LA UNIÓN CONYUGAL MIXTA, CONSIDERACIONES

Estamos desarrollando las causas de la crisis nacional desde la perspectiva de Malaquías, el último profeta que escribe en el Antiguo Testamento.

Para este profeta, una de las causas de la crisis nacional es la ineficacia de los sacerdotes en el ejercicio de sus responsabilidades, tema que tratamos en artículo anterior.

Otra de las cusas aludida por el profeta que contribuyen a la crisis de la nación es la “profanación del pacto de los antepasados”, en referencia al matrimonio.

Imagen relacionada

¿Por qué la violación del pacto ancestral propicia crisis en una nación?

Es el tema que desarrollamos. Consideremos entonces el matrimonio y su dinámica.

¿Qué es el matrimonio? Es una institución social presente en la humanidad desde que el hombre existe sobre la faz de la tierra, que establece un vínculo  entre personas naturales, reconocido y consolidado por la práctica común y normas legales, religiosas, y morales.

La expresión matrimonio, según algunos autores, deriva de la palabra latina matrimoniun, a su vez compuesta de dos palabras: la primera “matris”, que significa “madre” y, la segunda, “munium”, “gravamen o cuidado”, que unidas significan “cuidado de la madre por el marido-padre”, dado que la madre era la que contribuía más a la formación y crianza de los hijos.

A partir del matrimonio, de la unión entre un hombre y una mujer, se forma la familia, institución fundamental en la organización social. Por lo tanto, la crisis de la pareja determina crisis en la sociedad. De aquí parte Malaquías para sus pronunciamientos.

Analicemos la problemática conforme la plantea el profeta.

Deslealtad y profanación del pacto ancestral, 2:11-12.

11 Prevaricó Judá, y en Israel y en Jerusalén se ha cometido abominación; porque Judá ha profanado el santuario de Jehová que él amó, y se casó con hija de dios extraño. 12 Jehová cortará de las tiendas de Jacob al hombre que hiciere esto, al que vela y al que responde, y al que ofrece ofrenda a Jehová de los ejércitos.

El problema es el matrimonio con personas ajenas al pueblo de Israel, extranjeras. Lo que se denomina “matrimonios mixtos”.

Hay una prohibición expresa en este sentido, Éxodo 34:11-17.

La prohibición no es debido a que Dios menosprecie a las personas ajenas al pueblo de Israel, recordemos que Israel nace para bendecir a todas las naciones de la tierra, Génesis 22:18; el problema es un asunto de influencia.

Observa la expresión usada para identificar a la persona con la cual se casó Israel: “hija de dios extraño”, no es con cualquier mujer que se unió en matrimonio y formó familia, es con una mujer que adora a un dios que no es Jehová, tal vez sea sacerdotisa de una religión pagana, algo común en aquellos tiempos.

Resultado de imagen para adorar idolos

La denuncia es porque Israel en lugar de influir sobre los extranjeros para llevarles al conocimiento de Jehová, y a su devoción, se dejaba llevar a rendir culto a dioses falsos, a la idolatría. Y la idolatría es algo repudiable por Dios, considerada adulterio, Oseas 3:2.

La Biblia reseña algunas uniones mixtas: Abraham con la esclava Egipcia, Génesis 16:1-4, con el resultado ya conocido. La de Salmón con Rahab de Sodoma; de Booz con Rut la moabita, Mateo 1:5, estas dos en la línea de sucesión de Jesús. Igualmente destacada es la unión mixta de Sansón con la filistea, Jueces 16:4-5; y la de Salomón en su vejez con mujeres extranjeras, 1 Reyes 11:1.

Estas uniones son resaltantes en la Biblia por sus consecuencias.

Lo malo de la unión mixta no es otra cosa que el peligro de dejarse influir, ser arrastrado a desobedecer; en lugar de ello hay que ser una influencia positiva sobre la pareja, que es lo ideal.

No se reprueba la unión mixta como tal, sino el dejarse influir por la pareja para desviarse por senderos ajenos a los establecidos por la Palabra de Dios.

En el Nuevo Testamento se menciona la de los padres de Timoteo, Hechos 16:1. Destacándose el valor de la influencia de la madre sobre su hijo, y seguramente sobre su esposo.

La advertencia de evitar la unión mixta es con el objeto de prevenir la influencia negativa de la pareja no creyente. Una persona fiel y obediente a la Palabra, es una poderosa y bendecida influencia para los demás, sobre todo para la pareja, el prójimo más cercano.

En el marco de la ley, una persona que contraviniera tal disposición legal “encendía el enojo de Dios”, Números 25:1-3. Lo recomendable en este caso era separarse de la persona extranjera, Esdras 10:1-3, a menos que aquella se convierta a Jehová.

La unión con extranjeros es lo que motiva estas palabras:

¡Ojalá el Señor borre de nuestra nación a quienes hacen tales cosas, sean quienes sean y aunque traigan ofrendas al Señor todopoderoso!

Una ofrenda, por muy generosa que sea no va a cubrir una falta grave.

El repudio a la unión con extranjeros, unión mixta, es porque los cultos, y devociones de las religiones paganas se infiltraban por aquella vía. En el contexto bíblico, lo ideal es que el hijo de Dios sea una fuerte influencia.

¿Cuál es el deber ser a este respecto? Hagamos una revisión a lo que establece la Biblia.

¿Para qué llamó Dios a Abraham? Génesis 22:18.

En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

¿Cómo bendice la simiente de Abrahán a todas las naciones de la tierra? En el Antiguo Testamento a través de Israel.

Lee Levíticos 19:33-34; Números 9:14; Deuteronomio 10:19 que refieren el trato que Israel debe dar a los extranjeros, con el objeto de convertirles a su fe y devoción, Éxodo 12:19, 48, e integrarles al pueblo, Isaías 14:1.

Estos textos son equivalentes a la gran comisión de Mateo 28:19-20, los israelitas fueron llamados a bendecir a las naciones difundiendo y compartiendo las promesas a ellos dadas. Tal y como se exhorta hoy a compartir la buenas nuevas de salvación.

¿Qué enseña el Nuevo Testamento sobre los matrimonios mixtos?

Jesucristo no abordó este tema, sin embargo asistió a una boda, donde realiza un milagro, exalta el matrimonio, Marcos 10:6-9, y repudia el adulterio y el divorcio, Mateo 5:27-32.

Es Pablo quien marca la pauta, veamos:

14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. 15 Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios. 16 Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? ¿O qué sabes tú, oh marido, si quizá harás salva a tu mujer? 1 Corintios 7:14-16.

Es cierto que en este texto Pablo se refiere al caso de una pareja en la que uno de ellos ha aceptado a Jesucristo, el consejo es mantener la relación y procurar que la otra persona llegue a un encuentro personal con el Señor, que es tarea de todo creyente: ser testigo de Jesucristo.

Existen otros tipos de uniones mixtas que no se tratan en la Biblia porque no eran frecuentes en el pueblo. Es el caso de establecer sociedades comerciales, mercantiles, de servicio, o de cualquier naturaleza con personas con las que no se comparte una fe común.

En los tiempos del Antiguo Testamento aquello era imposible porque un israelita consideraba impuro a un gentil, por lo cual era inaudito asociarse con tal persona. Aun en el Nuevo Testamento se repudia a Jesús por asociarse con un “impuro”, como lo es Mateo, Marcos 2:16, aunque era israelita, sin embargo de oficio publicano. Un publicano había establecido una sociedad con Roma para cobrar impuestos, algo doblemente repudiable.

Otro tipo de unión mixta son los fuertes lazos de amistad entre personas quienes no comparten la misma fe, como el caso de Lot, quien al separase de Abraham fue extendiendo sus tiendas hasta Sodoma, Génesis 13:12, lee el versículo 13 para comprender el problema de Lot. Cuando el Ángel de Jehová llega a Sodoma para ejercer juicio encuentra a Lot viviendo como un sodomita, un habitante de Sodoma, lee Génesis 19:1, y el 7.

La lógica de esta prohibición es la tendencia de la persona más fuerte a influir sobre la otra, que en la experiencia de Israel siempre la pareja pagana influyó sobre el israelita. El ejemplo de esto se ofrece en el libro de Deuteronomio.

Resultado de imagen para yugo desigual de animales

No ararás con buey y asno juntos, Deuteronomio 22:10

¿Es pecado la unión mixta? Antes de responder esta interrogante, respónde las siguientes:

¿Es pecado…? Comer, el enojo, oír música, el conocimiento, ver películas, ignorar…

¿Es pecado…? Hablar, escribir, tener riquezas, tener muchos amigos…

Tú sabes la respuesta: Es pecado, si te hace daño, si te afecta; o si afectas, dañas a otros.

La ciencia química, por ejemplo, no es perversa, ha hecho grandes contribuciones a la humanidad, piensa en el analgésico que usas para aliviar tus dolores, una maravilla de aquella ciencia. Ahora piensa en el uso de los principios y procedimientos de dicha ciencia para extraer de la planta de coca aquel alcaloide estimulante que tanto daño ocasiona actualmente.

La perversión no es del químico que descubrió y sintetizó el derivado de la coca, ni aquel derivado es malo, que por cierto tiene propiedades medicinales, sino el uso de personas que pervirtiendo aquel producto lo han transformado en una verdadera maldición en la actualidad.

Sobre esto Pablo escribe:

23 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica. 24 Ninguno busque su propio bien, sino el del otro. 1 Corintios 10:23-24.

Este en un buen principio, que necesitamos comprender y vivir, el cual se complementa con la siguiente afirmación:

Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. 1 Corintios 10:31.

Por otra parte, eso que frecuentemente se denomina pecado, palabra con una carga de culpa, lo que es realmente es un acto de desobediencia. Similar a desatender a la luz roja de un semáforo, no se le conoce como pecado, sino “infracción a la Ley de Tránsito”, que tiene sus consecuencias.

De igual modo desatender la norma Divina se denomina desobediencia, es lo que hizo la pareja en el Huerto en el Edén, desatendieron la norma dictada por Dios, Génesis 2:15-17, y desobedecieron; y las consecuencias sobrevinieron de inmediato.

Entonces el llamado correcto al creyente es a obedecer.

En fin, no se prohíbe asociarse con personas no creyentes, lo que se exhorta es:

23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. 24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; Hebreos 10:23-24.

El propósito de Dios al dar todas estas recomendaciones es propiciar una unión conyugal firme, estable, armónica, para fortalecer a la familia, y la subsistencia de hogares en los que reine la paz, verdaderos “pedacitos de cielo” en la tierra, para que el hombre disfrute calidad de vida.

El próximo tema a tratar es el divorcio. ¿Cuál es la enseñanza bíblica al respecto? Ya la analizaremos bajo la perspectiva de Malaquías.

Fuente:

Biblia: Versión RVR60, tomada de www.biblegateway.org

Conceptos: Wikipedia

Imágenes: Google

Ofrendas Dignas, basado en el libro de Malaquías

Publicado por Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

One thought on “LA UNIÓN CONYUGAL MIXTA, CONSIDERACIONES

  1. Es necesario entender que el propósito del Señor Jehová JesuCristo es propiciar todas las herramientas para que los matrimonios no sean relaciones aisladas, sino mas bien solidas y con bases muy fuertes para el sostenimiento de las mismas ya que allí se cumpliría a cabalidad la promesa viva y eficaz del Señor Jesús él Cristo donde allá dos o mas hablando en mi nombre allí Yo estaré
    Amén y Amén
    Gracias querido amigo amigo Dios te guardé y te proteja siempre
    Amén y Amén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: