LA VERDADERA CAUSA DE LA TRAJEDIA DE LOS 33 MINEROS CHILENOS

Millones de personas observaron el rescate de los mineros chilenos. No se ha mencionado estadísticas sobre la cantidad de personas que vieron en directo el suceso del año, tal vez se compare con la audiencia del arribo del hombre a la Luna.

35 personas protagonizaron el acontecimiento, 33 que iban emergiendo de las entrañas de la tierra; mas dos que aislados en sus oficinas, lejos de las cámaras, observaban por televisión el rescate, los cuales respiraron aliviados cuando el ultimo minero salió de la cápsula Fénix.

Unos saltaron a la fama, a los grandes titulares, al estrellato. A quienes les espera es una vida cómoda producto de los ingresos que obtendrán, si son inteligentes y administran sabiamente los mismos; los otros serán recordados con desdén, y se perderán en el olvido, más en sus mentes se mantendrá el recuerdo de que 33 empleados suyos, estuvieron a punto de perecer, cuando exponían sus vidas para extraer los elementos que les permitían disfrutar de la buena vida, la de los dueños de la mina, no la de los mineros.

La complejidad de la vida.

Si ellos, propietarios de la mina, hubiesen cumplido las normas de seguridad, el derrumbe, tan solo hubiese significado un susto más, de los acostumbrados para quienes trabajan en el subsuelo terrestre.

De acuerdo a la prensa:

“Los mineros atrapados en la mina de San José informaron que luego del derrumbe del jueves 5 de agosto intentaron huir por un ducto de ventilación, el cual debía contar por seguridad con una escalera de emergencia. Sin embargo, ésta no estaba instalada por “falta de responsabilidad” de los propietarios de la empresa, informó el ministro chileno de Minería.

Sólo llegaron hasta el nivel 235 ya que no había cómo seguir. Dos días después, el colapso total de esa zona anuló cualquier posibilidad de escape por dicha vía.

La instalación de esa escalera era una de las exigencias que los propietarios de la mina debieron cumplir en 2008, cuando se autorizó la reapertura del yacimiento, tras haber sido clausurado el día anterior.

Por ello, el Gobierno ha emitido su más dura crítica contra los dueños de la mina San José, responsabilizándolos de las falencias de seguridad que impidieron evacuar el lugar de inmediato, luego del derrumbe del jueves 5 de agosto.”

Tanto los propietarios de la mina, como los órganos del Estado, encargados de asegurar que se cumplan las medidas de seguridad, son responsables de lo ocurrido. Por ahora se han mantenido tras bastidores, más llegará el momento que han de rendir cuenta, a menos que la complicidad silencie esa irresponsabilidad.

Como estos mineros chilenos, y con menos suerte que ellos, millones de hombres y mujeres son explotados en trabajos, cuyos beneficios reportan grandes e incontables ingresos monetarios a quienes los patrocinan. Y los trabajadores los verdaderos “tesoros”, reciben como contraparte salarios de subsistencia.

Ojalá este dramático y costosísimo episodio en la vida de estos 33 mineros chilenos sirva para prevenir que otros lamentables accidentes ocurran; y que también constituya un punto de reflexión para propietarios y trabajadores, en que la recompensa por exponer la vida en el fondo de la tierra, para extraer grandes riquezas, también beneficie sustancialmente a los mineros, sin que tengan que vivir atrapados por un derrumbe, para saltar al estrellato.

Fuente: Prensa Internacional

Anuncios

ROXANA VARGAS, VÍCTIMA DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

El juicio al psiquiatra Edmundo Chirinos, por el asesinato de Roxana Vargas, su paciente, convertida en víctima; pone de relieve otra dimensión de este trágico hecho: la violencia contra la mujer.

En el curso de las investigaciones, a cargo del CICPC y el Ministerio Publico, comprobaron que la joven estudiante fue una víctima más de seducción, acoso, y abuso, de parte de su terapeuta; la única diferencia es que ella resulto muerta, por atreverse a desenmascarar al agresor; las otras, anónimas, llevarán en su alma y en el cuerpo las cicatrices de aquellas heridas que recibieron en el consultorio, que silenciaron tal vez por una mezcla de miedo, vergüenza y dolor.

1200 fotos de mujeres abusadas en el consultorio, debe ser una pequeña muestra de lo que allí ocurrió en el transcurso de los más de 50 años de ejercicio profesional. Se sabe que muy pocas se atrevieron a denunciar a su agresor, pero fueron silenciadas, para no manchar el prestigio del exrector de la Universidad Central de Venezuela, excandidato presidencial, exconstituyente, hoy exterapeuta, convertido en presidiario.

Ahora la atención se centra en este fenómeno social, que se ha convertido en problema de salud pública: la violencia contra la mujer.

Las cifras oficiales registran más de 100.000 denuncias por año, de violencia contra mujeres; pero se sabe que una pequeña proporción de víctimas acuden a denunciar a sus agresores, por los mismos motivos de aquellas 1200 mujeres que guardaron silencio. Si este argumento es válido, entonces tenemos la alarmante cifra de varios millones de mujeres agredidas, en el curso de un año, a nivel nacional.

Es de suponer que este fenómeno se repite a nivel continental, tal vez mundial.

Todas las posturas actuales relacionadas con la violencia hacia la mujer, inclusive nuestro marco legal, establecen que cuando una mujer denuncia haber sido víctima de violencia, esta denuncia debe ser inmediatamente tomada e investigada. Quien la recibe no debe, en ningún momento, dudar de su versión.

Esto es así, por el hecho de que si la mujer además de haber sido abusada por un agresor, es descreditada por las autoridades, renunciará a sus intentos de contar su historia, y obligar a que se haga justicia.

Pero las víctimas renuncian a denunciar al agresor. Este conocimiento viene de las investigaciones en el campo de la violencia hacia la mujer y los factores psicosociales que forman parte de este fenómeno.

Esta renuncia de la víctima a ejercer su derecho a la justicia es grave por varias razones; las más importantes son:

Primera: La víctima queda aún más indefensa de ser vulnerada por su agresor, o por cualquier otro que se proponga agredirla.

Esta suerte de indefensión aprendida, la lleva a pensar que no tiene escapatoria posible, que sus quejas no serán escuchadas por nadie, por lo que resistirse a las agresiones será un esfuerzo en vano, lo que la lleva a vivir un ciclo de violencia que sólo termina con su propia muerte; ya sea en manos del agresor; por alguna enfermedad que se encuentran relacionadas con situaciones de violencia prolongada, existe correlación con algunos tipos de cáncer, enfermedades del sistema endocrino, entre otras, y los ciclos de violencia hacia la mujer; o por sus propias manos, terminando con su vida y sufrimiento.

Segunda: El agresor queda libre y a sus anchas, para agredir a otras mujeres. Como se ha mencionado anteriormente, en el caso Chirinos se encontraron 1200 fotografías de sus pacientes desnudas, lo que nos lleva a pensar, que en sus 50 años de carrera, abusó de manera continua a buena parte de las mujeres que llegaron a él a buscar ayuda; lo que deja un lamentable saldo de mujeres que fueron víctimas de violencia, que luego fueron silenciadas debido al prestigio del ilustre e intocable Doctor.

Vista la situación de la mujer víctima de violencia, en todas sus manifestaciones, sea verbal, física o psicológica; es evidente que hay que tomar medidas urgentes para solventar este problema. No se trata de simplemente castigar al agresor, o dictar una medida de protección; pues estas acciones no van a cambiar las actitudes y conducta del agresor. Se requiere un trabajo profundo de resocialización, para convertir a los agresores, en individuos respetuosos, amables, que sepan ejercer la virtud del dominio propio.

Esta acción debe comenzar en el hogar, continuada en la escuela, en sus diversos niveles; y fortalecida por todas las instituciones de la sociedad.

Es claro que un niño que se levante en un ambiente de violencia, asume que esta es la condición normal de relación con los demás integrantes de la sociedad, especialmente la mujer.

Una apropiada educación, formación y orientación de los niños, dará como resultado, hombres respetuosos de los derechos de los demás; y mujeres capaces de defender sus derechos.

Para que la tragedia de la joven estudiante, no se repita.

Fuente: TalCual

EL TERAPEUTA DE ROXANA VARGAS

Quienes han seguido el caso de ROXANA VARGAS, intuían el desenlace del mismo, las evidencias que señalaban al culpable de su muerte eran numerosas y contundentes.

Ya es algo cotidiano, dolorosamente, que aparezca en los titulares de la prensa el asesinato de una persona. Las páginas de sucesos reseñan los cientos de miles de vidas perdidas, mundialmente, en manos de la delincuencia común..

Igualmente se reseña la creciente violencia contra la mujer, así como su utilización para propósitos viles. Algo trágicamente común en los países del orbe.

Los victimarios, la delincuencia, como los agresores contra la mujer,  tienen sus orígenes en ese proceso de socialización de los seres humanos, que van asumiendo actitudes y conductas, modeladas por los adultos con quienes conviven; o marcados por traumas no resueltos, maltrato, abuso sexual, o promiscuidad.

Mas el caso de Roxana Vargas, es poco usual, o tal vez poco denunciado; porque en el drama de esta fatal víctima, el agresor y asesino es su propio terapeuta, de quien se esperaba le ayudara a resolver la situación que la llevó a su consultorio.

Se podría suavizar la situación del abusador, agresor y homicida, argumentando que debido a su avanzada edad, 83 años, la “demencia senil” hizo de las suyas; pero las evidencias mostradas, en sus miles de imágenes apareciendo como violador en serie, tanto como los videos donde igualmente revela sus dotes de villano, no dejan duda de que el personaje estaba enfermo, y que necesitaba tratamiento psiquiátrico.

No reunía condiciones mentales, éticas y sociales para ejercer esa delicada disciplina. Es como colocar un “lobo a resguardar a ovejas”; o como dice el adagio popular: “zamuro cuidando carne”.

Ya el personaje ha sido diagnosticado. El psicólogo social Axel Capriles afirma que “en el caso de Chirinos estamos frente a una psicopatía que llamamos el psicópata adaptado: personas triunfadoras y hasta carismáticas, con gran capacidad de seducción, pero no tienen nada dentro, carecen de moral y tienen un defecto en la capacidad de relacionarse con el otro”.

El “psicópata adaptado” tiene un trastorno de carácter, pero mantiene una fachada. Parece empático y mimetiza las emociones de los demás, simula ser caluroso y encanta a sus interlocutores; pero lo que busca es manipular, aprovecharse y dominar. Puede estar acompañado de impulsos sadistas, trastornos y perversiones sexuales. No siente culpa ni vergüenza, y no aprende de la experiencia. Para Capriles esta condición llevó a Chirinos a desechar una vida de prestigio.

Por su parte el psiquiatra Robert Lespinasse explica que en su profesión no hay testigos por la importancia de la privacidad del paciente, eso coloca al especialista, y también al paciente en una posición muy vulnerable.

Alex Capriles admite que las profesiones de ayuda son bastante sensibles a problemas, porque tratan con personas en situaciones de mucha debilidad, que pueden ser fácilmente manipuladas. Por ello es sumamente importante que para poder ejercer la práctica psiquiátrica y clínica el especialista sea sometido a muchos años de psicoterapia y análisis, y que su práctica haya sido pasada por un largo proceso de supervisión.

El prestigio de Edmundo Chirinos acalló las vocecitas que denunciaban sus abusos y atropellos contra la dignidad de sus pacientes; era un secreto a voces sus correrías, de manera que un mundo de complicidad se tejió alrededor del terapeuta famoso.

Pero mal servicio le hicieron al acallar las denuncias, hacerse de la vista gorda, disimular el problema o simplemente apoyar sus fechorías. Quienes le conocían y sabían su condición patológica, le habrían evitado esto 20 años de cárcel, que por su edad no cumplirá; y habrían salvado a ROXANA VARGAS; si hubiesen puesto en tratamiento al “mago de las terapias”.

Irá a la cárcel, pero ello no nos devolverá a Roxana, ni borrará las heridas de miles de mujeres abusadas en su consultorio.

En su sitio de Reclusión EDMUNDO CHIRINOS, con su sonrisita característica, evocará con nostalgia sus aventuras, y lamentará no poder continuarlas; porque los psicópatas, solo infringen sus propios códigos, y no sienten dolor ni remordimiento por el daño causado a sus victimas. Extrañado de que se le encarcele, puesto que el es inocente.

Fuente: El Universal

ROXANA VARGAS, SE HA HECHO JUSTICIA

Se cierra el caso de la estudiante ROXANA VARGAS, cuya muerte causó gran revuelo en el 2008, por lo dramático de su muerte, tanto como por el autor de la misma.

El 14 de Julio del año 2008, en un parque de la ciudad de Caracas, se encontró el cadáver de una joven. Originalmente se atribuyó la muerte al hampa común. Posteriormente se identificó a la joven asesinada como Roxana Vargas, una estudiante de periodismo, pasante de la televisora Radio Caracas TV.

En el curso de las investigaciones, las evidencias apuntaros hacia Edmundo Chirinos un reconocido psiquiatra venezolano, quien negó cualquier relación con la joven fallecida.

Mas un blog de la joven, ofreció fuertes indicios sobre la presunta relación amorosa, fallida para la época del deceso, entre el psiquiatra y su paciente. Roxana había acudido al profesional de la psiquiatría en busca de solución a su problema de anorexia.

En el curso del tratamiento surgió una relación afectiva entre ambos, que les llevó a convivir como enamorada pareja. Por razones que solo el doctor Chirinos conoce, decidió dar por terminada la relación amorosa, hecho que significó un calvario más para la atribulada joven. Testimonio de ello se lee en el triste y dramático blog que era un diario en el que daba a conocer públicamente sus intimidades. Ese diario fue la primera evidencia que puso al doctor Chirinos en el camino de la muchacha.

La pericia del Ministerio Público y la eficiencia del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (CICPC), permitió acumular suficiente evidencias para enjuiciar al doctor Chirinos como autor del homicidio.

Durante seis meses de audiencias de juicio (comenzó el 16 de marzo), los fiscales 48° nacional y 50° del AMC, Zair Mundaray y Pedro Montes, respectivamente, presentaron entre 70 y 80 órganos de prueba contra el ex Rector de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

De acuerdo con la investigación, el día en que desapareció Vargas, quien era estudiante de Comunicación Social en la Universidad Católica Santa Rosa, el psiquiatra realizó seis llamadas a la joven, prueba que junto con el testimonio de los familiares ayudaron a los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas a determinar que el principal sospechoso del homicidio era el ex Rector de la UCV.

Las dudas se terminaron de disipar cuando realizaron un allanamiento al consultorio del psiquiatra, donde después de realizar varias pruebas de luminol, localizaron rastros de sangre en la pared; en la alfombra, en la cual se determinó que la víctima fue arrastrada 3 metros, 20 centímetros; así como en el diván, sitio en el que fue encontrado uno de los zarcillos de la víctima.

Sin embargo, una de las pruebas que terminó de arrojar resultados esclarecedores en este caso, fueron las obtenidas en un allanamiento realizado a la residencia de Chirinos, donde localizaron 1.200 fotos de pacientes mujeres desnudas, mientras el psiquiatra abusaba de ellas, valiéndose de sedantes.

El médico fue detenido el 1 de agosto, quince días después del homicidio. La sentencia del Tribunal 5to de Juicio del Área Metropolitana de Carcas (AMC) es clara en la fijación del sitio de reclusión del psiquiatra, por el lapso de 20 años, pese a que es común que a las personas mayores de 70 años se les fije casa por cárcel. La defensa anunció que apelará la decisión.  Durante el curso de las investigaciones se mencionó abundantemente a un colaborador necesario al menos en la liberación del cadáver, pero nunca se pudo llegar a la identidad de este.

Al conocer la decisión, Ana Quintero, madre de la malograda joven, afirmó “Gloria a Dios, se ha hecho justicia”.

Fuente: El Universal

LA MUERTE DEL MONO JOJOY

En una operación coordinada, las fuerzas militares de Colombia abatieron al Jefe Guerrillero alias Mono Jojoy. Las acciones se desarrollaron en la madrugada del pasado jueves 23, y significa una victoria más para los colombianos en esta lucha contra las FARC.

Para este logro, se requirió el uso de alta tecnología, tanto como el apoyo de desertores quienes dieron datos sobre la ubicación del campamento guerrillero.

Una bomba fantasma, según fuentes no oficiales, guiada por un chip colocado clandestinamente en el campamento, presuntamente guió al artefacto explosivo hasta impactar con el bunker. Las acciones subsiguientes fueron facilitadas por esta estrategia.

El saldo final, deceso de Jorge Briceño, alias Mono Jojoy, sus guardaespaldas y demás acompañantes.

Alegría para algunos, desmoralización para otros; tristeza para los espectadores ajenos al conflicto de los hermanos colombianos.

Ninguna muerte es motivo de satisfacción, porque se trata de la vida de un ser humano. Sin importar los motivos y circunstancias que rodean el suceso.

Para evaluar la mente del Mono Jojoy, hay que analizar el hecho desde una perspectiva global. Es necesario recordar los motivos que originalmente facilitaron el surgimiento de la guerrilla colombiana. Y en otras latitudes.

La permanencia de injustas desigualdades sociales, la apropiación de las riquezas naturales de los países del tercer mundo, por parte de una elite aliada con las grandes potencias, la pobreza, el hambre, el analfabetismo, la explotación irracional del hombre por el hombre mismo; propició el surgimiento de personalidades y movimientos mesiánicos, que prometían liberar a los pueblos de tales yugos.

Cuba con su revolución, se constituyó en paradigma para muchos. Y del suelo de aquella Isla se desparramaron hombres y mujeres, predicando la lucha armada como medio de gracia para liberar a los pueblos oprimidos.

Muchos jóvenes venezolanos, y de muchos países latinoamericanos creyeron aquel mensaje liberador, y “se fueron a las armas”. El Mono Jojoy  uno de ellos. Deslumbrado con la idea de liberar a su amada nación, se embarcó en el proyecto equivocado.

El Fidel de hoy, así lo confiesa: “el modelo cubano ya no funciona ni siquiera para nosotros”. Es decir “el socialismo ya no sirve…”

Por lo tanto, las cientos de muertes, Mono Jojoy incluido, los miles de huérfanos y viudas; los millones invertidos en una lucha, para instaurar un sistema que no sirve, ni en el paradigma de la revolución. Es para llorar.

Llorar por aquellos idealistas que fueron engañados.

Llorar por los pobres del continente, quienes aun sufren por la indiferencia de los gobiernos de turno. Sin encontrar respuestas. Porque en estas latitudes, los pseudodirigentes políticos de derecha o de izquierda, solo trabajan por el poder y fortuna que tal posición les concede, a ellos; sin importarles los pobres a quienes ellos dicen representar.

Es probable que en Colombia estén cambiando las condiciones que propiciaron la insurgencia de las FARC; más a la hora de asignar responsabilidades por esta lucha innecesaria entre hermanos; hay que buscar sus orígenes en la extrema izquierda, tanto como en la extrema derecha. Conscientes de que muchos de los actores de estos extremos, no habitan en suelo colombiano.

Despedimos con tristeza al Mono Jojoy, un idealista convertido en máquina de muerte. Los verdaderos responsables de esta muerte, y de las víctimas de las FARC no están en primer plano.

Reflexionemos, la lucha armada no es la solución para nuestros conflictos internos; y la democracia es aun la mejor vía para canalizar las luchas por la liberación de nuestros paises.

Fuente:

Agencias de Prensa Internacionales

Imagen Google 

http://www.terra.com.co/noticias/articulo/html/acu34864-asi-funciona-la-bomba-fantasma-con-la-que-se-le-dio-muerte-al-mono-jojoy.htm

BALTAZAR GARZON

Sorpresa, malestar, consternación y desesperanza ha suscitado en el ánimo de muchos, la decisión del Consejo General del Poder Judicial  Real de España, quien unánimemente votó por la  suspensión de Baltazar Garzón, como magistrado de la Audiencia Nacional de ese país. ¿El cargo? Querer llevar a cabo investigaciones sobre los crímenes cometidos durante la época de la dictadura franquista.

Baltazar Garzón es reconocido mundialmente por dirigir importantes actuaciones contra organizaciones o personalidades presuntamente ligadas al delito.

En su haber se cuenta,  operaciones contra el narcotráfico, como las de  Nécora (1990) y Pitón (1991); e investigaciones en contra de varias organizaciones terroristas, principalmente a la ETA (Euskadi Ta Askatasuna).

Así mismo, la orden de arresto que promovió en contra del ex dictador chileno Augusto Pinochet; y en 2001, solicitó al Consejo de Europa desaforar al entonces primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, miembro de la asamblea parlamentaria del Consejo, e inició una investigación de las cuentas en el extranjero al Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) por supuesto delito de lavado de dinero.

En 2002 incursiona el mundo de las letras, publicando su primer libro Cuento de Navidad: es posible un mundo diferente. Una obra en la que plasma su pensamiento acerca de los Derechos Humanos, la Justicia Universal y la Corte Penal Internacional, el terrorismo, los fundamentalismos religiosos, la inmigración, y los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En febrero de 2005 publica su segundo libro Un mundo sin miedo. Obra epistolar, donde se dirige a sus tres hijos, Aurora, Baltasar y María; y reflexiona sobre los puntos más destacables y polémicos de sus diecisiete años como juez de lucha contra el terrorismo, el crimen organizado y la impunidad.

El 24 de febrero de 2006 presentó su tercer libro La lucha contra el terrorismo y sus límites.

Su última obra es La línea del horizonte, en ella cavila íntimamente sobre la impunidad y el olvido de determinadas injusticias y atrocidades, los fenómenos migratorios, la educación en un mundo globalizado, entre otros.

En toda su trayectoria dentro de la Audiencia Nacional española, Garzón ha tenido que enfrentar más de 40 demandas en su contra, pero ninguna había sido sometida a trámite penal por la Sala Penal del Tribunal Supremo.

Sin embargo, en los últimos nueve meses han admitido tres: una por prevaricación, al declararse competente en la investigación de los crímenes de la Guerra Civil y el franquismo; por supuesta prevaricación y vulneración de la intimidad en cuanto al caso Gürtel; y se mantiene abierta una por supuesta prevaricación en favor del Banco Santander.

Baltasar Garzón Real ciertamente ha sido temerario en cuanto a los casos que ha investigado e iniciado. Según sus adversarios, la fama y el reconocimiento se le ha subido a la cabeza  “El ego le sale por todos los poros, hasta en las fotografías”, escribió en su día el columnista Josep Ramoneda.

Desde este otro lado del mundo, lejos de España, con un Poder Judicial altamente cuestionado, uno reflexiona, que este valiente hombre de leyes;  ahora, tras haber administrado justicia, escoltado en su popularidad y controvertida condición de militante de izquierda, hoy Baltazar Garzón conoció el otro lado del estrado y, sentado en el banquillo de los acusados, recibió el castigo, disfrazado de sentencia, de una dictadura cuyos fantasmas aún se niegan a desaparecer.

Angustia. Tras bastidores, ¿Habrá intereses ocultos?

Fuente: TalCualDigital.com

Imagen: Google

TRES MUJERES DE FE

Hay momentos críticos en la vida, circunstancias dificile e inesperadas, complicando aquellas situaciones a veces no contamos con recursos para enfrentarlas y superarlas. ¿Qué hacer ante tales eventualidades? Tenemos una variedad de reacciones que ponemos en marcha, algunas a veces complican los problemas.

Vamos a considerar en este escrito una estrategia para cuando las cosas vayan mal y no encontremos salida, no es novedosa, pero sí muy poderosa cuando se parctica, se trata de la fe; y lo haremos con las experiencias de  Tres Mujeres de Fe, tal y como se relataran en la Biblia.

Encontramos los relatos de estas tres mujeres en los siguientes textos de la Biblia:

1 Reyes 17: 8-24. LA VIUDA DE SAREPTA

2 Reyes 4: 1-7. EL ACEITE DE LA VIUDA

2 Reyes 4: 8 – 17. LA MUJER SUNAMITA

La lectura de los mismos nos permite concluir que poseen elementos comunes:

Tres mujeres en situación de crisis,

Fe en la intervención Divina,

Presencia de un profeta, siervo de Dios,

Respuesta milagrosa,

La gracia de Dios, manifiesta en diversas formas

Dos de las mujeres son viudas, la otra “importante”, según el autor del relato.

Observemos desde tres ángulos la manifestación del amor, la gracia y la provisión de Dios.

Cuando Llegamos al Límite, 1ro de Reyes 17: 8-24. LA VIUDA DE SAREPTA:

Observemos el relato,

Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo:Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente.10 Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba.11 Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano.12 Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir.13 Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. 14 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.15 Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días.16 Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías.

 ¿Te has sentido solo, sin alguien que le ayude en ese momento de crisis?

¿Alguna vez has estado en una situación en la que crees que no hay salida?

¿Has llegado al momento en que ves impotente como se te agotan los recursos?

¿Preparaste la última porción de alimento, sabiendo que no dispones de medios para adquirir otros?

O, ¿Te acostaste alguna vez sin saber que comerían tus hijos el día siguiente?

No eres la única persona en tales circunstancias, por lo tanto ya sabes entonces como se sentiría la viuda de sarepta.

Visualiza la escena: El profeta, enviado a ella por Dios, le pide comida, la respuesta es significativa, desgarradora:

El Profeta pide: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. Ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo…para que lo comamos, y nos dejemos morir.

Desesperación, impotencia, angustia. Estas tres emociones están acabando con la vida de muchos en este mundo hoy día; y mantienen paralizados a otros.

Impotencia, desgano de vivir, desmotivación, falta de apetito, ganas de quedarse en la cama, sin ánimo para nada. Sin embargo, en esta alma atribulada había un rayito de esperanza, aun cuando no era consciente de ello. “Vive Jehová tu Dios…” le dijo al profeta. No era judía, del pueblo de Dios, era gentil, vivía en Sarepta de Sidón, una ciudad fenicia, cercana a Tiro; más Dios previamente se le había revelado, para darle instrucciones de alimentar al profeta. El asunto es que ella no sabia como.

El escritor narra:

Vino luego a él (al profeta Elías) palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente.

Ella tiene un encuentro personal con Dios, experiencia que transforma su vida.

Veamos la provisión de Dios:

Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra. Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días.

Observa como la viuda obedecie la instrucción del profeta. Prepara comida para ella y su hijo; más primero la del profeta. Seguidamente ve como en aquella tinaja de harina y en la vasija de aceite se produce el milagro de la provisión de pan, hasta que lloviese. Recuerda la expresión: “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”. Así pues, cada día, de la tinaja de harina, y de la vasija de aceite; extraía el sustento divino. El maná diario.

Esta experiencia sucede hoy  en la vida de muchos hijos de Dios que carecen del sustento para cada día; y aun entre quienes no conocen a Dios. Es un asunto de fe. ¿Cuando hemos visto caer desde el cielo un paquete de harina de maíz precocida? Muchos,  en esta ciudad, y en el mundo en general han visto llegar a sus casas una “Cesta de amor” contentiva del maná para ese día, provisto por una persona o institución, que son instrumentos de Dios.

Te invito que compartas: un paquete de harina, un litro de aceite, un de arroz, o un kilo de amor. O algún otro alimento; para que Dios alimente al menos por un día a una familia.

Veamos el otro ángulo:

Cuando se Agotan los Recursos, 2do Reyes 4: 1-7. EL ACEITE DE LA VIUDA:

Visualicemos la escena:

1 Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a Eliseo, diciendo: Tu siervo mi marido ha muerto; y tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehová; y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos.Y Eliseo le dijo: ¿Qué te haré yo? Declárame qué tienes en casa. Y ella dijo: Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite.El le dijo: Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías, no pocas.Entra luego, y enciérrate tú y tus hijos; y echa en todas las vasijas, y cuando una esté llena, ponla aparte.Y se fue la mujer, y cerró la puerta encerrándose ella y sus hijos; y ellos le traían las vasijas, y ella echaba del aceite.Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: Tráeme aún otras vasijas. Y él dijo: No hay más vasijas. Entonces cesó el aceite.Vino ella luego, y lo contó al varón de Dios, el cual dijo: Ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; y tú y tus hijos vivid de lo que quede.

¿Has llegado al punto en que vas al cajero automático y la maquina te informa que no puede procesar la operación, porque tu cuenta no dispone de fondos?

O, solicitado un crédito y te es negado porque tus cuentas presentas saldos muy bajos.

Llegar a la quincena, y no cobrar, porque estas desempleado.

En esto tampoco eres el único. La viuda de un hijo de profeta, vivió semejante experiencia.

Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a Eliseo, diciendo: Tu siervo mi marido ha muerto; y tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehová; y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos.

Como apreciamos, en este caso el problema es financiero. Su esposo ha muerto y como herencia le deja la casa hipotecada. Vino el acreedor, y como ella no tenia como pagar; en lugar de quitarle la casa, lo cual estaba prohibido legalmente, como hoy igualmente lo esta; entonces, para cobrar la deuda, se iba a llevar a sus dos hijos.

Un doble problema:

Perder dos hijos de sus entrañas, las madres saben lo que ello significa,

Y, perder mano de obra. Los hijos eran trabajadores en las tareas domesticas, agrícolas, o pecuarias.

Temor, enojo, impotencia, ansiedad, afán; son las emociones de esta atribulada mujer. En su desesperación acude a Dios, a través del profeta.

Observen el argumento de la mujer: Tu siervo, mi marido muerto, era temeroso de Jehová; por eso acudo a ti, que también soy temerosa de Jehová. Como en el caso de la Viuda de Sarepta, la solución es milagrosa. El aceite copa la escena. El aceite en la Biblia se relaciona con el Espíritu Santo; y es utilizado para ungir a los siervos de Dios; como ungüento, o como antiséptico. El Salmo 23: “Unges mi cabeza con aceite…”

El profeta le indica una operación aparentemente absurda. Buscar muchas vasijas, la mayor cantidad que pudiera encontrar. Luego encerrarse en casa y llenar las vasijas con el poco aceite que tenía guardado.

El le dijo: Ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías, no pocas. Entra luego, y enciérrate tú y tus hijos; y echa en todas las vasijas, y cuando una esté llena, ponla aparte. Y se fue la mujer, y cerró la puerta encerrándose ella y sus hijos; y ellos le traían las vasijas, y ella echaba del aceite. Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: Tráeme aún otras vasijas. Y él dijo: No hay más vasijas. Entonces cesó el aceite.

La mujer, como la anterior,  obedecie la instrucción, por absurda que parezca. El resultado no se hizo esperar, obtuvo la cantidad de aceite necesario para pagar la hipoteca, y sostenerles el resto de sus vidas.

¿Esta usted atrapado en una situación en la que aparentemente no hay salida? Este es el momento de buscar a Dios.

Finalmente veamos el último ángulo de la provisión de Dios.

Una mujer “importante”, que lo tenía todo, menos lo que deseaba, 2do Reyes 4: 8 – 17. LA MUJER SUNAMITA

Leamos el relato:

Aconteció también que un día pasaba Eliseo por Sunem; y había allí una mujer importante, que le invitaba insistentemente a que comiese; y cuando él pasaba por allí, venía a la casa de ella a comer.Y ella dijo a su marido: He aquí ahora, yo entiendo que éste que siempre pasa por nuestra casa, es varón santo de Dios.10 Yo te ruego que hagamos un pequeño aposento de paredes, y pongamos allí cama, mesa, silla y candelero, para que cuando él viniere a nosotros, se quede en él.11 Y aconteció que un día vino él por allí, y se quedó en aquel aposento, y allí durmió. Entonces dijo a Giezi su criado: Llama a esta sunamita. Y cuando la llamó, vino ella delante de él. 13 Dijo él entonces a Giezi: Dile: He aquí tú has estado solícita por nosotros con todo este esmero; ¿qué quieres que haga por ti? ¿Necesitas que hable por ti al rey, o al general del ejército? Y ella respondió: Yo habito en medio de mi pueblo.14 Y él dijo: ¿Qué, pues, haremos por ella? Y Giezi respondió: He aquí que ella no tiene hijo, y su marido es viejo.15 Dijo entonces: Llámala. Y él la llamó, y ella se paró a la puerta.16 Y él le dijo: El año que viene, por este tiempo, abrazarás un hijo. Y ella dijo: No, señor mío, varón de Dios, no hagas burla de tu sierva.17 Mas la mujer concibió, y dio a luz un hijo el año siguiente, en el tiempo que Eliseo le había dicho.

En este caso el escenario es distinto. Se trata de una mujer acomodada. El escritor la describe como una mujer “importante”. Por el contexto nos damos cuenta de que no tenía necesidades, como las anteriores. Tenía marido, casa, alimento, y posibilidades hasta para construirle un apartamento al profeta; seguramente criados, y bienes materiales en general. Nada necesitaba. Al punto de que el profeta le pregunta si quiere que haga algo por ella; más su respuesta da a entender que lo tenía todo.

Más no era completamente feliz. Su problema es que no tenía hijos.

Y aconteció que un día vino él por allí, y se quedó en aquel aposento, y allí durmió. Entonces dijo a Giezi su criado: Llama a esta sunamita. Y cuando la llamó, vino ella delante de él. Dijo él entonces a Giezi: Dile: He aquí tú has estado solícita por nosotros con todo este esmero; ¿qué quieres que haga por ti? ¿Necesitas que hable por ti al rey, o al general del ejército? Y ella respondió: Yo habito en medio de mi pueblo. Y él dijo: ¿Qué, pues, haremos por ella? Y Giezi respondió: He aquí que ella no tiene hijo, y su marido es viejo.

Hay personas que lo tienen todo, mas esas posesiones no conceden la felicidad. Dan confort, comodidad, pero no la felicidad. Es el caso de la sunamita. Lo tenia todo, tanto que no era necesario pedirla a nadie, ni siquiera al Rey. Más carecía de algo. El profeta habla con su criado, y este le revela una necesidad: No tiene hijos. Y añade un probable diagnóstico, su esposo es viejo. El profeta, como un gesto de cortesía, inspirado posiblemente por Dios, llama a la mujer para darle una buena noticia: La promesa de un hijo.

Dijo entonces: Llámala. Y él la llamó, y ella se paró a la puerta. Y él le dijo: El año que viene, por este tiempo, abrazarás un hijo. Y ella dijo: No, señor mío, varón de Dios, no hagas burla de tu sierva. Mas la mujer concibió, y dio a luz un hijo el año siguiente, en el tiempo que Eliseo le había dicho.

La mujer, conocedora de su situación, no cree la promesa. Más la promesa se cumple, porque depende no de la expectativa de la mujer, sino de la gracia de Dios.

Observen este caso es diferente. La mujer no pide nada para si; es el profeta, quien en un gesto de gracia, amor y solidaridad promete el hijo. Aquí se cumple la expresión: “El que siembra abundantemente, abundantemente cosechará”

La mujer, como un gesto de respeto, devoción, de fe hacia Dios; atiende al profeta. Es decir, ella sirvió a Dios por intermedio del profeta.

Recuerdan la expresión: “Por cuanto lo hicisteis a uno de mis hermanos más pequeños, a mi lo hicisteis…”

Finalmente:

¿Tal vez sientes que has llegado al límite y no ves salida inmediata?

O, ¿Crees que se te agotaron los recursos y no puedes resolver tu vida?

O, ¿Tal vez tienes todo lo que has deseado en la vida, más aun falta algo para completar tu felicidad?

 

Te invito a que como estas tres mujeres, busca respuesta en quien solo puede darla. En Dios, nuestro Padre Celestial…

“Alzaré mis ojos a los montes, de donde vendrá mi socorro; Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la Tierra…” Salmo 121.

Acude a Él y presenta tu necesidad.

O ve a un siervo de Dios, el intercederá en tu favor.

Fuente: