EL ECLIPSE DE AGOSTO 21 Y LAS SEÑALES DEL FIN DEL MUNDO

El próximo lunes 21, ocurrirá un fenómeno astronómico tan espectacular que se le ha denominado “el eclipse del siglo”, se observará principalmente en gran parte del territorio Norteamericano, y fascinará a millones de espectadores que disfrutarán por breve lapso una “noche” en medio del día; ya que por unos minutos la luz del astro rey será opacada por nuestro satélite, la Luna.

Resultado de imagen para eclipse 2017

Un eclipse de esa magnitud ocurrió en territorio estadounidense, según los expertos, el 8 de junio de 1918; unos 99 años. Motivo por el cual tal fenómeno se considera excepcional.

El eclipse será visible a través de un estrecho pasillo de 110 kilómetros cruzando 14 estados de los Estados Unidos.​ Se verá por primera vez poco después de las 10:15 a.m. PDT en la Costa del Pacífico de Oregón, y avanzará hacia el este por Salem, Casper, Lincoln, Ciudad de Kansas, Hopkinsville, Nashville, Columbia, hasta Charlestón. La máxima duración del eclipse total será de 2 minutos 41,6 segundos al sur de Carbondale y la mayor extensión (ancho) estará entre Hopkinsville y Princeton.

Imagen relacionada

En otros lugares de desde México hasta el norte de Sur América, el eclipse se verá parcialmente.

Algunos predicadores ya han elevado sus voces anunciando que el eclipse del 21 es una señal del inminente retorno de Jesucristo y del fin del mundo.

Afirmaciones que carecen de veracidad porque un eclipse no es señal del fin del mundo, la Biblia ofrece otras evidencias, y tal fenómeno astronómico ocurre desde que Dios creó el “cielo y la tierra”, como afirma Génesis 1:1. Pues los eclipses ocurren en todo sistema estelar donde exista una estrella, planetas alrededor de la misma, y satélites girando alrededor del planeta. Como es el caso del sistema Sol-Tierra-Luna.

Resultado de imagen para eclipse

Lo que destacado de este eclipse son aspectos que pasan desapercibidos, dada la mente especulativa de los predicadores alarmistas y de quienes buscan seguidores anunciando cataclismos.

Lo que resalta este 21 de agosto es:

La extraordinaria exactitud de la mecánica celeste.

Todo estudiante de astronomía sabe que en la tierra un eclipse solar es posible porque la distancia en que gira la luna alrededor de la tierra, es la exacta para determinar que el “diámetro aparente” de la luna sea igual al diámetro del Sol. Por eso cuando la Luna se interpone al Sol, ambos aparentan el mismo tamaño.

Resultado de imagen para eclipse 2017

Por otro lado el movimiento de los cuerpos celestes es preciso, por tal motivo es que los astrónomos han predicho el momento exacto del inicio del eclipse, así como el de su culminación. Y ese fenómeno desde hace varios años se había anunciado.

Es más ya se ha calculado que para el 8 de abril del 2024 habrá otro eclipse total en Norteamérica, cuya duración será de 4 minutos con 28 segundos. Se espera que para el 2042, el 20 de abril, Indonesia, Malasia, y Filipinas disfrutarán otro eclipse total.

Otro aspecto digno de destacar es:

La capacidad, inteligencia e ingenio humano.

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha observado el cielo, el movimiento de los astros, y ha hecho cálculos para determinar su posición en un momento dado.

Ya los astrónomos han calculado que para el 15 de febrero de 2018 habrá un eclipse parcial visible en la Antártida, América del Sur; que el 13 de julio del mismo año, habrá otro parcial visible en el Sur de Australia; y que el 11 de agosto de 2018, en el Norte de Europa y norte de Asia verán otro eclipse parcial.

En cualquier sitio de internet dedicado a la astronomía se puede obtener información de los fenómenos astronómicos frecuentes, fechas y horas exactas: fases de la luna, lluvias de estrellas, eclipses solares y lunares; salida y puesta del Sol. Momento preciso de los solsticios y equinoccios.

Por cierto, los egipcios calcularon el momento exacto del año de la aparición y desaparición en el firmamento de la estrella Sirio, un astro para ellos muy importante porque estaba asociado a las crecidas del Nilo.

Reloj astronómico.

Otro detalle significativo que nos permite evaluar este eclipse solar es la afirmación bíblica de que los cuerpos celestes son  un inmenso, maravilloso y preciso reloj astronómico, dispuestos por Dios para:

…que sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 17 Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, 18 y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.

El 21 de agosto alcemos la mirada al cielo y digamos como el salmista:

Los cielos cuentan la gloria de Dios,     Y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Salmos 19:1.

Por tal motivo no deja de asombrar que muchos predicadores ante un fenómeno normal de la mecánica celeste, en lugar de admirar la grandeza de la creación, se dedican a formular especulaciones, y a atemorizar a sus oyentes con predicciones extraídas de sus pensamientos mágicos, anunciando como un hecho cierto de que el fin del mundo es inminente.

Cada vez que hay una catástrofe como un terremoto, o la explosión de un volcán; el surgimiento de guerras, y calamidades; así como la ocurrencia de fenómenos celestiales como un eclipse, los profetas “escatológicos” comienzan a pregonar que ya viene el fin del mundo.

Resultado de imagen para vesubio

El Vesubio, hizo erupción en el año 79 y destruyó a Pompeya.

Ahora, revisemos cuantos terremotos, cataclismos, erupciones de volcanes, guerras, epidemias, eclipses han ocurrido desde que el hombre existe sobre la tierra.

Para quienes les encanta especular con las “señales” de la Segunda Venida de Cristo, y del fin del mundo, les tengo una noticia:

Nadie sabe el día ni la hora:

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. Mateo 24:36.

Será sin previo aviso:

42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43 Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44 Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Para este 21 de agosto, antes de pensar en catástrofes, e imaginar que se acerca el fin del mundo, más bien valora esta afirmación:

3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, La luna y las estrellas que tú formaste, 4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites?

5 Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra.

6 Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies: 7 Ovejas y bueyes, todo ello, Y asimismo las bestias del campo, 8 Las aves de los cielos y los peces del mar; Todo cuanto pasa por los senderos del mar.

9 ¡Oh Jehová, Señor nuestro, Cuán grande es tu nombre en toda la tierra! Salmos 8:3-9.

Feliz eclipse total.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de biblegateway.org
  • Datos astronómicos: Wikipedia,
  • Imágenes: Google
  • Notas personales.
Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s