SE LLAMA LILLY GOODMAN

Cantante cristiana, nacida en Santo Domingo, República Dominicana y de ascendencia británica. Casada con el norteamericano David Hegwood y tiene un  hijo de nombre Liam Michael. A la fecha de hoy, cuenta con ocho producciones discográficas, un libro y varios galardones como: Premios Arpa, Casandra, Nueva vida y El Soberano.

Sus canciones contienen un profundo sentimiento humano; a semejanza de David el salmista, escribe a partir de la experiencia personal, bajo una cosmovisión espiritual, fundada en la Biblia.

En una de sus extraordinarias canciones expresa:

Yo he visto el dolor acercarse a mí
Causarme heridas, golpearme así
Y hasta llegue a preguntarme, donde estabas tu.
He hecho preguntas en mi aflicción
Buscando respuestas sin contestación
Y hasta dude por instantes, de tu compasión.
Y aprendí, que en la vida todo tiene un sentido,
Y descubrí que todo obra para bien.

Su testimonio cantado ha contribuido a consolar, apoyar, motivar, aprender de la vida sus desafíos, y de la intervención de Dios para ampararnos y fortalecernos, tal y como se expresa en la Biblia.

Bendiciones para Lilly, dios la siga usando como medio de gracia para mostrar la inmensa gracia y el eterno amor de Dios por el hombre, cualquiera que sea su condición.

Biografía:

Liliana Goodman Meregildo, conocida como Lilly Goodman, nació un 19 de diciembre de 1980, en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana. Ella heredó su aptitud musical de sus padres, quienes descubrieron su gran talento cuando ella tenía sólo 4 años. Desde muy joven Lilly comenzó a servir al Señor en su iglesia local, desempeñándose como maestra de escuela dominical, Posteriormente  fundó y dirigió un grupo de alabanza y adoración.

Lilly comenzó sus estudios universitarios en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, en la Escuela de Farmacia, y en el año 1999 abandonó sus estudios universitarios, para dedicarse a tiempo completo a su carrera musical, en obediencia al llamado que le hizo el Señor.

Su primer trabajo musical lo tituló Contigo Dios y salió al mercado en el 2001. Este disco fue muy vendido y tuvo gran aceptación en Latinoamérica y gran parte de Estados Unidos.

Algunos años después Lilly Goodman pasó a formar parte del sello Vástago Producciones, empresa de propiedad de Jesús Adrián Romero. Con este sello grabó en el 2003, su segunda producción llamada “Vuelve a casa”. Producción con la su carrera despegó en gran manera, logrando convertirse en una de las cantantes más importantes de la música cristiana.

A fines de 2008 la cantante dominicana lanzó su cuarta producción “Sin miedo a nada”. Esta vez bajo su propio sello discográfico denominado Promesas Producciones, el cual dirige junto a su esposo y representante. 10 de las 11 canciones que contienen este álbum, fueron compuestas por Lilly y su productor Juan Carlos Rodríguez. Esta cuarta producción ha sido la más vendida de todos sus trabajos, a pesar de la crisis económica por la que atravesaba ese año, la mayoría de los países de todo el mundo.

En el 2010 lanzó su producción discográfica La compilación en la que seleccionó 10 temas de toda su discografía. Estos temas contienen las letras originales, pero con una melodía fresca y suave.

En el 2012 lanza su libro La realidad de un sueño en el que detalla los comienzos de su fe, y los enemigos internos que tuvo que vencer para entender la voluntad de Dios para su vida.

Fuente: abaut.com. Cantantes cristianos

Video YouTube

Imagen: Google

 

 

CUANDO REPRIMO EL LLANTO, ME DA ASMA

Las emociones son mecanismos naturales internos de los que hemos sido dotados para adaptarnos al ambiente que nos rodea. La adecuada expresión de estos mecanismos adaptativos, contribuye a nuestra calidad de vida, bienestar general, y especialmente a disfrutar la vida en forma natural y plena.

Una buena dosis de sonrisas, por ejemplo,  va a generar reacciones placenteras en el organismo, a propiciar una sensación de felicidad, de plenitud, y a enriquecer las relaciones interpersonales.

De donde creen Uds que salieron mis tres muñecas___

De alguna manera hemos asumido la falsa creencia de que existen emociones buenas, y otras negativas. En realidad ninguna emoción es negativa, porque son mecanismos de respuestas naturales ante las diversas situaciones de la vida.

La ira, por ejemplo, es una reacción natural de defensa del yo; que hay que expresar y canalizar adecuadamente. Si se reprime, no se reconoce, y se acumula, va a ejercer presión buscando siempre una salida. Cuando no se puede manifestar abiertamente el enojo con la persona que corresponde, lo mejor es  descargar físicamente esa tensión.

Salir a trotar, darle golpes a una almohada, respirar profundamente,  o llorar, son conductas que no tienen consecuencias graves, ni agreden a nadie; lo importante expresar el disgusto, y canalizar la reacción negativa que nos provoca.

Es que toda emoción que no se expresa, va a buscar salida de alguna manera; y en algún momento, cuando se produce una situación similar que la origina, va a explotar.

Se ha dicho que en Japón, las grandes corporaciones han dispuestos lugares apropiados, para que los ejecutivos descarguen sus tensiones acumuladas, dando  garrotazos, rompiendo vidrios, o dando golpes a maniquíes, con el objeto de liberar tensiones, relajarse y poder así continuar trabajando normalmente.

Según los expertos en ciencias de la salud, la ira reprimida se manifiesta en el cuerpo a través  abscesos,  granos, fiebre, e inflamaciones diversas.

Una declaración asombrosa es que el asma representa un llanto reprimido. Cuando una persona  evita llorar, tiende a faltarle la respiración, se ahoga. De igual modo nos ahogan los afectos que no nos dejan respirar. 

Se dice que probablemente los niños asmáticos tienden a sentirse culpables por los problemas familiares, por lo que algunos se castigan con un ataque de asma. Ese tipo de asma, por lo general se cura cuando crecen y se van del hogar.

En el caso de la anorexia y la bulimia representan el rechazo extremo a sí mismo; en esta circunstancia, se concentra el rechazo en el propio cuerpo, que no se acepta, ni se aprueba, pudiendo llegar hasta  morir de hambre.

Otro aspecto digno de consideración, se refiere a los accidentes; muchos de éstos  parecen casuales, cosas del destino según algunos, fatalidad opinan otros; más según Freud la causa de los accidentes son inconscientes. Se afirma que atraemos a los accidentes con nuestra forma de pensar.

Los estudios sobre este fenómeno revelan que hay mucha gente que es propensa a tener accidentes; que han sido enyesadas varias veces, han sufrido quemaduras, cortes, ataques en la calle, mientras que otros en las mismas circunstancias, y áreas de acción, nunca han sufrido accidente  alguno.

El pensamiento negativo generalizado puede llegar a producir una vida catastrófica, en tanto las  personas con actitudes optimistas, que poseen alta la autoestima, y defienden sus valores, se revelan como exitosas y prósperas.

Sabemos que la piel es la frontera entre nosotros y el mundo circundante. Si vivimos a la defensiva nos llenaremos de todo tipo de alteraciones dérmicas para protegernos.

Un dato de interés lo representa saber que el dolor de rodillas indica una personalidad obstinada, poco propensa a la humildad, o a dar la razón, y los problemas en la espalda son comunes en las personas cargadas con responsabilidades que las superan.

Por lo general es difícil aceptar la importancia que tiene el pensamiento sobre el buen funcionamiento del cuerpo, y la calidad de vida; sin embargo es increíble, por lo sencillo,  que es fácil evitar dolores y enfermedades, con sólo cambiar los patrones de pensamiento.

La clave está en cambiar nuestro modo de ver el mundo y atreverse a pensar  en positivo, siendo optimista, esperando siempre lo mejor, y evitando hacer pronósticos desfavorables en cualquier orden de la vida.

Razón tenía el apóstol Pablo cuando expreso en una de sus cartas:

4 Alégrense siempre en el Señor. Repito: ¡Alégrense! 5 Que todos los conozcan a ustedes como personas bondadosas. El Señor está cerca.

6 No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. 7 Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús.

8 Por último, hermanos, piensen en todo lo verdadero, en todo lo que es digno de respeto, en todo lo recto, en todo lo puro, en todo lo agradable, en todo lo que tiene buena fama. Piensen en toda clase de virtudes, en todo lo que merece alabanza.

9 Sigan practicando lo que les enseñé y las instrucciones que les di, lo que me oyeron decir y lo que me vieron hacer: háganlo así y el Dios de paz estará con ustedes.

Filipenses 4:4-9

Fuente: Psicología, la Guía 2000

Imágenes Google

Versión de la Biblia: La Biblia al Día.