SEGÚN LA BIBLIA: EL DÍA DEL SEÑOR NO ES EL DOMINGO, NI DÍA DE RESURRECCIÓN

El domingo primero de abril, la cristiandad celebra la resurrección de Jesucristo, lo cual, como registra el Nuevo Testamento, ocurrió el primer día de una semana que comenzó el 10 de nisán, de un año del primer siglo. La fecha exacta es desconocida, mas hay certeza de la ocurrencia del hecho.

Resultado de imagen para RESURRECCION

A partir de ese gran día, la naciente población de creyentes comenzó a reunirse el primer día de la semana, como memorial de aquel singular acontecimiento, Hechos 20:7; 1 Corintios 16:1-2.

Posteriormente el primer día de la semana es denominado domingo, del latín “día del Señor”. El 7 de marzo del año 321, Constantino I el Grande decretó que el “día del sol” (actual domingo) sería observado como el día de reposo civil obligatorio, y aunque tradicionalmente se ha querido ver en esta ley una muestra del cristianismo del emperador, la ley no beneficiaba específicamente a la Iglesia,​ dado que el “día del sol” era referido al Sol Invictus, una divinidad pagana que había cobrado especial importancia en el culto imperial.

Resultado de imagen para DOMINGO CALENDARIO

En la actualidad al domingo se le denomina “el día del Señor”, el argumento es que así era llamado por los creyentes en el Nuevo Testamento, y para reforzar la idea se menciona  Apocalipsis 1:10:

Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

Ahora bien, es incorrecto afirmar que los discípulos se refiriesen al domingo como “día del Señor”, porque ellos como conocedores del Antiguo Testamento, tenían claro el significado de aquella expresión.

Cada vez que los escritores del Nuevo Testamento se referían al día cuando Cristo resucitó, escribían en griego μιᾷ τῶν σαββάτων, mia ton sabbatón, que los eruditos traducen como “primer día de la semana”: Mateo 28:1; Marcos 16:2,9; Lucas 24:1; Juan 20:1,19; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2.

Para referirse al día de la resurrección, los escritores nunca usaron “día del Señor”, sino “primer día de la semana”.

¿Qué significa la expresión “día del Señor?

La frase “el día del Señor” se menciona diecinueve veces en el Antiguo Testamento, usando su equivalente “día de Jehová”: Isaías 2:12; 13:6, 9: Ezequiel 13:5, 30:3; Joel 1:15, 2:1, 11, 31, 3:14; Amos 5:18, 20; Abdías 15; Sofonías 1:7, 14; Zacarías 14:1; Malaquías 4:5; y cuatro veces en el Nuevo Testamento: Hechos 2:20; 2 Tesalonicenses 5:2; 2 Pedro 3:10; Apocalipsis 1:10. También es aludido en otros pasajes (Apocalipsis 6:17; 16:14).

La frase “el día del Señor” generalmente se refiere a eventos que tendrán lugar al final de la historia, Isaías 7:18-25, y con frecuencia se asocia con la frase “en aquel día.” Un dato para comprender estas expresiones es observar que ellas siempre identifican un período de tiempo durante el cual Dios interviene personalmente en la historia para cumplir un aspecto específico de su plan.

Imagen relacionada

En la Sagrada Escritura “el día del Señor” es un período de tiempo especial que ocurrirá al final de los tiempos, cuando la voluntad de Dios y sus propósitos para la humanidad serán consumados. El evento cuando Cristo regrese a la tierra a redimir a sus fieles creyentes y a enviar a los incrédulos a la eterna condenación, Mateo 25:31-46.

En el nuevo Testamento, el “día del Señor” se refiere a la Segunda Venida de Cristo, y los escritores usaron la expresión griega ἡμέρα Κυρίου, hemera kiriou, para referirse a tal acontecimiento por venir. Esto se puede comprobar al leer 1 Tesalonicenses 4:13-5:11, en donde Pablo advierte sobre la Segunda Venida del Señor, y utiliza ἡμέρα Κυρίου, en 5:2, para referirse a aquel magno evento.

Desde la perspectiva bíblica, y a partir de una apropiada interpretación del texto y su contexto, es incorrecto afirmar que el domingo es el “día del Señor”, o ἡμέρα Κυρίου; la expresión adecuada en todo caso es “primer día de la semana”, o más apropiadamente: “día de resurrección”.

Tomando en cuenta el sentido de la expresión en el Antiguo Testamento, y el uso en el Nuevo Testamento, afirmar que Jesús resucito el “día del Señor”, es proponer una contradicción: Que Jesús resucitó el mismo día de su Segunda Venida; que ambos hechos ocurrieron simultáneamente.

Esta consideración semántica, relacionada con el significado de las palabras, parece insustancial, irrelevante. El asunto es que al deformar, desvalorizar, y banalizar las grandes figuras del Antiguo Testamento le quitamos la fuerza de lo que aquellas representan en el Nuevo Testamento.

Por ejemplo, la cena de Pascua hebrea, tiene un significado prominente, apunta, escenifica el sacrificio del Cordero de Dios que quita los pecados del mundo; el mismo sentido que le damos a la Cena del Señor. Ambas apuntan hacia el mismo hecho real: el sacrificio de Jesucristo, y su esperada venida.

Cuando la iglesia imperial comenzó a denominar el domingo como “día del Señor”, le quitó la fuerza del significado original de tal expresión.

Para un hebreo, un judío, un erudito; para alguien que conoce la Sagrada Escritura, el “día del Señor” es un evento de gran significado, es el momento cuando Dios interviene para poner fin a una realidad, como lo sucedido a Israel, en tiempo de Sedequias, 2 Crónicas 36:17;  el descrito en Malaquías 4:1; o el referido por Pablo en 2 Tesalonicenses 5:2; para un creyente hoy, es un buen día para ir a la playa.

Recordemos que el “domingo”, o día del señor de los romanos se estableció para conmemorar a su dios sol.

Dicho lo anterior, insisto en la necesidad de hacer teología bíblica, iluminados por el Espíritu Santo.

Hoy, los teólogos deben ir directamente a la Sagrada Escritura para interpretar la revelación Divina,  después acudir a las obras de los grandes teólogos y de ese modo comprobar aquellas interpretaciones. Así se previene el peligro de que si el autor del libro interpreta erradamente la Escritura, el teólogo basado en el Sagrado Libro evita repetir aquel error.

De ese modo mantenemos y enseñamos la sana doctrina; y evitamos copiar y repetir errores.

Como cuando un teólogo leyó Apocalipsis 1:10, y sin considerar el contexto afirmó que Juan recibe aquella magnifica revelación un domingo; argumenta que es así porque allí dice “día del Señor”, y el día del Señor es el domingo, ya que así lo denominaban los romanos.

En esa cita de Apocalipsis, día del Señor es ἡμέρα Κυρίου, con significado explicado anteriormente en este escrito; no escribió Juan: μιᾷ τῶν σαββάτων, primer día de la semana; ni tampoco uso el vocablo “domingo”.

Considerando lo anterior, ¿Es correcto afirmar que el domingo es el día del Señor? ¿Es apropiado decir que la Iglesia se reúne el día del Señor para alabarle? De acuerdo al significado de tal expresión, que se refiere a la Segunda Venida de Jesucristo, ¿Nos congregamos el día del Señor?

Es claro que NO, cuando Jesucristo nos reúna “el día del Señor” será con un propósito bien claro, y Él mismo lo describe  en la ya mencionada cita de Mateo 25:31-46.

¿Tenemos que dejar de usar la expresión “día del Señor”, para referirnos al domingo? Es imposible que después de casi dos milenios utilizando dicha expresión con el significado de “domingo”, que hoy se cambie por otra.

En lo que si debemos estar claros es que necesitamos seguir proclamando el evangelio de Jesucristo, insistentemente, y extendiendo el Reino de los Cielos hasta lo último de la tierra; para que nadie se pierda sino que todos procedan al arrepentimiento; porque el día del Señor viene, y no es precisamente el próximo domingo.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Conceptos: Wikipedia

Día del Señor: https://www.gotquestions.org/Espanol/

Notas personales

Imágenes: Google

Anuncios

EL DÍA QUE REALMENTE JESÚS MUERE EN LA CRUZ

El próximo viernes 30 del corriente mes de marzo, la cristiandad se prepara para  conmemorar el sacrificio de Jesucristo en la cruz del calvario, un hecho anticipado siglos antes de que ocurriese, tanto en el Pentateuco, como en los libros proféticos; porque tal sacrificio es relevante en el plan de salvación, y se ejemplificaba cada año, entre los hebreos, con el sacrificio del cordero pascual, así como con los sacrificios por la expiación de los pecados previstos en la ley de Moisés.

Resultado de imagen para CRUCIFICCION

Sin embargo, la fecha de tal conmemoración ha generado controversia porque no armoniza con la cronología establecida en el Pentateuco, así como con las enseñanzas de Jesucristo.

Conmemorar el sacrificio de Jesucristo un viernes, y celebrar su Resurrección el primer día de la semana contradice la Palabra de Dios, la lógica y a la matemática.

Veamos por qué.

Día del sacrificio del cordero, símil del sacrificio de Cristo, día 14 del mes, de conformidad con Éxodo 12:6-8.

Día de resurrección, de conformidad con las palabras de Cristo, Mateo 16:21, tendría lugar el tercer día después de su muerte; y el testimonio de los evangelistas afirmando que Jesús resucitó el primer día de la semana; como registran Mateo 28:1-5; Marcos 16:1-8; Lucas 24:1-3; y Juan 20:1-10.

Tomando como cierto el testimonio de los evangelistas de que Jesús resucita el primer día de la semana, es imposible que Él haya muerto el viernes porque de ser así contradice sus palabras concernientes al tiempo de su permanencia en el sepulcro, Mateo 12:38-40. Y la Palabra es inerrante, no contiene errores.

Resultado de imagen para RESURRECCION

¿Cómo resolver esta contradicción?

Muy sencillo, hay que comprender que quienes establecieron las fechas relacionadas con aquellos eventos, con la intención de separarlas de las festividades judías, propusieron cambios en los días de celebración; y en el Concilio de Nicea, establecen una cronología ajustada más a celebraciones paganas de los romanos, que a las establecidas en el Pentateuco; eso lo reseñamos en artículo anterior.

¿Cómo establecer, bíblicamente el día de la semana en que Jesús murió?

En sencillo, solo se necesita escudriñar las Escrituras, saber matemática elemental,  y tener un mínimo de razonamiento lógico. Veamos.

Según los evangelios, los cuatro, Jesús resucita “el primer día de la semana”, que es el consecutivo al día de reposo, el sábado. Tenemos entonces que si Jesús debe resucitar el tercer día después de su muerte, como el mismo predijo, entonces contando en forma regresiva se aprecia:

De domingo, primer día de la semana, a sábado, día de reposo, un día.

De sábado a viernes, dos días.

De viernes a jueves, tres días.

Entonces, Jesús es crucificado el día jueves a las nueve de la mañana, muere ese mismo día a las tres de la tarde, y de inmediato es sepultado, ese mismo jueves.

Veamos el relato de Mateo:

Jesús muere a las tres de la tarde: Mateo 27:45-50

Es sepultado ese mismo día, Mateo 27:57-61

El día siguiente, viernes, apostan una guardia en la tumba, para evitar que roben el cuerpo a los tres días, Mateo 27:62-66. Los sacerdotes conocían aquella profecía.

Pasado el día de reposo (sábado); el primer día de la semana Jesús resucita, Mateo 28:1.

Consideremos la cronología desde la perspectiva del Éxodo 12:1-6:

Día 10, domingo, selección del cordero, entrada triunfal a Jerusalén, Mateo 21:1-11.

Día 14, jueves por la noche, cena de pascua; institución de la Cena del Señor, Mateo 26:17-29;  agonía en Getsemaní en la madrugada, Mateo 26:36-46; arresto de Jesús, juicio y muerte en la cruz en la mañana del mismo jueves, Mateo 26:47 y siguientes.

Entonces, lo anticipado en el Pentateuco, concretamente en Éxodo 12:1-6, y predicho por Jesucristo, respecto al tiempo en la tumba,Mateo 12:38-40,  se cumple cabalmente en la semana denominada santa, o de la pasión.

No olvides que los judíos cuentan los días diferentes que en occidente. El día para ellos comienza a las seis de la tarde. Por ejemplo: La pascua aquel año se celebró el día 14, es decir un  jueves; pero el jueves judío comienza el miércoles a las 6 de la tarde, y culmina el jueves a las 6 de la tarde, a esa hora comienza el viernes.

Recuerda que en Génesis se establece que el día comienza en la tarde, lee Génesis 1:4.

Por eso Jesús celebra la Pascua el jueves en la noche, va a Getsemaní y es traicionado en la madrugada, juzgado al amanecer, cuando Pedro le niega, sentenciado en la mañana y crucificado a las 9, muere a las 3 de la tarde, y es sepultado antes del anochecer, todo en un interminable jueves.

Jesús reposa en el sepulcro viernes noche y día, sábado noche y día, y domingo en la noche, resucita al amanecer. Cumpliendo así la Escritura: “resucitará al tercer día”.

En conclusión.

Jesús muere el jueves a las tres de la tarde, no el viernes como erradamente se te ha enseñado.

¿Tiene esto gran importancia? Realmente no, la fecha, ni la conmemoración son relevantes. Lo que si tiene valor es que Jesucristo muere en la cruz por nuestros pecados, un día cualquiera del primer siglo, tres días después resucita, y tal verdad sí que es fundamental.

Con Pablo proclamamos:

20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 1 Corintios 15:20.

Gloria a Dios.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Notas personales

Imágenes: Google.

SEMANA SANTA DESDE LA PERSPECTIVA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

El domingo 25 de marzo, la cristiandad comienza la conmemoración de la denominada Semana Santa, o semana de la pasión de Cristo, que tiene como punto de referencia la pascua hebrea, día en que Jesucristo fue sacrificado y muerto en el calvario como Cordero de Dios.

Pero la cronología usual de la conmemoración cristiana, se aparta de la establecida en la Sagrada Escritura, concretamente en el libro de Éxodo. Hay que puntualizar que las celebraciones establecidas en el Pentateuco, tenían por objeto ejemplificar la obra de Jesucristo, su sacrificio en el calvario, y eran ensayos de lo que en su momento le habría de acontecer.

Resultado de imagen para pascua judia

El libro de Éxodo presenta la cronología de la semana santa, hasta el día de Pascua, el 14 de nisán;  en tanto que en los profetas, y las afirmaciones de Jesucristo, se establece lo que ocurre después de aquel día, el 14, día de la muerte de Cristo.

En Éxodo 12:1-6, se marca la pauta para la mitad de la semana, veamos:

1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: 2 Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año. 3 Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia. 4 Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero. 5 El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. 6 Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. 7 Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer. 8 Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán.

La instrucción de dios a Moisés, es:

Día 10 del mes, selección del cordero

Día 13, por la tarde, sacrificio del cordero, marcar la casa con su sangre

Día 14, en la noche, cena de Pascua

Respecto de su resurrección, se deja entrever en Isaías 53:10-12, sin embargo el mismo Jesucristo declaró este hecho, Mateo 17:22-23:

22 Estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, 23 y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera.

De estos textos obtenemos la cronología de la semana de la pasión, en el mes de nisán:

Día 10, selección del cordero, primer día de la semana al atardecer; domingo para nosotros, Marcos 11:1-11

Día 14, sacrificio del cordero, cena pascual, jueves al anochecer, Marcos 14:12-25: al amanecer de ese día es sentenciado, sacrificado, y sepultado al atardecer. Recuerda que el día hebreo comienza al anochecer.

Día 17, tres días después de morir Jesucristo, resurrección. Primer día de la semana, Mateo 28:1

Es fascinante lo que ocurre aquella inolvidable semana, veamos el relato:

El día 10, al anochecer corresponde la selección del cordero a ser sacrificado para el día de Pascua. Los hechos son así:

El día 9, el Sumo Sacerdote acudía a los establos de Belén para seleccionar el cordero sin mancha para el sacrificio pascual, pues sabían que en Belén nacería el Mesías, Miqueas 5.2. Recuerda que el Señor nació en un establo de Belén, Lucas 2:11-12.

Una vez escogido el cordero, el Sumo Sacerdote se dirige hacia Jerusalén para que a la puesta de sol, al comienzo del día 10 de, quedara apartado para su sacrificio, el 14 de ese mismo mes.

Durante el trayecto de regreso con el cordero, se apostaban a los lados del camino los sacerdotes y la gente que había concurrido a celebrar la fiesta; omaban ramas de palmera y clamaban: “¡Hosanna!, ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!”. De esta manera habían estado realizando por años, al celebrar cada Pascua, el ensayo de la entrada del Mesías a Jerusalén, que esperaban ocurriera en ese tiempo, como estaba profetizado, Daniel 9:24-26.

El año en que Jesús muere en la cruz, se cumple el hecho tantas veces ejemplificado: el Señor se anticipa al Sumo Sacerdote y entra por el camino a Jerusalén, Lucas 19:35-40.

35 Y lo trajeron a Jesús; y habiendo echado sus mantos sobre el pollino, subieron a Jesús encima. 36 Y a su paso tendían sus mantos por el camino. 37 Cuando llegaban ya cerca de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, gozándose, comenzó a alabar a Dios a grandes voces por todas las maravillas que habían visto, 38 diciendo: ¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor; paz en el cielo, y gloria en las alturas! 39 Entonces algunos de los fariseos de entre la multitud le dijeron: Maestro, reprende a tus discípulos. 40 Él, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían.

Jesús es aclamado por la multitud como “el rey que viene en el nombre del Señor. De esta manera se cumple lo anunciado con mucha anticipación respecto de Jesucristo. Aquel día es seleccionado como el cordero a ser sacrificado cuatro días más tarde; y que resucitaría tres días después.

Resultado de imagen para entrada triunfal en jerusalen

Es de hacer notar que la conmemoración nuestra de aquellos eventos, es diferente a como ocurrieron. Por las referencias de los evangelistas, los hechos ocurren así:

Domingo al anochecer: Entrada a Jerusalén, día 10 al anochecer, primer día de la semana, Marcos 11:7-11. Es decir el sábado por la noche, para nosotros en occidente. Lee el versículo 11: “…se fue a Betania con los doce discípulos, porque ya era tarde.” Nosotros celebramos “La Entrada Triunfal” en domingo por la mañana.

Lunes en la mañana: Maldición de la higuera estéril, Marcos 11:12-14.

Martes en la noche: Es ungido en Betania, Marcos 14:1.

Jueves al anochecer: Cena de Pascua, día 14, miércoles en la noche para nosotros en occidente, Marcos 14:12; de conformidad con Éxodo 12:6, 8.

Jueves en la mañana: Crucifixión de Jesucristo, día 14, jueves a la hora tercera (9 de la mañana), Marcos 15:25. Muerte de Jesucristo, hora novena (3 de la tarde), Marcos 15:34-37. Sepultura, Jueves al atardecer, Marcos 15:42-43.

Primer día de la semana: Resurrección, tres días después, primer día de la semana, domingo, Marcos 16:1-8.

Es probable se presente cierta confusión en cuanto a los días. Recuerda que el día hebreo comienza al atardecer. Por ejemplo: El lunes comienza el domingo a las 6 de la tarde y transcurre hasta las 6 de la tarde del lunes. A esa misma hora, seis de la tarde, comienza el día martes. Consecuentemente, el miércoles comienza el martes a las seis de la tarde, y así sucesivamente.

Los hebreos miden el día a partir de las seis de la tarde.

Por ese motivo, Jesús celebra la cena de Pascua el jueves en la noche, y muere el jueves en la mañana; eso para un hebreo. Según el calendario gregoriano Jesús celebra la cena el miércoles en la noche y muere el jueves en la mañana.

¿Por qué la pascua cristiana no coincide con la judía? Al comienzo, durante los primeros años de nuestra era, la muerte de Cristo se celebraba el mismo día de la Pascua Judía, es decir el 14 de nisán; y la cronología de las festividades coincidían, de modo que el 10 de nisán se iniciaba la fiesta de la libertad, para los judíos, y la semana santa para los cristianos.

Pero para que no se confundieran las tradiciones, se discutió un cambio de fechas en el Concilio de Nicea del 325, convocado por el emperador Constantino. Ahí se decidió que el Domingo de Resurrección se festejara el domingo siguiente de la primera luna llena, después de la llegada de la primavera.

Entonces, como el equinoccio de primavera es el 20 de marzo, y la primera luna llena no todos los años llega en la misma fecha, la llegada de la Semana Santa es móvil. Puede caer entre el 22 de marzo y el 25 de abril, dependiendo de la coincidencia entre el calendario solar y el lunar.

Se hizo de este modo para que siempre la semana santa comenzase un domingo, el de ramos, y culminara el domingo de resurrección.

Entre algunos cristianos, y notables teólogos, existe la tendencia a desligar el cristianismo de la fe hebrea, enraizada en la Ley, o Pentateuco, lo cual es indebido porque aquella ley apunta a Jesucristo; en forma de rito anticipaba, escenificaba el sacrificio de Cristo, su resurrección, tanto como la venida del Espíritu Santo.

En otras palabras, la fiesta que comenzaba el 10 de nisán, con la elección del cordero pascual, y culminaba cincuenta días después de la pascua, pentecostés, se estableció como actos que escenificaban eventos cruciales y determinantes en el plan de salvación.

La elección del cordero en Belén y su traída a los establos del templo, para ser observado hasta su sacrificio, hecho que ocurría el 10 del primer mes, escenificaba la elección de Jesús como el Cordero de Dios; por eso entra a Jerusalén aquel inolvidable día, es aclamado como el “bendito que viene en el nombre del Señor”, y una vez en la ciudad, entra al templo, a donde había sido llevado el cordero pascual, Marcos 11:11.

La muerte de aquel cordero, la sangre derramada el día 14, el día de la Pascua, escenificaba la muerte del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

El día de Pentecostés, que se celebraba cincuenta días después de la Pascua, la fiesta de las primicias, anticipaba año tras año, la venida del Espíritu Santo, como una primicia que da poder para testificar de Jesucristo.

Visualicemos lo que ocurría un día de Pascua en el Templo.

Un levita sacrificaba el cordero, que previamente había sido elegido el día 10; seguidamente vertía la sangre en un recipiente diseñado para aquel propósito, y la entregaba al Sumo Sacerdote. El cordero sacrificado se colocaba en el altar del sacrificio y era quemado. El Sumo Sacerdote se dirigía al Lugar Santísimo a verter la sangre sobre el propiciatorio colocado en la parte superior del Arca del Pacto, lo cual hacía solemnemente. Una vez cumplido aquel rito, y aceptada la ofrenda, el pueblo quedaba libre, expiado de pecado.

¿Por qué se llevaba a cabo año tras año aquel rito? Para simbolizar el sacrificio de Jesucristo en la cruz, el derramamiento de su sangre para el perdón de pecados; y su entrada al Lugar Santísimo, donde es acepto su sacrificio, y se sienta a la diestra del Padre.

No es correcto desvincular al pueblo de Dios – y los elementos, símbolos, principios, normas, ritos de la ley, tal y como se describen en el Antiguo Testamento – con la nueva realidad a causa del sacrificio de Cristo, y lo establecido en el Nuevo Testamento. Una realidad es símbolo de la otra, una se proyecta sobre la otra.

¿Qué relación existe entre el pueblo de Israel y la Iglesia? El pueblo de Israel representa a la Iglesia y su obra misionera.

¿Cuál era la misión de Israel? Bendecir a todas las naciones con la simiente de Abraham, Jesucristo, Génesis 12:1-3, 22:18, ¿Cuál es la misión de la Iglesia? Bendecir a todas las naciones de la tierra difundiendo el mensaje del evangelio de Jesucristo, Mateo 28:19-20; Hechos 1:8.

Israel cumple su misión, lo cual se evidencia en el nacimiento y obra de Jesucristo, el nuevo Adán, a través del cual somos libres de la condenación eterna. La Iglesia la cumple en la medida que se aboca a testificar de Jesucristo, y hacer discípulos, hasta lo último de la tierra.

¿Qué relación tienen la ley los ritos de la ley con el cristianismo? En otras palabras: ¿Qué relación tiene el Antiguo Testamento con el Nuevo Testamento? Una relación total, que en lógica matemática se define como una relación bicondicional, bidireccional, la cual se expresa en estos términos:

El valor de verdad de dos proposiciones es bicondicional, definida “p si y solo si q”, es verdad cuando ambas proposiciones (p y q) tienen el mismo valor de verdad, es decir, ambas son verdaderas simultáneamente; de lo contrario, es falso.

Se tiene así que la afirmación “p si y solo si q” es lógicamente equivalente a las dos afirmaciones: “si p, entonces q”, y “si q, entonces p”. Escrito utilizando conectivas lógicas:

p ↔ q ≡ (p → q) ∧ (q → p)

Es decir, ante la afirmación si “p” es Antiguo Testamento, y “q” es Nuevo Testamento, ambas son verdaderas, si lo que afirma el AT se cumple en el NT; y lo se cumplió en el NT es lo predicho en el AT, escrito así:

AT↔ NT ≡ (AT→ NT) ∧ (NT→ AT)

Diagrama de la equivalencia A↔B:

Diagrama de Venn 18.svg

Imagen tomada de Wikipedia.

A es AT, B es NT, la intersección, rojo entre los círculos blancos es la semana de Pascua, de domingo de ramos a domingo de resurrección.

Si cristo no resucitó, vana es nuestra esperanza.

Podemos hacer notar algunas equivalencias entre el AT y el NT:

-Paso del mar rojo, nacimiento de la Nación de Israel – Nuevo nacimiento del creyente

-Éxodo hacia la tierra prometida – Recorrido de la Iglesia hacia la Nueva Jerusalén

-Sacrificio del cordero por la expiación del pueblo – Sacrificio de Cristo en la cruz, para redención de todo el que en Él cree.

-Pascua hebrea – Muerte de Cristo en la cruz, y rito de la Cena del Señor

Pentecostés, fiesta de las primicias – Advenimiento del Espíritu santo, primicia que determina el nacimiento de la Iglesia

Templo de Jerusalén – Cuerpo del creyente, donde mora el Espíritu Santo

Lámpara de siete candeleros – La Iglesia iluminando al mundo

-Fiesta de los panes sin levadura – Purificación del creyente y de la Iglesia de la levadura del pecado

Entre otras muchas equivalencias.

Por tal motivo considero un grave error el que el emperador Constantino, apoyado por la iglesia imperial romana, decidieran en el Concilio de Nicea, cambiar las fechas de las celebraciones establecidas en el Pentateuco, para ajustarlas a celebraciones paganas, en las que los romanos conmemoraban sus deidades. De ese modo trastocaron la equivalencia cronológica, pues por ejemplo el 25 de diciembre se establece como día para conmemorar el nacimiento de Jesucristo, pero aquel día se celebraba el nacimiento del dios sol; una equivalencia blasfema, inaceptable.

Pero la cristiandad en general acoge aquellas fechas para recordar eventos narrados en la Sagrada Escrituras, muchas de las cuales no corresponden a las establecidas en el Antiguo Testamento; sin embargo tal circunstancia es irrelevante ya que nosotros no celebramos cumpleaños, aniversarios o efemérides; sino la realidad de la ocurrencia de los hechos narrados en el Sagrado Libro.

Por ejemplo, Pentecostés, fiesta poco celebrada en el mundo evangélico, de gran trascendencia en el Nuevo Testamento de acuerdo a Hechos capítulo dos, se celebra en fecha del calendario gregoriano que no corresponde a la festividad bíblica que es 50 días después de la Pascua.

Como sabemos la pascua se celebra el 14 de nisán, de acuerdo al  calendario hebreo; y ese día este año 2018 corresponde en el calendario gregoriano al venidero 30 de este mes de marzo, día viernes. Pentecostés se celebra 50 días después de la Pascua, por lo tanto corresponde al día 20 de mayo de 2018.

La celebración establecida por la Iglesia Católica tiene una inconsistencia bíblica, ya que pentecostés se celebra 50 días después de la Pascua hebrea, 14 de nisán, de conformidad con Éxodo 12, como reseñamos antes; sin embargo los católicos cuentan a partir del domingo de resurrección, para hacerlo coincidir con la verdadera fecha de pentecostés del calendario judío, un invento producto del Concilio de Nicea.

Insistimos esto no tiene relevancia, ni afecta la doctrina bíblica tocante a la equivalencia entre el Antiguo y el Nuevo Testamento.

Lo importante es que un día del primer siglo de la era cristiana Resucita Jesucristo, después de haber sido sacrificado en la cruz, y este hecho sí que es vital, pues es el fundamento de nuestra fe, y la esencia del testimonio de los discípulos durante el primer siglo: Jesucristo resucitó.

Gloria a Dios. Proclamamos esta realidad, esperando su Segunda venida.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.org

Datos: Wikipedia, Imágenes: Google

Notas personales

¿PUEDE UN PASTOR ASPIRAR LA PRESIDENCIA DE UNA NACIÓN?

Hay preguntas que surgen en los creyentes cada vez que se avecina una contienda electoral y alguna personalidad en los medios evangélicos decide optar por un cargo de elección popular, aquellas son:

¿Es conveniente que un cristiano evangélico participe en la política? ¿Es lícito que un pastor aspire un cargo de elección popular? ¿Contradice el llamado Divino el que un pastor aspire la nominación presidencial? O, ¿Ser candidato a uno de los cuerpos deliberantes?

Resultado de imagen para palacio de miraflores

¿Qué dice la Biblia al respecto? Antes de adentrarnos en el esclarecedor Texto Sagrado, revisemos algunos conceptos.

¿Qué entendemos por política?

He aquí una idea de lo que es política:

Política (latín politĭcus, griego antiguo πολιτικός politikós, masculino de πολιτική politikḗ, que significa “de, para o relacionado con los ciudadanos”) es el proceso de tomar decisiones que se aplica a todos los miembros de un grupo. También es el arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados.​ La ciencia política constituye una rama de las ciencias sociales que se ocupa de aquella actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por personas libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva. Es un quehacer ordenado al bien común. Es la ciencia social que estudia el poder público o del Estado. Promueve la participación ciudadana al poseer la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario para garantizar el bien común en la sociedad.

De conformidad con lo anterior estamos inmersos en el mundo de la política ya que convivimos en distintos grupos sociales organizados para cumplir determinados fines. En tal orden de ideas esas organizaciones de las cuales formamos parte establecen las “políticas” que rigen su funcionamiento.

¿La política es mala? ¿Corrupta? No, los malos o corruptos son los políticos carentes de valores ciudadanos. Es como afirmar que la medicina es mala porque hay médicos que practican el aborto, pido me disculpen los médicos por este ejemplo.

Lo que se pretende significar cuando se establece que las iglesias no se inmiscuyen, o participan, en la política es que no intervienen en asuntos electorales haciendo campañas en favor de algún candidato, y aquello es correcto; sin embargo la feligresía necesita ser orientada sobre sus responsabilidades cívicas y el ejercicio de un sufragio consciente para que no vuelva a ocurrir el fenómeno venezolano en que a un país nominalmente denominado cristiano, en su mayoría, se le esté  imponiendo, por una minoría, un sistema fundamentado en principios y valores no cristianos.

¿Qué establece el texto sagrado al respecto? Mucho.

Si acudimos al Antiguo Testamento comprobaremos que desde Abraham hasta Jacob, estos grandes hombres tuvieron una intensa vida política, ejerciendo como jefes de tribus, equivalente a los actuales hombres de estado. José es un prominente estadista, que intervino en el escenario político para salvar a Egipto de un colapso económico.

A partir de Moisés, los hombres de Dios son prominentes políticos a cargo de organizar, en nombre de Dios al pueblo de Israel.

En Sinaí se establece la Teocracia Hebrea, el gobierno de Dios como Monarca, así Jehová se constituye en Estadista y gobierna a Israel por intermedio de Moisés, en su condición de jefe administrativo, un Primer Ministro, y el sacerdote, como autoridad legal y espiritual.

Desde Moisés hasta Samuel, Jehová es el Gobernante de Israel; en la época de Samuel el pueblo pide rey, y Dios lo permite, 1 Samuel 8:7, hasta ese día Jehová fue el rey de Israel. En aquel momento surge la Monarquía Hebrea, y desde Saúl hasta Sedequías, el último rey de Israel, 2 Reyes 25:5-7, los hombres de Dios tuvieron una intensa actividad política. El rey estaba a cargo de gobernar al pueblo, y guiarle a la batalla, el sacerdote responsable de los aspectos legales y espirituales.

Resultado de imagen para menora

Menorá, una lámpara encendida, emblema del pueblo hebreo

Cuando ambas instituciones se pervertían, el monarca y el sacerdote se desviaban del camino trazado, Dios enviaba a otro emisario suyo para inmiscuirse en política. Eran los profetas que intervenían  en política ya que iban a Palacio a dictar pauta sobre la responsabilidad del rey en lo concerniente a su ejercicio como gobernante, 2 Crónicas 36:15-16.

Y digo: se inmiscuían en política; porque la intervención de ellos no era bien vista por muchos gobernantes, como el caso de Elías durante el nefasto reinado de Acab, 1 Reyes 15:17-19.

En el exilio de Israel se destaca la prominente figura de Daniel, otro hombre de estado, tanto como Ester, Mardoqueo; Esdras, Nehemías.

En el caso de Jesús, igualmente tuvo una intensa actividad política; le fue necesario bregar frecuentemente con las autoridades sobre asuntos de estado, y aspectos legales. Recordemos aquella pegunta:

¿Nos es lícito dar tributo a César, o no? Lucas 20:22.

Tal interrogante contiene un trasfondo político, en este caso mal intencionado.

Cuando Jesucristo afirma haber establecido el Reino de los Cielos, se convierte en Estadista, pues como Rey de ese reinado ejerce funciones de gobierno; al cual por cierto pertenece en la actualidad todo seguidor suyo.

Estadista es: todo responsable político de un país, aquel que dirige el Estado y controla en forma significativa al Poder Ejecutivo o al Poder Legislativo, junto al Jefe de Estado.

El apóstol Pablo, aun cuando no se le considere estadista, pues no ejerció funciones de gobierno, fue un hábil político que conociendo la ley judía, y el derecho romano hizo uso de ambos en su defensa al derecho de proclamar el evangelio.

Y es Pablo, quien inmiscuyéndose en política establece que “hay que someterse a las autoridades superiores”, Romanos 13:1. No pases por alto que la autoridad superior en aquel momento era el Imperio Romano, políticamente hablando; ya que Pablo insistió en estar bajo otra autoridad superior, él reconocía el Señorío de Jesucristo.

Retomando el tema original de este escrito, ¿Puede un pastor participar en la política? Considerando el significado de “política”, tal y como lo señalamos anteriormente, pues siempre actúa en ese ámbito.

Formulemos la pregunta de otro modo, ¿Puede un pastor optar por la candidatura presidencial? Revisando lo que a este respecto se establece en la Biblia, no encuentro prohibición alguna; excepto aquello de “no conformarse a este siglo”, Romanos 12:2, pero ese consejo vale para todas las dimensiones de la vida del creyente.

Imagen relacionada

Un pastor, si cursó estudios en un seminario, ha sido formado en el dominio de la teología, hermenéutica, en la enseñanza, en la homilética, en administración eclesiástica, e incluso en reglas parlamentarias, entre otras disciplinas.

Y si no ha estudiado en un seminario, por razones de su  ministerio se ha capacitado en aquellas disciplinas de manera autodidacta, y por la práctica de las mismas.

De modo que un pastor está calificado para ser presidente de una República, como cualquier otro ciudadano, y tiene algunas ventajas por sobre los demás contendores, dada su condición de siervo de Dios.

En nuestro país se da un fenómeno interesante, y es que cuando algún líder de cualquier iglesia decide incursionar en el ámbito electoral, los principales oponentes son sus propios hermanos. Algo así ocurrió cuando el hermano Germán Núñez, un recordado pastor bautista, y líder evangélico nacional, hace años decidió optar por una curul en el Parlamento, fue descalificado y Venezuela perdió por aquella vía un excelente parlamentario.

Respecto del pastor que acaba de inscribir su nombre en el órgano electoral rector para optar a la silla presidencial, lo único objetable es la ocasión. Está participando en un proceso que ha sido convocado, según los voceros de la oposición, y de la mayoría ¨Países del mundo occidental,  fuera del estado de derecho, no es legal.

En otras condiciones electorales, sus posibilidades de obtener la silla presidencial serían muy altas. Según los estudios de intención de votos, emanados de su comando de campaña, la candidatura suya recibe más apoyo que los restantes candidatos; y no es de extrañar pues ese fenómeno electoral llevó al fallecido y recordado Hugo Chávez a la presidencia de la república.

Esta coyuntura electoral, y la profunda crisis que vive Venezuela, debe ser tema de reflexión del liderazgo evangélico venezolano,  para que entienda que su papel es fundamental en la salida de esta trágica situación. Y que un líder cristiano es una excelente opción en este mar enrarecido, incluso un pastor que reciba la el apoyo de todo el pueblo evangélico es una opción ganadora. Recuérdese que aun en los más remotos pueblos de la geografía venezolana hay varias congregaciones evangélicas influyendo en sus comunidades.

Malaquías tiene algo que decir sobre este aspecto:

Es el deber de los sacerdotes enseñar a la gente a conocerme, y todos deben acudir a ellos para recibir instrucción, porque ellos son mensajeros del Señor Todo Poderoso. Malaquías 2:7. DHH.

En la época de Malaquías se hace alusión a los levitas, encargados del culto a Jehová entre quienes se elegía a los sacerdotes; en el Nuevo Testamento se refiere a todo creyente en el sentido del  sacerdocio universal de todo cristiano, según 2 Pedro 2:9.

El liderazgo evangélico tiene un llamado bíblico a constituirse en vocero Divino para marcar la pauta en Venezuela, como los profetas de Israel; no se van a colocar en el bando de la oposición al gobierno, ni al servicio de los que ejercen el poder. Van a declarar el consejo Divino contenido en su Palabra, la Biblia.

Los gobernantes necesitan ser orientados con la Palabra de Dios para que ejerzan satisfactoriamente sus funciones, que también propicien la paz y el bienestar de los ciudadanos.

Algo que no es fácil asimilar es que un pastor, en el ejercicio de su investidura ministerial, no puede asumir una filiación partidista, porque ministra a un rebaño constituido de ovejas que profesan diversas tendencias políticas. Internamente las congregaciones tampoco tienen una filiación partidista porque cada miembro, en el ejercicio de su libre albedrío y de conciencia, puede asumir la opción de su preferencia. Así que las congregaciones son un modelo de convivencia, y esto sí que hay que destacar y admirar de las iglesias evangélicas venezolanas, y de la católica.

Y ese modelo de convivencia, de respeto, de libertad hay que inducirlo en la sociedad venezolana. Somos hermanos, y nos amamos y respetamos aun cuando existan diferencias.

Como es de conocimiento general las elecciones presidenciales se han corrido para el 20 de mayo, vamos a esperar que novedades surgen durante ese lapso; si hay un acuerdo nacional basado en el principio de elecciones transparentes, con un árbitro creíble, bajo condiciones enmarcadas en el estado de derecho, que es el reclamo de los factores de oposición, y de los países que aspiran una solución pacífica, electoral, democrática y constitucional.

Entre tanto los pastores, sacerdotes y demás siervos del Señor, están llamados a comunicar a sus feligreses, y a la Nación,  Biblia en mano la palabra de Dios, y seguir clamando por una solución enmarcada en su Soberana Voluntad.

Así como las organizaciones evangélicas emitieron comunicados pronunciándose sobre la candidatura presidencial del pastor, igualmente deberían pronunciarse oportunamente sobre otros aspectos más relevantes, marcando la pauta en nombre de Dios.

Que el pueblo no perezca porque le falta conocimiento de Dios.

 Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Conceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google.

A PROPÓSITO DE LA CANDIDATURA PRESIDENCIAL DEL PASTOR EVANGÉLICO

El lanzamiento como candidato presidencial de un conocido pastor evangélico venezolano ha calentado las redes sociales, y generado no poca controversia en la población.

Este mediático hecho pone de relieve algunas contradicciones latentes en el liderazgo evangélico venezolano y de la población evangélica en general.

Los pronunciamientos emanados de las organizaciones que hacen vida en Venezuela no se han hecho esperar deslindándose de aquel pastor y su Iglesia que han decidido optar por la silla de Miraflores.

Resultado de imagen para SILLA DE MIRAFLORES

También recibimos el abundante material que revela aspectos públicos y privados del novel candidato, en los que se demuestra un trabajo de investigación efectivo por parte de sus detractores.

Por las informaciones que corren en pro y en contra del candidato, nos enteramos que es un exitoso pastor, apóstol, empresario, quien emergiendo de un modesto hogar en la ciudad de Guanare, educado en su niñez por una piadosa madre, se nos presenta hoy como líder de una poderosa organización, El Evangelio Cambia, capaz de reunir unos cuantos miles de seguidores, quienes le aclaman como su esperanza para salvar a Venezuela de la crisis que vivimos.

El lanzamiento de esta candidatura, mencionamos anteriormente, revela algunas contradicciones entre los evangélicos venezolanos que necesitan resolver para que su labor sea efectiva.

Lo primero que salta a la vista en los pronunciamientos es la insistencia en declarar que las iglesias no se inmiscuyen en la política, y reiteran su lealtad a lo dispuesto en Romanos 13:1-2.

Sobre el primer particular: Las Iglesias no se inmiscuyen en política.

No inmiscuirse pero si participar, actuar, intervenir. Y es una lástima, y una gran pérdida, que las Iglesias no influyan en lo político porque ello ha creado un gran vacío en una esfera crucial para la estabilidad, el desarrollo, y el bienestar del País; pero tampoco se influye en lo educativo, ni en lo económico, ni en lo social. Ese no inmiscuirse, transformado en aislamiento, ha llevado al País a la crisis que vivimos.

Resultado de imagen para EXODO DE VENEZOLANOS

Como los profetas de Israel ayer, Jesucristo más tarde, y los discípulos posteriormente, hay que declarar el consejo de Dios a todos los hombres, y los gobernantes están incluidos en “todos”. El proverbista a este respecto es diáfano:

Sin profecía el pueblo se desenfrena, Proverbios 29:18.

Entendiendo profecía como la revelación, la Palabra de Dios, al estilo de los profetas de Israel.

Oseas es aún más contundente:

Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Oseas 4:6.

Las palabras que siguen al anterior texto, son más duras y merecen atención por parte de los líderes espirituales venezolanos.

Los pastores venezolanos, y en cualquier parte del mundo, necesitan sentarse y meditar calmadamente, con la dirección del Espíritu Santo, Biblia en mano, o en el corazón, decir: ¿Qué necesito hacer para transformar la realidad de mi país? ¿Cómo puedo integrarme a mi comunidad para transformarla? ¿Qué me dice la Biblia sobre mi responsabilidad como mensajero de Dios en mi barrio?

Imagen relacionada

Ese “no conformarse a este siglo” de Romanos 12:2, mal interpretado y aplicado ha generado una iglesia enclaustrada, ajena a la realidad de su comunidad. La Iglesia necesita influir, transformar, iluminar, para que el mundo cambie.

Toma nota de lo siguiente, en cada población venezolana, por más pequeña y remota que sea, hay una congregación, en realidad varias de distintas denominaciones. Piensa: ¿Qué ocurrirá en Venezuela cuando cada una de esas congregaciones propicie cambios en la vida de la comunidad para su transformación?

En Venezuela existen 1136 parroquias; y según la Dirección del Cultos del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, para julio de 2017 el número de Iglesias allí registradas es de 15.017.

Es decir en cada Parroquia venezolana existe un promedio de 13 congregaciones. Sin contar las miles de otras que no están registradas.

Imagina este escenario: Cada congregación se propone impactar con el evangelio de Jesucristo a las personas que viven a 500 metros de distancia de su templo, por los cuatro puntos cardinales. Es decir el área de una circunferencia de 500 metros de radio. ¿Qué sucederá al cabo de un año en ese sector?

Visualiza a la ciudad de Jerusalén luego del impacto del evangelio, una vez ocurrido Pentecostés. Ese mismo día se convirtieron “como tres mil personas”, Hechos 2:42; pocos día después, luego de la sanación de un cojo, el número de los que creyeron “era como cinco mil”, Hechos 4:4.

Entonces, cuando decidamos participar en los asuntos de nuestra comunidad, veremos los resultados.

Por cierto, inmiscuirse significa: Participar en un asunto ajeno, dando opiniones, consejos o indicaciones, o actuando como intermediario, sin que le corresponda o sin tener derecho a ello. El asunto es que la Iglesia, por vocación, por lo que establece la Biblia, está llamada a participar, intervenir, a influir en el mundo para propiciar cambios.

El otro aspecto que se esgrime en los comunicados de las organizaciones evangélicas respecto a la candidatura presidencial del referido pastor, es aplicar Romanos 12:1-2.

La Iglesia declara someterse a las autoridades superiores, Romanos 13:1-2.

La errada aplicación de la exégesis y la hermenéutica a este texto, deriva en erradas interpretaciones. Una regla de interpretación es que el texto hay que interpretarle tomando en cuenta el contexto inmediato, a la Escritura en general; y al contexto histórico-cultural.

Lo que Pablo dice es que tenemos que someternos al estado de derecho.

Estado de derecho es el modelo de orden para un país por lo cual este se rige mediante un sistema de leyes escritas e instituciones ordenado en torno de una constitución.

Cuando Amos se enfrenta al sacerdote Amasías y desobedece la autoridad de este, Amos 7:10-17; o cuando Pedro se niega obedecer la orden de la autoridad superior, el concilio, Hechos 4:19; en realidad quienes no se apegan al estado de derecho son las autoridades, por lo tanto Amos y Pedro apelan a la Ley, Pentateuco, y a la autoridad superior que es Dios.

Resultado de imagen para tablas de la ley

¿Quién es la autoridad superior en Venezuela? Alguno piensa que es el Presidente, error, él es autoridad superior del Poder Ejecutivo; en Venezuela hay cinco podres constituidos, ¿Son los cinco poderes la autoridad superior en Venezuela? No, sobre ellos está la Constitución, es la Constitución la autoridad superior en Venezuela, No. ¿Quién lo es?

El Artículo 5 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece:

La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos.

Para sustentar Romanos 13:1-2, es necesario conocer la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, y hacer un curso de Derecho Constitucional; e igualmente conocer la Biblia, y estudiar teología. Y sobre todo, conocer a la verdadera Autoridad Superior de los cristianos en Venezuela, que es Dios, y someterse a bajo su potestad.

Finalmente hagamos algunas consideraciones sobre la candidatura presidencial del pastor.

Tiene derecho a poner su nombre como candidato, pues eso lo establece la Constitución.

Tiene el deber de propiciar cambios en el País, en el maco de lo que hablamos anteriormente sobre la necesidad de influir positivamente en nuestro radio de acción.

Tiene derecho a dirigir al País pues es un líder exitoso en el ámbito en el que se desenvuelve.

¿Cuáles son las objeciones a su candidatura?

El prontuario que circula en las redes sociales: No.

Si los que hacen correr los antecedente del Pastor, hicieran lo mismo con los antecedentes de los otros que han mencionado su determinación de competirán el 22 de abril por la silla Presidencial, y de quienes astutamente declinaron la nominación, se vería que el pastor es un “niño de pecho” comparado con ellos.

¿Cuál es la objeción de fondo? El Estado de Derecho.

Sobre este particular hay mucho que decir, incluso respecto de los representantes de la oposición. Observemos.

En agosto de 2016, el Jefe de la bancada de oposición declaró que periodo de Rectores del CNE está vencido, la Asamblea Nacional creará Comité de Postulaciones para elegir rectores del CNE. Todavía están en funciones Rectores con el período vencido.

En enero de 2017, la mayoría opositora de la Asamblea Nacional votó y declaró que Nicolás Maduro ha abandonado sus funciones como presidente de la República y por lo tanto abandonó su cargo. El acuerdo, de conformidad con el artículo 233, tiene como uno de los puntos la convocatoria de elecciones presidenciales inmediatas; otro punto es reiterar que se irán a las instancias internacionales para continuar denunciando la violación a la Constitución. El presidente Maduro sigue en sus funciones.

Respecto a la Asamblea nacional Constituyente, un alto dirigente de la MUD y parlamentario dijo, a propósito de la Asamblea Nacional Constituyente, a un canal de televisión:

La nueva Constituyente que quiere convocar el presidente de la República, es un saqueo a la democracia. Adicionó que no es legal ni Constitucional que el CNE apruebe la propuesta a la “constituyente. Dijo además que lo que tiene que hacer el órgano electoral es convocar al pueblo a una consulta de las bases comiciales.

Recapitulemos: El CNE tiene su período vencido, por lo cual es ilegitimo; el Presidente ha sido destituido; la Asamblea Nacional Constituyente es ilegal. Todo esto desde la perspectiva de la oposición y de los legisladores de la Asamblea Nacional.

Adicional a esto, la mayoría de Países de América y de Europa, tanto como organismos supranacionales se han pronunciado en el mismo sentido de la Asamblea Nacional y de la dirigencia opositora.

Ahora bien. ¿Es lógico que los mismos, con nombre y apellido, que declaran ilegitimo al CNE, destituyen al Presidente, y descalifican a la ANC se sienten a dialogar con aquellas autoridades que consideran ilegitimas?

¿Hay sentido común en los que desde la oposición pretenden participar en unos comicios ordenados por la ANC, que es ilegítima, y organizado por un CNE que es espurio, según los jerarcas de la MUD?

Es un problema de credibilidad. En Venezuela y en el mundo, los líderes de la oposición no tienen credibilidad.

He aquí la objeción a la candidatura del pastor evangélico: credibilidad.

Él ha mostrado ingenio en sus negocios y demás actividades,  tiene buenos asesores, y recursos. De modo que, o eligió el momento equivocado para salir a la competencia electoral; o simplemente presta su nombre y prestigio para competir en un torneo que sabe de antemano que no va a ganar.

El pastor aludido no es ingenuo, sabía de antemano el ruido que iba a generar, y estaba consciente de que su hoja de vida sería expuesta sin piedad a la luz pública por sus detractores.

Estaba consciente además de que sus adversarios se constituirían en los principales difusores de su candidatura, de modo que cada pronunciamiento en su contra lo que hace es difundir su propuesta y ser conocido en espacios en los que no tiene acceso.

De acuerdo a lo expresado por expertos en la materia, de lo ocurrido en las elecciones Regionales, luego en las Municipales, se infiere el resultado de las elecciones del 22 de abril. ¿Tiene sentido una aspiración presidencial en este entorno?

Finalmente para decidir qué hacer ante la cita convocada para el 22 de abril, evalúe el estado de derecho, acuda a su autoridad superior, la Palabra de Dios, y luego haga lo correcto.

Fuente.

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Prensa Nacional.

Datos demográficos: Wikipedia

Constitución de la república Bolivariana de Venezuela

Notas Personales

Imágenes: Google

22 DE ABRIL EL DÍA DE LA VERDAD

El anuncio de la presidente del CNE fijando la fecha para las elecciones presidenciales ha conmocionado a la población venezolana, tanto como a nivel internacional.

Lo que se plantea para el 22 de abril en realidad es un enorme desafío para todos los involucrados en el proceso, porque lo que se va a dirimir ese día no es solamente el nombre de quien será designado Presidente, sino la veracidad, la consistencia ideológica, doctrinal, la autenticidad de los dirigentes políticos venezolanos y de la población en general.

Resultado de imagen para elecciones 22 abril

El 22 de abril es el día de la verdad.

El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, líder fundamental de la Revolución Bolivariana y del Socialismo del Siglo XXI, ha convocado a sus seguidores a darle respaldo a su proyecto de acentuar el proceso que nos conduce al Socialismo.

En esto el Presidente, y los demás promotores de la Revolución en Venezuela, han sido claros, a nadie han engañado; su accionar responde a un fin, instaurar en Venezuela el sistema socialista que conduce al comunismo.

Para ello han creado las condiciones apropiadas, una de ellas es la designación de la Asamblea Nacional Constituyente que tiene la potestad de hacer las modificaciones constitucionales para convertir a Venezuela en un País comunista.

El fallecido presidente Chávez, tanto como el presidente Maduro, no han ocultado sus aspiraciones, al contrario han hecho una abundante promoción a su proyecto dentro y fuera del País.

Del lado opositor hay dos sectores. El primero constituido por la denominada Mesa de la Unidad Democrática, que reúne a los principales dirigentes de los distintos partidos que no están alineados con la Revolución; y el resto de la población, incluida la sociedad civil organizada.

Este grupo tiene el reto de contender con los promotores de la Revolución, y ello implica tomar decisiones trascendentales.

Hasta hoy, los dirigentes de la oposición han perdido credibilidad porque ellos están enfocados en la silla de Miraflores, y no en la realidad Nacional. El electorado venezolano les otorgó una amplia mayoría en la Asamblea nacional para que les represente dignamente, y estos cedieron la mayoría absoluta, han desoído el clamor de los ciudadanos que solicitan volver al rumbo democrático; y luego de haber declarado ilegal a la Asamblea nacional Constituyente, acatan los designios de la misma.

Vamos a ver si para el 22 de abril la MUD elige de su seno un representante como candidato presidencial. Recordemos que la MUD ha declarado ilegal a la Asamblea Nacional Constituyente y al CNE, por no haber renovado este último conforme a la ley; ambos han convocado les venideras elecciones.

También al electorado en general llega la hora de la verdad.

Lo mismo para el pueblo cristiano, quien tiene una disyuntiva. Es propicio recordar lo que es una disyuntiva. Acudamos al diccionario de la Real Academia Española (RAE):

Adjetivo. Que implica una relación excluyente entre dos elementos o tiene la capacidad de desunir o separar. Gramática. Oración coordinada que expresa una elección entre dos posibilidades que denotan diferencia, alternancia o separación.

Las disyuntivas se reconocen por la conjunción disyuntiva “o”. Por ejemplo: ¿Tomas café o chocolate?

Resultado de imagen para disyuntiva

De modo que el electorado venezolano tiene ante sí una disyuntiva que le plantea conflicto, complejo:

Un Gobierno Revolucionario que tiene como meta convertir a Venezuela en un País Comunista.

Una cúpula de la MUD que tal vez presente candidato presidencial,

Una aspiración popular de continuar la trayectoria democrática.

Pero también los líderes espirituales tienen su desafío que se constituye en una gran responsabilidad, hasta ahora los curas católicos, y los pastores evangélicos se han dividido entre partidarios de la revolución, quienes apoyan a la MUD, y otro significativo sector imparcial.

Para el 22 de abril, también les llaga la hora de la verdad; una disyuntiva desafiante, necesitan elegir entre dos opciones, no hay más para ellos.

Las dos opciones son:

Seguir aquella posición de apoyar a la Revolución, a los sectores de la MUD, o ser imparcial; o, en lugar de aquellas posiciones asumir su elevado papel de emisarios Divinos, y cumplir el sagrado deber de, Biblia en mano, orientar a este pueblo venezolano que está “pobre y disperso, como ovejas que no tienen pastor.”

En este mismo sitio hemos escrito que una de las causas por las cuales Venezuela atraviesa este valle de sombras, es porque le ha faltado la luz que resplandece en la Tinieblas.

Ha faltado un vocero Divino que adentrándose en el Palacio de Miraflores le explique al Presidente, y a su Gabinete, el valor de poner en práctica las enseñanzas bíblicas que han transformado gobernantes y naciones enteras.

Pero la cristiandad, o le lanza anatemas al Presidente, o va a Palacio en busca de un pedacito de “patria”. Y no es que falten cristianos en las altas esferas de Poder, lo que ha faltado es testimonio. Ha faltado un José, como en Egipto, un Daniel, como en Babilonia, un Nehemías, como en Persia, o una piadosa mujer como Ester en la corte del rey Asuero.

Y si ha faltado la voz de Dios en Palacio, también ha sido escasa en los otros predios de la oposición, y en la población en general.

Pero este no es momento de acusaciones, o distribuir responsabilidades, lo cual en nada beneficia, sino pensar objetivamente en qué hacer. Para orientar el proceso de reflexión hay dos textos, entre los muchos que en la Biblia tratan asuntos como este, que son muy útiles, pensando en forma asertiva.

He aquí el primero, Oseas 4:6:

Mi pueblo perece por falta de conocimiento… BLP

Es un privilegio, y una sagrada misión, declarar la Palabra de Dios al pueblo. La ignorancia de la Biblia es lo que determina los grandes errores de las naciones.

A través de la Sagrada Escritura se insiste en la importancia de leer, memorizar, meditar, recordar y practicar la Palabra; como también se describe el resultado de aquella práctica.

Cada cristiano es conminado a ello.

1 Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; 2 para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. 3 Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres. 4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. 5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. 6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. 8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas. Deuteronomio 6:1-9.

Algunos teólogos afirman que estas palabras son dirigidas directamente al pueblo de Israel, preparándole para entrar a la Tierra Prometida, por lo que no tienen validez para otros pueblos; es cierto que Dios instruye a Moises para que advierta a Israel sobre el estilo de vida en la tierra que poseerán, sin embargo tales advertencias valen para el pueblo de Dios en general, y para toda persona que decida ponerlas en práctica, a quien le irá bien, según la promesa.

Pero para muchos la Biblia es un adorno, o un amuleto, un libro de primeros auxilios, un conjunto de textos para atacar a los oponentes. La Biblia no es eso, es la Palabra de Dios que transforma, genera bienestar, calidad de vida, progreso cuando se lee fervorosamente, y se practican sus enseñanzas.

Los líderes espirituales, o mejor expresado los siervos de Jesucristo están llamados a volver a la Palabra, vivirla, practicarla; y luego enseñarla. Allí están los profetas de Israel, quienes levantaban sus voces y proclamaban conmovidos: Así dice Jehová.

Hoy los siervos de Dios necesitan volver a la Palabra y conmovidos por ella, con el Sagrado Libro en mano, proclamar con autoridad: Así dice la Biblia.

Cuanto le ha faltado al Presidente, como a los venezolanos en general, que un siervo de Dios se le acerque y le diga: “Tengo un mensaje Divino que decirte hoy…” y abriendo la Biblia le declare el consejo de Dios:

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29:11.

El segundo texto para reflexionar, considerando la realidad venezolana, es:

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová. Josué 24:15.

Este texto es fuerte, pero define la disyuntiva a la que hemos hecho referencia anteriormente en este escrito.

Y la disyuntiva no es entre votar por el gobierno, o por la oposición, sino que los líderes espirituales necesitan una definición de principios, una toma de conciencia acerca del altísimo privilegio de ser vocero de Dios ante un País en crisis, la más severa en toda su historia desde que los españoles pisaron el suelo del nuevo mundo.

Resultado de imagen para palabra de dios

Los líderes espirituales necesitan un reencuentro transformador con la Palabra, para que su mensaje tenga el poder vivificador capaz de impactar y generar cambios en los oyentes.

Tal vez alguno piense que estoy exagerando la nota, sin embargo a la luz del acontecer venezolano es evidente que la Palabra de Dios escasea, como en los tiempos del joven Samuel, 1:3.

Más no hay que ser pesimistas, seguramente Dios tiene preparado los hombres y mujeres que en su momento se van a manifestar, como cuando Elías ante los profetas de Baal, colmado de poder Divino, exclama a ante un pueblo obnubilado por la idolatría:

36 Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. 37 Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos.

Y dada la respuesta, el pueblo clama: ¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!

Y esto es lo deseamos oír en Venezuela, otra vez: Jehová es Dios.

Cuando Jehová, el Dios Abraham, de Isaac, de Israel, sea también el de los venezolanos, ese día las cosas comenzarán a cambiar.

Cuando los líderes espirituales de Venezuela, los siervos de Dios que ministran en esta gran nación, se humillen, invoquen a Dios, oren, busquen el rostro de Jehová, y se conviertan de sus malos caminos; el pueblo seguirá su ejemplo, procederá igualmente; entonces Dios oirá desde los cielos, perdonará los pecados y sanará la tierra. Es la demanda de 2 Crónicas 7:14.

Aunque Elías pensaba que estaba solo en su tarea, Dios tenía preparado unos cuantos profetas más dispuestos a acometer la tarea de reconstrucción espiritual.

El 22 de abril sabremos la verdad de este pueblo.

Fuente.

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Datos y conceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

LA CIENCIA COMPRUEBA LO QUE LA BIBLIA REVELA

Un cristiano acepta sin discusiones que la Biblia es la revelación de Dios sobre su existencia, naturaleza, atributos, acto creador, origen del hombre, el porqué de la condición actual del hombre, y destino final de la humanidad.

Desde la primera frase del libro de Génesis, hasta la última de Apocalipsis, la Biblia revela progresivamente aquellas realidades, a través de una diversidad de escritores quienes a lo largo de unos 1500 años cumplieron tal impresionante tarea.

En acuerdo a los eruditos, el primer escritor es Moisés quien unos 1400 años antes de Cristo recopila el Pentateuco, hasta Juan, el discípulo de Jesús, encargado de transcribir el libro de Apocalipsis, que cierra el canon bíblico, cien años después de Cristo.

Resultado de imagen para pentateuco

Los hechos revelados en la Biblia abarcan un lapso indefinido, afirmamos esto porque de acuerdo a la revelación contenida en este magnífico libro, todo comienza cuando Dios crea el cielo y la tierra, de conformidad con lo afirmado en Génesis 1:1, y se extiende hasta la eternidad, tal y como lo declara Apocalipsis 22:5.

Lee En el Principio, El Big Bang:  https://israeleal.wordpress.com/2014/07/12/en-el-principio-el-big-bang/

Si quisiéramos fechar cuando ocurre Génesis 1:1, acudimos a la cosmología, ciencia que ha determinado la edad del Universo en 13.800 millones de años, momento en que una singularidad, una concentración de materia, energía, espacio y tiempo, del tamaño similar al de un punto utilizado en  este escrito, se expande bruscamente, una Gran Explosión (Big Bang), dando lugar a todo lo que conocemos hoy.

Y el universo, nosotros incluidos es eterno, no está previsto un fin, sino una eternidad, como afirma Apocalipsis 22:5.

Lee La Creación desde una Perspectiva Terrestre:  https://orientador.wordpress.com/2013/09/05/la-creacion-desde-una-perspectiva-terrestre/

Respecto de que el orden creado es eterno, como revela Apocalipsis 22:5, los cosmólogos han descubierto algo sorprendente, y es la existencia de una materia, y energía oscura, que superan en cantidad a la materia y energía que conocemos, y aquellas empujan el universo en una expansión infinita.

Imagen relacionada

Desde el Big Bang, según la ciencia, el Universo se expande infinitamente.

Por cierto esa materia y energía oscura fue descrita en la Biblia en Isaías 50:3:

Visto de oscuridad los cielos, y hago como cilicio su cubierta.

Para explicar la revelación de que la vida animal surge del agua, según Génesis 1:20, en 1936, Oparin un biólogo ruso explicaba el origen de la vida, el sostenía que el carbono arrojado por los volcanes se combinó con vapor de agua, formando hidrocarburos; en el océano, esas moléculas se hicieron más complejas y se amontonaron en gotitas llamadas coacervados. Poco a poco, los coacervados fueron adquiriendo las características de las células. Esas células eran microbios anaeróbicos, porque en aquel entonces no había oxígeno en la atmósfera. Como sabemos, las células se unen y forman tejidos, y así prosigue el desarrollo de la vida. Esto recuerda la historia de la unión de un espermatozoide uniéndose a un ovulo.

Para datar la aparición del hombre sobre la faz de la tierra, la arqueología, tanto como la antropología y ciencias afines, nos informan que hace unos 2.5 millones de años aparece el género Homo, quien logra expandirse por todo Eurasia, se toma como punto de inicio el Paleolítico o Edad de Piedra. De ser veraz esta afirmación, la creación del hombre tal como afirma  Génesis 1:26-27, ocurre en la edad de piedra, hace 2.5 millones de años.

La Biblia y la ciencia no se contradicen, se complementan. La aparente contradicción nace en la mente de teólogos y científicos radicales, quienes pretenden desacreditar la validez del conocimiento adquirido por las respectivas disciplinas que cultivan.

En la edad media la teología, por ejemplo, haciendo uso de la irracionalidad negaba las afirmaciones de Galileo sobre el sistema heliocéntrico, y el 21 de junio de 1633 le condena a cadena perpetua por afirmar que la tierra, y los demás planetas, giran alrededor del Sol. Todo en función de sostener incólumes los dogmas matizados con los pensamientos de los grandes filósofos griegos, el geocentrismo, que la tierra es el centro del universo.

Resultado de imagen para heliocentrismo

Afirmar que la Tierra gira alrededor del Sol, casi le cuesta la vida a Galileo.

Actualmente, Stephen Hawking, el renombrado científico británico, el año 2014, en una entrevista realizada por el diario El Mundo, aclaró su postura con respecto a la religión y despejó cualquier duda sobre su ateísmo. Fue claro en señalar que es ateo y que entre religión y ciencia no hay ninguna compatibilidad:

En el pasado, antes de que entendiéramos la ciencia, era lógico creer que Dios creó el Universo. Pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir cuando dije que conoceríamos “la mente de Dios” era que comprenderíamos todo lo que Dios sería capaz de comprender si acaso existiera. Pero no hay ningún Dios. Soy ateo. La religión cree en los milagros, pero estos no son compatibles con la ciencia.

Para comprender las palabras de este admirado hombre de ciencia es necesario evaluarlas en su contexto, en su realidad; una mente brillante encapsulada en un cuerpo que lentamente se paraliza, hasta el punto de impedir articular palabras. Esto explica la falta de fe en la religión que “cree en los milagros”.

Un teólogo convencido en que la Biblia es la revelación de Dios, y que es inerrante, que no contiene errores en su versión original, lee la teoría de la evolución propuesta por Darwin, y sin prejuicios puede afirmar: “Es un buen intento por explicar el origen de las especies, tal y como lo revela la Biblia en Génesis 1:20-21”; donde se expone que Dios creó los animales según su género y especie. Es innegable que entre los animales de una misma especie hay evolución.

Incluso la especie “hombre” evoluciona en el sentido del desarrollo humano, se inicia con una célula embrionaria que se multiplica incesantemente hasta dar lugar a un individuo, con las mismas características del ser que lee este escrito.

Resultado de imagen para embrion humano

Aunque la Biblia no es un libro de ciencia, hace referencia a hechos que posteriormente la ciencia confirma con exactitud, y las explica mediante fórmulas matemáticas. Veamos algunas:

La astronomía establece que el Sol, la Luna y las estrellas, debido a sus movimientos constituyen un exacto reloj astronómico que sirve para medir el tiempo los días, años y las estaciones.

Eso lo afirma la Biblia en Génesis 1:14-16:

14 Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas.

Resultado de imagen para cuarto creciente

En Física: La ley de gravitación universal una ley física que describe la interacción gravitatoria entre los distintos cuerpos con masa, formulada por Isaac Newton en 1687; establece una relación cuantitativa de la fuerza con que se atraen dos objetos con masa.

Ese principio fue descrito en la Biblia en Job 38:31:

¿Podrás tú atar los lazos de las Pléyades, O desatarás las ligaduras de Orión?

Como sabemos los lazos y ligaduras mencionados no es otra cosa que la fuerza de gravedad.

Resultado de imagen para orion constellation

Las tres estrellas en el centro, permiten reconocer a Orión.

La redondez de la tierra. Eratóstenes de Cirene, 276-196 a.C., estudió la luz del sol sobre los pozos de Siena en el solsticio de verano. Calculó el ángulo con que el sol caía sobre Alejandría y, geométricamente estableció con ello que la circunferencia de la tierra medía 40.000 Km. ¡Increíblemente preciso para aquella época!

La Biblia lo afirma en Isaías 40:22:

Él está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar.

El ciclo del agua, que los seres vivos necesitan para sobrevivir, fue estudiado por Salomón. Este ciclo consiste en la evaporación del agua contenida en los océanos, condensación (nubes), y precipitación en forma de lluvia.

La Biblia dice en Eclesiastés 1:7:

Todos los ríos van al mar, pero el mar no se llena. Al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo.

Revisemos otros aportes de la Biblia que posteriormente han sido confirmados por la ciencia:

La tierra flota en el espacio, Job 1:27:

El extiende el norte sobre vacío, Cuelga la tierra sobre nada.

Resultado de imagen para tierra en el espacio desde la sonda galileo

Colgando en el espacio, vista desde la Luna.

La materia está constituida de partículas invisibles, hoy las denominamos átomos, y los átomos formados por partículas subatómicas, Hebreos 11:3:

Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

Los océanos además de recibir agua de los ríos, son alimentados por fuentes de agua de los suelos marinos, Job 38:16:

¿Has entrado tú hasta las fuentes del mar, Y has andado escudriñando el abismo?

Hay montañas en el fondo del mar, Jonás 2:5-6:

5 Las aguas me rodearon hasta el alma, Rodeóme el abismo; El alga se enredó a mi cabeza. 6 Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre; Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío.

El cuerpo humano contiene los mismos elementos de la tierra y en igual proporción, un 99 por ciento del cuerpo se compone de oxígeno, carbono, nitrógeno, hidrógeno, fósforo y calcio, en tanto el resto de los elementos consiste en sodio, cloro, potasio, azufre y magnesio. Génesis 2:7:

Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

La luz se descompone. En 1666, Isaac Newton descubrió que al hacer  pasar por un prisma un rayo estrecho de luz, esta se descomponía en varios colores. Newton denominó espectro al arreglo ordenado de colores desde el violeta hasta el rojo. Job 38:24:

¿Por qué camino se reparte la luz, Y se esparce el viento solano sobre la tierra?

Corrientes marinas. Son masas de agua que se  desplazan en los océanos con profundidades diversas y con determinadas direcciones. Pueden ser consideradas como “ríos dentro del océano”. Salmos 8:8:

Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar.

Las hojas de las plantas son medicinales. La ciencia comprueba las propiedades medicinales de las plantas, Ezequiel 47:12:

Y junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán, ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario; y su fruto será para comer, y su hoja para medicina.

Esta realidad se reitera en Apocalipsis 22:2 y en 2 Reyes 20:7.

Lee Propiedades Medicinales de la Higuera:  https://israeleal.wordpress.com/2014/11/27/propiedades-medicinales-de-la-higuera/

Ahora bien, es de advertir que la Biblia menciona hechos y principios, que luego la ciencia confirma; más no ofrece datos cuantitativos, ese el campo de la matemática y de la física, entre otras. Por tal motivo algunos científicos afirman que la Biblia contiene errores. Por ejemplo:

El genetista británico Steve Jones en su libro, Ciencia y creencia. La promesa de la serpiente; analiza las sagradas escrituras en busca de errores e incoherencias. En una de sus páginas descubre errores de Dios.

En el Libro de Job (38:8-11), el Señor explica a Job que el nivel de los océanos es inmutable, porque durante la Creación le ordenó a la marea: “Hasta aquí llegarás y no pasarás; aquí cesará la arrogancia de tus olas”. Desde la época del éxodo hasta el siglo XX mantuvo su promesa, pues el límite de la marea alta se hallaba más o menos estable, pero desde principios de la década de 1990 se ha producido un aumento medio de unos tres milímetros al año.

El señor Jones interpreta erradamente el texto, porque no se refiere al nivel de los océanos, sino al hecho de la separación entre las masas de agua y la tierra, es decir que nunca el mar va a cubrir la tierra, así se establece en Génesis 1:9-10:

9 Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. 10 Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno.

Aunque afirmamos la inerrancia de la Biblia, que en sus originales no tiene errores, es cierto que puede contener algunos, debido a las innumerables copias que de los originales se han hecho, y a las infinitas traducciones y revisiones.

El señor Jones, antiguo jefe del Departamento de Genética del University College de Londres, en su libro refiere dos:

Primer caso:

En 1631, los impresores reales de Londres editaron una traducción al inglés de la Biblia, pero se comieron una palabra. En el versículo 14 del capítulo 20 del Éxodo, se extravió un “no”. El problema es que se trataba del séptimo mandamiento, que quedó: “Cometerás adulterio”. De inmediato, las autoridades ordenaron perseguir los 1.000 ejemplares publicados y quemarlos, aunque, casi cuatro siglos después, todavía sobreviven 11 de las llamadas Biblias Adúlteras. Una de ellas se puede contemplar en un museo de la Universidad Bautista de Houston (EE UU).

Segundo caso:

Otra Biblia, la primera impresa en inglés en Irlanda, en 1716, convirtió “go and sin no more” (“ve y no peques más”) en “go and sin on more” (“ve y sigue pecando”). Muchas de sus 8.000 copias jamás pudieron ser recuperadas y destruidas.

También el señor Jones, secundado por innumerables autoridades científicas afirman que la Biblia lo que hace es recopilar mitos antiguos e insertarlo en sus páginas, veamos uno:

En su libro, el escritor recurre a la geomitología, disciplina que busca los orígenes de las leyendas religiosas. Sobre el Diluvio Universal y el Arca de Noé, Jones menciona que hay 300 relatos similares sobre inundaciones en todo el mundo. Uno de ellos surge en Babilonia, en el actual Irak. Su dios decidió exterminar a la humanidad excepto a un gobernante llamado Atrahasis, a quien instruyó construir  un barco para su familia y los animales.

Atrahasis, afirma Jones, existió en Sumeria 3.000 años antes del presunto nacimiento de Jesucristo. Y las excavaciones en los restos de su ciudad muestran las huellas de una gigantesca crecida del río Éufrates en aquella época.

Sin embargo, esos 300 relatos similares sobre inundaciones en todo el mundo, lo que hacen es confirmar que ciertamente hubo un diluvio, y que su recuento se transmitió de generación en generación, convirtiéndose la historia del hecho real en un mito para los hombres de ciencia.

Lee ¿Confirman los mitos la veracidad de la Sagrada Escritura?  https://israeleal.wordpress.com/2017/04/18/confirman-los-mitos-la-veracidad-de-las-sagradas-escrituras/

En su segunda carta a Timoteo en 3:16, Pablo instruye a su discípulo sobre la importancia de la escritura, menciona cuatro propósitos fundamentales, y el primero es relevante:

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar…

Lee la Sagrada Escritura, aprenderás diversas cosas y transformará tu vida.

La Biblia contiene 66 libros clasificados en dos Testamentos.

El total de libros están divididos en 1189 capítulos.

Y a su vez los 1189 capítulos están divididos en 31.103 versículos.

En promedio un capítulo contiene 26 versículos.

Si lees tres capítulos cada día, leerás la Biblia en un año.

A la velocidad de 10 segundos por versículo puedes leer un capítulo en tan solo 5 minutos, y tres  capítulos en 15 minutos.

15 minutos que pueden cambiar tu vida.

Comienza hoy.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

El País: La Biblia leída por un  Científico:   https://elpais.com/elpais/2015/02/20/ciencia/1424457256_462933.html

Notas personales

Imágenes: Google