MISTERIOS REVELADOS DEL APOCALIPSIS

El libro de Apocalipsis ha fascinado a sus lectores desde que aparece por primera vez, pero también atemoriza a causa de las imágenes, metáforas y escenas que presenta.

Resultado de imagen para APOCALIPSIS

Muchos creen que Apocalipsis es sinónimo de caos, guerras, bestias, terror, monstruos, dragones, bestias; creencia adquirida gracias al lenguaje utilizado por el escritor; tanto como debido a las interpretaciones y exposiciones de unos cuantos predicadores.

 Apocalipsis significa revelación, y es lo que hace el autor, revelar lo que acontecerá a la humanidad en los días finales. Es decir cuál es el final del actual estado de cosas. Muchos pronostican un final caótico, catastrófico, terrorífico. Sin embargo aquello no es cierto, el final se muestra en Apocalipsis esperanzador. Aunque es una frase muy común, es la que describe apropiadamente el mensaje de Apocalipsis: “Un final feliz”.

Lo atemorizante de Apocalipsis es a causa de la errada interpretación del lenguaje utilizado en el libro. El lector occidental, cuyo pensamiento está fundamentado en el legado de los grandes autores de la época moderna, impregnados del racionalismo, y devoto al método científico, no puede captar el mensaje del libro, porque este usa un lenguaje totalmente diferente al nuestro; descifrarle requiere conocer su esencia, la clave en que ha sido escrito.

Resultado de imagen para ALFA Y OMEGA

Para entender Apocalipsis hay que conocer su  lenguaje, situarse en la época en que se escribe, considerar el contexto,  y tener presente el objetivo del autor.

El lenguaje apocalíptico es extraño porque usa muchos símbolos, figuras, símiles, metáforas al transmitir sucesos corrientes, cotidianos y normales. Este leguaje es creación de los judíos posterior a su deportación a babilonia,  expresa mediante símbolos el sufrimiento por las inmensas tribulaciones a que es sometido, y su esperanza en una intervención mesiánica salvadora. Los cristianos adoptan tal lenguaje, y sufren sus tribulaciones con la esperanza en la Segunda Venida de Jesucristo.

Por eso esta colmado de símbolos como bestias, números, colores, ciudades, para referirse a hechos ordinarios.

Respecto de la época en que es escrito el libro, los eruditos lo fechan hacia finales del primer siglo; momento en que los judíos y los cristianos son perseguidos inclementemente por los romanos.

En el año setenta el Templo y  Jerusalén son totalmente destruidos por los ejércitos romanos, debido a una insurrección de los judíos; y los cristianos son cruelmente perseguidos ya que no se someten a la religión romana de darle culto al emperador; y en lugar de ello proclaman el evangelio del reino. Esto motiva las escenas de terror, es decir la persecución y martirio de los seguidores del Cordero. La realidad que vivieron ellos supera las escenas de terror que las muestra. Se sabe que muchos cristianos fueron envueltos en pieles de animales recién sacrificados, y lanzados a las fieras en los circos romanos.

Al referirnos al contexto, apuntamos al resto de los libros de la Biblia. Recordemos que la Biblia se interpreta a sí mismo, y esto hay que tenerlo en cuenta en Apocalipsis. El autor usa muchas ideas, figuras y enseñanzas de otros escritos bíblicos, sin dar detalles de su ubicación, pues el escritor sobreentiende que los lectores están familiarizados con ellos. Así el Cordero, los tronos, las bestias, las trompetas, los sellos, marcas, rameras, ciudades, lugares, y hasta los números no necesitan explicaciones mayores, ni indicar su ubicación, los lectores lo saben. Esto es importante ya que muchas figuras y escenas se comprenden al revisar el contexto.

Para interpretar Apocalipsis necesitas conocer el resto de los libros de la Biblia, familiarizarte con ellos, o tener a mano una buena Concordancia.

Sobre el motivo del autor al escribir este fascinante libro se descubre a medida que se presentan las revelaciones: El Evangelio es una fuera vencedora, sale venciendo y para vencer, nada le detiene; ni las más perversas maquinaciones del eterno enemigo del pueblo de Dios, aquella serpiente antigua.

Apocalipsis transmite un mensaje de esperanza a una iglesia atribulada que desfallece ante los descomunales ataques del enemigo, que usa bestias para perseguirle; sin embargo reciben el amparo y la fortaleza Divina.

Aunque muchos destacan las bestias, las pestes, los rayos, y los cataclismos; lo resaltante en Apocalipsis es el Cordero que copa las escenas; rodeado de sus seguidores, el pueblo de Israel restaurado, y los “lavados su sangre”.

También destaca la victoria de los creyentes que son “fieles hasta la muerte”, por lo cual reciben “la corona de la vida”. Debido a ello, la Revelación está cargada de escenas de júbilo, el gozo en la tierra y en el cielo, por las victorias de los creyentes. Apocalipsis está salpicado de escenas alabanzas y de júbilo, contiene siete cantos y siete bienaventuranzas.

Otra nota destacada en Apocalipsis es que los malos, quienes persiguen inclementemente a los hijos de Dios, quienes rechazan la gracia Divina y se oponen a Dios, serán derrotados y castigados.

Para comprender Apocalipsis.

Para comprender Apocalipsis se requiere sabiduría e inteligencia, recomendadas por Jesucristo en el libro, la dirección del Espíritu Santo, tener presente el contexto; e interpretar las escenas según el lenguaje literario, no literalmente.

Consideremos un ejemplo. Lee 11:4-5.

4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. 5 Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera.

Veamos las figuras y metáfora. Los testigos son:

  • Dos olivos. Del olivo se obtiene aceite; el aceite es símbolo del Espíritu Santo. 1 Samuel 16:13, Lucas 4:18, Hebreos 1:9
  • Dos candeleros. Un candelero alumbraba el Lugar Santo. El candelero produce luz, Éxodo 25:31,37, con aceite de olivas, Números 27:20; el creyente es la luz del mundo, Mateo 5:14, con el poder del Espíritu Santo, Hechos 1:8.

¿Captas el mensaje? Tu eres uno de esos testigos.

Ministerio de los dos testigos:

  • Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de su boca,
  • Si alguno quiere hacerles daño, debe morir de la misma manera.

¿Alguna vez has lanzado fuego por la boca? Ya lo veremos.

Interpretación: Para interpretar estas figuras, usa la tu sabiduría e inteligencia recomendadas por Jesucristo en Apocalipsis 13:18, 17:9, y el contexto.

Repasa la escena: Medita, piensa, reflexiona, ¿Refiere la Biblia un hecho semejante? ¿Hay alguna escena en la Biblia en la que un personaje lance fuego por la boca? ¿Menciona la Biblia que un mensajero enviado a predicar aniquile a quienes le persiguen?

Resultado de imagen para LANZAR FUEGO POR LA BOCA

Seguramente has respondido con un “no” todas las preguntas, y es lo correcto.

¿Son reales aquellas escenas? La idea de un personaje lanzando fuego por la boca, literalmente hablando, corresponde a los prestidigitadores de circos; aquello no es congruente con el contexto bíblico, y ningún profeta, o mensajero divino aniquila a sus perseguidores; ocurre es todo lo contrario, lee Hebreos once.

El escritor apela a la metáfora para transmitir un concepto, ¿Qué simboliza aquellas metáforas? Busquemos en el contexto.

Para el fuego en la boca, lee Jeremías 5:14, 23:29. Veamos la primera cita:

14 Por tanto, así ha dicho Jehová Dios de los ejércitos: Porque dijeron esta palabra, he aquí yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá. Jeremías 5:14.

Como observas, el fuego se refiere a la Palabra ardiente de Dios que consume, incinera al pecado; no a la humanidad. Proverbios 17:3; Efesios 5:26.

Anteriormente preguntábamos: ¿Alguna vez has lanzado fuego por la boca? Ya lo sabes.

Sobre los que deben morir de la misma manera. Recuerda que se trata de dos testigos, es decir que dan testimonio de Jesucristo y su obra redentora, Hechos 1:8.

¿Cómo mueren los que atacan el testimonio de Jesucristo? ¿Los que son confrontados con la Palabra? Volvamos al contexto.

Leamos Romanos 6:6:

6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.  

Un memorable día, camino a Damasco, Pablo tuvo un encuentro con “La Palabra”, en aquel instante Pablo “murió”, y esa muerte redundó en vida. Por ese motivo expresó:

20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

Cuantos intentos de detener al avance de la Palabra en el mundo, de impedir que el hombre tenga acceso a ella; sin embargo derrota a los enemigos y muchos caen rendidos ante ella. En este aspecto es impresionante los testimonios de quienes patrocinan el ministerio de difusión de la Palabra conocidos como “Los Gedeones”; ellos dan fe de como la Palabra transforma, ¿No es tu caso apreciado lector?

Resultado de imagen para gedeones

Como puedes observar la comprensión e interpretación de Apocalipsis es sencilla. Sólo tienes que tomar en cuenta el lenguaje simbólico en que está escrito, usar tu razonamiento lógico, y nunca olvidar el contexto. La dirección del Espíritu Santo es determinante.

Comienza a leer este fascinante libro de Apocalipsis. Para ayudarte en su comprensión hemos escrito el libro titulado Misterios Revelados del Apocalipsis.

En el libro Misterios Revelados del Apocalipsis encontrarás algunas pautas de interpretación, con las cuales vas a disfrutar la lectura de este maravilloso libro, comprendiendo lo que Jesucristo revela a Juan, y este transcribe en forma magistral para tu deleite.

El libro Misterios Revelados del Apocalipsis se publicará en forma digital desde el 10 de diciembre de este año, puedes obtener información como adquirirlo en este sitio.

Fuente:

  • Biblia: Versión RVR60, tomada de http://www.biblegateway
  • Conceptos: Wikipedia,
  • Notas personales,
  • Imágenes: Google.
Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s