SI VAS A ROMA, VIVE COMO ROMANO

Impulsado por diversas fuerzas internas y de la dinámica social, el hombre se ha desplazado de un lugar a otro sobre la faz de la tierra. A este fenómeno social se denomina migración.

Esta cualidad humana ha posibilitado la dispersión de la población desde la cuna de los primeros conglomerados, hasta ocupar la casi totalidad de los espacios terrestres. La historia registra esta realidad, y da cuenta de como los pueblos avanzaron por el mundo llevando consigo su cultura; y de ese modo propiciaron el desarrollo de los pueblos.

See the source image

Es que al trasladarse un individuo a otras tierras, lleva consigo su cultura, sus creencias, sus conocimientos, sus capacidades, sus tradiciones; todo lo adquirido en su lugar de origen, que su aporte a los pueblos que le acoge.

Es cierto que algunos se constituyen en elementos perturbadores debido a sus errados comportamientos, sin embargo, esto es la excepción, no la regla.

Los pueblos que acogen a los migrantes están incorporando a su sociedad, no solo a un individuo, sino un valioso recurso humano, un capital intelectual venido de otras tierras, lo cual es un poderoso factor de desarrollo.

Naciones como los Estados Unidos de Norteamérica, que desde su fundación han acogido extranjeros, obtienen un capital humano e intelectual que ha propiciado su desarrollo hasta convertirse en una potencia mundial. Similar circunstancia ocurre a cualquier pueblo que procede de aquella manera.

Tras el cohete impulsor de la capsula espacial que llevó a los primeros astronautas a pisar el suelo lunar, estaban diversos hombres de ciencia procedentes de distintos países; de modo que aquel impresionante logro es un triunfo de los Estados Unidos de Norteamérica, y también de la humanidad.

Pero migrar trae consigo aspectos traumáticos para el migrante, tanto como a los pueblos que les acoge. ¿Qué hacer para superar trauma de sentirse extranjero? ¿Cómo adaptarse a la nueva realidad en tu nuevo sitio de residencia? ¿Qué actitudes asumir para mantenerte en acción hacia el logro de tu proyecto de vida en nuevas tierras?

No vamos a ofrecer un recetario de soluciones, sino a considerar unas cuantas ideas generales, y a refrescar vivencias tuyas de como has enfrentado otras situaciones, circunstancias desafiantes, y las superaste.

Dejemos de lado el por qué estas en tu nueva realidad, partamos del hecho cierto de que necesitas aceptarla y seguir desarrollando tu proyecto de vida, en el sitio que elegiste para vivir.

Recuerda la sentencia popular con la que nos aconsejaban los abuelos: “Donde fueres has como vieres”; con lo cual nos sugerían una estrategia que tiene por objeto facilitar nuestra adaptación en pueblos extraños.

La expresión original proviene del latín Cum Romae fueritis, Romano vivite more, traducida como “Cuando a Roma fueres, como romano vivieres”, que en forma coloquial se dice: Cuando vayas a Roma, vive como un romano. Dicho por primera vez en el siglo IV por Ambrosio de Milán, uno de los padres de la Iglesia, personaje que más influyó para que el cristianismo se impusiera al paganismo del Imperio Romano.

See the source image

El énfasis de la sentencia de Ambrosio es motivar a las personas que se trasladen a otro lugar, a Roma en tal caso, a que asuman la cultura, las costumbres, las normas, las tradiciones; asimilarse al pueblo elegido para vivir.

Esto no significa despojarse de las raíces culturales, sino adicionar a nuestro acervo las costumbres, los hábitos del lugar en el que hemos decidido radicarnos; respetar sus normas, horarios, leyes, e idiosincrasia de los habitantes.

Otro énfasis de la sentencia de Ambrosio, es evitar la tendencia de querer que nuestros anfitriones se adapten a nuestras costumbres; o imponerlas. Recuerda los sentimientos tuyos cuando en tu país de origen acogían migrantes, ¿Qué esperabas tu de ellos? Es lo que tus anfitriones quieren de ti.

Evita la tendencia a pretender conservar tu estatus de origen en el pueblo donde te radiques; aquello es posible solo a personal diplomático, ejecutivos de empresas trasnacionales, o gente adinerada; si no es tu caso, entiende que necesitas ajustar tu proyecto de vida, tus expectativas en concordancia a tu nueva situación. Estas comenzando prácticamente de cero, con la ventaja de que cuentas con tus conocimientos y capacidades personales para desarrollarte y progresar.

Asume este aspecto como un proyecto de emprendimiento personal, en el que tu vida, alcanzar tus ideales y metas, es el emprendimiento. Activa en ello tus recursos personales, conocimientos, capacidades, fortalezas, creatividad. Persevera.

Maneja con inteligencia la frustración, entiende que todo cambio genera crisis; que una crisis es una coyuntura de cambio; acepta la frustración como algo dentro de lo normal, procésala, echa mano de tus principios, de la fe para superarla; no uses licor, o sustancias similares para mitigar la sensación de impotencia, la frustración; busca ayuda en tus amigos, un consejero; alguien con quien puedas compartir tus sentimientos y aclara las ideas.

Mantente en el presente, concéntrate día tras día al logro de tu proyecto, a dar los pasos para conseguir lo que quieres. Entiende que si te sumerges en el pasado, activas sentimientos de culpa, nostalgia, dolor, enojo, te vas a deprimir; si por el contrario pretendes vivir en el futuro, vas a cultivar ansiedad, preocupación, temor; una gama de emociones paralizantes, que te impiden pensar y actuar asertivamente.

Si tiendes la mirada hacia el pasado que sea para valorar tus aprendizajes, tu experiencia, tus conocimientos, tus capacidades, para activarlas en pro de alcanzar tus metas.

En el caso de que tengas expectativas por el futuro, es conveniente que sea para visualizar tus sueños, tus metas, hacia donde quieres llegar, que te sirvan para dirigir tus esfuerzos.

Agradece al pueblo que te acoge, no olvides que ellos no tienen responsabilidad alguna en las causas que determinaron tu decisión de migrar, ni en las circunstancias que vives para adaptarte a su cultura. Son tus anfitriones.

Como seguramente observaste, lo que hemos mencionado es algo que tú ya sabes, o que has considerado anteriormente. El objeto de recordarte ese conocimiento es para reforzarlo y motivarte a que lo pongas en acción.

Es más, seguramente puedes adicionar otros aportes, de tu vivencia personal, para enriquecer lo aquí escrito.

Finalmente, éxito en tu proyecto de emprendimiento como migrante.

Fuente:

Conceptos: Wikipedia.

Imágenes: Google

Notas personales.

Anuncios

LOS EQUINOCCIOS Y LAS PROMESAS DE LA BIBLIA

Hoy 20 de marzo ocurre un fenómeno astronómico que se sucede desde que la tierra gira en torno a nuestra estrella, el Sol, se trata del equinoccio de primavera, en el hemisferio norte; en el hemisferio sur, es el equinoccio de otoño.

Este día la duración del período de luz y de oscuridad son iguales, de allí la denominación equinoccio, palabra derivada de la expresión latina aequinoctium (aequus nocte), “noche igual”, que es el momento del año en el que el Sol está situado en el plano del ecuador celeste.

Ese día, para una persona situada en el ecuador terrestre, el Sol alcanza su cenit, el punto más alto en el cielo con relación al observador; se encuentra justo sobre su cabeza, por lo que no proyecta sombra.

A partir de hoy, en el hemisferio norte el día progresivamente se alarga, y la noche es más corta; al contrario, en el hemisferio sur, la noche se alarga, por consiguiente el día es más corto. Hasta el  momento de los solsticios de verano, en el hemisferio norte, de invierno en el sur.

Tales fenómenos son rutinarios, por lo que pasan desapercibidos para la mayoría de personas; pero lo asombroso es que los mismos son conocidos por nuestros ancestros desde hace más de 4000 años antes de Jesucristo.

La razón es que tales acontecimientos astronómicos están asociados con las estaciones, y estas con la agricultura.

Por otra parte, hoy 20 de marzo, día del equinoccio de primavera comienza una estación asociada al renacimiento, a los comienzos, en el hemisferio norte, por eso es que a las adolescentes quinceañeras se dice que están cumpliendo quince primaveras; primavera significa “primer verdor”.

See the source image
Primer Verdor.

Simultáneo a la primavera, en el hemisferio sur tiene lugar el otoño, estación que se asocia a la experiencia, por lo que los ancianos avanzan en el otoño de la vida. Otoño proviene de la expresión latina “autumnus”, palabra compuesta de “auctus”, aumentar, y “annus”, año,  que significa “llega a su plenitud el año”, tal vez por la observación de que la vegetación ya está al final de su ciclo.

See the source image
Plenitud de la vida

Marzo trae otro regalo cósmico que no sucedía desde hace 19 años; el 20 de marzo será la última superluna de este 2019 y el equinoccio de primavera en el hemisferio norte y la llegada del otoño en el hemisferio sur. Esta coincidencia no sucedía desde el año 2000.

See the source image
Super Luna de Marzo. Luna llena del gusano.

También el 20 de marzo, día de los equinoccio de primavera y de otoño, simultáneamente, tiene otra connotación; nos recuerdan la exactitud de lo establecido en la Biblia, la Palabra de Dios, que en su primer capítulo revela la trascendencia de los fenómenos asociado a los cuerpos celestes, que dan lugar a este fenómeno astronómico.

14 Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. Génesis 1:14-15.

De modo que hoy, en el cielo observaremos las señales reveladas en la escritura, y en la tierra el comienzo de dos estaciones, todo conforme a lo establecido en Génesis.

¿Qué trascendencia tiene todo esto? Que los equinoccios se suceden cumpliendo inexorablemente lo establecido en la Biblia, la Palabra de Dios. ¿Cuál es la trascendencia de este hecho? Que así como se cumple esta afirmación bíblica, algo evidente, innegable, también se cumplen otras afirmaciones en ella contenidas, y promesas para los hombres descritas en sus maravillosas páginas.

See the source image
Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento anuncia la obra de sus manos. Salmos 19:1.

Hoy en Venezuela vivimos una crisis cada día creciente, que se agrava; la Biblia tiene una promesa para quienes experimentamos las consecuencias de dicha crisis:

15 Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. 16 La ira de Jehová contra los que hacen mal, Para cortar de la tierra la memoria de ellos. 17 Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias. 18 Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu. 19 Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová. 20 El guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado. 21 Matará al malo la maldad, Y los que aborrecen al justo serán condenados. 22 Jehová redime el alma de sus siervos, Y no serán condenados cuantos en él confían. Salmos 34:15-22.

 Un poeta escribió:

Todas las promesas para el hombre fiel,
El Señor en sus bondades cumplirá,
Y confiado sé que para siempre en él,
Paz eterna mi alma gozará.

Sea así.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de: www.biblegateway.org

Datos y conceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google.

10 DE ENERO, DÍA CRUCIAL PARA VENEZUELA

El 10 de enero es una fecha que genera grandes expectativas a nivel continental, y tal vez en todo el mundo.

Para ese día está previsto que el Presidente de Venezuela asuma el cargo para ejercerlo durante un nuevo período de seis años.

Lo que hace relevante ese hecho es que la oposición venezolana, diversos países, y organizaciones intencionales cuestionan la validez de las elecciones donde el mandatario fue reelegido, por lo cual, al materializar la asunción de la presidencia, está usurpando dicho cargo.

Ese es el argumento de los factores de oposición, de los presidentes de varios países del continente, y de la Unión Europea.

El conflicto que se vive en Venezuela,7 tiene su origen en el enfrentamiento de dos corrientes antagónicas a nivel mundial, que se agudiza en la actualidad. Es la lucha por establecer regímenes socialistas de izquierda, desplazando a los gobiernos democráticos, tildado de derecha.

Esta confrontación, como se sabe, no es local, ni regional; es de carácter mundial, en que las grandes potencias que representan los polos opuestos hacen inclinar la balanza.

Muchos en Venezuela, y fuera de ella, creen que el 10 de enero es un punto de inflexión, de quiebre; que significa el movimiento fatal que impulsará el desplome del gobierno. Y abonan aquella esperanza en la creencia de que la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, respaldada por el TSJ en el exilio, y con las simpatías de los países amigos van a poner fin al régimen actual.

Sin embargo, hay que estar conscientes de que la salida a la crisis venezolana no se materializará con los buenos deseos y las estrategias políticas de los nuevos actores al frente de la oposición venezolana.

El destino de Venezuela será determinado por los acuerdos de las grandes potencias mundiales.

Venezuela no se asemeja a Cuba o Nicaragua, grandes países desde el punto de vista humano, folklórico, turístico, o sentimental; pero no tienen la ubicación geográfica, ni los ingentes recursos como el petróleo, metales preciosos, e incluso radioactivos, a demás de otros recursos como el hierro, suelos fértiles, y abundancia de agua.

Es tal la riqueza de Venezuela que se le puede considerar similar a la prometida a los hijos de Abraham; tierra que “‘fluye leche y miel”. Esto podrá parecer exagerado, y hasta irreverente por algunos, pero es la verdad.

Esta verdad, y las luchas de las potencias mundiales por establecer sus esquemas políticos y económicos, son las que en definitiva determinarán el destino de Venezuela.

Lamentablemente, por los inconcebibles y repudiables desaciertos de los dirigentes políticos venezolanos, la solución de la crisis que se ha convertido en tragedia humanitaria, no se resolverá en instancias locales.

Observamos el arribo de un escuadrón de aviones de guerra de última generación provenientes de una potencia mundial, está vez amistosamente, con fines de exhibición; sumado a este hecho, un país de Oriente, amigo del gobierno venezolano, anuncia el envío de una flota de barcos de guerra.

Todo aquello porque algunos líderes de Occidente han anunciado la posibilidad de una intervención a Venezuela, con propósitos humanitarios para paliar la crisis.

De modo que según el panorama que observamos, la crisis venezolana se está resolviendo como una partida de ajedrez, donde los contrincantes mueven las piezas según la estrategia más provechosa. Y pueden estar seguros de que quienes definen las jugadas y mueven las piezas no están en el País.

Así pues no hay que crear expectativas de que el juego está resuelto, y la partida ganada.

Esto es desalentador, podría pensarse, pero no hay que olvidar quien definitivamente determina el destino de los pueblos y de las grandes potencias. Nos referimos a Dios y su soberanía quien establece el devenir de los pueblos. Ello lo comprobamos en la historia y en la Palabra de Dios.

Esto puede asociarse al pensamiento mágico, o fanatismo religioso, más como dijimos antes, la Biblia y la histórica lo confirman. Sobre este aspecto Israel es un paradigma, un ejemplo.

  • Israel ocupa su territorio por disposición de Dios, Josué 1:3-4.
  • Se divide en dos naciones, Israel y Judá, permitido Divinamente, 2 Crónicas 11:1-4.
  • Israel es llevado al cautiverio por los asirios y es disperso hasta hoy, 2 Reyes 17:18; 18:11-12.
  • Judá es llevado al cautiverio por los babilonios, lo dura 70 años, 2 Crónicas 36:17-21.
  • Judá, pasado los 70 años, retorna de la cautividad, Esdras 1:1-4.
  • Jesús predice la destrucción del Templo y de Jerusalén, Mateo 24:1-2.
  • En el año 70 DC, Jerusalén y el Templo son destruidos por los romanos.
  • El 14 de mayo de 1948, Israel se constituye como Nación libre e independiente, evento predicho en la Biblia, Isaías 66:8:

Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos.

Se puede cuestionar el contenido de la Biblia, más en lo tocante a Israel, es imposible negar su existencia y sus antecedentes. Allí está en el Medio Oriente, deslumbrante, un testigo fiel de la intervención Divina en el acontecer de los pueblos.

Al hacer referencia a Israel es para advertir que el destino de Venezuela, y la salida de la crisis que se vive, se decide más allá de lo que dispongan las superpotencias, porque ellas mismas, su auge y caída, está sujeto a la Suprema Voluntad de Dios.

Por lo tanto, el día en que Venezuela comienza el proceso de salida de la crisis, de su recuperación y reconciliación, está determinado por Dios.

Para acelerar aquel momento, el pueblo de Dios es un elemento determinante. Es que la Escrituras revela que Dios escucha el clamor de su pueblo y puede aún cambiar cierta adversidad, o alguna desicion fatal, a pedido de sus hijos.

Ana, aquella atribulada mujer esteril, clamó al Padre y como respuesta le fue concedido concebir un hijo; a Samuel, un prominente hombre de Israel, 1 Samuel 1:10-11.

Así mismo Ninive, la ciudad que al arrepentirse cambió su destino, Jonás 3:5-10.

Cuando Israel levanta un becerro de oro en el desierto, desafiando a Dios, éste decide consumirlos por su pecado; más Moisés ora pidiendo clemencia y Dios cambia su sentencia, Éxodo 32:7-14.

Abundan otros casos similares en los que Dios, respondiéndo al clamor de sus hijos, cambia las adverdidades. Esto incluso inspira al salmista para escribir: “Has cambiado mi lamento en baile” Salmos 30:11.

Consecuente con esta actitud, el mismo Dios refiere en Jeremías 33:3:

Clama a mi, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tu no conoces.

Por lo tanto, en consideración a lo revelado en la Sagrada Escritura, el pueblo de Dios debe declarar el día 10 de enero como Dia de CLAMOR POR VENEZUELA.

Un día de clamor, confesión y arrepentimiento, para propiciar la reconciliación y restauración de la nación venezolana.

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Biblia: RVR60 tomada de http://www.biblegateway.com

Notas personales

Imagen: Google

EL GIRO DE BRASIL A LA DERECHA, CONSECUENCIAS PARA AMÉRICA

El giro que ha dado la política brasileña con Jair Bolsonaro en la presidencia del gigante país suramericano ha sido tildado como hacia la extrema derecha, y generado grandes expectativas en el mundo.

¿Qué significa la derecha? Se identifica a la derecha política como la corriente que dentro del espectro político defiende la conservación de los valores éticos y el orden social tradicional, propugna la democracia, también se le asocia a la defensa de la propiedad privada, y de las libertades individuales.

A la izquierda se colocan quienes luchan por la igualdad y justicia social y pretenden un cambio de la estructura social, algunos por la vía democrática, otros por medio de una revolución.

En acuerdo a estas premisas políticas, unos son conservadores, la derecha; otros progresistas, la izquierda.

En este análisis sencillo de las grandes tendencias políticas que luchan por ocupar espacios en el mundo, destaca el hecho de que ambas corrientes pretenden propiciar, por vías opuestas, un anhelo del hombre, fundamental: calidad de vida, progreso, desarrollo, libertad, justicia social. Todo resumifo en una palabra: felicidad.

Ahora bien, considerando la situación actual del mundo, podemos afirmar que los propulsores de dichas corrientes antagónicas han fracasado estrepitosamente en la implementación de sus modelos, y al respecto Venezuela es un doloroso paradigma.

En este maravilloso país, con un potencial incalculable de recursos humanos y naturales ha retrocedido en su desarrollo al punto de ser el país más pobre de las tres Américas. A pesar de los esfuerzos de la derecha y de la izquierda en promover su desarrollo.

En Venezuela se evidencia el fracaso de la derecha, y la ultraderecha por un lado; y de la izquierda y ultraizquierda por el otro; representados en los partidos socialdemócratas, socialcristianos, y de la izquierda marxista.

Este oscuro panorama revela otra realidad, y es que el cristianismo no ha impactado con la fuerza transformadora de su fe a la sociedad venezolana. De haberlo hecho, otra sería la realidad.

Esto tiene que ser motivo de reflexion a los lideres católicos, como a los evangélicos. Y son muchos los temas a reflexionar de manera objetiva, sincera, desapasionada.

La Biblia contiene un mensaje renovador, transformador, capaz de generar cambios profundos en la sociedad; así mismo demanda en sus páginas justicia social, igualdad, respeto a la condición humana; e incluso establece las pautas para la prosperidad de los pueblos.

Este aciago tiempo que vive Venezuela, sumida en tan descomunal crisis humanitaria, es un reto y una oportunidad, para que los cristianos asuman el rol histórico que las circunstancias demandan.

No se trata de adoptar posiciones contra la izquierda, ni de rechazar a la derecha; el reto es asumir el poderoso mensaje contenido en la Sagrada Escritura, internalizarlo, vivirlo intensamente; y con mente renovada promover la transformación del hombre.

Sin embargo, y aunque se ha repetido insistentemente, primero necesitamos renovarnos nosotros, los cristianos.

La historia relate la realidad de que pequeños remanentes de personas inspiradas en la Palabra de Dios han generado cambios profundos en los pueblos.

Es que la renovación de una persona es evidente, y se contagia. El Nuevo Testamento relata cómo un pequeño grupo de personas iniciaron un proceso de renovación que alcanzó gran parte del imperio romano.

También Pablo es un ejemplo de lo que aca afirmamos, un encuentro personal con Jesucristo cambió su vida, y ese cambio influyó en infinidad de personas. Quien estuvo en las cercanías de Pablo recibió el poderoso mensaje del Evangelio de Jesucristo, lea la carta a Filemon.

En la salida de la crisis venezolana, los cristianos necesitan entender, aceptar, asimilar, que la misma es posible adoptando la recomendación bíblica:

Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta quesonsuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

Esta cita ampliamente conocida, memorizada, e insistentemente repetida, contiene un mensaje esperanzador, que Dios puede revertir la crisis venezolana, y quiere; con el requisito previo de “convertirse de los malos caminos”, “buscar su rostro”, “orar”; parece tan sencillo, y lo es. Ese acto humilde, sincero, sentido, nacido en el corazón del pueblo venezolano que cree en Dios, es una alternativa de solución.

En conclusión, no es girar a la derecha, o a la izquierda para resolver la crisis venezolana y del mundo. Las ideologías no han sido eficaces para resolver la crisis del hombre.

Entonces es el momento de buscar a Dios, no como solución mágica, sino confiados en su Palabra, y poniéndola en práctica promover los cambios personales, del prójimo, del entorno.

Ahora, poner en práctica la Palabra no significa asistir los domingos a misa, o al culto, rezar el Padre Nuestro, y leer la Biblia, simplemente; se trata de poner en ejercicio cotidiano sus enseñanzas, tales como: amor al trabajo, responsabilidad, humildad, integridad, respeto a los derechos humanos, justicia social, libertad, respeto a la propiedad privada, valores que son comunes en los países desarrollados, del primer mundo, que sin ser cristianos, como Korea del Sur y Japón, están a la vanguardia en lo que a prosperidad se refiere.

Cuanto más si se es cristiano y se practican aquellos valores, cuyo fundamento es la Biblia, la Palabra de Dios.

La Biblia tiene un sencillo pero desafiante mensaje: “Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová.” Salmos 33:12.

Dios bendiga a los venezolanos.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway. com

Onceptos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

FELIZ NUEVO COMIENZO

A la media noche de este día 31 de diciembre recibiremos un nuevo año, el 2019.

Significa esto que la tierra ha completado un giro de 365 grados alrededor del Sol, contados a partir de la media noche del 31 de diciembre del 2017, momento exacto en el que se inicia el año 2018 que finaliza hoy.

Esta circunstancia del movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol, permite establecer que cada día puede considerarse fin de un ciclo de 365 días, y el comienzo de otro.

Por ese motivo cumplimos años de nacidos, aniversario de Bodas, años de fundación; con lo cual significamos las veces que la tierra ha girado en torno al Sol a partir de la fecha que se conmemora.

Cumplir 40 años, significa simplemente que la Tierra ha girado 40 veces alrededor del astro rey.

De modo que un año nuevo significa la repetición del fenómeno astronómico denominado traslación de la Tierra.

Ese movimiento de traslación tiene dos momentos culminantes y opuestos, son perihelio y afelio.

El perihelio es el punto en que la Tierra se encuentra más cercanana al Sol, que en el año 2019 sucederá el 3 de enero; ese día la Tierra se mueve en su menor velocidad, y gracias al tirón gravitatorio del Sol girará para rodearle nuevamente.

El punto opuesto es el afelio, momento en que el Planeta se encuentra más alejado de nuestra estrella, en 2019 sucederá el 5 de julio, entonces la Tierra irá a su mayor velocidad en su movimiento de escape, más la inmensa atracción del Sol la hará virar para mantenerla confinada en su órbita.

Por lo tanto, desde un punto de vista objetivo, los días para dar inicio a un año calendario deberían ser los correspondientes al perihelio o al afelio, momentos que delimitan puntos medidos astronomicamente.

Por lo tanto un año no es más que la revolución de la Tierra alrededor del Sol durante 365 días, y tiene implicaciones en lo que se refiere a las estaciones, determinadas por los equinoccios y los solsticios, fenómenos astronómicos, solamente.

¿Por qué celebramos el 1 de enero el día de año nuevo? La elección de ese día no es conforme a las medidas del cosmos, de los fenómenos astronómicos, sino considerando festividades religiosas ancestrales.
Los romanos dedicaron el día 1 de enero de su calendario a Jano, el dios “de las entradas, y de los comienzos”. El mes de enero recibió nombre en honor a Jano, deidad que tenía dos caras, una que miraba adelante y una que miraba atrás.

En 1582 el papá Gregorio XIII instaura el calendario gregoriano, teniendo el 1 de enero como comienzo de dicho calendario, por lo tanto día de Año Nuevo.

Como se aprecia muchas de las celebraciones cristianas están asociadas a festividades de los romanos, ¿A qué se debe esa realidad?

Hay dos motivos:

El primero es la intención de la Iglesia Católica de cristianizar a los romanos, usando sus conmemoraciones religiosas como una estrategia para facilitar su conversión.

Por eso el 25 de diciembre, día en que los romanos celebraban el nacimiento del dios sol, se elige como día del nacimiento de Jesucristo, nuestra Navidad. Entre otras celebraciones.

Otro motivo lo constituye la intención de contrarrestar la influencia del judaismo, en el cristianismo temprano, en especial lo relacionado con las festividades judías.

Por eso se establece una fecha distinta a la Pascua bíblica, para hacer coincidir el día la resurrección siempre un domingo.

Por tal motivo el domingo se denomina “día del Señor”, no primer día de la semana, o día de resurrección. El día del señor de los romanos era el día de la semana dedicado al dios sol, tanto como el lunes, a la Luna; el martes al planeta Martes; el miércoles a Mercurio; el jueves a Júpiter.

Así, mezclando festividades paganas con sucesos bíblicos y acontecimientos cotidianos, se estructura el calendario que marca la pauta en occidente.

No creemos en el Dios Juno, ni rendimos culto al Sol, ni a otros cuerpos celestes; sin embargo sus conmemoraciones marcan las nuestras.

¿Que podemos hacer al respecto? Hacer valer nuestras convicciones por sobre la tradiccionesll ancestrales, y estar conscientes de que nuestra devoción la marca la Palabra, esta claramente nos enseña:

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas.” 2 Corintios 5:17.

En virtud de lo cual cada día, cada momento de tu existencia, es una nueva y maravillosa oportunidad para ‘soñar, crear, vivir; no tienes que esperar un nuevo año para decidir, emprender, aspirar.

El sabio escribió: “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se hace debajo del Sol tiene su hora…” Así que cada día es un buen tiempo para realizarte haciendo el mejor esfuerzo para lograr tus metas.

Por lo tanto cada día también puede significar el comienzo de otro lapso para cumplir tus sueños, de 365 días, o los que tu decidas.

Feliz 2019, o, feliz nuevo comienzo. Tu decides.

Fuente:

Biblia: RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Notas personales

EL DESAFÍO DE LA DIASPORA VENEZOLANA, Y DE QUIENES SE QUEDARON

La grave crisis por la que atraviesa Venezuela ha generado en los últimos años una situación inédita en su historia. Es el masivo éxodo de venezolanos hacia distintos destinos, que ha originado una diáspora la cual alcanza proporciones significativas.

Ver las imágenes de origen

Aunque manejamos cifras no oficiales, esa diáspora representa no menos de un 20% de la población, y tiene importantes efectos tanto a lo interno como a lo externo.

También sabemos que de aquel porcentaje, la mayor proporción de migrantes está conformada por personas en edad productiva, es decir entre los 25 y 50 años, lo cual representa una vital fuerza de trabajo-

A esa realidad se añade el hecho de que esa población migrante está conformada por profesionales, empresarios, y trabajadores calificados con experiencia en su campo de especialización.

Ese contingente de venezolanos se inserta en sus áreas de competencia, ofreciendo al mundo un capital intelectual de calidad y excelencia.

Expertos petroleros, empresarios, médicos, docentes en todos los niveles educativos, técnicos en diversas especialidades, estudiantes; toda una gama de saberes dispersa por el mundo ofreciendo lo mejor de sí, para beneficio de los pueblos que les acogen en su seno.  

Es cierto que dejan un vacío en el corazón nuestro, y en su puesto de trabajo; sin embargo el saber que nuestros seres queridos son un valioso legado a la humanidad, que están experimentando nuevas realidades y logrando sus sueños, es un bálsamo al alma.

Quienes quedan en el suelo patrio han asumido con determinación el espacio dejado por quienes partieron, también tienen una responsabilidad histórica con el País.

Ver las imágenes de origen

Unos desde el exterior, otros internamente, juntos anhelando la Venezuela que se quiere. Un País para vivir, para crear, para disfrutar, para amar, para soñar, para emprender.

Hoy no podemos entender el porqué de las cosas que suceden en Venezuela, ya nos será revelado; como ha ocurrido en otros pueblos de la tierra. Israel, uno de ellos.

Hace más de dos mil quinientos años, una familia forzada por las circunstancias abandona su país, y es transportada a lejanas tierras, donde comienza a reconstruir su vida; allá les nace un hijo quien se convierte en un poderoso instrumento para beneficio a la nación donde reside, como a la de su origen.

Se trata de Nehemías, un prominente israelita, nacido en la cautividad, quien se convierte en un prominente miembro de la corte de Artajerjes, rey de Persia; desde donde ofrece un invalorable apoyo a la reconstrucción de los muros de Jerusalén, y a la reorganización civil y espiritual del pueblo, tal y como se lee en las páginas de su libro.

Pero Nehemías no es una excepción, también se registra la oportuna intervención de José en Egipto, Daniel en Babilonia, y la reina Ester en Persia; entre otros cuyas intervenciones influyeron para cambiar el mundo. Ahora, sabemos que todo ocurre como parte del plan de Dios para bendecir a las naciones de la tierra, salvaguardar a Israel, y cumplir sus propósitos.

Aunque no podemos comparar a Venezuela con Israel, por razones evidentes, si es válido afirmar que esto que ocurre en nuestro País es permitido en el marco de la soberanía Divina.

El apóstol Pablo afirma, por Dios inspirado: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien…” Romanos 8:28.

Cuando José estaba en el fondo de la cisterna, Génesis 37:24, el, ni sus hermanos podían suponer que de aquel foso, de aquella azarosa e incomprensible circunstancia, ascendería hasta el palacio del Faraón, y desde allí gobernar al imperio egipcio.

A la reina Ester, un aciago día, se le transmitió este poderoso mensaje: ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino? Ester 4:14.

Muchos venezolanos al emigrar se fueron con su bandera tricolor, sus cuatros, sus añoranzas, sus conocimientos, y su fe, su devoción, su confianza en Jesucristo, una fe que cambia, y ese es otro aporte de Venezuela para el mundo.

Podríamos parafrasear, para los hermanos venezolanos en lejanas tierras, en momentos de soledad, incertidumbre y dolor: ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al lugar donde te encuentras?

Bendice con tu trabajo creador al país que te recibe en su seno, y manten vivo tu amor, tu esperanza, tu esfuerzo por el País en el que naciste, que espera lo mejor para ti.

Esta adversa circunstancia que vivimos llegará a su fin, entre tanto no olvidemos: “Estando persuadido de este, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo” Filipenses 1:6.

Un día Dios cumplirá sus propósitos entre nosotros, y “Seremos como los que sueñan.

Entonces nuestra boca se llenará de risa, Y nuestra lengua de alabanza; Entonces dirán entre las naciones: Grandes cosas ha hecho Jehová con éstos. Grandes cosas ha hecho Jehová con nosotros; Estaremos alegres. Salmos 123:1-3.

Sabemos que este cántico se refiere a Israel, pero como en Venezuela hay mucho pueblo de Dios, también lo entonamos.

Dios bendiga a Venezuela, y a los venezolanos dondequiera que estén.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Notas personales

Imágenes: Google

EL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD

En muchos lugares del mundo se hacen preparativos para celebrar dos festividades características del mes de diciembre.

La primera es el día 21, en el que se recibe el espíritu de la navidad; el otro es el día 25, Navidad, en el que se conmemora el nacimiento de Jesucristo.

Ver las imágenes de origen

Ambas le dan a diciembre un carácter particularmente festivo, por lo que se percibe un ambiente diferente a lo usual durante el resto del año. Luces, colores, aromas, sabores se entremezclan inspirando regocijo, esperanza, armonía, paz.

El árbol de navidad rodeado de regalos, y adornado de luces multicolores es el emblema de la celebración.

Para el 21 de diciembre, día en que se recibe el espíritu de la navidad, se aprovechar para limpiar el hogar y prepararlo para la celebración; usan inciensos de pino y mandarina para atraer las buenas energías, la prosperidad.

Es habitual preparar una cena para los invitados, la idea es compartir una velada de alegría y unión pero sobre todo de agradecimiento por lo que recibido durante el año y de apertura para estar listo a lo que te traerá el próximo. El perdón, la tolerancia y la paz deben habitar tu corazón y tu espíritu este día y todo el año.

El 25 de diciembre se celebra la Navidad; en muchos países la festividad es el 24 por la noche, momento en que se comparte en familia, se disfruta una cena, y se reciben los tradicionales regalos.

Como puedes observar, dichas celebraciones, aun cuando se les ha dado un matiz religioso de trasfondo cristiano, poco se asocia a la esencia de la Navidad, tal y como se revela en la Biblia, y en su origen nada tienen que ver con la devoción cristiana.

La elección de aquellos días para recibir el espíritu de la navidad, y conmemorar la natividad de Jesucristo se relaciona más con fenómenos astronómicos, y festividades de religiones ancestrales, que con lo narrado en la Sagrada Escritura.

El Espíritu de la Navidad, al igual que ocurre con la Navidad, tiene sus orígenes en una antigua tradición celta que celebraba la llegada del invierno, actualmente llamamos a esto Solsticio de Invierno, es decir, el sol estático, y que tiene lugar cada 21 de diciembre en el Hemisferio Norte.

Actualmente se cree que el espíritu de la navidad es una supuesta energía cósmica que nos llega desde el centro de nuestra Galaxia, la Vía Láctea; que trae paz, armonía, prosperidad a la humanidad.

Como hemos indicado antes, dichas celebraciones decembrinas poseen un débil sustento bíblico, más bien se trata de un sincretismo, una creencia asimilada de otras religiones, a la cual se le da un matiz cristiano; por esa vía se distorsionan las grandes doctrinas bíblicas referida a la encarnación y obra redentora de Jesucristo.

No estamos quitando el valor a las celebraciones cristianas, cuando realmente se practican con el fervor y la devoción propia de las mismas.

¿Cuáles son los valores característicos de la fe cristiana? Se simbolizan en un pesebre, la eucaristía o Cena del Señor, en una cruz, y una tumba vacía; aquellos son emblemas, memoriales, de una realidad que necesita palpitar en el corazón de los cristianos: humildad, reverencia, abnegación, sumisión, obediencia, sacrificio, amor.

Algo que necesita entender el cristiano es que sin sacrificio no hay navidad; el pesebre tiene sentido cuando se valora en relación a la muerte y resurrección de Jesucristo; de otro modo es un simple objeto para dar abrigo y alimento a un animal, o una pieza de decoración decembrina.

El espíritu de la Navidad no es una supuesta energía cósmica que recibes durante el solsticio de invierno un 21 de diciembre; como tampoco la Navidad es ese jolgorio que propiciamos un 24 de diciembre por la noche.

Para comprender el valor, el verdadero significado de la Navidad, y el por qué la Biblia destaca la importancia del pesebre, tienes que leer Filipenses 2:5-8:

5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Efesios 2:5-8.

Observa las expresiones destacadas del texto: “se despojó a sí mismo”, “se humilló a sí mismo”, “obediente hasta la muerte”, “muerte de cruz”. Desprendimiento, humildad, obediencia, sacrificio, todo eso simbolizado en un pesebre.

¿Quieres celebrar el espíritu de la Navidad? Despójate de todo aquello que impida se vea el natural y auténtico ser humano que eres, Efesios 4:21-24; se humilde, Mateo 11:29; obedece, Juan 15:14; sacrifícate, Colosenses 2:5-9.

Así disfrutarás una feliz navidad y un próspero año nuevo.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com

Datos: Wikipedia

Notas personales

Imagen: Google