1-2; como sabemos la figura del dragón es una forma metafórica de referirse a Satanás, Apocalipsis 12:9. Y para batallar con ese personaje es necesario “oración y ayuno”, Mateo 17:21.

Y Jesús libro una batalla con ese sujeto al inicio de su ministerio, allá en un lugar desértico fue la confrontación; la victoria estuvo determinada por tres disciplinas: la oración, el ayuno, y el apropiado uso de la Palabra; aquella espada de dos filos útil en las peleas espirituales.

Ahora no es sencillo adoptar esa estrategia porque la natural reacción humana es salir a batallar; ese es un mecanismo de defensa propio de todo ser humano. Pero las actuales circunstancias de Venezuela demandan del pueblo de Dios una reacción cónsona con su cualidad de Pueblo de Dios.

Es evidente que el clamor debe ser unánime y expresado en forma correcta, como corresponde a un hijo de Dios. Si clamas para que Dios preserve la Revolución, porque eres afecto a ella; o si por el contrario ruegas por un triunfo de la oposición; ten presente de que estás completamente equivocado.

Al rogar por Venezuela hay que clamar por la reconciliación de los venezolanos, por el cese de la violencia de ambos sectores; y sobre todo que levante al hombre del momento, y a quienes le secunden, para propiciar un proceso de reencuentro, de reconciliación, y sobre todo enrumbar al País por el cauce del estado de derecho y de los principios característicos de una sociedad que se denomina cristiana.

Resultado de imagen para crisis venezolana

Como sabemos este pueblo necesita un despertar espiritual, una renovación espiritual. Y aquella comienza en ambientes de oración y ayuno, lee el capítulo 2 del libro de Hechos.

Tenemos que recordar que las estrategias divinas son totalmente diferentes a las humanas. Ten presente que Josué dirigió la toma de Jericó sin lanzar un dardo:

20 Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron., Josué 6:20.

Y que Gedeón con un ejército pequeño derrotó a los madianitas tan solo con el uso de trompetas, antorchas y un grito de guerra:

20 Y los tres escuadrones tocaron las trompetas, y quebrando los cántaros tomaron en la mano izquierda las teas, y en la derecha las trompetas con que tocaban, y gritaron: ¡Por la espada de Jehová y de Gedeón!, Jueces 7:20.

Ambos caudillos lograron tales victorias siguiendo las instrucciones que en privado Dios les transmitió. Y aquello no es una excepción, es la constante.

Ahora medita. ¿Crees que verdaderamente aquello ocurrió tal como se narra en la Escritura y que muchas veces has leído? ¿Crees que tales prodigios se pueden materializar de nuevo en el presente? ¿En Venezuela? ¿En tu realidad?

Piensa, una cosa es aceptar como cierto lo que dice la Escritura, y otra cosa vivirla personalmente. Proceder como ella demanda.

Entonces los líderes espirituales, los ministros de Jesucristo, quienes conducen la grey de Cristo, independientemente de su filiación denominacional estamos llamados a convocar al pueblo de Dios a que proceda como demanda 2 Crónicas 7:14, y como procedió Nehemías en su momento:

4 Cuando oí estas palabras me senté y lloré, e hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos. 5 Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos; 6 esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado. 7 En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo. 8 Acuérdate ahora de la palabra que diste a Moisés tu siervo, diciendo: Si vosotros pecareis, yo os dispersaré por los pueblos; 9 pero si os volviereis a mí, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre. 10 Ellos, pues, son tus siervos y tu pueblo, los cuales redimiste con tu gran poder, y con tu mano poderosa. 11 Te ruego, oh Jehová, esté ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, quienes desean reverenciar tu nombre; concede ahora buen éxito a tu siervo, y dale gracia delante de aquel varón. Porque yo servía de copero al rey.

Venezuela no es Israel, pero  Dios, el Dios de Israel es también nuestro Dios; así que confiadamente podemos acercarnos a Él, y como Nehemías orar por Venezuela, contextualizando a nuestra situación presente aquella fervorosa oración.

Vamos a nuestro altar de oración y clamemos por Venezuela.

Algunas Iglesias oran siguiendo una estrategia 639, es decir orar a las 6:00 de la mañana, a las 3:00 de la tarde, y las 9:00 de la noche; tal vez siguiendo la devoción de Israel descrita en la Biblia. A las 3:00 de la tarde sería una buena opción para ir a los templos a orar, como fue la devoción de Pedro y Juan, tal como se evidencia en Hechos 3:1, la “hora novena” corresponde a las tres de la tarde nuestra; y a las 9:00 de la noche reunirse en familia para clamar por la salida a esta crisis conforme a la dirección Divina.

Pronto vendrá la salida, de acuerdo a la óptica Divina, porque Dios siempre escucha el clamor de su pueblo.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

CRECIENTE DECEPCIÓN EN VENEZUELA

Muchos venezolanos están decepcionados al oír las declaraciones de los voceros del gobierno y de la oposición en torno a la solución de la crisis nacional.

La decepción es un sentimiento de insatisfacción que surge cuando no se cumplen las expectativas sobre un deseo o una persona. Se produce al unir dos emociones básicas, la sorpresa y el dolor. La decepción, si perdura, desencadena  la frustración y más adelante, la depresión.

Resultado de imagen para decepcionado

Decepción es el sentimiento que embarga a la población venezolana al comprobar de manera tan dramática que sus expectativas, generadas por promesas de sus dirigentes, no se han cumplido. Sueños despedazados por la terrible realidad que golpea a los venezolanos.

Decepcionada está la inmensa población que cifró sus esperanzas en aquellas promesas de cambio, que llevaría al País a la “isla de la felicidad”. Lo de convertir a Miraflores en una casa de estudios, eliminar los privilegios de quienes ejercen el poder, erradicar la pobreza, castigar a los corruptos, distribuir la riqueza petrolera entre el pueblo, y enterrar a la cuarta república; promesas de la Revolución Bolivariana que se esfumaron paulatinamente, y la inesperada merma de la renta petrolera pone al descubierto la incapacidad de cumplir las promesas en el orden económico.

Resultado de imagen para desabastecimiento

Si antes Venezuela estaba hipotecada al Imperio, del cual nos liberaron, según la predica de los Revolucionarios; ahora descubrimos que la hipoteca simplemente cambió de “imperio”. Seguimos dependiendo de los designios de intereses externos, solo que estos nos llevan al atraso.

La revolución fue simplemente eso, un embriagante giro de 360 grados, y ahora estamos como al principio, o peor. El desabastecimiento de productos básicos y medicinas, la inseguridad, la hiperinflación; las interminables e injustificadas colas típicas en los países del “Socialismo del Siglo XXI”, han hecho pedazos los sueños de los que creyeron en tal ideología.

Ahora, si usted cree que la Revolución Bolivariana fracasó, está completamente equivocado; o engañado por cantos de sirena. El esquema político y económico de los países comunistas es tal cual se vive en Venezuela, que no se ha impuesto cien por ciento debido a la valiente resistencia de la sociedad civil, y del pueblo de Dios que fervientemente ora por una intervención divina.

En la acera del frente, la situación no es diferente. La inmensa mayoría de los venezolanos que no comulgan con la Revolución Bolivariana, están en peores condiciones. En esos predios se avanza de la decepción a la frustración. Hay dolor en sus corazones al ver como los que se montaron en la MUD han sido desleales, prometiendo lo que sabían no iban a cumplir. Aún permanece en la mente de todos los venezolanos las promesas de los candidatos a diputados de la oposición; ni una sola han cumplido. Igualmente recordamos vívidamente los encendidos discursos del locuaz presidente de la Asamblea Nacional, y de quienes le secundan. Ya el fuego de su verbo, y las promesas de volver al hilo constitucional tienen sordina, se han amortiguado y diluido en los salones de Miraflores.

Decepcionados regresaron a sus casas los convocados a la gran marcha en Caracas. ¿Por qué la decepción?

Resultado de imagen para toma de caracas

Porque no se negocia la solución de la crisis económica generada por las erradas medidas; no se propicia la reactivación del aparato económico; facilitar la importación de alimentos y medicina a gran escala, como medida coyuntural para bajar la presión, mientras se resuelve el problema de fondo; no se dialoga sobre la seguridad, y parar que la delincuencia desde las cárceles dirijan sus operaciones delictivas. El interés de la MUD es encausar la crisis hacia las elecciones, para de esa manera asumir el poder; por lo tanto no habrá referendo en el plazo previsto, Leopoldo no será liberado, o saldrá inhabilitado; habrá elecciones en Amazonas, que seguramente equilibrará los poderes; y el tribunal Supremo seguirá al mando por encima de la Asamblea Nacional, gracias a la magia del dialogo.

Es decir el gobierno seguirá al mando hasta que se cumpla el plazo para las elecciones presidenciales; el presidente Maduro entregará el poder democráticamente, y uno de la MUD asume la presidencia, un pacto similar al de Punto Fijo. ¿Es aquello indigno? No, es la salida constitucional que todos queremos, en paz, como es la tradición en Venezuela.

Para que ese acuerdo se cumpla no había necesidad de tanto teatro; hablar claro es lo correcto. Crear expectativas falsas es lo desalentador.

La MUD cambió el apoyo de la OEA, y de la Organización de Derechos Humanos, y a petición del Gobierno aceptó la mediación del Vaticano. He aquí otra decepción. De acuerdo con el pronunciamiento de algunos católicos, en mensajes difundidos en las redes sociales, se afirma que el Vaticano no es un mediador imparcial porque supuestamente, presuntamente, es admirador de la Revolución Cubana, e inclinado hacia la izquierda. No me consta, pero es lo que corre por las redes. Tengo un alto respeto hacia las figuras de autoridad religiosas, por la investidura que poseen. Por lo que menciono esto porque proviene del mismo ámbito religioso de la Santa Sede.

Por este motivo es decepcionante que no se diga con franqueza el acuerdo a que han llegado, antes de la presencia del emisario del Vaticano, que se intuye, o mejor se infiere por las acciones tomadas en todos los bandos.

¿Cuál es el acuerdo? Dejar que el Gobierno culmine el período Constitucional, convocar elecciones de Gobernadores y Alcaldes como prevé la Constitución, y luego realizar elecciones en la fecha prevista. Eso es todo. Por qué no se dice claramente, así quedamos enterados, y conscientes de esperar el desenvolvimiento de esta crisis sin mayores traumas. La solución es electoral y punto.

Resultado de imagen para dialogo nacional venezuela

Claro los amigos de la MUD se organizan estratégicamente para ser los próximos Gobernadores y Alcaldes. ¿Eso es repudiable? No, es un legítimo deseo. Lo desalentador es que eso es lo que les mueve, y no el hambre, el desabastecimiento, y el que muchos mueran por falta de medicinas.

¿Para qué ese teatro en Miraflores? Acaso los seguidores de la Revolución Bolivariana, y los de la oposición no tienen la suficiente madurez política para entender esa solución electoral, y dejar que el proceso fluya constitucionalmente.

Lo decepcionante es que prometan una cosa para sentarse en Miraflores, o en la Asamblea Nacional, y luego hagan otra, diciendo que es para preservar la paz.

A no ser que haya intervención divina, se repetirá la revolución. La de 360 grados. Por vía del voto castigo cualquier representante de la MUD ganará las elecciones. Seguidamente viviremos el ciclo de la euforia, se llegará al clímax, y bajaremos en trepidante caída de montaña rusa, y luego sigue el ciclo.

Es decir, los herederos de la cuarta república que dirigen la MUD, sepultaran a la Quinta, y construirán la Sexta, la cual se desplomará por los mismos motivos que llevaron a Chávez al poder; surgirá la Séptima propiciada por los herederos de la Revolución Bolivariana, y así seguiremos en revolución.

¿Dónde estriba el problema? En la naturaleza caída del hombre, es decir, el comportamiento denominado en este escrito “decepcionante”, es el esperado de una persona que no posee o no practica los altos valores transferidos al hombre en el acto creador, o en el impartido luego del renacimiento espiritual, y que constituye un desafío para todo hijo de Dios.

Aquello de la honestidad, responsabilidad, puntualidad, cumplir la palabra dada, fidelidad, pulcritud, respeto, lealtad, justicia, que denominamos valores humanos, tienen un trasfondo bíblico, forman parte de las virtudes que practica un hijo de Dios, y que están contenidos en la Sagrada Escritura.

Resultado de imagen para palabra de dios

En escritos anteriores hemos insistido en que el venezolano necesita un despertar espiritual, un volverse a Dios, como reiteradamente se invita en su Palabra, la Biblia.

Muchos lectores a estas alturas pensarán que acá se plantea una solución mágica, sin embargo hay personas que dan fe de esto que aquí se afirma porque lo han experimentado en carne propia. Y en diversos pueblos del mundo que han acogido estos principios el resultado es impresionante.

Nuestra propuesta no se enfoca en un cambio en el esquema político, ni un cambio de actores. No es que los revolucionarios dejen de serlo, y asuman los ideales de los opositores, o viceversa. No es que dejes una religión y abraces otra. Es que mires dentro de ti mismo, y consideres ese vacío que tratas de llenar con ideales, esperanzas, trabajo, acción social, y hasta  resentimiento, y aceptes que sigues desencantado porque no has podido satisfacer ese vacío interior.

Tiende tu mirada a Dios, ese Dios que sabes íntimamente  que existe, que necesitas y no te has atrevido a enfrentar. Ese Dios te dice:

Clama a mí, y te responderé; y te mostraré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3.

Estás decepcionado con el proceder de los políticos, entiende que ellos tienen la misma necesidad, y están buscado alternativas, en la solución de sus propias crisis, y las del país.

Ellos necesitan oír el mensaje divino que transforma la vida. Pero he aquí la gran interrogante, ¿Cómo oirán sin haber quien les predique?

Es fácil cuestionar a nuestros dirigentes políticos desde nuestra cosmovisión  cristiana, sin embargo, ¿Cuál es la perspectiva de Jesús al respecto?

Y si eres hijo de Dios, cristiano, haz una pausa, revisa 1 Crónicas 7:13-14. Medita, ora y ponlo en práctica letra por letra. Tu vida cambiará y la de Venezuela.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org
  • Conceptos: Wikipedia, la enciclopedia libre,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google

MENSAJE BÍBLICO PARA UN PUEBLO EN CRISIS

Las medidas económicas anunciadas por el presidente de la Republica han generado un sinnúmero de interpretaciones, análisis y críticas. De todas maneras no toma por sorpresa a nadie pues los economistas y politólogos han alertado que el panorama económico para el 2016 es sombrío, desesperanzador.

Y no hace falta conocimiento en economía para comprenderlo porque el venezolano la experimenta en vivo, día a día, desde hace unos cuantos años.

¿Qué mensaje ofrece la Biblia para este tiempo de crisis?

La Biblia tiene mucho que decir a los venezolanos respecto del actual estado de cosas.

Un mensaje para la población, otro para sus dirigentes.

Revisemos en primer lugar el mensaje bíblico para el pueblo venezolano.

Dios provee a sus hijos de lo necesario en tiempos de escases. La Biblia abunda en referencias que describen como Dios cuida a su pueblo en tiempos de crisis.

La viuda de Sarepta, es una de estas conmovedoras referencias.

La historia es como sigue:

“8 Vino luego a él (Elias) palabra de Jehová, diciendo: 9 Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. 10 Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. 11 Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. 12 Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. 13 Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. 14 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra. 15 Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. 16 Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías.” 1 Reyes 17:8-16.

En este relato observamos la prodigiosa mano de Dios proveyendo alimento al profeta Elías de una manera muy particular, usa a una viuda que era temerosa de Jehová, mas no pertenece al pueblo hebreo. De manera milagrosa multiplica la harina y el aceite hasta el fin de la sequía.

Como ese hay otros relatos que revelan la forma como Dios provee para el sustento de sus hijos.

Entonces resaltamos en primer lugar que Dios está atento de las necesidades de sus hijos y provee para satisfacerlas en aquellos días difíciles, de escases, de crisis.

Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?Mateo 6:26.

Otro aspecto a tomar en cuenta en esos días difíciles nos la refiere otra cita. Revisemos esa referencia:

Leamos Jeremías 2:13:

“Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.”

La metáfora es clara y su interpretación es sencilla. Al leer el contexto de la cita, todo el capítulo dos, se observa que el pueblo de Israel se aparta de Dios. Toma nota de lo que menciona el versículo 20, luego lee 26 al 29.

Así pues el profeta Jeremías advierte que el pueblo se aleja de Dios, se aparta de la “fuente de agua viva” para cavar “cisternas rotas” que no retienen agua. Entonces el pueblo activa el resultado, la consecuencia, “escases de agua”.

Cavaron cisternas rotas…

He aquí la aplicación.

Dios siempre provee a sus hijos, mas hay un requisito: atender sus enseñanzas, leer y practicar su Palabra.

Es oportuno recordar un texto prominente en la Sagrada Escritura, léelo:

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” Josué 1:8.

Entonces para la prosperidad en tu vida, y que todo te salga bien, ya conoces el secreto: leer, meditar, estudiar y practicar la Palabra de Dios.

No construyas “cisternas rotas” idolatrando:

  • Personalidades,
  • Sistemas y filosofías,
  • Promotores de cambios,
  • Imágenes,
  • Identidades espirituales paganas,

Busca a Dios.

La Biblia te dice:

“A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. 2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. 3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. 4 He aquí que yo lo di por testigo a los pueblos, por jefe y por maestro a las naciones. 5 He aquí, llamarás a gente que no conociste, y gentes que no te conocieron correrán a ti, por causa de Jehová tu Dios, y del Santo de Israel que te ha honrado. 6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.” Isaías 55:1-7.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: RVR60, tomada de http://www.biblegataway.org

Imágens: Google

EL CAMBIO HA COMENZADO EN VENEZUELA

La mujer recolecta trozos de madera para utilizarles como leña, en su mente una idea perturbadora genera gran angustia; estaba desesperada, y se sentía impotente. Era viuda, tenía un hijo, y la provisión de alimentos llegaba a su fin. Solo contaba con un puñado de harina y una porción de aceite suficiente como para cocer un pan para los dos, luego esperar la muerte por inanición puesto que se les había agotado la reserva de comida.

¿Haz pasado por la angustia de tomar la última porción de comida para alimentar a tus hijos, sabiendo que ya no tienes reservas, y que en los expendios tampoco hay suministros porque se encuentran agotados?

En la región circunvecina al pueblo de la viuda persiste una terrible escasez debido a que por casi tres años no llueve, y la producción de alimentos esta paralizada.

Ante una circunstancia como esta, los menos favorecidos sufren peores consecuencias.

Ella no debate sobre las causas de su tragedia, resignadamente acepta su situación.

Un día las cosas comienzan a cambar.

A la entrada de la ciudad, en momentos que recolectaba la leña tiene un encuentro con un hombre que cambia su vida y destino. El desconocido le solicita agua y comida; ella explica que tiene provisión solo para un bocado que comerá con su hijo, para luego esperar lo inevitable. Sin embargo, a pesar de su escasez comparte el pan con aquel hombre.

En conscuencia a su generosidad, el personaje le formula una promesa: “La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra”.

Estamos ante el caso de Elías y la viuda de Sarepta, narrado en 1 Reyes 17:8-16.

Las circunstancias que propician la escasez es porque el profeta Elías, siguiendo instrucciones divinas anuncia que por tres años no lloverá sobre Israel, 1 Reyes 17:1. Hecho que determina aquella pavorosa falta de alimentos.

En este punto nos preguntamos ¿Por qué Dios interviene de esa manera?

Hay que leer el contexto para interpretar correctamente lo que ocurre.

Asume el poder un rey que según la historia bíblica conduce al pueblo a la ruina. Lea 1 Reyes 16:29-34 donde se describe las causas de la sequía que propicia el hambre que tuvo efectos sobre aquella pobre viuda; y sobre toda la nación de Israel.

Hemos insistido en escritos anteriores que Dios ejerce dominio sobre los pueblos, y que en ocasiones actúa de forma prevista en su Palabra para llamar la atención de sus hijos, no para castigarles sino para instarles a cambios de actitud.

Pocos días después del incidente con la viuda de Sarepta, el profeta predice que en breve, por mandato divino, volverá la lluvia, y con ella una nota de esperanza para la Nación, 1 Reyes 18:1. La historia que sigue revela una renovación espiritual del pueblo, tanto como el inicio de tiempos de abundancia.

Dios está en control.

La Biblia afirma que desobedecer los designios de Dios trae consecuencias indeseables, lee Deuteronomio 28:15-68. Esa es una descripción de las consecuencias para quienes desatienden las demandas Divinas.

Ahora, en Venezuela se ha iniciado un proceso de cambio, que ya se nota,  pero el cambio no es debido a la oferta de los factores reunidos en agrupaciones opositoras, ni de los afectos al Gobierno, sino que se fundamenta en las rodillas de cientos de hombres y mujeres de todas las edades que conscientes de lo que pasa en Venezuela están orando sin cesar para este cambio; un cambio que se inicie con el despertar espiritual y que inspire a buscar a Dios, para que se produzcan las rectificaciones en el marco de la Biblia y de la Constitución Nacional.

Sabemos de los llamados a orar por Venezuela, de las cadenas que se propician en ese sentido, de los ayunos, vigilias y demás devociones espirituales dedicadas a rogar por este proceso de cambio. Y el cambio ha comenzado, hay que sostenerle orando, clamando. Recuerda Mateo 7:7.

Dios siempre responde al clamor de su pueblo.

Se conoce que hay grupos de oración tanto en Venezuela como fuera de nuestras fronteras, intercediendo para que se opere el cambio. Algunos según la estrategia 639, de acuerdo con la cual se unen grupos fervorosos de hombres y mujeres para clamar a Dios así:

  •    6 am por los líderes y pastores de la obra a nivel nacional.
  •    3 pm por Venezuela y sus gobernantes.
  •    9 pm por la familia.

Para más información “googlea” Plan de Oración 639.

Únete a un grupo de oración, forma parte del proceso de cambio.

Vamos a seguir clamando a Dios, para que se materialice el cambio que todos esperamos, deseamos, y necesitamos.

Un punto digno de mencionar. ¿Recuerdas la frase “El pan nuestro de cada día dánoslo hoy?

Aquella viuda pudo vivir intensamente esa promesa, por la fe puesta en el Dios del Profeta.

La Biblia afirma: Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan. Salmos 37:25.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

VENEZUELA DESPIERTA

El Almirante, al mando de seis naves, leva anclas, despliega las velas, y dirige sus proas hacia el nuevo mundo, le anima la pasión por explorar aquellas tierras, tanto como el deseo de obtener preciados tesoros. Esta vez va confiado en que su travesía no será en vano, las anteriores han producido inmensas ganancias.

Se trata de Cristóbal Colon.

Colón parte desde el puerto de Sanlúcar de Barrameda el 30 de mayo de 1498 con ocho barcos y una tripulación de 226 personas, entre ellas Fray Bartolomé de las Casas y los Hermanos Niño, fieles colaboradores del Almirante desde el primer viaje.

Este es su tercer viaje al nuevo mundo.

La flota navega hacia el Sur, hasta las Islas de Madeira por una ruta poco frecuente, se dirige a la isla de Madeira. De ahí parte para llegar, el 19 de junio, al fondeadero de San Sebastián, en la isla canaria de La Gomera.

En las Islas Canarias la flota se dividió en dos. Colon continúa con dos carabelas y una nao, para atravesar el Atlántico. El 2 de Agosto de 1498, llega a la desembocadura del río Orinoco, después de haber pasado frente a la isla de Trinidad. Era la primera vez que los españoles tocaban el continente Americano.

Cuando llega al continente, Colón queda impresionado con la poderosa corriente del Orinoco, un río más grande que cualquiera de los de Europa, así como con las selvas profundas y verdes. En esa región descubre casas, indígenas y tierras que considera muy hermosas y verdes, comparándolas con las huertas de Valencia en marzo. Recorre la costa del golfo de Paria y consigue algunas perlas. Colón tiene ocasión de probar un vino que producían los indígenas de la zona que no era de uvas, y que él sospechaba que hacían de otras frutas o de maíz. El maíz era un producto que solamente existía en América y fue llevado a España por Colón en sus viajes.

En una carta a los reyes de España denominó este lugar “Tierra de Gracia”.

Cerca de 1000 km., deCostas – Exuberantes bosques.

Desde su descubrimiento, Venezuela es considerada una Tierra de Gracia, el Paraíso Terrenal debido a su paisaje, clima, vegetación e incalculables riquezas.

Todos conocemos el infinito potencial de Venezuela en el ámbito agrícola, pesquero, pecuario, turístico, minero, hidráulico. Una posición geográfica envidiable, que una vez fue denominada “puerta de América del Sur”.

Salvando las distancias, y el significado del simbolismo, Venezuela tiene características de la “tierra prometida”, una tierra en la que “fluye leche y miel.”

Tierras aptas para la agricultura.

Es tan descomunal e incalculable la riqueza de Venezuela que más de 500 años de inclemente explotación no han podido agotar sus recursos.

Infinidad de hectáreas de terrenos aptos para diversos cultivos los doce meses del año; caudalosos ríos que irrigan esos terrenos; costas con playas ideales para el turismo; plataforma continental con tesoros piscícolas y de otras especies; minas de minerales preciosos, y de metales; y por si fuera poco, reservas de petróleo por más de trescientos años, a la rata de producción actual.

Inmensas reservas de “oro negro”.

Todo ese potencial de recursos en una superficie de 916.445 km., cuadrados, y para una población de 30 millones de habitantes.

Conocida esa realidad, y vista la actual situación es inconcebible lo que ocurre en Venezuela.

Es una aberración que en Venezuela vivamos las actuales condiciones, al punto que muchos prefieren emigrar a latitudes menos privilegiadas que la nuestra. Y el resto se resigne a sufrir una economía más paupérrima que los países que viven bajo el flagelo de una guerra.

¿Qué ocurre en Venezuela? ¿Qué aciaga circunstancia nos ha conducido a este caos que sufrimos?

Las respuestas fluyen espontáneamente:

  • Es el modelo económico impuesto por la Revolución Bolivariana.
  • Culpa del capitalismo salvaje.
  • Son los burgueses apátridas de la derecha venezolana.
  • Es culpa de quienes imponen ideologías y sistemas que fracasaron.
  • Es Fedecamaras, Fedeindustrias, o cualquier ente que comience con fede…
  • Es la carencia de valores…

Son muchas y variadas las causas que se esgrime para explicar el origen de la situación en Venezuela.

Pero pocos asumen los verdaderos motivos.

Lee y reflexiona en este texto:

13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua. Jeremías 2:13.

¿Comprendes?

La actual crisis es un llamado de atención, que el pueblo de Dios está asimilando, y en consecuencia propicia una conducta apegada a las demandas divinas, pues comprende que es la única alternativa.

Hay un remanente de hombres y mujeres que constantemente claman a Dios, para que genere cambios constructivos en el país; no se trata de un simple cambio de gobierno, o de sistema, que al fin y al cabo son coyunturales, temporales. El cambio requerido tiene que ver con el reconocimiento de la soberanía de Dios, y de la obediencia a los principios contenidos en su Palabra, la Biblia.

Venezuela retorna a Dios.

No es un asunto religiosos es una realidad espiritual.

Cuando Dios reprocha a Nínive por la maldad imperante en la ciudad, no les incita a que se conviertan en hebreos, sino les conmina a que se arrepientan de su actitud, y le reconozcan como Soberano, Jonás 3:1-10. Igual sucede con el monarca Diario de Persia, no le llama a que adopte una religión, sino a convertirse en su instrumento para liberar al pueblo, y reconstruir la nación, 2 Crónicas 36:22-23.

Incluso al pueblo de Israel, su pueblo, cuando le exhorta por su actitud perversa, le llama a una reforma espiritual, y a reconocerle como único Dios verdadero, Isaías 55:1-3.

Es el mensaje que necesitan los venezolanos de cualquier tendencia política, o inclinación religiosa. Hay que buscar a Dios, en los términos que El mismo establece en su Palabra:

Es lo expresado por Isaías en 55:6-7:

6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Visto los actuales acontecimientos a partir del 6D, es notable que muchos venezolanos han fijado su mirada en Dios, renovada su confianza en El, y le buscan fervorosos, convencidos de que realmente es “nuestro amparo y fortaleza.”

Quienes creemos en Dios, conocemos su Palabra, y le hemos visto actuar; no aspiramos un cambio de gobierno. Oramos porque los gobernantes cambien de actitud y se vuelvan a Dios, como personas; que quienes aspiren gobernar el país, igualmente reconozcan la soberanía de Dios; y que quienes sufragan, lo hagan conscientes de los valores espirituales de quienes aspiran gobernarnos. En una palara, que todos los venezolanos entiendan que Dios es el Soberano en Venezuela, tal y como establece la Constitución Nacional, los valores venezolanos, y la misma Palabra de Dios.

Esta es la promesa para los pueblos que reconocen a Dios como Soberano, y acatan sus orientaciones:

1 Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.

2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.

3 Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. 6 Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.

https://i0.wp.com/www.valencia24.net/images/sunsetcity.jpg

Vista de Valencia, Venezuela. Desde la zona norte.

7 Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti. 8 Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da.

9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en sus caminos. 10 Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán. 11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que Jehová juró a tus padres que te había de dar.

12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. 13 Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, 14 y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles. Deuteronomio 28.

Venezuela, pronto saldrás de la crisis. Reaviva tu fe.

Sigue procediendo como es debido:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente>

  • Wikipedia, la enciclopedia libre.
  • Textos de la Biblia: RVR-60.
  • Imágenes: Google

VENEZUELA, DIOS ESTA EN CONTROL

El hombre lloraba desconsolado, un hondo pesar le embargaba, tenía conocimiento de que el personaje elegido para dirigir los destinos del pueblo había fracasado estrepitosamente, y desechado de seguir gobernando. Era su amigo, participó en el acto de elección e investidura del cargo, le había aconsejado durante el ejercicio de sus funciones, y compartido momentos difíciles.

No era muy grata la situación que vivía, y menos aun la tarea que se le había encomendado.

Así estaba el hombre hasta que escuchó las palabras que le sacaron de su mar de angustia:

“¿Hasta cuándo te lamentas por Saúl, después que yo lo he desechado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite y ve; te enviaré a Isaí, el de Belén, porque de entre sus hijos he escogido un rey para mí.” 1 Samuel 16:1, BLA.

De este modo se resolvió la crisis existencial de Samuel, y de la Nación ante el estrepitoso fracaso de Saúl como rey de Israel.

Saúl era un hombre apuesto, valiente, luchador, elegido por el pueblo cuando Israel decidió pedir un rey; pero era un hombre débil de carácter; autosuficiente, y sobre todo desatento a la dirección divina. Actuaba de conformidad a sus intereses, deseoso de mantener buenas relaciones con personas que nada tenían que aportar a los intereses de la Nación.

En acto de soberanía, Dios decide su destitución, y no hubo fuerza capazas de contradecir los designios divinos. Las suplicas de Samuel, uno de los notables profetas de Israel, no fueron oídas; ni los tardíos gestos de arrepentimientos del rey, dieron resultados. En su lugar se dispone elegir un hombre “conforme al corazón de Dios”, 1 Samuel 13:14.

La historia de Saúl la puedes leer en 1 Samuel desde el capítulo 8 hasta el capítulo 31 de dicho libro.

Hemos reiterado en escritos anteriores que Dios es Soberano, y que tiene autoridad y poder para “poner y quitar reyes”, Daniel 2:37, 44. Por este motivo el pueblo  de Dios se ha dado a la tarea de clamar sin cesar, pidiendo que según su voluntad soberana determine y revele el camino a seguir, y sensibilice a los actores políticos para que comprendan y asuman el rol que les corresponde en esta coyuntura de cambio.

La manera como se desenvuelven los actuales acontecimientos revela que Dios esta encausando el proceso hacia una solución pacífica, enmarcada en los preceptos constitucionales, y sobre todo enrumbada hacia la reconciliación nacional. La mayoría lograda en la Asamblea Nacional, es un llamado de atención a cada uno de los actores políticos, ojalá capten el mensaje y lo asimilen.

Los hombres temerosos de Dios han recibido una gran lección: Dios oye el clamor de su pueblo, y responde. Ahora no es para quedarse extasiados, felicitándose por ese Dios tan maravilloso, misericordioso. Hay que seguir orando, pero simultáneamente proceder conforme a lo dispuesto en su Palabra.

Años mas tarde, cuando David, el hombre señalado que es según el corazón de Dios, y sucesor de Saúl, enfrentó a Goliat, en condiciones de desventaja, se acercó al corpulento, bien protegido y armado gigante, con unas contundentes palabras:

“Tu vienes a mí con espada, lanza y jabalina, pero yo vengo a ti en el nombre del Señor de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tu has desafiado.” 1 Samuel 17:45, LBLA.

Lo que sigue es ampliamente conocido, el gigante filisteo es milagrosamente derrotado, y con él los enemigos de Israel.

Bien podrá alguno declarar que Venezuela no es Israel, pero nosotros afirmamos que el Dios de Israel es el mismo Dios que actúa en Venezuela.

El nos declara en su Palabra, la Biblia:

“Porque yo sé los planes que tengo para vosotros” —declara el Señor— “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11. LBLA

No te desanimes, no pierdas la esperanza. Confía, Dios esta en control.

Fuente:

  • La Biblia de las Américas.
  • Imágenes: Google.