LAS ELECCIONES DEL 6D BAJO LA INFLUENCIA DE LA POSMODERNIDAD

En la determinación tuya al votar el 6D toma en cuenta las fuerzas que te incitan para hacerlo.

Algunos van a ejercer el “voto castigo”.

Otros por compromiso con el partido.

Unos cuantos por ejercer un derecho.

Muchos impulsados por las fuerzas de esta sociedad posmoderna, que sutilmente ha impregnado la conciencia de los venezolanos con ideologías y creencias contradictorias.

Demos una mirada a los pilares de la posmodernidad, luego saca tus propias conclusiones.

Posmodernidad es la expresión utilizada para designar a un amplio número de movimientos artísticos, culturales, literarios y filosóficos del siglo XX, que se extienden hasta hoy, definidos por su oposición a las tendencias de la Edad Moderna.

En sociología el término postmoderno se refiere al proceso cultural observado en muchos países desde principios de los 70. Otra acepción de la palabra posmoderno es posmaterialismo.

Características de la posmodernidad.

Antidualista: Los posmodernos aseveran que la filosofía occidental creó dualismos y así excluyó del pensamiento ciertas perspectivas. El postmodernismo valora y promueve el pluralismo y la diversidad; de ahí la gran influencia de las filosofías y religiones orientales. Un posmoderno asegura buscar los intereses de “los otros”.

Cuestiona los textos: Los textos históricos, literarios, o de otro tipo no tienen autoridad para revelar la intención del autor, ni pueden decirnos “que sucedió en realidad”. Más bien, estos textos reflejan los prejuicios, cultura y época particulares del escritor.

El giro lingüístico: El posmodernismo argumenta que el lenguaje moldea nuestro pensamiento y que no puede haber ningún pensamiento sin lenguaje. Así que el lenguaje crea literalmente la verdad.

La verdad como perspectiva: La verdad es cuestión de perspectiva o contexto más que algo universal. No tenemos acceso a la realidad, a la forma en que son las cosas, sino solamente a lo que nos parece a nosotros.

Esta forma de pensamiento influye en la adopción de criterios contradictorios, creencias antagónicas. Por esto algunas personas aceptan como válidas ideas opuestas, y lógicamente inviables.

Es como afirmar que en un punto dado del Planeta sea de día y de noche simultáneamente.

En este esquema de pensamiento, muchas personas viven una dicotomía lógica, según la cual acepta realidades opuestas, que son verdaderas y falsas al mismo tiempo. Esta forma de pensamiento genera incongruencia, y grandes tensiones emocionales con nefastas consecuencias.

Revisemos algunas contradicciones nacidas bajo el auspicio de la posmodernidad.

No vamos a emitir juicios de valor, ni cuestionar tus ideas, solo revisar conceptos.

Realidades de la posmodernidad:

Cristianos marxistas. Adoptan posiciones contradictorias. Un marxista es por definición ateo y materialista. Por lo tanto lógicamente es imposible no creer en Dios por adoptar el marxismo; y simultáneamente creer en Dios por ser cristiano.

Judíos mesiánicos. Esta es otra contradicción. El judaísmo no acepta a Jesucristo como Mesías, ni al Nuevo Testamento como Palabra inspirada por Dios. Todo lo contrario del cristianismo.

Marxistas santeros, o cristianos santeros; por las mismas razones: Son creencias contradictorias.

Existen Iglesias cristianas que en sus prácticas, ritos y liturgias mezclan un toquecito de cada una de aquellas tendencias contradictorias. En algunos casos son tan sutiles las influencias que quien la practica cree que ésta se basa en la Palabra. Como el caso de los cristianos que “declaran algo”, según “el giro lingüístico” de la posmodernidad, que el lenguaje crea la verdad, la realidad.

Al mezclar ideas contrarias, ocurre igual que cuando se mezclan dos líquidos no miscibles, o inmiscibles, que no se disuelven uno en otro; como el caso del agua y el aceite. Se mezclan pero no se diluyen, como si ocurre con el agua y el vinagre. Si se mezcla aceite y agua, y se agita fuertemente se forma una sustancia denominada “emulsión”, que cuando se deja en reposo sus componentes se separan nuevamente.

Por eso al votar el 6D, o en cualquier acto electoral, las creencias, las doctrinas, las ideologías, la cosmovisión, de cada persona entran en juego. ¨Por eso hay que votar conscientemente.

Pero ojo, no solo al votar, aun al acudir a tu iglesia, si eres cristiano, antes de adoptar una doctrina, una tendencia, un estilo, necesitas revisar los fundamentos de tales prácticas a la luz de la Palabra, la Biblia y luego decidir.

Ahora tenemos un problema, la mayoría de cristianos, al mejor estilo posmoderno, no acuden a la Palabra, no se nutren de sus enseñanzas y depositan su fe en las predicaciones de sus pastores; muchos de los cuales inconscientemente llevan a los rebaños por la senda de la posmodernidad.

Por este motivo hay que volver a la Palabra.

Hoy, en esta Venezuela posmoderna, necesitamos como nunca antes una nueva Reforma espiritual, doctrinal, actitudinal basada en los postulados del gran hombre de Dios Martín Lutero, condensadas en sus “cinco solas”:

La palabra latina sola significa en español “solo” o “solamente”. Las cinco solas expresan cinco creencias fundamentales, que los reformadores entendían como pilares esenciales para la vida y práctica cristianas.

Sola scriptura, solo la Biblia es la palabra de Dios, es decir, la única fuente de doctrina y práctica cristiana, y que es accesible para todos.

Sola fide es la enseñanza que dice que la justificación se recibe sólo por la fe, sin ninguna mezcla ni necesidad de buenas obras.

Sola gratia es la doctrina que sostiene que la salvación viene sólo por la gracia divina o gracia de Dios; es decir, por un “favor inmerecido”, no como algo que el pecador haya conseguido o pueda conseguir por sus propios méritos.

Solus Christus enseña que Jesucristo es el único mediador entre Dios y el hombre, y que no hay salvación por medio de ningún otro. 1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.

Soli Deo gloria enseña que toda la gloria es sólo para Dios, puesto que la salvación sólo se lleva a cabo a través de su voluntad y acción; no sólo el don de la redención todo-suficiente de Jesús en la cruz, sino también el don de la fe en esa redención, creada en el corazón del creyente por el ”’Espíritu Santo”’.

En Venezuela necesitamos un “cristianismo solo”, sin mezcla, sin contaminación, basado “solo en la Escritura”

Dios bendiga a Venezuela.

Fuente:

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s