¿APOYAN POTENCIAS ESPIRITUALES A LA REVOLUCIÓN EN VENEZUELA?

En las redes sociales circulan cadenas que alertan sobre unas supuestas declaraciones del Presidente de Venezuela, en las que afirma estar dispuesto a hacer tratos con el Diablo para defender el legado de Chávez; que ha recibido protección de aquel personaje, quien es la fuerza de su espiritualidad.

De ser cierto dicho pronunciamiento necesitamos meditar objetivamente en el significado del mismo, sus repercusiones hacia quien lo ha formula y para el País.

Imagen relacionada

En un sitio de Internet denominado notitiempo.com se lee la siguiente nota, fechada 9 de noviembre de 2017:

El presidente de la República, Nicolás Maduro, dijo este miércoles que por la Revolución Bolivariana lo ha dado y seguirá dando todo. En este sentido, aseguró que está dispuesto a hablar con el diablo por defender el legado del fallecido presidente Hugo Chávez. “Si hay que hablar con el diablo, se habla”, comentó sin pudor durante una reunión con generales y almirantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Posteriormente, asomó muy superficialmente que ha conversado con otras fuerzas. “Yo he hablado hasta con el diablo, yo me pongo en sus manos, él es el gran protector nuestro, es una de las grandes fuerzas de nuestra espiritualidad que tiene nuestra revolución y nuestra vida histórica, con todos ellos (los diablos) yo he hablado”, manifestó desde la Academia Militar de la Guardia Nacional Bolivariana.

Como es natural la población cristiana de Venezuela ha reaccionado con asombro, temor, y desconcierto. No es para menos, y los llamados a seguir clamando a Dios para recibir la protección Divina se multiplican y crecen de tono.

Ahora bien, estas declaraciones del presidente venezolano destacan nuevamente varios aspectos relacionados con el origen y desarrollo de la crisis venezolana.

En primer lugar no debería asombrar a los venezolanos la fe del presidente en “las fuerzas” de la espiritualidad que tiene la revolución bolivariana. El, ni los propulsores de la Revolución han ocultado sus ideologías políticas, convicciones religiosas, y el culto que profesan a religiones ancestrales no cristianas.

El presidente está haciendo uso de un derecho constitucional y humano de profesar el culto que desee; el mismo que nos da derechos a predicar el evangelio de Jesucristo, y extender el Reino de los Cielos hasta lo último de la Tierra.

En segundo lugar tal afirmación lo que hace es destacar el poco impacto que el cristianismo tiene en Venezuela. Y esta afirmación dura, dolorosa, se formula por las siguientes razones, reiterada en escritos anteriores.

No es cierto que el Diablo, María Lionza, u otra deidad haya determinado el triunfo de la Revolución en Venezuela. Aquella llegó a Miraflores con el voto popular de los venezolanos que dicen ser cristianos. Y se ha sostenido hasta ahora con votos contabilizados por el CNE.

Tampoco es posible que el Diablo tenga tanto poder como para torcer los designios Divinos tocantes a Venezuela. Satanás, Diablo, o como se le denomine es un ser sujeto a la voluntad y soberanía de Dios, es un ser creado. En la Biblia se destaca que cada vez que el pueblo de Dios se manifiesta con poder las fuerzas del mal son expulsadas de su entorno. Esto se evidencia en el libro de Éxodo cuando se observa a Moisés derrotando a cada una de las deidades egipcias, incluido el Faraón, considerado un dios.

En el Nuevo Testamento se aprecia que una vez los discípulos empoderados de las virtudes del Espíritu Santo, por cada lugar donde iban derrotaban a las fuerzas malignas: Felipe en Samaria, Hechos 8:4-8; Pablo en Filipos, Hechos 16:16-18; Pablo en Éfeso, Hechos 19:11-12.

En Venezuela el Diablo no está desatado, haciendo guerra espiritual a los creyentes; lo que está pasando lo explica la física, si se produce un vacío la tendencia de la materia es ocupar ese espacio dejado libre. Este principio se observa en la naturaleza, cuando el aire atmosférico se calienta en la superficie de la tierra, o de los mares, aumenta de volumen y se desplaza hacia zonas de menor temperatura; al desplazarse deja un espacio vacío que de inmediato es ocupado por una masa equivalente de aire frío. Ese incesante desplazamiento del aire y el movimiento de rotación de la tierra es lo que genera los vientos y en ocasiones huracanes.

Tal fenómeno está ocurriendo en Venezuela, no es que el Diablo ha desatado su guerra y gobierne desde Miraflores, es que se ha dejado un vacío y ese astuto, sinuoso, y engañador personaje ha ocupado el territorio que se ha dejado libre.

Piensa en los primeros capítulos del libro de Josué, evoca la toma de Jericó, Josué 6:1-27, luego visualiza la derrota en la aldea de Hai, Josué 7:1-26. ¿Cuál es la diferencia en los resultados? ¿Qué determina aquella diferencia? ¿Quién, que poder, puede derrotar a los ejércitos de Jehová? Ya comprendes la realidad Venezolana.

Seguramente estás pensando que eso es aplicable a Israel, que Venezuela no es Israel, entonces piensa: ¿Dejó Dios de cumplir sus promesas al cerrarse el Antiguo Testamento? ¿El pueblo cristiano no es, por la obra de Jesucristo, heredero de la promesa?

Retomando las declaraciones del Presidente, necesitamos proponer otra lectura a las mismas.

El presidente, de ser ciertas aquellas declaraciones, ha elegido al peor asesor del Universo; puesto que desde el inicio de la humanidad sus asesorados han obtenido los resultados más nefastos que la mente puede imaginar, Lee 1 Crónicas 21:1-16. Entonces viene la interrogante: ¿No hay cercano al Presidente una persona que pueda alertarle de ese grave error? ¿No tiene un consejero que con Biblia en mano, y bajo la dirección del Espíritu Santo, le explique cuál debe ser su elección correcta?

Claro que los hay, les hemos visto hablar en cadenas nacionales; y hemos oído de sus logros gracias a su cercanía a las esferas de poder, aquel privilegio puede ser encausado y con el poder del Espíritu Santo influir en el Presidente y su equipo; esos creyentes cercanos al presidente pueden convertirse en prominentes personajes como José en Egipto, Daniel en Babilonia, Ester en Persia. Ellos cambiaron el rumbo de pueblos al propiciar cambios en sus gobernantes.

Para hacer aquello hay que ser fieles a la Palabra, consecuentes con sus convicciones, actuar con responsabilidad, inspirados por el Espíritu santo.

Al meditar en las palabras del Presidente siento un profundo pesar, me duele el destino del Presidente porque la Palabra de Dios declara sin dudas cual es. Por lo que establece la Biblia, y por evidencias bien documentadas en la historia, quien blasfeme contra Dios, y se pronuncie en forma indebida contra su pueblo obtiene resultados desastrosos.

En privado estoy orando por el Presidente, para que reciba la luz Divina, pido a Dios que levante a una persona que le hable para guiarle a un encuentro personal con Jesucristo. Porque es necesario es que un hombre de Dios le hable para alertarle sobre una mejor opción, ni siquiera por sus funciones de gobierno sino por la necesidad que como ser humano tiene de un encuentro personal con Jesucristo para que “no se pierda sino que tenga vida eterna”.

Volviendo al tema de este artículo, tampoco es cierto que el Diablo ha dado las victorias a la Revolución, sino una pésima dirección de la denominada Mesa de Unidad Democrática (MUD), que gracias a sus torpes estrategias perdieron la fe y apoyo popular, por lo que alcanzaron solo algunas Gobernaciones en las últimas elecciones. Igual como se desplomó la denominada Cuarta República.

Circulan rumores, y vídeos,  de que ciertos personajes de la oposición han obtenido algunos beneficios personales y partidistas por acuerdos secretos con la Revolución, por lo cual no impulsaron el Referendum, ni hicieron valer los resultados del la consulta popular organizada por la oposición, y en forma inconsistente fueron a elecciones con una Asamblea Nacional Constituyente que dijeron era ilegal, y regidos por un CNE que dijeron tenía el período vencido.

En el caso de ser ciertos los rumores, entonces el diablo que le da fuerzas a la Revolución para que siga en el poder no procede del averno, sino que tiene nombre y apellido y circula libremente por los medios audiovisuales y por los pasillos de la Asamblea Nacional. Digo, si son ciertos los rumores.

¿Qué hacer ante las supuestas afirmaciones del Presidente? Pues lo que la Biblia declara como opción, y expresa el texto más leído y menos practicado fervorosamente:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Observa la secuencia:

Condición:

Humillarse, orar, buscar el rostro de Dios, convertirse de los malos caminos,

Entonces:

Dios oirá desde los cielos el clamor, perdonará los pecados, y sanará la tierra.

Apliquemos esta demanda a Venezuela.

¿De qué tienen que arrepentirse los venezolanos? ¿De cuáles malos caminos hay que convertirse? Pues es sencillo.

Arrepentirse de no testificar del poder transformador de Jesucristo y dar evidencia de ello, de no salir de los templos a pregonar las buenas nuevas de salvación; arrepentirse de seguir adorando ídolos, de haber mezclado la pureza del evangelio con falsas doctrinas, o prácticas orientalistas.

Otra medida que evidencia aquel arrepentimiento es no seguir apoyando aquellas creencias ajenas a la fe cristiana, en las elecciones no votar por candidatos que no representen los valores cristianos.

De qué sirve hacer llamados para ayunar, y clamar por Venezuela si en las elecciones se sigue votando por candidatos que no tienen principios cristianos. Es una blasfemia clamar a Dios para que resuelva la crisis en Venezuela y se siga apoyando personas que no temen a Dios. Y esto no es discriminación, ni promover prejuicio contra grupos humanos, es un asunto de fidelidad, de responsabilidad y racionalidad. “No hay comunión entre la luz y las tinieblas”, como no lo hay ente el aceite y el agua.

Pero en Venezuela algunos prominentes personajes, figuras emblemáticas de ciertas iglesias están tratando de mezclar algo que la Biblia, ni la lógica humana, aceptan.

Ante esta aciaga circunstancia política, el pueblo de Dios tiene dos opciones, no excluyentes,  una: impactar con el poderoso mensaje del evangelio a quienes están en funciones de poder, esto significa que el cristiano venezolano necesita estar “lleno del poder del Espíritu Santo”, Hechos 1:8,  equipado con la “armadura del Espíritu”, Efesios 6:10-20, y practicar las disciplinas espirituales recomendadas por Jesucristo, la oración y el ayuno, Marcos 9:29.

Otra opción es: apoyar a representantes populares que profesen valores cristianos.  Para el 10 de diciembre se ha llamado a otras elecciones, vamos a ver si quienes están clamando a Dios para que intervenga en Venezuela acuden a votar y lo hacen conforme al dictado de la Palabra de Dios, a la media noche de ese día lo sabremos.

Los líderes espirituales cristianos, sacerdotes católicos y los pastores evangélicos, tienen la responsabilidad de orientar, Biblia en mano, a los creyentes para que asuman los valores, principios y normas de la fe cristiana, los practiquen, defiendan y proclamen.

Basta ya de ese cristianismo nominal, dominguero, superficial. Venezuela requiere con urgencia un despertar espiritual, una Reforma profunda enraizada en la Palabra de Dios.

Por cierto Juan en su evangelio hace una afirmación esperanzadora:

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Juan 1:5.

Que la luz del evangelio impacte a Venezuela.

Te invito a orar y ayunar, para que aquello ocurra.

Fuente:

Textos bíblicos: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Nota de prensa: publicada en notitiempo.org, en fecha 9-11-2017

Apuntes personales,

Imagen: Google.

 

Anuncios

A LOS 500 AÑOS DE LA REFORMA DE LUTERO, SU IMPACTO EN VENEZUELA

El 31 de octubre pasado, como cada año,  se conmemora en todo el mundo el Día de la Reforma de Lutero, hecho de gran trascendencia en el cristianismo pues significó renovar la fe del Nuevo Testamento en tiempos cuando la Palabra de Dios escaseaba.

Este año a la conmemoración se le hadado mayor relevancia dado que han trascurrido 500 años desde aquel memorable día cuando Lutero hace pública sus tesis las que encendieron la llama del remanente fiel a la Palabra, primero en Alemania, luego a gran parte de Europa.

El mérito de Lutero es el de haber redescubierto el eterno mensaje contenido en la Biblia, único capaz de propiciar los cambios que un pueblo necesita para salir del atraso, ignorancia, y propiciar el progreso.

Muchos siglos antes de la protesta de Lutero ocurre un evento similar en la nación de Israel, en tiempos del rey Josías. Este recordado rey decide reparar el Templo que estaba en ruinas, al acometer las reparaciones encuentran entre los escombros el libro de la Ley, es decir el Pentateuco; el conjunto de normas que rigen los destinos de la nación.

Una vez enterado el rey del hallazgo, luego de conocer el contenido del libro, se reúne con los ancianos y propicia una renovación total, barriendo con la idolatría y demás cultos paganos que se habían arraigado en el corazón del pueblo, infiltrados sutilmente entre aquellos que desatendieron la Palabra de Dios, los principios contenidos en ella, en menosprecio a Jehová, el Dios de Israel. El relato de esta reforma la puedes leer en 2 Reyes 22:1-23:30.

Desde la perspectiva de estos hechos, las reformas de Josías y las de Lutero, es evidente que lo único capaz de transformar a una Nación es la Palabra de Dios. Cuando ella es desatendida por los gobernantes y sus ciudadanos ocurre lo que es habitual en Países como Venezuela, sumida en una crisis moral, social, económica y espiritual sin precedentes.

Es que a la Reforma de Lutero se analiza generalmente con respecto a su impacto en el aspecto espiritual, y su repercusión en las Iglesias; pero la Reforma de Lutero va más allá del aquel ámbito pues trasciende a todos los aspectos de la vida de una Nación, incluidos los políticos, económicos, sociales, morales. Lutero, y la Biblia fueron poderosos instrumentos Divinos para impulsar a Europa en su proceso de desarrollo.

La Reforma de Lutero se inscribe entre los grandes aportes del Renacimiento, puesto que aquel Monje Agustino inspirado en tal movimiento cultural decide reforzar sus conocimientos teológicos, y al acudir a la fuente original de tal disciplina, la Palabra, descubre la doctrina que impulsa el movimiento reformador. Luego esta Reforma de Lutero da impulso al Renacimiento, gracias al cual Europa sale de la oscuridad a la luz verdadera.

El hombre no habría llegado a la Luna, ni creado la Internet, entre los muchos logros humanos, a no ser por la sed de buscar en los libros, incluida la Biblia, el conocimiento que transforma vidas, sociedades, culturas, al mundo.

Por este motivo hay que reconocer que en Venezuela, como en el resto de América Latina, no ha llegado el impacto de la Reforma de Lutero, aquella que impulsa al hombre a volverse a la Palabra de Dios, permitir que ella marque la pauta en todos los órdenes de su condición humana, y genere el desarrollo, el progreso humano.

¿Por qué afirmar que en Venezuela no ha habido Reforma? Los hechos, la historia, y la realidad presente así lo certifican.

A Venezuela no llegó la reforma de Lutero por la sencilla razón de que quienes trajeron e impulsaron el cristianismo en Venezuela, y en el resto de América fueron los descubridores que además trajeron el Catolicismo que no aceptó, ni toleró la Reforma de Lutero. Y aquello no sería tan relevante puesto que Lutero en un momento dado, se erigió como propulsor de una vuelta a la fe ancestral de los cristianos, lo que no ha sucedido en Venezuela.

Para dar fuerza a lo que acá afirmo es que siendo Venezuela un País con una población mayormente cristiana, repartida en una mayoría católica, y una significativa población evangélica, esté en funciones de Gobierno una Revolución basada en filosofías y religiones ajenas a la fe bíblica. Y aquella no se impuso a la fuerza, ni con golpe de Estado, ni a través de una guerra; sino a través del voto popular y con la anuencia de muchos sacerdotes católicos y pastores evangélicos quienes avalaron, y aun avalan la Revolución Socialista.

No ha calado la Reforma de Lutero, basada en la Biblia, la Santa Palabra de Dios, en aquellos pastores evangélicos que impregnados de las tendencias posmodernas apoyan movimientos basados en filosofías orientales, técnicas de persuasión psicológicas, o doctrinas materialistas matizadas con religiones ancestrales ajenas a la fe de Jesucristo; no ha impactado en la conciencia de los pastores cuando alejados de la Palabra de Dios siguen vendiendo las nuevas “indulgencias” representadas en las falsas promesas de prosperidad, engañando a sus feligreses prometiendo milagros, abundancia, prosperidad a cambio de diezmos y ofrendas, la “semillita de la fe”.

Este año, cuando se conmemoran los 500 años de la Reforma de Lutero, la cristiandad venezolana, y concretamente sus líderes espirituales necesitan propiciar un profundo reencuentro con las Tesis de Lutero, aquellas que primero cambiaron su vida, y luego contagió a un Continente.

Hoy más que nunca necesitamos volver a los postulados de Lutero, que es el eterno llamado Divino:

Sola scriptura, solo por medio de la Escritura. Aceptar y proclamar que solo la Biblia es la palabra de Dios, la única fuente de autoridad, y que es accesible para todos, es decir, que es capaz de ser entendida con claridad, y se puede autointerpretar por medio de ella misma.

Sola fide, Solo por la fe Dios salva. La justificación  se recibe sólo por la fe, sin ninguna mezcla ni necesidad de buenas obras, aunque la fe salvadora siempre se evidencia por las buenas obras.

Sola gratia, solo por la gracia. La salvación viene sólo por la gracia divina o gracia de Dios; es decir, por un “favor inmerecido”, no como algo que el pecador haya conseguido por sus propios méritos.

Solus Christus o Solo Christo,  Cristo” o “solo a través de Cristo. Jesucristo es el único mediador entre Dios y el hombre, y que no hay salvación por medio de ningún otro.

Soli Deo gloria, la gloria solo para Dios. La expresión latina sola significa en  “solo” o “solamente”.

Las cinco solas declaran las creencias que los reformadores entendían como bases de la vida y prácticas cristianas.​ Cada una de ellas rechazaba las conductas y doctrinas extendidas a comienzos del siglo XVI en la cristiandad, contrarias a la Palabra de Dios.

Este conjunto de afirmaciones necesita ser retomado por los líderes espirituales de la Nación y proclamados desde los púlpitos; proclama que primero deben ser internalizadas y practicada por los predicadores.

La actual coyuntura política nos está confirmando la urgente necesidad de llevar al pueblo a la Palabra, la única que puede pro propiciar los cambios que requerimos en el País.

Para cambiar el rumbo de Venezuela, primero hay que cambiar el corazón de los venezolanos, y aquello solo puede ser posible cuando la Palabra de Dios marque la pauta.

24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. 28 Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; 29 porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Mateo 7:24-29.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Datos históricos: Wikipedia

Imágenes: Imágenes Google

Notas personales

PARA CONSOLIDAR LA UNIÓN, FIDELIDAD

Hemos revisado en escritos anteriores diversos aspectos  relacionados con el matrimonio, y como aquellos influyen en la dinámica de un país. En la presente nota vamos a tratar el tema de la fidelidad.

En la Sagrada Escritura es un asunto que corre a través de ella en forma destacada, y menciona a un personaje que encarna aquella virtud.

Imagen relacionada

 La fidelidad es la capacidad espiritual, el poder o la virtud de dar cumplimiento a las promesas.

De allí lo destacado, porque en toda relación interpersonal sana, productiva, consistente, la fidelidad es un elemento fundamental.

En el plano social, se demanda fidelidad a los ciudadanos de una nación respecto de sus leyes, como a los soldados que la defienden; también en las organizaciones es un valor que se exige a los que forman parte de las mismas; es algo que los amigos esperan entre sí; y además es una promesa que se pronuncia en el acto de matrimonio.

En los inicios de  las Escuelas Bíblicas de Vacaciones los niños formulaban una promesa, que se repetía día tras día de aquel programa.

Esta es la promesa:

Prometo lealtad a la Biblia, la Santa Palabra de Dios; y la haré lámpara a mis pies y lumbrera en mi camino, y guardaré sus dichos en mi corazón para no pecar contra Dios.

Una promesa infantil que ha servido para mantener muchas vidas plantadas como árbol “junto a corrientes de aguas, que da ruto en su tiempo, y su hoja no cae”.

Imagen relacionada

En el libro de Apocalipsis se afirma que quienes la cultivan reciben una gran recompensa, Apocalipsis 2:10:

Se fiel hasta la muerte, y yo  te daré la corona de la vida.

Al revisar el concepto fidelidad descubrimos que en esencia es: cumplir lo que se promete. Entonces cumplir lo prometido en el acto matrimonial es un factor determinante en la permanencia de tal relación entre cónyuges.

La fidelidad es un desafío pues significa comprometerse hoy a cumplir una promesa a lo largo del tiempo, pase lo que pase. En lo que respecta al matrimonio la promesa de mantenerse fiel, a cumplir lo prometido es esencial, determinante en la permanencia de la unión conyugal.

¿A qué se comprometen los novios en el acto de matrimonio? Entre muchas, se declara la determinación de amar a la pareja. Entonces, el amor y la fidelidad son virtudes que unen a las parejas con tal fuerza que solo la muerte les separa.

Una versión parafraseada de la Biblia traduce 1 Corintios 13:6-7, así:

El que ama es fiel a ese amor, cuéstele lo que le cueste; siempre confía en la persona amada, espera de ella lo mejor y la defiende con firmeza.

A este respecto es interesante reconocer el poder, la fuerza de amar, y ser fiel. Hay en la Sagrada Escritura una comparación que podemos aplicar a la fuerza del amor, que es capaz de producir cambios, romper algo impenetrable.

Es la parábola de la semilla de mostaza, leamos Mateo 13:31-32, DHH:

31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo; 32 el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.

Como has comprobada se compara el Reino e los Cielos con un grano de mostaza, la aplicación original es para enseñar que dicho reino crece indetenible hasta su plenitud. Tomemos un aspecto contenido en la parábola. Enfoquemos la raíz de una planta.

Imagen relacionada

La raíz es el órgano de la planta que permite su fijación en el suelo, y a su vez sirve para extraer nutrientes del mismo que facilitan el crecimiento y desarrollo de la planta.

La raíz posee geotropismo positivo, crece y se desarrolla en dirección a la fuerza de gravedad, por lo que penetra el suelo en dirección opuesta al tallo, que posee geotropismo negativo. Igualmente posee fototropismo negativo, por lo que la raíz se interna en dirección opuesta a la luz solar, al contrario del tallo que “busca” la luz del Sol.

Pues bien, la raíz de manera lenta, silenciosa, imperceptible a simple vista va penetrando el suelo, rompiendo todo obstáculo que se le presente en su búsqueda de estabilidad a la planta, así como obtener nutrientes del suelo. Cuanto más elevada es la planta tanto lo es la raíz profundizando en el suelo.

Has observado como una raíz cumpliendo su misión rotura fuertes estructuras de concretó, y desmenuza capas de asfalto. Tal vez has sido víctima de la potencia de una minúscula raíz de una planta que creciendo entre las ranuras de la porcelana de una pared es capaz de producir grandes daños.

La raíz lenta, imperceptible, constante, indetenible avanza en el cumplimiento de su tarea, y lo logra. La raíz es un modelo de excelencia.

Seguramente haz captado la analogía que establecemos entre la fuerza de la raíz con la fuerza de un amor fiel. Nada lo detiene en el cumplimiento de su alta misión.

Al comienzo de este artículo se hizo referencia a que la fidelidad es un asunto que corre a través de la Sagrada escritura en forma destacada, y menciona a un personaje que encarna aquella virtud.

El personaje que encarna la fidelidad es Dios. Sobre ello sobran palabras, te recuerdo dos textos:

Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. Malaquías 3:6.

Y:

22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. 23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. Lamentaciones 3:212-23.

Revisa tu relación con Dios:

Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo. 2 Timoteo 2:13.

Cuando pienses “tirar la toalla” porque crees que tu relación no tiene remedio, recuerda el poder de tu amor, de tu fidelidad, a semejanza de la Divina puede alcanzar muchos logros, como ha ocurrido contigo.

Condimenta tu relación con amor, determina ser fiel, verás los resultados.

Fuente:

Biblia: Versiones RVR60, y DHH, tomadas de www.biblegateway.com,

Conceptos: Wikipedia,

Imágenes: Google,

Notas presonales.

EL CONCUBINATO: ESTATUS LEGAL

El concubinato es tan antiguo como la humanidad, es a través del derecho romano que conocemos algunos principios relacionados con el mismo.

¿Cual es el estatus legal de la pareja que vive en concubinato? Es el tema que consideramos a continuación.

Resultado de imagen para union libre vs matrimonio

En la época de la antigua Roma, concubinus es el término que se usaba para referirse a un joven varón que era escogido por su amo como amante. En tiempos de aquel imperio, la homosexualidad era algo común; se dice que algunos Césares lo eran.

Concubinato es la relación marital de dos personas sin estar unidos en vínculo matrimonial.

En el antiguo imperio egipcio aquella costumbre era usual; por eso la esposa de Potifar quiso hacer valer ese derecho; y su marido no se habría sorprendido, ni enojado, al saberlo porque ella estaba usando un derecho que él mismo aplicaba. Lea la historia en el capítulo 30 de Génesis. Allí se aborda el problema de la infidelidad. Si la mujer de Potifar está usando un derecho, ¿Por qué José fue a parar en la cárcel? En próximo artículo trataremos este tema, relacionado con la infidelidad.

En Roma la concubina casi no se diferenciaba de la esposa sino en el nombre y en la dignidad, por eso se llamaba “mujer menos legítima” y así como por el derecho romano no era lícito tener a un tiempo muchas esposas, tampoco se permitía tener juntamente muchas concubinas.

Imagen relacionada

En Venezuela el concubinato tiene estatus legal, veamos lo que establece la Constitución Nacional vigente:

ARTÍCULO 77 Se protege el matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado en el libre consentimiento y en la igualdad absoluta de los derechos y deberes de los cónyuges. Las uniones estables de hecho entre un hombre y una mujer que cumplan los requisitos establecidos en la ley producirán los mismos efectos que el matrimonio.

De acuerdo a lo establecido en este artículo, al concubinato se le denomina “unión estable de hecho”; y a diferencia que en Roma, tales uniones  “producirán los mismos efectos que el matrimonio”.

¿Qué es una unión estable de hecho?

Unión estable significa que una relación es permanente, seria y compenetrada, lo que constituye la vida en común.

Unión de hecho es la unión de un hombre y una mujer  a fin de convivir de forma estable, en una relación de afectividad análoga a la conyugal, prescindiendo dar cumplimiento a lo establecido en el ordenamiento legal para las uniones mediante el matrimonio civil.

A esta relación, el Código Civil Venezolano denomina “unión no matrimonial”, dicha unión origina una comunidad concubinaria. Es lo que establece el artículo 767 del Código Civil Venezolano:

ARTÍCULO 767.– Se presume la comunidad, salvo prueba en contrario, en aquellos casos de unión no matrimonial, cuando la mujer o el hombre en su caso, demuestre que ha vivido permanentemente en tal estado aunque los bienes cuya comunidad se quiere establecer aparezcan a nombre de uno solo de ellos. Tal presunción sólo surte efectos legales entre ellos dos y entre sus respectivos herederos y también entre uno de ellos y los herederos del otro. Lo dispuesto en este artículo no se aplica si uno de ellos está casado.

La unión no matrimonial, o concubinato, se inicia mediante un acuerdo verbal entre las partes de convivir juntos y de formar una familia; luego de consolidarse tal relación queda amparada por la legislación venezolana, y la disolución de dicha unión no matrimonial debe materializarse conforme establece la ley.

Por este motivo algunas parejas creen erróneamente que por no haber acudido ante la autoridad civil para establecer la relación conforme al Código Civil pueden disolverla a su antojo, negando los derechos de la otra parte.

Para el reconocimiento legal de la relación concubinaria es requisito que ambos sean de estado civil solteros, o divorciados, o viudos; en el caso de que uno o ambos estén casados con otras parejas, aquella relación es adúltera, y no forma comunidad no matrimonial porque uno o ambos tienen comunidad conyugal con otra persona.

Imagen relacionada

La unión concubinaria se inicia de hecho, al consolidarse y tener hijos, aquella relación queda sujeta al derecho.

En la relación concubinaria, unión de hecho, ¿Son fornicarios los concubinos?

Fornicación, del latín: fornicāri, significa literalmente “tener relaciones sexuales con una prostituta”, deriva de: fornix, zona abovedada donde las prostitutas romanas ofrecían sus servicios, también llamado burdel. Dicho término se usa en referencia a la relación sexual fuera del matrimonio,​ es decir, aquella relación sexual casual que se dé entre dos personas que no están unidas por un vínculo conyugal.

También se denomina fornicación el obtener favores sexuales a cambio de dinero.

Como la legislación venezolana concede al matrimonio y a las uniones no matrimoniales el mismo estatus legal, entonces los concubinos no son fornicarios, como tampoco lo son los esposos entre sí.

¿Qué dice la Biblia sobre el concubinato? La Biblia es un libro que marca principios y normas para la vida, no ofrece procedimientos detallados.

Sobre el matrimonio se dan los principios y las normas, y respecto de los procedimientos para llevarlos a cabo, se encargan de ello las sociedades y sus culturas a lo largo de su desarrollo histórico.

En tiempos de los Patriarcas, y durante la Monarquía Hebrea, aquella práctica era común, motivo por el cual nace Isaac, y Jacob tiene tantos hijos. Recordemos a Sara animando a su esposo que se llegue a la esclava egipcia para tener un hijo, pues ella, Sara, no los tenía; tanto como las esposas de Jacob insistiendo que se acostara con las respectivas esclavas, por los mismos motivos, y tener más hijos que la otra.

En el Nuevo Testamento se desecha esta práctica e insiste en una unión conyugal entre un solo hombre y una sola mujer; se compara esta relación a la que existe entre Cristo y su Iglesia, Efesios 5:21-23; en 1 Timoteo 3:2, Pablo aconseja a Timoteo que el obispo debe ser “marido de una sola mujer”, con lo que descarta la poligamia anterior, y el concubinato, pues el carácter de “marido” se adquiere al contraer matrimonio.

Algunos interpretan este texto afirmando que “marido de una sola mujer” significa que si una persona se divorcia no se puede casar de nuevo, pues debe tener “una sola mujer”, esta es una interpretación forzada para establecer un principio que no existe en la Biblia.

La afirmación de Pablo es para reforzar la monogamia, la unión de un hombre, y una mujer, como al principio; contra la poligamia extendida en el mundo oriental.

¿Cometen pecado quienes viven en concubinato? Una pregunta cerrada que acepta solo dos respuestas, “si”, o “no”; vamos a abrirla: justifique su respuesta.

Desde la perspectiva legal no están infringiendo alguna norma; proceden conforme a la costumbre, y están amparados por el tejido jurídico.

Imagen relacionada

En relación a lo establecido en el Nuevo Testamento su acto de desobediencia equivale a la de quienes infringen Mateo 22:37-40, o Mateo 28:19-20.

¿Qué se espera de los creyentes que viven en concubinato? Que mantengan su relación estable, pura, permanente, fiel, como cualquier matrimonio, y que acudan ante la Oficina de Registro Civil y concreten el Matrimonio. ¿Por qué?

Hay muchos porqués:

Porque de esa manera se fortalece la sensación de seguridad, especialmente de la mujer, lo que contribuye a la autoestima, y por consiguiente a la felicidad de la pareja,

Porque incrementa el sentido de dignidad, pues aunque la unión concubinaria posee carácter legal, de todos modos socialmente se considera de menor valor que el matrimonio,

Porque el hombre ama a su pareja, Efesios 5:25-26,

Porque el matrimonio es honroso, Hebreos 3:4,

Porque se respetan mutuamente,

Porque son una familia,

Porque tienen hijos, cuando los hay,

Porque…. Agrega otros más…

A las parejas de creyentes unidas de hecho, uniones no matrimoniales, se les aconseja:

No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que le es grato, lo que es perfecto. Romanos 12:2, DHH.

Y:

22 Por eso, deben ustedes renunciar a su antigua manera de vivir y despojarse de lo que antes eran, ya que todo eso se ha corrompido, a causa de los deseos engañosos. 23 Deben renovarse espiritualmente en su manera de juzgar, 24 y revestirse de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios y que se distingue por una vida recta y pura, basada en la verdad. Efesis 4:22-24, DHH.

En próximo escrito consideraremos: La Infidelidad.

Fuente:

Biblia: Versión DHH, tomada de www.biblegateway.org,

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,

Código Civil Venezolano,

Imágenes: Google,

Notas personales.

EL ADULTERIO: LA OTRA CARA

El adulterio es un fenómeno humano que existe desde que el hombre forma las primeras sociedades. En la Biblia ocupa un lugar prominente entre los actos humanos que desagradan a Dios, al punto que se considera abominación, Ezequiel 12:11.

Imagen relacionada

En el libro de Malaquías no se menciona directamente esta práctica como un problema entre los israelitas, sin embargo es el trasfondo de algunos reclamos Divinos respecto de la unión ilícita con mujeres que rinden cultos a dioses paganos, trayendo aquella al seno del hogar la idolatría, considerada por Dios adulterio.

El adulterio es la unión sexual de una persona casada con otra que no sea su conyugue; dicha expresión deriva de “adulterar”, que significa: alterar o eliminar la calidad y pureza de una cosa añadiéndole algo que le es ajeno o impropio.

Por ejemplo, se adultera la pureza y calidad del café añadiéndole granos de maíz, o de otro grano, para luego tostarlo, molerlo y expenderle como si fuese puro. De esta analogía extraemos la idea de pureza, que es antónimo u opuesto de adulterio.

En todas las sociedades humanas esta práctica es moralmente censurada, y en algunas se considera delito. En Venezuela es la causal número uno para el divorcio, según el artículo 185 del Código Civil de Venezuela.

¿Cómo nace el adulterio en el ser humano? Vayamos a la Biblia, lee Gálatas 5:19.21, allí se da un listado de “manifestaciones de la carne”, en la que el adulterio ocupa el lugar número uno. De este texto inferimos que el adulterio emerge como una “manifestación de la carne”.

En la Biblia la expresión “carne” se refiere al tejido, principalmente muscular, que cubre el cuerpo humano, por lo cual se usa la expresión para referirse a la naturaleza física del hombre, lee Génesis  6:3, para Jehová el hombre es “carne”; en Juan 1:14, el Verbo, Jesucristo, se hizo “carne”.

Resultado de imagen para cuerpo humano

También carne se usa en el sentido de las tendencias humanas desvirtuadas, que incitan al mal, Génesis 6:5. En Romanos capítulo ocho se describe la intensa batalla entre las tendencia de la carne, y las del espíritu.

Volviendo a la lista de Gálatas cinco, observemos que el adulterio es descrito como una “manifestación” de la carne. Una expresión de la “carne” en sus dos significados bíblicos.

Veamos la dinámica del adulterio. Nace de una necesidad humana básica relacionada con el sexo, recordemos que una de las funciones del sexo es la reproducción de la especie. Entonces el creador dota al hombre de aquel impulso. En los animales se denomina “celo”, estar en celo es estar en el momento óptimo para la reproducción; en los humanos aquel deseo se denomina instinto, necesidad, impulso, y libido para Freud padre del psicoanálisis.

Cuando aquel impulso humano se orienta hacia la pareja, se alcanza una indescriptible sensación de bienestar, placer, cariño, ternura, pasión que fortalece la unión conyugal, y coadyuva a la salud física y metal. Para una idea de aquel disfrute excelso lea el Cantar de los Cantares; allí se trata el tema de la sexualidad sin tabúes, mitos, ni eufemismos.

Uno de los problemas de tantas personas es considerar el acto sexual, y el impulso que lo prepara, como malos, asociarlos erradamente al pecado original. El sexo no estuvo implicado en la desobediencia de Eva, lea de nuevo Génesis tres para que lo compruebe.

Algunos predicadores usan unas expresiones poéticas del Salmista para introducir un concepto totalmente equivocado sobre el sexo. Lee Salmos 51:5:

He aquí, en maldad he sido formado, Y en pecado me concibió mi madre.

David, al confesar precisamente su adulterio, se dirige a Dios para solicitar clemencia, tanto como para liberarse de la tremenda carga de culpa. En el transcurso de aquella confesión expresa algo bien establecido en la Biblia, que como ser humano es heredero del “pecado original”. No que sus padres al unirse sexualmente para concebirle cometieron un pecado.

Dejamos claro que la relación sexual, y el impulso que incita a disfrutar aquella es parte del plan de Dios, es más, de acuerdo a Génesis 1:28 es una bendición.

Y esa bendición es para disfrutarla con la pareja, con su conyugue. Realizar tal acto con alguien ajeno, se concibe como adulterio porque  altera o elimina la calidad y pureza del matrimonio, de la relación conyugal.

El adulterio en la Biblia es tema recurrente porque esa relación imperfecta se usa como símil de la relación de Dios con la Nación de Israel, en Oseas así se evidencia, Oseas 3:1. Israel traiciona a Jehová adorando ídolos, en la Sagrada Escritura la idolatría se concibe como adulterio. El libro de Oseas analiza esta problemática.

El problema del adulterio es más grave de lo que se puede imaginar, Jesucristo eleva este problema a ámbitos insospechados, leamos Mateo 5:27-28:

27 Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. 28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

Este es el argumento usado por Jesús mismo cuando le es presentada la mujer “sorprendida en adulterio”, Juan 8:1-11, el Maestro dice a los moralistas: “El que de vosotros este sin pecados, sea el primero en arrojar la primera piedra.”

Imagen relacionada

Para Jesús el adulterio es uno de esos pecados que se conciben y no se materializan, pero siguen siendo pecado, por lo cual en las Iglesias hay más adúlteros de lo cualquier ser humano sea capaz de imaginar. En el ámbito legal se denomina premeditación al acto de concebir en la mente un proyecto de delito que luego se ejecuta.

El adulterio es premeditado,  no es algo casual.

¿Cómo prevenir el adulterio? La Biblia ofrece la estrategia.

No vamos a dar una receta, sino a mencionar lo que la Biblia aconseja:

Primero: Entender que el deseo sexual es natural, y que no es pecado la atracción hacia el sexo opuesto, Génesis 1:27-28, y libro de Cantares.

Segundo: Cuando el deseo sexual se orienta hacia alguien que no es la pareja, ejercer  dominio propio, fruto del Espíritu mencionado en Gálatas 5:22-23.

Tercero: Propiciar permanentemente la higiene mental, eliminando, o canalizando los pensamientos teñidos de lujuria o lascivia, practicar el consejo de Pablo en Filipenses 4:8, pensar en lo “verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable” en general en todo lo que destaque tus virtudes y sea digno.

Cuarto, ejercita tus disciplina espirituales: oración, practicar la palabra, ayunar, vestir la armadura del Espíritu, Efesios 5:10-20; ejercitar el fruto del Espíritu, Gálatas 5:22-23.

¿Es pecado el adulterio? Como hemos declarado en artículos anteriores sobre las uniones mixtas, y el divorcio, el adulterio no es otra cosa que un acto de desobediencia.

Desobediencia a la Palabra de Dios que pide mantener pura la relación conyugal, y una traición a la promesa matrimonial de consagrarse totalmente para el otro.

Entonces una medida para evitar el adulterio es obedecer la Palabra, ejercer dominio propio, y sobre todo cultivar el amor.

¿Si una persona comete adulterio es motivo para separarse de ella, divorciarse? No, ¿Qué hacer? Perdonar, seguir amando, buscar ayuda con un experto, tal vez la pareja necesita tratamiento psicológico por eventos que le han marcado.

Al adulterio se le ha dado una prominencia inmerecida, porque los adúlteros que materializan el acto mental son minoría, frente a las personas que mantienen pura la relación que son más, aunque no sabemos lo que pasa por sus mentes.

Por otra parte el adulterio es un acto de desobediencia similar a dar falso testimonio, mentir, o no guardar el día de reposo. No hay pecados graves y leves. Existe la tendencia de “disciplinar” a un adultero, y tolerar los “pecadillos” de un chismoso. La errada aplicación de la ética cristiana establece diferencias entre ambos actos de desobediencia.

Por cierto la palabra disciplinar proviene de disciplina que a su vez se relaciona con discipulado, palabras todas con significado de enseñar, instruir. Más muchas “disciplinas” lo que buscan es someter al escarnio público a una persona que necesita afecto, comprensión, y sobre todo ayuda para salir de aquella dolorosa conducta.

Jesús marca la pauta de cómo tratar esta dolorosa situación, en Juan ocho, al tratar a aquella mujer la dignifica al manifestar que no la condena, y la restituye a su hogar diciéndole: “No lo hagas más”.

Fuente:

Biblia, versión RVR60: tomada de ww.biblegateway.org

Conceptos: RAE,

Imágenes: Google

Notas personales

EL DIVORCIO DESDE OTRA PERSPECTIVA

Avanzando en el análisis de las causas de la crisis en una nación desde la perspectiva de Malaquías, ahora se enfoca otra realidad que abona el lamentable estado del pueblo, el divorcio.

Imagen relacionada

En textos previos al que analizamos en este escrito, Malaquías determina que el estado de caos en la Nación es resultante de un sacerdocio ineficiente que desatiende su sagrada misión y deja al pueblo sin dirección espiritual; también destaca que otro factor de la crisis es el deterioro del matrimonio que afecta directamente a la familia, institución básica para el desarrollo integral del hombre. El hogar es la primera escuela donde se enseña valores, normas, en la que se transmite la cultura, las costumbres, los valores espirituales.

La crisis de la pareja afecta el normal desarrollo social.

Imagina una familia hebrea. En el Pentateuco se establece que aquella familia es responsable de transmitir generación tras generación el Pacto con Abraham, así como los valores y tradición que giran alrededor de aquel Pacto.

  • Anualmente debían celebrar la Pascua y en aquella celebración recordar que fueron esclavos y que Jehová les liberó de aquel yugo, Éxodo 12:24-28.
  • Consagrar al primogénito, Éxodo 13:1-2.
  • Cumplir los Diez Mandamientos, Éxodo 20:1-17.
  • En general cumplir los decretos y mandamientos Divinos, Deuteronomio 6:1-8.
  • Amar a Jehová de todo corazón, con el alma y con todas las fuerzas, Deuteronomio 6:5.

El deterioro de la familia, propiciado por la crisis de la pareja, impedía el cumplimiento de aquella tradición. Más aún si uno de los cónyuges practica devociones ajenas al Pacto, e introduce en la familia creencias repudiables como la idolatría, y la prostitución con fines religiosos.

Todo esto genera otra “carga” contra Israel, se analiza el problema del divorcio como una deslealtad al pacto.

13 Y esta otra vez haréis cubrir el altar de Jehová de lágrimas, de llanto, y de clamor; así que no miraré más a la ofrenda, para aceptarla con gusto de vuestra mano. 14 Más diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto. 15 ¿No hizo él uno, habiendo en él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud. Malaquías 2:13-15.

Resalta en este reproche el que se inunde con lágrimas el altar, lloran y se lamentan porque Dios no recibe sus ofrendas, y luego preguntan el por qué. Más ellos saben el motivo.

¿Cuál es el motivo?

Pues porque el Señor es testigo de que tú has faltado a la promesa que le hiciste a la mujer con quien te casaste cuando eras joven. ¡Era tu compañera, y tú le prometiste fidelidad! DHH.

Faltar a la promesa conyugal, el divorcio.

Imagen relacionada

Con este reclamo al pueblo por la deslealtad con la “mujer de tu juventud”, “tu compañera, y la mujer de tu pacto.”, también alude a la infidelidad de Israel al romper el Pacto con Dios en Sinaí para unirse a otros dioses a quienes idolatran.

Ahora bien, el problema no era que el hombre después de muchos años de matrimonio decidiera separarse de su mujer y buscar otra; lo repudiable es que se buscaba una mujer ajena al pueblo de Dios, persona que seguramente rendía culto a dioses paganos. Esa realidad la describen Esdras y Nehemías en sus libros. Recordemos que Malaquías profetiza durante el período en que actuaron aquellos dos grandes hombres de Dios.

Pues bien, el acto de romper el pacto es grave. ¿Qué hubiese ocurrido si Dios acepta la ruptura del Pacto? Hipotéticamente no se hubiese cumplido, a través de Israel, la promesa de un Mesías Salvador. Motivo por el cual Dios ha sido tan paciente con Israel, para cumplir su Plan de restaurar al hombre y a la totalidad de la creación, que se condensa en Juan 3:16. Con lo cual se cumple Génesis 22:18.

Seguidamente se exalta el valor del matrimonio, y la naturaleza del mismo. Nuevamente se usa el recurso de preguntas:

¿Acaso no es un mismo Dios el que ha hecho el cuerpo y el espíritu? ¿Y qué requiere ese Dios sino descendientes que le sean consagrados? 2:15. DHH.

La respuesta a esta interrogante es un “si”, pero la mente que tan fluida lleva pensar en la unión de la primera pareja, y se remonta hasta el libro del Génesis que relata su origen y explica su naturaleza. Génesis 1:26-27 afirma:

27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Dios crea al hombre a su imagen, con sexo diferenciado, y les une a fin de reproducirse, poblar el planeta, y ejercer dominio sobre la creación.

De este texto deriva la afirmación “Por tanto, lo que Dios juntó,  no lo separe el hombre.”, Marcos 10:9.

Este texto de génesis echa a tierra los argumentos para validar los matrimonios entre homosexuales. La reproducción de la especie es objetivo primordial de la relación de pareja, expresado en “llenad la tierra”, al mismo nivel de “señorear” al resto de la creación.

Un país poblado solamente por hombres homosexuales unidos en parejas, la reproducción de la especie es “cero”, tal imaginario país existiría hasta que perviva el último habitante. No se está menospreciando, rechazando, cuestionando, ni abominando la homosexualidad, que es otro tema. Estamos simplemente mencionando una realidad alrededor del matrimonio entre homosexuales, sin emitir juicios de valor.

De este texto inferimos que el hombre posee doble naturaleza, una física, y otra no física; la no física son el espíritu y las facultades intelectuales.

La unión física de la pareja permite la reproducción de la especie humana; y la no física determina la estabilidad y permanencia de la pareja, es el nexo que les mantiene unidos.

Medita. ¿Qué factores permiten la estabilidad de la pareja? El amor, la voluntad, el respeto, la sabiduría, poner en práctica las enseñanzas de la Palabra de Dios.

¿Qué enseña la Biblia sobre la relación de pareja? Lee Efesios 5:21-33, 1 Corintios 13, Mateo 22:37-40.

En Malaquías Dios repudia el divorcio.

16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales. 2:16

Algo muy claro en la Biblia es que Dios exalta el valor del matrimonio. Se dedica un libro completo a destacar la delicia del amor de la pareja, el Cantar de los Cantares.

La relación de Jehová con la Nación de Israel se compara a un matrimonio. Dicha relación se inicia con el Pacto en Sinaí. El esquema de un contrato de matrimonio se lee en Deuteronomio 5:1-3, donde se declara que Dios entra en alianza con su pueblo en el monte Sinaí.

Los profetas de Israel vieron esta relación como un contrato de matrimonio Isaías 54:5; Ezequiel 18:8. En Deuteronomio 6:10-15, Dios anuncia sus celos en su esposa, la Nación de Israel:

Para Dios el matrimonio es estable, consistente y duradero. Sin embargo en la Sagrada escritura se concede cierta flexibilidad a este concepto, y se permite la ruptura del vínculo en casos muy concretos.

Veamos la perspectiva de Jesucristo descrita en Marcos 10:1-10:

1 Levantándose de allí, vino a la región de Judea y al otro lado del Jordán; y volvió el pueblo a juntarse a él, y de nuevo les enseñaba como solía. 2 Y se acercaron los fariseos y le preguntaron, para tentarle, si era lícito al marido repudiar a su mujer. 3 El, respondiendo, les dijo: ¿Qué os mandó Moisés? 4 Ellos dijeron: Moisés permitió dar carta de divorcio, y repudiarla. 5 Y respondiendo Jesús, les dijo: Por la dureza de vuestro corazón os escribió este mandamiento; 6 pero al principio de la creación, varón y hembra los hizo Dios. 7 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, 8 y los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno. 9 Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. 10 En casa volvieron los discípulos a preguntarle de lo mismo, 11 y les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella; 12 y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.

Como puedes observar Jesús al responder sobre la problemática del divorcio, enfatiza el valor del matrimonio, destaca el factor que determina la persistencia del vínculo conyugal, y previene la separación.

¿Es permitido el divorcio? Esta es una pregunta cerrada que acepta una de dos alternativas, y no permite explicaciones adicionales. Entonces no es una pregunta asertiva para comprender o aprender. Observa que Jesús evita afirmar o negar, en lugar de ello les remite a lo que dice la ley, que bien conocen ellos: Deuteronomio 24:1-4

En el texto Moisés concede a los hombres emitir una carta de divorcio si encontraban algo indecente en sus esposas. No se especifica lo que era indecente, podían ser faltas graves, y hasta asuntos superfluos como que la esposa quemara la comida. No era por causa de adulterio, ya que en el Pentateuco el adulterio no era causal de divorcio, sino de muerte, los adúlteros eran  apedreados hasta la muerte, Levíticos 20:10.

Así que lo indecente eran otros tipos de faltas que no incluían el adulterio.

¿Cuáles son las causas que permiten el divorcio?

Los estudiosos de la Biblia han encontrado diversas causas por las que se permite el divorcio, destacando el adulterio como una de las principales, sin embargo un minucioso estudio del Sagrado Libro permite determinar que la única causa para separarse de la pareja es la pérdida del amor; porque el amor es el vínculo que mantiene estable las relaciones, lee Mateo 22:34-40, y 1 Corintios 13.

La Biblia, tanto como la vida práctica así lo confirman. Cuando se ama se respeta, tolera, acepta, quiere, perdona incondicional y constantemente.

El amor:

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo  espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser…. 1 Corintios 13:7-8.

Cuando se ama de veras se perdona hasta la falta más grave, dolorosa, y cruel como lo es el adulterio. En el libro de Oseas se revela esta verdad, experimentada por el profeta, quien de ese modo ejemplifica el amor de Dios por un pueblo infiel, adultero, como Israel.

Pero recuerda que en la Biblia se mencionan dos tipos de amor.

Uno es el amor, emoción, del cual hemos sido dotados para facilitar las relaciones interpersonales. En el Nuevo Testamento se describe con palabras griegas como fileo, amor filial, entre amigos, entre padres e hijos; también la expresión ágape, amor incondicional, sacrificial, el de la madre por su hijo, el de los héroes libertadores por su patria.

Para comprender esta verdad veamos una escena familiar, descrita por Juan: Es cuando Jesús conversa con pedro y le pregunta si le ama, en Juan 21:15-19, la conversación fluye así:

Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo.

En griego, Jesús pregunta a pedro: ἀγαπᾷς με, agapas me: ¿Me amas?

Pedro responde: οἶδας ὅτι φιλῶ σε, oídas hoti philo se. Sabes que te quiero.

Dos veces más Jesús repite la pregunta, y Pedro responde con las mismas palabras.

Pedro no dijo “te amo” usando agape, sino “te quiero”, usando philo. Esta vez Pedro no actuó con la vehemencia de años anteriores, más bien humildemente reconoce que no puede equiparar su amor con el de su maestro, mostrado en la cruz, por lo que mirando a los ojos de su Señor, declara: tú lo sabes, tú sabes que te amo pero no me atrevo a equipararme contigo.

Jesús mira a Pedro, proyecta su mirada hacia el futuro y visualiza  que este hombre parado ante sí, un día demostraría aquella clase amor, muriendo en forma más cruel que la suya. Dice la tradición que Pedro pidió ser sacrificado en forma invertida, con los pies hacia el cielo, puesto que no era digno de morir como su Señor.

Esta es la clase de amor que une a las parejas. No es amor “emoción”, sino amor “virtud”. Amor como un atributo de Dios, 1 Juan 4:8, el cual es transferido al hombre como una virtud, fruto del Espíritu Santo, Gálatas 5:22-23.

La clave de la pervivencia de la pareja es propiciar el desarrollo del amor, convertir la emoción en una virtud, producto del desarrollo espiritual.

Veámoslo así:

La pareja se inicia bajo el influjo de fileo, como admiración que conduce a la amistad, y a la atracción que ejerce el sexo opuesto, seguidamente avanzan hacia el agape, mediante el cual se renuncia a las tendencias egocéntricas, concentrando la relación en aquella persona elegida, aceptándole incondicionalmente; luego se transforma aquel amor emoción en amor virtud fruto del Espíritu, como describe Gálatas 5:22-23.

En todo este proceso que tarda años en consolidarse, fileo y agape, le dan calidez, encanto, ternura, inspiración a la pareja, para el disfrute pleno el uno del otro en todos los aspectos de la naturaleza humana.

El nexo que impide la disolución de la pareja es el amor, es lo que enseña la Palabra a su pueblo.

¿Se comete pecado al divorciarse? Recuerdas las preguntas a este respecto, cuando hablamos del matrimonio mixto.

La expresión correcta para referirse a esta realidad es “desobediencia”, se desobedece al divorciarse; como cualquier otro acto de desobediencia humana, como dividir a una Iglesia, el cuerpo de Cristo, por ejemplo; no se execra al pastor que lo ha hecho, se perdona y restaura, lo aconsejable no es enjuiciar, castigar, execrar; lo que hay que hacer es dar el tratamiento usual en la Biblia:

Ni yo te condeno; vete, y no lo hagas más. Juan 8:11.

Medita. ¿Por qué Dios repudia el divorcio? Porque Dios quiere preservar la institución del matrimonio, como una forma de fortalecer a la familia, la unión estable de la pareja que es su núcleo.

De igual modo evitar que se devalúe, se pervierta.

¿Cómo se pervierte y devalúa el matrimonio? A través de las uniones entre parejas del mismo sexo, que contraviene la natural forma de reproducir la especie humana.

Por lo tanto se demanda propiciar el crecimiento y desarrollo espiritual cómo método para prevenir el divorcio, y preservar la naturaleza de la unión.

Para meditar:

¿Cómo influye en la pareja el desarrollo y fortalecimiento espiritual para prevenir el divorcio? ¿Cómo influye el desarrollo intelectual y el emocional en el fortalecimiento de la unión conyugal? ¿En qué medida los valores morales permiten mantener la relación de pareja? ¿Cómo prevenir el divorcio?

En próximo escrito abordaremos el problema del adulterio. Te animo a revisar tus conceptos sobre el mismo.

Fuente:

Biblia, Versión RVR60: tomada de www.biblegateway.org

Biblia, Versión interlineal: http://bibliaparalela.com/interlinear/john/21-15.htm

Imágenes: Google

Ofrendas Dignas: Estudio sobre Malaquías

 

 

 

CAUSA DE LA CRISIS NACIONAL: VIOLAR EL PACTO DE LOS ANTEPASADOS

El libro de Malaquías fue escrito para un pueblo en crisis, desanimado, cansado de sus líderes; frustrado porque no ve salida inminente a los problemas que vive. Pero aquella crisis que vive la nación no es a consecuencia del asedio de Naciones enemigas, desastres naturales, o falta de recursos internos para subsistir.

Resultado de imagen para ruinas de jerusalen

Ruinas antiguas en Jerusalén

El profeta, denominado por Dios “Mi Mensajero”, que así significa el nombre Malaquías, transmite al pueblo las palabras de Jehová con el objeto de esclarecer las causas de aquella difícil situación que viven, y llamar al cambio para que también la situación cambie. Tal y como expresa Romanos 12:2:

Cambia tu manera de pensar y cambiara tu manera de vivir. DHH.

 El mensajero Divino inicia su tarea profética con una “carga”, reproches contra los sacerdotes por la forma liviana, irresponsable e indigna como ejercen sus tareas, dejando al pueblo sin una referencia moral, legal y espiritual. Con graves consecuencias para la Nación de Israel, que se evidencia en la situación de crisis que soportan.

Entre los reproches contra los sacerdotes “cargados” de dolor y desencanto, así como de enojo, he aquí uno:

Habéis además dicho ¡Oh, qué fastidio es esto! y me despreciáis, dice Jehová de los ejércitos; y trajisteis lo hurtado, o cojo, o enfermo, y presentasteis ofrenda. ¿Aceptaré yo eso de vuestra mano? dice Jehová. 1:13.

Culminado los reproches y advertencias contra los sacerdotes, ahora la carga se orienta hacia el pueblo, en la que se reprocha una conducta recurrente en el pueblo de Dios: la violación del pacto ancestral referido al matrimonio.

Otro motivo de la crisis de la Nación.

Recordemos que el momento histórico cuando Malaquías ejerce su ministerio es el período denominado postexilico. Los Persas han derrotado a Babilonia, Daniel 5:30, y Ciro decreta que los cautivos retornen a su territorio en Judá, Esdras 1:1-4.

Israel regresa a su territorio, entonces comienza el proceso de restaurar el templo, a Jerusalén, el muro que la rodea, renovar el culto a Jehová, y  sus propias vidas.

A journalist looks over newly excavated fortifications outside the Old City walls in Jerusalem on Monday.

Excavación en ruinas de Jerusalén que datan del tiempo del rey Salomón.

Aquella gigantesca tarea se inicia con gran fervor, más las dificultades, los desafíos propios de los trabajos, los enemigos vecinos generan desaliento y frustración; el pueblo comienza a perder su devoción a Jehová y al culto debido a su nombre.

Esta realidad la describen Esdras y Nehemías, en sus libros, tanto como los profetas posteriores al exilio, Hageo, Zacarías; y Malaquías, libro que estudiamos, llamados profetas de la reconstrucción.

Diagnóstico de País, 2:10.

El reproche contra Judá comienza con una evaluación de la realidad actual, que se obtiene con preguntas.

En Malaquías observamos que Dios utiliza el recurso de preguntas para inducir en los oyentes el mensaje que quiere transmitir. Las preguntas son estrategias en el proceso de aprendizaje.

La ventaja de las preguntas es que el receptor necesita construir una respuesta, para lo cual utiliza sus recursos intelectuales, razonamiento lógico, tanto como sus conocimientos previos. De esta forma se refuerzan los conocimientos anteriores, y se propicia nuevos aprendizajes.

Estas son las preguntas:

10 ¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios? ¿Por qué, pues, nos portamos deslealmente el uno contra el otro, profanando el pacto de nuestros padres?

Tres preguntas. Las dos primeras son cerradas, a las que se responde con un “si”, o un “no”, no existe otra alternativa; pero esta vez el “no” está descartado, sabemos porque.

¿Por qué el no está descartado? Porque los israelitas conocen muy bien lo establecido en la Escritura al respecto, ellos maneja y memorizan las instrucciones Divinas, tal y como se manda en Deuteronomio 6:6-9:

6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. 8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; 9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.

 El “no sé”, o “no comprendo” también se descartan por razones evidentes.

Ambas preguntas inducen lo que los israelitas saben, reconocen, de lo cual están orgullosos: Jehová, el Dios Todopoderoso es su Padre. Jehová el Dios de los ejércitos es su creador. Por lo tanto la respuesta es un rotundo “sí”, de ese modo reconocen y reafirman que todos son hermanos, y están bajo el Señorío Divino.

Estas dos preguntas y sus respuestas preparan la mente para la interrogación final, que es abierta y por lo tanto requiere una respuesta elaborada, meditada, producto de análisis previo.

El “porque, pues” establece el argumento sobre el que se ha de estructurar la respuesta. Es como decir: Si ustedes son hermanos, porque me tienen a mí como Padre; y si todos están bajo mi autoridad, porque soy su creador, entonces pues ¿Por qué…?

¿Por qué el comportamiento desleal entre ustedes?

¿Por qué profanan el pacto de los antepasados?

La mente procesa las pregunta, interpreta su significado, y luego emite la respuesta que es inducida por la interrogante.

En Malaquías Dios utiliza el recurso de expresiones fuertes para impactar a los receptores del mensaje. En 1:2, se usa la expresión “aborrecer”, referida a Esaú, más tarde  en 1:14 “maldice” a quienes le engañan. En ambos textos se hizo una interpretación de tales palabras para evitar errores. Ahora en este texto utiliza la palabra “profanar”.

¿Qué significa profanar? Tratar sin el debido respeto una cosa que se considera sagrada o digna de ser respetada. Definición de la RAE.

Entonces quiere decir que el “pacto de los antepasados” es sagrado, no es cualquier acuerdo entre personas. Es algo “pactado” ante Dios, por instrucciones suyas, de ahí lo sagrado.

Resultado de imagen para pacto con dios

El pacto de los antepasados se refiere al acuerdo entre un hombre y una mujer que deciden unirse en matrimonio, y la violación del mismo es asunto que se detalla en los textos siguientes, que se estudiarán posteriormente.

Observa que el diagnóstico lo establece el pueblo, Dios lo induce con las preguntas.

Medita. ¿Es Dios nuestro Padre? ¿Es Dios nuestro Señor? Entonces ¿Por qué…? Agrega lo que tu mente sugiere respecto de tu relación con el prójimo y con tu pareja.

En siguiente escrito abordaremos lo relacionado con el pacto de matrimonio y la violación del mismo.

Vamos a tratar: ¿Qué es el matrimonio? ¿Cuáles son los problemas alrededor de esta relación? Entre otros: Matrimonios mixtos, el concubinato, el divorcio, el adulterio, el abandono de la pareja. Todo bajo un perspectiva bíblica.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.org

Definiciones: Diccionario de la RAE

Imágenes: Google

Ofrendas Dignas, Basado en el libro de Malaquías