DONALD TRUMP, LAS PROFECIAS Y EL RAPTO

Lo que sucede políticamente en los Estados Unidos siempre ha suscitado grandes expectativas a nivel mundial. El hecho de ser una potencia concentra atención internacionalmente.

Por ello el triunfo de Trump, su investidura como Presidente, tanto como sus declaraciones han generado un sinfín de apreciaciones, incluso en el ámbito teológico ya que han surgido algunos predicadores asociando aquellos eventos como señales de la Segunda Venida de Jesucristo.

Resultado de imagen para segunda venida

En las redes sociales y en Internet circulan mensajes y disertaciones en las que se pregona que es inminente la restauración de Israel, la aparición del Anticristo, el auge del Imperio Mundial y su asociación con la Gran Ramera, así como el advenimiento del Milenio, y el Rapto de la Iglesia.

La asociación entre Trumpo el Rapto de la Iglesia y la inminencia del milenio, en algunos causa asombro, temor en otros. El tema del rapto y del milenio merecen capítulo aparte, sin embargo hagamos algunas consideraciones.

Primero sobre el rapto. En los libros de teología se dice una cosa sobre este tema, en la Biblia otra muy distinta.

Lo que dicen los libros: No hay acuerdo cuando será el rapto. Hay una variedad de interpretaciones, algunas contradicen a las otras. No hay espacio para describir las variadas creencias sobre el rapto. Lo que si afirmo es que una de ellas es correcta, las demás erradas.

Que dice la Biblia sobre el rapto:

En Apocalipsis no aparece la palabra rapto, ni un evento que se le parezca según las reglas de interpretación. Lo más parecido a un “rapto” es el llamado que se le hace a “los dos testigos” para ascender al cielo, Apocalipsis 11:12; o el que se le hace a Juan para presenciar “el día del Señor, Apocalipsis 4:1. Aparte de esos hechos no hay otros similares para asociarles a un “rapto”.

Resultado de imagen para el rapto de la iglesia

¿Dónde nace el concepto de “rapto”? De los escritos de Pablo, concretamente en 1 Tesalonicenses 4:16-17:

16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Observa la secuencia:

Primero: El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo,

Segundo: Los muertos en Cristo resucitarán primero,

Tercero: Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire,

Cuarto: Y así estaremos siempre con el Señor.

¿Cuándo es el arrebatamiento o rapto? Después que Cristo venga.

¿Qué dice Cristo al respecto? Leamos Mateo 24:30-31.

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

Observa:

Primero: El Hijo del Hombre (Jesucristo) viene sobre las nubes,

Segundo: Se envía a los ángeles al sonido de la trompeta,

Tercero: Los ángeles juntan a los escogidos de cualquier lugar del mundo.

En palabras de Jesucristo “juntar” equivale a “arrebatar”. Y son los ángeles encargados de reunir a los escogidos.

Esta idea se repite en Mateo 25:31-32 al referirse al juicio final. En este texto se reitera que Jesucristo viene primero y luego “apartará” a las ovejas de los cabritos.

Pablo lo que hace es describir la secuencia que Cristo establece, usando sus propias palabras. Entonces Pablo usa el término “arrebatar”, en lugar de “juntar”, o “apartar” que Jesucristo utiliza en sus explicaciones sobre el tiempo del fin. Así pues arrebatar, juntar o apartar se refieren al mismo hecho que ocurrirá después de la Segunda Venida de Cristo.

Eso es lo que la Escritura afirma sobre el “rapto”, los libros de teología ofrecen una variedad de interpretaciones, en las que unas contradicen a otras. Cualquiera es libre de adoptar una posición, más las cosas ocurrirán como afirma la Escritura y no como quieren los grandes teólogos.

Si tienes tiempo y ganas, sigamos con el Milenio.

La expresión “milenio” o “reino milenial” no aparece en la Biblia. Tan solo se menciona una vez en la Escritura la realidad de un período de mil años, es en Apocalipsis 20:1-3. Sin embargo es en el verso cuatro de donde se extrae la idea de un reino milenial. Leamos el texto:

4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Apocalipsis 20:4.

Analicemos el texto:

Primero: Vi tronos,

Segundo: Se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar,

Tercero: Vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos,

Cuarto: Vivieron y reinaron con Cristo mil años.

Interpretación:

Primero: Vi tronos, ¿Qué significa? En Apocalipsis la palabra “trono” aparece 36 veces (versión RVR60), de las cuales solo tres se refieren a tronos relacionados con Satanás o la Bestia (2:13, 13:2, 16:10), el resto, 33 veces, cada vez que se usa la palabra “trono”, éste se encuentra en el Cielo, no en la tierra. Ya esto es una clave de interpretación.

Segundo: Se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar. ¿Quién o quienes juzgarán a los hombres? Aun cuando en algunos textos se menciona que los cristianos van a juzgar, la Biblia afirma categóricamente cuando y quien juzga a los hombres: El hombre es juzgado mientras vive, Juan 3:18; ¿Quién le juzga? La Palabra de Cristo, Juan 12:18. ¿Qué ocurrirá el día del Juicio Final? No hay juicio como tal, solo se dicta la sentencia, Apocalipsis 20:11-15.

Resultado de imagen para el trono de dios

¿Tienen los creyentes facultad de juzgar? Los creyentes en la medida que confrontan a la humanidad con la Palabra propician el juicio, pues cada uno acepta o rechaza a Jesucristo. Esto define el destino del hombre.

Tercero: Vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús… ¿A dónde van las almas de los seguidores de Jesús cuando mueren? Desde Génesis 25:7 cada vez que se menciona la muerte de un justo se afirma que es reunido con su pueblo, es decir en el cielo. Jesús mismo luego de resucitar “asciende al cielo”.

Cuarto: Vivieron y reinaron con Cristo mil años. ¿Qué significa? Observa que se afirma “vivieron” porque mueren en la tierra decapitados pero viven en el cielo. Es un mensaje de consuelo y esperanza para quienes padecen tribulaciones en la tierra: “NO van a morir” aunque sean martirizados.

Reinaron con Cristo mil años, ¿Cómo interpretar estas palabras? Que quienes mueren reinan en el cielo con Cristo eternamente. ¿Cómo llegar a esta interpretación? Si fuese un reinado en la tierra el autor habría escrito: “resucitaron y reinaron con Cristo mil años”. Se resucita en la tierra, no en el cielo. Al cielo se va “arrebatado”, “llamado”, “transportado”.

¿Por qué afirmar que no es mil años sino eternamente? Porque el reino mesiánico tal como se prometió a David es eterno, 2 Samuel 7:12-17, en esta promesa se refiere en primer lugar a su hijo Salomón como heredero del trono, pero también al reinado eterno del Mesías, descendiente de David. Por otro lado Jesús estableció en la tierra el reinado que ya poseía “desde el principio”, Marcos 1:14-15. Cuando Jesús regrese no va a establecer un reino en la tierra, lo va a consumar en “cielo nuevo y tierra nueva”.

¿Qué significa mil años? Es una cifra simbólica para identificar un número infinito. Mil es tres veces diez, y el número diez se refiere a algo completo humanamente hablando. Entonces 10x10x10 significa algo infinito. Como cuando Jesús dijo que hay que perdonar setenta veces siete (10x7x7), infinitas veces. Jesús usa dos cifras simbólicas el diez y el siete.

¿Qué significa el reinado de Cristo de mil años con los mártires) Se refiere a su reinado eterno. El reina desde antes de la fundación del mundo.

El milenio, tal y como se enseña en los libros de teología,  es una interpretación de algunos eruditos que reproducen la esperanza de los judíos de la venida del Mesías libertador para restablecer la Monarquía Hebrea con un sucesor de David en el trono. Pero aquello no sucederá ya que el Mesías vino y “los suyos no le recibieron…”, Juan 1:11.

Por otro lado Jesús ya reina y gobierna desde el Cielo, y rige nuestras vidas con su Palabra. En realidad estamos viviendo el milenio que corre hasta su Segunda Venida, momento en que “consumara el reino”.

Estos temas los trato en mi libro Misterios Revelados del Apocalipsis, pronto a aparecer.

Volviendo al tema de los predicadores y su asociación de las últimas cosas con la presidencia de Donald Trump, es conveniente significar cuanto sigue.

Cuando oyes aquellas predicaciones proféticas y lees los pronunciamientos de tales predicadores, se aprecia que poseen un profundo conocimiento de los planteamientos de los grandes teólogos que en el pasado hicieron sus interpretaciones de lo que propusieron los padres de la Iglesia acerca de los tiempos del fin; y poca exegesis y hermenéutica bíblicas.

La idea de un reino milenial es ancestral. Ya en el Segundo Siglo de nuestra era se hablaba de tal doctrina. Justino Mártir, uno de los padres de la Iglesia, a mediados del segundo siglo escribió: 

Hubo un cierto hombre con nosotros, cuyo nombre era Juan, uno de los apóstoles de Cristo, quien profetizó, con una revelación que le fue dada, que los que creyeron en nuestro Cristo morarían mil años en Jerusalén; y que de allí en adelante tendría lugar la resurrección general y eterna y el juicio final de todos los hombres. Cita que se lee en “Dialogo con Trifón”.  Capítulo 81.

Justino añadió algo de su cosecha, o repitió lo que alguien añadió a Apocalipsis 20:4: que los creyentes en Cristo morarían mil años “en Jerusalén”. Ciudad que no se menciona en el texto de Apocalipsis, pero es una esperanza de los judíos y de muchos cristianos.

Es decir los predicadores del presente fundamentan su teología en lo que dicen otros teólogos en sus libros, y no van a los escritos sagrados. Es lo que se denomina teología libresca, la cual lo que hace es repetir lo que algún erudito dijo; y como aquel erudito hace muchas referencias en sus escritos a otros autores se cree que posee autoridad. La debilidad de este método de hacer teología es que si aquel erudito erró en su interpretación, los subsiguientes que se fundamentan en sus ponencias repiten el error porque no van a la Biblia.

El verdadero teólogo va primero a la fuente, se entrevista con el autor, Dios; y luego acude a la Biblia que es la revelación dada por el Autor. Es el método de Moisés, primero tiene un encuentro personal con Dios, luego oye lo que Dios le instruye que posteriormente plasma en un escrito.

Además de la teología libresca, hay otra metodología al tratar los temas escatológicos. La denomino escritores de bibliaficción porque plantean acontecimientos que trascienden la lógica bíblica y la razón humana.

Temas como “los dos testigos”, “el anticristo”, “la gran ramera”, “el rapto”, y “el milenio”, el “seis seiscientos sesenta y seis” son tratados como las grandes producciones cinematográficas de ciencia ficción, impregnada además con la mitología griega.

Y lo más grave es que se deja correr la idea de que algunos libros de revelaciones son difíciles de interpretar; o se les da un tono de obras terroríficas que alejan al creyente de un estudio sistemático de aquella preciosa y fascinante literatura.

No estoy negando el valor de los libros, ni de los aportes de los grandes hombres de Dios que hicieron interpretaciones enmarcadas en su momento histórico, en su realidad; que por cierto es muy diferente a la nuestra. De aquellos grandes escritores he obtenido confirmación de que mi interpretación de cierto texto es correcta, porque primero voy al texto luego a los libros; otras veces he descubierto errores de interpretación en algunos autores. En ambos casos hay una satisfacción íntima de encontrarte personalmente con la verdad.

¿Qué viene a tu mente cuando lees que Jesús vivió en Palestina? ¿Qué piensas cuando alguien afirma que luego de la ascensión de Jesús los Apóstoles practicaban el judaísmo? ¿Cómo recibes aquello de que moisés fue judío?

Con todo respeto y consideración les digo: “Erráis ignorando las escrituras…”

Es tiempo de volver a la Biblia para hacer teología y ponerla en practica, fundamentalmente.

Fuente:

  • Misterio Revelados del Apocalipsis,
  • Conceptos y datos históricos: Wikipedia,
  • Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.org,
  • Imágenes: Google.

MISTERIOS REVELADOS DEL APOCALIPSIS

El libro de Apocalipsis ha fascinado a sus lectores desde que aparece por primera vez, pero también atemoriza a causa de las imágenes, metáforas y escenas que presenta.

Resultado de imagen para APOCALIPSIS

Muchos creen que Apocalipsis es sinónimo de caos, guerras, bestias, terror, monstruos, dragones, bestias; creencia adquirida gracias al lenguaje utilizado por el escritor; tanto como debido a las interpretaciones y exposiciones de unos cuantos predicadores.

 Apocalipsis significa revelación, y es lo que hace el autor, revelar lo que acontecerá a la humanidad en los días finales. Es decir cuál es el final del actual estado de cosas. Muchos pronostican un final caótico, catastrófico, terrorífico. Sin embargo aquello no es cierto, el final se muestra en Apocalipsis esperanzador. Aunque es una frase muy común, es la que describe apropiadamente el mensaje de Apocalipsis: “Un final feliz”.

Lo atemorizante de Apocalipsis es a causa de la errada interpretación del lenguaje utilizado en el libro. El lector occidental, cuyo pensamiento está fundamentado en el legado de los grandes autores de la época moderna, impregnados del racionalismo, y devoto al método científico, no puede captar el mensaje del libro, porque este usa un lenguaje totalmente diferente al nuestro; descifrarle requiere conocer su esencia, la clave en que ha sido escrito.

Resultado de imagen para ALFA Y OMEGA

Para entender Apocalipsis hay que conocer su  lenguaje, situarse en la época en que se escribe, considerar el contexto,  y tener presente el objetivo del autor.

El lenguaje apocalíptico es extraño porque usa muchos símbolos, figuras, símiles, metáforas al transmitir sucesos corrientes, cotidianos y normales. Este leguaje es creación de los judíos posterior a su deportación a babilonia,  expresa mediante símbolos el sufrimiento por las inmensas tribulaciones a que es sometido, y su esperanza en una intervención mesiánica salvadora. Los cristianos adoptan tal lenguaje, y sufren sus tribulaciones con la esperanza en la Segunda Venida de Jesucristo.

Por eso esta colmado de símbolos como bestias, números, colores, ciudades, para referirse a hechos ordinarios.

Respecto de la época en que es escrito el libro, los eruditos lo fechan hacia finales del primer siglo; momento en que los judíos y los cristianos son perseguidos inclementemente por los romanos.

En el año setenta el Templo y  Jerusalén son totalmente destruidos por los ejércitos romanos, debido a una insurrección de los judíos; y los cristianos son cruelmente perseguidos ya que no se someten a la religión romana de darle culto al emperador; y en lugar de ello proclaman el evangelio del reino. Esto motiva las escenas de terror, es decir la persecución y martirio de los seguidores del Cordero. La realidad que vivieron ellos supera las escenas de terror que las muestra. Se sabe que muchos cristianos fueron envueltos en pieles de animales recién sacrificados, y lanzados a las fieras en los circos romanos.

Al referirnos al contexto, apuntamos al resto de los libros de la Biblia. Recordemos que la Biblia se interpreta a sí mismo, y esto hay que tenerlo en cuenta en Apocalipsis. El autor usa muchas ideas, figuras y enseñanzas de otros escritos bíblicos, sin dar detalles de su ubicación, pues el escritor sobreentiende que los lectores están familiarizados con ellos. Así el Cordero, los tronos, las bestias, las trompetas, los sellos, marcas, rameras, ciudades, lugares, y hasta los números no necesitan explicaciones mayores, ni indicar su ubicación, los lectores lo saben. Esto es importante ya que muchas figuras y escenas se comprenden al revisar el contexto.

Para interpretar Apocalipsis necesitas conocer el resto de los libros de la Biblia, familiarizarte con ellos, o tener a mano una buena Concordancia.

Sobre el motivo del autor al escribir este fascinante libro se descubre a medida que se presentan las revelaciones: El Evangelio es una fuera vencedora, sale venciendo y para vencer, nada le detiene; ni las más perversas maquinaciones del eterno enemigo del pueblo de Dios, aquella serpiente antigua.

Apocalipsis transmite un mensaje de esperanza a una iglesia atribulada que desfallece ante los descomunales ataques del enemigo, que usa bestias para perseguirle; sin embargo reciben el amparo y la fortaleza Divina.

Aunque muchos destacan las bestias, las pestes, los rayos, y los cataclismos; lo resaltante en Apocalipsis es el Cordero que copa las escenas; rodeado de sus seguidores, el pueblo de Israel restaurado, y los “lavados su sangre”.

También destaca la victoria de los creyentes que son “fieles hasta la muerte”, por lo cual reciben “la corona de la vida”. Debido a ello, la Revelación está cargada de escenas de júbilo, el gozo en la tierra y en el cielo, por las victorias de los creyentes. Apocalipsis está salpicado de escenas alabanzas y de júbilo, contiene siete cantos y siete bienaventuranzas.

Otra nota destacada en Apocalipsis es que los malos, quienes persiguen inclementemente a los hijos de Dios, quienes rechazan la gracia Divina y se oponen a Dios, serán derrotados y castigados.

Para comprender Apocalipsis.

Para comprender Apocalipsis se requiere sabiduría e inteligencia, recomendadas por Jesucristo en el libro, la dirección del Espíritu Santo, tener presente el contexto; e interpretar las escenas según el lenguaje literario, no literalmente.

Consideremos un ejemplo. Lee 11:4-5.

4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. 5 Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera.

Veamos las figuras y metáfora. Los testigos son:

  • Dos olivos. Del olivo se obtiene aceite; el aceite es símbolo del Espíritu Santo. 1 Samuel 16:13, Lucas 4:18, Hebreos 1:9
  • Dos candeleros. Un candelero alumbraba el Lugar Santo. El candelero produce luz, Éxodo 25:31,37, con aceite de olivas, Números 27:20; el creyente es la luz del mundo, Mateo 5:14, con el poder del Espíritu Santo, Hechos 1:8.

¿Captas el mensaje? Tu eres uno de esos testigos.

Ministerio de los dos testigos:

  • Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de su boca,
  • Si alguno quiere hacerles daño, debe morir de la misma manera.

¿Alguna vez has lanzado fuego por la boca? Ya lo veremos.

Interpretación: Para interpretar estas figuras, usa la tu sabiduría e inteligencia recomendadas por Jesucristo en Apocalipsis 13:18, 17:9, y el contexto.

Repasa la escena: Medita, piensa, reflexiona, ¿Refiere la Biblia un hecho semejante? ¿Hay alguna escena en la Biblia en la que un personaje lance fuego por la boca? ¿Menciona la Biblia que un mensajero enviado a predicar aniquile a quienes le persiguen?

Resultado de imagen para LANZAR FUEGO POR LA BOCA

Seguramente has respondido con un “no” todas las preguntas, y es lo correcto.

¿Son reales aquellas escenas? La idea de un personaje lanzando fuego por la boca, literalmente hablando, corresponde a los prestidigitadores de circos; aquello no es congruente con el contexto bíblico, y ningún profeta, o mensajero divino aniquila a sus perseguidores; ocurre es todo lo contrario, lee Hebreos once.

El escritor apela a la metáfora para transmitir un concepto, ¿Qué simboliza aquellas metáforas? Busquemos en el contexto.

Para el fuego en la boca, lee Jeremías 5:14, 23:29. Veamos la primera cita:

14 Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá. Jeremías 5:14.

Como observas, el fuego se refiere a la Palabra ardiente de Dios que consume, incinera al pecado; no a la humanidad. Proverbios 17:3; Efesios 5:26.

Anteriormente preguntábamos: ¿Alguna vez has lanzado fuego por la boca? Ya lo sabes.

Sobre los que deben morir de la misma manera. Recuerda que se trata de dos testigos, es decir que dan testimonio de Jesucristo y su obra redentora, Hechos 1:8.

¿Cómo mueren los que atacan el testimonio de Jesucristo? ¿Los que son confrontados con la Palabra? Volvamos al contexto.

Leamos Romanos 6:6:

6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.  

Un memorable día, camino a Damasco, Pablo tuvo un encuentro con “La Palabra”, en aquel instante Pablo “murió”, y esa muerte redundó en vida. Por ese motivo expresó:

20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Cuantos intentos de detener al avance de la Palabra en el mundo, de impedir que el hombre tenga acceso a ella; sin embargo derrota a los enemigos y muchos caen rendidos ante ella. En este aspecto es impresionante los testimonios de quienes patrocinan el ministerio de difusión de la Palabra conocidos como “Los Gedeones”; ellos dan fe de como la Palabra transforma, ¿No es tu caso apreciado lector?

Resultado de imagen para gedeones

Como puedes observar la comprensión e interpretación de Apocalipsis es sencilla. Sólo tienes que tomar en cuenta el lenguaje simbólico en que está escrito, usar tu razonamiento lógico, y nunca olvidar el contexto. La dirección del Espíritu Santo es determinante.

Comienza a leer este fascinante libro de Apocalipsis. Para ayudarte en su comprensión hemos escrito el libro titulado Misterios Revelados del Apocalipsis.

En el libro Misterios Revelados del Apocalipsis encontrarás algunas pautas de interpretación, con las cuales vas a disfrutar la lectura de este maravilloso libro, comprendiendo lo que Jesucristo revela a Juan, y este transcribe en forma magistral para tu deleite.

El libro Misterios Revelados del Apocalipsis se publicará en forma digital desde el 10 de diciembre de este año, puedes obtener información como adquirirlo en este sitio.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway
  • Conceptos: Wikipedia,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.

DESCIFRADO MISTERIO DEL 666

El número 666 ha fascinado a los lectores y estudiosos de la Biblia desde tiempos remotos, y generado un sinnúmero de interpretaciones, algunas de las cuales producen temor, otras rayan en la especulación.

Eruditos y teólogos estudian el texto en que aparece tal número y están de acuerdo que representa al Anticristo mencionado en los Evangelios y en algunas de las cartas de Pablo; en ese orden de ideas se identifica con semejante número a ciertos emperadores romanos, también a algunos de los Papas de la Iglesia Católica; y hasta a la Iglesia Católica misma se compara con aquella bestia.

¿Cómo descifrar el 666? Para decodificar un escrito en clave hay que comprender y manejar el lenguaje, el código, en que ha sido escrito el mensaje. Porque decodificar una información es un proceso de identificar e interpretar las señales lingüísticas para traducirlas luego en un mensaje claro y significativo.

Entonces para descifrar el “número de la bestia”, del anticristo, es necesario tener en cuenta algunos aspectos relevantes: el lenguaje en que ha sido escrito, el estilo literario, y sobre todo la mente del escritor, y de los lectores.

El lenguaje, como sabemos Apocalipsis fue escrito originalmente en griego, idioma en que los números se representaban por letras; en el griego bíblico se usa con frecuencia el nombre de los números, no la cifra. Por ejemplo en apocalipsis 7:4 se menciona el número de sellados, Juan escribió: ἑκατὸν τεσσεράκοντα  τέσσαρες χιλιάδες (Ciento cuarenta y cuatro mil), no la cifre 144.000 en griego.

Estilo literario, apocalíptico. El género apocalíptico es un conjunto de expresiones literarias surgidas en la cultura hebrea y cristiana durante el período helénico y romano, siglos II  aC hasta mediados del siglo II dC, y que expresan por medio de símbolos y complejas metáforas, la situación de sufrimiento del pueblo judío o de los seguidores de Cristo; y su esperanza en una intervención mesiánica salvadora o en el caso de la apocalíptica cristiana en la Parusía o segunda venida de Cristo.

En otras palabras, los judíos con ese lenguaje apocaliptico describen su esperanza en un Mesías Salvador, que les libere de todos sus sufrimientos. Estilo que es usado por los cristianos del primer siglo para describir su esperanza en la Segunda Venida de Jesucristo.

La mente del escritor y de los lectores: La cosmovisión de un oriental es distinta a la de un occidental. Para un oriental un nombre, un número es más que un sustantivo, o una cifra. Moisés en occidente significa el nombre de una persona, para un hebreo tiene el sentido de “sacado de las aguas”. Tanto como los números, para nosotros el número cuatro es simplemente “cuatro” unidades; para un oriental es más que esa cifra, tiene el simbolismo de mundo, cosmos, superficie  porque cuatro son los puntos cardinales.

El 666 decodificado. El texto en que aparece el famoso número es Apocalipsis 13:18:

“Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia; porque es el número del hombre; y su número es seiscientos sesenta y seis.”

Este es el número que la Biblia designa para el Anticristo, o Bestia. Pero es necesario estudiar antes el simbolismo del número seis, para comprender el significado del triple seis. El texto afirma que el seis es número de Hombre. Se dice que el seis es número de  hombre porque ese día fue creado, y el seis no llega al siete; como el siete simboliza  perfección, plenitud, entonces el seis es incompleto, imperfección.

También hay que considerar que en el texto griego  no se escribe la cifra, sino el nombre de los números que la contiene, Juan no escribió χ ξ ϛ΄, que equivale al 666, sino ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ  (hexakosioi hexekonta hex) que como sabemos se traduce seiscientos sesenta y seis.

Descifrando el misterio.

Ya hemos dicho que el número seis para un hebreo, o judío en los tiempos en que se escribe el Apocalipsis significa incompleto, hombre, imperfecto.

Es importante considerar la triple reiteración del número en unidades, decenas y centenas. Cuando ocurre esta triple reiteración en la Biblia, por lo general significa que el número base, o su simbolismo, se eleva a su máxima expresión. Tomemos el caso del número mil, que significa incontable, numeroso, infinita cantidad, el cual resulta de multiplicar 10 tres veces (10x10x10), representando el 10 la divina perfección, diez dedos, diez mandamientos.

Para comprender el sentido bíblico de la cifra aplicada a la bestia, o anticristo, debemos usar la interpretación simbólica de los números. La triple repetición del número 6, el 666 representa la máxima expresión de su esencia, o número base, el seis. Es la concentración de su esencia. En otras palabras, significa que su esencia, hombre,  está en su máxima manifestación.

Volvamos al texto bíblico, teniendo este sentido en mente:

 “El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre…“.

Observa la expresión “cuente el número de la bestia”, ahora relee la frase “es número de hombre”. Si aceptamos que el “número de hombre” es seis, y lo contamos tres veces 666 (ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ) se nos está revelando que el Anticristo en esencia será solo un hombre, un simple ser del género humano, aunque potenciado por el mismo diablo, pues está escrito: “En cuanto a ese malvado, vendrá con la ayuda de Satanás”, 2 Tesalonicenses 2:9 DHH.

Por lo tanto el número 666 significa que el Anticristo es un hombre, que tiene la apariencia del Mesías, hace prodigios como si fuera divino, pero es simplemente un hombre, un mortal como cualquiera, pero con un poder engañoso. Esto se deduce igualmente al leer la descripción que de él se hace en Apocalipsis 13:11-14:

11 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. 13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.

Toma nota de lo que se afirma en el versículo 11: “…tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón.” En Apocalipsis, y en el Nuevo Testamento, ¿A quién representa la figura del cordero? A Jesucristo. Y, ¿A quién representa la figura del dragón? A Satanás. Uniendo todas las figuras tenemos:

El Anticristo, es un personaje que se asemeja al Mesías prometido, a Jesucristo, el Cordero de Dios, y hace prodigios como si realmente lo fuese; pero se expresa como un engendro de Satanás. Como confunde a la gente que cree estar en la presencia del Mesías esperado, entonces Juan aclara: No es un ser divino, es simplemente un hombre, pero que es imperfecto en grado sumo.

La imaginación popular visualiza al Anticristo como una bestia, horrible, atemorizante; mas no así, al contrario será muy atractivo, inspirador, recuérdese que se asemeja a un cordero. La malicia esta en su corazón.

El 666 descifrado: Usando la base 10, los lectores entendieron el 666 así:

Unidad: Seis, simplemente un hombre, imperfecto,

Decena: Sesenta (6×10),  un hombre malévolo,

Centena: Seiscientos (6x10x10),  un hombre malévolo en su máxima expresión: ἑξακόσιοι ἑξήκοντα ἕξ

Así será el Anticristo. Estamos advertidos para cuando aparezca.

Fuente:

LA LUNA DE SANGRE, Y EL FIN DEL MUNDO

La noche del 27 de septiembre seremos testigos de un fenómeno astronómico impresionante, el eclipse total lunar que cambia el color del satélite, por lo que vimos a la Luna de color rojo. Este evento es popularmente conocido como la Luna de Sangre.

En un eclipse normal, la Tierra se interpone entre el Sol y nuestro Satélite, ocultándole con su sombra. En el caso de una Luna de Sangre, debido a la inclinación de ambos, la atmósfera terrestre desvía y absorbe los rayos de color azul del Sol, por ello adquiere una coloración muy similar a la del gran astro en los crepúsculos.

Luna Roja.

Este es el último eclipse de luna total de un ciclo de cuatro que comenzó el 14 de abril del 2014, conocido como la tétrada de lunas rojas. Los siguientes eclipses totales lunares en los que el mundo pudo ver la Luna de Sangre ocurrieron el 8 de octubre de 2014, el 8 de abril de 2015, y no volverá a ocurrir hasta el año 2032.

Muchos relacionan la Luna roja con el apocalipsis y el fin del mundo, tal vez por la cita de Hechos 2:20 que dice textualmente “El Sol se convertirá en tinieblas y la Luna en sangre, antes que venga el día grande y glorioso del Señor”.

La Luna Roja es un fenómeno astronómico corriente: Un Eclipse.

Algunos predicadores aseguran que estos eclipses rojos, que coincidieron con fechas importantes de los israelitas, como es la Pascua y la fiesta de los Tabernáculos, que se mencionan en textos bíblicos, como Mateo 24:1-25, Marcos 13:1-23, Lucas 21: 5-24, lo que según algunos significa que el advenimiento de Cristo, y la victoria del pueblo israelí está cerca.

Con frecuencia escuchamos que las actuales “guerras y rumores de guerras,” “terremotos”, “pestilencias”, tanto como la extensión del evangelio “a todas las naciones”, son señales de la inminente venida de Jesucristo.

Es cierto que la Escritura detalla abundantes señales anunciadoras de la Segunda Venida, y el Final de los Tiempos, sin embargo entre las muchas que se mencionan, hay una que es bueno recordar: vendrá “como ladrón en la noche”, 2 Pedro 3:10, es decir que el Gran Advenimiento ocurrirá en forma inesperada, sorpresiva.

Leamos lo que Jesús mismo indica sobre el tiempo exacto de la Segunda Venida:

Será repentina: Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Mateo 4:27.

Solo el Padre la conoce: Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mateo 24:36

Hay que estar preparados: 42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. Mateo 24:42-44.

Una enseñanza para tomar en cuenta:

6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? 7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; 8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Así pues, si la Luna de Sangre te recuerda la Segunda Venida de Cristo, entonces recuerda también que eres un testigo suyo.

Fuente:

LA MUJER Y EL DRAGON

Predecir el futuro es como escribir la historia, pero en sentido contrario. El historiador observa los hechos del pasado, y luego los describe. El profeta, recibe una revelación sobre hechos por venir, y luego los hace conocer.

Resulta interesante, que en el caso del libro de Apocalipsis, su autor, Juan el Apóstol, escribe como historiador, tanto como profeta. Narra hechos pasados, tanto como revela acontecimientos que están por suceder.

Un notable ejemplo de ello, nos lo ofrece el capitulo doce, que en la mayoría de versiones se ha titulado “La Mujer y el Dragón”. En estos 17 versículos se narran acontecimientos que corren desde más de 1500 años antes de Jesucristo, hasta el presente; desde el nacimiento de Israel, hasta comienzos del Siglo 21.

Antes de escudriñar este revelador capítulo, es conveniente recordar algunos principios básicos sobre el libro de Apocalipsis.

Apocalipsis significa revelación, 1:1. Fue escrito alrededor del año 90, en época de gran persecución a los cristianos por parte del Imperio Romano. Para aquel momento el Cesar gobernante era Domiciano, un cruel perseguidor de los cristianos.

El autor usa un lenguaje simbólico, como un código, que los lectores conocen. Juan usa el mismo estilo general de la Biblia. No narra los hechos en forma secuencial, lineal. En ocasiones da un salto atrás, para reforzar o ampliar los hechos.

Hay que considerar el contexto general de la Biblia, así como el contexto histórico.

Con estas ideas en mente, leamos el texto en cuestión.

LA MUJER VESTIDA DE SOL, 1-2

1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. 2 Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.

No hay dudas sobre a quien representa esta imagen. En su visión aparece la figura del Sol, como vestidura, la luna bajo sus pies, y una corona con 12 estrellas. Tal descripción nos recuerda el sueño de José, antes de ser enviado a Egipto, Génesis 37:9.

La corona de 12 estrellas representa a los 12 Patriarcas de Israel. Por otra parte, en el Antiguo Testamento, Israel es presentado varias veces como una esposa, Isaias 62:4-5; Jeremías 3:14; en Oseas es una esposa infiel.

Por todo lo cual, esta mujer simboliza al pueblo de Israel. Fue sacado de Egipto, para constituirse en la Nación de quien nacería el Mesías. Recordemos el Pacto de Dios con Abraham. No es la Iglesia, debido a que en el Nuevo Testamento se representa como la “Novia del Cordero”.

Angustia del alumbramiento, señales del nacimiento del Hijo Varón. Previo al nacimiento del Mesías, Israel sufrió de manera sistemática bajo el Imperio Babilónico, quien lo esclaviza, y bajo los subsecuentes imperios sufre diversas penalidades y tribulaciones.

EL DRAGON ESCARLATA, 3-4

3 También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; 4 y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.

En el mismo texto se dice quien esta figura. El dragón es el diablo, versículo 9. El color rojo indica violencia destructora. Sus siete cabezas significan su inteligencia malvada. Los cuernos indican poder y fuerza. Las estrellas que arrastra con su cola, son ángeles convertidos en demonios.

Su objetivo desde el principio ha sido acabar con la simiente de la mujer, devorarla.

VARÓN, QUE REGIRÁ CON VARA DE HIERRO A TODAS LAS NACIONES, 5.

5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Se trata de Cristo, Salmos 2:7-9; Isaias 66:7; Apocalipsis.19:15. En Mateo 28. Jesús mismo declara:”Toda potestad me es dada en el cielo y en la Tierra.”

Cumplida su misión, Jesús ascendió al cielo.

DIOS PROTEGE A SU PUEBLO, 6

6 Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.

En el año 70, el ejercito romano, al mando del general Tito, invade a Jerusalén, destruyen el Templo; roturan toda la ciudad; y llevan pocos cautivos, pues asesinan a miles de judíos; otra parte del pueblo se dispersó huyendo de la masacre. Tres años más tarde, con la conquista de Masada, Israel fue borrado del mapa.

Dios tenia lugar preparado para proteger a su pueblo, Naciones en las que Israel es acogido.

BATALLA EN EL CIELO, 7-9

7 Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; 8 pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 9 Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Satanás tenía acceso a la presencia de Dios, ocasión que aprovechaba para acusar a los escogidos. Recordemos como se inician las tribulaciones de Job. Más ante la inminencia de la llegada Victoriosa de Cristo al Cielo, es necesario expulsar al dragón malévolo. Miguel y sus Ángeles se encargan de dar la batalla, y expulsarlo. Es lanzado a la tierra; Jesús dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Lucas 10:18. Mas tarde, luego de la Segunda Venida de Cristo, será lanzado al “lago de fuego y azufre”, por siempre.

Hay varios títulos y significados muy importantes, aquí:

  • • Gran dragón: serpiente o bestia en contra de la obra de Dios.
  • • Serpiente antigua: se refiere al tentador en el Edén.
  • • Diablo: significa calumniador o acusador.
  • • Satanás: significa adversario.
  • • Engañador del mundo entero.

VICTORIA DE CRISTO, 10-11

10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.
12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ! Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.

Con la llegada de nuestro abogado, Jesucristo, es expulsado del cielo Satanás, el acusador.

La batalla en la tierra fue ganada mediante la sangre del Cordero, el testimonio de sus discípulos, y su fidelidad hasta la muerte.

En el cielo hay regocijo por la victoria. Se advierte a los moradores de la tierra que Satanás viene airado, y presionado por el tiempo. Los cristianos que moran en el cielo, están libres del poder del mal, son felices. En la tierra estamos expuestos a las acechanzas del diablo.

GUERRA CONTRA ISRAEL, 13-16

13 Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 14 Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. 15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. 16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.

Como Satanás fue expulsado del cielo, en venganza ataca a la mujer, al pueblo de Israel. Dios facilita a su pueblo los medios para escapar del acoso satánico. Las aguas como un rio, lanzadas contra Israel, representa a los pueblos que lo han perseguido, impulsados, seducidos por Satanás. Recordemos como este dragón ha tratado de destruir a Israel:

  • • Egipto, Éxodo 1:15-16, 1500 AC
  • • Amalec, Éxodo 17:8 1250 AC
  • • Filisteos, Desde la época de los jueces, 1200 AC
  • • Asiria, 2 Reyes 18:9-12, 721 AC
  • • Babilonia, 2 Reyes 25:1-7, 587
  • • Grecia, Época helenística 323-146 a. C., Periodo Intertestamentario
  • • Roma, 27 AC hasta 476 DC, Época descrita en el Nuevo Testamento
  • • Naciones Árabes, luego de la caída del Imperio Romano
  • • Alemania de Hitler, 1933-1945
  • • Rusia Comunista, 1922 -1991

Durante esos periodos de persecución, Dios protege a Israel con acciones directas, o la utilización de naciones amigas, representadas en la figura de la Tierra que “traga” las aguas lanzadas por el dragón… “

TRES AÑOS Y MEDIO, 1260 DÍAS

Se afirma que Dios llevó a la mujer, Israel, a un lugar para sustentarle por tres años y medio, es decir 1260años.

¿Fecha Predicha? En el año 687 se inició la construcción del Domo de la Roca, en el mismo sitio donde originalmente estaba el Templo de Salomón. Este hecho da a entender que Israel, quien había sido expulsado de su territorio, lo había perdido; ahora pierde un ligar emblemático de su fe.

Para aquella época, Israel desaparece como Nación, tan solo es un sentimiento en el corazón de la diáspora. Más la historia sigue su inexorable curso, y 1260 días, contados a partir del inicio de la construcción del Domo de la Roca, ocurre un hecho trascendental. El 19 de noviembre de 1947, la Asamblea de las Naciones Unidas decide la partición de Palestina en dos Estados, uno árabe y otro judío, (687+1260=1947).

Luego, el 14 de mayo de 1948 en el Museo de Arte de Tel Aviv tuvo lugar la Declaración de independencia de Israel.

NUESTRA GUERRA HOY, 17

17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Finalmente la frustración del Dragón incita su ira. Frustrado porque no pudo destruir a Israel; frustrado porque no pudo devorar al “hijo varón”, frustrado porque fue expulsado del cielo y lanzado a la tierra, entonces lleno de ira arremete contra la descendencia de Israel, y contra quienes guardan el testimonio de Jesucristo. Es decir contra los seguidores de Jesucristo, su Iglesia.

Nuestra guerra hoy es espiritual.

Pablo en Efesios nos advierte: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones”. Efesios 6:12.

COMO VENCER AL ENEMIGO

Armas espirituales:

  • • La armadura de Dios, Efesios 6:13-18
  • • Armas poderosas en Dios, 2 Corintios 10:3-6

Someterse, resistir: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.” Santiago 4:7

APLICACIÓN

Es importante destacar que la Biblia declara que en los ataques y persecuciones a Israel existe un factor determinante. Lea, por ejemplo, Jueces 13:1. El acoso de los filisteos, es una consecuencia, de la desobediencia. Es por ello que muy asertivamente Santiago sentencia: “Someteos, pues a Dios…”, concordante con ello, el Salmista declara, “El que habita al abrigo de Dios, morará bajo la sombra del Omnipotente…”, Salmos 91:1.

Bibliografía:
Cronología Bíblica:
http://www.sobicain.org/crono.htm
Versión de la Biblia: RV-60, tomada de http://legacy.biblegateway.com/
Imágenes: Google

 

¿CUANDO SERÁ EL FIN DEL MUNDO?

Una pregunta frecuente en los medios cristianos es:

¿Cuándo será el fin del mundo? ¿Qué señales habrá de este evento?

Para responder tales interrogantes, necesariamente tenemos que definir lo  que entendemos por “mundo”. Para luego establecer cuando será su final.

En la Biblia la palabra mundo se refiere a:

Humanidad, hombres: “Porque de tal manera amó Dios al mundo…” Juan 3:16. Lee igualmente Romanos 5:12; 2 Corintios 5:19.

Tendencias de la naturaleza pecaminosa humana: “Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.”, 1 Juan 2:16. Con el mismo sentido leemos 2 Timoteo 4:10; Santiago 4:4.

Planeta tierra; “En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. “, Juan 1:10. Lea Salmo 50:12;; Hechos 17:24.

Considerando las diferentes acepciones de la expresión “mundo” en la Biblia, vamos a responder la pregunta:

¿Cuándo será el fin del mundo?

A tal fin, cambiaremos la palabra “mundo”, por cada una de las acepciones antes indicadas.

¿Cuándo será el fin de la “humanidad”? Juan 3:16 declara que el hombre, la humanidad, el mundo, no desaparecerán, al contrario el hombre, gracias a la obra salvadora de Jesucristo, tiene “vida eterna”.

Apocalipsis 21:3, declara: Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.

¿Cuándo será el fin de las “tendencias pecaminosas de la naturaleza humana”?, de los “deseos de la carne”. Pablo en Gálatas 5 nos ilustra a este asunto; él en esa carta escribe sobre las “manifestaciones de la carne”, para luego destacar el “fruto del Espíritu”.

De acuerdo con Pablo, el final de las “tendencias pecaminosas de la naturaleza humana”, se da cuando se practican las nueve virtudes constitutivas del “fruto del Espíritu”: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, dominio propio, de las cuales el “dominio propio”, es determinante; sin menoscabo de las anteriores. Por ello siempre afirmo que: “no hay que esperar morirse para disfrutar la “vida abundante” que Cristo nos prometió.

Pablo declara en Romanos 12:2: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Es decir, una renovación espiritual, neutraliza la influencia de las “tendencias del mundo”

¿Cuándo será el fin del planeta tierra? Los cosmólogos ofrecen algunos escenarios para el fin de la Tierra. Es decir, su desaparición física.

Primera posibilidad. Que el Sol, producto de su evolución como una estrella, se convierta en una Gigante Roja. Llegada esa etapa el Sol destruirá a la Tierra. Tal vez la absorba y consuma. Esto ocurrirá dentro de unos cinco mil millones de años.

Segunda posibilidad. Que se produzca un “Big Crunch”, o “gran colapso”; de acuerdo a esta teoría, el Universo irá frenando poco a poco su velocidad de expansión, hasta detenerse y comenzar a comprimir la materia hasta una singularidad espacio-temporal. Es decir un pequeño punto de materia. No hay acuerdo sobre el momento en que este fenómeno ocurrirá; aunque se supone miles de millones de años para que suceda. Muchos cosmólogos desechan esta teoría.

Tercera posibilidad. Que se produzca un “Big Freeze”, Gran Congelamiento, o Muerte térmica del universo, congelado. Este escenario es considerado como el más probable. Ocurrirá si el Universo continúa en expansión como hasta ahora lo hace. En aproximadamente un billón de años, las estrellas existentes se apagarán y la mayor parte del Universo se volverá oscuro. La Vía Láctea, nuestra Galaxia, si aún existe, será una isla solitaria en un inmeso espacio vacío y oscuro.

Las anteriores son las principales teorías sobre el destino del Universo, y por ende de la Tierra, entre muchas otras. Conforme a esas teorías de los cosmólogos, el final de la Tierra no se vislumbra muy cercano.

¿Predice la Biblia el final de la Tierra?

Las Sagradas Escrituras describen la creación del cielo y de la tierra’; en ellas no se da detalles sobre un Universo eterno, o una Tierra eterna. En Apocalipsis se menciona un “cielo nuevo, y una tierra nueva”, dando a entender que el Universo será transformado, para constituirse en la morada de un “hombre nuevo”. Recordemos aquello de “vino nuevo, en odres nuevos”.

Aquí surge otra interrogante. ¿Es eterna la materia, indestructible?

Los físicos y los químicos han hecho su aporte a este respecto, han declarado: “la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma”, esta es la lógica humana. La lógica Divina, expresada en la Biblia, afirma: “La materia se crea, Génesis 1:1; y no se destruye, solo se transforma, Apocalipsis 21:1.”

Observemos la revelación Bíblica, sobre la Tierra y la humanidad:

El Universo, cielo y tierra:“En el principio creó Dios los cielos y la Tierra.”, Génesis 1:1. Es decir, creo la materia, y la energía, y seguidamente la organizó en el Universo que observamos.

El Primer Adán: “Entonces Jehová Dios formó Dios al hombre del polvo de la tierra. Y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”, Génesis 2:7. De acuerdo con este texto, el hombre fue formado de los mismos materiales que constituyen la tierra, más el aliento de vida que el creador le concedió. De ahí nuestra naturaleza humana, y la espiritual.

El Segundo Adán, su Encarnación: El Espíritu Santo, haciendo uso de leyes genéticas desconocidas para nosotros, fecundó a María. Por lo cual Jesús tuvo una naturaleza humana, como la nuestra, derivada de los 23 cromosomas que aportó María; y una naturaleza Divina, como la de Dios, por obra del Espíritu Santo en la encarnación. Así lo relata Lucas: “Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.”, 1:35

Y declara Juan: “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.”, 1:14

El Cuerpo Transformado de Jesús:

Jesús Resucitado, con un cuerpo material transformado:

  • Misma apariencias, cuerpo transformado: “Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve.”, Mateo 28:3.
  • Desaparece: “Y aconteció que estando sentado con ellos a la mesa, tomó el pan y lo bendijo, lo partió, y les dio. Entonces les fueron abiertos los ojos, y le reconocieron; más él se desapareció de su vista.” Lucas 24:30-31.
  • Aparece, estando las puertas cerradas: “Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros.” Lucas 24:36, Juan 20:19.
  • Cuerpo físico: “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.”, Lucas 24:39.
  • Ingiere alimentos: “Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel. Y él lo tomó, y comió delante de ellos.”, Lucas 24:42-43.
  • Vence la gravedad, asciende al cielo: “Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.”, Hechos 1:9.
  • En el Cielo, Sentado a la derecha de Dios: “Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios,”. Hechos 7:55.
  • Se aparece a Pablo: “Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.”, Hechos 9:5.
  • Regresará: “los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.”, Hechos 1:11.

Luego de su Segunda Venida:

  • Nos transformará a su semejanza: Cuando Regrese Jesucristo, seremos como Él es: “en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.”, 1 Corintios 15:52, y, según Juan: “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.”, 1 Juan 3:2.
  • La creación será transformada: “porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios.” Romanos 8:21.
  • Cielo nuevo y tierra nueva: “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.”, Apocalipsis 21:1.

Una realidad diferente: “Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. 2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. 3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán, 4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes. 5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos. Apocalipsis 22:1-5.

En conclusión, hemos analizado lo que la Biblia ensena sobre el final del mundo, considerando las diferentes acepciones de la expresión “mundo”.

A la luz de lo anteriormente descrito, la pregunta correcta es: ¿Cuándo Regresará Jesucristo?

La Segunda Venida de Jesucristo es la que va a determinar los sucesos antes enunciados.

Este tema, la Segunda Venida de Jesucristo, la consideraremos en un artículo posterior.

Fuente:

  • Wikipedia, la Enciclopedia Libre. Teorias del fin del Universo.
  • Imágenes Google
  • Versión de ;a Biblia: RVR-60, tomada de http://www.biblegateway.org

LA LUNA ROJA Y EL FIN DEL MUNDO

La noche, del 14 al 15 de abril 2014, fuimos testigos de un fenómeno astronómico impresionante, el eclipse total lunar que cambia el color del satélite, por lo que vimos a la Luna de color rojo. Este evento es popularmente conocido como la Luna de Sangre.

Luna de Sangre

En un eclipse normal, la Tierra se interpone entre el Sol y nuestro Satélite, ocultándole con su sombra. En el caso de una Luna de Sangre, debido a la inclinación de ambos, la atmósfera terrestre desvía y absorbe los rayos de color azul del Sol, por ello adquiere una coloración muy similar a la del gran astro en los crepúsculos.

Eclipse de Luna

Este es el primer eclipse de luna total de un ciclo de cuatro que se sucederán hasta el 2015, conocido como la tétrada de lunas rojas. Los próximos eclipses totales lunares en los que el mundo podrá ver la Luna de Sangre ocurrirán el 8 de octubre de 2014, el 8 de abril de 2015 y el último será la noche del 28 de septiembre de 2015 y no volverá a ocurrir hasta el año 2032.

Muchos relacionan la Luna roja con el apocalipsis y el fin del mundo, tal vez por la cita de Hechos 2:20 que dice textualmente “El Sol se convertirá en tinieblas y la Luna en sangre, antes que venga el día grande y glorioso del Señor”.

Algunos predicadores aseguran que estos eclipses rojos, que sucederán hasta 2015, y que coincide con fechas importantes en la religión judía, como es la Pascua y la fiesta de los Tabernáculos, son de los que se mencionan en textos bíblicos, como Mateo 24:1-25, Marcos 13:1-23, Lucas 21: 5-24, lo que según algunos significa que el advenimiento de Cristo, y la victoria del pueblo israelí está cerca.
Con frecuencia escuchamos que las actuales “guerras y rumores de guerras,” “terremotos”, “pestilencias”, tanto como la extensión del evangelio “a todas las naciones”, son señales de la inminente venida de Jesucristo.

Es cierto que la Escritura detalla abundantes señales que anuncian la Segunda Venida, y el Final de los Tiempos, sin embargo hay una que es determinante: vendrá “como ladrón en la noche”, 2 Pedro 3:10, es decir que el Gran Advenimiento ocurrirá en forma inesperada, sorpresiva.

Leamos lo que Jesús mismo indicó sobre el tiempo exacto de su Segunda Venida:

Será repentina: Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Mateo 4:27.
Solo el Padre la conoce: Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mateo 24:36

Hay que estar preparados: 42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis. Mateo 24:42-44.

Una enseñanza determinante:

6 Entonces los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? 7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; 8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Así pues, si la Luna de Sangre te recuerda la Segunda Venida de Cristo, entonces recuerda también que eres un testigo suyo.

Fuente: Wikipedia
Biblia: RV-60
Imágenes: Google