DESAFÍO DE LA NUEVA ASAMBLEA NACIONAL

Contundente ha sido la reacción del electorado venezolano ante las opciones que tenía el 6D.

La historia se repite, esta vez en forma inversa.

Una significativa porción de venezolanos ejercieron el denominado “voto castigo” como respuesta a las promesas incumplidas de la Revolución Bolivariana.

Como bien ha quedado demostrado en procesos anteriores, la oposición, que agrupa a una diversidad de partidos y tendencias, ha capitalizado alrededor de un 40% de votantes, de manera que el porcentaje superior a esa cifra proviene de oficialistas defraudados, o de abstencionistas que esta vez algún resorte les movió a votar.

Por lo tanto la MUD aunque se regocije de la victoria necesita entender que las promesas incumplidas y el abuso en el poder traen consecuencias inevitables.

El desafío de los parlamentarios que copan la Asamblea Nacional es el de reconocer humildemente que su triunfo se debe a esa masa de venezolanos defraudados, empobrecidos, llevados al extremo de la impotencia, humillados al no poder, por ejemplo, adquirir una porción de azucar, porque la empresa azucarera, que ahora es del pueblo porque fue expropiada no produce azucar para los consumidores, sino divisas para los políticos que administran las quebradas empresas del Estado.

Es decir, el tema económico y social fue bandera de la Campaña Electoral de la MUD, y es el motivo de su holgada victoria, se espera pues que a esos dos aspectos se le dé prioridad en la gestión que se inicia. Consideramos una inconsecuencia con el electorado si la diatriba política es lo primero en su agenda.

No cumplir lo prometido genera reacciones adversas.

  • Es deseable que RCTV vuelva al espectro radioeléctrico,
  • Se espera que la Gente de petróleo sea reivindicada,
  • Se desea que se quite la mordaza a la prensa,
  • Y se pide que los presos políticos sean liberados, y
  • Muchos anhelan revocar el mandato al presidente Maduro,

Todo ello forma parte de las aspiraciones de un amplio sector de la población, pero no hay que olvidar las promesas formuladas, y los motivos por los cuales la gente salió a votar el 6D.

Lo primero es cumplir las promesas.

Tal vez sea incomodo el recuerdo, pero esta misma reacción fue el motivo por el cual el “Chavismo” se instaló en Miraflores. Promesas incumplidas, alto índice de pobreza, corrupción, un injusto modelo económico, tanto como decisiones políticas erradas indignaron a la población de tal forma que propiciaron un ejemplar “voto castigo” a los jerarcas de la Cuarta República, con los resultados que conocemos y sufrimos.

Para comprobar la veracidad de lo que acá se afirma revisa en la hemerotecas de los principales diarios de aquella época las noticias y notas de opinión previas a las elecciones; también puedes revisar en los archivos de RCTV, y de Venevisìón, principalmente, los Noticieros y programas de opinión, especialmente los de Alfredo Peña y de Napoleón Bravo, para darte una idea del por qué Chávez llegó al poder.

Algunos de los locuaces parlamentarios que hoy nos hipnotizan con su verbo, ayer lo hicieron en nombre de la Cuarta República y propiciaron la estrepitosa caída del bipartidismo generado en el Pacto de Punto Fijo.

Aunque no se desconfíe de ellos por sus errores pasados, pues creemos en la capacidad de cambio del ser humano, y en que todo el mundo tiene derecho a nuevas oportunidades, esperamos que en esta Asamblea, en la que las nuevas generaciones son mayoría, prive la sensatez, el equilibrio, el espíritu de reconciliación nacional.

Si no se quiere la Quinta, menos aun se desea la Cuarta. O los desaciertos de ambas.

La Asamblea Nacional, dada su mayoría, es garante del equilibrio de poderes, tiene la potestad de dictar leyes que beneficien al País, ejercer la función contralora del Poder Ejecutivo, negociar con el Gobierno políticas para generar calidad de vida; y sobre todo propiciar la reconciliación nacional.

Si tan solo eso cumple, Dios y la Patria… la honrarán.

Fuente:

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s