SEÑALES AUTÉNTICAS DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

Ante la proliferación de mensajes relacionado con la Segunda Venida de Cristo, y el fin de los tiempos, surgen diversas interrogantes: ¿Ciertamente vendrá Jesucristo en estos días? ¿Cuales son la auténticas señales de su venida? ¿Qué revela realmente la Escritura sobre ese tema? ¿Veremos ese esperado momento? Aca lo explicamos.

Definición de Escatología » Concepto en Definición ABC

El tiempo en que sucederá la Segunda Venida de Jesucristo y del fin del mundo, es un tema que ha ocupado la atención de la humanidad desde el  instante en que el mismo Jesucristo anuncia aquel evento.

Ya en el primer siglo los creyentes esperaban que aquel suceso ocurriría “pronto”, e incluso hubo momentos en los que se proclamó la inminencia de la parusía, o Segunda Venida en tal forma que Pablo dedicó dos de sus cartas a corregir aquella esperanza, reiterando que la fecha de ese evento es desconocida, puesto que Cristo vendrá como “ladrón en la noche”, es decir inesperadamente; y además expuso la ocurrencia de ciertos acontecimientos que habrían de presentarse antes del esperado reencuentro con Jesucristo.

Ha sido tan prominente el interés por ese suceso, que se ha estructurado una rama de la teología sistemática para dedicarse al estudio de las últimas cosas y a la Segunda Venida Jesucristo, la Escatología.

La escatología estudia toda la revelación contenida en la Sagrada Escritura relacionada con los eventos que marcan el fin de los tiempos, y el establecimiento del Reino Eterno de Jesucristo.

Este material es muy abundante en la Biblia de manera que es imposible en un escrito como este abordar la riqueza de esa doctrina, por lo tanto nos enfocaremos en los eventos que Jesucristo declaró como señales de su venida y del fin de los tiempos en Mateo 24.

El dragón del Apocalipsis no es más que un tigre de papel ...

Antes de revisar ese material, vamos al contexto para establecer lo que la Biblia afirma en cuanto al desarrollo de la historia; el texto más claro al respecto es Daniel capítulo dos, en el que relata el sueño de Nabucodonosor, y el capítulo siete del mismo libro, en el que Daniel narra una visión que le fue dada, y que contiene información paralela a la del sueño de Nabucodonosor; en otras palabras ambos textos describen los mismos sucesos, usando símbolos distintos.

Veamos el desarrollo de la historia como Dios se lo revela a Nabucodonosor. El monarca sueña con una estatua “grande y terrible” organizada de la siguiente manera: Cabeza de oro, pecho y brazos de plata, vientre y muslos de bronce, piernas de hierro, pies de hierro mezclado con barro cocido; aquella estatua es golpeada en los pies con una piedra cortada con “mano no humana”, y la destruye; dicha piedra se convierte en una montaña que lo cubre todo.

De manera sencilla, mediante símbolos describe lo que hemos estudiado en Historia Universal como Desarrollo Histórico. En Daniel 2:38 se afirma que Nabucodonosor es la cabeza de oro, quien representa al Imperio Babilónico, a ese reino le sigue el Imperio Medo persa, el pecho y bazos de plata; a este le sigue el Imperio Griego, el vientre y muslos de bronce; a este imperio le sucede el Romano, las piernas de hierro; como sabemos este imperio cae en el año 476; luego hay un compás de espera, hasta el resurgimiento de un imperio mundial, heredero de los anteriores, pies de hierro y barro cocido. Estamos en el compás de espera actualmente.

Lo impredecible del nuevo orden mundial. - Andy Stalman

Este imperio de los pies de hierro y barro cocido, será similar a los anteriores, gobernará a todas las naciones de la tierra, Apocalipsis 13:7; durante este imperio retornará Jesucristo, la piedra cortada con “mano no humana”, destruirá a ese imperio, y finalmente establecerá el Reino Eterno, como se revela en Apocalipsis capítulos 21 y 22, la montaña que cubre toda la tierra.

En el capítulo siete de Daniel, se revela la misma secuencia en una visión que tuvo Daniel; a él se le mostró  escenas equivalentes al sueño de Nabucodonosor. En 7:4 ve una bestia semejante a un león, a esta le sucede un oso, luego aparece un leopardo con cuatro alas y cuatro cabezas; seguidamente aparece una bestia “espantosa, terrible, y en gran manera fuerte”, que tenía diez cuernos, Apocalipsis 13:1-10; seguidamente uno de los cuernos de la bestia se erige sobre los demás; luego son puestos tronos, 7:9, las bestias son destruidas, 7:11; finalmente Jesucristo asume “dominio, gloria y reino”, 7:14.

Veamos en paralelo las las visiones:

Dicho esto, vamos a revisar las señales que preceden a la Segunda Venida de Jesucristo; las vamos a agrupar en dos secciones: las señales que denominaremos recurrentes, pero que recrudecerán antes de la venida de Jesucristo; y las señales únicas, que suceden una sola vez.

Señales revelada en Daniel 2:

  • Imperio Mundial, pies de hierro mezclado con barro, 2:33, 41
  • Destrucción del Imperio Mundial, 2: 34-35, 45

Señales reveladas por Jesucristo en Mateo 24:

  • Engañadores, 24:5, se hacen pasar por Cristo
  • Guerras, 24:6
  • Pestes, hambre, terremotos, 24:7
  • Tribulaciones, 24:9
  • Muchos tropezaran, 24:10a
  • Traiciones, aborrecimiento, 24:10b
  • Falsos profetas, 24:11
  • Se multiplica la maldad, 24:12
  • Predicación del evangelio a todo el mundo, 24:14
  • Aparece la abominación desoladora, 24:15Gran tribulación, 24:21
  • Días acortados, 24:22, no se refiere a las 24 horas
  • Anticristos, falsos profetas 24:24-26
  • Venida como relámpago, 24:27
  • Tribulación, 24:29a
  • Cataclismos, 24:29
  • Señal del Hijo del Hombre, 24:30a

Señales mencionadas por Pablo:

 1 Tesalonicenses:

  • Vendrá como ladrón en la noche, 5:2
  • Paz y seguridad, 5:3a
  • Destrucción repentina, 5:3b

2 Tesalonicenses:

  • Apostasía, 2:3a
  • Anticristo 2:3b
  • Anticristo se, opone a Dios y al culto a Dios, 2:4a
  • Se sienta en el templo como Dios, 2:4b

De esta variedad de señales, como observan, hay algunas que son recurrentes, se repiten a lo largo del tiempo, como las guerras, las pestes, los terremotos; hay otras que ocurren una sola vez; entonces las que ocurren solo una vez, son fuertes indicios de la llegada de la Segunda Venida; vamos a revisar cuales son estas señales que ciertamente son previas a la Segunda Venida.

Primera: Surgimiento de un Imperio Mundial, pies de hierro y barro cocido, Daniel 2:33, Apocalipsis 13:1-10; dicho imperio mundial es similar a los cuatro anteriores (Imperios Babilónico, Medo persa, Griego y Romano) que gobernará a todas las naciones de la tierra, la bestia de. Ese imperio es literal, y aun no se ha organizado, la globalización lo está gestando, Apocalipsis 13:7.

Segunda: La gran Apostasía, 2 Tesalonicenses 2:3a.

Tercera: El Anticristo, asociada con la anterior, Daniel 7:8, 2Tesalonicenses 2:3b, y Apocalipsis 13:11-13.

Cuarta: Construcción del Tercer Templo en Jerusalén, 2 Tesalonicenses 2:4b, donde se sienta el Anticristo “haciéndose pasar por Dios.” Para que esto ocurra, el templo debe estar construido.”

Quinta: La gran tribulación, Mateo 24:29a, Apocalipsis 13:7.

Sexta: Cataclismos, Mateo 24:19b. Estos cataclismos ocurren para destruir al cielo y a la tierra, para dar lugar a “Cielo Nuevo, y Tierra Nueva”, Apocalipsis 21:1.

Séptima: La señal del hijo del hombre en el cielo, Mateo 24:30.

Por todo lo anterior, cuando se materialice el Imperio Mundial declarado en Daniel, y Apocalipsis 13, la secuencia de hechos se realizarán “pronto”, es decir en sucesión rápida, culminando todo en la esperada Segunda Venida de Jesucristo.

De modo, que si aceptamos como cierta la secuencia anterior, revelada en la Escritura, podemos afirmar que Jesucristo no va a retornar en estos días presentes; es necesario que se cumpla el programa establecido para su Segunda Venida; similar a como ocurrió con la primera.

Es evidente que Jesús puede regresar en el momento que quiera, pues Él es Soberano; más por la revelación de la Sagrada Escritura sabemos que todo lo realiza cuando el tiempo se cumple, según el programa que El mismo decidió.

Ahora bien llegados a esta conclusión, necesitamos recordar algo que es prominente, de acuerdo a Jesucristo; es lo que Él dijo a sus discípulos momentos antes de ascender al cielo:

7 Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; 8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Hechos 1:7-8.

Hay muchos que aún no han oído de Jesucristo y su Plan para Redimir al Hombre y a la Totalidad de la Creación; esperan por quienes les lleven el mensaje de la Buenas Nuevas.

Es nuestro privilegio.

  • Fuente:
  • Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway.com
  • Datos históricos: Wikipedia
  • Notas Personales
  • Conclusiones de Conversatorio del Diplomado en Teología, 04/04/2020
  • Imágenes: Google

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s