LA CELEBRACION DEL DIA DOMINGO

Hay días que poseen un gran significado para las personas, y constituyen oportunidad para festejar, o conmemorar. Tal es el caso de los cumpleaños, en cuyas fechas acostumbramos festejar el advenimiento a este maravilloso mundo. O de las fechas de independencia de las naciones, que se conmemora con vistosos actos y fiestas populares.

Así sucesivamente, acostumbramos dedicar un día para el trabajador, otro para la navidad, el fin de año, el carnaval, nacimiento de próceres nacionales, para la tierra, los niños, la mujer, la madre; entre otros muchos días dedicados a recordar algo que tiene especial significado para cada quien.

Entre ese innumerable conjunto de días en el que celebramos algo significativo, se encuentra el domingo.

El domingo se ha establecido como día de descanso y conmemoración por un motivo muy importante.

El domingo es el día de la semana entre el sábado y lunes. Es el primer día de la semana en la fe cristiana, y también lo es en otras tradiciones culturales. El domingo es considerado un día feriado en la mayoría de los países del mundo. Solamente países influenciados por la cultura judía o islámica tienen el sábado o el viernes como el día feriado semanal.

El calendario gregoriano se repite cada 400 años, y ningún siglo comienza en domingo. El año nuevo judío jamás cae en día domingo. Cualquier mes que comience en domingo tendrá un viernes 13.

El nombre “domingo” proviene del latín dies Dominicus (día del Señor), debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. En la antigua Roma se llamó a este día dies solis (día del Sol).

Desde los primeros años del cristianismo en Roma existían diferencias de opinión acerca de si el día del señor debía celebrarse el sábado, según la tradición judía; o el domingo, día de la resurrección de Cristo. En el siglo II un número creciente de cristianos conservaba la costumbre de reunirse los domingos, aunque algunos continuaron la práctica de hacerlo los sábados.

El  7 de marzo de321, Constantino I el Grande decretó que el domingo sería observado como el día romano de descanso:

En el venerable día del Sol, que los magistrados y las gentes residentes en las ciudades descansen, y que todos los talleres estén cerrados. En el campo sin embargo, que las personas ocupadas en la agricultura puedan libremente y legalmente continuar sus quehaceres porque suele acontecer que otro día no sea apto para la plantación o de viñas o de semillas; no sea que por descuidar el momento propicio para tales operaciones la liberalidad del cielo se pierda.

Al inicio esta ley era sólo de carácter civil, y no desplazaba al sábado, sino que se adoraba a Dios en ambos días, siendo prominente el sábado aún sobre el domingo. Pero después de ser dictada la segunda ley del Canon, ley eclesiástica, 28 del tercer Concilio de Orleans, en Francia, en el año 538 DC, es cuando se proclama el domingo con leyes más severas.

Los “cristianos” actualmente consideran al domingo como el día del descanso, un día  que habitualmente se dedica a reuniones para comunión, estudio de la Biblia, celebración y proclamación del evangelio de Jesucristo.

Cuando celebramos el domingo, estamos recordando la resurrección de Cristo. Este hecho marcó la vida de los primeros discípulos. En el Nuevo Testamento se afirma que Jesús se levantó de la tumba el primer día de la semana, y se presentó a varias mujeres tanto como a los once apóstoles, quienes desde ese instante comenzaron a proclamar que Jesús, el Maestro y Señor había resucitado, tal como había predicho.

Ese testimonio fue transmitido de generación a generación durante más de 20 siglos, y hoy día, millones de cristianos se reúnen cada domingo para recordar que Cristo resucito, hecho que según san Pablo, constituye la piedra angular de nuestra fe cristiana; ya que si cristo no resucito, vana es nuestra fe y nuestra esperanza.

Celebremos, recordemos y aceptemos a Jesucristo en este día domingo.

Anuncios

LA FELICIDAD NO TIENE SECRETOS

Es probable que en algún momento nos hayamos preguntados cual es el significado de nuestra vida.

Observamos como pasan los días en una sucesión infinita de pequeños instantes, sin encontrar satisfacción, ni sentido alguno en lo que hacemos.

Aburrimiento, desesperanza, incertidumbre, desencanto invaden nuestro ser. Estamos como atrapados en una madeja que nos impide avanzar, alcanzar nuestros sueños e ideales.

Independientemente de los motivos que nos hagan experimentar tales sensaciones, es un hecho que por instantes hemos perdido la perspectiva de nuestra vida.

Porque hemos sido creados, y colocados en esta Tierra con el supremo objeto de ser felices.

Lo que pasa es que creemos que nuestro ideal es alcanzar la felicidad. De alguna manera se nos ha inculcado esta errónea idea. Por lo que hemos asumido que la felicidad es algo que esta en el futuro.

Mas la felicidad nunca se “alcanza”; la felicidad se vive día tras día, instante tras instante.

Muchas personas se plantean inconscientemente el que van a ser felices, una vez que alcancen un propósito. Por ejemplo, establecer como pauta para ser felices, el alcanzar un grado académico, obtener un ascenso en el trabajo, ganar en una competencia, casarse, o tener un hijo. Bien es cierto que tales propósitos son loables, dignos de los mejores esfuerzos; pero no constituyen la verdadera fuente de felicidad.

Y usted sabe que es así, puesto que conoce a muchos que alcanzaron el título universitario que querían, poseen  ingresos económicos que les permiten una vida confortable, tiene su pareja e hijos, una buena casa, automóvil, y demás comodidades; es mas gozan de buena salud, y no son felices.

Porque la felicidad no es una meta. Es un estado de armonía interior, de aceptación de sí mismo; es asumir responsablemente el rumbo de la vida misma. Es disfrutar cada instante en lo que se hace. Es decir, la felicidad no es una condición por venir; es una realidad presente, se vive cada instante.

Un cuadro muy ilustrativo sobre la felicidad nos lo ofrece la imagen de un niño construyendo un castillo de arena en la playa. Disfruta a plenitud aquel instante, dedicado a darle forma a la húmeda arena. Se abstrae de todo cuanto le rodea, para entregarse a la tarea de construir su castillo, aun cuando es consciente de que su obra en breve tiempo será destruida por el oleaje. A fin de cuentas lo que importa no es el castillo, sino el placer de darle forma, y el tiempo dedicado a la tarea.

De igual modo sucede en la vida. Tenemos muchas cosas para hacer, actividades que cumplir, tareas por llevar a cabo, propósitos que orientan nuestras acciones. Pues bien, necesitamos aplicarnos a esas actividades, disfrutando la realización de las mismas. Al fin y al cabo lo verdaderamente importante es saborear con deleite las cosas que hacemos.

Usted no tiene que esperar que la felicidad venga a usted; ni tampoco tiene que salir a buscarla; simplemente disfrute y sea feliz en todo cuanto haga.

EL RESULTADO VERDADERO DE LAS ELECCIONES DEL 23 DE NOVIEMBRE

Culminada la contienda electoral, y definido el panorama político a nivel nacional, las nuevas autoridades deben asumir sus funciones, adoptando medidas que permitan establecer un clima de respeto y conciliación en la ciudadanía; y además disponerse a cumplir la misión para la cual fueron elegidas.

Los millones de venezolanos que acudieron a las maquinas de votación, y a las urnas electorales posteriormente, lo hicieron pensando en que sus autoridades mas cercanas; es decir Alcaldes y Gobernadores, se ocuparán de resolver los problemas  en sus respectivas comunidades. Independientemente del color político por quien se sufragó, la expectativa, la necesidad es que se trabaje a favor de mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.

Por su parte, los Alcaldes necesitan la suficiente madurez, y convicción democrática, para sentarse en una misma mesa de trabajo; a fin de promover las acciones que la ciudadanía espera, sin importar la posición política del Funcionario esta a su lado.

Uno observa con asombro, preocupación y molestia, que pasados ocho (8) años de ejercicio, algunas autoridades locales, dejen  su Municipio tal o peor como lo recibieron.

Como se sabe, transcurrieron cuarenta años de la denominada Cuarta Republica, y transcurrido más de 10 de la Quinta;  hasta este momento los servicios que un venezolano requiere, y que la Constitución le otorga como derecho, no se brindan con calidad y excelencia; es decir satisfaciendo las necesidades, expectativas y deseos de los usuarios de dichos servicios.

Ahora bien, para darle solución a esta problemática, conviene  que cada autoridad se sitúe en el presente, 23 de Noviembre, fecha de su elección como autoridad; y partiendo de ahí establecer un programa de gestión con la mirada puesta en el futuro, no en el pasado como es lo habitual. El objetivo de cada Alcalde, más que su Programa de Gestión, prometido durante la Campaña Electoral, esta contenido en el Artículo 56 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal.

Este artículo en resumen establece que son competencias propias del Municipio el mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad en las áreas siguientes: La ordenación territorial y urbanística; La vialidad urbana; La protección del ambiente y la cooperación en el saneamiento ambiental; La salubridad y la atención primaria en salud; La educación preescolar; La justicia de paz; entre otras.

Contrastando la gestión de los Alcaldes salientes con lo establecido en el Artículo precedente, uno observa que no cumplieron a cabalidad su compromiso con la Patria y sus electores. Dejan muy poco como logros de sus gobiernos.

No hicieron absolutamente nada en cuanto a la Justicia de Paz, ni en relación a la protección a la infancia, adolescencia y a la tercera edad; tampoco accionaron respecto de la Educación Preescolar. Frente a los servicios de alumbrado público, aseo, servicio de agua potable, cloacas, vialidad; tampoco hubo una acción significativa.

Entonces uno se pregunta: ¿Para qué son las Alcaldías? Según la política impuesta hasta este momento, son unos aparatos burocráticos que consumen un alto porcentaje del situado constitucional, y poco producen si las evaluamos según las competencias a ellas asignadas.

Las nuevas autoridades Municipales tienen ante si un desafío. El desafío no es otro sino cumplir el Artículo 65 de la Ley Orgánica de Régimen Municipal.

Y los ciudadanos tienen igualmente otro desafío, el de conocer dicho Artículo y exigir a las autoridades Municipales que se ciñan al mismo.

 

 

 

PEQUEÑOS DETALLES EN EL CASO DE LAS EMPRESAS AUTOMOTRICES

En la situación planteada por la crisis que atraviesan las empresas fabricantes de automóviles, se pueden apreciar ciertos detalles muy significativos.

Lo primero que salta a la vista es el empeño de los ejecutivos de tales empresas en colocar como bandera, la defensa de los miles de puestos de trabajo que se perderían en el caso de ir a la quiebra.

Igualmente se observa que se destaca en forma muy relevante el hecho de que si esas empresas automotrices caen; ellas arrastrarían consigo la economía mundial. Es decir, el mundo en general sufriría las consecuencias de la quiebra de las emblemáticas, históricas y apreciadas firmas. En otras palabras, usted y yo que no vivimos en los Estados Unidos, corremos el riesgo de sufrir la caída de estas poderosas empresas.

Pero no solo eso. En occidente existe un significativo aprecio hacia Ford, por haber sido el automóvil que marcó un importante hito en la historia del automovilismo.

Poseer un “Lincoln Continental”, un “Chrysler New Yorker”, o un “Cadillac”, era sinónimo de distinción. Ambición de muchos ejecutivos y empresarios emergentes.

Antes de la aparición de las firmas japonesas, y del fortalecimiento de las automotrices europeas; las empresas norteamericanas reinaban omnipotentes, marcando la pauta según sus designios.

El asunto es que el mundo cambia, y que necesariamente tenemos que ajustarnos a los cambios. Ello es vital para un mundo competitivo en el que vivimos. En el mundo actual, la premisa fundamental es “calidad” y esta priva por encima de los precios.

Hablar de calidad es precisamente satisfacer las necesidades, expectativas y deseos de los clientes, o de los usuarios de los servicios que se prestan.

Cuando usted adquiere un bien, o solicita un servicio, lo que desea es que se satisfaga sus requerimientos; no el de los oferentes, quienes quieren captarle como cliente.

Este es uno de los pequeños detalles presente en la actual crisis de la industria automotriz norteamericana. Asunto de calidad. Cuando se discutía en el Senado Norteamericano la posibilidad de auxiliar a las empresas automotrices, un senador expresó: “No están creando los productos correctos,… Creo que tienen buenos trabajadores, pero no creo que tengan una buena administración. No son innovadores. Son como un dinosaurio en cierto sentido”.

Es interesante que en muchos países, en Venezuela por lo menos, las marcas que más se venden, bajo la denominación Chevrolet, o General Motors, sean precisamente automóviles de ingeniería europea o asiática; como son los casos de Opel, Suzuki o Daewoo; comercializados como “Chevy”, “Vitara” o “Aveo”, respectivamente. La calidad, es decir lo que quieren los clientes, priva por sobre el valor del vehículo. Es que el precio que se paga, incluye la calidad. El que se le satisfaga.

Lo mismo podemos afirmar sobre los bancos. Tan solo visualice el momento en que usted fue a solicitar un servicio al banco donde usted coloca su dinero. Dinero que los bancos utilizan para sus productivas operaciones. En la mayoría de instituciones financieras, por poco la cobran a uno hasta el aire que se respira en sus instalaciones. Por ello uno no puede explicarse el motivo para que un banco colapse.

Otro detalle que pasa desapercibido para muchos, en virtud de que se esta confrontando el espíritu patriota de los norteamericanos, es el relativo a los beneficios directos o indirectos de los socios de las firmas, y de sus ejecutivos. En las audiencias realizadas en el Senado norteamericano, a propósito de los auxilios financieros, les preguntaron a los ejecutivos de las empresas en crisis,  si habían viajado de Washington DC en avión privado y los tres contestaron que sí. Pese a la presión del representante republicano Brad Sherman, ninguno de ellos aceptó vender su jet como un primer paso para ahorrar dinero para salvar empleos.

Siguiendo con los detalles sobre este sonado caso, los medios de comunicación estadounidenses también enfatizan que, mientras los empleados vieron sus salarios subir en un 7% en promedio, el de los ejecutivos subió un 45%.

Pequeños detalles, que sumados conforman una realidad que necesita correctivos.

Algunos afirman que hay que dejar que las empresas colapsen, puesto que eso es lo común en una situación como la actual; puesto que luego se levantaran otras que ocupen su lugar. La historia de la revolución industrial.

El desenvolvimiento de esta crisis a lo mejor tenga un final inesperado, más uno que no es experto en economía se pregunta:

¿Por qué no bajar el precio de los automóviles que tienen en sus depósitos, para rescatar efectivo, antes de destruirlos como es lo habitual?

¿Por qué no se promueve una reducción drástica de ganancia, beneficios a los ejecutivos, y demás gastos que no son aplicados a fabricación de automóviles?

¿Por qué succionar las ganancias de las filiales a nivel mundial, para salvar a la casa matriz, y con ello propiciar la caída final de la empresa?

Preguntas de quienes ignoramos los entretelones de una industria que pasa por un mal momento.

De todas maneras, se cree conveniente rescatar a la industria automotriz, con todas las acepciones, connotaciones, denotaciones e implicaciones del verbo “rescatar”.

 

 

HAY QUE SALVAR A LA GENERAL MOTORS

Tengo un amigo que trabajaba en una pequeña distribuidora de pinturas. Gracias a la creatividad e ingenio del propietario, la firma se convirtió en una importante empresa, con sucursales en diferentes lugares de la ciudad, y una cartera de clientes cada día más abundantes, así como crecientes ventas al menoreo.

Las cosas marchaban muy bien, por lo que el otrora pequeño empresario sintió que era tiempo de disfrutar los beneficios de su empeño. En razón de ello decidió darse algunos gustos. Adquirió un yate, que había anhelado desde hace mucho tiempo; cambió su vehiculo, comprando el último modelo de la 4×4 más sofisticada; se mudó a un condominio de mayor categoría; viajó por el extranjero, visitando los lugares que siempre soñó. En fin, se dio los gustos merecidos a su nueva condición.

El problema es que la buena vida, la satisfacción de sus sueños, los alcanzó, sacando dinero de la empresa; sin realizar inversiones en la misma. Es decir la descapitalizó para beneficio de sus gustos personales.

Un día fue necesario nuevas inversiones; compartir con los empleados los beneficios de la pujante empresa, más se encontró sin capital, pues la inexorable inflación y la desinversión en su satisfacción personal, pusieron a la empresa al borde de la quiebra. Fue necesario un auxilio financiero para mantener a flote aquella prestigiosa empresa distribuidora de pinturas, que seguía produciendo suculentos ingresos. Finalmente algunos de lo vendedores y empleados estrellas emigraron, buscando nuevos horizontes. Y hasta mi amigo, perjudicado por la crisis temporal que vivió la empresa en que apostó sus energías y expectativas, tuvo que abrirse camino; decepcionado por la experiencia vivida. Pero con una gran lección aprendida.

Hoy mi amigo, es un nuevo emprendedor. Iniciándose en el negocio de la distribución de pinturas, pleno de muchas experiencias en el mundo de los negocios. Con la mira de establecer una pujante empresa en el ramo  al que ha dedicado gran parte de su vida y energías. La verdad es que deseo mucho éxito a mi amigo. Que la lección aprendida rinda sus frutos.

¿A que viene todo esto?

Es que en dos diarios muy prestigiosos en mi país, y seguramente en muchos a nivel mundial; apareció un artículo bien intencionado, como documentado, haciendo un llamado a “salvar a la General Motors”, en virtud de la crisis que atraviesa.

Explica el escritor, que la caída de esa emblemática empresa, significará una debacle mundial:

“Lo que está en juego no es poca cosa, no se trata de una empresa cualquiera, sino de una corporación a nivel mundial, que emplea directamente sólo en Estados Unidos 250.000 mil personas y genera empleos indirectos en el orden de 4 a 5 millones de empleos, y con un  impacto económico sobre otros importantes sectores. Esto sólo en el caso de Estados Unidos, una posible desaparición de GM tendría implicaciones muy importantes sobre Latinoamérica, especialmente en Brasil, México y Venezuela. En el caso de Venezuela, GM es la mayor empresa ensambladora del país, con la cuota de mercado más grande y mayores ventas. Alrededor de esta empresa se integra todo un sistema de empresas de autopartes y de servicios conexos en la región de Valencia que generan un número importante de empleos directos e indirectos. Por lo que una salida del mercado de GM tendría implicaciones muy fuertes sobre la región y el país en términos de empleo y de crecimiento económico. Esto también pondría mucha más presión sobre otras ensambladoras como Ford, la cual también  sufre reducciones muy importantes de sus ventas en Norteamérica. Por otra parte, la filial de GM, es una de las mejores de Latinoamérica en cuanto a ventas y rentabilidad. Por el bien de los mercados y por lo que GM representa en el mundo, el Gobierno norteamericano debe brindar el auxilio necesario para rescatar y salvar este icono de la industria automotriz. Los costos de dejarla ir serán mayores que el auxilio que se le pueda brindar ahora.”

Estamos de acuerdo. Hay que salvar a la GM. Pero ese argumento, como el que similarmente se hace para salvar a los bancos en crisis, nos deja un saborcito amargo. Bien está que se les auxilie. Pero, ¿Que pasa con los responsables de la crisis que viven sus instituciones?

Uno se pregunta, ¿Tuvieron los bancos, o las empresas en crisis, la misma actitud que piden hoy para sí; con los deudores insolventes que no podían cancelar sus hipotecas, préstamos o deudas con ellos?

Que se auxilie a las empresas e instituciones en crisis, pero no para que sus ejecutivos continúen disfrutando la buena vida; y luego los contribuyentes tengan que pagar los platos rotos.

Hay que asignar responsabilidades, corregir los desaciertos. Y sobre todo aprender la lección.

OTRO DESAFIO PARA BARACK OBAMA

El triunfo de Barack Obama en las recientes elecciones presidenciales estadounidenses, es un hecho que marca significativamente esta era de cambios. Hace unos años en el pasado, era impensable que una persona de su condición, llegase a tal lugar de prestigio y poder.

No porque el senador Obama carezca de las cualidades y meritos requeridos para ser Presidente. Sino por su condición de afro descendiente, con raíces islámicas. En otras palabras, por ser negro.

Quienes hayan estudiado, aun muy superficialmente, la historia  de esta nación norteamericana, conocen de la discriminación racial que corre por sus venas. Todavía permanece en la memoria los años cuando existían espacios prohibidos para los negros. Fue un gran logro cuando el primer negro llegó al béisbol de las Grandes Ligas.

Realmente los negros norteamericanos han contribuido en gran manera al desarrollo de esa nación. En distintos espacios y disciplinas se han destacado. En las ciencias, los deportes, en el mundo industrial, se ha recibido el impacto de ellos; como un ser humano más, igual a todos los que ocupamos este maravillosos Planeta.

Pervive en la mente de todos las luchas por la libertad de los negros en esa nación, de las cuales Martín Luther King es un mártir.

Pero los tiempos pasan, trayendo consigo posibilidades de cambio. Muchos de los cuales son positivos y anhelados.

Anteriormente el equilibrio mundial giraba entorno a dos grandes potencias. Con el derrumbe de la Unión Soviética, se inaugura un nuevo orden; ahora más que militar, las potencias sobresalen por su capacidad económica, y el desarrollo tecnológico. Por lo cual surgen nuevas potencias, que van conquistando al mundo, no con sus fuerzas militares, como las legiones romanas; sino con sus cada vez más abundantes productos.

La supremacía “made in usa”, ha cedido lugar al “made in…” “…Taiwán, …Japón, …China”, entre otras naciones; por lo menos es la realidad en Latinoamérica.

La actual crisis económica de los Estados Unidos, pone de manifiesto en forma bien destacada, lo que todos conocemos; que para que haya equilibrio, se requiere de un contrapeso. Por tal motivo es que tanto naciones europeas, como asiáticas están sirviendo de apoyo para evitar la catástrofe mundial.

Las naciones poderosas se han unido para defender los intereses de los privilegiados y más ricos.

Pero tambien es necesario el concurso de todas las naciones para defender los derechos y salvaguardar a las naciones más pobres y atrasadas del mundo.

Para que esto ocurra se requiere ahondar los cambios, he aquí un desafío para Barack Obama, ojala este a la altura del mismo, y deje un legado superior al de su antecesor Martín Luther King, al fin y al cabo Obama es beneficiario de lujo, de las luchas de Luther King.

NUEVAS INCIDENCIAS DEL CASO ROXANA VARGAS

La prensa informa que este lunes, 3 de noviembre,  fue declarado sin lugar el amparo constitucional presentado por los abogados defensores de Edmundo Chirinos, quienes solicitaron la nulidad de las actuaciones del Ministerio Público respecto a la investigación del asesinato de la estudiante universitaria Roxana Vargas, ocurrido el pasado 14 de julio y por el cual al psiquiatra se le imputa el delito de homicidio calificado.

La Sala 3 de la Corte de Apelaciones de Caracas determinó que el Ministerio Público no violó los derechos constitucionales del imputado, motivo por el cual declaró sin lugar el amparo.

Los abogados habían solicitado el amparo por el derecho de Chirinos a ser oído en fase de investigación y por lo que ellos explicaban era la negativa del Ministerio Público de que el equipo de expertos de la defensa tuviera acceso a las experticias.

Sin embargo, el Ministerio Público, representado por los fiscales 48 nacional y 50 de Caracas, Zair Mundaray y Pedro Montes, respectivamente, reiteró que los abogados y el grupo de expertos de Chirinos estuvieron presentes en la exhumación y en las experticias realizadas.

Los fiscales también recordaron que en dos oportunidades el imputado se acogió al precepto constitucional que lo exime de declarar.

El expediente regresará al Tribunal 48 de Control que deberá fijar la fecha de la audiencia preliminar.

Por su parte, la Cadena Global informa que la madre de la joven estudiante Roxana Vargas Quintero, rompe el silencio y hace reveladoras confesiones.

Se refiere a una entrevista, que publica el semanario Quinto Día, realizada por Sebastiana Barráez Pérez a Ana Teresa Quintero, madre de Roxana Vargas.

Quintero relata, entre otros detalles, las razones que la llevaron a buscar la ayuda profesional del psiquiatra y ex rector de la UCV para su hija. Además de las intimidades que, Roxana confesó, mantuvo con Chirinos.

En su artículo la Cadena Global ofrece los siguientes enlaces mediante los cuales pueden acceder a las entrevista.

Lea parte I de la entrevista

Lea parte II de la entrevista

Por su parte “El Informe en cifras”, en un artículo denominado “En Secreto” reseña algunos incidentes relacionados con este sonado caso.

Entre otros, resalta en relación con el doctor Chirinos, que él si fue, o por lo menos el hecho fue en su consultorio. Cuando el Director del CICP dijo que el caso estaba “policialmente cerrado” con la imputación de Chirinos, es que policialmente él es el homicida, y no otro.

Indudablemente que tuvo que contar con el apoyo de otro u otra, por la fortaleza de la victima. El punto es la causa: Los compañeros de universidad de ella dicen que ella vivía con él. Opciones:

A.    Ella lo amenazo, con pruebas, de denunciarlo, y él la mato.

B.   Ella se le abalanzó y él la empujo (eso y que lo llaman “homicidio preterintencional”).

C.   Se inició discusión con una tercera persona (familiar o amante de el, o novio de ella), y esta tercera persona la mato y Chirinos lo o la protege, o protege el hecho de que el asunto pasó en su presencia.

 

Mientras tanto los órganos de justicia y la defensa del doctor Chirinos prosiguen en el curso del proceso a los fines de alcanzar el desenlace legal definitivo.