MI VIEJO BICARBONATO

Estamos familiarizados con los múltiples usos del popular bicarbonato de sodio.

¿Sabes que este producto natural posee propiedades medicinales?

Desde la antiguedad se usa para contrarrestar diversas dolencias, y hoy es un poderoso aliado en la lucha contra el cáncer. Se aplica como agente activo en quimioterapia.

Este producto químico es muy interesante.

Su fórmula es NaHCO3, por lo que se le denomina una sal ácida ya que  presenta características de una sal y de un ácido simultáneamente. Debido a esta propiedad es usado ampliamente en diversas aplicaciones.

El bicarbonato de sodio al reaccionar con un ácido produce una sal, agua y dióxido de carbono; por lo que se dice que neutraliza a los ácidos. Debido a ello es que se recomienda como antiácido.

Dicha sustancia se utiliza en repostería al reacciona con otros componentes para liberar CO2, que ayuda a la masa a elevarse, dándole sabor y volumen. También se usa al preparar salsa de tomate para neutralizar la acidez del tomate, y se le agrega al remojar los frijoles para evitar los gases al comerlos. Una pequeña cantidad se le puede agregar a un guiso para hacer que la carne dura se ponga tierna más rápido.

Seguramente en algún lugar de su casa tiene una pequeña provisión de este versátil producto de la naturaleza. Y muchas veces se habrá beneficiado de sus propiedades.

Pues bien, un oncólogo italiano ha descubierto una aplicación maravillosa de esta sustancia  en el tratamiento contra el cáncer, con resultados satisfactorios.

Se trata del oncólogo Tullio Simoncini, médico italiano, quien ha manifestado que utiliza bicarbonato de sodio diluido en agua para detener el crecimiento de los tumores. Dicha solución se ingiere, y cuando se quiere llegar rápidamente al tumor se aplica por vía intravenosa. El médico asegura que el tratamiento es efectivo y produce un mínimo de efectos secundarios.

La conclusión del doctor Simoncini es que el cáncer es consecuencia de una infección masiva causada por hongos de la familia de la Candida. Su argumento se basa en que ha descubierto la presencia de dichos hongos en la totalidad de los cancerosos. Tales hongos se reproducen en medios ácidos, de ahí la utilidad del bicarbonato. Como este compuesto neutraliza el medio acido, elimina el caldo de cultivo de los mencionados hongos.

Por cierto los hongos están presentes en nuestro organismo: en la piel, los órganos genitales, en la boca, faringe, fosas nasales, oídos. La proliferación de los mismos, y su secuela de enfermedades es controlada por las bacterias benéficas de nuestro organismo, que son la primera línea de defensa de nuestro sistema inmunológico. Dichas bacterias son destruidas con facilidad por el exceso de antibióticos que nos son medicados, o por abusar de los numerosos alimentos acidificantes que consumimos como el azúcar, la harina y sus derivados, comidas y bebidas fermentadas (cerveza, embutidos), el vinagre, carnes rojas, el alcohol y la cafeína.

Por otra parte, en su libro, “Winning the War on Cancer” (“Ganando la Guerra al Cáncer”), su autor, el Dr. Mark Sircus, aborda el tema del bicarbonato de sodio, el cual ayuda a salvar innumerables vidas cada día.

El bicarbonato de sodio es el método conocido desde antaño para acelerar el retorno a la normalidad de los niveles de bicarbonato en el cuerpo. Y es, también, la más barata, segura, y quizás la más efectiva medicina en existencia para el cáncer. El bicarbonato de sodio le da al cuerpo una forma natural de quimioterapia que efectivamente mata las células cancerígenas, sin los demoledores efectos secundarios y costos de los tratamientos de quimioterapia convencionales.

Quiere decir que ingerir una moderada dosis de bicarbonato de sodio diluido en agua; así como una dieta sana, balanceada puede prevenir el cáncer; y hasta curarlo. Algunos recomiendan diluir tres gramos de este producto en dos litros de agua, e ingerirlo diariamente. No superar esta dosis diaria.

Al anterior tratamiento añádale una actitud positiva, disminuya el estrés y la ansiedad.

Estará sentando las bases de una vida saludable, de calidad.

Lo más interesante de todo es que los ingredientes, bicarbonato, agua y actitud positiva,  son muy accesibles y económicos. Al alcance de todo el mundo.

Tal vez por ello no le damos la importancia debida.

Por si acaso, desde hoy le daré un nuevo uso, como dice mi querida Abigail  a mi viejo bicarbonato.

A continuación se te ofrece un resumen de las aplicaciones del bicarbonato de sodio.

Uso doméstico:

  • Limpiar el microondas para evitar los malos olores.
  • Mezclarlo con la pasta de dientes quita el mal aliento. (en este caso se produce una descalcificación de los dientes por donde pase esa mezcla, por lo que conviene tener mucha precaución)
  • Poner en el refrigerador para evitar el mal olor causado por la humedad. Para este fin, se puede dejar una caja destapada. Sin embargo, si se usa bicarbonato, el mal olor no se absorbe.
  • Frotar en las manos para eliminar olores fuertes como pescado o ajo.
  • Frotar las verduras con bicarbonato las limpia sin dejar olor.
  • Usar en lugar de talco para evitar el mal olor en los pies.
  • Se puede utilizar para retirar el olor que adquiere un termo después de no haberse utilizado en mucho tiempo con la tapa puesta.
  • Se puede utilizar como desodorante aplicándolo en las axilas, para no dejarlas blancas se puede mezclar con aceite esencial de lavanda.

Como control de plagas:

  • Para matar las pulgas, mezclar con sal y esparcir por todas las alfombras, correr en ellas hasta que esta mezcla no sea visible y luego de 24 horas aspirar. Las pulgas se mueren de sed. Repetir 3 veces.
  • Poner una línea de bicarbonato en las puertas para evitar hormigas.
  • Se aplica al pelaje de una mascota, debe enjuagársele con agua para quitársela, para evitar problemas en su piel.
  • Se usa para acabar con las especies de gramas no deseadas que aparecen en la grama de San Agustín de Florida. Debe usarse repetidas veces, pero es muy efectivo. Humedezca el área y esparza ligeramente. Demasiado puede dañar la grama deseada temporalmente.

Como medicamento:

  • Un baño de tina con bicarbonato elimina las infecciones vaginales causadas por levaduras.
  • Hacer gárgaras de bicarbonato evita la gripe y las infecciones de garganta.
  • Tomar con agua como antiácido para evitar la acidez estomacal.
  • Mezclar con vinagre y poner en las picaduras de abejas u otros insectos.
  • Hacer una pasta con agua para picaduras de hormigas, mantarrayas o arañas.
  • Poner en la piel expuesta a herida venenosa para extraer el veneno y secar la herida.
  • Poner en el té de menta con un poco de sal para aliviar los dolores estomacales.
  • Poner en muy poca agua y tomar 2 veces al día como remedio para las alergias.

Como cosmético:

  • Poner un poco de bicarbonato en el Champú quita residuos de productos y da brillo.
  • Lavar la cara con un poco de bicarbonato y agua, limpia los poros y evita el acné.
  • Mezclar con avena para hacer un exfoliante para suavizar la piel sensible.
  • Poner en el pelo si esta grasoso y no hay tiempo de lavarlo. Luego secar con aire caliente.

Otros usos:

  • Mezclar con pegamento para hacer un relleno de grietas.
  • Esparcir entre las páginas mojadas de los libros y luego sacarlos al sol.
  • El bicarbonato mezclado con agua hirviente ayuda a destapar cañerías.
  • Se le usa en el suavizante de ropa.
  • Ayuda a curar llagas.
  • Colocar en el jardín para saber la acidez de la tierra (si burbujea es demasiado ácido)  

Sobre el Uso del Bicarbonato puede obtener más información en: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a682001-es.html

Fuente: Wikipedia

Imágenes: Google

Anuncios

Autor: Orientador

Israel Leal Araujo. Orientador, Pastor en Iglesia Bautista, Practitioner en PNL, Docente Universitario en el área de Psicología, Profesor de Educación Media y Orientador, Jubilado, Consultor Organizacional, Facilitador de Talleres de Desarrollo Personal y Profesional, Presidente de la Fundación PROEDUCA. Estudiante de la Biblia.

4 comentarios en “MI VIEJO BICARBONATO”

    1. Apreciada Selma:
      Desde el punto de vista químico, el bicarbonato de sodio no tiene caducidad, como cualquier sustancia química, el agua, por ejemplo.
      El riesgo esta no en el producto en sí, sino en el manejo del mismo.
      Es decir, en las posibilidades de contaminación del producto, ocasionada por fallas en su almacenamiento, o uso. Si el envase que lo contiene no es hermético, o ha estado expuesto al aire, entre otras.
      Una remota posibilidad es que debido al calor elevado, y en un ambiente húmedo, se descomponga en Carbonato de Sodio y Acido Carbónico. En este caso, el Carbonato de Sodio si es un agente toxico.
      La reacción química es:
      2NaHCO3 —- Na2CO3 + H2CO3
      Ahora bien, como el bicarbonato de sodio, por lo general es muy económico en su precio de venta, es mejor reponerlo, y usar el producto del 98 para otros fines y no ingerirlo.
      Gracias por visitar nuestra página.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s