HOMOSEXUALIDAD, PERSPECTIVA BÍBLICA

La problemática alrededor de la homosexualidad cobra nuevo impulso a raíz de la lamentable controversia en el seno del Vaticano.

Asuntos como: ¿Condena la Biblia la homosexualidad? ¿Es un pecado la homosexualidad? ¿Puede ser salvo un homosexual?

Es que dicho tema es complejo, y entre los cristianos genera innumerables debates de tal magnitud que hasta ha ocasionado cismas.

¿Cuál es el gran problema en las consideraciones sobre el mismo? Es el prejuicio adoptado respecto de la homosexualidad, los prejuicios son actitudes negativas sobre algo.

La Biblia trata natural y sencillamente esta problemática sin matices, ni prejuicios; objetivamente.

Imagen relacionada

En el Antiguo Testamento, este asunto no es prominente porque no se practicaba en Israel, era considerada abominación, y debido a la pena impuesta a quienes se atrevían a manifestar aquella conducta, Levítico 18:22; 20:13.

En el Nuevo Testamento el tema se trata sin prejuicios. Lo primero que se observa es que Jesús no abordó aquel tema en sus enseñanzas y denuncias, ¿Por qué? Sencillamente porque no era un problema significativo entre los judíos, ellos adolecían otros defectos de carácter.

Es Pablo quien introduce la homosexualidad como tema de discusión, ¿Por qué motivo? ¿Tenía Pablo prejuicios contra los homosexuales? Es porque el evangelio avanza a través del mundo gentil, y a donde llega las personas son impactadas y desafiadas a cambiar radicalmente, a nacer de nuevo, Romanos 12:1-2.

Visualiza el cumplimiento de Hechos 1:8; los discípulos impactan a Jerusalén, Hechos 5:28, a Samaria, Hechos 8:4-5, a todo el Imperio Romanos, hasta llegar a la capital, Romanos 1:7.

Aquel mundo gentil, tenía otra perspectiva de la homosexualidad; para ellos era natural, parte de su cultura, no objetable. Se dice que Alejandro Magno, aun cuando era heterosexual, se hacía acompañar de jóvenes varones con quienes mantenía relaciones sexuales; lo mismo se afirma de los cesares romanos, quienes mantenían relaciones con damas y caballeros.

Es decir, en el Imperio Griego, como en el Romano, la homosexualidad no era repudiada, considerada pecado, ni contranatura; simplemente una práctica cultural aceptada. Por tal motivo Pablo, el apóstol de los gentiles, tiene la tarea de establecer la posición cristiana sobre la homosexualidad.

Y la posición de Pablo se basa en la Palabra de Dios, veamos. El hombre fue creado con sexo diferenciado, y orientación sexual definida, Génesis 1:26.27, de donde deriva el sexo y el género: mujer – hombre, femenino –masculino. Aunque no hubiese sido revelado en la Escritura, el cuerpo humano lo establece, definitivamente.

Resultado de imagen para sexo biologia

La anatomía, el funcionamiento, la estructura genética es quien determina, define el sexo, la sexualidad y el género; no la cultura, ni la ideología.

Veamos el enfoque de Pablo, se observa en Romanos 1:18-32. Si leíste el texto, observarás que Pablo dedica dos versículos al tema de la homosexualidad, 26 y 27, los restantes a otras impiedades de los hombres.

Otro texto en el que Pablo se pronuncia sobre el tema es 1 Corintios 6:9-11, en el mismo cita diez agravios, de los cuales dos se refieren al asunto que tratamos.

Es notable que Pablo afirma: “Y esto erais algunos”, 6:11. El énfasis de Pablo es: “…ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. 6:11.

Debido a lo cual es necesario vivir conforme a aquella nueva realidad: “Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.” 6:20.

En Gálatas 5:19-21, Pablo menciona las manifestaciones de la carne, no se refiere a la homosexualidad; pero toca el problema de la fornicación, inmundicia, lascivia; las que transmiten la idea de: Libertinaje, ausencia de dominio propio, conducta desenfrenada, dar rienda suelta a los impulsos y pasiones carnales, conducta muy vergonzosa.

Para Pablo, la homosexualidad es una manifestación de la carne, como cualquier otra; no tiene mayor peso frente a las demás que menciona.

Como escribimos al principio, este tema es prominente hoy, más por el prejuicio sobre el mismo, que por su gravedad. En la mente de un cristiano la homosexualidad es más relevante que la idolatría, la avaricia o el alcoholismo.

Iniciamos este escrito con tres preguntas: ¿Condena la Biblia la homosexualidad? ¿Es un pecado la homosexualidad? ¿Puede ser salvo un homosexual?

Cambiemos el contenido de la pregunta en estos términos: Pensemos en la disensión. Disensión: Falta de acuerdo entre dos o más personas o falta de aceptación de una situación, una decisión o una opinión. La disensión es catalogada por Pablo como “manifestación de la carne”

¿Condena la Biblia la disensión? ¿Es un pecado disentir? ¿Puede ser salvo un pastor que disienta y divida a una Iglesia? Tres si, enfáticos. Como dijimos anteriormente, el prejuicio determina la magnitud de la “manifestación de la carne”.

La generalidad de personas acepta una clasificación de pecados que no es Bíblica: graves, y menos graves. Adulterio es grave, mentir es leve. Eso es falso; desde un enfoque bíblico, ambos son actos de desobediencia a la norma Divina.

La Sagrada Escritura establece solo dos tipos de pecados: perdonables, e imperdonables, Marcos 3:28-29. En esa cita Jesús afirma que todos los pecados de los hombres pueden ser perdonados, excepto la blasfemia contra el Espíritu santo. Como en los creyentes mora el Espíritu Santo, es inconcebible que un cristiano cometa aquel horrendo pecado.

¿Cuál es la condición para que un pecado sea perdonado? Lee Hechos 3:19:Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,

La pregunta: ¿Puede un homosexual ser perdonado? Contiene un matiz de prejuicio, de homofobia, necesario corregir.

Homofobia es la aversión, fobia (del griego  φόβος, Fobos, pánico) obsesiva​ contra hombres o mujeres homosexuales, aunque generalmente también se incluye a las demás personas que integran a la diversidad sexual, como es el caso de las personas bisexuales o transexuales, y las que mantienen actitudes o hábitos comúnmente asociados al otro sexo, como los metrosexuales y los hombres con ademanes tenidos por femeniles o las mujeres con ademanes tenidos por varoniles.

Y tal manifestación de la carne, la homofobia, como se sabe, es repudiable en el contexto bíblico.

Con esto en mente, necesitamos valorar la actitud de Jesús hacia los pecadores en general: amor, aceptación, respeto, tolerancia, motivar al cambio prudentemente. Cero homofobia, cero prejuicio, cero condena.

La ley condenaba a muerte a aquella mujer encontrada en el acto mismo del adulterio, Juan 8:3-5; pero el prejuicio judío consideraba adultera y digna de muerte a la mujer, solamente; y el hombre ¿No adulteró con aquella mujer?, los judíos exoneraban al hombre; la ley, no. Lee Levítico 20:10. Ambos merecían el ejemplar castigo. Jesús tuvo una actitud diferente, que te animo a evaluar e imitar.

Mucho se ha discutido sobre el problema del pecado, su origen, su esencia, su naturaleza, y es más complejo de lo que a simple vista observamos.

El alcoholismo, más que pecado, es una enfermedad; que como tal hay que tratar; por lo cual hay muchos alcohólicos cristianos que gracias a métodos como el de Alcohólicos Anónimos, viven el resto de sus vidas sin probar una gota de licor.

Mentir, llega a convertirse en un trastorno de conducta conocido como “mitomanía”; quien tiene ese trastorno puede ser perdonado; pero su trastorno necesita tratamiento médico, a menos que Jesucristo haga el milagro de sanidad.

Y que con los adictos a la pornografía, ludopatía, ¿pueden ser salvos? Pregunta insustancial.

¿Para qué vino Cristo? Lee Mateo 9:12-13: 12 Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 13 Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

Según los eruditos, Mateo describe su vivencia, el cómo se sintió en aquel primer encuentro con Jesús: aceptado, respetado, integrado, amado, lo mismo que experimentó la mujer adúltera, el leproso sanado; y es lo que habría percibido un homosexual si arrastras lo hubiesen llevado ante Jesús.

No estamos proponiendo que la homosexualidad es una enfermedad, el punto es que la Biblia no la trata diferente que a otro “defecto de carácter” del hombre.

Esta problemática sería sencilla, y su resolución simple, si no es porque se trata con tanto prejuicio. Quienes tienen esta orientación sexual se sienten rechazados, menospreciados, marginados, se les trata como indignos, por lo que debido a una reacción natural, humana, reclaman sus derechos; y por esa vía nos vamos radicalizando.

¿Quién es más pecador?

  • Un homosexual o un idólatra, lee Oseas 1:2; 3:1; 5:2; en los que adulterio e idolatría son equivalentes.
  • Una lesbiana o un asesino, lee Éxodo 20:13, también Mateo 5:21-22
  • Un transexual o un adultero, lee Éxodo 20:15; Mateo 5:27-28

Hay más idólatras y adúlteros en el mundo que todos los homosexuales, lesbianas y transexuales juntos.

Haciendo abstracción de las discusiones sobre el origen, factores, y efectos de la homosexualidad, veamos en quienes tienen esta orientación un ser humano que merece respeto, aceptación, tolerancia, amor. Ellos no eligieron conscientemente aquella orientación sexual; y viven un estado de frustración sin posibilidad de resolver, porque anatómicamente poseen un sexo, y mentalmente otro.

¿Cómo podemos testificarles del amor transformador de Jesucristo, si tenemos prejuicios contra ellos?

Sobre estos prójimos, Jesús nos enseña: 34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. Juan 13:34-35.

¿Cómo nos ama Jesús? Incondicionalmente, sin pedir nada a cambio, sacrificialmente.

Así necesitamos amar al prójimo.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com
  • Conceptos y datos: Wikipedia
  • Notas personales
  • Imágenes: Google
Anuncios

LAS REDES SOCIALES Y SU IMPACTO EN LA CRISIS VENEZOLANA

En el ámbito de las ciencias sociales, una red social es una un grupo de personas relacionadas entre sí, y puede representarse como una red en la cual las intersecciones  representan individuos u organizaciones, a veces denominados actores,  y los segmentos de rectas representan las relaciones entre ellos.

Pero si hablamos de Internet, las redes sociales son sitios que permiten a las personas conectarse con sus amigos e incluso realizar nuevas amistades, a fin de compartir contenidos, interactuar y crear comunidades sobre intereses similares: trabajo, lecturas, juegos, amistad, relaciones amorosas, entre otros.

Imagen relacionada

Esta herramienta de la Internet es beneficiosa cuando se utiliza adecuadamente, pero es perjudicial en grado sumo, cuando se utiliza en forma negativa.

En lo referente a la crisis venezolana, los mensajes en los medios de comunicación, tanto como las  cadenas en las redes sociales potencian su impacto en la atribulada población.

Las noticias de actualidad, opiniones, mensajes contradictorios, y en algunos casos falsos, en las redes sociales,  en los medios audiovisueles y escritos,  sobre la crisis venezolana, producen a los emisores de los mismos, muchas visualizaciones, “likes”, y un incremento de seguidores, o de oyentes.

En quienes reciben el impacto de los mismos, se incrementa la sensación de impotencia, rabia, incertidumbre, y desesperanza.

Es que la realidad  venezolana, percibida objetivamente por quienes la padecen, en ocasiones dista de lo que reseñan las redes sociales y medios de información de masas. Es que tras aquellos mensajes hay diversos intereses que los mueven. Algunos los utilizan como estrategia para captar lectores, seguidores u oyentes; otros para desinformar creando una imagen negativa del adversario.

Imagen relacionada

Son impactantes los titulares que advierten sobre una inminente caída del Gobierno, que eleva seguidores y audiencia; como algunos programas vespertinos de televisión, ya fuera del aire, que mantenían a la población expectante, a la espera de la salida del Presidente; aumentó la audiencia, generó mucha ganancia en publicidad, y no se produjo lo que pregonaban entre llamada y llamada de los oyentes.

También hay quienes crean informaciones falsas, y las hacen “rodar” en cadenas a través de las redes sociales; los mensajes falsos favoritos son sobre supuestas decisiones gubernamentales que restringen algunos derechos, u ofrecen algunos beneficios. A la larga son mentiras lanzadas para crear ansiedad y zozobra en los lectores.

No faltan las cadenas que reciclan viejas noticias y las repiten como si fuesen de actualidad; tampoco faltan aquellas que ofrecen recompensas, trampas para cazar incautos. Nada en esta vida es gratis.

Se ha dado el caso de sitios que mencionan a cierta joven estudiante con honores, a quien no se le da el reconocimiento merecido, y resulta que la persona objeto del negado reconocimiento es una actriz porno; quienes caen en la trampa ingenuamente reproducen la información para elogiar a aquella candorosa jovencita de muchos méritos no tan académicos precisamente.

Son profusas igualmente cadenas escatológicas, apocalípticas, que usan profecías bíblicas para atemorizar con supuestos eventos catastróficos, indicando que son castigos Divinos; o que anuncian la inminente Segunda Venida de Jesucristo. Este tipo de mensaje es muy popular y gana muchos seguidores.

Imagen relacionada

En fin, hay laboratorios de desinformación utilizados para mantener a las gentes en permanente incertidumbre.

¿Por qué ocurre este fenómeno? ¿Qué consecuencias acarrea? ¿Cómo contrarrestarle?

El fenómeno ocurre por la necesidad de mantenerse informado, más aun ante la situación de emergencia que vivimos, circunstancia aprovechada por los inescrupulosos quienes manipulan la buena fe de los receptores de mensajes.

¿Qué consecuencias acarrea? Incrementa el grado de desesperanza, impotencia, rabia, frustración de la ciudadanía ya afectada por el impacto real de la crisis.

Es importante concientizar que hay una crisis real, y otra sentida. La real es aquella que se vive y se supera diariamente. Como la del transporte, de alimento, de medicinas, de seguridad, entre otras,  que se resuelve día tras día; otra es la sentida, generalmente de carácter emocional, afectivo, generada por la percepción de la crisis real, más los sentimientos generados por los mensajes recibidos a través de los distintos medios de difusión.

La crisis sentida es más nociva que la real. Una persona puede superar la carencia de transporte a través de diversas alternativas; pero el impacto emocional como impotencia, rabia, frustración no se resuelve fácilmente. Y sus consecuencias son graves, atentan contra la salud mental.

¿Cómo contrarrestar el fenómeno? Hay varias alternativas:

  • Comprueba el origen del mensaje, o cadena; considera objetivamente su contenido; abstente de enviar mensajes impulsivamente, creyendo todo lo que contiene sin evaluar su veracidad. No seas un instrumento de los laboratorios de desinformación.
  • En lugar de cadenas que generen angustia, incertidumbre o temor, envía mensajes esperanzadores, de fortaleza, optimistas; basados en la Palabra.
  • No creas todos los comentarios de los programas de opinión, ten presente de que los tales responden a intereses de sus productores, que en su mayoría o son afectos a una tendencia, o están con la otra opuesta.

Si deseas conocer objetivamente el origen de la crisis venezolana, sus consecuencias, como enfrentarla y superarla, acude a la Biblia, la Palabra de Dios. Este aspecto te parecerá cargado de fanatismo, pensamiento mágico, o manipulación religiosa. Pero no es así, continúa la lectura y luego evalúa su veracidad.

¿Qué dice la Biblia sobre el origen de la crisis venezolana?

Tome nota de esta escritura.

Causas de la crisis venezolana:

Injusticia social:

10-11 «Israelitas, ya no voy a soportar que sigan siendo tan malvados. Todo lo que hacen me disgusta. Se hacen ricos mediante el engaño; usan pesas y medidas falsas, y luego amontonan en sus casas todo lo que se han robado. 12 Los ricos se aprovechan de los pobres, y todos en esta ciudad son unos mentirosos. 13 »Por eso voy a castigarlos; ¡voy a destruirlos por sus pecados! 14 Aunque coman, no quedarán satisfechos, sino que se quedarán con hambre; lo que cosechen, lo perderán; y aun si logran rescatar algo, yo haré que lo pierdan en la guerra. 15 »Sembrarán trigo, pero no llegarán a cosecharlo; exprimirán aceitunas para sacar aceite, pero no llegarán a usarlo; exprimirán uvas para hacer vino, pero no llegarán a beberlo. 16 Ustedes se han portado tan mal como Omrí, rey de Israel; ¡han seguido el mal ejemplo de la familia del rey Acab! Por eso voy a destruirlos; ¡voy a hacer que la gente los humille y se burle de ustedes!» Miqueas 6:10-16 (TLA)

El profeta Miqueas describe la terrible situación que vive Israel, señala las cusas, y menciona las consecuencias. A simple vista pareciera que en su enojo Dios castiga a su pueblo; sin embargo hay que considerar que Dios no actúa como los hombres, su amor y santidad le impulsan al bien, y no puede ocasionar mal a su criatura.

Lo que comúnmente se denomina “castigo”,  es la natural consecuencia activada por la conducta humana, por eso aquello de que “todo lo que el hombre sembrare, eso también segara.” Gálatas 6:7.

Idolatría:

3 »No tengan otros dioses aparte de mí. 4 »No hagan ídolos ni imágenes de nada que esté en el cielo, en la tierra o en lo profundo del mar. 5 No se arrodillen ante ellos ni hagan cultos en su honor. Yo soy el Dios de Israel, y soy un Dios celoso. Yo castigo a los hijos, nietos y bisnietos de quienes me odian, 6 pero trato con bondad a todos los descendientes de los que me aman y cumplen mis mandamientos. Éxodo 20:3-6

Esta es otra debilidad del pueblo venezolano, hay una minoría que ha roto definitivamente con la idolatría en sus múltiples y variadas manifestaciones. Existe una mayoría que todavía se resiste a reconocer a Dios como el Soberano, y a romper con la tradición que le impone adorar dioses ajenos, y a imágenes, violando los dos primeros mandamientos de la Ley Divina, anteriormente escritos.

Consecuencias: La situación de emergencia que vivimos hoy.

Alternativas de Solución:

Obedecer las enseñanzas contenidas en la Palabra de Dios:

7 Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:7-9.

Observa el resultado de poner en práctica la Palabra de Dios: “…para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.”, y además: “…porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

Busca a Dios y arrepiéntete:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Cuáles son los planes de Dios para tu vida y Venezuela:

11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis. Jeremías 29:11.

Aunque parezca una fórmula ingenua, la Biblia propone esta alternativa en línea con lo antes mencionado:

Lo más importante es que reconozcan a Dios como único rey, y que hagan lo que él les pide. Dios les dará a su tiempo todo lo que necesiten. Mateo 6:33 (TLA)

Fuente:

Biblia: Versiones RVR60, y TLA, tomadas de www.biblegateway.org

Notas Personales

Imágenes: Google

PARA ENFRENTAR LA CRISIS EN VENEZUELA, CAMBIO DE ESTRATEGIA


Edsel fue una marca de automóviles fabricados por Ford, considerado uno de los mayores fracasos automovilísticos de toda la historia. Se comenzó a producir en 1958. En su breve existencia, causó una pérdida a Ford de trescientos cincuenta millones de dólares. Debe su nombre al hijo de Henry Ford, Edsel Ford.

Resultado de imagen para edsel ford

La lista de quejas técnicas del Edsel era enorme. El motor fallaba constantemente, emitía bastante ruido, se ahogaba con frecuencia, liberaba mucho humo; también fallaba la dirección motriz y la caja de velocidades. El Edsel, además, consumía demasiada gasolina, y tenía una pésima potencia.

Esto puedo ser debido a la carencia de un control de calidad, y de una confusión de las piezas del Edsel con las de otros vehículos Ford.

Imagen relacionada

Tras aquel estrepitoso fracaso Ford anunció la cancelación del programa Edsel el 19 de noviembre de 1959. Al final de la producción, se habían vendido unas 116.000 unidades del Edsel, de un total de 118.287 unidades fabricadas. En cualquier caso, menos de la mitad del umbral de rentabilidad que tenía el proyecto. En la aventura Edsel, Ford perdió unos 350 millones de dólares de la época, que al cambio actual corresponderían a unos 3.000 millones de dólares.

Pocos años después Ford comenzó a producir un nuevo automóvil, el Mustang un auto deportivo introducido al mercado el 17 de abril de 1964.​ El Mustang de 1965 fue el modelo más exitoso desde el Ford A.,​ así mismo Mustang es la tercera saga de Ford más antigua, cuyos modelos han sufrido numerosas transformaciones hasta llegar a la actual.

Resultado de imagen para mustang ford 1965Resultado de imagen para mustang ford 2018

Modelo 1965                                                Modelo 2018

Esta experiencia de la empresa automovilística nos deja grandes lecciones para la vida:

Podemos cometer errores; errores costosos,

Hay que reconocer los errores, determinar las causas y dejar de cometerlos,

Ante los fracasos no quedarnos paralizados sino explorar otras opciones.

Se dice que Albert Einstein expresó:

Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo.

Este tipo de análisis es el que se necesita en Venezuela, determinar los errores cometidos, luego eliminarlos y buscar nuevas estrategias acordes a la realidad actual.

En el contexto bíblico una expresión cargada de mucho significada, frecuente en labios de Jesucristo, ante una persona que había errado en algo, es:

No te condeno, vete, no lo hagas más.

Pablo también hizo su aporte en esta materia, él afirmó en Romanos 12:2, DHH:

No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir…}

Llevando estas reflexiones al ámbito organizacional, y en nuestro caso al eclesiástico, es mucho lo que necesitamos aprender. La actual circunstancia por la que atraviesa Venezuela, debe llamar a reflexión a los líderes sociales y espirituales sobre el porqué hemos llegado a esta situación de emergencia.

La Venezuela de hoy no puede ser ministrada con las mismas estrategias, caducas e inservibles, que la realidad evidencia no han servido para nada.

Las Iglesias necesitan renovar sus estrategias para que estén en sintonía con la realidad de Venezuela y del mundo; no es tiempo de lamentos y culpas; es tiempo de renovar la visión, misión, y compromiso con Venezuela y con Jesucristo.

En la Biblia Jesucristo lo explicó de una manera sencilla, pero contundente:

21 Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo, y se hace peor la rotura. 22 Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo rompe los odres, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar. Marcos 2:21-22.

Es infructuoso, y contraproducente, seguir aplicando las viejas recetas, aquellas que no han dado resultado.

Visualiza el estado actual del venezolano:

Angustia, rabia, impotencia, miedo, desesperanza, indignación, agresividad, apatía, tristeza, frustración, desamparo e incertidumbre. Trastornos psicosociales como ansiedad, depresión y otras alteraciones emocionales prevalecen como nunca antes se había registrado, debido a la crisis social, económica y política sostenida que se vive en el país. Esto como consecuencia de la disminución del poder adquisitivo, la inflación, el desabastecimiento, el deterioro del sistema de salud, el aumento de la criminalidad y la impunidad, lo cual afecta enormemente la salud mental de los venezolanos.

A esta persona frustrada, impotente, en duelo, no podemos seguir pregonando el evangelio de la culpa, denunciando que se es pecador, y deben arrepentirse; aunque aquello es una cruel realidad, que se es pecador y hay que arrepentirse, el venezolano necesita un mensaje distinto, un mensaje de consuelo, optimista; de esperanza, que es el mandato de Jesucristo, proclamar el evangelio, en el entendido que evangelio significa “buenas noticias”.

El diagnóstico debe servir como punto de partida para definir una pastoral de la esperanza, de las buenas noticias, aquella que inicia Jesús en una sinagoga de Nazaret, y nos encomienda seguir desarrollando hoy:

17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor.20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. 21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Lucas 4:17-21.

Como Jesucristo, sin negar la realidad, hay que  alimentar la esperanza para no caer, y evitar hacernos eco de la falsa creencia de que todo está perdido y de que no hay salida.

Es preciso fortalecer la fe, la confianza y la seguridad, centrarnos en la realidad, generando pensamientos positivos a pesar de las adversidades, recordando siempre queante la situación de emergencia el venezolano necesita aquel mensaje fortalecedor contenido en Salmos 23:

1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.

Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Pablo nos deja una gran lección:

4 Alégrense siempre en el Señor. Repito: ¡Alégrense! 5 Que todos los conozcan a ustedes como personas bondadosas. El Señor está cerca. 6 No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. 7 Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús. 8 Por último, hermanos, piensen en todo lo verdadero, en todo lo que es digno de respeto, en todo lo recto, en todo lo puro, en todo lo agradable, en todo lo que tiene buena fama. Piensen en toda clase de virtudes, en todo lo que merece alabanza. 9 Sigan practicando lo que les enseñé y las instrucciones que les di, lo que me oyeron decir y lo que me vieron hacer: háganlo así y el Dios de paz estará con ustedes. Filipenses 4:4-9.

Y también:

12 Sé lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a hacer frente a cualquier situación, lo mismo a estar satisfecho que a tener hambre, a tener de sobra que a no tener nada. 13 A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece.

Ante la realidad venezolana, no sigamos produciendo “edseles”, fracasos; si queremos cosas distintas, hagamos también cosas distintas.

Fuente:

Datos históricos: Wikipedia

Referencias Bíblicas: Versiones RVR60, y DHH, tomadas de www.biblegateway.com

Diagnóstico de la situación del venezolano: http://versionfinal.com.ve/opinion/la-salud-emocional-del-venezolano-actual-por-manuel-ocando/

Notas personales

Imágenes: Google

 

SEGÚN LA BIBLIA: EL DÍA DEL SEÑOR NO ES EL DOMINGO, NI DÍA DE RESURRECCIÓN

El domingo primero de abril, la cristiandad celebra la resurrección de Jesucristo, lo cual, como registra el Nuevo Testamento, ocurrió el primer día de una semana que comenzó el 10 de nisán, de un año del primer siglo. La fecha exacta es desconocida, mas hay certeza de la ocurrencia del hecho.

Resultado de imagen para RESURRECCION

A partir de ese gran día, la naciente población de creyentes comenzó a reunirse el primer día de la semana, como memorial de aquel singular acontecimiento, Hechos 20:7; 1 Corintios 16:1-2.

Posteriormente el primer día de la semana es denominado domingo, del latín “día del Señor”. El 7 de marzo del año 321, Constantino I el Grande decretó que el “día del sol” (actual domingo) sería observado como el día de reposo civil obligatorio, y aunque tradicionalmente se ha querido ver en esta ley una muestra del cristianismo del emperador, la ley no beneficiaba específicamente a la Iglesia,​ dado que el “día del sol” era referido al Sol Invictus, una divinidad pagana que había cobrado especial importancia en el culto imperial.

Resultado de imagen para DOMINGO CALENDARIO

En la actualidad al domingo se le denomina “el día del Señor”, el argumento es que así era llamado por los creyentes en el Nuevo Testamento, y para reforzar la idea se menciona  Apocalipsis 1:10:

Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

Ahora bien, es incorrecto afirmar que los discípulos se refiriesen al domingo como “día del Señor”, porque ellos como conocedores del Antiguo Testamento, tenían claro el significado de aquella expresión.

Cada vez que los escritores del Nuevo Testamento se referían al día cuando Cristo resucitó, escribían en griego μιᾷ τῶν σαββάτων, mia ton sabbatón, que los eruditos traducen como “primer día de la semana”: Mateo 28:1; Marcos 16:2,9; Lucas 24:1; Juan 20:1,19; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2.

Para referirse al día de la resurrección, los escritores nunca usaron “día del Señor”, sino “primer día de la semana”.

¿Qué significa la expresión “día del Señor?

La frase “el día del Señor” se menciona diecinueve veces en el Antiguo Testamento, usando su equivalente “día de Jehová”: Isaías 2:12; 13:6, 9: Ezequiel 13:5, 30:3; Joel 1:15, 2:1, 11, 31, 3:14; Amos 5:18, 20; Abdías 15; Sofonías 1:7, 14; Zacarías 14:1; Malaquías 4:5; y cuatro veces en el Nuevo Testamento: Hechos 2:20; 2 Tesalonicenses 5:2; 2 Pedro 3:10; Apocalipsis 1:10. También es aludido en otros pasajes (Apocalipsis 6:17; 16:14).

La frase “el día del Señor” generalmente se refiere a eventos que tendrán lugar al final de la historia, Isaías 7:18-25, y con frecuencia se asocia con la frase “en aquel día.” Un dato para comprender estas expresiones es observar que ellas siempre identifican un período de tiempo durante el cual Dios interviene personalmente en la historia para cumplir un aspecto específico de su plan.

Imagen relacionada

En la Sagrada Escritura “el día del Señor” es un período de tiempo especial que ocurrirá al final de los tiempos, cuando la voluntad de Dios y sus propósitos para la humanidad serán consumados. El evento cuando Cristo regrese a la tierra a redimir a sus fieles creyentes y a enviar a los incrédulos a la eterna condenación, Mateo 25:31-46.

En el nuevo Testamento, el “día del Señor” se refiere a la Segunda Venida de Cristo, y los escritores usaron la expresión griega ἡμέρα Κυρίου, hemera kiriou, para referirse a tal acontecimiento por venir. Esto se puede comprobar al leer 1 Tesalonicenses 4:13-5:11, en donde Pablo advierte sobre la Segunda Venida del Señor, y utiliza ἡμέρα Κυρίου, en 5:2, para referirse a aquel magno evento.

Desde la perspectiva bíblica, y a partir de una apropiada interpretación del texto y su contexto, es incorrecto afirmar que el domingo es el “día del Señor”, o ἡμέρα Κυρίου; la expresión adecuada en todo caso es “primer día de la semana”, o más apropiadamente: “día de resurrección”.

Tomando en cuenta el sentido de la expresión en el Antiguo Testamento, y el uso en el Nuevo Testamento, afirmar que Jesús resucito el “día del Señor”, es proponer una contradicción: Que Jesús resucitó el mismo día de su Segunda Venida; que ambos hechos ocurrieron simultáneamente.

Esta consideración semántica, relacionada con el significado de las palabras, parece insustancial, irrelevante. El asunto es que al deformar, desvalorizar, y banalizar las grandes figuras del Antiguo Testamento le quitamos la fuerza de lo que aquellas representan en el Nuevo Testamento.

Por ejemplo, la cena de Pascua hebrea, tiene un significado prominente, apunta, escenifica el sacrificio del Cordero de Dios que quita los pecados del mundo; el mismo sentido que le damos a la Cena del Señor. Ambas apuntan hacia el mismo hecho real: el sacrificio de Jesucristo, y su esperada venida.

Cuando la iglesia imperial comenzó a denominar el domingo como “día del Señor”, le quitó la fuerza del significado original de tal expresión.

Para un hebreo, un judío, un erudito; para alguien que conoce la Sagrada Escritura, el “día del Señor” es un evento de gran significado, es el momento cuando Dios interviene para poner fin a una realidad, como lo sucedido a Israel, en tiempo de Sedequias, 2 Crónicas 36:17;  el descrito en Malaquías 4:1; o el referido por Pablo en 2 Tesalonicenses 5:2; para un creyente hoy, es un buen día para ir a la playa.

Recordemos que el “domingo”, o día del señor de los romanos se estableció para conmemorar a su dios sol.

Dicho lo anterior, insisto en la necesidad de hacer teología bíblica, iluminados por el Espíritu Santo.

Hoy, los teólogos deben ir directamente a la Sagrada Escritura para interpretar la revelación Divina,  después acudir a las obras de los grandes teólogos y de ese modo comprobar aquellas interpretaciones. Así se previene el peligro de que si el autor del libro interpreta erradamente la Escritura, el teólogo basado en el Sagrado Libro evita repetir aquel error.

De ese modo mantenemos y enseñamos la sana doctrina; y evitamos copiar y repetir errores.

Como cuando un teólogo leyó Apocalipsis 1:10, y sin considerar el contexto afirmó que Juan recibe aquella magnifica revelación un domingo; argumenta que es así porque allí dice “día del Señor”, y el día del Señor es el domingo, ya que así lo denominaban los romanos.

En esa cita de Apocalipsis, día del Señor es ἡμέρα Κυρίου, con significado explicado anteriormente en este escrito; no escribió Juan: μιᾷ τῶν σαββάτων, primer día de la semana; ni tampoco uso el vocablo “domingo”.

Considerando lo anterior, ¿Es correcto afirmar que el domingo es el día del Señor? ¿Es apropiado decir que la Iglesia se reúne el día del Señor para alabarle? De acuerdo al significado de tal expresión, que se refiere a la Segunda Venida de Jesucristo, ¿Nos congregamos el día del Señor?

Es claro que NO, cuando Jesucristo nos reúna “el día del Señor” será con un propósito bien claro, y Él mismo lo describe  en la ya mencionada cita de Mateo 25:31-46.

¿Tenemos que dejar de usar la expresión “día del Señor”, para referirnos al domingo? Es imposible que después de casi dos milenios utilizando dicha expresión con el significado de “domingo”, que hoy se cambie por otra.

En lo que si debemos estar claros es que necesitamos seguir proclamando el evangelio de Jesucristo, insistentemente, y extendiendo el Reino de los Cielos hasta lo último de la tierra; para que nadie se pierda sino que todos procedan al arrepentimiento; porque el día del Señor viene, y no es precisamente el próximo domingo.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Conceptos: Wikipedia

Día del Señor: https://www.gotquestions.org/Espanol/

Notas personales

Imágenes: Google

EL DÍA QUE REALMENTE JESÚS MUERE EN LA CRUZ

El próximo viernes 30 del corriente mes de marzo, la cristiandad se prepara para  conmemorar el sacrificio de Jesucristo en la cruz del calvario, un hecho anticipado siglos antes de que ocurriese, tanto en el Pentateuco, como en los libros proféticos; porque tal sacrificio es relevante en el plan de salvación, y se ejemplificaba cada año, entre los hebreos, con el sacrificio del cordero pascual, así como con los sacrificios por la expiación de los pecados previstos en la ley de Moisés.

Resultado de imagen para CRUCIFICCION

Sin embargo, la fecha de tal conmemoración ha generado controversia porque no armoniza con la cronología establecida en el Pentateuco, así como con las enseñanzas de Jesucristo.

Conmemorar el sacrificio de Jesucristo un viernes, y celebrar su Resurrección el primer día de la semana contradice la Palabra de Dios, la lógica y a la matemática.

Veamos por qué.

Día del sacrificio del cordero, símil del sacrificio de Cristo, día 14 del mes, de conformidad con Éxodo 12:6-8.

Día de resurrección, de conformidad con las palabras de Cristo, Mateo 16:21, tendría lugar el tercer día después de su muerte; y el testimonio de los evangelistas afirmando que Jesús resucitó el primer día de la semana; como registran Mateo 28:1-5; Marcos 16:1-8; Lucas 24:1-3; y Juan 20:1-10.

Tomando como cierto el testimonio de los evangelistas de que Jesús resucita el primer día de la semana, es imposible que Él haya muerto el viernes porque de ser así contradice sus palabras concernientes al tiempo de su permanencia en el sepulcro, Mateo 12:38-40. Y la Palabra es inerrante, no contiene errores.

Resultado de imagen para RESURRECCION

¿Cómo resolver esta contradicción?

Muy sencillo, hay que comprender que quienes establecieron las fechas relacionadas con aquellos eventos, con la intención de separarlas de las festividades judías, propusieron cambios en los días de celebración; y en el Concilio de Nicea, establecen una cronología ajustada más a celebraciones paganas de los romanos, que a las establecidas en el Pentateuco; eso lo reseñamos en artículo anterior.

¿Cómo establecer, bíblicamente el día de la semana en que Jesús murió?

En sencillo, solo se necesita escudriñar las Escrituras, saber matemática elemental,  y tener un mínimo de razonamiento lógico. Veamos.

Según los evangelios, los cuatro, Jesús resucita “el primer día de la semana”, que es el consecutivo al día de reposo, el sábado. Tenemos entonces que si Jesús debe resucitar el tercer día después de su muerte, como el mismo predijo, entonces contando en forma regresiva se aprecia:

De domingo, primer día de la semana, a sábado, día de reposo, un día.

De sábado a viernes, dos días.

De viernes a jueves, tres días.

Entonces, Jesús es crucificado el día jueves a las nueve de la mañana, muere ese mismo día a las tres de la tarde, y de inmediato es sepultado, ese mismo jueves.

Veamos el relato de Mateo:

Jesús muere a las tres de la tarde: Mateo 27:45-50

Es sepultado ese mismo día, Mateo 27:57-61

El día siguiente, viernes, apostan una guardia en la tumba, para evitar que roben el cuerpo a los tres días, Mateo 27:62-66. Los sacerdotes conocían aquella profecía.

Pasado el día de reposo (sábado); el primer día de la semana Jesús resucita, Mateo 28:1.

Consideremos la cronología desde la perspectiva del Éxodo 12:1-6:

Día 10, domingo, selección del cordero, entrada triunfal a Jerusalén, Mateo 21:1-11.

Día 14, jueves por la noche, cena de pascua; institución de la Cena del Señor, Mateo 26:17-29;  agonía en Getsemaní en la madrugada, Mateo 26:36-46; arresto de Jesús, juicio y muerte en la cruz en la mañana del mismo jueves, Mateo 26:47 y siguientes.

Entonces, lo anticipado en el Pentateuco, concretamente en Éxodo 12:1-6, y predicho por Jesucristo, respecto al tiempo en la tumba,Mateo 12:38-40,  se cumple cabalmente en la semana denominada santa, o de la pasión.

No olvides que los judíos cuentan los días diferentes que en occidente. El día para ellos comienza a las seis de la tarde. Por ejemplo: La pascua aquel año se celebró el día 14, es decir un  jueves; pero el jueves judío comienza el miércoles a las 6 de la tarde, y culmina el jueves a las 6 de la tarde, a esa hora comienza el viernes.

Recuerda que en Génesis se establece que el día comienza en la tarde, lee Génesis 1:4.

Por eso Jesús celebra la Pascua el jueves en la noche, va a Getsemaní y es traicionado en la madrugada, juzgado al amanecer, cuando Pedro le niega, sentenciado en la mañana y crucificado a las 9, muere a las 3 de la tarde, y es sepultado antes del anochecer, todo en un interminable jueves.

Jesús reposa en el sepulcro viernes noche y día, sábado noche y día, y domingo en la noche, resucita al amanecer. Cumpliendo así la Escritura: “resucitará al tercer día”.

En conclusión.

Jesús muere el jueves a las tres de la tarde, no el viernes como erradamente se te ha enseñado.

¿Tiene esto gran importancia? Realmente no, la fecha, ni la conmemoración son relevantes. Lo que si tiene valor es que Jesucristo muere en la cruz por nuestros pecados, un día cualquiera del primer siglo, tres días después resucita, y tal verdad sí que es fundamental.

Con Pablo proclamamos:

20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 1 Corintios 15:20.

Gloria a Dios.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Notas personales

Imágenes: Google.

SEMANA SANTA DESDE LA PERSPECTIVA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

El domingo 25 de marzo, la cristiandad comienza la conmemoración de la denominada Semana Santa, o semana de la pasión de Cristo, que tiene como punto de referencia la pascua hebrea, día en que Jesucristo fue sacrificado y muerto en el calvario como Cordero de Dios.

Pero la cronología usual de la conmemoración cristiana, se aparta de la establecida en la Sagrada Escritura, concretamente en el libro de Éxodo. Hay que puntualizar que las celebraciones establecidas en el Pentateuco, tenían por objeto ejemplificar la obra de Jesucristo, su sacrificio en el calvario, y eran ensayos de lo que en su momento le habría de acontecer.

Resultado de imagen para pascua judia

El libro de Éxodo presenta la cronología de la semana santa, hasta el día de Pascua, el 14 de nisán;  en tanto que en los profetas, y las afirmaciones de Jesucristo, se establece lo que ocurre después de aquel día, el 14, día de la muerte de Cristo.

En Éxodo 12:1-6, se marca la pauta para la mitad de la semana, veamos:

1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: 2 Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año. 3 Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia. 4 Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero. 5 El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. 6 Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. 7 Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer. 8 Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán.

La instrucción de dios a Moisés, es:

Día 10 del mes, selección del cordero

Día 13, por la tarde, sacrificio del cordero, marcar la casa con su sangre

Día 14, en la noche, cena de Pascua

Respecto de su resurrección, se deja entrever en Isaías 53:10-12, sin embargo el mismo Jesucristo declaró este hecho, Mateo 17:22-23:

22 Estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, 23 y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera.

De estos textos obtenemos la cronología de la semana de la pasión, en el mes de nisán:

Día 10, selección del cordero, primer día de la semana al atardecer; domingo para nosotros, Marcos 11:1-11

Día 14, sacrificio del cordero, cena pascual, jueves al anochecer, Marcos 14:12-25: al amanecer de ese día es sentenciado, sacrificado, y sepultado al atardecer. Recuerda que el día hebreo comienza al anochecer.

Día 17, tres días después de morir Jesucristo, resurrección. Primer día de la semana, Mateo 28:1

Es fascinante lo que ocurre aquella inolvidable semana, veamos el relato:

El día 10, al anochecer corresponde la selección del cordero a ser sacrificado para el día de Pascua. Los hechos son así:

El día 9, el Sumo Sacerdote acudía a los establos de Belén para seleccionar el cordero sin mancha para el sacrificio pascual, pues sabían que en Belén nacería el Mesías, Miqueas 5.2. Recuerda que el Señor nació en un establo de Belén, Lucas 2:11-12.

Una vez escogido el cordero, el Sumo Sacerdote se dirige hacia Jerusalén para que a la puesta de sol, al comienzo del día 10 de, quedara apartado para su sacrificio, el 14 de ese mismo mes.

Durante el trayecto de regreso con el cordero, se apostaban a los lados del camino los sacerdotes y la gente que había concurrido a celebrar la fiesta; omaban ramas de palmera y clamaban: “¡Hosanna!, ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!”. De esta manera habían estado realizando por años, al celebrar cada Pascua, el ensayo de la entrada del Mesías a Jerusalén, que esperaban ocurriera en ese tiempo, como estaba profetizado, Daniel 9:24-26.

El año en que Jesús muere en la cruz, se cumple el hecho tantas veces ejemplificado: el Señor se anticipa al Sumo Sacerdote y entra por el camino a Jerusalén, Lucas 19:35-40.

35 Y lo trajeron a Jesús; y habiendo echado sus mantos sobre el pollino, subieron a Jesús encima. 36 Y a su paso tendían sus mantos por el camino. 37 Cuando llegaban ya cerca de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, gozándose, comenzó a alabar a Dios a grandes voces por todas las maravillas que habían visto, 38 diciendo: ¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor; paz en el cielo, y gloria en las alturas! 39 Entonces algunos de los fariseos de entre la multitud le dijeron: Maestro, reprende a tus discípulos. 40 Él, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían.

Jesús es aclamado por la multitud como “el rey que viene en el nombre del Señor. De esta manera se cumple lo anunciado con mucha anticipación respecto de Jesucristo. Aquel día es seleccionado como el cordero a ser sacrificado cuatro días más tarde; y que resucitaría tres días después.

Resultado de imagen para entrada triunfal en jerusalen

Es de hacer notar que la conmemoración nuestra de aquellos eventos, es diferente a como ocurrieron. Por las referencias de los evangelistas, los hechos ocurren así:

Domingo al anochecer: Entrada a Jerusalén, día 10 al anochecer, primer día de la semana, Marcos 11:7-11. Es decir el sábado por la noche, para nosotros en occidente. Lee el versículo 11: “…se fue a Betania con los doce discípulos, porque ya era tarde.” Nosotros celebramos “La Entrada Triunfal” en domingo por la mañana.

Lunes en la mañana: Maldición de la higuera estéril, Marcos 11:12-14.

Martes en la noche: Es ungido en Betania, Marcos 14:1.

Jueves al anochecer: Cena de Pascua, día 14, miércoles en la noche para nosotros en occidente, Marcos 14:12; de conformidad con Éxodo 12:6, 8.

Jueves en la mañana: Crucifixión de Jesucristo, día 14, jueves a la hora tercera (9 de la mañana), Marcos 15:25. Muerte de Jesucristo, hora novena (3 de la tarde), Marcos 15:34-37. Sepultura, Jueves al atardecer, Marcos 15:42-43.

Primer día de la semana: Resurrección, tres días después, primer día de la semana, domingo, Marcos 16:1-8.

Es probable se presente cierta confusión en cuanto a los días. Recuerda que el día hebreo comienza al atardecer. Por ejemplo: El lunes comienza el domingo a las 6 de la tarde y transcurre hasta las 6 de la tarde del lunes. A esa misma hora, seis de la tarde, comienza el día martes. Consecuentemente, el miércoles comienza el martes a las seis de la tarde, y así sucesivamente.

Los hebreos miden el día a partir de las seis de la tarde.

Por ese motivo, Jesús celebra la cena de Pascua el jueves en la noche, y muere el jueves en la mañana; eso para un hebreo. Según el calendario gregoriano Jesús celebra la cena el miércoles en la noche y muere el jueves en la mañana.

¿Por qué la pascua cristiana no coincide con la judía? Al comienzo, durante los primeros años de nuestra era, la muerte de Cristo se celebraba el mismo día de la Pascua Judía, es decir el 14 de nisán; y la cronología de las festividades coincidían, de modo que el 10 de nisán se iniciaba la fiesta de la libertad, para los judíos, y la semana santa para los cristianos.

Pero para que no se confundieran las tradiciones, se discutió un cambio de fechas en el Concilio de Nicea del 325, convocado por el emperador Constantino. Ahí se decidió que el Domingo de Resurrección se festejara el domingo siguiente de la primera luna llena, después de la llegada de la primavera.

Entonces, como el equinoccio de primavera es el 20 de marzo, y la primera luna llena no todos los años llega en la misma fecha, la llegada de la Semana Santa es móvil. Puede caer entre el 22 de marzo y el 25 de abril, dependiendo de la coincidencia entre el calendario solar y el lunar.

Se hizo de este modo para que siempre la semana santa comenzase un domingo, el de ramos, y culminara el domingo de resurrección.

Entre algunos cristianos, y notables teólogos, existe la tendencia a desligar el cristianismo de la fe hebrea, enraizada en la Ley, o Pentateuco, lo cual es indebido porque aquella ley apunta a Jesucristo; en forma de rito anticipaba, escenificaba el sacrificio de Cristo, su resurrección, tanto como la venida del Espíritu Santo.

En otras palabras, la fiesta que comenzaba el 10 de nisán, con la elección del cordero pascual, y culminaba cincuenta días después de la pascua, pentecostés, se estableció como actos que escenificaban eventos cruciales y determinantes en el plan de salvación.

La elección del cordero en Belén y su traída a los establos del templo, para ser observado hasta su sacrificio, hecho que ocurría el 10 del primer mes, escenificaba la elección de Jesús como el Cordero de Dios; por eso entra a Jerusalén aquel inolvidable día, es aclamado como el “bendito que viene en el nombre del Señor”, y una vez en la ciudad, entra al templo, a donde había sido llevado el cordero pascual, Marcos 11:11.

La muerte de aquel cordero, la sangre derramada el día 14, el día de la Pascua, escenificaba la muerte del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.

El día de Pentecostés, que se celebraba cincuenta días después de la Pascua, la fiesta de las primicias, anticipaba año tras año, la venida del Espíritu Santo, como una primicia que da poder para testificar de Jesucristo.

Visualicemos lo que ocurría un día de Pascua en el Templo.

Un levita sacrificaba el cordero, que previamente había sido elegido el día 10; seguidamente vertía la sangre en un recipiente diseñado para aquel propósito, y la entregaba al Sumo Sacerdote. El cordero sacrificado se colocaba en el altar del sacrificio y era quemado. El Sumo Sacerdote se dirigía al Lugar Santísimo a verter la sangre sobre el propiciatorio colocado en la parte superior del Arca del Pacto, lo cual hacía solemnemente. Una vez cumplido aquel rito, y aceptada la ofrenda, el pueblo quedaba libre, expiado de pecado.

¿Por qué se llevaba a cabo año tras año aquel rito? Para simbolizar el sacrificio de Jesucristo en la cruz, el derramamiento de su sangre para el perdón de pecados; y su entrada al Lugar Santísimo, donde es acepto su sacrificio, y se sienta a la diestra del Padre.

No es correcto desvincular al pueblo de Dios – y los elementos, símbolos, principios, normas, ritos de la ley, tal y como se describen en el Antiguo Testamento – con la nueva realidad a causa del sacrificio de Cristo, y lo establecido en el Nuevo Testamento. Una realidad es símbolo de la otra, una se proyecta sobre la otra.

¿Qué relación existe entre el pueblo de Israel y la Iglesia? El pueblo de Israel representa a la Iglesia y su obra misionera.

¿Cuál era la misión de Israel? Bendecir a todas las naciones con la simiente de Abraham, Jesucristo, Génesis 12:1-3, 22:18, ¿Cuál es la misión de la Iglesia? Bendecir a todas las naciones de la tierra difundiendo el mensaje del evangelio de Jesucristo, Mateo 28:19-20; Hechos 1:8.

Israel cumple su misión, lo cual se evidencia en el nacimiento y obra de Jesucristo, el nuevo Adán, a través del cual somos libres de la condenación eterna. La Iglesia la cumple en la medida que se aboca a testificar de Jesucristo, y hacer discípulos, hasta lo último de la tierra.

¿Qué relación tienen la ley los ritos de la ley con el cristianismo? En otras palabras: ¿Qué relación tiene el Antiguo Testamento con el Nuevo Testamento? Una relación total, que en lógica matemática se define como una relación bicondicional, bidireccional, la cual se expresa en estos términos:

El valor de verdad de dos proposiciones es bicondicional, definida “p si y solo si q”, es verdad cuando ambas proposiciones (p y q) tienen el mismo valor de verdad, es decir, ambas son verdaderas simultáneamente; de lo contrario, es falso.

Se tiene así que la afirmación “p si y solo si q” es lógicamente equivalente a las dos afirmaciones: “si p, entonces q”, y “si q, entonces p”. Escrito utilizando conectivas lógicas:

p ↔ q ≡ (p → q) ∧ (q → p)

Es decir, ante la afirmación si “p” es Antiguo Testamento, y “q” es Nuevo Testamento, ambas son verdaderas, si lo que afirma el AT se cumple en el NT; y lo se cumplió en el NT es lo predicho en el AT, escrito así:

AT↔ NT ≡ (AT→ NT) ∧ (NT→ AT)

Diagrama de la equivalencia A↔B:

Diagrama de Venn 18.svg

Imagen tomada de Wikipedia.

A es AT, B es NT, la intersección, rojo entre los círculos blancos es la semana de Pascua, de domingo de ramos a domingo de resurrección.

Si cristo no resucitó, vana es nuestra esperanza.

Podemos hacer notar algunas equivalencias entre el AT y el NT:

-Paso del mar rojo, nacimiento de la Nación de Israel – Nuevo nacimiento del creyente

-Éxodo hacia la tierra prometida – Recorrido de la Iglesia hacia la Nueva Jerusalén

-Sacrificio del cordero por la expiación del pueblo – Sacrificio de Cristo en la cruz, para redención de todo el que en Él cree.

-Pascua hebrea – Muerte de Cristo en la cruz, y rito de la Cena del Señor

Pentecostés, fiesta de las primicias – Advenimiento del Espíritu santo, primicia que determina el nacimiento de la Iglesia

Templo de Jerusalén – Cuerpo del creyente, donde mora el Espíritu Santo

Lámpara de siete candeleros – La Iglesia iluminando al mundo

-Fiesta de los panes sin levadura – Purificación del creyente y de la Iglesia de la levadura del pecado

Entre otras muchas equivalencias.

Por tal motivo considero un grave error el que el emperador Constantino, apoyado por la iglesia imperial romana, decidieran en el Concilio de Nicea, cambiar las fechas de las celebraciones establecidas en el Pentateuco, para ajustarlas a celebraciones paganas, en las que los romanos conmemoraban sus deidades. De ese modo trastocaron la equivalencia cronológica, pues por ejemplo el 25 de diciembre se establece como día para conmemorar el nacimiento de Jesucristo, pero aquel día se celebraba el nacimiento del dios sol; una equivalencia blasfema, inaceptable.

Pero la cristiandad en general acoge aquellas fechas para recordar eventos narrados en la Sagrada Escrituras, muchas de las cuales no corresponden a las establecidas en el Antiguo Testamento; sin embargo tal circunstancia es irrelevante ya que nosotros no celebramos cumpleaños, aniversarios o efemérides; sino la realidad de la ocurrencia de los hechos narrados en el Sagrado Libro.

Por ejemplo, Pentecostés, fiesta poco celebrada en el mundo evangélico, de gran trascendencia en el Nuevo Testamento de acuerdo a Hechos capítulo dos, se celebra en fecha del calendario gregoriano que no corresponde a la festividad bíblica que es 50 días después de la Pascua.

Como sabemos la pascua se celebra el 14 de nisán, de acuerdo al  calendario hebreo; y ese día este año 2018 corresponde en el calendario gregoriano al venidero 30 de este mes de marzo, día viernes. Pentecostés se celebra 50 días después de la Pascua, por lo tanto corresponde al día 20 de mayo de 2018.

La celebración establecida por la Iglesia Católica tiene una inconsistencia bíblica, ya que pentecostés se celebra 50 días después de la Pascua hebrea, 14 de nisán, de conformidad con Éxodo 12, como reseñamos antes; sin embargo los católicos cuentan a partir del domingo de resurrección, para hacerlo coincidir con la verdadera fecha de pentecostés del calendario judío, un invento producto del Concilio de Nicea.

Insistimos esto no tiene relevancia, ni afecta la doctrina bíblica tocante a la equivalencia entre el Antiguo y el Nuevo Testamento.

Lo importante es que un día del primer siglo de la era cristiana Resucita Jesucristo, después de haber sido sacrificado en la cruz, y este hecho sí que es vital, pues es el fundamento de nuestra fe, y la esencia del testimonio de los discípulos durante el primer siglo: Jesucristo resucitó.

Gloria a Dios. Proclamamos esta realidad, esperando su Segunda venida.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.org

Datos: Wikipedia, Imágenes: Google

Notas personales

¿PUEDE UN PASTOR ASPIRAR LA PRESIDENCIA DE UNA NACIÓN?

Hay preguntas que surgen en los creyentes cada vez que se avecina una contienda electoral y alguna personalidad en los medios evangélicos decide optar por un cargo de elección popular, aquellas son:

¿Es conveniente que un cristiano evangélico participe en la política? ¿Es lícito que un pastor aspire un cargo de elección popular? ¿Contradice el llamado Divino el que un pastor aspire la nominación presidencial? O, ¿Ser candidato a uno de los cuerpos deliberantes?

Resultado de imagen para palacio de miraflores

¿Qué dice la Biblia al respecto? Antes de adentrarnos en el esclarecedor Texto Sagrado, revisemos algunos conceptos.

¿Qué entendemos por política?

He aquí una idea de lo que es política:

Política (latín politĭcus, griego antiguo πολιτικός politikós, masculino de πολιτική politikḗ, que significa “de, para o relacionado con los ciudadanos”) es el proceso de tomar decisiones que se aplica a todos los miembros de un grupo. También es el arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados.​ La ciencia política constituye una rama de las ciencias sociales que se ocupa de aquella actividad, en virtud de la cual una sociedad libre, compuesta por personas libres, resuelve los problemas que le plantea su convivencia colectiva. Es un quehacer ordenado al bien común. Es la ciencia social que estudia el poder público o del Estado. Promueve la participación ciudadana al poseer la capacidad de distribuir y ejecutar el poder según sea necesario para garantizar el bien común en la sociedad.

De conformidad con lo anterior estamos inmersos en el mundo de la política ya que convivimos en distintos grupos sociales organizados para cumplir determinados fines. En tal orden de ideas esas organizaciones de las cuales formamos parte establecen las “políticas” que rigen su funcionamiento.

¿La política es mala? ¿Corrupta? No, los malos o corruptos son los políticos carentes de valores ciudadanos. Es como afirmar que la medicina es mala porque hay médicos que practican el aborto, pido me disculpen los médicos por este ejemplo.

Lo que se pretende significar cuando se establece que las iglesias no se inmiscuyen, o participan, en la política es que no intervienen en asuntos electorales haciendo campañas en favor de algún candidato, y aquello es correcto; sin embargo la feligresía necesita ser orientada sobre sus responsabilidades cívicas y el ejercicio de un sufragio consciente para que no vuelva a ocurrir el fenómeno venezolano en que a un país nominalmente denominado cristiano, en su mayoría, se le esté  imponiendo, por una minoría, un sistema fundamentado en principios y valores no cristianos.

¿Qué establece el texto sagrado al respecto? Mucho.

Si acudimos al Antiguo Testamento comprobaremos que desde Abraham hasta Jacob, estos grandes hombres tuvieron una intensa vida política, ejerciendo como jefes de tribus, equivalente a los actuales hombres de estado. José es un prominente estadista, que intervino en el escenario político para salvar a Egipto de un colapso económico.

A partir de Moisés, los hombres de Dios son prominentes políticos a cargo de organizar, en nombre de Dios al pueblo de Israel.

En Sinaí se establece la Teocracia Hebrea, el gobierno de Dios como Monarca, así Jehová se constituye en Estadista y gobierna a Israel por intermedio de Moisés, en su condición de jefe administrativo, un Primer Ministro, y el sacerdote, como autoridad legal y espiritual.

Desde Moisés hasta Samuel, Jehová es el Gobernante de Israel; en la época de Samuel el pueblo pide rey, y Dios lo permite, 1 Samuel 8:7, hasta ese día Jehová fue el rey de Israel. En aquel momento surge la Monarquía Hebrea, y desde Saúl hasta Sedequías, el último rey de Israel, 2 Reyes 25:5-7, los hombres de Dios tuvieron una intensa actividad política. El rey estaba a cargo de gobernar al pueblo, y guiarle a la batalla, el sacerdote responsable de los aspectos legales y espirituales.

Resultado de imagen para menora

Menorá, una lámpara encendida, emblema del pueblo hebreo

Cuando ambas instituciones se pervertían, el monarca y el sacerdote se desviaban del camino trazado, Dios enviaba a otro emisario suyo para inmiscuirse en política. Eran los profetas que intervenían  en política ya que iban a Palacio a dictar pauta sobre la responsabilidad del rey en lo concerniente a su ejercicio como gobernante, 2 Crónicas 36:15-16.

Y digo: se inmiscuían en política; porque la intervención de ellos no era bien vista por muchos gobernantes, como el caso de Elías durante el nefasto reinado de Acab, 1 Reyes 15:17-19.

En el exilio de Israel se destaca la prominente figura de Daniel, otro hombre de estado, tanto como Ester, Mardoqueo; Esdras, Nehemías.

En el caso de Jesús, igualmente tuvo una intensa actividad política; le fue necesario bregar frecuentemente con las autoridades sobre asuntos de estado, y aspectos legales. Recordemos aquella pegunta:

¿Nos es lícito dar tributo a César, o no? Lucas 20:22.

Tal interrogante contiene un trasfondo político, en este caso mal intencionado.

Cuando Jesucristo afirma haber establecido el Reino de los Cielos, se convierte en Estadista, pues como Rey de ese reinado ejerce funciones de gobierno; al cual por cierto pertenece en la actualidad todo seguidor suyo.

Estadista es: todo responsable político de un país, aquel que dirige el Estado y controla en forma significativa al Poder Ejecutivo o al Poder Legislativo, junto al Jefe de Estado.

El apóstol Pablo, aun cuando no se le considere estadista, pues no ejerció funciones de gobierno, fue un hábil político que conociendo la ley judía, y el derecho romano hizo uso de ambos en su defensa al derecho de proclamar el evangelio.

Y es Pablo, quien inmiscuyéndose en política establece que “hay que someterse a las autoridades superiores”, Romanos 13:1. No pases por alto que la autoridad superior en aquel momento era el Imperio Romano, políticamente hablando; ya que Pablo insistió en estar bajo otra autoridad superior, él reconocía el Señorío de Jesucristo.

Retomando el tema original de este escrito, ¿Puede un pastor participar en la política? Considerando el significado de “política”, tal y como lo señalamos anteriormente, pues siempre actúa en ese ámbito.

Formulemos la pregunta de otro modo, ¿Puede un pastor optar por la candidatura presidencial? Revisando lo que a este respecto se establece en la Biblia, no encuentro prohibición alguna; excepto aquello de “no conformarse a este siglo”, Romanos 12:2, pero ese consejo vale para todas las dimensiones de la vida del creyente.

Imagen relacionada

Un pastor, si cursó estudios en un seminario, ha sido formado en el dominio de la teología, hermenéutica, en la enseñanza, en la homilética, en administración eclesiástica, e incluso en reglas parlamentarias, entre otras disciplinas.

Y si no ha estudiado en un seminario, por razones de su  ministerio se ha capacitado en aquellas disciplinas de manera autodidacta, y por la práctica de las mismas.

De modo que un pastor está calificado para ser presidente de una República, como cualquier otro ciudadano, y tiene algunas ventajas por sobre los demás contendores, dada su condición de siervo de Dios.

En nuestro país se da un fenómeno interesante, y es que cuando algún líder de cualquier iglesia decide incursionar en el ámbito electoral, los principales oponentes son sus propios hermanos. Algo así ocurrió cuando el hermano Germán Núñez, un recordado pastor bautista, y líder evangélico nacional, hace años decidió optar por una curul en el Parlamento, fue descalificado y Venezuela perdió por aquella vía un excelente parlamentario.

Respecto del pastor que acaba de inscribir su nombre en el órgano electoral rector para optar a la silla presidencial, lo único objetable es la ocasión. Está participando en un proceso que ha sido convocado, según los voceros de la oposición, y de la mayoría ¨Países del mundo occidental,  fuera del estado de derecho, no es legal.

En otras condiciones electorales, sus posibilidades de obtener la silla presidencial serían muy altas. Según los estudios de intención de votos, emanados de su comando de campaña, la candidatura suya recibe más apoyo que los restantes candidatos; y no es de extrañar pues ese fenómeno electoral llevó al fallecido y recordado Hugo Chávez a la presidencia de la república.

Esta coyuntura electoral, y la profunda crisis que vive Venezuela, debe ser tema de reflexión del liderazgo evangélico venezolano,  para que entienda que su papel es fundamental en la salida de esta trágica situación. Y que un líder cristiano es una excelente opción en este mar enrarecido, incluso un pastor que reciba la el apoyo de todo el pueblo evangélico es una opción ganadora. Recuérdese que aun en los más remotos pueblos de la geografía venezolana hay varias congregaciones evangélicas influyendo en sus comunidades.

Malaquías tiene algo que decir sobre este aspecto:

Es el deber de los sacerdotes enseñar a la gente a conocerme, y todos deben acudir a ellos para recibir instrucción, porque ellos son mensajeros del Señor Todo Poderoso. Malaquías 2:7. DHH.

En la época de Malaquías se hace alusión a los levitas, encargados del culto a Jehová entre quienes se elegía a los sacerdotes; en el Nuevo Testamento se refiere a todo creyente en el sentido del  sacerdocio universal de todo cristiano, según 2 Pedro 2:9.

El liderazgo evangélico tiene un llamado bíblico a constituirse en vocero Divino para marcar la pauta en Venezuela, como los profetas de Israel; no se van a colocar en el bando de la oposición al gobierno, ni al servicio de los que ejercen el poder. Van a declarar el consejo Divino contenido en su Palabra, la Biblia.

Los gobernantes necesitan ser orientados con la Palabra de Dios para que ejerzan satisfactoriamente sus funciones, que también propicien la paz y el bienestar de los ciudadanos.

Algo que no es fácil asimilar es que un pastor, en el ejercicio de su investidura ministerial, no puede asumir una filiación partidista, porque ministra a un rebaño constituido de ovejas que profesan diversas tendencias políticas. Internamente las congregaciones tampoco tienen una filiación partidista porque cada miembro, en el ejercicio de su libre albedrío y de conciencia, puede asumir la opción de su preferencia. Así que las congregaciones son un modelo de convivencia, y esto sí que hay que destacar y admirar de las iglesias evangélicas venezolanas, y de la católica.

Y ese modelo de convivencia, de respeto, de libertad hay que inducirlo en la sociedad venezolana. Somos hermanos, y nos amamos y respetamos aun cuando existan diferencias.

Como es de conocimiento general las elecciones presidenciales se han corrido para el 20 de mayo, vamos a esperar que novedades surgen durante ese lapso; si hay un acuerdo nacional basado en el principio de elecciones transparentes, con un árbitro creíble, bajo condiciones enmarcadas en el estado de derecho, que es el reclamo de los factores de oposición, y de los países que aspiran una solución pacífica, electoral, democrática y constitucional.

Entre tanto los pastores, sacerdotes y demás siervos del Señor, están llamados a comunicar a sus feligreses, y a la Nación,  Biblia en mano la palabra de Dios, y seguir clamando por una solución enmarcada en su Soberana Voluntad.

Así como las organizaciones evangélicas emitieron comunicados pronunciándose sobre la candidatura presidencial del pastor, igualmente deberían pronunciarse oportunamente sobre otros aspectos más relevantes, marcando la pauta en nombre de Dios.

Que el pueblo no perezca porque le falta conocimiento de Dios.

 Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Conceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google.