CUESTION DE PESO

El sobre peso es un problema de salud que afecta a millones de personas alrededor del mundo.

Desde distintos lugares del planeta llegan noticias de esta problemática.

Se dice que en la China se ha detectado un incremento en el peso de una considerable cantidad de niños. Una prueba de constitución física en una escuela primaria de Beijing mostró que el 27,8 por ciento de los alumnos están por encima del peso estándar para su edad. El director de la escuela dice con preocupación: “la mayoría de estos niños no estudian como los otros, se deprimen y carecen de autoconfianza. Es desfavorable para su crecimiento”.

Igual ocurre en los Estados Unidos, donde se afirma que muchos norteamericanos son obesos. Por lo cual se considera un serio problema de salud pública. Se estima que el 64 por ciento de los ciudadanos estadounidenses padecen sobrepeso o están obesos. Un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), demostró que este mal está a punto de sobrepasar al tabaquismo como la principal causa de muerte en dicho país. Las cifras revelan también que más del 30 por ciento de los adultos en Estados Unidos padece obesidad, lo que se traduce en 59 millones de personas.

En México se ha emprendido una campaña para que la gente comience a bajar de peso. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que mantiene una alerta ante el sobrepeso y obesidad que enfrentan 70 millones de mexicanos, dos de cada tres personas, ya que ello propicia el desarrollo de enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, infarto al corazón, insuficiencia cardiaca y enfermedad vascular cerebral.

Ahora bien, usted sabe lo que acontece alrededor de su propio mundo.

Como es conocido por todos, la obesidad es un exceso de grasa que se acumula en el organismo.

Las circunstancias que producen esta acumulación de grasa son variadas.

Imagine su cuerpo como una cuenta bancaria. Si usted deposita más cantidad de dinero del que retira, su cuenta crece, y además la institución bancaria le añade intereses. Aunque la comparación es muy tosca, ocurre algo semejante en su organismo. Si usted consume más calorías de las que quema; esta ahorrando energía la cual, según la ley universal de transformación de la energía, se convierte en grasa. Esta ley de la física establece que la materia y la energía no se destruyen, sino que se transforman.

El organismo es maravilloso. La acumulación de grasa no es para producir obesidad; es que la grasa, acumulada en los tejidos adiposos, tiene la finalidad de proveer energía para cuando el cuerpo la requiera. Pero si no se gasta esa energía, entonces se va depositando hasta aparecer la obesidad.

Visto así la cosa es muy sencilla. Pero la aparición de la obesidad tiene que ver con múltiples factores. Esta relacionada con una vida sedentaria, en la que se hace poco ejercicio; de igual manera es afectada por el metabolismo del individuo, no todos procesan los alimentos en forma similar; la ansiedad, el estrés, las preocupaciones son otra causal del problema; adicionalmente existe una predisposición heredada; y hasta el mal funcionamiento de las glándulas tiroides.

Así pues, la obesidad tiene un origen muy complejo. Pero existe un factor común a todos los que padecen de este problema: la ingesta de alimentos. Los hábitos alimenticios son generalmente responsables del sobre peso. Propiamente dicho, los malos hábitos alimenticios son la principal causa de obesidad. Tanto como la falta de ejercicios que permitan consumir el exceso de calorías.

Una persona puede poseer todos los elementos de riesgo, en lo que a obesidad se refiere. Pero si controla la ingesta de alimento, calorías; y lleva una vida activa, quemando las calorías consumidas, entonces podrá mantener el equilibrio. Los especialistas hablan del índice de masa corporal, es decir un número mágico resultante entre la masa corporal y la estatura.

El Índice de Masa Corporal es un índice del peso de una persona en relación con su altura. A pesar de que no hace distinción entre los componentes grasos y no grasos de la masa corporal total, éste es el método más práctico para evaluar el grado de riesgo asociado con la obesidad.

Para calcularle se divide la altura de la persona en centímetros y se divide entre el peso en kilos. El número obtenido le dirá su secreto:

  • Entre 25 y 30 se observa un aumento de riesgo. Los pacientes con este peso son considerados con “sobre peso” o “exceso de peso”.
  • Entre 30 y 35 se considera “obesidad leve”, entre 35 y 40 se considera “obesidad moderada”.
  • Por encima de 40 se considera “obesidad mórbida”.
  • Bajo los 20 cm/Kg también se observa mayores índices de dolencias pulmonares y desnutrición. Están en esta lista, por ejemplo, quienes padecen de anorexia nerviosa.

El índice ideal, por tanto, se sitúa entre los 20 y 25 cm/Kg. (Tomado de buenasalud.com)

En buenasalud.com, usted puede calcular sencillamente, y en la privacidad de su hogar su Índice de Masa Corporal, y conocer su condición personal.

Para disminuir su índice, usted no puede alterar su estatura; pero si puede bajar su peso.

¿Como puede eliminar el sobre peso, o la obesidad si fuere el caso?

He aquí unas sencillas medidas:

EVITE COMER EN EXCESO. Haga una proeza. Cuando coma, quede con hambre. Es decir como lo necesario. El hábito de comer en exceso produce que su estómago, que es flexible, aumente su capacidad; ello hace que la próxima vez que coma sienta un vacío, pues su capacidad estomacal se incrementó. Comer un poquito menos hará el efecto contrario. Para acelerar el proceso de reducción del estomago, algunos expertos lo resuelven con cirugía, o sea que le quitan un pedazo de estomago y punto.

COMA LENTAMENTE. Saboree los alimentos. Si usted mastica muy rápido, entonces siempre creerá que come poco. Al contrario, supondrá que ha comido suficiente. Es un ardid psicológico que a veces da buen resultado.

HAGA EJERCICIOS. Si su vida es muy agitada y no tiene tiempo para ejercitarse. Entonces no use ascensores, ni escaleras eléctricas. Camine cuanto pueda. Haga ejercicios en su oficina, o en casa.

ELIMINE O DISMINUYA EL ESTRÉS. Cuando una persona esta bajo presión, en crisis, o preocupada; el organismo busca un forma de equilibrio. Comer es una manera de disminuir la presión, relajarse, de equilibrarse. Recuerde que Freud, en su teoría psicoanalítica dice que la etapa oral, es el período en que el infante busca el placer en la boca. Por ello a usted le gusta besar, siente el placer en el contacto. Igual ocurre con el cigarrillo, las bebidas en general, y con el acto de comer; dan placer.

ASISTA A SESIONES DE RISOTERAPIA, BAILOTERAPIA. Razones obvias.

UTILICE LA IMAGINACION. Visualícese en el peso y la figura ideal que desea. Haga un inventario de sus recursos personales. Imagine todas las acciones requeridas para disminuir de peso. Actúe en consecuencia.

Importante. Consulte a un especialista en la materia y siga sus indicaciones.

Sobre todo, balancee sus comidas. Equilibre la cantidad de proteínas, lípidos y glúcidos que ingiere.

No olvide hacer ejercicios.

Acéptese tal como es. No se subestime.

Pero si decide quitarse unos quilitos que le sobren, seguro que le irá mejor.

Adaptado de La Página de Israel.

Imágenes Google

 

Anuncios

LA INGRID ABANDONADA EN LA SELVA

Desde las entrañas de la selva colombiana fue rescatada Ingrid Betancourt. Su dolorosa pasantía por aquel lugar permitió el nacimiento de una  mujer. Curtida por la experiencia, acrisolada por el dolor, sensible por el sufrimiento.

La selva colombiana, y los captores de esta mujer, le permitieron renacer…

A su llegada, luego de ser rescatada, ante la mirada del mundo los medios de comunicación la entrevistaron. Un voz interrogó.

 ¿Trataron de violentarla?

Ingrid Betancourt respondió:

Ay… Tuve momentos difíciles. Tuve experiencias muy dolorosas. Pero, cuando subí al helicóptero, miré por la ventanilla y le juré a Dios que todas esas cosas se quedaban allá. No quiero volver a hablar de eso.

La selva colombiana (II)

Estas palabras de Ingrid Betancourt son muy significativas. Muestran la extraordinaria madurez adquirida en la selva, así como síntomas de nobleza espiritual.

Uno sabe que pasó por momentos difíciles. Emblemática es la foto publicada desde la selva, en la cual se muestra su delicada figura con evidentes síntomas de cansancio y enfermedad; tanto como la carta enviada a su madre en la cual sugiere la muerte como punto final al sufrimiento.

“Ésta es una selva muy tupida, difícilmente entran los rayos del sol. Pero es desierta en afecto, solidaridad o ternura…

“Estoy, Mamita, cansada, cansada de sufrir. He sido, o tratado de ser fuerte. Estos casi seis años de cautiverio han demostrado que no soy tan resistente, ni tan valiente, ni tan inteligente, ni tan fuerte como yo creía. He dado muchas batallas, he tratado de escaparme en varias oportunidades, he tratado de mantener la esperanza como quien mantiene la cabeza fuera del agua. Pero, Mamita, ya me doy por vencida. Quisiera pensar que algún día saldré de aquí, pero me doy cuenta de que lo de los diputados – que tanto me ha dolido- me puede pasar en cualquier momento. Pienso que eso sería un alivio para todos.”

Muchos recuerdos trae esta valiente mujer: Las caminatas por la selva, las picaduras de insectos, las cadenas, el trato inhumano. Ante la pregunta ¿Qué fue lo peor del secuestro?, una respuesta conmovedora:

Todo el secuestro es lo peor. La separación de las personas que uno ama… Ver hasta dónde puede llegar la naturaleza humana… Yo nunca traté a mi perrita como me trataron a mí.”

Pero para esta especial mujer colombiana, todas esas cosas se quedan allá, en la selva que fue su cárcel durante seis largos años.

Al bajar del avión que la devolvió a su hogar, tuvo un gesto que la describe. Al pié de la escalera de la aeronave, se arrodilló para dar gracias a Dios y orar el Padre Nuestro, que en una de sus peticiones expresa: “…y perdona nuestras ofensas… así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden…”

Borrón y cuentas nuevas para Ingrid.

Esta es una notable lección.

Pudiera albergar en su corazón odio, resentimiento, dolor, miedo, desesperanza por todo lo vivido; más ello significaría volver a la selva, y tal actitud no tiene sentido pues precisamente de esa vida en la selva fue liberada.

Uno puede imaginar que asimilando tal experiencia, y las anteriores al secuestro, proyectará su vida con la mirada puesta en el futuro. En lo mucho que puede dar y hacer por la paz del mundo; para que el conflicto en su querida tierra alcance una salida humana.

Una Ingrid que renació en la selva; que con un verdadero conocimiento de si misma iniciará una nueva vida.

Las palabras y actitud de Ingrid son aleccionadoras.

Muchos de nosotros hemos vivido nuestra propia selva, cautivos de nuestras propias decisiones.

¿Que hacer?

Liberarnos de esa selva, y dejar que ese pasado quede allá, precisamente en el pasado.

Fortalecidos,  utilizando nuestros recursos personales, plenos de fe y esperanza, levantar la mirada hacia el frente y avanzar hacia el futuro.

San Pablo, en su carta a los filipenses, expresa:

Olvidando ciertamente lo queda atrás… extendiéndonos a lo que queda adelante… prosigo al blanco… al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús…

La selva queda atrás…

Bienvenida a la vida Ingrid…

… y quienes han tenido similar experiencia…

Imágenes Google.

INGRID BETANCOURT… VUELTA A LA VIDA

Una noticia conmueve al mundo entero. Desde la selva de Colombia nos llega la información de que Ingrid Betancourt, ha sido liberada; conjuntamente con tres norteamericanos y once militares que habían sido secuestrados por la guerrilla.

Hace varios años el mundo entero esperaba tal desenlace. Es que la violencia no tiene sentido. Menos aun que en esta época se utilicen seres humanos para presionar soluciones a los conflictos políticos o filosóficos.

Las guerrillas colombianas están dando muestras de querer avanzar por otros senderos. Muy elocuente es el gesto de procurar una rendición sin causar más muertes.

El mundo se regocija con Colombia. Así como hemos llorado sus muertos, y sufrido con las tragedias, ocasionadas por desastres naturales; ahora nos toca compartir la felicidad que indudablemente corre por toda la geografía colombiana,  trasciende a América, y al mundo entero, porque Ingrid ha sido rescatada.

Esperamos que este evento propicie la paz en el hermano país; que tanto las autoridades colombianas, como los representantes de la guerrilla se sienten en la mesa de dialogo, para buscar solución al conflicto. No más secuestros, no más muertes, no más enfrentamientos.

Así lo anunció el pais.com

El Ejército de Colombia rescató sanos y salvos a la ex candidata presidencial Ingrid Betancorut, a tres estadounidenses y a once militares secuestrados por las FARC, ha anunciado hoy el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

Estaban a 72 kilómetros de la población de San José del Guaviare, en el suroeste del país.

Dos helicópteros acudieron al rescate y según el general Freddy Padilla de León, máximo jefe de las Fuerzas militares, se han detenido a dos guerrilleros en la operación.

“Mis felicitaciones muy sinceras a nuestros hombres de la Inteligencia del Ejército”, ha añadido Santos, al mencionar a los generales Freddy Padilla, comandante de las Fuerzas Militares, y Mario Montoya, comandante del Ejército, por la operación de rescate.

Santos ha subrayado que “el país y sus seres queridos no tendrán cómo agradecerles semejante operación de rescate”, que llevaba más de un año en ejecución.

Betancourt, los tres contratistas estadounidenses y los once militares serán trasladados más tarde de San José de Guaviare a la base aérea de Tolemaida, en el departamento de Tolima, a menos de 190 kilómetros de Bogotá.

 

Felicidades Colombia

 

 

 

 

Ingrid

Betancourt

 

 

 

 

 

Bienvenida a la Vida…

 

 

 

 

PARA TENER EXITO EN LA VIDA

Alcanzar el éxito es una aspiración de todo ser humano.

Solo algunos afortunados logran obtener ese reconfortante resultado.

 

¿Que impide a una persona alcanzar el éxito?

Se puede afirmar  que existen tres actitudes  que han destruido a miles y miles de empresarios, profesionales, y personas en general.

Estas son motivos por los cuales  nunca se comienzan proyectos que deberían haberse iniciado; y algunos se emprenden y jamás se culminan.

¿Cuáles son los tres destructores?

1.      La búsqueda de la perfección.

2.      La postergación o dejar para mañana lo que se puede hacer hoy

3.      No dar seguimiento

Uno constantemente se topa con estas tres situaciones.

Quienes se dejan vencer por ellas pierden en todos los sentidos, y en sus carreras no alcanzan el nivel que deberían tener.  

A muchas personas estos enemigos, cuando se apoderan de ellos, pueden tenerlos en sus garras por el resto de la vida.

En la época escolar. ¿Qué es lo que todas las maestras decían todos los días? Tienen que estudiar para ser sobresalientes. Ésa debe de ser la meta para todos los estudiantes, sacar la máxima calificación. Eso está muy bien y es verdad. Igualmente los padres aconsejaban: “estudia mucho para que seas sobresaliente, así algún día serás un profesional y podrás vivir una vida cómoda en unión a tu esposa y a tus hijos.”

Este mensaje que le daban en sus tiempos de colegio es conveniente, pero hoy día millones de personas siguen, aún después de haber salido del colegio, tratando de ser sobresaliente en sus ideas, en sus negocios, en sus proyectos y en cualquier otra cosa que emprendan en la vida.

Tienen como objetivo sobresalir, ¿qué creen que pasa? Nunca empiezan. Nunca. Ahí se quedan tratando de que todo lo que hagan salga perfecto y total, no logran ningún resultado.

Un destructor del éxito es la búsqueda de la perfección. La búsqueda de la perfección le roba a la gente tiempo libre, riquezas, crecimiento personal y triunfos que de no haber caído victimas de sus garras, hubieran podido conseguir.

Un profesor universitario decía hace años: Los que sacan A en la universidad escribirán los libros de textos que se enseñarán en las universidades; los que sacan B serán los profesores que enseñen el material a los estudiantes universitarios; y los que saquen C, serán los que contribuirán con los millones ganan a que las universidades puedan seguir funcionando.

Asertivo este profesor, en algo tenía razón, él sabía que los que sacaban C no eran tan perfeccionistas y comenzaban los proyectos aun si no estaban perfectos, porque era mejor arrancar que quedarse paralizado por la perfección.

Hay un dicho que reza: “la perfección es enemigo de lo bueno”; otro que dice: “no caigas victima de parálisis por análisis”, ambos contienen gran sabiduría.

Un famoso orador estadounidense, solía decir que “cualquier cosa en la vida que valga la pena hacer, vale la pena hacerla mal”. Lo repetía de nuevo, “cualquier cosa en la vida que vale la pena hacer, vale la pena hacerla mal”.

Y entonces, cuando ya tenía a la audiencia en choque, agregaba, “hasta que se  aprenda a hacer bien”.

Que mensaje más profundo éste.

El segundo gran enemigo, es la postergación. Dejar las cosas para después y nunca hacerlas o hacerlas demasiado tarde.

Hay personas que dicen: “No hagas hoy, lo que puedes hacer mañana”. Estas a duras penas, y demasiado tarde toman una iniciativa.

Para poder vencer a este enemigo, hay que tener mucha disciplina y tomar la decisión de hacer algo al respecto. Haga una lista de las cosas que usted posterga en la vida. Usualmente la gente posterga cosas que no le gusta hacer, cosas difíciles, cosas de gran envergadura o que son aburridas.

Un buen sistema para llevarlas a cabo, es usar un planificador electrónico o de papel. Si tiene uno, ahora mismo deje de leer este artículo y ponga en su agenda, día, y hora cuando usted va a hacer eso que está postergando. Así, una a una, vaya atacando todas las tareas que ha estado postergando.

El tercer gran enemigo es la falta de seguimiento. Es asombroso que aún en tiempos difíciles, muchas personas no hagan lo que les dicen a los demás que van a hacer. Cuando usted le dice a alguien que lo va a llamar la semana que viene, el martes, a las 10 de la mañana, a esa hora él deberá recibir su llamada.

Tiene que apuntarlo en su agenda para que esa llamada se haga. Su agenda debe  ser revisada todos los días, frecuentemente, para así poder planear sus tareas. Hay gente que no le da seguimiento a las cosas todos los días. Hasta gente que quieren vender algo, no llaman cuando dicen que  van a llamar.

¿Como se puede confiar en una persona que no tiene palabra y no cumple lo que promete?

Estamos en un mundo competitivo donde sólo los más disciplinados pueden triunfar.

Si usted se resiste a buscar la perfección, no posterga lo que tiene que hacer y le da seguimiento a todo lo que usted promete que le va a dar seguimiento, usted será uno de los que triunfará en este mundo tan dinámico.

Haciendo esas tres cosas, tiene la mitad de la batalla ganada.

Adaptado de: Motor de Cambio de Joachin de Posada; en yahoo finanzas, 6 de febrero.

Imágenes Google.

 

OLVIDAR

La mente es un valioso recurso con que contamos. Se dice que el cerebro es el asiento de la mente.

Algunos expertos afirman que el cerebro tiene la capacidad de registrar y almacenar todo cuanto nos ocurre. Desde la concepción hasta el momento actual, esa maravilla de la creación  lleva un registro pormenorizado de todo instante vivido. Una especie de “caja negra” humana, que guarda toda la historia de nuestra vida. En ella  se encuentran datos desde que hemos nacido, incluso algunos recuerdos del vientre de la madre, del momento del parto, momento determinante en el desarrollo posterior del niño o futuro adulto.

Por esa propiedad del cerebro, oyes una música y viene a tu memoria una escena relacionada con aquella melodía. Percibes una aroma y evocas una experiencia asociada a ese perfume; es más, hasta eres capaz de identificar el tipo de fragancia y la marca de la casa que la fábrica.

Esta condición humana, trae como consecuencia que vivamos prácticamente en dos dimensiones. El presente, que es lo actual; y el pasado que surge en la mente en forma de recuerdos. También podemos proyectarnos al futuro, pero la mayoría se enfoca hacia el pasado, pues allí esta lo vivido, experimentado, sentido.

Por esta razón, olvidar es prácticamente imposible. Lo que ha sido fijado en las neuronas, o en el cerebro propiamente dicho; no se puede borrar. No puedes presionar el dispositivo suprimir, y enviar a la papelera de reciclaje los recuerdos que no quieres evocar, pues dejaron de ser útiles, o no te gustan.

Lo que puede hacer el cerebro, y de hecho es una función de la mente, es reprimir; represar, aquellos contenidos que son dolorosos, o traumáticos. O también reprimir aquellos pensamientos o impulsos a actuar de forma indebida.

Algunas veces nos proponemos olvidar, reprimir,  un recuerdo; alguna situación dolorosa. Tarea no tan fácil. Mejor dicho imposible.

Hagamos un sencillo ejercicio:

Imagina en tu mente una pantalla blanca, como en el cine.

Visualiza que desde el centro de esa pantalla va surgiendo un limón. Dicha fruta crece hasta ocupar gran parte de la pantalla mental. Tienes en tu mente un limón, jugoso; con ese olor ácido característico.

Ahora trata de poner tu mente en blanco; saca de la mente la imagen del limón. Bórralo totalmente. Haz la operación contraria, disminúyalo hasta que desaparezca el limón.

Concéntrese, si quiere cierra los ojos,  eli mina totalmente el limón.

¿Pudiste borrar el limón?  Respira profundo. Sabes que no fue posible. La razón es simple. Cada vez que suprimías el limón, y veías la pantalla en blanco, te decía: “elimina el limón”. Es decir, te estaba induciendo el efecto contrario a tu deseo. Querías eliminar el limón; pero yo te lo recordaba, por lo cual nuevamente aparecía en la pantalla de tu mente. El cerebro no procesa el NO. Si te digo: NO pienses en una manzana. Ya sabes lo que hace tu cerebro, contrariando tu orden.

Esto es lo que ocurre cuando queremos olvidar. Cuando te propones olvidar algo, lo que estas es simplemente afirmando el recuerdo. Puedes pensar: NO  quiero recordar a esa persona de cabello castaño, ojos pardos, tez morena, labios sonrosados… Una detallada descripción muy interesante para NO olvidar.

¿Qué hacer? Más que olvidar, lo que necesitas es ejercer dominio sobre los recuerdos. Es aprender a a dar un sentido nuevo y provechoso a todo lo que nos ha ocurrido. Tanto a lo que nos ha hecho daño, como a las cosas buenas vividas.

En todo ello hay un aprendizaje. Podemos sacarle partido.

Necesitamos educar el pensamiento. No dejarlo divagar estérilmente. Sobre todo es prudente no alimentar recuerdos negativos; ni pensamientos impropios, deseos morbosos, por ejemplo; y recrearse en ellos. Otra medida saludable es hacer catarsis, drenar esos pensamientos negativos; hablar con personas de confianza, o expertos que puedan ayudarte. No solo para descargarlos; sino buscando luz para superarlos.

Por otra parte, aprender a perdonar; tal como lo propone el Padre Nuestro, es buena medida. Perdonar a otros, así como nosotros deseamos se nos perdone. No es asunto de perdonar y olvidar. Es perdonar y amar. Cuando aprendemos a amar, entonces tenemos ganada la batalla y seremos felices.

Volviendo al ejemplo del limón. Imagina de nuevo el limón en la pantalla de tu mente. Ahora toma un cuchillo, ábral o en dos mitades. Busca un vaso. Prepara una limonada. Ahora tienes en la pantalla de tu mente un  vaso con una refrescante y deliciosa limonada.

Solamente tú puedes ejercer control sobre lo que piensas. Sea desde el exterior, o internamente que se activen tus recuerdos; no tienes que olvidarlos; solo canalizarlos, transformarlos creativamente y hacer que actúen a tu favor.

Hay un sabio consejo de San Pablo:

Todo lo verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, Todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Filipenses 4:

Piensa en cosas constructivas… No te afanesen olvidar.

Usa la creatividad…

Fuente:

  • Definiciones y Conceptos: Wikipedia
  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.com
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google

 

 

 

 

 

 

PARA VIVIR SIN CULPA

Durante estos días, cuando iniciamos un nuevo año, es frecuente que reflexionemos sobre el tiempo.

Un escritor bíblico en el libro de Eclesiastés afirma que “…todo tiene su tiempo, y todo lo que se hace debajo del sol tiene su hora…”.

Tal afirmación nos recuerda una gran verdad. El tiempo es un factor muy importante en nuestra vida.

Al revisar lo que para nosotros significa el tiempo, notaremos el peso y la importancia que le asignamos al mismo.

Ahora bien, ¿Que es el tiempo?

La definición más sencilla es: una sucesión infinita de pequeños momentos, de instantes. Es decir, el tiempo como entidad no existe. Lo que existe y se denomina tiempo, son los diversos acontecimientos de la vida; sean estos personales sociales o universales.

El tiempo lo que mide es la distancia y la velocidad entre dos sucesos. De ahi surge lo que se conoce como pasado, presente y un futuro.

La edad que usted tiene en este momento, no es más que el tiempo transcurrido desde que nació, hasta este preciso instante que lee esta nota. Fijese entonces que su vida es una sucesión infinita de pequeños momentos.

¿Cuales son esos pequeños momentos?

Son los que denominamos presente, y que muy poca importancia le asignamos. 

Por un instante reflexione. ¿Cuanto tiempo tarda su presente?

Se da cuenta… su presente es infimo, una pequeña fracción de eso que denomimamos tiempo.

Observe lo que generalmente sucede a las personas con el manejo, o administración del tiempo.

Imagine que esta en su sitio preferido, al que se escapa cuando quiere descansar. Esta allí descansando deliciosamente; repentinamente sus pensamientos se disocian de aquel encantador lugar, y se escapan hacia un pequeño asunto que necesita resolver. Su mente trabaja en algo que necesita realizar el día siguiente, por ejemplo. Pasa el día en aquel lugar en el que le encanta descansar, pero asombrosamente no disfrutó el paisaje, los colores, la acariciante brisa, la belleza de la naturaleza, ni si queira la persona que le acompañó.

Usted no estaba disfrutando el presente, sino que se embarcó en una capsula del tiempo y se sumergió en un mañana, que no existe sino en su mente.

Este es uno de los grandes problemas de la condición humana, tenemos la capacidad de disociarnos en el tiempo, para sentirnos culpables por el pasado; o preocupados por el futuro.

Piense en lo más horrible que usted haya vivido. Eso le averguenza, le atormenta, le duele, le hace sentir culpable, y miles de emociones negativas más. Pero sabe una cosa, eso que usted vivió es pasado, no existe sino en su mente. Claro y en la mente de los demás, y eso le incomoda.

¿Qué puede hacer usted para enmendar el pasado? Nada. Usted no puede retrotraer el tiempo y evitar lo que sea que usted experimentó. Ahora usted puede accionar en el presente para corregir, si es necesario, pero fundamentalmente, usted necesita accionar para vivir, para disfrutar el presente.

Puede que usted se preocupa mucho por el futuro. Esa preocupación le genera ansiedad.

La culpa y la preocupación son las dos caras de una misma moneda.

Desperdiciamos el tiempo culpandonos por lo pasado, o preocupandonos por el porvenir.

Por lo cual no vivimos el presente.

Mientras usted lee esta nota, va siguiendo las ideas expuestas. Las acepta o rechaza. Al mismo tiempo su mente divaga alrededor de otras cosas, las cuales posiblemente le son importantes.

Su mente viaja continuamente hacia el pasado, al futuro, o al presente.

Ahora tomese un instante. Escuche los sonidos a su alrededor, sienta el mueble sobre el que deja reposar su cuerpo mientras esta frente a su monitor; más aun perciba los latidos de su corazón, el acompasado ritmo respiratorio. Coloque los dos pies sobre el piso, mantengase sentado, ponga las dos manos sobre sus rodillas y respire lentamente. Inhale, exhale unos segundos. Trate de poner la mente en blanco.

Lo que hemos tratado de hacer es vivir el presente.

Vivir el presente no es facil porque nos han enseñado a soportar la carga de lo pasado, y preocuparnos por el porvenir.

El asunto no es olvidar el pasado. El pasado en nuestra historia, allí esta lo vivido, lo aprendido, la experiencia. El problema es que lo que más nos pesa del pasado son los errores, lo negativo; por lo que minimizamos las cosas buenas experimentadas.

Un buen consejo es que del pasado tomemos los aprendizajes, la experiencia, los conocimientos adquiridos. Es lo que realmente nos queda. Los momentos gratos o ingratos no existen. Para que lamentarse por algo que no existe.

Lo importante es asumir el presente, consciente de que es muy breve; y con el construir nuestro futuro; porque no es preocuparse sino ocuparse.

A usted le preocupa su seguridad futura, igual que a todo el mundo. Para asegurar ese futuro hay que ocuparse hoy. Obteniendo una profesión, mejorando el negocio; o emprendiendo alguno. El asunto es poner las bases hoy para asegurar el porvenir.

Necesitamos aprender a vivir el presente.

Si eso podemos hacer, le aseguro plena felicidad.

Uno dice en esta época Feliz Año…

Yo le deseo… Feliz cada instante de este año…

Palabras para el Camino…

El ser humano siempre se ha valido de distintos medios para orientarse en los caminos que transita.

Con este propósito ha ideado algunos puntos de referencia que le sirven de señales, de guias.

Los nevegantes utilizaron las estrellas para determinar su posición en el mar.

Quienes se aventuraron a explorar nuevos rumbos, trazaron caminos que enlazaron a los nacientes asentamientos humanos. Dichos caminos fueron señalizados para ubicar a los transeuntes. Para orientarles en su peregrinaje.

Estar orientado mas que comodidad, es una necesidad humana.

La desubicación, desorientación produce una sensación de desequilibrio, de inestabilidad.

Mucho de los males que vivimos, las tragedias mundiales, los conflictos interpersonales, la angustia existencial tiene su esencia en la carencia de un objetivo digno que guie la vida de las personas.

Tomando en cuenta esta necesidad humana, se da inicio a esta página con la intención de elevar una voz que sirva de alerta, de guia.

Existen muchas paginas en Internet con similar propósito. Magnificos trabajos que son un valioso aporte a las personas que buscan ayuda. Consciente de ello, me atrevo a escribir en tal dirección. Para poner una grano de arena en tan meritoria empresa.

A decir verdad, la idea de Una Voz en el Camino impulsada a través de Internet parece un contrasentido; puesto que lo que presentara aqui no sera audible. La metáfora apropiada sería Una Palabra en la Red, que lo que usualmente ofreceremos. Palabras y mas palabras entrelazadas para darle sentido a un mensaje que deseamos rinda beneficio a los lectores.

Asi pues que al iniciarnos en WordPress presentamos nuestros respetos y agradecimiento a los administradores de este portal, que nos permite haceles llegar estas palabras para el camino.

Imágenes: Google