LA RESPONSABILIDAD DE DIOS EN LA CRISIS VENEZOLANA

Hace varios meses los analistas de la realidad venezolana afirmaron que estábamos llegando al final del túnel, aquello transmitió a la gente una sensación de esperanza, pues se apostaba a una salida en breve lapso, al menos así lo hacían sentir algunos connotados dirigentes políticos.

Sin embargo, seguimos avanzando en una caída descomunal que rebasa los peores pronósticos. Ante esta circunstancia, muchos venezolanos elevan sus miradas al Cielo y preguntan ¿Por qué permites esto que vivimos? Algunos oran como Habacuc:

2 ¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás? 3 ¿Por qué me haces ver iniquidad, y haces que vea molestia? Destrucción y violencia están delante de mí, y pleito y contienda se levantan. 4 Por lo cual la ley es debilitada, y el juicio no sale según la verdad; por cuanto el impío asedia al justo, por eso sale torcida la justicia. Habacuc 1:2-4.

En el fondo de su alma muchos mantienen la convicción de que Dios está probando a los venezolanos, mientras otros declaran que es un castigo Divino, a causa de la impiedad.

Y algunos asume que detrás de este desastre venezolano está la mano, o influencia de potencias de las tinieblas que actúan libremente a lo largo y ancho del País. Según tales criterios, los males de Venezuela son por disposición Divina, o por influencia de poderes infernales.

Vamos a indagar sobre tales premisas.

Hagamos un paneo a la realidad del Continente.

Observa la realidad de los distintos Países ubicados desde Stefansson Island, una isla deshabitada en el archipiélago ártico canadiense en el extremo superior de América del Norte, hasta Tierra de Fuego, Provincia Argentina ubicada al extremo inferior del Cono Sur.

Resultado de imagen para mapa de america

¿Qué países de este extenso territorio viven situaciones similares que en Venezuela? ¿Por qué Países que hace dos décadas estaban por debajo de Venezuela, en lo que a desarrollo se refiere, y ahora avanzan hacia el primer mundo? ¿Tienen ellos más ayuda Divina que Venezuela? ¿O, menos influencia maligna?

Ahora analicemos las causas reales de lo que pasa en Venezuela, hagamos un análisis objetivo, desapasionado. Pero no te va a gustar el resultado del mismo.

Comencemos: Es evidente que una causa principal de los males en Venezuela es la imposición de la Revolución Bolivariana, y su determinación de convertir al País en una sociedad socialista, inspirada en las ideas comunistas de la filosofía marxista.

Lo que para nosotros es una crisis, es el éxito revolucionario desde la perspectiva marxista.

Escribí un artículo en este sitio: En Venezuela no hay crisis, se impone un sistema. https://orientador.wordpress.com/2017/01/11/en-venezuela-no-hay-crisis-se-impone-un-sistema/

Muchos ignoran los postulados marxistas que inspira a la Revolución Bolivariana. Aquella ignorancia impide estar consciente de que la filosofía marxista es por definición atea, materialista, humanista; la antípoda del cristianismo.

¿Cómo se impone en un país cristiano una ideología contraria a su fe?

Revisemos los antecedentes históricos: ¿Cómo llega la Revolución Bolivariana a Miraflores? No es por golpe de Estado, ni éxitos de la guerrilla marxista. Fue por obra y gracia del desplome de los partidos del Pacto de Punto Fijo, quienes perdieron el apoyo popular por sus desaciertos.

Recuerda la reacción de los venezolanos cuando los principales partidos que se alternaban el poder, ante la pérdida del fervor popular, decidieron retirar sus candidatos a las elecciones del 99, para apoyar una opción ganadora, al contrario fue un peso muerto que hundió las aspiraciones del exgobernador de Carabobo.

Sumado a ello, las grandes cadenas de radio, televisión, y prensa escrita, auparon a los rebeldes del 4 de Febrero, aclamadores como héroes salvadores.

Los programas estelares de noticias, y de opinión hicieron su papel de gestores de una imagen aceptable en el electorado, que compro el mensaje. Revisa los archivos de los principales diarios, y de las cadenas de radio y televisión, escudriña su contenido durante los meses previos al triunfo de Hugo Chávez.

Más todavía, en muchos templos parroquiales, e Iglesias evangélicas, los curas de las primeras, y los pastores de las otras, promovieron abiertamente entre sus feligreses las ideas propuestas por la Revolución Bolivariana; y aún quedan adeptos a ella en algunas congregaciones.

Demos una mirada a lo sucedido el 6 de diciembre del año 1999, de un padrón electoral de 11.013.020 acudió a votar el 63, 45% y el 35,55 se quedó en casa. El resultado final fue, considerando el total de inscritos en el registro electoral es:

35,55% se abstuvo, verde oscuro en el gráfico; 33,35% votó por la Revolución, rojo; 31,10% votó por otros candidatos, azul oscuro.

Estos datos dicen que el fallecido Presidente Chávez llega a Miraflores, gracias al 33,35% que votó por él, y al 35,55% que se quedó en casa, ambos suman casi un 70% de los electores.

Una vez en el poder, y gracias por sus promesas de cambio, la Revolución se expande y logra el fervor de casi un 80% de la población, que les acompaña hasta estos días que la crisis alcanza proporciones no imaginadas, inédita en Venezuela.

Hasta ese momento, los propulsores de la Revolución Bolivariana no habían declarado abiertamente su propósito de imponer en Venezuela el Socialismo del Siglo XXI.

Un día, en cadena nacional, el fallecido y recordado Hugo Chávez proclama su determinación de imponer en Venezuela y Latinoamérica el Socialismo del Siglo XXI, declara su admiración por Fidel Castro, el Che Guevara, su adhesión a la filosofía marxista, y se rodea de prominentes ideólogos de aquella tendencia.

Para conocer los postulados del Socialismo del Siglo XXI, Revisa: http://www.herramienta.com.ar/herramienta-web-3/hugo-chavez-y-el-socialismo-del-siglo-xxi-en-venezuela

Retomando el tema de las elecciones del 99, el sencillo análisis estadístico del resultado de aquellas elecciones presidenciales, el fallecido Presidente llega al poder gracias al apoyo del 33,35% del electorado venezolano que votó por él; del 35,55% que se quedó en casa; y por el impulso que las principales emisoras de radio, televisión, y que la prensa escrita le dio.

De acuerdo con estos porcentajes, 7 de cada 10 venezolanos mayores de 35 años, dieron un pequeño aporte al triunfo del recordado Hugo Chávez. Como dicen algunos, por acción, o por omisión.

Sobre estos aspectos hemos escrito anteriormente: Aprendamos de la Historia: https://orientador.wordpress.com/2014/09/06/aprendamos-de-la-historia-reflexion-sobre-la-realidad-venezolana/

A la luz de todo lo anterior, ¿Es responsabilidad de Dios que en Venezuela se imponga una Revolución de corte marxista? Más todavía, ¿Si Dios conocía que llegaríamos a esta crisis, por qué no previno a los votantes? Otra más, ¿Es tan poderoso el mundo de las tinieblas como para imponer en Venezuela una Revolución Socialista??

Respuestas bien conocidas por cualquier persona, solo con el uso del razonamiento lógico.

Veamos el asunto desde esta perspectiva. Considerando los estudios demográficos, la población venezolana, desde una perspectiva religiosa está distribuida así:

Los cristianos conforman más del 88% de la población. Entre éstos, aproximadamente:

71% se identifican como católicos, verde en el gráfico; 17%, azul oscuro, pertenecen a las iglesias evangélicas, la Iglesia anglicana y a otras denominaciones como los Testigos de Jehová, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Existen también comunidades pequeñas de cristianos ortodoxos; 10% practican creencias no cristianas, amarillo, como el islam, el hinduismo, el budismo y el judaísmo, y practicantes de religiones con raíces prehispánicas, y gnósticos; y 2% de ateos, blanco.

Tomando en cuenta las creencias de quienes están en funciones de gobierno, los resultados electorales, y los análisis demográficos referidos a las creencias religiosas de los venezolanos, se evidencia que una gran mayoría de entre el 88% de personas que profesan el cristianismo como católicos, o evangélicos, han elegido gobernantes que profesan creencias contrarias a su fe.

Es decir, la Revolución Bolivariana no llega por un golpe de estado; llegó a Miraflores, y se mantiene allí, con el voto de los cristianos venezolanos. Y luego que se declara la determinación de imponer en Venezuela el Socialismo del Siglo XXI, aun la mayoría de la población le concede apoyo.

Ahora bien, esta es una decisión personal, democrática, enmarcada en lo establecido en la Constitución Nacional que garantiza la libertad de conciencia, libertad religiosa, y el derecho a sufragar según libre determinación.

Sobre este particular, Dios no toma partido, ni promueve el voto de los electores, ni rechaza a los gobernantes democráticamente elegidos.

Al contrario, la Biblia establece que hay que someterse a las autoridades, de manera que Dios no va a promover un golpe de estado contra la actual administración, debido a que sus hijos venezolanos les escogieron a ellos para que sean sus gobernantes.

Veámoslo desde otro ángulo. Son las fuerzas de las tiniebla que empujan a la Revolución. Esta es una afirmación ilógica, es algo fuera del razonamiento de una persona ilustrada. A las urnas electorales no acuden ángeles del mal, ni las “huestes de maldad”, ellos tienen un ámbito específico de acción.

Es decir, el pensamiento mágico de mucho venezolano le inspira a decir que la culpa de los males nuestros es el poder que emana del Infierno, y de su atemorizante caudillo. ¿Será cierto?

Si en este escrito se afirma que Dios no es responsable de la crisis venezolana, y se sugiere que tampoco es por disposición satánica, ¿En qué quedamos entonces?

Vamos a revisar lo que a este respecto dice la Biblia, la Palabra de Dios.

Dios respeta las decisiones del pueblo, 1 Samuel 8:4-9. En ese texto se describe que dada una situación de crisis, el pueblo pide se designe un rey sobre ellos para que les gobierne, desechando el gobierno Divino. Hasta aquel día se desarrolla la Teocracia Hebrea, surge en su lugar la denominada Monarquía Hebrea.

Aquella petición no es del agrado de Samuel, ni de Dios, sin embargo El respeta las decisiones de los pueblos.

Las huestes de maldad, ni las potencias del abismo tienen el suficiente poder para tomar a Venezuela, la Biblia afirma que Dios es Todopoderoso, que ningún ser puede oponérsele, ya que todo lo que existe fuera de él está bajo su dominio, Daniel 4:35, Salmos 22:28, Salmos 115:3, 1 Timoteo 6:14-16. En ese mismo orden de ideas, Jesucristo afirma tener todo el poder en cielo y en la tierra, Meto 28:19.

También la Biblia afirma que los creyentes, el pueblo de Dios, posee recursos para someter a las huestes del mal, 2 Corintios 10:3-5, y el poder para transformar vidas, Hechos 1:8, y para resistir al enemigo, Santiago 4:7.

Por otra parte, la Biblia afirma que a medida que avanza el evangelio de Jesucristo, y se extiende el Reino de los Cielos, las potencias de las tinieblas son expulsadas, Hechos 8:4-8, Hechos 13:6-12, Hechos 19:12, 18-20.

¿Qué hacer en Venezuela? No es momento para acusaciones y buscar culpables, el propósito de este escrito no es centrarnos en el pasado, las referencias históricas son a propósito de análisis, sin emitir juicios de valor.

Necesitamos centrarnos en el presente, y accionar hoy, para resolver hacia el futuro. Del pasado, solo lecciones constructivas.

No pretendemos dar ofrecer una receta, ni dar un remedio, tan solo queremos mencionar alguna experiencias de lo que algunos pueblos han hecho para solucionar sus crisis.

Necesitamos volver a nuestras raíces, a nuestra esencia. Reavivar aquella fe sencilla, la devoción sincera en los principios que nos caracterizan como pueblo cristiano, contenidos en la Palabra de Dios. Necesitamos volver a la Biblia, la Palabra de Dios y constituirla en nuestra norma de fe y práctica.

La Biblia contiene lineamientos, normas, principios que cambian vidas, Lee Salmos 1:1-3, Deuteronomio 6:3, 6-9, Miqueas 6:6-8.

Necesitamos estar conscientes del impacto del posmodernismo en los cristianos. Pablo en Romanos 12:2, aconseja:

No vivan ya según los criterios del tiempo presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su manera de vivir. DHH.

En la cultura posmoderna no hay verdades absolutas, todo es relativo; se cultiva el individualismo, el pensamiento mágico, el misticismo; hay una predisposición a disfrutar el presente, un culto a lo novedoso, a la aventura.

El hombre posmoderno es alegre, divertido, cosmopolita, abierto a todas las tendencias, disfruta el presente, busca el placer y la satisfacción personal, privilegia las formas sobre el contenido, cuestiona los textos, idolatra a las figuras públicas y a los medios masivos de comunicación, su máxima es vive y deja vivir.

Resultado de imagen para epoca posmoderna

Un hombre posmoderno no tiene dificultad en cultivar la fe cristiana, al mismo tiempo asumir los principios marxistas, y practicar la meditación trascendental inspirada en religiones orientalistas.

Como tampoco lo es bautizarse conforme a la ordenanza cristiana, y circuncidarse para cumplir el rito judío; o encender una vela al santo de su devoción, y otra en la montaña de Sorte.

Ni es un escándalo unirse en pareja homosexual y adoptar un hijo para formar una familia; o transformarse, cambiar de sexo, conforme su libre albedrío.

La cultura posmoderna permeando en el mundo cristiano inspira a un creyente “declarar”, “decretar”, “cancelar” algo al mejor estilo de la Nueva Era; y a los pastores posmodernos a predicar la prosperidad de quienes siembran la “semillita” de la fe en sus cuentas bancarias.

Sobre la Posmodernidad y el Cristianismo escribimos: https://orientador.wordpress.com/2014/03/17/el-cristiano-en-la-posmodernidad/

Recordemos que el hombre posmoderno aparece producto del desencanto, su renuncia a las utopías modernas referidas a que la ciencia y la diosa razón resolverían los problemas del mundo y generarían progreso. Las bombas atómicas lanzadas sobre el suelo japonés, y la caída del muro de Berlín desplomaron las utopías de la época moderna.

La Biblia tiene un mensaje de esperanza, que requiere ser proclamado y vivido.

Necesitamos propiciar la transformación de los venezolanos, hecho que sucederá en la medida que más personas sean impactados por el poderoso y transformador del evangelio de Jesucristo, el cual no vino “para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él”, Juan 3:17.

Es que si una persona “vive en tinieblas”, necesita ser iluminada con aquella luz que transforma a los hombres. Al decir de Juan, la luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecen contra ella, Juan 1:5.

Ahora para que aquello suceda se requiere un cambio de paradigma en la cristiandad venezolana, un cambio de perspectiva.

Para que Venezuela cambie, es necesario que el venezolano cambie, que los cristianos se manifiesten, tal como expresa Pablo en Roamos:

19 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. 20 Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; 21 porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Romanos 8:19-21.

Cuando los cristianos venezolanos se manifiesten conforme al sentir de Pablo, y lo expresado en forma general en la Biblia, Venezuela cambiará, sin golpe de estado, sin intervención extranjera, sin reformas constitucionales.

Dios ilumine, inspire y conmueva a los venezolanos para propiciar los cambios que el País necesita. Clamo a Dios por eso cada día.

Si te animas a visualizar como se puede cambiar un pueblo, al final de este escrito te dejo una dirección de internet para que tengas una idea.

Culmino, recordando las palabras de Pablo:

Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo. 2 Timoteo 2:7.

Dios bendiga a Venezuela.

Revisa el siguiente material respecto de como se transforma un pueblo:

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Imágenes: Google

Datos elecciones Presidenciales: CNE

Prensa Nacional.

Video Transformación de Almolonga: Youtube.

Notas personales.

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s