BUEN HUMOR ANTE TODO

Seguramente has pasado por momentos en que las cosas parecen salirse de control, los problemas agobian, y sientes que el mundo se te viene encima; esas circunstancias conviene afrontarlas con una sonrisa que les quite intensidad y dramatismo.

Los expertos en conducta humana recomiendan hacer uso del sentido del humor. Este es un recurso interno muy apropiado, que permite incrementar nuestra eficacia a la hora de enfrentar problemas y conflictos.

El cabello de otros devuelve la sonrisa a niños con cáncer en Ecuador

Por este motivo es que Pablo, hace casi dos siglos atrás, escribió:

“Alégrense en el Señor siempre; se los repito, alégrense.” Filipenses 4:4

Ver la vida de manera optimista, es una ayuda valiosa que nos permite salir del atolladero, y buscar soluciones asertivas, en lugar de mantenernos paralizados.

Es evidente que los problemas no se resuelven solos, ni se superarán por el simple hecho de sonreír.

La clave no es reír simplemente; de lo que se trata es de asumir una actitud positiva ante la vida.

Sobre esto Pablo expresó:

“Centren ustedes el pensamiento en lo que es verdadero, noble y justo. Piensen en lo que es puro, amable y honorable, y en las virtudes de los demás. Piensen en todo aquello por lo cual pueden alabar a Dios y estar contentos.” Filipenses 4:8

Es que el estado de ánimo influye sobre todo lo que hacemos.

Cuando decimos: “… no estoy de humor para…”, estamos declarando un estado de ánimo que nos impide aceptar, analizar y encausar las circunstancias que nos son desfavorables.

El buen humor no es innato en los seres humanos; no nacemos con él, lo vamos cultivando durante toda la vida, y es necesario desarrollarlo consistentemente.

Si usted observa como una persona, quien camina delante de usted, resbala y cae súbitamente; lo natural para usted, es sonreír; y de hecho ríe en forma divertida. Más para la persona que cae, la experiencia en general no es divertida, por lo cual no ríe como usted, y si lo hace es una risa nerviosa, fingida.

Ambos perciben la situación con un humor diferente. Pues bien, lo ideal es que ambos tomen las cosas alegremente, y la caída, para el que resbaló aceptarla como un incidente de la vida que hay que entender, aceptar, y tomar como una oportunidad para crecer, con buen humor.

Todos tenemos el sentido del humor, lo que necesitamos es canalizarlo en forma positiva.

Es cuestión de práctica, de entrenamiento.

Quienes están acostumbrados a ver el lado negativo de la vida, el vaso medio lleno, y siempre esperan lo peor, están urgidos de un cambio de actitud. Hay que comenzar a ver el lado bueno de las cosas. Fomentar una actitud positiva.

Leí de un autor, quien refiriéndose a este asunto contaba sobre su actitud ante la vida. Por ejemplo, si su automóvil sufría un desperfecto, entonces exclamaba: “…el mecánico también tiene necesidad de trabajar para comer…”

Síntoma de inteligencia.

El sentido del humor no sólo ayuda a afrontar mejor los problemas, sino que además ayuda a desarrollar la inteligencia y la rapidez de reflejos.

La base de la risa y del humor está en sacar las cosas de contexto, invertir situaciones habituales. Existen estudios que demuestran que las personas que atraviesan situaciones difíciles son las que desarrollan un humor más agudo y lúcido, sacando punta a circunstancias incluso de extremada gravedad.

Entrenar el cerebro para darle la vuelta a las situaciones de esta forma estimula la inteligencia y la velocidad de respuesta de la mente.

Humor y capacidad de crítica

Sin embargo, como en todo, no conviene caer en los extremos.

Existen personas que se refugian en la burla, la ironía, el sarcasmo y la ridiculización constante de las personas que le rodean como medio de autoprotección.

Otras lo hacen con un humor tan ingenuo que cualquier cosa les hace reír.

Ninguno de los dos extremos es bueno.

Para que el humor sea saludable tiene que ser, ante todo, respetuoso, y tiene que permitirnos ver la realidad con cierto grado de crítica.

Un humor demasiado ácido, o demasiado cándido, acaba siempre por traer más problemas de los que soluciona. Lo ideal es reírse con los demás y no de ellos, y, por supuesto, que los demás se rían con uno, y no de uno.

¿Y por qué no reímos?

Uno de los frenos más importantes y con más fuerza a la hora de reír es el miedo, a parecer poco formales o ridículos, a no tener credibilidad, a que no nos consideren personas maduras, ni responsables.

Por ésta razón, las personas que dan mucha importancia a la seriedad tienen miedo al humor porque creen que hace peligrar ese status social, o económico que tanto le ha costado crear.

Con el humor se rompe la tensión y se crea un ambiente más relajado.

En definitiva, el sentido del humor nos facilita las relaciones humanas, nos ayuda a relajar tensiones, nos ayuda en la toma de decisiones, y hace que nos sintamos mejor al no ser compatible con el estrés.

Hay que manejar el humor con cuidado, para no herir a las personas con las que nos relacionamos, y tener en cuenta el hecho de “reírse con” y no “reírse de”, es decir, compartir el humor con los demás utilizando el humor adecuado que sigue la regla ECO: es el humor Elegante, Conveniente y Oportuno.

Cultive buen humor, disfrute de la vida…

Adaptado de Sonrisas de Magia

Versión de la Biblia: La Biblia al Día. Paráfrasis.

Imágenes Google.

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s