A PROPÓSITO DEL ENCUENTRO RELIGIOSO EN LA CIUDAD DE LOS CREPÚSCULOS

Circula en las redes sociales un llamado al pueblo cristiano de Venezuela para clamar a Dios, debido a que el primero de septiembre del corriente año, se llevará a efecto en la ciudad de Barquisimeto, una reunion de espiritistas y creyentes de religiones ancestrales, denominado Segundo. Gran Encuentro Intercultural Religiosa de Venezuela 2018.

Es digno de atención la alarma sobre aquel encuentro, al que se le da una importancia desmedida.

Tal encuentro no debería ser motivo de mayores expectativas porque el mismo se da haciendo uso de la libertad religiosa consagrada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; derecho que los cristianos utilizamos para efectuar nuestros cultos, y practicar nuestra devoción sin impedimentos.

Lo que si debe llamar a reflexión es el por qué se incrementa la devoción y el culto a deidades ajenas a la fe cristiana, en un país donde la mayoría profesa el cristianismo desde la cosmovisión católica, mayoritariamente, o desde la perspectiva evangélica.

Esta ocurriendo un fenómeno inverso a la realidad del primer siglo de la era cristiana, cuando el Evangelio del Reino avanzaba, “venciendo y para vencer”, desde Jerusalén, por todo el Imperio Romano, iluminando a los pueblos hasta impactar en Roma.

A medida que los apóstoles difundían la fe en Cristo, la luz iba disipando las tinieblas. El libro de Hechos registra como al llegar Felipe a Samaria, con el poderoso mensaje del evangelio, las “huestes de maldad” eran expulsadas de aquel territorio, Hechos 8:4, y siguientes versículos. De igual modo narra que en las ciudades donde el Apóstol Pablo predicaba el evangelio, la gente abandonaba su idolatría, sus prácticas paganas, y se convertían al cristianismo, Hechos capítulos 16, 17 y 18.

Recordemos que dar aquel paso era comprometer la vida. Es por ello que la expresión usada en griego para referirse a un testigo de Jesucristo era “mártir”.

¿Por qué ideologías y prácticas religiosas no cristianas avanzan en Venezuela?

La respuesta es inquietante, no me agrada, y asombra: Porque los cristianos están abdicando su fe ancestral en Jesucristo. Abandonan sus creencias, para adoptar aquellas que convocan el encuentro en la ciudad de los Crepúsculos, Barquisimeto.

Porque los que asistirán al encuentro en Barquisimeto, son honorables ciudadanos como los que practicamos la fe de Cristo.

Ciudadanos venezolanos a quienes no se ha impactado con el mensaje de esperanza, de reconciliación y perdón. Pablo dice en Romanos 10:14: “¿Y como creerán en aquél de quién no han oido? ¿Y como oirán sin haber quien les predique?”

He aquí algo en que reflexionar, y puedes agregar a tus meditaciones, Juan 3:17, que debe ser un gran impulsor para testificar de Jesucristo.

Estoy recordando los tiempos del Rey Acab en Israel, 1Reyes 16:29-33, y siguientes capítulos, una época negra, amarga, dolorosa, como pocas en Israel. Momento en que los siervos de Dios son llamados a definiciones. No se puede seguir el doble juego.

Elías convoca al pueblo y dice: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle… 1 Reyes 18:21. Será de mucho provecho leer lo que sigue.

No hay que temer, ni impedir, que un grupo de venezolanos se reúnan para ejercitar su fe; ni tenemos derecho a cultivar prejuicios hacia ellos. Proceden conforme a la libertad imperante en Venezuela.

Lo que si necesitamos meditar intensamente es por qué avanzan las religiones ancestrales en territorio cristiano.

Se pide orar para que Dios proteja a Venezuela de aquellas ideologías, y de aquellas devociones paganas que se han infiltrado en nuestro pueblo. Más te pido que medites:

¿A quién se colisionó para extender el evangelio? ¿Qué ocurre en la vida de una persona que se convierte a Jesucristo? ¿Cuál es la condición del pueblo de Dios cuando no se somete a su Palabra, y abandona sus caminos? ¿Será cierta la declaración: bienaventurada la Nación cuyo Dios es Jehová?

Muchos establecen que los males de Venezuela, la horrenda crisis que atravesamos es culpa de la Revolución Bolivariana; que es una crisis económica y política. Y tienen razón a medias, porque todo ello es un simple efecto de una causa demoledora.

El profeta Jeremías lo dice claramente al pueblo de Dios: “Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mi, fuente de agua viva; y cavaron para si cisternas, cisternas rotas que no retienen agua”, Jeremías 2:13.

¿Qué hacer? Abandonar la recurrente actitud de dejar los caminos de Dios, desobedeciendo su Palabra; y volverse a El que perdona y restaura.

No temas que un grupo de ciudadanos se reúnan para expresar sus creencias; teme a Dios, y obedece su Palabra.

Recuerda 2 Crónicas 7:13-14.

Dios te de sabiduría, paz, y poder para testificar de Jesucristo, y extender el Reino de los Cielos.

Fuente

Biblia: Version RVR60

Notas personales

Imagen: Google

Anuncios

LA LUNA ROJA DEL 27 DE JULIO Y LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

El 27 de julio ocurrirá un evento astronómico espectacular, el eclipse lunar más largo de este siglo, durante el cual nuestro satélite se observará teñido de rojo, por efecto natural del fenómeno, lo que es explicado por los astrónomos y físicos como efecto de la desviación de los rayos solares gracias a que la tierra se interpone entre el Sol y la Luna.

El fenómeno natural es motivo para que algunos amantes de la escatología prediquen que tal hecho es una señal de la Segunda Venida de Cristo, tomando como referencia textos bíblicos como Hechos 2:20, y Apocalipsis 6:12 en los que se dice: “la luna se volvió toda como de sangre”.
Ante esta evidencia, ¿Significa el aludido eclipse lunar que la venida de Cristo es inminente?

Consideremos lo siguiente:

1. Eclipses lunares como el que veremos el 27 de julio, ocurren desde que existe el Sistema Solar, creado “en el principio, Génesis 1:1, y se producen periódicamente debido a la mecánica celeste. Los eclipses han sido observados desde tiempos inmemoriales y registrados por antiguos astrónomos de sumeria.

2. La luna de sangre de Hechos y de Apocalipsis no es un hecho aislado; ocurre acompañado de otros cataclismos como caída de estrellas, y el oscurecimiento del Sol. Será un evento que tendrá lugar “El día del Señor, grande y manifiesto, y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.” Hechos 2:20-21. Un evento definitivo, final.

3. Este eclipse es motivo para admirar la gandeza de Dios, por su creación, y la del hombre capaz de predecir con tanta precisión el eclipse.

4. Jesús dijo que antes de buscar señales de su venida es prioritario ser testigos suyos, Hechos 1:6-8.

El 27 de julio, a la hora en que ocurra el maravilloso eclipse lunar, y la veamos enrojecer; observa el espectáculo astronómico, recordando:

“Los cielos cuentan la gloria de Dios; y el firmamento anuncia la obra de sus manos.” Salmos 19:1.

También recuerda que es un privilegio nuestro proclamar la obra redentora de Jesucristo; para que más personas sean impactados por el mensaje de Jesucristo.

Fuente:

Biblia: RVR60

Imagen: Google

Notas personales.

LA BATALLA ESPIRITUAL QUE SE LIBRA EN VENEZUELA, SU SALIDA

La situación que se vive en Venezuela ha llegado a un punto que  tiene muchas similitudes con una circunstancia crítica por la que atravesó en la antigüedad el pueblo de Israel.

El ejército del poderoso imperio Asirio tenía sitiada a Jerusalén, llegaba victorioso luego de cautivar a otros pueblos. Para aquel momento, unos ochocientos años antes de Cristo, Asiria era el  imperio dominante, situado en el suroeste asiático, ocupaba el norte de la antigua Mesopotamia en el valle del río Tigris, mientras Babilonia ocupaba la parte sur.

Resultado de imagen para asiria

Espacio ocupado por los asirios.

Israel tenía por rey a Ezequías, recordado por haber sido sanado milagrosamente de una enfermedad incurable, 2 Reyes 20:1-11. Frente a su menguado ejército el rey recibe en palacio a un emisario del feroz enemigo, quien le envía el siguiente mensaje:

18 Mirad que no os engañe Ezequías diciendo: Jehová nos librará. ¿Acaso libraron los dioses de las naciones cada uno su tierra de la mano del rey de Asiria? 19 ¿Dónde está el dios de Hamat y de Arfad? ¿Dónde está el dios de Sefarvaim? ¿Libraron a Samaria de mi mano? 20 ¿Qué dios hay entre los dioses de estas tierras que haya librado su tierra de mi mano, para que Jehová libre de mi mano a Jerusalén? Isaías 36:18-20.

Arrogancia, prepotencia encarnada en una persona, en un esquema de gobierno, pero sobre todo displicente y blasfemo al referirse al Dios de Israel quien en innumerables ocasiones se refiere a Sí mismo como “Jehová de los Ejércitos de Israel”, expresión que en algunas versiones de la Biblia se traduce como “Todopoderoso”,

Es decir Asiria viene dispuesta a derrotar al Dios de Israel, luego tomar en posesión a Jerusalén y al resto de su territorio.

Esta realidad es vista por algunos teólogos como una “lucha cósmica” entre el bien y el mal. El mal representado por los “principados, potestades, gobernadores de las tinieblas de este siglo”, Efesios 6:12, quien empuja a Asiria a esta batalla; y por el otro lado, las fuerzas de bien representadas por Jehová de los Ejércitos de Israel.

Resultado de imagen para lucha cosmica entre el bien y el mal

Lucha imaginaria por el control del mundo.

¿Lucha cósmica? ¿Hay poder alguno que pueda enfrentar a Jehová “Todopoderoso”?, eso ocurre en la mitología griega, y en las grandes producciones cinematográficas porque en la vida real el destino de aquellos poderes se lee en Apocalipsis 20:7-10; a menos que el proceder del hombre provoque reacciones adversas como ocurre precisamente a Israel cuando su maldad alcanza proporciones inigualables en su historia, 2 Crónicas 36:11-16.

San Pablo acertadamente afirma:

Si Dios es por nosotros, ¿Quién contra nosotros? Romanos 8:31.

El atribulado rey observa al poderoso ejército dispuesto al asalto, pasa revista al suyo considera los recursos disponibles, recuerda a las naciones que cayeron bajo aquel Imperio y entiende que las cosas no son muy alentadoras. Él sabe que es un asunto de vida o muerte, más para él, de muerte,  por los pocos recursos disponibles; pero en su angustia recuerda que Jehová el Dios de los Ejércitos de Israel puede intervenir, más, ¿Qué hacer? ¿Cuándo y cómo va a intervenir el Dios de Israel? ¿Cómo asegurar su intervención inmediata para liberarles?

Perturbado por aquella terrible circunstancia, el rey rasga sus vestiduras reales, se viste de cilicio, una tela áspera, en señal de duelo, acude presuroso al Templo, y envía un emisario al profeta Isaías para que éste interceda ante Jehová, el Dios de Israel, con estas palabras:

Así ha dicho Ezequías: Día de angustia, de reprensión y de blasfemia es este día; porque los hijos han llegado hasta el punto de nacer, y la que da a luz no tiene fuerzas. Isaías 37:3.

Y esto es lo que actualmente pasa en Venezuela:

La que da a luz no tiene fuerzas.

Está pariendo,  el mundo observa a la expectativa, e internamente los diferentes factores políticos y de la sociedad civil no se han puesto de acuerdo en cómo encarar resolver asertivamente la crisis.

Venezuela sufre. La crisis evoluciona y es más severa

Sin embargo en medio de esta crisis de proporciones descomunales, Venezuela no está realmente sola, hay un Dios Todopoderoso que va a intervenir en el momento justo, oportuno y apropiado. Pero ese Dios tan misericordioso, espléndido y Todopoderoso actúa siguiendo parámetros establecidos en la Sagrada Escritura.

Es que la intervención Divina está sujeta, por designio del mismo Dios, a la actuación del factor humano, por eso aquello del infinitas veces recordado 2 Crónicas 7:13-14; y Jeremías 33:3.

El rey Ezequías estaba convencido de aquella realidad, por tal motivo se humilla,  acude a Dios refugiándose en el Templo y solicita por intermedio del profeta Isaías la intervención Divina.

Como activar la intervención Divina:

13 Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; 14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:13-14.

En primer lugar se destaca la causa de los males en muchas naciones; luego se describe el correcto proceder del factor humano; finalmente se aprecia la intervención Divina, así:

Rol del factor humano en la solución de una crisis:

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos;

Tres acciones determinantes:

Humillarse, reconocer las actitudes contrarias a los designios Divinos,

Ora, buscar su rostro,

Convertirse de los malos caminos, arrepentirse, dejar de hacer lo malo.

Tal proceder determina la inmediata respuesta desde el Cielo:

Perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Cómo descubrir los planes de Dios:

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces. Jeremías 33:3.

Buscar a Dios en momentos críticos es un asunto de fe, y esta acción tiene como resultado que Dios descubra su voluntad, sus propósitos; los cuales podemos conocer a través de su Palabra.

El rey Ezequías, actuando como anteriormente hemos descrito buscó la intervención Divina por intermedio del profeta Isaías, quien al oír la súplica del rey envió una buena noticia, contenida en estas palabras:

Y les dijo Isaías: Diréis así a vuestro señor: Así ha dicho Jehová: No temas por las palabras que has oído, con las cuales me han blasfemado los siervos del rey de Asiria. Isaías 37:6.

Seguidamente el profeta describe la estrategia que Dios pondrá en marcha para liberar a su pueblo del acoso Asirio.

Así, de manera sencilla, y por la intervención de un hombre piadoso, Dios libró a Jerusalén de ser destruida. Ayer fue en Jerusalén, hoy puede ser en Venezuela.

En virtud de lo cual, y con base a la Palabra de Dios hago un respetuoso llamado a mis colegas ministros, a los dirigentes religiosos, al pueblo de Dios en general, a que pongamos en acción el llamado de 2 Crónicas 7:14, en los siguientes términos:

Humillarnos, orar y convertirnos de todo aquello que sepamos que estorba la comunión con Dios.

Un clamor sincero, sentido, fervoroso a Dios para que tenga misericordia de este País; y  resuelva la crisis, que haya paz, reconciliación, restauración, y perdón.

Pido nos unamos en oración a las seis de la mañana, cada día,  hora local, considerando 2 Cónicas 7:14, y Jeremías 33:3, hasta la salida de la crisis; y después mantengamos la devoción.

Algunas personas tienen la devoción de orar a las seis de la mañana, a las tres de la tarde, y a las nueve de la noche (Oración 6-3-9), en este caso ruego dedicar la hora inicial, 6 de la mañana, para este noble propósito.

Dios bendiga a Venezuela.

Si te animas a formar parte de una red de intercesión, dinos tu deseo y contáctanos en este sitio.

Fuente.

Biblia: RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Apuntes personales

Imágenes: Google

LAVA JATO, ODEBRECHT, LULA: PARADIGMAS

El encarcelamiento del expresidente de Brasil Inacio Lula Dasilva, ha conmocionado al Mundo, pues se trata de un personaje destacado en su País, representante y líder de la izquierda latinoamericana.

Su trayectoria es ampliamente conocida, pues de líder obrero ascendió a presidente de uno de los más prominentes países de América, y propició en el mismo un impresionante crecimiento socieconómico, por lo que los brasileños le admiran.

Resultado de imagen para brasil

En su apoteosis fue aclamado como el hombre más influyente del mundo.

Los hechos que precipitaron la caída de Lula, y le llevan a la cárcel se descubren por esas casualidades de la vida.

El 17 de marzo del 2014, una comisión de la Policía Federal brasileña llega a una estación de gasolina ubicada en el centro de Brasilia, se llama “Posto da Torre”, un centro comercial que cuenta con un minimercado, cafetería y una lavandería. En el lugar funcionaba, curiosamente, una casa de cambio en la que las sospechas indicaban que se lavaba dinero.

Resultado de imagen para posto de la torre

Lugar donde se inicia las investigaciones por lavado de dinero.

Las investigaciones permitieron descubrir una red de corrupción, sobornos, y lavado de dinero que se extiende desde Brasil hacia otros Países de América Latina, y que tiene como actores a prominentes políticos de aquellos Países.

De acuerdo a las informaciones de la prensa internacional, la justicia brasileña ha sustentado firmemente el caso contra Lula, por lo cual hoy esta tras las rejas de una cárcel.

Los voceros de la izquierda latinoamericana, e infinidad de ciudadanos de todo el mundo apoyan incondicionalmente a Lula, y argumentan de qué se trata de una infamia, de una componenda para evitar que se postule nuevamente a la presidencia de Brasil.

El caso Lula no es aislado, como se observa a nivel internacional; varios presidentes y expresidente de Naciones del Continente Americano han sido acusados de los mismos cargos que se le hacen al expresidente brasilero, incluso algunos fueron destituidos al comprobarse su participación en hechos de corrupción, otros están bajo investigaciones para determinar sus responsabilidades.

Resultado de imagen para mapa de corrupcion en america latina

La recordada Dilma RusefRousseff, fue destituida de la presidencia de Brasil, salpicada de los casos de corrupción. Ella fue la sucesora de Lula por determinación del carismático lider.

Estos hechos, y la reacción de algunos, manifiestan una aterradora realidad que se cultiva en la sociedad actual: el culto a los antivalores.

Así como hay una escala de valores morales también la hay de valores inmorales o antivalores. La deshonestidad, la injusticia, la intransigencia, la intolerancia, la traición, el egoísmo, la irresponsabilidad, la indiferencia, son ejemplos de estos antivalores que rigen la conducta de las personas inmorales.

Una persona inmoral es aquella que se coloca frente a la tabla de los valores en actitud negativa, para rechazarlos o violarlos. Es lo que llamamos una persona sin escrúpulos, fría, calculadora, insensible al entorno social.

Y esta actitud se muestra en los cientos de miles de prominentes políticos y empresarios incursos en hechos de corrupción; pero también en aquellos que les defienden apoyan, y hasta como en el caso de Lula, quieren llevarle de nuevo al poder.

En este destacado caso, así como en el de otros líderes latinoamericanos, su popularidad, carisma, e incluso el hecho de pertenecer a la izquierda, opaca y minimiza los actos de corrupción.

Aunque la justicia dicte un veredicto, el pueblo tiene otro opuesto; y como el pueblo siempre tiene la razón, generalmente lleva al poder a aquellos con menos méritos, aunque muestran una gran astucia,  ansias de poder, y sobre todo  un desmesurado deseo de colmar sus cuentas bancarias con fortunas tan inconmensurables que les faltaría vida, años, para gastarlas.

Ojalá la lección que nos da la justicia brasileña sirva para despertar la conciencia de aquellos que se adentran en el camino de los antivalores, para  que comprendan que toda acción tiene su consecuencia; y en quienes cultivan los valores morales, y los principios cristianos los fortalezcan en sus mentes y corazones.

Un despertar se espera en nuestros países latinoamericanos, y en Venezuela ha comenzado.

A continuación un resumen de cómo se descubre la red de corrupción, y las otras causas contra Lula:

Resultado de imagen para triplex de lula

Por recibir este regalo, Lula está en la carcel.

Como se reseña anteriormente en este escrito, en marzo de 2014 la Policía Federal brasileña inicia en una estación de Gasolina una investigación por sospecha de lavado de dinero.

La policía fijó la atención en la estación de gasolina cuando se monitorearon las comunicaciones telefónicas de su propietario, Carlos Chater. Este hombre fue un eslabón en la averiguación de los delitos de lavado de dinero que se le seguía a un exdiputado carioca. Se creía que Carter fungía como “doleiro”, nombre que se les da en Brasil a los operadores ilegales del mercado cambiario. Los federales descubrieron que no era un solo operador: eran cuatro las organizaciones delictivas que allí interactuaban.

Este descubrimiento permitió saber que además de Carter, Alberto Youssef era otro operador y uno de los jefes, este personaje ya era conocido por las autoridades pues en 2003 había estado preso por lavado de dinero y delitos contra el sistema financiero. A ese caso se le conoció como Banestado y sirvió de clave al juez de la causa, Sergio Moro, para desentrañar la maraña que tenía ante sí.

Los investigadores monitoreaban a Youssef por el vínculo con Chater cuando descubrieron un correo electrónico en el que se hablaba de un costoso regalo, una camioneta Range Rover Evoque que Youssef  le dio a Paulo Roberto Costa, persona que entre los años 2004 y 2012 se desempeñó como Director de Abastecimiento de Petrobras, una posición clave en el manejo y otorgamiento de contratos de la petrolera.

Se encendieron las alarmas cuando este hecho fortuito dejó al descubierto la más grande red de corrupción de la historia de Brasil. Al ir ensamblando las piezas, como el ostentoso regalo, se pudo ver el rompecabezas completo.

Con Lava Jato se desarticuló una red que se dedicaba no solamente al lavado de dinero, sino también al comercio ilegal de diamantes, el desvío de fondos públicos a través de gasolineras, lavanderías y otros establecimientos comerciales.

La corrupción asomaba por todos lados y Petrobras era la jugosa fuente.

Fue entonces cuando las constructoras Odebrecht y Camargo Corrêa salieron a relucir como parte del cartel que se repartía los contratos de Petrobras a cambio de cuantiosos sobornos que llegaban a manos de directores de la petrolera y de más de un centenar de políticos de distintos partidos, entre ellos el Partido de los Trabajadores, PT, la organización de la que es líder el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Las averiguaciones establecieron que los desvíos de fondos iban de 1 a 3% del valor de los contratos otorgados por Petrobras. Estos montos se depositaban en cuentas de empresas fantasmas disfrazados como pagos por consultorías.

El asunto no ha parado y las sospechas apuntaron hacia Lula da Silva, señalado de recibir beneficios ocultos de las constructoras.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) se vio inmerso en las investigaciones de la trama de sobornos de la empresa semiestadal Petrobras porque, según los fiscales, recibió 2,7 millones de reales (780.000 dólares) de la empresa OAS, una de las implicadas en el esquema de corrupción en la petrolera.

El PT y OAS habrían acordado que el partido recibiría el 3% del valor de los contratos que ésta firmara con Petrobras, y parte de ese pago se descontó con la entrega a Lula y a su familia de un apartamento tríplex de lujo en la ciudad de Guarujá en la costa de Sao Paulo, sureste de Brasil.

El juez Moro usó como pruebas para condenar a Lula una escritura encontrada en el domicilio del expresidente en el que este apartamento figura a nombre de OAS, así como las visitas que tanto él como su esposa Marisa Leticia realizaron al inmueble para supervisar las reformas que se estaban haciendo para adecuarlo a sus exigencias.

Además del caso que le llevó a la cárcel, Lula afronta otras acusaciones de corrupción, como son:

Caso Cerveró: Lula es acusado formalmente por primera vez en julio de 2016, por cargos de obstrucción a la Justicia al haber presuntamente intentado comprar el silencio del encarcelado ex ejecutivo de Petrobras Néstor Cerveró. La petrolera semiestatal Petrobras está en el centro de las investigaciones de “Lava Jato”. El caso está en Brasilia.

Caso del BNDES: La Justicia de Brasilia aceptó en mayo de 2016 una denuncia por cargos de que Lula usó su influencia para que el banco de fomento estatal, el BNDES, ayudara a la constructora Odebrecht a conseguir contratos de infraestructuras en Angola. La investigación fue separada de “Lava Jato” en la operación bautizada “Janus”.

Caso de los cazas Gripen: En la operación “Zelotes”, otra ramificación de “Lava Jato” en Brasilia, Lula afronta desde diciembre de 2016 cargos por una trama en torno a la consultora Marcondes & Mautoni para facilitar contratos con el Estado. Entre los presuntos negocios ilegales está un contrato para la compra de 36 cazas suecos Gripen. También está acusado un hijo de Lula, Luiz Claudio.

Caso de las automotrices: En septiembre de 2017 Lula volvió a ser acusado por “Zelotes” en Brasilia, esta vez por cargos de que aceptó recibir en 2009 fondos para su Partido de los Trabajadores (PT) a cambio de favorecer a las empresas del sector automotriz MMC y Caoa.

Instituto Lula: Moro aceptó en diciembre de 2016 otra denuncia de que Lula aceptó sobornos de Odebrecht a través de la compra de un terreno que debía servir como nueva sede para el Instituto Lula de Sao Paulo.

Sitio de Atibaia: En agosto de 2017, Moro abrió otro juicio contra Lula por cargos de que aceptó la reforma de otro inmueble en Sao Paulo, el llamado “Sitio de Atibaia”, por parte de Odebrecht y OAS.

La justicia brasileña sigue actuando, y los factores políticos afectos a Lula también, esperemos el resultado.

Fuente:

Lava Jato: Prensa Internacional

Lava Jato: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

AL MORIR, ¿JESÚS ROCIÓ CON SU SANGRE EL PROPICIATORIO?

Los días de la denominada semana santa son propicios para meditar, y reflexionar sobre los acontecimientos que rodean los últimos días de Jesús en la tierra.

Estamos familiarizados con la afirmación de que en Jesús se cumplieron las profecías que anticipaban algunos aspectos y sucesos que ocurrieron durante su vida y ministerio; así como la declaración de que Jesucristo cumplió los preceptos de la ley de Moisés.

Resultado de imagen para PENTATEUCO

Los escritores del Nuevo Testamento, tal vez admirados por aquella realidad, hicieron notar los acontecimientos que se fueron cumpliendo en Jesús. Mateo, en sus primeros capítulos, deja constancia de tal realidad, así:

Concepción virginal, 1:22; lugar de nacimiento, 2:5-6; matanza de los niños, 2:17; ministerio de Juan el bautista, 3:3; región donde inicia Jesús su ministerio, 4:14.

Los cuatro evangelistas resaltan aquellas evidencias de la naturaleza de  Jesús, su condición de Mesías, de Hijo de Dios, de Salvador del mundo.

También los escritores del Nuevo Testamento destacan que Jesús cumplió la Ley, Él dijo:

17 No penséis que he venido para abrogar la ley ó los profetas: no he venido para abrogar, sino á cumplir. 18 Porque de cierto os digo, que hasta que perezca el cielo y la tierra, ni una jota ni un tilde perecerá de la ley, hasta que todas las cosas sean hechas. Mateo 5:17-18.

Con estas palabras Jesús está afirmando que hasta el fin del mundo, de los tiempos, toda la Escritura se cumplirá aun en los más pequeños detalles.

Como sabemos, desde Mateo hasta Apocalipsis se cumplieron las predicciones del Antiguo Testamento; mismas que se siguen cumpliendo hasta hoy; y durante el tiempo que resta hasta la Segunda Venida de Jesucristo veremos como se siguen cumpliendo.

En relación a lo dicho por Jesús de que se debe cumplir la ley, hasta en los detalles, es impresionante como los escritores dejan constancia de ello.

Tomemos como ejemplo dos instituciones establecidas en la ley, una la Pascua, la otra el sacrificio para la expiación del pecado. La primera está contemplada en Éxodo 12:1-7, la segunda en Levíticos y Números, en los que se mencionan diversos tipos de sacrificios de becerros, carneros y corderos.

Resultado de imagen para ALTAR DEL SACRIFICIO

El estudio de los evangelios revela que Jesucristo cumplió lo establecido en referencia al rito de la Pascua, según Éxodo 12:1-7; y también el rito relacionado con el sacrificio por el pecado, mencionado en Levíticos y Números, veamos:

Cumple el programa de la Pascua, según Éxodo 12:1-7:

Apartado como cordero, 12:3; es aclamado como el enviado de Dios, Marcos 11:1-11. Día 10.

Sacrificio del cordero, 12:6, crucifixión el día Pascua, Marcos 14:12-15:41, un largo día. Día 14.

Marcar en los postes y dintel de la casa con la sangre del cordero, 12:7; sangre derramada en el madero, la cruz, a causa de las múltiples heridas en manos, pies, y cuerpo.

El rito del sacrificio por el perdón de pecados contemplado en la ley.

Veamos los tipos de sacrificios contemplados en la ley:

En Levíticos: ofrenda de paz, 3:1-17; por el pecado, 4:1-5:13; ofrendas expiatorias, 5:14-6:7; día de expiación, 16:1-34.

En Números: purificación de los inmundos, 19:1-22; las ofrendas diarias 28:1-8; ofrendas mensuales y del día de reposo, 28:9-15; ofrenda del día de pascua y demás fiestas solemnes, 28:16-40.

En estas ofrendas por el pecado, por la expiación de los mismos, el rito, en términos generales, establecía, de acuerdo a Levíticos 16:11-14:

El sacerdote sacrifica el animal, recoge la sangre en un recipiente,

Después toma un incensario lleno de brasas de fuego del altar, y sus puños llenos del perfume aromático molido, y lo lleva al Lugar Santísimo.

Coloca el perfume sobre el fuego, de modo que la nube del perfume cubra el propiciatorio que está sobre el arca.

Regresa al altar del sacrificio.

Luego toma el recipiente con la sangre del animal, entra de nuevo al Lugar Santísimo,

Rocía con su dedo hacia el propiciatorio; esparce hacia el propiciatorio con su dedo siete veces de aquella sangre.

Jesús cumple el rito del sacrificio, tomando como referencia Levíticos 16:11-19.

Primero: Sacrificio por la expiación del pecado del sacerdote que ofrece la ofrenda, 16:11-14. Esta parte del rito no es necesaria porque Jesucristo, en este caso particular, oficia como sacerdote, Hebreos 8:1-7; 10:11-12, y como sabemos un sacerdote sin pecados.

Segundo: El sacerdote sacrifica el animal, en este caso el cordero, Levíticos 16:11. Jesús acude a la cruz para sacrificarse a sí mismo, Filipenses 2:5-8. Se cumple en Juan 19:17-20.

Tercero: El sacerdote toma la sangre del cordero, entra al Lugar Santísimo y rocía aquella sangre sobre el propiciatorio, Levíticos 16:14. La sangre de Jesús se derrama, Juan 19:34.

Como se puede observar, en este tercer paso del rito falta algo: rociar la sangre del cordero sobre el propiciatorio. El rito establece: “esparcirá con su dedo siete veces de aquella sangre” hacia el propiciatorio, Levíticos 16:14.

Imagen relacionada

Es de conocimiento general que para el momento del sacrificio de Jesucristo, el Arca del Pacto no estaba en el Lugar Santísimo del templo de Jerusalén. La misma no se menciona en la Biblia desde el momento que el templo es saqueado por el ejército babilónico, como registra 2 Crónicas 36:18-19.  En el inventario de los utensilios llevados por los babilonios no se menciona el Arca del Pacto, 2 Reyes 25:13-17.

El Arca está en un lugar secreto, protegida por Dios; un día la veremos de nuevo en el templo de Dios en el cielo, Apocalipsis 11:19.

¿Quedó incompleto el rito del sacrificio al no rociar con la sangre de Jesucristo el propiciatorio? Si se completó.

¿Por qué afirmar que si se completo? Siendo Jesucristo de naturaleza Divina, por lo tanto Santo, Lucas 1:34-35;  el lugar donde se encuentra es también Santo, similar al espacio ocupado por la Divinidad en su encuentro con Moisés, Éxodo 3:5; y la cruz es figura del propiciatorio, Hebreos 9:23-28 y contexto.

Pero hay otra versión.

Que la sangre de Jesucristo, vertida cuando su costado fue traspasado, roció literalmente el Propiciatorio del Arca, y así se cumple la última parte del rito del sacrificio por el pecado.

¿Cómo explicar este hecho? Veamos:

Los elatos que dan cuente de la toma de Jerusalén y el posterior saqueo del templo en 2 Reyes 25:8-23, y en 2 Crónicas 36:17-21, no mencionan que el Arca del Pacto haya sido transportada a Babilonia.

Se supone que los sacerdotes, ante la inminencia de la caída de Jerusalén, y conocedores de que los babilonios  saquearían el templo por los incalculables tesoros que contenía; decidieron ocultar el Arca para evitar que fuese capturada.

Se sabe que debajo de Jerusalén se cavaron diversos túneles con una variedad de propósitos, no aparecen registradas con detalle en la Biblia, tal vez porque su ubicación era un secreto. Se sabe al menos de una, la denominada cueva de Sedecías, por donde huyó el infortunado rey de Israel, capturado por Nabucodonosor más tarde, 2 Reyes 25:1-7.

Actualmente, diversos sitios de internet describen las cuevas y túneles que existen bajo la ciudad de Jerusalén, muchas de las cuales datan desde los tiempos bíblicos.

Pues bien, avisado los sacerdotes del peligro de invasión, en tiempos de Nabucodonosor, éstos decidieron ocultar el Arca del Pacto en un lugar secreto, una cueva debajo de la ciudad.

El día de la crucifixión de Jesucristo, el Arca reposaba oculta en una caverna que estaba situada exactamente debajo del monte calvario. En el momento en que Jesús muere, el velo del templo se rasga en dos de arriba abajo, y se registra un terremoto de tal magnitud que “las rocas se partieron”, Mateo 27:51.

Posteriormente, el costado de Jesús es traspasado, y “al instante salió sangre y agua”, Juan 19:34; aquella sangre fluye desde el costado de Jesús hasta la tierra y por la hendidura de la roca, partida por la fuerza del terremoto,  cae rociando el propiciatorio que estaba exactamente debajo de la cruz en el monte calvario.

Entonces se cumple literalmente el rito del sacrificio por el perdón de pecados l, La sangre del Cordero es rociada sobre el propiciatorio.

Es por esto que Juan declara:

35 Y el que lo vio da testimonio, y su testimonio es verdadero; y él sabe que dice verdad, para que vosotros también creáis.

Dos cosas ve Juan que fortalece su fe, por lo cual ratifica su testimonio:

El costado de Jesús traspasado, para evitar que sus huesos fuesen quebrados; y el Arca del Pacto siendo rociada por la sangre del Cordero.

Reconozco que esta última versión raya en “bibliaficción”, y no recuerdo una fuente autorizada que avale esta interpretación.

Es mejor, en todo caso, mantener la interpretación de que: Si se completó. Siendo Jesucristo de naturaleza Divina, por lo tanto Santo, Lucas 1:34-35;  el lugar donde se encuentra es también Santo, similar al espacio ocupado por la Divinidad en su encuentro con Moisés, Éxodo 3:5; y la cruz es figura del propiciatorio, Hebreos 9:23-28 y contexto.

33 ¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! 34 Porque ¿quién entendió la mente del Señor? ¿O quién fue su consejero? 35 ¿O quién le dio a él primero, para que le fuese recompensado? 36 Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén. Romanos 11:33-36.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Conceptos y datos: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

 

SEGÚN LA BIBLIA: EL DÍA DEL SEÑOR NO ES EL DOMINGO, NI DÍA DE RESURRECCIÓN

El domingo primero de abril, la cristiandad celebra la resurrección de Jesucristo, lo cual, como registra el Nuevo Testamento, ocurrió el primer día de una semana que comenzó el 10 de nisán, de un año del primer siglo. La fecha exacta es desconocida, mas hay certeza de la ocurrencia del hecho.

Resultado de imagen para RESURRECCION

A partir de ese gran día, la naciente población de creyentes comenzó a reunirse el primer día de la semana, como memorial de aquel singular acontecimiento, Hechos 20:7; 1 Corintios 16:1-2.

Posteriormente el primer día de la semana es denominado domingo, del latín “día del Señor”. El 7 de marzo del año 321, Constantino I el Grande decretó que el “día del sol” (actual domingo) sería observado como el día de reposo civil obligatorio, y aunque tradicionalmente se ha querido ver en esta ley una muestra del cristianismo del emperador, la ley no beneficiaba específicamente a la Iglesia,​ dado que el “día del sol” era referido al Sol Invictus, una divinidad pagana que había cobrado especial importancia en el culto imperial.

Resultado de imagen para DOMINGO CALENDARIO

En la actualidad al domingo se le denomina “el día del Señor”, el argumento es que así era llamado por los creyentes en el Nuevo Testamento, y para reforzar la idea se menciona  Apocalipsis 1:10:

Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

Ahora bien, es incorrecto afirmar que los discípulos se refiriesen al domingo como “día del Señor”, porque ellos como conocedores del Antiguo Testamento, tenían claro el significado de aquella expresión.

Cada vez que los escritores del Nuevo Testamento se referían al día cuando Cristo resucitó, escribían en griego μιᾷ τῶν σαββάτων, mia ton sabbatón, que los eruditos traducen como “primer día de la semana”: Mateo 28:1; Marcos 16:2,9; Lucas 24:1; Juan 20:1,19; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2.

Para referirse al día de la resurrección, los escritores nunca usaron “día del Señor”, sino “primer día de la semana”.

¿Qué significa la expresión “día del Señor?

La frase “el día del Señor” se menciona diecinueve veces en el Antiguo Testamento, usando su equivalente “día de Jehová”: Isaías 2:12; 13:6, 9: Ezequiel 13:5, 30:3; Joel 1:15, 2:1, 11, 31, 3:14; Amos 5:18, 20; Abdías 15; Sofonías 1:7, 14; Zacarías 14:1; Malaquías 4:5; y cuatro veces en el Nuevo Testamento: Hechos 2:20; 2 Tesalonicenses 5:2; 2 Pedro 3:10; Apocalipsis 1:10. También es aludido en otros pasajes (Apocalipsis 6:17; 16:14).

La frase “el día del Señor” generalmente se refiere a eventos que tendrán lugar al final de la historia, Isaías 7:18-25, y con frecuencia se asocia con la frase “en aquel día.” Un dato para comprender estas expresiones es observar que ellas siempre identifican un período de tiempo durante el cual Dios interviene personalmente en la historia para cumplir un aspecto específico de su plan.

Imagen relacionada

En la Sagrada Escritura “el día del Señor” es un período de tiempo especial que ocurrirá al final de los tiempos, cuando la voluntad de Dios y sus propósitos para la humanidad serán consumados. El evento cuando Cristo regrese a la tierra a redimir a sus fieles creyentes y a enviar a los incrédulos a la eterna condenación, Mateo 25:31-46.

En el nuevo Testamento, el “día del Señor” se refiere a la Segunda Venida de Cristo, y los escritores usaron la expresión griega ἡμέρα Κυρίου, hemera kiriou, para referirse a tal acontecimiento por venir. Esto se puede comprobar al leer 1 Tesalonicenses 4:13-5:11, en donde Pablo advierte sobre la Segunda Venida del Señor, y utiliza ἡμέρα Κυρίου, en 5:2, para referirse a aquel magno evento.

Desde la perspectiva bíblica, y a partir de una apropiada interpretación del texto y su contexto, es incorrecto afirmar que el domingo es el “día del Señor”, o ἡμέρα Κυρίου; la expresión adecuada en todo caso es “primer día de la semana”, o más apropiadamente: “día de resurrección”.

Tomando en cuenta el sentido de la expresión en el Antiguo Testamento, y el uso en el Nuevo Testamento, afirmar que Jesús resucito el “día del Señor”, es proponer una contradicción: Que Jesús resucitó el mismo día de su Segunda Venida; que ambos hechos ocurrieron simultáneamente.

Esta consideración semántica, relacionada con el significado de las palabras, parece insustancial, irrelevante. El asunto es que al deformar, desvalorizar, y banalizar las grandes figuras del Antiguo Testamento le quitamos la fuerza de lo que aquellas representan en el Nuevo Testamento.

Por ejemplo, la cena de Pascua hebrea, tiene un significado prominente, apunta, escenifica el sacrificio del Cordero de Dios que quita los pecados del mundo; el mismo sentido que le damos a la Cena del Señor. Ambas apuntan hacia el mismo hecho real: el sacrificio de Jesucristo, y su esperada venida.

Cuando la iglesia imperial comenzó a denominar el domingo como “día del Señor”, le quitó la fuerza del significado original de tal expresión.

Para un hebreo, un judío, un erudito; para alguien que conoce la Sagrada Escritura, el “día del Señor” es un evento de gran significado, es el momento cuando Dios interviene para poner fin a una realidad, como lo sucedido a Israel, en tiempo de Sedequias, 2 Crónicas 36:17;  el descrito en Malaquías 4:1; o el referido por Pablo en 2 Tesalonicenses 5:2; para un creyente hoy, es un buen día para ir a la playa.

Recordemos que el “domingo”, o día del señor de los romanos se estableció para conmemorar a su dios sol.

Dicho lo anterior, insisto en la necesidad de hacer teología bíblica, iluminados por el Espíritu Santo.

Hoy, los teólogos deben ir directamente a la Sagrada Escritura para interpretar la revelación Divina,  después acudir a las obras de los grandes teólogos y de ese modo comprobar aquellas interpretaciones. Así se previene el peligro de que si el autor del libro interpreta erradamente la Escritura, el teólogo basado en el Sagrado Libro evita repetir aquel error.

De ese modo mantenemos y enseñamos la sana doctrina; y evitamos copiar y repetir errores.

Como cuando un teólogo leyó Apocalipsis 1:10, y sin considerar el contexto afirmó que Juan recibe aquella magnifica revelación un domingo; argumenta que es así porque allí dice “día del Señor”, y el día del Señor es el domingo, ya que así lo denominaban los romanos.

En esa cita de Apocalipsis, día del Señor es ἡμέρα Κυρίου, con significado explicado anteriormente en este escrito; no escribió Juan: μιᾷ τῶν σαββάτων, primer día de la semana; ni tampoco uso el vocablo “domingo”.

Considerando lo anterior, ¿Es correcto afirmar que el domingo es el día del Señor? ¿Es apropiado decir que la Iglesia se reúne el día del Señor para alabarle? De acuerdo al significado de tal expresión, que se refiere a la Segunda Venida de Jesucristo, ¿Nos congregamos el día del Señor?

Es claro que NO, cuando Jesucristo nos reúna “el día del Señor” será con un propósito bien claro, y Él mismo lo describe  en la ya mencionada cita de Mateo 25:31-46.

¿Tenemos que dejar de usar la expresión “día del Señor”, para referirnos al domingo? Es imposible que después de casi dos milenios utilizando dicha expresión con el significado de “domingo”, que hoy se cambie por otra.

En lo que si debemos estar claros es que necesitamos seguir proclamando el evangelio de Jesucristo, insistentemente, y extendiendo el Reino de los Cielos hasta lo último de la tierra; para que nadie se pierda sino que todos procedan al arrepentimiento; porque el día del Señor viene, y no es precisamente el próximo domingo.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.com

Conceptos: Wikipedia

Día del Señor: https://www.gotquestions.org/Espanol/

Notas personales

Imágenes: Google

EL DÍA QUE REALMENTE JESÚS MUERE EN LA CRUZ

El próximo viernes 30 del corriente mes de marzo, la cristiandad se prepara para  conmemorar el sacrificio de Jesucristo en la cruz del calvario, un hecho anticipado siglos antes de que ocurriese, tanto en el Pentateuco, como en los libros proféticos; porque tal sacrificio es relevante en el plan de salvación, y se ejemplificaba cada año, entre los hebreos, con el sacrificio del cordero pascual, así como con los sacrificios por la expiación de los pecados previstos en la ley de Moisés.

Resultado de imagen para CRUCIFICCION

Sin embargo, la fecha de tal conmemoración ha generado controversia porque no armoniza con la cronología establecida en el Pentateuco, así como con las enseñanzas de Jesucristo.

Conmemorar el sacrificio de Jesucristo un viernes, y celebrar su Resurrección el primer día de la semana contradice la Palabra de Dios, la lógica y a la matemática.

Veamos por qué.

Día del sacrificio del cordero, símil del sacrificio de Cristo, día 14 del mes, de conformidad con Éxodo 12:6-8.

Día de resurrección, de conformidad con las palabras de Cristo, Mateo 16:21, tendría lugar el tercer día después de su muerte; y el testimonio de los evangelistas afirmando que Jesús resucitó el primer día de la semana; como registran Mateo 28:1-5; Marcos 16:1-8; Lucas 24:1-3; y Juan 20:1-10.

Tomando como cierto el testimonio de los evangelistas de que Jesús resucita el primer día de la semana, es imposible que Él haya muerto el viernes porque de ser así contradice sus palabras concernientes al tiempo de su permanencia en el sepulcro, Mateo 12:38-40. Y la Palabra es inerrante, no contiene errores.

Resultado de imagen para RESURRECCION

¿Cómo resolver esta contradicción?

Muy sencillo, hay que comprender que quienes establecieron las fechas relacionadas con aquellos eventos, con la intención de separarlas de las festividades judías, propusieron cambios en los días de celebración; y en el Concilio de Nicea, establecen una cronología ajustada más a celebraciones paganas de los romanos, que a las establecidas en el Pentateuco; eso lo reseñamos en artículo anterior.

¿Cómo establecer, bíblicamente el día de la semana en que Jesús murió?

En sencillo, solo se necesita escudriñar las Escrituras, saber matemática elemental,  y tener un mínimo de razonamiento lógico. Veamos.

Según los evangelios, los cuatro, Jesús resucita “el primer día de la semana”, que es el consecutivo al día de reposo, el sábado. Tenemos entonces que si Jesús debe resucitar el tercer día después de su muerte, como el mismo predijo, entonces contando en forma regresiva se aprecia:

De domingo, primer día de la semana, a sábado, día de reposo, un día.

De sábado a viernes, dos días.

De viernes a jueves, tres días.

Entonces, Jesús es crucificado el día jueves a las nueve de la mañana, muere ese mismo día a las tres de la tarde, y de inmediato es sepultado, ese mismo jueves.

Veamos el relato de Mateo:

Jesús muere a las tres de la tarde: Mateo 27:45-50

Es sepultado ese mismo día, Mateo 27:57-61

El día siguiente, viernes, apostan una guardia en la tumba, para evitar que roben el cuerpo a los tres días, Mateo 27:62-66. Los sacerdotes conocían aquella profecía.

Pasado el día de reposo (sábado); el primer día de la semana Jesús resucita, Mateo 28:1.

Consideremos la cronología desde la perspectiva del Éxodo 12:1-6:

Día 10, domingo, selección del cordero, entrada triunfal a Jerusalén, Mateo 21:1-11.

Día 14, jueves por la noche, cena de pascua; institución de la Cena del Señor, Mateo 26:17-29;  agonía en Getsemaní en la madrugada, Mateo 26:36-46; arresto de Jesús, juicio y muerte en la cruz en la mañana del mismo jueves, Mateo 26:47 y siguientes.

Entonces, lo anticipado en el Pentateuco, concretamente en Éxodo 12:1-6, y predicho por Jesucristo, respecto al tiempo en la tumba,Mateo 12:38-40,  se cumple cabalmente en la semana denominada santa, o de la pasión.

No olvides que los judíos cuentan los días diferentes que en occidente. El día para ellos comienza a las seis de la tarde. Por ejemplo: La pascua aquel año se celebró el día 14, es decir un  jueves; pero el jueves judío comienza el miércoles a las 6 de la tarde, y culmina el jueves a las 6 de la tarde, a esa hora comienza el viernes.

Recuerda que en Génesis se establece que el día comienza en la tarde, lee Génesis 1:4.

Por eso Jesús celebra la Pascua el jueves en la noche, va a Getsemaní y es traicionado en la madrugada, juzgado al amanecer, cuando Pedro le niega, sentenciado en la mañana y crucificado a las 9, muere a las 3 de la tarde, y es sepultado antes del anochecer, todo en un interminable jueves.

Jesús reposa en el sepulcro viernes noche y día, sábado noche y día, y domingo en la noche, resucita al amanecer. Cumpliendo así la Escritura: “resucitará al tercer día”.

En conclusión.

Jesús muere el jueves a las tres de la tarde, no el viernes como erradamente se te ha enseñado.

¿Tiene esto gran importancia? Realmente no, la fecha, ni la conmemoración son relevantes. Lo que si tiene valor es que Jesucristo muere en la cruz por nuestros pecados, un día cualquiera del primer siglo, tres días después resucita, y tal verdad sí que es fundamental.

Con Pablo proclamamos:

20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 1 Corintios 15:20.

Gloria a Dios.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Notas personales

Imágenes: Google.