Archivo de la etiqueta: 500 años de la Reforma

A LOS 500 AÑOS DE LA REFORMA DE LUTERO, SU IMPACTO EN VENEZUELA

El 31 de octubre pasado, como cada año,  se conmemora en todo el mundo el Día de la Reforma de Lutero, hecho de gran trascendencia en el cristianismo pues significó renovar la fe del Nuevo Testamento en tiempos cuando la Palabra de Dios escaseaba.

Este año a la conmemoración se le hadado mayor relevancia dado que han trascurrido 500 años desde aquel memorable día cuando Lutero hace pública sus tesis las que encendieron la llama del remanente fiel a la Palabra, primero en Alemania, luego a gran parte de Europa.

El mérito de Lutero es el de haber redescubierto el eterno mensaje contenido en la Biblia, único capaz de propiciar los cambios que un pueblo necesita para salir del atraso, ignorancia, y propiciar el progreso.

Muchos siglos antes de la protesta de Lutero ocurre un evento similar en la nación de Israel, en tiempos del rey Josías. Este recordado rey decide reparar el Templo que estaba en ruinas, al acometer las reparaciones encuentran entre los escombros el libro de la Ley, es decir el Pentateuco; el conjunto de normas que rigen los destinos de la nación.

Una vez enterado el rey del hallazgo, luego de conocer el contenido del libro, se reúne con los ancianos y propicia una renovación total, barriendo con la idolatría y demás cultos paganos que se habían arraigado en el corazón del pueblo, infiltrados sutilmente entre aquellos que desatendieron la Palabra de Dios, los principios contenidos en ella, en menosprecio a Jehová, el Dios de Israel. El relato de esta reforma la puedes leer en 2 Reyes 22:1-23:30.

Desde la perspectiva de estos hechos, las reformas de Josías y las de Lutero, es evidente que lo único capaz de transformar a una Nación es la Palabra de Dios. Cuando ella es desatendida por los gobernantes y sus ciudadanos ocurre lo que es habitual en Países como Venezuela, sumida en una crisis moral, social, económica y espiritual sin precedentes.

Es que a la Reforma de Lutero se analiza generalmente con respecto a su impacto en el aspecto espiritual, y su repercusión en las Iglesias; pero la Reforma de Lutero va más allá del aquel ámbito pues trasciende a todos los aspectos de la vida de una Nación, incluidos los políticos, económicos, sociales, morales. Lutero, y la Biblia fueron poderosos instrumentos Divinos para impulsar a Europa en su proceso de desarrollo.

La Reforma de Lutero se inscribe entre los grandes aportes del Renacimiento, puesto que aquel Monje Agustino inspirado en tal movimiento cultural decide reforzar sus conocimientos teológicos, y al acudir a la fuente original de tal disciplina, la Palabra, descubre la doctrina que impulsa el movimiento reformador. Luego esta Reforma de Lutero da impulso al Renacimiento, gracias al cual Europa sale de la oscuridad a la luz verdadera.

El hombre no habría llegado a la Luna, ni creado la Internet, entre los muchos logros humanos, a no ser por la sed de buscar en los libros, incluida la Biblia, el conocimiento que transforma vidas, sociedades, culturas, al mundo.

Por este motivo hay que reconocer que en Venezuela, como en el resto de América Latina, no ha llegado el impacto de la Reforma de Lutero, aquella que impulsa al hombre a volverse a la Palabra de Dios, permitir que ella marque la pauta en todos los órdenes de su condición humana, y genere el desarrollo, el progreso humano.

¿Por qué afirmar que en Venezuela no ha habido Reforma? Los hechos, la historia, y la realidad presente así lo certifican.

A Venezuela no llegó la reforma de Lutero por la sencilla razón de que quienes trajeron e impulsaron el cristianismo en Venezuela, y en el resto de América fueron los descubridores que además trajeron el Catolicismo que no aceptó, ni toleró la Reforma de Lutero. Y aquello no sería tan relevante puesto que Lutero en un momento dado, se erigió como propulsor de una vuelta a la fe ancestral de los cristianos, lo que no ha sucedido en Venezuela.

Para dar fuerza a lo que acá afirmo es que siendo Venezuela un País con una población mayormente cristiana, repartida en una mayoría católica, y una significativa población evangélica, esté en funciones de Gobierno una Revolución basada en filosofías y religiones ajenas a la fe bíblica. Y aquella no se impuso a la fuerza, ni con golpe de Estado, ni a través de una guerra; sino a través del voto popular y con la anuencia de muchos sacerdotes católicos y pastores evangélicos quienes avalaron, y aun avalan la Revolución Socialista.

No ha calado la Reforma de Lutero, basada en la Biblia, la Santa Palabra de Dios, en aquellos pastores evangélicos que impregnados de las tendencias posmodernas apoyan movimientos basados en filosofías orientales, técnicas de persuasión psicológicas, o doctrinas materialistas matizadas con religiones ancestrales ajenas a la fe de Jesucristo; no ha impactado en la conciencia de los pastores cuando alejados de la Palabra de Dios siguen vendiendo las nuevas “indulgencias” representadas en las falsas promesas de prosperidad, engañando a sus feligreses prometiendo milagros, abundancia, prosperidad a cambio de diezmos y ofrendas, la “semillita de la fe”.

Este año, cuando se conmemoran los 500 años de la Reforma de Lutero, la cristiandad venezolana, y concretamente sus líderes espirituales necesitan propiciar un profundo reencuentro con las Tesis de Lutero, aquellas que primero cambiaron su vida, y luego contagió a un Continente.

Hoy más que nunca necesitamos volver a los postulados de Lutero, que es el eterno llamado Divino:

Sola scriptura, solo por medio de la Escritura. Aceptar y proclamar que solo la Biblia es la palabra de Dios, la única fuente de autoridad, y que es accesible para todos, es decir, que es capaz de ser entendida con claridad, y se puede autointerpretar por medio de ella misma.

Sola fide, Solo por la fe Dios salva. La justificación  se recibe sólo por la fe, sin ninguna mezcla ni necesidad de buenas obras, aunque la fe salvadora siempre se evidencia por las buenas obras.

Sola gratia, solo por la gracia. La salvación viene sólo por la gracia divina o gracia de Dios; es decir, por un “favor inmerecido”, no como algo que el pecador haya conseguido por sus propios méritos.

Solus Christus o Solo Christo,  Cristo” o “solo a través de Cristo. Jesucristo es el único mediador entre Dios y el hombre, y que no hay salvación por medio de ningún otro.

Soli Deo gloria, la gloria solo para Dios. La expresión latina sola significa en  “solo” o “solamente”.

Las cinco solas declaran las creencias que los reformadores entendían como bases de la vida y prácticas cristianas.​ Cada una de ellas rechazaba las conductas y doctrinas extendidas a comienzos del siglo XVI en la cristiandad, contrarias a la Palabra de Dios.

Este conjunto de afirmaciones necesita ser retomado por los líderes espirituales de la Nación y proclamados desde los púlpitos; proclama que primero deben ser internalizadas y practicada por los predicadores.

La actual coyuntura política nos está confirmando la urgente necesidad de llevar al pueblo a la Palabra, la única que puede pro propiciar los cambios que requerimos en el País.

Para cambiar el rumbo de Venezuela, primero hay que cambiar el corazón de los venezolanos, y aquello solo puede ser posible cuando la Palabra de Dios marque la pauta.

24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. 28 Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; 29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Mateo 7:24-29.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Datos históricos: Wikipedia

Imágenes: Imágenes Google

Notas personales

A 500 AÑOS DE LA REFORMA DE LUTERO, FALTA MUCHO POR HACER

En el mes de octubre se conmemoran los quinientos años de la Reforma de Lutero, y hoy en los países latinoamericanos aún no ha llegado aquella Reforma, estamos a la espera de su impacto.

El 31 de octubre de 1517, Lutero en la ciudad de Wittemberg, Alemania,  enciende la llama de un gran avivamiento en Europa que posteriormente abraza todo aquel Continente, con los extraordinarios resultados que conocemos.

Resultado de imagen para lutero wittenberg

El mérito de Lutero se percibe en sus cinco solas, que pone de relieve lo que el cristianismo medieval había desconocido, ignorado, las tales son:

Sola scriptura, solo por medio de la Escritura. Solo la Biblia es la palabra de Dios autoritativa e inspirada, por lo tanto, la única fuente de autoridad, que es accesible para todos, es decir, que puede ser entendida con claridad, y se autointerpreta.

La Biblia no necesita interpretación fuera de ella misma, idea que se opone directamente a las enseñanzas tradicionales de la Iglesia ortodoxa, las antiguas iglesias orientales ortodoxas, la Iglesia copta, y la Iglesia católica, las cuales enseñan que la Biblia sólo puede ser interpretada fielmente por medio de la tradición apostólica; estando ésta representada para la tradición Católico-romana por el Magisterio (que es la autoridad de enseñanza que tienen los obispos en unión con el Papa).

A Sola scriptura a veces se le llama el principio formal de la Reforma, puesto que es la fuente y norma para el creyente.

Sola fide, Solo por la fe Dios salva. Es la enseñanza de que la justificación, ser declarado justo por Dios, se recibe sólo por la fe, sin necesidad de buenas obras, aunque en la teología protestante clásica, la fe salvadora siempre se evidencia por las buenas obras.

Sola gratia, solo por la gracia. Afirmación de que la salvación viene sólo por la gracia Divina o gracia de Dios; es decir, por un “favor inmerecido”, no como algo que el pecador haya conseguido por sus propios méritos.

Solus Christus, solo Cristo. Enseña que Jesucristo es el único mediador entre Dios y el hombre, y que no hay salvación por medio de ningún otro.

Soli Deo gloria, la gloria solo para Dios. Soli Deo gloria enseña que toda la gloria es sólo para Dios, puesto que la salvación sólo se lleva a cabo a través de su voluntad y acción; no sólo el don de la redención todosuficiente de Jesús en la cruz, sino también el don de la fe en esa redención, creada en el corazón del creyente por el Espíritu Santo.

Han pasado 500 años de aquel gran movimiento reformador que conmovió a un continente, generando profundos cambios, sin embargo a la mayoría de Países Latinoamericanos todavía no ha llegado aquella Reforma porque el Cristianismo arriba a nuestras costas en las naves de los conquistadores, que luego se convierten en colonizadores, trayendo consigo la fe católica, no el cristianismo renovado por Lutero.

Resultado de imagen para descubrimiento de america

Recordemos que América es descubierta en 1492, cuando la Reforma aún estaba en etapa de gestación. Posteriormente vienen misioneros a sembrar el evangelio, algunos europeos, otros norteamericanos; hecho que ocurre unos 400 años, aproximadamente, pasada la Reforma.

Por tales motivos afirmo que han pasado 500 años de la Reforma, y en América siguen los mismos errores y desviaciones que fueron rebatidos por los Reformadores.

Hoy no se venden indulgencias, pero se trafica con la fe de los incautos a quienes se les vende prosperidad a cambio de sembrar la “semilla de la fe”, para engrosar las cuentas bancarias de los comerciantes de la prosperidad.

Hoy el relativismo posmoderno va diluyendo la fe ancestral, contaminándola con doctrinas y prácticas que deberían estar superadas, porque surgieron durante el primer siglo de la era cristiana, y que fueron rebatidas fuertemente por los escritores del Nuevo Testamento.

Por lo tanto, con urgencia necesitamos volver a la Palabra, para corregir aquella aberración posmoderna de quienes pregonan practicar creencias excluyentes, como ser cristiano y judío, o, ser cristiano y al mismo tiempo marxista, o aceptar el Señorío de Jesucristo, y tener un “comandante eterno”.

Todo aquello es posible en personas que ignoran la Palabra, no la conocen, ni valoran, ni practican; y también porque ignoran la historia, la sociología, la filosofía.

Hoy hace falta teólogos que conozcan de Lutero, de Calvino, de Ireneo, de san Agustín, de Bonhoffer, pero que acudan primero a la Biblia y de ella obtengan el mensaje que cambie vidas.

Resultado de imagen para biblia de lutero

Biblia de Lutero, la que cambió su vida.

Estudiar sobre la reforma, y conmemorar los logros de Lutero no va a reformar al cristiano, quien transforma es la Palabra. Por eso hace falta que la Biblia sea proclamada en los púlpitos, para que el pueblo de Dios escuche el consejo Divino.

Que en la celebración de estos 500 años de la Reforma comience en las Iglesias Cristianas un importante movimiento renovador que transforme nuestras vidas y a nuestra Nación.

Algo que hace falta hoy, volver a la Palabra, escudriñarla, proclamarla insistentemente, y vivirla. Palabra que transforme en primer lugar a los predicadores, para que como Lutero, transformen a sus congregaciones.

Fuente:

Wikipedia

Imágenes: Google

Notas Personales