LAVA JATO, ODEBRECHT, LULA: PARADIGMAS

El encarcelamiento del expresidente de Brasil Inacio Lula Dasilva, ha conmocionado al Mundo, pues se trata de un personaje destacado en su País, representante y líder de la izquierda latinoamericana.

Su trayectoria es ampliamente conocida, pues de líder obrero ascendió a presidente de uno de los más prominentes países de América, y propició en el mismo un impresionante crecimiento socieconómico, por lo que los brasileños le admiran.

Resultado de imagen para brasil

En su apoteosis fue aclamado como el hombre más influyente del mundo.

Los hechos que precipitaron la caída de Lula, y le llevan a la cárcel se descubren por esas casualidades de la vida.

El 17 de marzo del 2014, una comisión de la Policía Federal brasileña llega a una estación de gasolina ubicada en el centro de Brasilia, se llama “Posto da Torre”, un centro comercial que cuenta con un minimercado, cafetería y una lavandería. En el lugar funcionaba, curiosamente, una casa de cambio en la que las sospechas indicaban que se lavaba dinero.

Resultado de imagen para posto de la torre

Lugar donde se inicia las investigaciones por lavado de dinero.

Las investigaciones permitieron descubrir una red de corrupción, sobornos, y lavado de dinero que se extiende desde Brasil hacia otros Países de América Latina, y que tiene como actores a prominentes políticos de aquellos Países.

De acuerdo a las informaciones de la prensa internacional, la justicia brasileña ha sustentado firmemente el caso contra Lula, por lo cual hoy esta tras las rejas de una cárcel.

Los voceros de la izquierda latinoamericana, e infinidad de ciudadanos de todo el mundo apoyan incondicionalmente a Lula, y argumentan de qué se trata de una infamia, de una componenda para evitar que se postule nuevamente a la presidencia de Brasil.

El caso Lula no es aislado, como se observa a nivel internacional; varios presidentes y expresidente de Naciones del Continente Americano han sido acusados de los mismos cargos que se le hacen al expresidente brasilero, incluso algunos fueron destituidos al comprobarse su participación en hechos de corrupción, otros están bajo investigaciones para determinar sus responsabilidades.

Resultado de imagen para mapa de corrupcion en america latina

La recordada Dilma RusefRousseff, fue destituida de la presidencia de Brasil, salpicada de los casos de corrupción. Ella fue la sucesora de Lula por determinación del carismático lider.

Estos hechos, y la reacción de algunos, manifiestan una aterradora realidad que se cultiva en la sociedad actual: el culto a los antivalores.

Así como hay una escala de valores morales también la hay de valores inmorales o antivalores. La deshonestidad, la injusticia, la intransigencia, la intolerancia, la traición, el egoísmo, la irresponsabilidad, la indiferencia, son ejemplos de estos antivalores que rigen la conducta de las personas inmorales.

Una persona inmoral es aquella que se coloca frente a la tabla de los valores en actitud negativa, para rechazarlos o violarlos. Es lo que llamamos una persona sin escrúpulos, fría, calculadora, insensible al entorno social.

Y esta actitud se muestra en los cientos de miles de prominentes políticos y empresarios incursos en hechos de corrupción; pero también en aquellos que les defienden apoyan, y hasta como en el caso de Lula, quieren llevarle de nuevo al poder.

En este destacado caso, así como en el de otros líderes latinoamericanos, su popularidad, carisma, e incluso el hecho de pertenecer a la izquierda, opaca y minimiza los actos de corrupción.

Aunque la justicia dicte un veredicto, el pueblo tiene otro opuesto; y como el pueblo siempre tiene la razón, generalmente lleva al poder a aquellos con menos méritos, aunque muestran una gran astucia,  ansias de poder, y sobre todo  un desmesurado deseo de colmar sus cuentas bancarias con fortunas tan inconmensurables que les faltaría vida, años, para gastarlas.

Ojalá la lección que nos da la justicia brasileña sirva para despertar la conciencia de aquellos que se adentran en el camino de los antivalores, para  que comprendan que toda acción tiene su consecuencia; y en quienes cultivan los valores morales, y los principios cristianos los fortalezcan en sus mentes y corazones.

Un despertar se espera en nuestros países latinoamericanos, y en Venezuela ha comenzado.

A continuación un resumen de cómo se descubre la red de corrupción, y las otras causas contra Lula:

Resultado de imagen para triplex de lula

Por recibir este regalo, Lula está en la carcel.

Como se reseña anteriormente en este escrito, en marzo de 2014 la Policía Federal brasileña inicia en una estación de Gasolina una investigación por sospecha de lavado de dinero.

La policía fijó la atención en la estación de gasolina cuando se monitorearon las comunicaciones telefónicas de su propietario, Carlos Chater. Este hombre fue un eslabón en la averiguación de los delitos de lavado de dinero que se le seguía a un exdiputado carioca. Se creía que Carter fungía como “doleiro”, nombre que se les da en Brasil a los operadores ilegales del mercado cambiario. Los federales descubrieron que no era un solo operador: eran cuatro las organizaciones delictivas que allí interactuaban.

Este descubrimiento permitió saber que además de Carter, Alberto Youssef era otro operador y uno de los jefes, este personaje ya era conocido por las autoridades pues en 2003 había estado preso por lavado de dinero y delitos contra el sistema financiero. A ese caso se le conoció como Banestado y sirvió de clave al juez de la causa, Sergio Moro, para desentrañar la maraña que tenía ante sí.

Los investigadores monitoreaban a Youssef por el vínculo con Chater cuando descubrieron un correo electrónico en el que se hablaba de un costoso regalo, una camioneta Range Rover Evoque que Youssef  le dio a Paulo Roberto Costa, persona que entre los años 2004 y 2012 se desempeñó como Director de Abastecimiento de Petrobras, una posición clave en el manejo y otorgamiento de contratos de la petrolera.

Se encendieron las alarmas cuando este hecho fortuito dejó al descubierto la más grande red de corrupción de la historia de Brasil. Al ir ensamblando las piezas, como el ostentoso regalo, se pudo ver el rompecabezas completo.

Con Lava Jato se desarticuló una red que se dedicaba no solamente al lavado de dinero, sino también al comercio ilegal de diamantes, el desvío de fondos públicos a través de gasolineras, lavanderías y otros establecimientos comerciales.

La corrupción asomaba por todos lados y Petrobras era la jugosa fuente.

Fue entonces cuando las constructoras Odebrecht y Camargo Corrêa salieron a relucir como parte del cartel que se repartía los contratos de Petrobras a cambio de cuantiosos sobornos que llegaban a manos de directores de la petrolera y de más de un centenar de políticos de distintos partidos, entre ellos el Partido de los Trabajadores, PT, la organización de la que es líder el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

Las averiguaciones establecieron que los desvíos de fondos iban de 1 a 3% del valor de los contratos otorgados por Petrobras. Estos montos se depositaban en cuentas de empresas fantasmas disfrazados como pagos por consultorías.

El asunto no ha parado y las sospechas apuntaron hacia Lula da Silva, señalado de recibir beneficios ocultos de las constructoras.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) se vio inmerso en las investigaciones de la trama de sobornos de la empresa semiestadal Petrobras porque, según los fiscales, recibió 2,7 millones de reales (780.000 dólares) de la empresa OAS, una de las implicadas en el esquema de corrupción en la petrolera.

El PT y OAS habrían acordado que el partido recibiría el 3% del valor de los contratos que ésta firmara con Petrobras, y parte de ese pago se descontó con la entrega a Lula y a su familia de un apartamento tríplex de lujo en la ciudad de Guarujá en la costa de Sao Paulo, sureste de Brasil.

El juez Moro usó como pruebas para condenar a Lula una escritura encontrada en el domicilio del expresidente en el que este apartamento figura a nombre de OAS, así como las visitas que tanto él como su esposa Marisa Leticia realizaron al inmueble para supervisar las reformas que se estaban haciendo para adecuarlo a sus exigencias.

Además del caso que le llevó a la cárcel, Lula afronta otras acusaciones de corrupción, como son:

Caso Cerveró: Lula es acusado formalmente por primera vez en julio de 2016, por cargos de obstrucción a la Justicia al haber presuntamente intentado comprar el silencio del encarcelado ex ejecutivo de Petrobras Néstor Cerveró. La petrolera semiestatal Petrobras está en el centro de las investigaciones de “Lava Jato”. El caso está en Brasilia.

Caso del BNDES: La Justicia de Brasilia aceptó en mayo de 2016 una denuncia por cargos de que Lula usó su influencia para que el banco de fomento estatal, el BNDES, ayudara a la constructora Odebrecht a conseguir contratos de infraestructuras en Angola. La investigación fue separada de “Lava Jato” en la operación bautizada “Janus”.

Caso de los cazas Gripen: En la operación “Zelotes”, otra ramificación de “Lava Jato” en Brasilia, Lula afronta desde diciembre de 2016 cargos por una trama en torno a la consultora Marcondes & Mautoni para facilitar contratos con el Estado. Entre los presuntos negocios ilegales está un contrato para la compra de 36 cazas suecos Gripen. También está acusado un hijo de Lula, Luiz Claudio.

Caso de las automotrices: En septiembre de 2017 Lula volvió a ser acusado por “Zelotes” en Brasilia, esta vez por cargos de que aceptó recibir en 2009 fondos para su Partido de los Trabajadores (PT) a cambio de favorecer a las empresas del sector automotriz MMC y Caoa.

Instituto Lula: Moro aceptó en diciembre de 2016 otra denuncia de que Lula aceptó sobornos de Odebrecht a través de la compra de un terreno que debía servir como nueva sede para el Instituto Lula de Sao Paulo.

Sitio de Atibaia: En agosto de 2017, Moro abrió otro juicio contra Lula por cargos de que aceptó la reforma de otro inmueble en Sao Paulo, el llamado “Sitio de Atibaia”, por parte de Odebrecht y OAS.

La justicia brasileña sigue actuando, y los factores políticos afectos a Lula también, esperemos el resultado.

Fuente:

Lava Jato: Prensa Internacional

Lava Jato: Wikipedia

Notas personales

Imágenes: Google

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Un comentario en “LAVA JATO, ODEBRECHT, LULA: PARADIGMAS”

  1. Gracias por este compartir, definitivamente son muchos líderes mundiales involucrados en redes de corrupciones y entre ellos los de latinoamerica.
    El culto a los antivalores, y a la personas nos corroen nuestras sociedades.
    La falta de Cristo en nuestras vidas marcan la pauta de una vida sin sentido donde lo inmoral es la regla.
    Una vida llena de Cristo Jesús marcan la diferencia
    Amén y Amén
    Gracias querido amigo y Pastor DIOS te guarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s